Información

Italia


La península italiana o península de los Apeninos es una de las tres penínsulas del sur de Europa (las otras dos son la península ibérica y la península balcánica), que abarca 1.000 km desde el valle del Po en el norte hasta el mar Mediterráneo central en el sur. La península está bordeada por el mar Tirreno al oeste, el mar Jónico al sur y el mar Adriático al este. La parte interior de la península de los Apeninos está formada por los Apeninos, de los que toma su nombre, la parte norte es en gran parte llanura y las costas están bordeadas de acantilados.

Las excavaciones en toda Italia revelan una presencia humana moderna que se remonta al período Paleolítico, hace unos 200.000 años. En los siglos VIII y VII a. C. se establecieron colonias griegas a lo largo de la costa de Sicilia y la parte sur de la península italiana. Posteriormente, los romanos se refirieron a esta zona como Magna Grecia, ya que estaba tan densamente habitada por griegos.

La antigua Roma fue al principio una pequeña comunidad agrícola fundada alrededor del siglo VIII a. C. que creció a lo largo de los siglos hasta convertirse en un imperio colosal que abarcaba todo el mar Mediterráneo, en el que las antiguas culturas griega y romana se fusionaron en una sola civilización. Esta civilización fue tan influyente que partes de ella sobreviven en el derecho, la administración, la filosofía y las artes modernas, formando la base sobre la que se basa la civilización occidental. En su existencia del siglo XII, se transformó de monarquía en república y finalmente en autocracia. En constante declive desde el siglo II d. C., el imperio finalmente se dividió en dos partes en 285 d. C.: el Imperio Romano Occidental y el Imperio Bizantino en Oriente. La parte occidental, bajo la presión de los godos, finalmente se disolvió, dejando la península italiana dividida en pequeños reinos independientes y ciudades estado en conflicto durante los siguientes 14 siglos, y dejando la parte oriental como única heredera del legado romano.


Temas relevantes para la diplomacia extranjera de los Estados Unidos: unificación de los estados italianos

Durante muchos siglos, la península italiana fue un conglomerado de estados políticamente fragmentado. Este fue el caso cuando Estados Unidos anunció su independencia de Gran Bretaña en 1776. Cuando estalló la guerra entre Austria y el gobierno revolucionario francés en 1792, los franceses invadieron la península italiana, consolidaron muchos de los estados italianos y los establecieron como repúblicas. . En 1799, los ejércitos austríaco y ruso expulsaron a los franceses de la península italiana, lo que provocó la desaparición de las nuevas repúblicas.

Después de la subida al poder de Napoleón, la península italiana fue nuevamente conquistada por los franceses. Bajo Napoleón, la península se dividió en tres entidades: las partes del norte que fueron anexadas al Imperio francés (Piamonte, Liguria, Parma, Piacenza, Toscana y Roma), el recién creado Reino de Italia (Lombardía, Venecia, Reggio, Módena , Romaña y las marismas) gobernado por el propio Napoleón, y el Reino de Nápoles, que fue gobernado primero por el hermano de Napoleón, José Bonaparte, pero luego pasó al cuñado de Napoleón, Joachim Murat.

El período de la invasión y ocupación francesa fue importante en muchos sentidos. Introdujo ideas revolucionarias sobre el gobierno y la sociedad, lo que resultó en el derrocamiento de los antiguos órdenes gobernantes establecidos y la destrucción de los últimos vestigios del feudalismo. Los ideales de libertad e igualdad fueron muy influyentes. También como consecuencia, se introdujo el concepto de nacionalismo, sembrando así las semillas del nacionalismo italiano en la mayor parte del norte y centro de la península de Italia.

Con la caída de Napoleón en 1814 y la redistribución del territorio por parte del Congreso de Viena (1814-15), la mayoría de los estados italianos fueron reconstituidos: el Reino de Piamonte-Cerdeña (a menudo llamado Cerdeña), el Gran Ducado de Toscana. , el Ducado de Parma, los Estados Pontificios y el Reino de las Dos Sicilias (fusionados del antiguo Reino de Nápoles y el Reino de Sicilia). Se trataba de regímenes mayoritariamente conservadores, presididos por los antiguos órdenes sociales.

Aunque la península italiana permaneció fragmentada hasta mediados del siglo XIX, el concepto de una Italia unida comenzó a echar raíces. Se formaron sociedades secretas para oponerse a los regímenes conservadores. Varias de estas sociedades también promovieron el nacionalismo italiano y la idea de un estado político italiano unificado. Una de esas sociedades fue el grupo Young Italy, fundado en 1831 por Guiseppe Mazzini. Mazzini fue un ferviente defensor de la necesidad de la unificación italiana a través de los deseos y acciones del pueblo italiano. Así, el movimiento de unificación italiana, un proceso denominado Risorgimento (resurgimiento) proliferó a mediados de siglo.

Las revoluciones de 1848 encendieron el sentimiento nacionalista en toda la península italiana. Ese año hubo levantamientos generalizados en varias ciudades italianas, principalmente por parte de las clases profesionales (como médicos, abogados, comerciantes) y estudiantes. Lombardía-Venecia y Milán intentaron levantarse contra el dominio austríaco. Aunque el Reino de Piamonte-Cerdeña envió tropas para ayudar a la revuelta, fue aplastado por los austriacos en Custoza en julio de 1848. Los levantamientos italianos no tuvieron éxito y en 1849 los antiguos regímenes estaban nuevamente en su lugar.

Sin embargo, la idea del Risorgimento continuó ganando adeptos después de 1848. El impulso final para la unificación italiana llegó en 1859, liderado por el Reino de Piamonte-Cerdeña (entonces el más rico y liberal de los estados italianos), y orquestado por Piamonte. El primer ministro de Cerdeña, el conde Camillo di Cavour. Un hábil diplomático, Cavour se aseguró una alianza con Francia. La Guerra Franco-Austriaca de 1859 fue el agente que inició el proceso físico de unificación italiana. Los austriacos fueron derrotados por los franceses y piamonteses en Magenta y Solferino, y así abandonaron Lombardía. A finales de año, Lombardía se añadió a las propiedades de Piamonte-Cerdeña.

Los estados del norte de Italia celebraron elecciones en 1859 y 1860 y votaron para unirse al Reino de Piamonte-Cerdeña, un paso importante hacia la unificación, mientras que Piamonte-Cerdeña cedió Saboya y Niza a Francia. Giuseppi Garibaldi, oriundo de Piamonte-Cerdeña, fue fundamental para llevar a los estados del sur de Italia al proceso de unificación. En 1860, Garibaldi improvisó un ejército (conocido como los "Mil") para marchar hacia la parte sur de la península. Aterrizando primero en Sicilia y luego avanzando hacia Nápoles, Garibaldi y sus hombres derrocaron la monarquía borbónica y entregaron los territorios del sur a Victor Emmanuel II, rey de Piamonte-Cerdeña. A principios de 1861, un parlamento nacional convocó y proclamó el Reino de Italia, con Víctor Manuel II como rey. En este punto, solo había dos territorios importantes fuera de los parámetros del nuevo Reino de Italia: Roma y Venecia.

En 1866, Italia se unió a Prusia en una campaña contra Austria (la Guerra Austro-Prusiana de 1866) y así ganó Venecia. En 1870, aprovechando que Francia (el país responsable en ese momento de custodiar los Estados Pontificios) estaba distraído por su participación en la guerra franco-prusiana (1870-71), el ejército italiano entró en Roma. Ese año, Roma y los Estados Pontificios se incorporaron a Italia y se completó el Risorgimento. Durante el verano de 1871, la capital italiana se trasladó a Roma desde Florencia (se trasladó de Turín a Florencia en 1865).


Italia - Historia y cultura

La historia y la cultura de Italia están entrelazadas con su antiguo legado, y todos los italianos están inmensamente orgullosos de su país y de su asombroso pasado. El amor por la música, el arte, la buena comida y el buen vino nace en todos los nativos, y el disfrute de las cosas buenas de la vida es obligatorio. Gran parte de las regiones rurales del país todavía tienen un estilo de vida tradicional e incluso la modernidad de las grandes ciudades se ve tocada por las épocas icónicas anteriores al presente.

Historia

El mito dice que los gemelos Rómulo y Remo fundaron Roma en el 753 a. C., aunque la expansión de Roma y sus inicios imperiales realmente se remontan al 350 a. C. con la conquista de los etruscos, una antigua potencia mediterránea. El imperio dominó toda Europa occidental durante más de 800 años hasta su caída en el 475 d.C., después de lo cual Italia se convirtió en una confusión de numerosas ciudades-estado durante la mayor parte del siguiente milenio.

Los días dorados de la antigua Roma comenzaron después de las conquistas de Cartago y los imperios macedonios, con una fusión entre las culturas helenística y romana que aportaron un espíritu cosmopolita a la élite romana anteriormente rural. En los últimos años de la era precristiana, Roma había consolidado su posición como un gran imperio y tenía pocos enemigos. El cenit de la civilización italiana comenzó con la elección de Augusto César, ahora aceptado como el comienzo oficial del gran imperio y el nacimiento de la literatura romana. Poetas icónicos como Horacio, Virgilio y Ovidio escribieron los textos que todavía se consideran "los clásicos" en la actualidad.

El gobierno ilustrado de Augusto trajo al imperio su Pax Romana, un período de 200 años de paz y prosperidad, durante el cual Roma hizo poco para expandirse aún más, aunque Gran Bretaña fue conquistada por orden del emperador Claudio en el 47 d.C. Hacia el 395 d. C., el Imperio Romano se dividió en Oriente y Occidente, y el sector occidental se enfrentó a crecientes invasiones bárbaras y, en el 476 d. C., desapareció. Poco después, Italia cayó en manos de Atila el Huno, pero fue restablecida por el emperador bizantino Justiniano en 553, un relevo que solo duró 19 años.

Durante el período medieval y la Edad Media, Italia fue una confusión de ciudades-estado, incluido el Estado Pontificio, con conflictos internos desestabilizadores e invasiones de varios asaltantes europeos. Venecia, Florencia y Génova se convirtieron en grandes potencias, con su riqueza impulsando la magnificencia de los artistas del Renacimiento a alturas cada vez mayores. Los museos de hoy en día en Italia albergan la mayoría de las obras de maestros como Leonardo, Miguel Ángel y Rafael, y su genio se empleó en muchos diseños arquitectónicos famosos.

Desde finales del siglo XVI, Italia estuvo dividida entre las potencias europeas hasta 1796, cuando el ejército de Napoleón llegó al norte para romper el dominio de los austriacos alrededor de Milán y Cerdeña. Los franceses tuvieron éxito y la Italia napoleónica se convirtió en una realidad de 1800 a 1814. En 1815, el Papa excomulgó al levantamiento francés, quien fue inmediatamente arrestado y enviado de regreso al otro lado de la frontera, tras lo cual los austriacos tomaron el poder una vez más.

Después de siglos de disturbios, el siglo XIX vio a los radicales comprometidos con una Italia unida, liderada por Garibaldi. En 1848, estallaron disturbios revolucionarios, seguidos de 18 meses de violencia y drama hasta 1859. Hubo una guerra de un año que involucró a Napoleón III contra los intentos austriacos de recuperar su posición de poder. Los pasos finales hacia la unidad se dieron en 1860-1861 bajo el reinado del rey Víctor Manuel I.

Entre 1914 y 1918, la Primera Guerra Mundial tuvo poco efecto en el país, pero la Segunda Guerra Mundial fue una historia muy diferente debido al ascenso del dictador fascista Benito Mussolini, quien arrastró a Italia al conflicto en 1940 en apoyo de la Alemania nazi. Italia se convirtió en un escenario de guerra cuando las fuerzas aliadas llegaron a Sicilia y comenzaron a subir por el continente a pesar de la feroz resistencia del ejército alemán. En 1943, Mussolini cambió de bando, firmó un armisticio con los aliados y fue inmediatamente encarcelado. Él y su amante fueron ejecutados por partisanos italianos en abril de 1945.

La Italia de la posguerra cantó con una melodía diferente, la del rechazo del fascismo y la aceptación de sí misma como república, lo que estimuló un auge económico entre 1950 y 1973. La industria floreció y se establecieron infraestructuras de energía y transporte, aunque de 1970 a 1980 los conflictos sociales, incluido el terrorismo, amenazaban la prosperidad. La Segunda República, liderada en 2008 por Silvio Berlusconi, es ahora un centro de controversia sobre su frágil situación económica.

Cultura

La rica cultura de Italia formó el corazón del mundo occidental desde los días de la Roma imperial hasta finales del siglo XVI. El propio Imperio Romano, el surgimiento de la Iglesia Católica Romana, el florecimiento cultural de la era del Renacimiento y el nacimiento del Humanismo ejercieron una fuerte influencia en todo el mundo. Hoy en día, la cultura italiana está mejor representada en el arte, la música, la moda y la cocina, todos en armonía con grandes iconos del pasado, muchos de los cuales ahora son sitios del Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Italia alberga más del 50% de los tesoros artísticos del mundo y las obras de sus grandes compositores a lo largo de los siglos siguen siendo muy apreciadas por la mayoría de los lugareños. La música, ya sea clásica o moderna, es una parte integral de la vida, como era de esperar en un país que inventó el pentagrama musical, y el piano y la ópera han dado a luz a muchos de los mejores compositores, directores y cantantes del mundo. En los tiempos modernos, a Italia se le atribuye el desarrollo del rock progresivo, el italo-disco y el rock experimental.

Las representaciones teatrales tienen aquí una larga tradición, basada en la tradición de los actores itinerantes y sus comedias de Canovaccio. Regiones específicas tienen tradiciones de música folclórica, por ejemplo, las famosas canciones del dialecto napolitano que Enrico Caruso y Mario Lanza hicieron famosas a principios y mediados del siglo XIX. Los visitantes de Nápoles seguirán escuchando clásicos antiguos como Torno al Suriento flotando en los bares y restaurantes de la calle.

La familia encabeza la estructura social en Italia, con grupos enteros viviendo bajo un mismo techo en la región más tradicional del sur. El apoyo emocional y financiero es una prioridad, y la religión todavía juega una influencia crucial en la mayoría de las comunidades. Bella Figura, un concepto de presentar una buena imagen tanto en la vestimenta como en el estilo personal, es importante, y los italianos son muy conscientes de la moda. La jerarquía es otra creencia dominante y se relaciona con la edad, el éxito profesional y los lazos familiares.

Una de las delicias de unas vacaciones en Italia es la naturaleza espontánea de los italianos en general, lo que los convierte en los anfitriones perfectos en cualquier ocasión. Llegar unos minutos tarde para cenar es la norma, al igual que llevar vino o bombones como pequeño obsequio. Los italianos son expertos en hacer que los huéspedes se sientan bienvenidos en cualquier ocasión y son extremadamente familiares.


Guerras por la dominación de Italia 509-265 a. C.

A lo largo de este período, Roma libró una serie de guerras contra otros pueblos y estados de Italia, incluidas las tribus de las montañas, los etruscos, los griegos y la Liga Latina, que terminó con el dominio romano sobre toda la Italia peninsular (el pedazo de tierra en forma de bota que sobresale del continente.) Las guerras concluyeron con cada estado y tribu convertidos en "aliados subordinados", debiendo tropas y apoyo a Roma, pero sin tributos (financieros) y algo de autonomía.


Datos interesantes de geografía sobre Italia

11. Italia alberga los únicos tres volcanes activos de Europa.

En la isla de Sicilia, el monte Etna entró en erupción por última vez en 2018, pero a menudo se puede ver una columna de vapor blanca que se eleva desde la cima. Es un espectáculo surrealista mientras paseas por la principal calle comercial de Catania, la via Etnea. Para una vista más cercana, considere hacer una caminata hasta la cima del Monte Etna.

El monte Stromboli está actualmente activo y tiene su propia pequeña isla frente a la costa de Sicilia. Puede planear visitar la isla, pero tenga en cuenta que es posible que deba cambiar de planes según el nivel actual de actividad. Si lo logras, asegúrate de realizar una caminata guiada para visitar la 'Sciara del Fuoco'.

El Vesubio domina la ciudad sureña de Nápoles y no ha entrado en erupción desde 1944, por lo que, junto con el sitio de excavación de Pompeya, es una excursión de medio día muy popular desde Nápoles.

Monte Vesubio con vistas a Nápoles | © Enki Photo / Shutterstock

12. La Ciudad del Vaticano es el país más pequeño del mundo.

Con solo 100 acres, la Ciudad del Vaticano en Roma tiene aproximadamente 1/8 del tamaño del Central Park de Nueva York. Se convirtió en una nación soberana, separada de Italia, en 1929, con el Papa como jefe de estado. A pesar de ser de pequeña escala, está repleto de monumentos históricos como la Catedral de San Pedro, la Capilla Sixtina, frescos de Rafael y más, mientras que su economía se ve impulsada por donaciones religiosas, ingresos de museos y la venta de sellos postales y recuerdos. Considere realizar una visita guiada para explorar el Vaticano, lo que le otorga acceso por la vía rápida.

Piazza San Pietro en la Ciudad del Vaticano | © Banauke / Shutterstock

13. Italia es el quinto país más visitado del mundo.

Aunque 2020 fue una anomalía obviamente, alrededor de 64,8 millones de personas visitaron Italia en 2019, y muchas se dirigieron a puntos turísticos como Roma, Florencia y Pisa. A pesar de los millones de visitantes, todavía se pueden encontrar lugares que no están llenos de gente, como Castelmezzano en Basilicata o Camogli en Liguria. Nuestros expertos locales estarán encantados de guiarlo a encontrar el equilibrio perfecto entre los lugares de interés turístico y los destinos fuera de lo común. Todo en un itinerario conveniente para usted, listo para ser reservado.

Duomo Santa Maria Del Fiore en Florencia | © Songquan Deng / Shutterstock

14. Encontrarás más de 1500 lagos en Italia

Desde nombres famosos como el lago de Garda y el lago de Como hasta el lago menos conocido de Iseo en Lombardía, el país está salpicado de encantadores cuerpos de agua. Y eso también significa una gran cantidad de actividades junto al agua. Desde trazar hermosos lagos en tremendas rutas de senderismo hasta pintorescos paseos en barco y natación salvaje estelar, hay mucho que ofrecer para los visitantes activos en Italia. Explore los lagos del norte con nuestro viaje de muestra de los encantadores lagos italianos, totalmente personalizable para adaptarse a sus preferencias.

Casco antiguo de Varenna a orillas del lago de Como | © Boris Stroujko / Shutterstock

15. La montaña más alta de Italia es el Mont Blanc.

Elevándose 4.808 metros (15.774 pies) sobre el nivel del mar, el Mont Blanc (o Monte Bianco para los italianos) se encuentra en la frontera entre Francia e Italia. También es la montaña más alta de los Alpes y es eternamente popular entre todo tipo de entusiastas del aire libre, desde excursionistas hasta esquiadores, escaladores y corredores de senderos. Hay excursiones de un día disponibles desde Milán, lo que le permite visitar tanto el Mont Blanc como Courmayeur.

En la ruta hacia el Monte Blanc | © Berit Kessler / Shutterstock


Historia de Italia desde 1870 hasta 1915

La unificación de Italia fue provocada por los esfuerzos de hombres como Mazzini, Cavour, Garibaldi, Victor Emmanuel II, etc., y la ayuda extranjera.

Según Luigi Sturzo, & # 8220La unidad italiana fue obtenida de forma demasiado repentina por un pueblo dividido y heterogéneo durante siglos.

La libertad, conservada como una antorcha en el pequeño país del Piamonte, se dio más como un regalo que ganada por los esfuerzos del pueblo y la nacionalidad, afirmada como autodeterminación y autogobierno por una élite, no encontró un eco igual en la conciencia popular. & # 8221 No es de extrañar, a pesar de su unificación, Italia no jugó un papel importante en la política europea, como lo hizo Alemania.

Fuente de la imagen: 7b482e.medialib.glogster.com/thumbnails/87/8738a8b6fd95bef4a0ef3be26a103590bf0119714eb1fdd184016c3f74d34166/results-problems-of-unification-of-italy-source.jpg

El pueblo de Italia estaba atrasado. El país aún estaba subdesarrollado y, en consecuencia, sus recursos eran escasos. La gente era analfabeta y no se interesaba por la política del país. El regionalismo también se interpuso en el camino del progreso nacional. La vida política del país dejaba mucho que desear. Había corrupción por todas partes. Las intrigas estaban a la orden del día.

La disputa entre el Papa y el Gobierno italiano no fue en interés del país. Italia se vio privada de los servicios de aquellos católicos italianos que no podían participar en la política debido a la imposición de la prohibición por parte del Papa. El resultado neto fue que Italia siguió siendo una potencia de tercera categoría.

Para citar de nuevo a Sturzo, Italia se convirtió en un peón en las diversas vicisitudes del juego político europeo, útil ahora a esta Potencia, ahora a aquella, en un sutil concurso de habilidades en el que parecía derivar beneficios, pero que solo le valió pinchazos y desengaños. Esto se debió en parte a las dificultades inherentes a su cargo, y en parte a la falta de continuidad en su política exterior, de modo que una y otra vez se le escaparon de las manos de sus ministros esas mismas cartas que habían guardado con celoso cuidado. De esta manera, Italia no recibió ayuda de sus aliados y no dio ninguna. & # 8221

& # 8220Hemos hecho Italia, todavía tenemos que hacer italianos & # 8221:

Con el fin de lograr ese objetivo, se adoptaron muchas medidas. Los sistemas administrativo y judicial fueron reorganizados y centralizados. Se estableció un sistema de gobierno local al estilo de Francia. Los ferrocarriles fueron nacionalizados. El servicio militar obligatorio se hizo cumplir en el país. Se suprimió el bandolerismo. Sociedades secretas como la Mafia de Sicilia y la Camorra de Nápoles fueron exterminadas.

En 1897 se aprobó la Ley de educación obligatoria con miras a reducir el analfabetismo en el país. Las medidas no tuvieron éxito debido a la falta de fondos. El problema de la propiedad frenó el progreso de la nación.

La Deuda Nacional era muy grande y como el gobierno tenía que gastar mucho dinero en muchos proyectos, la carga de impuestos sobre la gente era insoportable. El Gobierno italiano siempre estuvo al borde de la quiebra.

La población de Italia aumentó y el gobierno no supo qué hacer con ella. Sin embargo, miles de italianos emigraron a América del Norte y del Sur. La miserable condición de la población dio a los socialistas la oportunidad de pescar en aguas turbulentas. Hubo graves disturbios en Turín, Milán y Roma en 1889. Cuatro años más tarde, hubo graves problemas laborales en Sicilia.

En 1898, hubo graves disturbios en todo el país, especialmente en Milán. En el sur y centro de Italia, tomaron la forma de & # 8220 disturbios del pan & # 8221. Había tanta insatisfacción en el país que el rey Humbert & # 8217 fue asesinado en 1900. Fue sucedido por Victor Emmanuel III.

2. Política interna de Italia:

En Italia se adoptó un sistema parlamentario similar al de Gran Bretaña. Sin embargo, la franquicia era limitada y solo se permitía votar a aquellos que tenían propiedades y calificaciones educativas. La franquicia se amplió en 1882 cuando el número de votantes casi se cuadruplicó. En 1912, se estableció el sufragio universal masculino en el país.

La política italiana no fue limpia. Había demasiado trabajo, corrupción e intrigas. La vida política del país estaba desmoralizada. Los nombres de tres personas son importantes en la política italiana durante este período y eran Depretis, Crispi y Giolitti. Depretis estuvo en el poder desde 1876 hasta 1887.

Fue bajo su mando que Italia entró en la Triple Alianza en 1882. La educación primaria se hizo obligatoria. Se completó el sistema ferroviario. Se amplió la franquicia. Se inició una nueva política colonial. Depretis adoptó métodos corruptos para mantenerse en el poder.

A la muerte de Depretis en 1887, Crispi se convirtió en el jefe de la administración. Fue un ministro muy poderoso y siguió una vigorosa política colonial. Fue durante su régimen que se estableció un protectorado italiano en Somalilandia. Cayó del poder en 1891 pero volvió al poder después de dos años. De 1893 a 1896 fue prácticamente un dictador. Cayó a causa de la derrota de Italia por Abisinia en la batalla de Adowa en 1896. El nombre de Giolitti se asocia de manera prominente con los años anteriores a la Primera Guerra Mundial.

La situación mejoró en Italia tras el asesinato del rey Humberto en 1900 y la adhesión de Víctor Manuel III. El nuevo rey era joven, comprensivo y de mentalidad democrática. Las industrias comenzaron a desarrollarse en el norte y se promovió el cultivo de la vid en el sur. El capital extranjero comenzó a fluir hacia Italia y se utilizó para el desarrollo del país. Se amplió la marina mercante.

El Papa eliminó la prohibición de los católicos con respecto a su participación en la política. Se aprobó una nueva ley de seguridad social. En 1904, se aprobó una nueva Ley de Educación. Por primera vez, el presupuesto de 1905 mostró superávit. El sufragio masculino se estableció en 1912. El uso de la energía hidroeléctrica ayudó al desarrollo industrial del país.

3. La cuestión romana en Italia:

El Papa se había opuesto a la unificación de Italia y, a pesar de ello, la misma se completó en 1870. Sin embargo, la entrada de tropas italianas en Roma en 1870 dio un golpe a la posición del Papa. El gobierno italiano intentó reconciliar al Papa y aprobó en 1871 la Ley de Garantías Pontificias. La nueva ley otorgó al Papa el gobierno del Vaticano y los palacios y terrenos de Letrán y la villa de Castel Gandolfo.

El Papa también recibió los honores debido a un soberano reinante. Se le otorgó el derecho a comunicarse libremente con gobiernos y personas en el extranjero. Se le dio el uso de telégrafos, ferrocarriles y correos italianos. También recibió un subsidio anual de un millón de liras del tesoro nacional como compensación por la pérdida de posesiones temporales.

Sin embargo, el Papa Pío IX condenó la Ley de Garantías Pontificias. Su aceptación de la ley habría implicado su reconocimiento de la injusta entrada de tropas italianas en Roma en 1870. Además, quería que las Garantías Papales no fueran otorgadas por una ley del Parlamento italiano sino por un tratado internacional. Pío IX se declaró a sí mismo & # 8220prisionero & # 8221 del Vaticano.

Emitió una carta circular llamada Encíclica No expedita por la que se prohibía a los católicos italianos votar o ocupar cargos bajo el gobierno real. La actitud intransigente del Papa le ayudó en un sentido. Mientras no mantuviera una relación amistosa con el gobierno de Italia, no se podía sospechar que estuviera subordinado a los intereses italianos.

Debido a su llamado & # 8220 encarcelamiento & # 8221, había simpatía por él entre los católicos de todo el mundo. Sin embargo, tuvo un efecto muy desafortunado en la suerte de Italia. El país se vio privado de los servicios públicos de muchos italianos que, obedientes al Papa, se apartaron de la política del país.

El Papa Pío IX murió en 1878, pero su sucesor, León XIII, continuó la política de su predecesor. En 1905, la Encíclica No expedita fue eliminada parcialmente por Pío X. En 1919, fue completamente derogada por Benedicto XV. En su acceso en 1922, Pío XI dio su bendición a las tropas italianas.

4. Política colonial de Italia:

La expansión colonial era una necesidad para Italia debido al altísimo ritmo al que aumentaba su población. Trató de obtener algunas concesiones en China junto con otras potencias europeas, pero fue la única potencia europea que no logró nada. Gran Bretaña propuso a Italia la anexión de Túnez y Trípoli, pero esta última no aprovechó la oportunidad.

Sin embargo, en 1881, Francia estableció su protectorado sobre Túnez. Eso provocó resentimientos entre los dos países y todas las posibilidades de asegurar Túnez se desvanecieron de una vez por todas. Sin embargo, fue en 1911 cuando Italia atacó a Turquía y pudo asegurar en 1912 Trípoli y Cirenaica. La nueva adquisición recibió el nombre de Libia.

Tras perder Túnez, Italia comenzó a buscar una compensación en otro lugar de África. En 1885 ocupó el puerto abisinio de Massowa. Durante el régimen de Crispi, se estableció un protectorado italiano sobre Somalilandia.

Los asentamientos italianos en el Mar Rojo recibieron el nombre de Eritrea e Italia comenzó a expandirse hacia Abisinia. Eso llevó a un conflicto entre Italia y Abisinia. Sin embargo, fue derrotada en 1896 en la Batalla de Adowa. Fue en la época de Mussolini cuando los italianos se vengaron de la derrota de Adowa y conquistaron y anexaron toda Abisinia.

5. Política exterior de Italia:

Para empezar, la política exterior italiana estuvo dominada por la cuestión romana. Como se señaló anteriormente, el Papa se negó a cooperar con el Gobierno italiano y pidió a los jefes de los Estados católicos de Europa que tomaran medidas contra Italia. Por lo tanto, siempre existió el temor a la intervención francesa y austriaca en los asuntos de Italia. Este miedo no era imaginario sino real.

Las relaciones entre Italia y Francia empeoraron en 1881 cuando Francia estableció un protectorado sobre Túnez. Hubo manifestaciones anti-italianas en Francia y muchos italianos fueron asesinados. Existía la posibilidad de un ataque francés a Italia. Fue en estas circunstancias que Italia se unió a Alemania y Austria y, por lo tanto, la Triple Alianza nació en 1882.

La Triple Alianza dio fuerza y ​​prestigio a Italia y así se eliminó el miedo a la invasión francesa. Aunque Italia era la peticionaria, pudo conseguir condiciones muy favorables. Cuando se renovó la Triple Alianza en 1887, Italia pudo conseguir condiciones aún mejores. Sus obligaciones se redujeron pero se mantuvo su seguridad anterior. Italia entró en otra alianza con Inglaterra en 1887.

Mediante esa alianza, Gran Bretaña e Italia acordaron mantener el status quo en los mares Mediterráneo, Adriático, Egeo y Negro. También acordaron apoyarse mutuamente en el Mediterráneo si alguna de las Potencias entraba en guerra con otra Potencia. Italia acordó apoyar la política de Gran Bretaña en Egipto. Gran Bretaña acordó apoyar la política de Italia en el norte de África, particularmente en Trípoli.

Después de 1887, las relaciones entre Italia y Gran Bretaña se volvieron aún más cordiales. En 1902, Italia aseguró a Francia que, aunque era miembro de la Triple Alianza, no lucharía contra ella. Con motivo de la Conferencia de Algeciras de 1906, Italia votó con Inglaterra y Francia contra Alemania y Austria.

En 1909, el zar Nicolás II visitó al rey Víctor Manuel III. Los dos soberanos acordaron hacer todo lo posible para mantener el status quo en los Balcanes. Rusia acordó mantener una actitud benevolente en referencia a los diseños de Italia y # 8217 en Trípoli y Gyrenaica. Italia prometió corresponder a esta actitud hacia las ambiciones de Rusia y con respecto al Bósforo y los Dardanelos.

Cabe señalar que desde principios del siglo XX, Italia tenía un pie en dos campos. Aunque era miembro de la Triple Alianza, Austria y Alemania no confiaban mucho en su ayuda. También los traicionó en 1906. También con motivo de la crisis de Bosnia de 1908-09.

A Italia le molestaba el hecho de que Austria se hubiera anexado Bosnia y Herzegovina sin haberle dado una indicación previa. Además, por lo demás, las relaciones entre Italia y Austria no fueron satisfactorias. Debido a la determinación de los italianos de recuperar las áreas de habla italiana que todavía estaban dentro del Imperio austríaco, incluso los italianos de alto rango ayudaron al movimiento Irredentista.

El hecho era que, a pesar de la Triple Alianza, las relaciones entre los dos países no podían ser cordiales. El resultado fue que cuando estalló la Primera Guerra Mundial en 1914, Italia no declaró la guerra junto con Alemania y Austria. Eso puede deberse en parte al hecho de que todavía estaba exhausta debido a su guerra con Turquía en 1911-12.

However, a more important reason was that Italy was determined to get some concessions from Austria before she joined the Central Powers. Although Germany put pressure on Austria to give concessions to Italy, Austria was not generous in her concessions. Great Britain and France were also trying to woo Italy.

As they were prepared to give Italy whatever she demanded, the Treaty of London was signed in 1915. After signing the Treaty, Italy precipitated matters with the Central Powers and declared war against Austria on 23 May 1915. Curiously enough, war against Germany was not declared till 27 August 1916.

Although Italy fought on the side of the Allies during the World War I, she was not happy at the Peace Settlement. She was not given what had been promised to her by the Treaty of London. The interests of Italy and Yugoslavia conflicted and as the Allies favoured Yugoslavia, Italy was discontented.

There was, otherwise also a lot of unrest in Italy. Communist propaganda began to spread in the country, and consequently there were strikes everywhere. The peasants turned out their landlords and captured their property. There was chaos everywhere. There was every danger of the country becoming communist. It was at that time that Mussolini captured power in 1922.


Coalition splits

2010 August - Mr Berlusconi's coalition loses majority in lower house of parliament after more than 30 deputies break away from his People of Freedom party.

2011 February - A Milan judge orders Mr Berlusconi to stand trial in April on charges of abuse of power and paying for sex with an under-age prostitute.

2011 September - Parliament gives final approval to a 54bn euro (£47bn $74bn) austerity package. The package contains a pledge to balance the budget by 2013.


Italy's Location

Italy, as we know it today, was the result of the collision of the Eurasian and African tectonic plates, eventually forming the Apennines Mountains, which dominate central Italy. The Apennines, whose characteristic limestone forms the backbone of the peninsula. The Italian Peninsula once lay adjacent to France and Spain, but it has rotated anticlockwise through nearly ninety degrees, and continues to move about one inch a year. The Ionian Sea, lying between southern Italy and Western Greece, is the deepest part of the Mediterranean Sea. It covers a basin that is subsiding in front of the Aegean plate as the plate moves gradually southwest. The rocks of southeast Sicily include a small portion of Africa that has become detached, providing further evidence of rifting and rupturing. Sardinia, like its northern neighbor Corsica, is an uplifted splinter of the most ancient rock foundations.

Below the towering Alps spreads the plain of the river Po. The flat, low-lying expanses are prone to flooding. Huge quantities of sediment have been washed into what was once a shallow arm of the Adriatic Sea. The basin has subsided the accumulated sediments of clay, sand and gravel are now up to six miles deep.

Some of Italy’s peaks dominate their surroundings in a highly active way. Live volcanoes such as Etna and Vesuvius continue to menace local inhabitants. The rich soil that volcanoes have created over the centuries provides good farming land. But in spite of this, much of the Southern part of Italy is hard to farm, with erosion destroying a lot of the land’s surface. In the north however, The Po River, Italy’s largest, continually brings water and fertility to its huge valley, where farms produce sizable crops of cereal and rice. With its fertile plains, and bare clay hills, its high mountains and over 1800 miles of coastline, it is a land of dramatic regional contrasts. These contrasts make themselves felt in all aspects of Italian life, from tradition and history, to food. The north is rich, productive and bustling, especially in it’s “industrial triangle’, between Turin, Milan and Livonia. The south is generally poorer, harsher, and hotter.

Italian History

Built on the famous “Seven Hills”, Rome and its empire was one of the greatest forces for change Europe has ever known. Wherever the Roman Legions took their armies, their contributions to civilized society went as well. This included central heating, a legal system, and most importantly, a public water system. Rome was able to spread its boundaries through its vast aqueduct system that stretched throughout its empire. Wherever the water could flow, land could be developed. Most of their knowledge came from the previous settlers called the Etruscans. They taught the Romans to develop their mining systems and introduced the horse-drawn carriage. These were two very important aspects of the geographical development of Italy.

The rise of the city-states after the fall of Rome revolved around the geographical location of its cities. Ports such as Venice and Genoa prospered. The power of Italy’s medieval cities grew in the North, dominating the countryside and taking advantage of the sloping hills in battle. Cities such as Venice, Milan, and Florence emerged as great powers.

Italy’s complex coastlines and numerous islands demonstrate the long history of volcanic activity in the region. Although destructive in nature, it has afforded most of Italy’s landscape with some of the most fertile land in the region. Spring in Tuscany, in the northern part of Italy, is still one of the most beautiful sights in the world.

Related Research Paper Topics

Aldus Manutius - Aldus Manutius research papers discuss the Italian printer who founded Aldine Press, invented italic type, developed the modern usage of the comma and semicolon and first printed smaller, portable books similar to the paperback.

Amerigo Vespucci - Amerigo Vespucci research papers examine the Italian explorer and cartographer who gave his name to the two continents discovered by Europeans: America.

Benito Mussolini - Benito Mussolini research papers discuss Benito&rsquos personality traits that contributed to his ultimate failure as a fascist leader.

Byzantine Empire - The Byzantine Empire research papers discuss this complex historical topic.

Carolingian Renaissance - Carolingian Renaissance Research Papers illustrate the value in Charlemagne's era.

Francesco Guicciardini - Francesco Guicciardini research papers examine the Italian Renaissance historian and statesman.

The Golden Age - The Golden Age Research Papers delve into the important role of Western Civilization.

The Great Flavian Amphitheater - The Construction of The Great Flavian Amphitheater took years to fully build and is a living legacy in history.

House of Medici research papers look into the notable, wealthy and powerful House of Bankers and merchants that ruled Florence and two queens of France.

Marco Polo - Marco Polo research papers examine the life of the Italian adventurer best remembered for his extended stay in China at the court of Kublai Khan.

Roman Colosseum - The Roman Colosseum is considered one of the world&rsquos most remarkable architectural feats, construction of this famous stone amphitheater began around A.D. 70-72 under the auspices of Flavian emperor Vespasian.

Signor Orlando - Signor Orlando research papers discuss the Paris Peace Conference.

How to Write a Research Paper on Italy

This page is designed to show you how to write a research project on the topic you see here. Learn from our sample or order a custom written research paper from Paper Masters.

Custom Research Papers - Custom written research papers on any topic you need starting at $23.95 per page.

Custom Research Paper Services - Learn about all of Paper Masters' custom research paper and writing services.

End your research paper worries in less than 5 Minutes!

Order a custom research paper sobre ANY topic.


Most Notable and Famous Italians in History

Italians have made important contributions to mankind, most notably in the fields of Ciencias, mathematics, philosophy, Ingenieria, ciencias económicas, international politics, medicamento, literature, visual arts y music.

In medieval Europe many of the first women scientists and physicians were Italian. See: 15 women who changed Italy .

Italians who most influenced human history
(in alphabetical order)

Andrea Amati (1500-1577)
A luthier from Cremona, Anrea Amati, laid the basis of modern violin-making. His grandson, Niccolo, had Antonio Stadivari, the inventor of the Stradivarius, as a pupil. See Italian luthiers .

Violin maker in Cremona. Photo © zodebala

Dante Alighieri (c. 1265 – 1321)
commonly known as Dante, was an Italian poet who greatly influenced generations of poets and authors throughout the centuries, such as Byron, Geoffrey Chaucer and William Blake. He was the author of La Divina Commedia (The Divine Comedy), an allegory of life and God as revealed to a pilgrim, translated into 59 different languages since 1400. It is written in terza rima, a three-line rhyme scheme of his own invention and tells the story of a man who endures the torment of Hell (Infierno) y Purgatorio (Purgatorio) in his quest to reach Paraíso (Paradiso).

Saint Thomas Aquinas (1225 – 1274)
Tommaso of Aquino was a medieval Catholic priest who greatly influenced thinking and teaching in philosophy. Su Summa Theologica has been published in 1,317 editions in 24 different languages since 1463. His writings gave rise to several schools and periods of thomism, an encompassing synthesis of philosophy, theology and the sciences of man.

Eugenio Barsanti (1821 – 1864)
Eugenio Barsanti, together with Felice Matteuci, developed the first internal combustion engine driven by gas. Their engine was never used as a commercial device, but, as it was more economical than the previous versions, it led to groundbreaking improvements in later developments of the gas engine.

Cesare, Marquis of Beccaria (1738 – 1794)
commonly known as Cesare Beccaria was one of the first to criticize the barbarism and ad hoc nature of eighteenth century criminal justice. He is the founding father of a classical school of criminology and most criminal systems in democratic countries are directly or indirectly based upon the recommendations in his work On Crimes and Punishments.

Giambattista Beccaria (1716 – 1781)
discovered the light sensitivity of silver chloride, an important development in photography. He was also the strongest and most active supporter of Benjamin Franklin’s electrical theories.

Giovanni Boccaccio (1313 – 1375)
Boccaccio counts as an important figure in the development of a European humanist literature and influenced a large range of scholars and thinkers across genre and period.
Su Decameron has been translated into 49 different languages since 1380. It is believed to have influenced Geoffrey Chaucer and his famous book of the cuentos de Canterbury.

Filippo Brunelleschi (1377 – 1446)
One of the most important Italian architects who designed, among other projets, the dome of the Cathedral of Florence (1419-1436) and the Sagrestia Vecchia of S. Lorenzo (1421-1440).

Michelangelo Buonarroti (1475 – 1564)
commonly known as Michelangelo, was a Renaissance painter and sculptor.

Giovanni Caboto (1450 – c. 1500)
was a Venetian navigator who explored the coast of Newfounland under the commission of Henry VII of England in 1497. His discovery made him the first European to land in North America since the Norse visits to Vinland in the eleventh century.
See: Famous Italian explorers

Tommaso Campanella (1568 – 1639)
was one of the most important philosophers of the late Renaissance. His best-known work is the utopian treatise La città del Sole (The City of the Sun). However, in reality, his thought was extremely complex and engaged with all fields of learning. He spent twenty-seven years imprisoned in Neapolitan castles (1599-1626), during which he dedicated himself to the huge task of providing a new foundation for the entire encyclopedia of knowledge.

Gerolamo Cardano (1501 – 1576)
Gerolamo Cardano was an Italian Renaissance mathematician, physician, astrologer and gambler. See: Famous Italian Mathematicians

Giosuè Carducci (1835 – 1907)
In 1906 he became the first Italian to receive the Nobel Prize in Literature. He was regarded as the official national poet of modern Italy.
See: Italian Nobel Prize Winners

Enrico Caruso (1873 – 1921)
Enrico Caruso was a famous Italian tenor who sang at the major opera houses of Europe and North and South America, appearing in a wide variety of roles from the Italian and French repertoires that ranged from the lyric to the dramatic. See also: Verismo in Italian opera .

Giovanni Caselli (1815 – 1891)
invented the pantelegraph, an ancestor of the fax, which became the first commercial application of the fax, established in 1865. For political and commercial reasons his invention was not further implemented until it was ‘re-discovered’ by the Japanese and gave rise to a widespread public use of the fax through telecom lines. See: italian inventors .

Benvenuto Cellini (1500 – 1571)
Benvenuto Cellini was an Italian goldsmith, sculptor, painter, soldier and musician, who acquired world-wide fame because of his minute and lengthy autobiography. His vivid portrayal of sixteenth-century Rome and Florence, in which drama and wit abound, is of great historical value. It was translated into German by Goethe.

Cellini’s became also famous throughout Europe for his marvelous work in precious metals.

Francesco Cirio (1836 – 1900)
Was the first to develop the concept of preserving vegetables in cans in 1856.

Christopher Columbus (1451 – 1506)
Christopher Columbus was an explorer, colonizer, and navigator from the Republic of Genoa, in northwestern Italy, whose voyages across the Atlantic Ocean led to general European awareness of the American continents in the Western Hemisphere. With his four voyages of exploration and several attempts at establishing a settlement on the island of Hispaniola, all funded by Isabella I of Castile, he initiated the process of Spanish colonization which foreshadowed general European colonization of the “New World”.

Although Columbus was not the first explorer to reach the Americas from Europe (being preceded by the Norse led by Leif Ericson), the voyages of Columbus molded the future of European colonization and encouraged European exploration of foreign lands for centuries to come.
See: Famous Italian explorers

Leonardo Da Vinci (1452 – 1519)
Leonardo di ser Piero da Vinci was an Italian polymath or the archetype of the Renaissance Man: painter, sculptor, architect, musician, scientist, mathematician, engineer, inventor, anatomist, geologist, cartographer, botanist and writer. He is widely considered to be one of the greatest painters of all time and perhaps the most diversely talented person ever to have lived. His Mona Lisa is the most famous and most parodied portrait and The Last Supper the most reproduced religious painting of all time. Leonardo is also revered for his technological ingenuity. He conceptualised a helicopter, a tank, concentrated solar power, a calculator, the double hull and outlined a rudimentary theory of plate tectonics. As a scientist, he made important discoveries in anatomy, civil engineering, optics, and hydrodynamics, but his failure to publish his findings meant that his influence on these fields is not well documented by historians. See also: Famous Italian inventors

Birth house of Leonardo da Vinci, in Vinci, Tuscany. Photo © Slow Italy

See also: Vinci, the birthplace of Leonardo with photos of the birthhouse and birthplace of the genius artist, and a full biography of Leonardo da Vinci .

Giovanni da Pian del Carpine (c. 1185 – 1252)
John of Plano Carpini was the first European since 900 AD on record as having traveled further east than Baghdad and returned to share his observations. He was one of the first Europeans to enter the court of the Great Khan of the Mongol Empire. The account of his travels, Historia Mongalorum, show that he was a shrewd observer. They are the first European description of Mongol living conditions, customs and beliefs. See: Famous Italian explorers

The route followed by Carpini (blue crossed-out line) traveling east as compared to the routes of later explorers.

Giovanni da Verrazanno (1485–1528)
Giovanni da Verrazzano greatly contributed to the science of mapmaking in terms of the geography of the East Coast of North America. The bridge spanning the Narrows between Brooklyn and Staten Island and the Jamestown Verrazzano Bridge in Rhode Island are named in honor of the explorer.
See: Famous Italian explorers

Salvino degli Armati (1258-1312)
Salvino D’Armato degli Armati of Florence is one of the possible inventors of eyeglasses. It is thought that he invented eyeglasses around 1284. See: Famous Italian inventors

Grazia Deledda (1871 – 1936)
Deledda was the first Italian woman to receive the Nobel Prize for literature. See: Italian Nobel Prize Winners

Vittorio de Sica (1901 or 1902 – 1974)
Vittorio De Sica was an Italian director and actor, a leading figure in the neorealist movement.

Federico Fellini (1920 – 1993)
Federico Fellini was an Italian film director. Known for a distinct style that blends fantasy and baroque images, he is considered one of the most influential and widely revered filmmakers of the 20th century.

Enrico Fermi (1901 – 1954)
See: Famous Italian scientists

Enzo Ferrari (1898-1988)
Italian motor racing driver andthe founder of the Ferrari and Scuderia Ferrari Grand Prix racing team. See also: Ferrari

Leonardo Fibonacci (c. 1175 – c. 1250)
Fibonacci was instrumental in popularizing Hindu-Arabic numerals in the Western world, the system we still use today (until then Roman numerals were used).See: Famous Italian Mathematicians

Tommaso Francini (1571–1651)
Garden designer and garden engineer in charge, among other projects, of the waterworks at Fontainbleau, the fountains of the Palais du Luxembourg and the Villa Medicea di Pratolino.

Dario Fò (1926 – 2016)
Nobel prize winner in literature and a relevant figure of political theatre. See: Italian Nobel Prize Winners

Galileo Galilei (1564 – 1642)
Considered the “father of modern physics” and the “father of modern science”. He played a central role in the transition from natural philosophy to modern science by applying mathematics to motion. Before Galilei there as no math in physics while today’s modern physics could not be conceivable without math.

Luigi Galvani (1737 – 1798)
He is recognized as the pioneer of bioelectromagnetics. His discoveries triggered the field of neurophysiology, which in turn led to some of the greatest discoveries in neuroscience. Galvani’s name is used as a verb in everyday language (galvanize). See: Famous Italian scientists

Carlo Goldoni (1707 – 1793)
Created the Commedia dell’Arte

Cesare Lombroso (1835 – 1909)
Italian criminologist, often referred to as the father of criminology

Niccolò Machiavelli (1469 – 1527)
Recognized as the father of modern political science. Su Príncipe has been translated into 49 languages since 1532.

Guglielmo Marconi (1874 – 1937)
Italian engineer, recipient of a Nobel Prize in physics and famous for having invented the wireless telegraphy. See: Famous Italian inventors

Antonio Meucci (1808 – 1889)
Now considered the first inventor of the telephone even if Graham Bell was the first to patent the invention. See: Famous Italian inventors

Eugenio Montale (1896 – 1981)
One of the greatest Italian lyric poets, recipient of a Nobel Prize of literature. See: Italian Nobel Prize Winners

Maria Montessori (1870 – 1952)
Italian physician and educator known worldwide for the educational method that bears her name. See: Famous Italian inventors

Palladio (1508 – 1580)
Andrea Palladio was an Italian Renaissance architect active in the Republic of Venice. Palladio, influenced by Roman and Greek architecture, primarily by Vitruvius, is widely considered the most influential individual in the history of Western architecture. All of his buildings are located in northern Italy, but his teachings, summarized in the architectural treatise I Quattro Libri dell’Architettura (The Four Books of Architecture), gained him wide recognition.

Vilfredo Pareto (1848 – 1923)
Italian economist and sociologist. The Pareto distribution, Pareto efficiency, Pareto index and Pareto principle (also known as 80/20 rule) are named after him. See: Famous Italian scientists

Francesco Petrarca (1304 – 1374)
Francesco Petrarca (known in English as Petrarch), contemporary of Boccaccio, also known as the “Father of Humanism, was an Italian scholar, poet and one of the earliest Renaissance humanists.

Giovanni Pico della Mirandola (1463 – 1494)
Count Giovanni Pico della Mirandola was an Italian Renaissance philosopher. He is famed for the events of 1486, when at the age of 23, he proposed to defend 900 theses on religion, philosophy, natural philosophy and magic against all comers, for which he wrote the famous Oration on the Dignity of Man which has been called the “Manifesto of the Renaissance”, and a key text of Renaissance humanism.

Marco Polo (c. 1254 – 1324)
Marco Polo was a merchant from the Venetian Republic who wrote Il Milione, which introduced Europeans to Central Asia and China. He learned about trading whilst his father and uncle, Niccolò and Maffeo, travelled through Asia and met Kublai Khan. In 1269, they returned to Venice to meet Marco for the first time. The three of them embarked on an epic journey to Asia, returning after 24 years to find Venice at war with Genoa Marco was imprisoned, and dictated his stories to a cellmate.

Il Milione was translated, embellished, copied by hand and adapted there is no authoritative version. It documents his father’s journey to meet the Kublai Khan, who asked them to become ambassadors, and communicate with the pope. This led to Marco’s quest, through Acre, into China and to the Mongol court. Marco wrote of his extensive travels throughout Asia on behalf of the Khan, and their eventual return after 15,000 miles (24,140 km) and 24 years of adventures.

Their pioneering journey inspired Columbus and others.
See: Famous Italian explorers

Giacomo Puccini (1858 – 1924)
Famous opera composer
See also: Verismo in italian opera

Salvatore Quasimodo (1901 – 1968)
One of the most important Italian poets of the 20th century. See: Italian Nobel Prize Winners

Raffaello Sanzio (1483 – 1520)
Italian painter and architect known as Raffaello or Raphael, one of the leading masters of the High Renaissance. World famous for the frescoed Raphael Rooms in the Vatican Palace.

Ascanio Sobrero (1812 – 1888)
Ascanio Sobrero was cited by Alfred Nobel as the inventor of nitroglycerine. However, it was Nobel who received world-wide recognition for inventing dynamite, a stable application developed by Nobel to more easily handle and transport nitroglycerine. See: Famous Italian inventors

Altiero Spinelli (1907 – 1986)
One of the founding fathers of the European Union

Antonio Stradivari (1644-1737)
Brought the violin to its highest level of perfection. The most famous violin, the “Le Messie”, is of his makin.

Evangelista Torricelli (1608 – 1647)
A physicist and mathematician from Faenza famous for the discovery of the Torricelli’s trumpet or horn whose surface area is infinite, but whose volume is finite. The discovery prompted a fierce controversy about the nature of infinity, and is supposed by some to have led to the idea of a “completed infinity”. See: Famous Italian inventors

Antonio Maria Valsalva (1666 – 1723)
coined the term Eustachian tube and he described the aortic sinuses of Valsalva

Giuseppe Verdi (1813 – 1901)
Italian opera composer. The chorus Va, pensiero from his four acts opera Nabucco(1842) was associated with the spirit of the Italian unification movement. He is also famous for his operas, Aida, Rigoletto y La Traviata.

Amerigo Vespucci (1454 – 1512)
See: Famous Italian explorers

Luchino Visconti (1906 – 1976)
An Italian theater, opera and cinema director, best known for his films Rocco y sus hermanos (1960), The Leopard (1963) and Death in Venice (1971), among others.

Alessandro Volta
Known for having invented the electric battery. See: Famous Italian inventors

Italians who most influenced the history of Italy

Camillo Benso Conte di Cavour (1810 – 1861)
Contributed to the unification of Italy

Giuseppe Garibaldi (1807 – 1882)
Contributed to the unification of Italy

Goffredo Mameli (1827 – 1849)
Composed the Italian national hymne

Alessandro Manzoni (1785 – 1873)
Wrote the first novel in Standard Italian

Vittorio Emanuele di Savoia (1820 – 1878)
First king of unified Italy