Las colecciones

El Foro Romano bajo la República


El Foro Romano, por su nombre original, forum romanum ha estado durante mucho tiempo en el centro de la vida política, económica, social, comercial y religiosa de Roma. También se le llama forum magnum, literalmente el "gran foro". Ha sido durante mucho tiempo un lugar de dinamismo, de encuentros, ubicado en el corazón de Roma. De este lugar tan frecuentado quedan hoy vestigios que, sumados a los textos de autores de la antigüedad como Plaute o Livio, permiten reconstituir el foro para comprender sus funciones.

Lugares institucionales

Hay varias basílicas como la basílica de Aemilia, la basílica de Sempronia, la basílica de Opimia y la basílica de Porcia. En la antigüedad, contrariamente al significado actual del término, la basílica no era un lugar de culto o meditación, sino un edificio que ocupaba funciones económicas, políticas y judiciales, e incluso comerciales, como lo ilustran ciertos mercados. La Basílica Porcia, por ejemplo, era frecuentada principalmente por magistrados, tenía funciones legales y económicas, algunos comentaristas incluso hablan de “Bolsa de Roma”.

La historia del Foro en el siglo II aC está marcada […] por la aparición y rápido florecimiento de un tipo de edificio que comparamos con nuestras bolsas de valores. En el espacio de sesenta años, cuatro "basílicas" emergieron del suelo, alrededor de la plaza. (1)

Pero si un lugar ilustra bien la vida política es el comitium, ubicado al norte del foro. Es un edificio circular donde se reúnen los comicios, que son asambleas del pueblo, aunque las votaciones no siempre se realizan allí. Para los homenajes de los comicios, por ejemplo, es más bien en el campo de Marte donde se registran los votos. Junto al comitium, hay otro edificio, la Curia, donde se reúne el Senado.

Lugares de culto y leyendas

Cuando se evoca el templo de Castor, es probable encontrar el nombre de "templo de los Dioscuros". Etimológicamente son los hijos de Júpiter. En latín, tenemos el plural Castores. El nombre de Dioscuri se aplicó principalmente a Castor y Pollux. Fue un templo de tipo griego, sus restos aún son visibles: sobre un alto podio, tres columnas de mármol blanco que sostienen un importante fragmento del entablamento. Cuenta la leyenda que los Dioscuros aparecieron para ayudar a los romanos a luchar contra los sabinos.

En la categoría de templos, no olvidemos mencionar el templo de Venus Cloacine, deidad de la cloaca venerada por los romanos. La cloacina también dio su nombre a la cloaca que atraviesa el foro: la cloaca maxima. Su sacellum, es decir, su pequeño santuario, se encuentra frente a la basílica de Aemilienne. Es una pequeña construcción circular al aire libre.

Lacus Curtius sigue siendo un lugar muy misterioso, ubicado entre el Comitium y las antiguas tiendas. Según la leyenda, la acción tiene lugar durante la guerra entre romanos y sabinos.

“Uno de sus oficiales, llamado Curtius, orgulloso de su valor y reputación, había avanzado lejos del cuerpo del ejército; su caballo cayó en el lodazal y se hundió en él. Curtius hizo todo lo que pudo para sacarlo; pero viendo sus esfuerzos en vano, dejó su caballo allí y huyó. El lugar todavía se llama hoy, por su nombre, Lago Curtius. Los sabinos, habiendo evitado este peligro, se embarcaron en la lucha contra los romanos que fue sangrienta y durante mucho tiempo dudosa. "(3)

Lugares comerciales

Las tiendas antiguas se encuentran en la parte central del foro romano, al norte de la basílica Semproniana. También se les llamó Tabernae Veteres. Los cimientos de estas tiendas se remontan a Tarquin le Superbe. Las tiendas antiguas fueron las que no se vieron afectadas por el incendio del 542 aC Las demás tomaron el nombre de "tiendas nuevas" o incluso Tabernae Novae. Las Tabernas albergaban carniceros antes de reservarse para actividades bancarias.

La rue des Toscans es una calle del foro romano. Sale de la plaza cercana al templo de los Dioscuri y, cruzando el Vélabre que veremos más adelante, se une al Mercado de Bueyes y al Tíber. La rue des Toscans es, por tanto, perpendicular a la calle que alberga las antiguas tiendas. Esta calle era la más transitada de todas. Había hombres de segunda mano, tintoreros y morados, comerciantes de incienso. También hablamos de “rue des Étrusquess” o Vicus Tuscus. Esta calle se utilizó con frecuencia como una importante vía de comunicación entre el Foro Romano y el Foro Boarium. Su nombre “rue des Etrusques” también revela una ruta de intercambio entre estos últimos y los romanos. En esta calle, también notamos la presencia de un mercado de prostitución. En la obra Charançon, Plauto habla de “los que comercian con su propia persona”.

El distrito de Vélabre se encuentra al suroeste del Foro Romano, entre el Capitolio y el Palatino, que son otros dos distritos de Roma. Fue una zona de inundaciones durante las inundaciones del Tíber. En Vélabre también hay comerciantes: en Charançon, Plaute nos habla del “panadero”, del “carnicero”, o incluso del “arúspice”. El arúspice es un adivino etrusco que examina las entrañas de un animal sacrificado para extraer pistas sobre el futuro o una decisión a tomar. La Vélabre no se libra de una forma de prostitución.

En cuanto a la "lonja", se ubicaba detrás del foro romano. Luego hablamos del foro del piscarium. Este mercado estaba ubicado al norte del foro romano. De hecho, los comerciantes de pescado, hasta entonces establecidos en el foro, se trasladaron más al norte hacia un nuevo foro, que se denominó forum piscarium o piscatorium. La palabra macellum también se utiliza para referirse al mercado. Los "amantes de la comida campestre" ciertamente estaban allí, según los escritos de Plauto.

Clases sociales

Al final del foro, encontramos la clase más rica de la población. De hecho, aquí es donde viven los patricios, comparables a los aristócratas romanos, en el distrito Palatino. Es una de las Siete Colinas de Roma y, según la leyenda, Rómulo fundó Roma en el Palatino. Bajo la República Romana, fue un lugar de elegancia y sinónimo de riqueza, y la descripción de Plauto abunda en este sentido: "la gente de condición y ricos vaga por allí".

Al norte del foro, por el contrario, estas son las clases más desfavorecidas. En el distrito de Subure, más precisamente, hay un lugar de vida deplorable y popular. La densidad es bastante alta, lo que degrada la posibilidad de una buena higiene. La prostitución, como en otros lugares del foro, está muy presente allí, en este barrio de execrable reputación.

A través de este lugar, el foro, los romanos siempre se encuentran. Es, pues, un lugar de soberanía popular porque es el de la sociabilidad urbana. Es un espacio neutral donde todos están expuestos a la mirada de los demás, en su dignidad y su dimensión social ilustrada por el tamaño y la nobleza de la multitud que los acompaña. La dimensión económica es reveladora, a través de los banqueros y comerciantes de una economía floreciente. Pero pronto la importancia económica del lugar disminuirá y su función política se volverá preponderante. Permanecerá así hasta el fin de la República.

(1) Urbanismo y metamorfosis de la antigua Roma, L.DURET y J-P NERAUDAU.

(2) Titus Live, I, 35.

(3) Las vidas de hombres ilustres de Plutarco, PLUTARQUE, traducción: Dominique RICARD.

Bibliografía

- Florence DUPONT, La ciudadana romana bajo la república, 509-27 antes de J.-C, HACHETTE.

- L.DURET y J-P NERAUDAU, Urbanismo y metamorfosis de la antigua Roma, Relia, 2010.

- Catherine SALLES, The Bas-fonds of Antiquity, PAYOT & RIVAGES, 1995.

- Marie-José KARDOS, Topografía de Roma: Léxico de la topografía romana.

- PLUTARQUE, Las vidas de hombres ilustres de Plutarco, traducción: Dominique RICARD.


Vídeo: El Imperio Romano en 10 minutos (Septiembre 2021).