Información

Boca de amor - BD


Una nueva historieta sobre los problemas de la reintegración y el malestar de mutilado facio-musculoso Primera Guerra Mundial : "facial", "babosa", "hendidura", "agujero de carne", "surcado", "bocas de jabalí" o "marta", "pico de pato" o "mandíbulas" de serpiente ”como se les apodaba… Además de un diseño muy específico, la particularidad de este cómic es adherirse particularmente a la sexualidad de aquellos individuos que tienen tanta dificultad en ser aceptados como en aceptarse a sí mismos.

Sinopsis

14 de julio de 1919: desfile bajo el Arco de Triunfo, fanfarria, festejos, aclamaciones, medallas ... Y un hombre destrozado, herido en la guerra, con la boca volada por una metralla, que se niega a jugar a este jueguito monumento. Uno de esos rostros rotos que su esposa solo ve como una mancha adicional, y sin embargo lo ha aceptado, lo que no es el caso de todos sus compañeros. Un hombre que vive de su pensión, lee el disgusto o el miedo en los ojos de sus conciudadanos, obligado a pagar un alto precio por las prostitutas de la zona. Es allí donde conoce a Sembene conocido como "el caníbal", un coloso africano que también vive de su fea cabeza, pero de manera diferente, actuando en una reconstrucción de una aldea africana. Los dos hombres se hacen amigos, comparten sus conocimientos y se unen al pequeño círculo de la Condesa, la excéntrica esposa de un general que ama el bondage y las fiestas sadomasoquistas ...

Nuestra opinión

El tema de la reintegración de los heridos de la Primera Guerra Mundial parece particularmente de moda en estos días en el mundo del cómic. Aquí la elección recayó en las bocas rotas, como en los cómics "Pour un peu de Bonheur" o "Gueules cassées". En beneficio de los cobardes ”. Sin embargo, el tema es tratado de manera bastante diferente, principalmente desde el punto de vista gráfico, ya que aquí el dibujo contrasta con el realismo para acercarse al expresionismo. Los dibujos de Delphine Priet-Maheo recuerdan el estilo de Otto Dix o Edvard Munch (pensemos en el famoso cuadro "El grito"), en los tres artistas encontramos el deseo de traducir una profunda angustia existencial. La decisión de abandonar el realismo para traducir el sufrimiento de los heridos de guerra ya se había hecho para "Vidas trincheras", y seguramente atraerá a tantos lectores como desanime, ya que la receptividad a los estilos gráficos es un asunto personal. Sin duda, algunos lamentarán este expresionismo sabiendo que el realismo ya ha sabido manejar brillantemente este tema en "Pour un peu de Bonheur", e incluso en otro contexto el tema de la sexualidad de los desfigurados en un cómic como "Después de la noche »De Guérineau y Meunier. Dejaremos que el lector se posicione sobre este tema.

Hablamos de sexualidad porque es uno de los grandes temas de este cómic, la piedra angular. Ciertamente en el primer volumen de “Pour un peu de bonheur” también se abordó este tema, pero aquí está omnipresente: masturbaciones negociadas con enfermeras, recurriendo a la prostitución (con condiciones de precios y puestos), la provisión de burdeles para discapacitados e incluso la organización de veladas de servidumbre y sadomasoquistas… Por así decirlo, el tema de la sexualidad de los discapacitados de guerra nunca había estado tan a fondo en los cómics.

Casi podríamos llegar a decir que se está volviendo obsesivo y que la sexualidad esconde en los cómics las otras facetas de la vida con la boca rota. Sin embargo, hay muchos otros elementos de fondo: la relación con los civiles, con la familia, el compañerismo entre los veteranos discapacitados, las dificultades en la vida diaria (comidas, etc.), el mercado de prótesis, la organización de la lotería nacional. para pagar pensiones, familias que utilizan a los discapacitados como medio de vida sin cuidarlos ...

Finalmente y finalmente, observemos que este cómic ofrece a sus lectores algo que apreciamos especialmente en HPT: un dossier documental de unas quince páginas. Ricamente ilustrado, este postface de Sophie Delaporte (Profesora de la Universidad de Picardie Jules Vernes - CHSSC) repasa varios puntos abordados por la historieta y ofrece al lector una buena introducción histórica al tema hablando de la asociación del Coronel Picot , cirugía facial, avances en prótesis (pero también su rechazo por parte de los discapacitados ...), estrechos vínculos que se forjan entre el paciente y el cuidador ... La reanudación de Sophie Delaporte no es sin embargo una simple repetición de esta que se ve en la historieta, se esfuerza por volver a ciertos puntos del escenario para esclarecerlos, o ponerlos en perspectiva (sobre los matrimonios mutilados / enfermeras, sobre los suicidios…).

Incluso va mucho más allá al ofrecer al final un bonito artículo que aborda el tema de una forma mucho más completa que la historieta, pero es cierto que Sophie Delaporte es una especialista en el tema puesto que ya ha publicado "Les Gueules cassées de la Grande Guerra ”publicado por Agnès Vienot, y artículos sobre la medicina durante la guerra del 14-18. Por tanto, es una buena iniciativa encomendar un epílogo a un historiador para que el lector pueda establecer el vínculo entre ficción e historia. Los cómics son sin duda un formidable vector de popularización en el noble sentido del término.

Guión: Aurélien Ducoudray

Dibujo: Delphine Priet-Mahéo

Epílogo: Sophie Delaporte

Ediciones: The bubble box

Ver también:

Delaporte Sophie, “Las Gueules rotas: los heridos del rostro de la Gran Guerra”, Ediciones Agnès Vienot, 2001.


Vídeo: Gusttavo Lima - Jejum de Amor Buteco do Gusttavo (Octubre 2021).