Información

¿Por qué el ejército británico "indio" procedía de manera desproporcionada de determinadas regiones?


Durante la Segunda Guerra Mundial, los británicos desplegaron varios ejércitos que incluían indios, pero el más "indio" de ellos fue el 14º Ejército, en el que 8 de las 13 divisiones eran predominantemente "indios". De los batallones de este ejército, un número desproporcionado de ellos eran unidades "Gurka" (Nepal) o "Punjab". Estos eran soldados de las tierras fronterizas de la India moderna (o simplemente al otro lado de la frontera).

Notablemente ausentes, o al menos subrepresentadas estaban las unidades del sur y el centro de la India, es decir, la "corriente principal" del país. ¿Por qué? ¿La filosofía de la no violencia de Gandhi tuvo mayor influencia en "la mayoría" de los indios, además de los que se analizan en el párrafo? ¿encima?


Gandhi llegó demasiado tarde para tener alguna influencia en esto.

Los gobernantes británicos de la India creían en las diferencias raciales inherentes. Existía mucha obsesión académica y popular en torno a clasificar etnologías y atribuirles características.

Del artículo de Wikipedia sobre la teoría de las "razas marciales".

La doctrina de las "razas marciales" postulaba que las cualidades que hacen a un soldado útil se heredan y que la mayoría de los indios, con la excepción de los grupos especificados, no tenían los rasgos necesarios que los convertirían en guerreros. Los británicos reclutaron en gran medida de las "razas marciales" para el servicio en el ejército colonial. Sintiendo las desigualdades y la feroz lealtad a la propia tribu o grupo de los diversos pueblos nativos del subcontinente, los británicos encontraron oportunidades para usarlo en su propio beneficio. Estas ya amplias divisiones fueron un caldo de cultivo fértil para inculcar el orgullo de la propia identidad basada en la "raza". Esto también transmitió la política de dividir y gobernar de los británicos.

La rebelión de 1857 fue otro factor. Los soldados de Bengala que se rebelaron por primera vez fueron reclutas extraídos de la estirpe marcial de Bhumihars (mi estirpe, dicho sea de paso) y Rajputs de Bihar y el este de Uttar Pradesh. Sin embargo, los leales pastunes, punjabis, gurkhas, kumaoni y garhwalis no se unieron al motín y lucharon del lado del ejército británico y ayudaron a reprimir la rebelión. Esto reforzó la política británica de reclutamiento.

Los británicos consideraban a las "razas marciales" como valientes y fuertes, pero también intelectualmente inferiores, y carecían de la iniciativa o las cualidades de liderazgo para comandar grandes formaciones militares. También se les consideraba políticamente subordinados o dóciles a la autoridad. Por estas razones, la teoría de las carreras marciales no llevó a que se reclutaran oficiales de ellas; el reclutamiento se basó en la clase social y la lealtad al Raj británico. A Winston Churchill le preocupaba que la teoría fuera abandonada durante la guerra y le escribió al Comandante en Jefe de la India que debía "confiar tanto como fuera posible en las razas marciales".

Desde sus inicios, el ejército indio heredó la estructura organizativa del ejército indio británico, que continúa hasta el presente. Al igual que su predecesor, la responsabilidad de un regimiento de infantería de la India no es llevar a cabo operaciones de campo sino proporcionar batallones y personal bien capacitado a las formaciones de campo, por lo que es común encontrar batallones del mismo regimiento repartidos en varias brigadas, divisiones, cuerpos, comandos. , e incluso teatros.

Al igual que sus homólogos británicos y de la Commonwealth, las tropas alistadas en el regimiento son inmensamente leales y se enorgullecen del regimiento al que están asignadas y, por lo general, pasan toda su carrera dentro del regimiento. Todos los regimientos clasificados anteriormente como "marciales" existen hasta la fecha. Y excepto los gurkha y los sikhs, no se ejerce ninguna preferencia étnica o religiosa en el reclutamiento de ninguno de ellos. Debe hacerse una mención especial al levantamiento de los rifles Gurkha.

Esta es una entrevista interesante.


Los sijs del Punjab y los Gurkha nepaleses fueron reclutados deliberadamente en el ejército británico porque estas dos regiones fueron las más difíciles de conquistar durante la conquista británica.

Referencias:

  1. https://en.wikipedia.org/wiki/Sikhs_in_the_British_Indian_Army

  2. https://en.wikipedia.org/?title=Gurkha


Los británicos negros

Los británicos negros son ciudadanos británicos de ascendencia africana o de origen afro-caribeño negro (a veces llamado "afro-caribeño"). [5] El término Británico negro desarrollada en la década de 1950, refiriéndose a la gente negra de las Antillas Británicas de las antiguas colonias británicas del Caribe en las Antillas (es decir, la Nueva Commonwealth) ahora conocida como la Generación Windrush y la gente de África, que son residentes del Reino Unido y son británicos. Las personas de raza negra con conexiones con Liverpool también se incluyen en esta clasificación. También se utiliza a veces para referirse a la población asiática del Reino Unido, en particular a la de India, Pakistán o Bangladesh. [6] [7]

  1. ^ Con el fin de armonizar los resultados para hacerlos comparables en todo el Reino Unido, la ONS incluye a personas en Escocia que se clasificaron en la categoría "africanos" (29.638 personas), que en la versión escocesa del censo es independiente de "caribeños o negros "(6.540 personas), [2] en esta categoría de" negros o negros británicos ". La ONS señala que "las categorías africanas utilizadas en Escocia podrían potencialmente capturar identidades blancas / asiáticas / otras africanas además de las negras". [3]

El término negro históricamente ha tenido una serie de aplicaciones como etiqueta racial y política y puede usarse en un contexto sociopolítico más amplio para abarcar una gama más amplia de poblaciones de minorías étnicas no europeas en Gran Bretaña. Esta se ha convertido en una definición controvertida. [8] Británico negro es una de las diversas entradas de autodesignación que se utilizan en las clasificaciones étnicas oficiales del Reino Unido.

Los residentes negros constituían alrededor del 3% de la población del Reino Unido en 2011. Las cifras han aumentado desde el censo de 1991, cuando el 1,63% de la población se registraba como negros o británicos negros a 1,15 millones de residentes en 2001, es decir, el 2% de la población. , esto aumentó aún más a poco más de 1,9 millones en 2011. Casi el 97% de los británicos negros viven en Inglaterra, particularmente en las áreas urbanas más grandes de Inglaterra, y la mayoría (más de un millón) británicos negros viven en el Gran Londres.


La maldición de los recursos

En el delta del Níger, los derechos de las personas rara vez se garantizan y se violan con frecuencia. Muchos de los que viven en la región tienen un nivel de vida muy bajo. La abundancia de la riqueza de los recursos naturales de las reservas de petróleo y gas de la región, junto con una gobernanza débil, ha producido la "maldición de los recursos" (o la "paradoja de la abundancia"), que mantiene esta injusticia. La combinación de la riqueza de los recursos naturales y la gobernanza débil permite que aquellos en posiciones de poder político y de otro tipo se beneficien desproporcionadamente del dinero del petróleo, y que la industria del petróleo y el gas opere por debajo de los estándares internacionales. Muchos derrames de petróleo históricos nunca se han limpiado, y esto contribuye a graves consecuencias para la salud local, así como para los medios de vida locales: las tierras de cultivo y las aguas de pesca se envenenan cuando se contaminan con petróleo.

Falta de responsabilidad

Como resultado, los líderes de todos los niveles a menudo carecen de responsabilidad ante las poblaciones a las que se supone que deben servir. Muchos aspectos del gobierno y los servicios públicos están mal administrados o funcionan de manera ineficaz, y el delta del Níger, y Nigeria en su conjunto, ha visto poco beneficio o desarrollo de su riqueza en recursos naturales, principalmente reservas de petróleo y gas. El sistema democrático se ve socavado por el clientelismo político que utiliza el dinero y la violencia para alcanzar y retener el poder. Es probable que este sea un factor importante de por qué las elecciones en el delta del Níger han sufrido un gran fraude y violencia. Incluso entre ciclos electorales, el delta del Níger sufre violencia perpetrada por quienes buscan el poder político y el control de los recursos, altos niveles de criminalidad y daños ambientales continuos causados ​​por derrames de petróleo y gas que se quema o quema, como un subproducto de producción de petróleo.

El ascenso y la caída de la militancia

A partir de 2004, la escalada del conflicto armado y violento entre pandillas y contra las fuerzas de seguridad del gobierno y las empresas petroleras aumentó los niveles de militancia en la región. Los grupos militantes particularmente conocidos incluyen el Movimiento para la Emancipación del Delta del Níger (MEND) y los Vengadores del Delta del Níger. En el contexto más amplio del subdesarrollo, la contaminación petrolera generalizada, la falta de opciones de sustento y un gobierno en gran parte que no responde, los militantes atacaron los oleoductos y secuestraron a trabajadores petroleros extranjeros para pedir un rescate. Esta militancia afectó la producción de petróleo en la medida en que el precio del petróleo se elevó por encima de los USD $ 100 por barril por primera vez en la historia mundial. En 2009, aproximadamente 26.000 militantes acordaron un alto el fuego y el gobierno lideró un proceso de amnistía que realiza pagos y ofrece oportunidades a los ex militantes, con el objetivo de evitar el regreso a la militancia. A día de hoy, el Programa de Amnistía Presidencial sigue funcionando y hay una relativa estabilidad, pero esta es frágil ya que las condiciones originales que dieron lugar a la militancia no se han abordado plenamente. Tampoco existe un plan de salida concreto para este programa enormemente costoso.

A pesar del alivio de la militancia, todavía existe inseguridad diaria en las áreas del delta del Níger, donde abundan el culto, la piratería, el personal de seguridad corrupto y las actividades económicas desestabilizadoras. El 20% de los hogares en el delta del Níger entre 2010 y 2017 se vieron afectados por conflictos, y 1/20 sufrió un duelo debido al conflicto durante ese período. Sin embargo, la caída de la militancia ha creado el espacio para el desarrollo de una sociedad civil vibrante y la llegada de organizaciones al Delta del Níger para fomentar una paz más sostenible, estabilidad política y diversidad económica en el Delta del Níger.

Intentos de mejorar el sistema

Frente a estos desafíos, los habitantes del delta del Níger tienen pocas opciones para buscar reparación. El sistema de justicia, en áreas como reclamar una indemnización por derrames de petróleo cercanos, tiene fallas y es de difícil acceso. Además, la acción colectiva puede encontrarse con una respuesta desproporcionada e intolerante del gobierno y otros actores, incluida la violencia. Sin embargo, algunos casos de compensación contra Shell y sus subsidiarias se han llevado a Inglaterra, donde Shell tiene su sede, con acuerdos extrajudiciales que suman muchas veces lo que se ofreció originalmente a las comunidades afectadas. Aunque la representación legal necesaria para emprender esta acción está disponible para muy pocos, puede resultar ser una vía alternativa para buscar justicia donde los procesos nigerianos son inadecuados.

La sensación de injusticia resultante es una fuente importante de conflicto, mientras que la capacidad desigual para influir en el cambio es otra característica clave. Por ejemplo, las mujeres y los jóvenes están casi completamente excluidos de la política formal.

La política y los intereses internacionales también dan forma a la situación en la región. Por ejemplo, la demanda mundial de petróleo significa que los intereses de los inversores extranjeros en Nigeria pueden verse favorecidos sobre los de su gente. Por lo tanto, las empresas que deseen aprovechar la deficiente supervisión y aplicación de las normas en Nigeria pueden hacerlo fácilmente, como puede ser el caso de la importación de combustibles sucios de Europa y otros lugares.

En SDN, realizamos investigaciones sobre muchos de estos problemas e implementamos proyectos para abordarlos. Descubra más sobre nuestro trabajo.


Mujeres, género y la Segunda Guerra Mundial

La Segunda Guerra Mundial cambió los Estados Unidos para las mujeres, y las mujeres, a su vez, transformaron su nación. Más de trescientas cincuenta mil mujeres se ofrecieron como voluntarias para el servicio militar, mientras que veinte veces más ocuparon puestos civiles, incluidos puestos que antes les estaban cerrados. Más de siete millones de mujeres que no habían sido asalariadas antes de la guerra se unieron a once millones de mujeres que ya estaban en la fuerza laboral estadounidense. Entre 1941 y 1945, un número incalculable se mudó lejos de sus lugares de origen para aprovechar las oportunidades en tiempos de guerra, pero muchos más permanecieron en su lugar, organizando iniciativas internas para conservar recursos, levantar la moral, recaudar fondos y cubrir los puestos de trabajo que dejaron los hombres. que ingresó al servicio militar.

El gobierno de los Estados Unidos, junto con el sector privado de la nación, instruyó a las mujeres en muchos frentes y examinó cuidadosamente sus respuestas a la emergencia en tiempos de guerra. El mensaje más importante para las mujeres —que sus actividades y sacrificios serían necesarios sólo "durante la duración" de la guerra— era tanto una promesa como una orden, que sugería que la guerra y las oportunidades que creaba terminarían simultáneamente. Las costumbres sociales fueron puestas a prueba por las demandas de la guerra, lo que permitió a las mujeres beneficiarse de los cambios y hacer sus propias modificaciones. Sin embargo, las normas de género dominantes proporcionaron formas de mantener el orden social en medio de un cambio acelerado, y cuando algunas mujeres desafiaron estas normas, se enfrentaron a duras críticas. La raza, la clase, la sexualidad, la edad, la religión, la educación y la región de nacimiento, entre otros factores, se combinaron para limitar las oportunidades para algunas mujeres y ampliarlas para otras.

Sin importar cuán temporal y sin precedentes fuera la crisis de la guerra, las mujeres estadounidenses encontrarían que sus experiencias individuales y colectivas de 1941 a 1945 les impidieron regresar a una estructura social y económica de antes de la guerra. Al estirar y reformar las normas y roles de género, la Segunda Guerra Mundial y las mujeres que la vivieron sentaron bases sólidas para los diversos movimientos de derechos civiles que arrasarían los Estados Unidos y se apoderarían de la imaginación estadounidense en la segunda mitad del siglo XX.

Palabras clave

Asignaturas

Los escenarios de la guerra en los que las mujeres estadounidenses presenciaron —y a menudo ayudaron a generar— cambios y desafíos cruciales fueron el empleo remunerado, el trabajo voluntario, el servicio militar y la expresión sexual. En cada uno de estos ámbitos, las mujeres ejercieron iniciativa, autonomía, circunspección, cautela o discreción según sus necesidades individuales y los dictados del deber patriótico.

Trabajo asalariado y oportunidad

Abundaban las oportunidades económicas para las mujeres que deseaban y podían aprovecharlas. El trabajo asalariado en las industrias de guerra ofrecía salarios por hora mucho más altos que aquellos a los que la mayoría de las mujeres estaban acostumbradas, con los mejores salarios pagados en las plantas de municiones y la industria aeronáutica. Se alentó a las mujeres a postularse para el "trabajo de guerra" después de que el presidente Franklin Roosevelt creara la Comisión de Mano de Obra de Guerra de los Estados Unidos (WMC) para movilizar a los estadounidenses en varios lugares para un esfuerzo de guerra total. En agosto de 1942, la WMC organizó un Comité Asesor de Mujeres para considerar cómo las empleadas podrían utilizarse de la manera más eficaz con este fin. A fines de 1942, la WMC anunció una nueva campaña para reclutar trabajadoras después de estimar que “la gran mayoría” de unos cinco millones de nuevos empleados en 1943 tendrían que ser mujeres. El WMC también identificó a cien ciudades estadounidenses como "Áreas críticas de guerra", con la intención de reunir las reservas de mano de obra femenina "ampliamente dispersas" en estas ciudades. Los principales destinatarios eran las mujeres casadas locales que ya vivían en las áreas metropolitanas designadas, incluidas las personas de mediana edad y mayores que nunca habían trabajado fuera de sus hogares o cuya experiencia se limitaba al trabajo doméstico. Un desafío importante sería “eliminar el estigma social asociado a la idea de que las mujeres trabajen”, señaló la literatura de WMC. 1 Dado que el empleo de mujeres casadas había sido una práctica de larga data en las familias de clase trabajadora y en la comunidad afroamericana de clase media, la propaganda de WMC se dirigió implícitamente a las mujeres blancas de clase media que normalmente no habían trabajado por un salario.

Las agencias de publicidad de Madison Avenue diseñaron y produjeron una variedad de campañas de propaganda para el gobierno de los EE. UU., Incluida la audaz declaración y el llamamiento de la WMC a fines de 1942: "Las trabajadoras ganarán la guerra". Las oficinas locales del Servicio de Empleo de EE. UU. Coordinaron esfuerzos para colocar a las mujeres en los trabajos que mejor se adapten a sus habilidades y necesidades familiares. Se alentó a las madres con hijos menores de catorce años a que no buscaran empleo fuera de sus hogares a menos que otros miembros de la familia o vecinos de confianza pudieran ofrecerles un cuidado infantil confiable. 2 Las campañas de propaganda generaron carteles, vallas publicitarias, películas y anuncios de radio instando a las mujeres a unirse a la fuerza laboral, algunas promocionaron sus habilidades domésticas como ventajosas para realizar el trabajo de defensa, ya que se pensaba que las mujeres sobresalían en tareas repetitivas que requerían pequeñas operaciones con pequeños detalles. Si bien las imágenes mostraban abrumadoramente a mujeres jóvenes, blancas y casadas, una súplica ocasional anunciaba: "La abuela tiene su arma", en referencia a la herramienta de remachado de un trabajador anciano. Varias corporaciones con contratos con el gobierno de los EE. UU. Patrocinaron con orgullo capítulos de las Abuelas Trabajadoras de Guerra de América. En las agencias de guerra de Washington, el grupo demográfico definido como "mayor" significaba "mujeres mayores de 35 años". 3 Las mujeres de color rara vez aparecían en anuncios de trabajo industrial, aunque sus logros y premios en el lugar de trabajo fueron ampliamente revisados ​​en periódicos y revistas afroamericanos, incluida la publicación principal de la NAACP, La crisis, y la Liga Nacional Urbana Oportunidad. Dicha cobertura constituyó una parte vital de la campaña "Doble V", un esfuerzo lanzado por la prensa negra para derrotar el racismo en casa mientras las tropas combatían el fascismo en el exterior. 4

Las mujeres estadounidenses se convirtieron en inspectoras de artillería, soldadores de aviones, ensambladoras de chapa metálica, cortadoras de engranajes, operadoras de tornos, analistas químicas y mecánicas de todo tipo. La duración y la profundidad de la capacitación variaron según la industria, y muchos se vieron obligados a aprender rápidamente si no "en el trabajo" en sí. En 1944, las trabajadoras calificadas ganaban un salario semanal promedio de 31,21 dólares. A pesar de las regulaciones federales que exigen un pago equitativo por un trabajo similar, sus homólogos masculinos en puestos similares ganaban $ 54,65 por semana. 5 años de experiencia en trabajos específicos explicaron cierta disparidad salarial entre hombres y mujeres, pero no pudieron explicar la discriminación agregada durante los años de guerra. Por muy desiguales que fueran sus salarios en comparación con los de los hombres, las mujeres en las industrias de defensa ganaban más que la mayoría de los empleados de "cuello rosa" que tenían trabajos de venta minorista, servicios o de oficina. Constance Bowman, una maestra de escuela que pasó el verano de 1943 trabajando en una fábrica de bombarderos B-24 en San Diego, ganaba 68 centavos la hora. Un empleado de ventas principiante en la exclusiva tienda departamental Bullock's Wilshire en Los Ángeles ganaba alrededor de $ 20 a la semana, dos tercios del salario de un trabajador de fábrica. 6 Si las mujeres pudieran cruzar fronteras hacia los lugares de trabajo “masculinizados” de la industria pesada, serían remuneradas más generosamente que las mujeres que permanecen en esferas de empleo seguras y “feminizadas”, pero no siempre verían sueldos iguales a los de sus compañeros masculinos. trabajadores, incluso cuando se enfrentaron a los mismos desafíos y peligros en el lugar de trabajo.

La Oficina de la Mujer (WB) de EE. UU.El Departamento de Trabajo envió representantes de campo a las fábricas de todo el país para examinar las condiciones laborales. Entre las preocupaciones más graves de los administradores del Banco Mundial estaban los cuerpos femeninos en peligro de extinción en los pisos de las fábricas, donde la seguridad parecía subordinada a las cuotas de producción de la gerencia y las preferencias de estilo personal de los trabajadores. Alarmante New York Times La historia anunció en enero de 1944 que las "muertes de la industria" estadounidenses desde el ataque a Pearl Harbor habían superado el "número de muertos en la guerra" en 7.500. 7 El Departamento de Trabajo trató de convencer a las mujeres estadounidenses de que priorizaran la seguridad al elegir la ropa de trabajo: usar zapatos o botas de seguridad en lugar de calzado ordinario y ponerse gorras o cascos protectores en lugar de pañuelos y bufandas. Un analista de WB informó que "el accidente más angustioso" en la industria de la guerra se debió a que el cabello largo se atascó en la maquinaria. En Rhode Island, una mujer fue "completamente arrancada" después de que su cabello se enrollara en un cinturón de la línea de montaje. La Oficina de Información de Guerra (OWI), la principal agencia de propaganda del gobierno de los EE. UU., Produjo documentos que ilustran formas adecuadas e inadecuadas de peinar y usar el cabello en trabajos industriales. El Banco Mundial instó a las fábricas a adoptar reglas sobre cubrirse la cabeza, así como zapatos y pantalones de seguridad. El Departamento de Trabajo incluso diseñó gorras y sombreros "de moda" en una variedad de formas y colores, ya que su investigación concluyó que las mujeres no deseaban verse exactamente iguales entre sí en el lugar de trabajo. 8

Más impactante que una protección mínima para la cabeza fue el uso de calzado de calidad inferior, lo que llevó a la Secretaria de Trabajo de los Estados Unidos, Frances Perkins, a hacer sonar una campana de advertencia en una conferencia de 1943 "Mujeres en las industrias de guerra". En su discurso de apertura, Perkins señaló que la mayoría de los accidentes laborales entre las mujeres estaban en las categorías de “resbalones, caídas y tropiezos”, lo que la llevó a recomendar que los uniformes de trabajo incluyan “zapatos diseñados especialmente para ayudar a las mujeres a prevenir” tales accidentes. 9 Perkins y otros preocupados por la seguridad ocupacional tuvieron que lidiar con los minoristas de calzado estadounidenses — y sus representantes en Washington — quienes insistieron en que las mujeres querrían usar sus sandalias, mocasines y alpargatas para trabajar. 10 A los gerentes de las tiendas minoristas se les dijo que podían ayudar a reclutar y retener a las trabajadoras de defensa exhibiendo ropa de trabajo atractiva que promoviera la seguridad, la pulcritud y la buena salud. 11 A pesar de las directivas de las agencias de guerra del gobierno de los EE. UU. A las plantas de defensa para hacer cumplir las normas de seguridad en todos los frentes, algunos inspectores del Departamento de Trabajo encontraron que los gerentes corporativos no cumplirían hasta que se les amenazara con enjuiciarlos. 12

Se alentó tanto a los fabricantes de municiones como a los minoristas a que se tomaran en serio las necesidades de "salud y belleza" de las empleadas, proporcionándoles cosméticos, jabones y suministros sanitarios para usar en los baños y salones del lugar de trabajo. Dichos paquetes de comodidad no solo atraerían a los empleados, sino que también los mantendrían contentos y probablemente se quedarían después de haber sido contratados. 13 El Departamento de Trabajo recomendó una cantidad suficiente de duchas y casilleros en el lugar para industrias particulares, como la construcción naval, donde las mujeres preferían viajar hacia y desde el trabajo con su "ropa de calle". 14 Las mujeres trabajadoras vieron anuncios en revistas que les indicaban que prestaran especial atención al cuidado de la piel y la higiene personal, para que no perdieran su “feminidad” en el panorama económico y social muy alterado de los Estados Unidos en tiempos de guerra. 15

Las oportunidades de trabajo y los salarios estables no pudieron compensar para muchos las dificultades del empleo de tiempo completo: trabajo por turnos, viajes largos, opciones limitadas de cuidado de niños y horarios inconvenientes para comprar alimentos y otras necesidades. Muy pocos propietarios de supermercados y tiendas departamentales optaron por acomodar a las mujeres que necesitaban hacer sus compras al final de la tarde o en la noche. El hecho de que las trabajadoras se enfermaran con más frecuencia que los hombres se atribuyó al hecho de que estaban haciendo, "en efecto, dos trabajos de tiempo completo". 16 Las promesas del gobierno de EE. UU. De organizar guarderías en áreas de auge de la guerra no se cumplieron en gran medida, satisfaciendo las necesidades de una mera fracción de la gran población de madres trabajadoras, el proyecto de guardería pública no se financió hasta 1943, e “incluso entonces, los centros proporcionaron atención para solo el 10 por ciento de los niños que lo necesitaban ". 17

Si bien el entrenamiento limitado, los músculos adoloridos y el agotamiento del doble turno del hogar / trabajo desanimaron a muchas mujeres, las cargas adicionales para las mujeres de color incluyeron la discriminación y el acoso en el lugar de trabajo. Soportaron insultos raciales y ataques físicos en las fábricas, y ocuparon de manera desproporcionada los trabajos peor pagados y menos atractivos, incluido el trabajo de limpieza. El Comité de Prácticas Justas de Empleo (FEPC) —creado por la Orden Ejecutiva 8802 en 1941 para abordar la discriminación racial en la industria— carecía de fondos para manejar la ola de quejas engendradas por la rápida movilización en tiempos de guerra. Cuando los casos de FEPC enfrentaron retrasos, las mujeres negras que buscaban trabajo o que buscaban ascensos en sus trabajos actuales fueron las que más sufrieron. Pero las mujeres de color, como todas las estadounidenses, encontraron que su mayor desafío era conciliar la vida hogareña y laboral durante los años de guerra. Oportunidad La revista señaló que las mujeres negras en trabajos de defensa estaban “mucho más irritadas que los hombres por los períodos de estar sin hacer nada”, ya que sabían que podían usar el tiempo de inactividad haciendo recados para las tareas del segundo turno en casa. Un comentarista sugirió la liberación de los trabajadores en los períodos de inactividad de las fábricas para promover "una mejor moral" y detener la ola de absentismo, un problema importante entre las empleadas a los dieciocho meses de guerra. 18

Se animó a las mujeres estadounidenses a considerar cada trabajo un trabajo de guerra, por irrelevante que pueda parecer un puesto en particular con respecto al esfuerzo militar. Más allá de remachar y soldar, otras tareas requerían aún más manos y mentes en todo el país. Estados Unidos necesitaba trabajadores agrícolas, operadores telefónicos, lavanderos, servidores de alimentos y conductores de autobuses. Tres millones de mujeres cultivaron cultivos en el programa federal de agricultura conocido como Women’s Land Army. Y aunque las mujeres habían ocupado puestos administrativos durante casi medio siglo en los Estados Unidos, la guerra aceleró la tendencia. Las mujeres ocuparon ciertos lugares cuando los hombres los dejaron vacantes, y el gobierno de los EE. UU. Ofreció cientos de miles de trabajos de escritorio a cualquiera que pudiera presentar, mecanografiar y tomar dictados. La estructura burocrática en expansión de la guerra fue acompañada por el crecimiento del sector privado, donde las empresas estadounidenses se vieron obligadas a abrir sus puertas y oficinas a las empleadas. Con el reclutamiento militar tomando su parte de empleados y vendedores masculinos de clase media, las vacantes para las mujeres abundaban en la economía de consumo. Las estaciones de radio, las compañías de seguros y las agencias de publicidad contrataron a más mujeres que nunca. La banca, en particular, vio "feminización" en sus filas de empleo al comienzo de la guerra, unas 65.000 mujeres trabajaban en la banca, pero a fines de 1944, aproximadamente ciento treinta mil mujeres eran empleadas bancarias, lo que constituye casi la mitad del personal total de la industria. 19

Trabajo voluntario

Más allá de las que ganaban salarios, millones de mujeres donaron su tiempo, dinero o ambos, especialmente en el ámbito del trabajo moral. Aquellos que cultivaron un genuino espíritu de voluntariado vieron su trabajo dar frutos, a pesar de que algunos grupos fueron criticados por su enfoque de “bazar de caridad”. Circulaban imágenes del rico snob que se sentaba en un reservado durante unas horas a la semana, pero que permanecía ajeno al verdadero sacrificio. 20 Un manual del gobierno para el Servicio Voluntario de Mujeres Estadounidenses (AWVS) aclaró el propósito de la organización, así como su membresía diversa en muchos estados, donde las mujeres llevaban a cabo un "trabajo realmente duro". Tomaron clases de reparación del hogar y primeros auxilios, ayudaron a los niños y aprendieron habilidades prácticas en tiempos de guerra como lectura de mapas, conducción de convoyes, fotografía clínica y código Morse. El AWVS afectó todos los aspectos de la cultura de la guerra, enviando a sus miembros para ayudar al personal militar, distribuir cartillas de racionamiento, vender bonos de guerra y recolectar rescates, así como para reclutar donantes de sangre, enfermeras, trabajadores agrícolas y trabajadores de cuidado infantil, y tejer , coser y reacondicionar ropa para familias de militares y agencias de ayuda. 21

Los capítulos de AWVS se enorgullecieron de su estatus de “no sectario, apolítico y sin fines de lucro” para alentar a mujeres de diferentes orígenes a unirse a sus filas. En todo el país, la AWVS logró avances en varias áreas socialmente sensibles, incluida la cooperación interracial. De hecho, las mujeres afroamericanas instaron a otros a apoyar a la organización, porque "trascendía cualquier consideración de raza, color, clase o casta". La AWVS se convirtió en un lugar donde, a través de su trabajo en conjunto, las mujeres podían comprender "los problemas y deficiencias de las demás y, consciente o inconscientemente, [desarrollar] una apreciación de las virtudes de las demás", informó un miembro. Las actividades de voluntariado interracial entre las mujeres estimularon el optimismo para una América de posguerra más inclusiva al tiempo que estimularon el crecimiento de organizaciones similares donde las mujeres podrían reunirse y servir a una causa más grande. 22

En el ámbito de la "moral", el presunto ámbito de las mujeres, un grupo disfrutó del centro de atención por encima de todos los demás: las Organizaciones de Servicios Unidos (USO). Al ayudar y entretener a las tropas militares estadounidenses, se pidió a los voluntarios de la USO que consideraran su trabajo como el equivalente femenino del servicio militar. A través de acciones y actividades definidas por género, se esperaba que los voluntarios de la USO asumieran posturas mentales y emocionales particulares al tratar con soldados y marineros. El cociente de feminidad ideal de la anfitriona junior de la USO estaba determinado en parte por su capacidad para ceder a los deseos de un militar dentro de los límites de la feminidad estadounidense de clase media. La forma en que se presentara determinaría las reacciones de soldados y marineros, se le indicó. La paciencia, el optimismo general y la buena capacidad para escuchar eran las cualidades necesarias de una buena anfitriona. Dado que muchos sitios de USO ofrecían juegos, las mujeres jugaban tenis de mesa, damas y cartas, y con frecuencia permitían que sus oponentes masculinos ganaran. Tal "trabajo emocional de género" significaba que las mujeres no debían parecer demasiado inteligentes o demasiado competitivas para desafiar la masculinidad de un militar, socavando el propósito de la organización de apoyar la moral de los miembros masculinos del servicio. Como sostiene la historiadora Meghan Winchell, "si una anfitriona hacía feliz a un militar, entonces ella había hecho su trabajo, y esto, al no satisfacer sus propios intereses, teóricamente le proporcionaba satisfacción". Su altruismo presumiblemente reforzaría las normas culturales de género y mantendría el orden social en medio de la crisis de la guerra. 23

Este requisito "alegre altruismo" fue acompañado por la iniciativa de las mujeres que optaron por trasladarse cerca de las instalaciones militares de sus cónyuges. En trenes y autobuses repletos, a menudo con niños pequeños a cuestas, cruzaron el país para visitar o vivir cerca de sus maridos. Un observador los llamó "la característica más triste y predecible de las estaciones de tren y las terminales de autobuses abarrotadas". 24 Las novias de guerra en movimiento podían identificarse fácilmente entre sí y encontraban consuelo en su condición compartida. 25 esposas afroamericanas del ejército que acompañaban a sus maridos a Fort Huachuca, Arizona, vivían en un sórdido "cuartel no convertido" fuera de las puertas del campamento durante el día en que servían a la base como secretarias, conserjes, cocineros, meseros, lavanderas y sirvientas vestidas de blanco. hogares de los oficiales. Pero su principal prioridad, según un reportero de La crisis, era "la moral de sus hombres". 26

Servicio militar

Las mujeres que se ofrecieron como voluntarias para el servicio militar representaron un gran desafío para la conciencia colectiva sobre el género y las normas sexuales y las claras divisiones de género, especialmente en lo que respecta a quién podría considerarse soldado, marinero o infante de marina. Las mujeres en uniforme más cercanas a las líneas del frente eran enfermeras, “ángeles de la misericordia” aprobados por el gobierno, cuyo trabajo los estadounidenses aceptaron más fácilmente porque reflejaba las expectativas de que las mujeres fueran cuidadoras naturales. El precedente también ayudó a asegurar la aprobación del público de las mujeres que se desempeñaban en esta capacidad, tanto el cuerpo de enfermeras del ejército como el cuerpo de enfermeras de la marina existían desde principios del siglo XX, con más de veinte mil enfermeras militares en servicio durante la Primera Guerra Mundial, la mitad de ellas en el extranjero. deber. Pero mujeres voluntarias en organizaciones militares fundaron durante La Segunda Guerra Mundial se enfrentó a un escrutinio más duro que las enfermeras, y muchos detractores cuestionaron su condición de mujer y su feminidad, a pesar de que la idea del servicio nacional para las mujeres no era nueva. Ya en 1940, la Primera Dama Eleanor Roosevelt había recomendado una responsabilidad de servicio requerida (aunque no específicamente una militar deber) para todas las jóvenes estadounidenses. 27 Roosevelt no logró su deseo en tiempos de paz, pero después de que Estados Unidos declarara la guerra en diciembre de 1941, la movilización de mujeres como asistentes en el ejército parecía no solo plausible sino imperativa. El proyecto de ley de la congresista estadounidense Edith Nourse Rogers a ese efecto había languidecido desde mayo de 1941, pero en mayo de 1942, el Congreso lo aprobó y el presidente Roosevelt lo firmó, creando el Cuerpo Auxiliar del Ejército de Mujeres totalmente voluntario.

Tres unidades militares adicionales siguieron a la creación de un ejército de mujeres. La organización naval de mujeres, Women Accepted for Volunteer Emergency Service (WAVES), fue fundada en julio de 1942, la guardia costera de mujeres, Semper Paratus Always Ready (SPAR), siguió en noviembre y finalmente, la Reserva de Mujeres del Cuerpo de Marines de EE. UU. (USMCWR) fue establecida en febrero de 1943. Los cuatro grupos militares de mujeres fueron diseñados para liberar a los hombres que ocupaban puestos militares y otras responsabilidades en los Estados Unidos para el servicio de combate, algo que a muchos hombres les molestaba. Además, debido a la movilización expansiva de los militares para la guerra, surgieron miles de nuevos puestos de oficina en todas las ramas de las fuerzas armadas y esto también inspiró llamadas para personal militar femenino. Como decía un colorido cartel de reclutamiento dirigido a mujeres, “Sea un infante de marina. Libera a un infante de marina para luchar ". Los reclutadores tuvieron que proceder con cautela con un mensaje cuya lógica les decía a las mujeres que unirse a una organización de servicio militar enviaría a más hombres a la muerte. Aun así, el mensaje reforzó las diferencias de género: las mujeres pueden usar uniformes, marchar en formación y ascender, pero solo los hombres pueden enfrentarse a las fuerzas enemigas en los lugares de batalla. Por lo tanto, los hombres continuaron dominando la más masculina de las actividades humanas, la guerra, que fue masculinizada aún más por la propaganda del gobierno de los Estados Unidos en la década de 1940. 28

Las Mujeres Pilotos del Servicio de la Fuerza Aérea (WASP) no recibieron el estatus militar durante la Segunda Guerra Mundial, pero sus miembros participaron en el esfuerzo de guerra estadounidense transportando aviones desde las fábricas hasta los campamentos de defensa y los puntos de embarque. Estas aviadoras también probaron nuevos aviones, transportaron carga y ayudaron a los pilotos masculinos en los ejercicios de entrenamiento. En 1944, el general Henry "Hap" Arnold del Cuerpo Aéreo del Ejército de los EE. UU. Declaró públicamente que los pilotos de WASP eran tan capaces como sus homólogos masculinos. Treinta y ocho mujeres murieron sirviendo en la WASP durante sus dos años de existencia (1942-1944), sin embargo, ninguna de las familias de los pilotos recibió apoyo del gobierno para sus funerales porque la organización no estaba oficialmente militarizada. 29

La propaganda destinada a incitar a las mujeres a unirse a una de las fuerzas militares promocionaba un salario base sustancial además de la comida, el alojamiento, la ropa y la atención médica y dental. Pero la Oficina de Información de Guerra (OWI) insistió en que los mensajes de reclutamiento se abstienen de apelar "por completo al enfoque del interés propio". Se suponía que las mujeres no debían satisfacer necesidades o deseos individuales, sino que debían unirse por razones más elevadas y nobles: "el patriotismo y el deseo de ayudar a nuestros combatientes", instruyó la OWI. 30 Aun así, años después, muchas mujeres soldados, marineros, infantes de marina y pilotos admitieron ser voluntarias porque querían una aventura, la independencia o ambas cosas. 31

Figura 1. Póster de reclutamiento creado por la Oficina de Manejo de Emergencias, Oficina de Información de Guerra-Rama de Operaciones Domésticas, Oficina de Servicios Especiales, 1944. Archivos Nacionales de EE. UU. (44-PA-260A).

En 1943, el grupo de mujeres del ejército descartó su condición de "auxiliar" para convertirse en una parte integral del Ejército de los Estados Unidos y pasó a llamarse Cuerpo del Ejército de Mujeres (WAC), una medida que generó un torrente de críticas, preocupación y burla. Los soldados masculinos llevaron a cabo una campaña de difamación contra la organización. Difundieron rumores de que los voluntarios de WAC servían como prostitutas para soldados varones, reforzando la idea de que la vida en el ejército fomentaba la promiscuidad. Algunos se preguntaron si la incorporación del WAC al ejército regular significaba que sus miembros —como sus homólogos masculinos— recibirían condones. ¿La vida militar fomentaría la actividad sexual entre las voluntarias? 32 Vista no simplemente en términos éticos, la autonomía sexual de las mujeres se consideraba un comportamiento transgresor que las alineaba demasiado con los hombres en uniforme, cuya masculinidad a menudo se medía por su destreza sexual y se enfatizaba durante los años de la guerra. 33 La difuminación o el cruce de las líneas de género y sexual en este ámbito implicaba un desorden social que muchos estadounidenses no podían soportar.

Las preocupaciones sobre la independencia sexual de las mujeres también inspiraron rumores de una "amenaza lesbiana" en el WAC. En la década de 1940, tanto la opinión médica estadounidense como la opinión pública asociaban la "desviación" sexual femenina tanto con la apariencia de una mujer como con sus acciones. La androginia o, en el lenguaje de la guerra, una forma “masculina”, podía marcar a una mujer como sospechosa ya que desafiaba las reglas de la feminidad que fundamentaban la heterosexualidad y aseguraban un orden social tradicional. A medida que las mujeres entraron en lugares que antes eran exclusivamente masculinos durante los años de la guerra, el "disfraz" de género podría interpretarse como peligroso. Muy consciente de esto, el director de la WAC, el coronel Oveta Culp Hobby, ordenó a las mujeres del ejército "que eviten las apariencias rudas o masculinas que causarían comentarios públicos desfavorables". 34 En la primavera de 1944, mecánicas de la Base Aérea de Ellington, Texas, asistieron a conferencias sobre “vestimenta adecuada para el trabajo” con una advertencia de no “arremangarse” las piernas o las mangas de sus overoles. Un mecánico de Ellington les escribió a sus padres: "Ahora estamos abotonados y cubiertos de la punta a los pies". La OWI instruyó a los anunciantes e ilustradores que mostraran a las mujeres soldados en "completo uniforme G. I." y Nunca “Fumar o beber bebidas alcohólicas”, preocupaciones que no se expresan sobre los hombres en uniforme. Estas reglas de propiedad indicaron el papel preeminente que desempeñó la ropa en la asignación de identidades sexuales y de género durante la guerra. Incluso la apariencia de irregularidad podría ser motivo de despido y despido deshonroso. 35

Más allá del papel del deber patriótico, el mensaje de reclutamiento preeminente del gobierno de EE. UU. Enfatizó el género, declarando: "Las mujeres en uniforme no son menos femeninas que antes de alistarse". De hecho, los funcionarios esperaban atraer los intereses del vestuario de las mujeres mediante el uso de diseños gráficos de placas de moda en la literatura de contratación.Las ilustraciones de mujeres soldados haciéndose pasar por modelos de taller y maniquíes de grandes almacenes mostraban los numerosos artículos elegantes en un guardarropa militar, desde las bases hasta la ropa de abrigo, por valor de unos 250 dólares en conjunto. La idea era no solo reclutar mujeres, sino también contrarrestar a los críticos que criticaban la idea de las organizaciones militares de mujeres en los Estados Unidos. Las tácticas funcionaron, muchos voluntarios admitieron unirse a una organización u otra porque les gustaban los uniformes. 36

Los criterios de alistamiento, la capacitación y las asignaciones laborales variaron ampliamente según la organización. El WAC aceptó voluntarios con un mínimo de dos años de escuela secundaria, mientras que WAVES requería un diploma de escuela secundaria, con la universidad "muy recomendable". Las marinas de la reserva de mujeres (WR) necesitaban al menos dos años de crédito universitario. Sus respectivos modelos de entrenamiento también expresaron sus diferencias. Mientras que los reclutas de WAC se capacitaban, vivían y trabajaban en campamentos militares, WAVES y WR recibían instrucción en campus universitarios. Como resultado de los diferentes estándares mínimos para el alistamiento en los servicios para mujeres, el WAC se convirtió en el hogar de una población más diversa étnica y racialmente, y reclutó a mujeres de una gama más amplia de orígenes socioeconómicos, incluidas aquellas que no podían permitirse asistir. Universidad. También más diverso en edades, el WAC dio la bienvenida a mujeres entre las edades de 20 y 50 que no tenían hijos menores de 14 años, mientras que WAVES, SPAR y USMCWR limitaron su base de voluntarios a mujeres entre las edades de 20 y 36 que no tenían niños menores de 18 años. De los cuatro servicios militares de mujeres, solo el WAC permitió a sus miembros servir en el extranjero. 37

Para alertar a las mujeres sobre la variedad de necesidades del ejército y animarlas a ser voluntarias, la WAC anunció "239 tipos de trabajos". Muchos reclutas recibieron entrenamiento militar especializado en radio, química, mecánica y otros campos, mientras que otros trajeron al ejército habilidades previamente perfeccionadas, como el entrenamiento en idiomas extranjeros. Las latinas bilingües, por ejemplo, fueron reclutadas específicamente para criptología e interpretación, una unidad especial compuesta por doscientos voluntarios puertorriqueños de WAC sirvió en el puerto de embarque de Nueva York y otros lugares dedicados al envío de tropas estadounidenses. Sin embargo, a algunas mujeres soldados se les asignaron tareas consideradas "trabajo de mujeres" en lugar de trabajos para los que se les había prometido o capacitado. La oficial de WAC, Betty Bandel, descubrió una baja moral entre las tropas cuyas expectativas sobre sus roles no se cumplieron. El ejército les había encomendado tareas domésticas, similares a las que tenían en la vida civil, o no había aprovechado la experiencia profesional que habían puesto en servicio. Decepcionada por lo que ella y sus colegas interpretaron como discriminación de género, Bandel le confió a su madre que algunas unidades de la Fuerza Aérea del Ejército incluso habían pedido que Wacs lavara la ropa de los pilotos y proporcionara "entretenimiento a las tropas". 38

Las mujeres de color que deseaban unirse a las unidades militares se enfrentaban a una fuerte discriminación. Excluidos de WAVES y SPAR hasta noviembre de 1944, y excluidos de los marines en tiempo de guerra o WASP, 6500 afroamericanos se unieron a un ejército de mujeres segregadas. Como una de las primeras mujeres afroamericanas oficiales del ejército, Charity Adams experimentó una cruel discriminación en Ft. Des Moines en varias ocasiones. Al principio de su entrenamiento, un oficial blanco de alto rango, un compañero de Carolina del Sur, criticó a Adams por aparecer en el club de oficiales una noche. En su larga perorata, Adams permaneció en silencio en atención mientras el coronel le recordaba las leyes de segregación, el pasado sureño, la esclavitud racializada y su “lugar” en este esquema. 39 Adams perseveró en la base de Iowa, ascendiendo de rango a comandante y al mando de un batallón totalmente negro de ochocientas cincuenta mujeres asignadas a una unidad postal en Gran Bretaña y Francia en 1945. Pero pasó muchas horas en Ft. Des Moines tenía deberes "extra" que sus compañeros soldados esperaban de ella porque era negra. Una de esas tareas era cultivar el pequeño Victory Garden en sus barracones. Otras mujeres de color uniformadas fueron agredidas en las estaciones de tren del sur, se les negó el acceso a las instalaciones y a los vagones restaurante en los trenes y las trataron con desdén en las ciudades cercanas a sus bases y mucho más allá. 40

Las mujeres japonesas estadounidenses, a las que inicialmente se les prohibió unirse al Cuerpo de Mujeres del Ejército, fueron admitidas a partir de noviembre de 1943, pero los funcionarios de la organización prefirieron que los medios de comunicación no divulgaran las incorporaciones de las mujeres nisei. 41 Las WAVES, la segunda organización militar de mujeres más grande, no aceptó voluntarios estadounidenses de origen japonés durante la guerra. La omnipresencia del sentimiento antijaponés afectó negativamente a los ciudadanos estadounidenses de ascendencia japonesa, muchos de los cuales se esforzaron por demostrar su lealtad frente al racismo arraigado y un odio nacional que echó raíces aún más profundas entre los supremacistas blancos a medida que avanzaba la década de 1940. 42

Sexo, matrimonio y maternidad

La relajación de las costumbres sexuales, el aumento vertiginoso de las tasas de matrimonio y un floreciente baby boom caracterizaron los años de la guerra. Las relaciones sexuales casuales entre los solteros sorprendieron a muchos estadounidenses, que culparon a las mujeres jóvenes, especialmente a las que trabajaban fuera de sus hogares, por cambiar los estándares. La propaganda del gobierno asoció la propagación de enfermedades de transmisión sexual, como la sífilis y la gonorrea, con mujeres en lugar de hombres al calificar a los portadores de enfermedades como mujeres. 43 Entre los más vulnerables a las mujeres infectadas, sugirieron los medios oficiales, estaban los hombres de Estados Unidos en uniforme. Los carteles advirtieron: "Ella puede parecer limpia, pero" y, en 1941, antes de que Estados Unidos entrara en la guerra, la Ley de mayo declaró la prostitución cerca de los campos de defensa estadounidenses como un crimen federal. Sin embargo, el vasto esfuerzo de movilización en tiempos de guerra combinado con la política cultural de principios de la década de 1940 proporcionó a las mujeres estadounidenses un amplio margen para expresar y disfrutar de la intimidad sexual en nombre del patriotismo. Muchos de los que emigraron a las ciudades en auge de la guerra y los servicios militares dejaron atrás las limitaciones en el comportamiento sexual que los habían guiado en sus comunidades de origen. A medida que las circunstancias “abrieron nuevas posibilidades sexuales”, las mujeres exploraron más libremente sus deseos eróticos. 44 Por ejemplo, las lesbianas socializaron, se enamoraron y "comenzaron a nombrar y hablar sobre quiénes eran", lo que contribuyó a uno de los legados más importantes de la guerra, el establecimiento y fortalecimiento de comunidades de lesbianas y gays. 45 Al mismo tiempo, los cambios en los estándares sociales hicieron que más mujeres se abrieran como blanco para insinuaciones sexuales e invitaciones no deseadas de extraños, la trabajadora de una fábrica de San Diego, Constance Bowman, escribió sobre llamadas de gatos y silbidos y, en una ocasión, un infante de marina que la acechaba por una calle con el persistente súplica, "¿Qué tal un poco de trabajo de guerra, hermana?" 46 Las intersecciones de la rápida movilización de defensa, la relajación de las restricciones sociales y una mayor autonomía sexual femenina crearon un frente interno en el que las mujeres se convirtieron en una “categoría sospechosa, sujeta a vigilancia durante la duración de la guerra”, argumenta Marilyn Hegarty. 47

Paradójicamente, en medio del miedo en tiempos de guerra y la vigilancia de la sexualidad de las mujeres, el encanto y el glamour femeninos se utilizaron para vender de todo, desde detergente para la ropa hasta refrescos y la moral de las tropas. Los años de la Segunda Guerra Mundial marcaron el apogeo de la "chica pin up" y una exhibición sin precedentes de cuerpos de mujeres estadounidenses, estrellas de cine como Betty Grable, Rita Hayworth y Lana Turner posaron seductoramente para fotógrafos y otros artistas, cuyas impresiones, carteles, y los calendarios se reprodujeron por millones y se distribuyeron ampliamente. Las mujeres estadounidenses comunes copiaron estas poses en fotografías que enviaron a los campamentos militares en Estados Unidos y al extranjero a los frentes de batalla. 48 Y muchas mujeres dieron el siguiente paso lógico al ofrecer literalmente sus cuerpos, por deber patriótico, para coronar un breve encuentro o sellar una relación romántica. 49

Las altas tasas de matrimonio en Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial crearon un "boom matrimonial en tiempos de guerra". Entre 1940 y 1943, se llevaron a cabo unos 6.579.000 matrimonios, que arrojaron más de 1,1 millones más matrimonios de lo que habrían predicho las tasas de las décadas de 1920 y 1930. 50 Un "terror nupcial" había surgido poco después de que la Ley de Servicio Selectivo de 1940 iniciara el primer reclutamiento en tiempos de paz de los Estados Unidos, y una supuesta "escasez de hombres" se apoderó de la imaginación estadounidense a mitad de la guerra. Al principio no estaba claro cómo el matrimonio y la paternidad podrían afectar los aplazamientos militares, lo que llevó a las parejas a casarse con la expectativa de obtener tiempo extra. Además, con el reclutamiento de la época de la guerra extendiéndose a los hombres entre las edades de 18 y 45, el grupo de hombres elegibles para el matrimonio presumiblemente se había reducido. Para 1944, el aumento de las cifras de víctimas estadounidenses también contribuyó a la alarma. En las grandes ciudades y áreas de campamentos de defensa, donde los soldados y marineros se congregaban antes del despliegue, "la necesidad de enviar felices a los hombres significaba numerosas relaciones íntimas, matrimonios rápidos o ambos". Muchas parejas apenas se conocían antes de tomar sus votos. Una encuesta de la Oficina del Censo de EE. UU. De 1944 reveló que más de 2,7 millones de mujeres jóvenes casadas tenían maridos en las fuerzas armadas. Al año siguiente, la Oficina del Censo de EE. UU. Informó que se habían producido más matrimonios "en cada uno de los últimos cuatro años que en cualquier año anterior en la historia de los Estados Unidos". 51 La movilización de guerra alentó a muchas parejas a casarse antes de lo que habían planeado y a otras a casarse poco después de conocerse. Muchas de estas relaciones a larga distancia se desmoronaron durante los años de la guerra, y las altas tasas de matrimonio durante la guerra dieron como resultado las tasas de divorcio más altas en la historia de los EE. UU. 52

Un baby boom acompañó al boom del matrimonio, y muchas madres jóvenes se quedaron solas para cuidar de sus hijos y llegar a fin de mes. Los más ingeniosos de ellos juntaron sus fondos “triplicando” los apartamentos, dividiendo los costos de alquiler y comida, y compartiendo las responsabilidades de cuidado de niños y limpieza. 53 Otros encontraron cuidado de niños donde pudieron para aprovechar los trabajos de la industria de defensa. Estas madres trabajadoras recibieron asistencia limitada de las instalaciones de cuidado infantil patrocinadas por el gobierno federal que habían sido autorizadas bajo la Ley Lanham de 1940, una extensión de los proyectos de obras públicas de la era de la Depresión. Con fondos insuficientes y concentrados principalmente en áreas de auge de la guerra, los centros de cuidado infantil federales atendieron a unos seiscientos mil niños durante los años de guerra, pero en su mayor uso, solo servían al 13 por ciento de los niños que los necesitaban. La firme creencia de los estadounidenses en la responsabilidad de una madre de permanecer en casa con sus hijos persistió durante la Segunda Guerra Mundial, incluso la emergencia bélica no logró moderar este estándar de clase media profundamente arraigado. 54 La notable excepción a la asistencia de cuidado infantil organizada, por lo demás escasa, se produjo en la costa oeste, donde Kaiser Shipbuilding Company proporcionó a sus empleadas en Washington, Oregon y California instalaciones confiables y bien dotadas de personal. Los astilleros de Richmond en el área de la Bahía de San Francisco supervisaban aproximadamente a mil cuatrocientos niños diariamente. 55

Figura 2. Josie Lucille Owens, Astilleros Kaiser, Richmond, California.

Las madres trabajadoras se vieron obligadas a tomar decisiones difíciles durante los años de guerra. Algunos eligieron el segundo turno o el turno de noche, para poder estar con sus hijos durante el día y trabajar mientras duermen. Otros que trabajaban en turnos diurnos fueron criticados por dejar a sus hijos. En varias áreas de auge de la defensa, los trabajadores sociales y el personal escolar especularon que las mujeres que ingresaban a la fuerza laboral se veían impulsadas por "ingresos adicionales y una disposición demasiado grande para evadir la plena responsabilidad por sus hijos" en lugar de "motivos patrióticos". 56 La presión sobre las madres para que asumieran la plena responsabilidad de sus hijos se intensificó durante los años de guerra, a medida que aparecían en revistas y periódicos informes sobre un aumento de la delincuencia juvenil. En Una generación de víboras (1942), Philip Wylie criticó a “mamá” por muchas “incomodidades y males sociales”, particularmente los problemas de la juventud estadounidense. El director del FBI, J. Edgar Hoover, instruyó a las madres para que detuvieran "la tendencia de la juventud normal hacia la inmoralidad y el crimen", diciéndoles que no aceptaran trabajos de guerra si su empleo significaba "contratar a otra mujer para que se ocupara de [sus] hijos . " La sociedad estadounidense, a pesar de la emergencia de la guerra, apenas se movió en sus expectativas de las madres trabajadoras. 57

Figura 3. “Y luego en mi tiempo libre. . . " Bob Barnes para la Oficina de Información de Guerra, ca. 1943. División de Impresiones y Fotografías, Biblioteca del Congreso (LC-USZ62-97636), identificación digital: CPH 3b43729.

Movilidad, sacrificio y deber patriótico

La creciente independencia de las mujeres durante la Segunda Guerra Mundial se caracterizó visiblemente por su movilidad. Las ciudades, pueblos y campamentos que los atraían estaban ubicados en ambas costas y en todas partes intermedias: Washington, DC, Seattle, Portland, Mobile, Detroit, St. Louis y muchos otros lugares donde funcionan las perspectivas de guerra, salarios estables o otras oportunidades llamaban. Algunos viajaban de vez en cuando para ver a sus novios, hijos y maridos, mientras que otros salían a la carretera todos los días o semanalmente para marcar el tiempo en las fábricas de defensa. Al extender y expandir la Gran Migración desde el sur rural a la América urbana e industrial, las mujeres negras entraron en astilleros, plantas de artillería y fábricas de bombarderos en cantidades sin precedentes.

El crecimiento industrial y la movilización militar permitieron a las mujeres atravesar la nación en trenes y autobuses, pero su nueva movilidad provocó en muchos estadounidenses una sensación de inquietud y descontento. Las mujeres que viajaban o vivían solas eran vistas con sospecha, mientras que las que se agolpaban en las abarrotadas áreas de defensa, con o sin sus familias, a menudo eran tratadas con desprecio por los residentes locales. En Portland, Oregon, las mujeres de la comunidad criticaron a las trabajadoras de los astilleros que llegaban a la ciudad “sucias y cansadas” al final de sus turnos. En Mobile, Alabama, una mujer reprendió a los recién llegados como “el tipo más bajo de blancos pobres, estos trabajadores acudían en masa desde los bosques. Prefieren vivir en chozas y andar descalzos. . . Dales un buen hogar y no sabrían qué hacer con él ". Muchos se encontraron con el epíteto de la era de la Depresión, "Okies". Además del desprecio que soportaron, los migrantes tuvieron que tolerar condiciones que presentaban riesgos para la salud: pensiones abarrotadas, alojamientos improvisados, alcantarillas rebosantes, suministros de agua limitados y escuelas locales en apuros. 58

En la capital de la nación, miles de mujeres que respondieron a los persistentes pedidos de oficinistas, una campaña de "Chicas para trabajos en Washington", crearon un "espectáculo" que "asombró la imaginación". Las mujeres llegaron a la ciudad para encontrar un alojamiento deficiente, si es que lo encontraron. La construcción de las residencias del gobierno de Estados Unidos que se había prometido a las trabajadoras solteras se retrasó meses en el calendario, lo que obligó a las mujeres a encontrar habitaciones en pensiones administradas por propietarios mercenarios o matronas estrictas. 59

Poner a prueba la conciencia de una mujer sobre su plena participación en el esfuerzo de guerra era un lugar común en la propaganda del frente interno. Se suponía que ella quería emprender trabajos de defensa, puestos de voluntaria o unirse a una organización militar de mujeres para apoyar a las tropas de combate y por un sentido de deber patriótico. Utilizar esos puestos para impulsar la independencia personal de cualquier tipo, especialmente la financiera, podría considerarse egoísta o incluso imprudente. El sociólogo afroamericano Walter Chivers observó, en 1943, que las mujeres negras que pensaban que habían dejado atrás el trabajo doméstico al ocupar puestos de defensa volverían a "tener que buscar empleo en la casa de la mujer blanca". Un llamamiento para más enfermeras militares al final de la guerra preguntó: "¿Es su comodidad tan importante como la vida de 15 soldados heridos?" 60

Se aconsejó a las mujeres que gastaran sus monedas y dólares adicionales en bonos de guerra u otras iniciativas del gobierno de Estados Unidos. El manual de 1942 Llamando a todas las mujeres advirtió que una estampilla de guerra de diez centavos compraría "un juego de insignias para el Ejército" o "cinco cartuchos .45 para la Infantería de Marina". La Sexta Campaña de Bonos de Guerra en 1944 incluyó una promoción de "Bono de Guerra Pin Money" para mujeres que anteriormente no habían podido comprar bonos, ya fueran desempleadas o subempleadas, podían gastar centavos y cinco centavos para llenar un álbum de "sellos" que eventualmente se convertiría a un vínculo de guerra. Eleanor Sewall, una empleada de Lockheed Aircraft cuyo esposo fue capturado en Bataan, fue anunciada por la compañía por su decisión de contribuir con el 50 por ciento de su salario en deducciones de nómina para bonos de guerra. Más allá del valor práctico de tal inversión para ayudar al gobierno, una menor renta disponible para las mujeres limitaría los caminos hacia la independencia financiera que podrían considerarse egoístas. El sacrificio en la causa del deber patriótico atemperaría los deseos y el logro de la autonomía personal. 61

Entre muchas mujeres estadounidenses que se sacrificaron durante la guerra se encontraban aquellas que sirvieron cerca de las líneas del frente o tenían familiares en el servicio militar. Las sesenta y seis enfermeras que fueron capturadas por los japoneses en Corregidor pasaron tres años en el campo de prisioneros de Santo Tomás en Manila. Además de compartir alimentos escasos y suministros limitados con otros tres mil prisioneros estadounidenses y británicos, compartieron tres duchas y cinco baños con las otras quinientas mujeres allí. 62 madres, esposas, hermanas y novios estadounidenses juntos perdieron a más de cuatrocientos mil seres queridos (el recuento de víctimas mortales en Estados Unidos) durante la guerra. La escritora Zelda Popkin señaló que algunas mujeres se convirtieron en "viudas antes de ser realmente esposas". 63

Cambios duraderos

En medio del sacrificio y la pérdida, muchas mujeres estadounidenses se aferraron a las oportunidades que se les brindaron durante la Segunda Guerra Mundial. Las expectativas de género de antes de la guerra habían sido probadas y encontradas deficientes. Susan B. Anthony II, sobrina nieta y homónima de la luchadora por el sufragio femenino, argumentó en 1944 que las mujeres habían demostrado sus habilidades en todos los campos y, por lo tanto, merecían "igual salario por igual trabajo, un derecho al que accedieron a regañadientes" durante la guerra. Habiendo trabajado los tres turnos como amoladora en el taller de máquinas de Washington Navy Yard, mientras que su madre de 56 años trabajaba en una fábrica de radares de Pensilvania, Anthony confiaba en que el fin de la guerra "marcaría un punto de inflexión en el camino de las mujeres hacia la plena igualdad." 64

Si la lucha de los Aliados por la "libertad" significaba la independencia personal, las mujeres estadounidenses la habían abrazado a principios de la década de 1940. De las "cuatro libertades" articuladas por el presidente Roosevelt en 1940, "la libertad de la miseria" y la "libertad del miedo" explicaron en gran medida por qué algunas mujeres estadounidenses disfrutaron de las recompensas financieras, sociales y emocionales de los años de la guerra. La gran cantidad de personas que desarrollaron habilidades y llevaron a cabo nuevos trabajos, que se vistieron con uniformes militares, se casaron rápidamente, se involucraron en actividades sexuales libremente o se mudaron a varios cientos de millas de su hogar, o todos estos, lo hicieron dentro del marco más grandioso de crisis nacional y global. Fuera de la crisis, las transformaciones más significativas emanaron de la confianza que desarrollaron y la independencia que sentían y ejercían. Muchos temían que estos se desvanecieran o se retractaran después de la guerra, y sus temores estaban justificados.Desde la cultura popular hasta el comentario social y el liderazgo político, voces poderosas instaron a las mujeres a "regresar a casa para proporcionar trabajo a los hombres del servicio", a pesar de que los trabajos que muchos ocupaban no estaban disponibles para los militares antes de la guerra y que muchos militares que regresaban no lo habían hecho. trabajó por un salario con regularidad en la década de 1930. 65 Numerosas encuestas y sondeos de trabajadoras encontraron que la mayoría deseaba permanecer en la fuerza laboral en lugar de regresar a sus condiciones laborales de antes de la guerra. 66 Los esfuerzos para "contener" a las mujeres durante finales de la década de 1940 y convencerlas de que aceptaran un sueño de clase media en el que desempeñarían papeles protagónicos como diosas domésticas en sus propios hogares finalmente resultaron contraproducentes. 67 Sus experiencias durante la guerra, combinadas con la memoria colectiva, no solo afectaron directamente a sus hijas, hermanas y amigos, sino que también reforzaron los fundamentos profundos de las cruzadas por la igualdad, desde los derechos civiles hasta los derechos de las mujeres, los derechos de los trabajadores y los derechos de gays y lesbianas, que tomarían centro del escenario en las generaciones de la posguerra.

Discusión de la literatura

Las mujeres aparecieron en algunas de las primeras historias de la Segunda Guerra Mundial, pero no recibieron mucha atención académica como grupo hasta finales de la década de 1970, después de que el movimiento de mujeres y el campo de la historia de las mujeres habían ganado terreno. La influencia simultánea de las ciencias sociales en la historia contribuyó a un mayor interés en las mujeres como sujetos: podían contarse, representarse en gráficos y estudiarse en conjunto, especialmente como trabajadoras de guerra. Así, la primera beca destacó las contribuciones de las mujeres al éxito de Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial, particularmente a través de su trabajo como constructoras e inspectoras de equipo militar. Libro de Leila J. Rupp Movilización de mujeres para la guerra: propaganda alemana y estadounidense, 1939-1945 (1978) se centró en las campañas de propaganda del gobierno de los EE. UU. Para que las mujeres ingresaran a las fábricas y otros lugares de trabajo y las mantuviera allí durante todo el tiempo. 68

En la década de 1980, aparecieron cuatro obras históricas que establecieron el papel vital de las mujeres estadounidenses en la Segunda Guerra Mundial y plantearon una pregunta esencial: ¿Cómo afectó el trabajo de las mujeres por un salario a sus habilidades como esposas, madres y amas de casa? En Mujeres en tiempos de guerra: roles sexuales, relaciones familiares y la condición de la mujer durante la Segunda Guerra Mundial (1981), Karen Anderson se centró en tres de las áreas industriales de más rápido crecimiento para la producción de guerra: Detroit, Baltimore y Seattle. Anderson reveló la parte inferior de estos florecientes lugares de trabajo urbanos, con sus tensiones raciales y violencia, discriminación por edad y promesas gubernamentales incumplidas para amas de casa que necesitaban ayuda con las compras, la preparación de comidas y el cuidado de niños. Susan Hartmann El frente interno y más allá: las mujeres estadounidenses en la década de 1940 (1982) lanzó Twayne's Mujeres estadounidenses en el siglo XX serie, una historia cronológica organizada por décadas. El hecho de que Hartmann analizara la década de 1940, en su totalidad y en su totalidad, permitió a los lectores ver las fuerzas sociales y políticas que actuaban para alentar el mantenimiento de deberes de género tradicionales y claramente definidos en la América de posguerra (1945-1949), a saber, las tareas del hogar y la maternidad de las mujeres. 69

En 1984, D’Ann Campbell publicó el ingeniosamente titulado Mujeres en guerra con Estados Unidos: vidas privadas en una era patriótica, un trabajo que se acercó a varios grupos de mujeres estadounidenses en cuanto a sus roles y recursos. Utilizando el rico material producido por los científicos sociales y sus organizaciones durante la guerra, Campbell combinó las técnicas tanto de un científico social como de un humanista para mostrar que las mujeres militares, las amas de casa, las esposas de servicio en los Estados Unidos y las trabajadoras industriales, entre otras, obtuvieron resultados mucho peores en todos los frentes que un grupo destacaron y anunciaron porque su trabajo encajaba dentro de parámetros aceptables de género: enfermeras. Todos estos grupos habían ido a la guerra, muchos respondiendo a las numerosas llamadas para ayudar en lo que pudieran, pero Campbell demostró que las mujeres estadounidenses permanecían a guerra con una nación que les brindaba oportunidades y al mismo tiempo las controlaba. 70

El cuarto libro significativo publicado en la década de 1980, Maureen Honey's Creando a Rosie la remachadora: clase, género y propaganda durante la Segunda Guerra Mundial (1984), reveló cómo las revistas de alta circulación dirigidas a un público particular buscaban atraer a las mujeres sobre la base del estatus y los valores de clase. Además de estos cuatro importantes trabajos, Alice Kessler-Harris y Ruth Milkman también realizaron estudios en la década de 1980 sobre los desafíos que enfrentaron las mujeres durante la Segunda Guerra Mundial como trabajadoras. A finales de la década, estos historiadores y otros académicos coincidieron en general en que la guerra había ofrecido innumerables y medibles oportunidades a las mujeres de todas las razas y en todos los niveles socioeconómicos, pero las opciones resultaron ser temporales, lo que resultó en una redefinición poco significativa de las normas culturales de género que habían tenido. Echa a las mujeres principalmente como esposas y madres. 71

Esta primera beca se enriqueció con proyectos de historia oral que comenzaron en serio en la década de 1980, en particular las entrevistas de Sherna Berger Gluck a los trabajadores de la guerra del sur de California en Rosie the Riveter Revisited: Mujeres, la guerra y el cambio social (1987), una colección que alentó a los académicos a seguir el ejemplo de Gluck al enfocarse en narrativas personales de mujeres que ahora parecían cómodas hablando con franqueza sobre sus experiencias durante la guerra. Los proyectos de historia oral florecerían en la década de 1990, ya que las conmemoraciones del quincuagésimo aniversario de la participación de Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial no solo marcaron eventos específicos, sino que también provocaron la urgencia de registrar las historias de los participantes mayores. La concentración de los académicos en lugares o regiones geográficas particulares, así como en grupos específicos de mujeres o en los trabajos que realizaban, se convirtió en principios organizativos para una sucesión de colecciones de historia oral, algunas disponibles en línea y otras impresas, como la de Cindy Weigand. Mujeres de Texas en la Segunda Guerra Mundial (2003) y Jeffrey S. Suchanek's Star Spangled Hearts: Veteranas estadounidenses de la Segunda Guerra Mundial ( 2011 ). 72

Si bien los proyectos de historia oral florecieron en la década de 1990 y más allá, Judy Barrett Litoff y David Smith comenzaron a solicitar, recopilar y publicar tantas cartas de guerra como fuera posible. Su búsqueda, iniciada en 1990, continúa una generación después, con un total acumulado de más de 30.000 cartas escritas por mujeres. Las colecciones editadas de Litoff y Smith siguen siendo un punto de partida para cualquier académico que busque las voces de las mujeres estadounidenses comunes y corrientes que mantuvieron correspondencia durante la guerra. 73

El campo emergente de los estudios culturales influyó en la erudición desde la década de 1990 en adelante, poniendo el género y la sexualidad en un primer plano. Las preguntas planteadas por los estudios culturales requerían que los académicos consideraran las intersecciones de raza, etnia, clase y sexualidad como elementos centrales en cómo se veía a las mujeres y lo que experimentaban como resultado. En Coraje duradero, Gretchen Lemke-Santangelo encuestó a mujeres afroamericanas que habían emigrado al área de East Bay del norte de California, donde el empleo en los astilleros y las industrias auxiliares ofrecían oportunidades económicas que no estaban disponibles en el sur de Jim Crow. De Leisa D. Meyer Creando GI Jane reveló los innumerables desafíos, tanto reales como imaginarios, planteados por un ejército de mujeres, en particular las opiniones de los estadounidenses sobre quién podría y debería ser un soldado y lo que eso significaba para un orden social dependiente de normas de género claras Meyer fue uno de los primeros en Analizar Wacs lesbianas durante la Segunda Guerra Mundial. La colección editada de fuentes primarias de Maureen Honey, Bitter Fruit: las mujeres afroamericanas en la Segunda Guerra Mundial (1999), investigó cómo se representaba a las mujeres de color en la cultura popular, incluida la prensa afroamericana, y cómo negociaron estas caracterizaciones además de los desafíos de la movilidad, el desplazamiento y las oportunidades en tiempos de guerra. 74

En los últimos años, los académicos que examinaron a las mujeres estadounidenses durante la Segunda Guerra Mundial han sintetizado y construido sobre los cimientos establecidos por la generación anterior, llevando más allá las ecuaciones que vinculan el género, la sexualidad, la autonomía personal y el papel de los medios de comunicación en la orientación de la autoconciencia individual y colectiva. comportamiento y valores culturales. Los títulos de los historiadores revelan no solo las caracterizaciones de las mujeres en tiempos de guerra, sino también las presiones ejercidas sobre ellas durante la crisis: Marilyn Hegarty Victory Girls, Khaki-Wackies y Patriotutes: La regulación de la sexualidad femenina durante la Segunda Guerra Mundial (2008), Meghan K. Winchell Buenas chicas, buena comida, buena diversión: la historia de las azafatas de USO durante la Segunda Guerra Mundial (2008) y Melissa A. McEuen Hacer la guerra, hacer mujeres: feminidad y deber en el frente interno estadounidense, 1941-1945 (2011), todos plantean preguntas de investigación que descubren verdades incómodas sobre la supervisión mesurada y el manejo cuidadoso de las mujeres estadounidenses durante una guerra estadounidense inspirada y luchada por defender la "libertad". En la actualidad, quedan interrogantes similares, ya que los historiadores aún tratan de comprender cómo las agencias de propaganda estadounidenses, y los medios estadounidenses en general, describieron a las mujeres durante la guerra, y qué significó esto para ellas, para quienes llevaron a cabo el esfuerzo bélico y para la nación en general. 75

Fuentes primarias

Las fuentes primarias que representan o apuntan a mujeres estadounidenses durante la Segunda Guerra Mundial, incluidas fotografías, carteles, dibujos animados, anuncios, cartas, documentos gubernamentales y entrevistas de historia oral, están disponibles en varias colecciones importantes, sobre todo en la Biblioteca del Congreso, los Archivos Nacionales en College Park, Maryland, y la Biblioteca Rubenstein de la Universidad de Duke.

Un buen lugar para iniciar cualquier estudio sobre las mujeres en el frente interno es con “Rosie Pictures”, una selección de imágenes de trabajadores en tiempos de guerra de la División de Impresiones y Fotografías de la Biblioteca del Congreso. La muestra representativa en "Rosie Pictures" insinúa lo que se puede encontrar entre las vastas colecciones de imágenes visuales de la biblioteca, incluida la invaluable Colección de Información de Guerra de la Oficina de Administración de Seguridad Agrícola, compuesta por 175,000 fotografías tomadas por fotógrafos del gobierno de EE. UU. Que viajaron por todo el país. entre 1935 y 1944. La colección ha sido cuidadosamente seleccionada, con cada elemento completamente descrito y contextualizado, y casi todos digitalizados.

El Centro de Información de la Biblioteca de Archivos Nacionales (ALIC) ha organizado la información sobre la mujer por temas, para que el tema de la guerra pueda ser abordado desde varios ángulos y de acuerdo con temas como “mujeres en el ejército” o “mujeres afroamericanas”. En el centro de referencia sobre mujeres de ALIC se pueden encontrar enlaces a una variedad de sitios web que contienen materiales sobre la historia de la mujer, aunque no necesariamente elementos almacenados en los Archivos Nacionales. Millones de registros en papel del gobierno de EE. UU. Aún no digitalizados están disponibles en las instalaciones de investigación de College Park, incluidos documentos producidos por agencias federales creados durante la Segunda Guerra Mundial para objetivos específicos, como la Oficina de Información de Guerra, la Comisión de Mano de Obra de Guerra y la Junta de producción de guerra. En el Departamento de Trabajo de los Estados Unidos, la Oficina de la Mujer generó innumerables páginas de informes durante la guerra, y todos están disponibles para los investigadores que visitan los Archivos Nacionales.

La Biblioteca Rubenstein de la Universidad de Duke alberga una variedad de materiales de origen primario en varias colecciones importantes, incluida la Colección de carteles de campañas de movilización de esfuerzos de guerra, 1942-1945, y la extensa Guía de la Compañía J. Walter Thompson. Colección de publicidad de la Segunda Guerra Mundial, 1940-1948. Las colecciones adicionales ubicadas en el Centro John W. Hartman de Historia de Ventas, Publicidad e Marketing en la Biblioteca Rubenstein ofrecen recursos tales como anuncios publicitarios en vallas publicitarias y escaparates de tiendas departamentales, diseñados para atraer a las consumidoras en la década de 1940. Por último, entre las colecciones digitales de las bibliotecas de la Universidad de Duke se encuentra Ad Access, una base de datos de anuncios de revistas y periódicos que presenta más de 1.700 artículos de los años de guerra, incluida la propaganda oficial y muchas promociones dirigidas específicamente a las mujeres.

Otras tres importantes colecciones de fuentes primarias merecen atención y ofrecen a los estudiosos una visión de las vidas y experiencias de las mujeres durante la Segunda Guerra Mundial. Las transcripciones de las entrevistas y los extractos de videos de las entrevistas realizadas para el “Proyecto del Frente Nacional Americano Rosie the Riveter WWII” por la Oficina Regional de Historia Oral de la Universidad de California, Berkeley, están disponibles en el sitio de la Biblioteca Bancroft. La colección de carteles de la Segunda Guerra Mundial de la Biblioteca de la Universidad Northwestern contiene 338 artículos, identificados y contextualizados a fondo y en alta resolución para facilitar un análisis detallado, muchos de ellos con mujeres. Las imágenes están disponibles como archivos de alta resolución para un análisis más detallado. Para la correspondencia en tiempos de guerra, no hay mejor punto de partida que el Proyecto de redacción de cartas sobre las mujeres de Estados Unidos y la Segunda Guerra Mundial, desarrollado por la profesora Judy Barrett Litoff en la Universidad de Bryant, y alojado allí en 175 cajas. Varios cientos de cartas están disponibles como archivos PDF en el sitio del proyecto, junto con una ayuda de búsqueda útil para toda la colección, preparada por Litoff.

Varios museos y exhibiciones especiales dedicadas a los roles y contribuciones de las mujeres estadounidenses en la Segunda Guerra Mundial contienen valiosas fuentes primarias y análisis históricos. Estos incluyen: The Farm Labor Project: Historias orales de Brooklyn College sobre la Segunda Guerra Mundial y la Era McCarthy, Brooklyn College "Focus on: Women at War", Colecciones Ver y escuchar, Museo Nacional de la Segunda Guerra Mundial, Nueva Orleans National WASP World War II Museo, Sweetwater, Texas “Socios para ganar la guerra: las mujeres estadounidenses en la Segunda Guerra Mundial, Museo Nacional de Historia de la Mujer, Alexandria, Virginia“ Las mujeres vienen al frente ”, Biblioteca del Congreso“ WAVES, Segunda Guerra Mundial, Establecimiento de la Reserva de Mujeres , "Comando de Historia y Patrimonio Naval y" Segunda Guerra Mundial: Las mujeres y la guerra ", Fundación Conmemorativa de Mujeres en el Servicio Militar para América, Arlington, Virginia.


Por qué el ejército de los EE. UU. Es tan sureño

Porque en algunas partes de Estados Unidos, la llamada al deber se escucha con más claridad que en otras.

Mucho se ha escrito en los últimos años sobre el creciente abismo entre los mundos habitados por civiles estadounidenses y los miembros de sus fuerzas armadas, cuyos 1,34 millones de personal en servicio activo, en mayo de 2016, representan solo el 0,4 por ciento de la población. Uno de los aspectos más notables, pero menos notados, de esta división es su inclinación geográfica.

Según el informe más reciente del Departamento de Defensa de EE. UU. Representación de la población en los servicios militares reporte:

Casi el 44 por ciento de todos los reclutas militares procedían del sur.

Eso es a pesar de que la región tiene solo alrededor del 36 por ciento de la población relevante de la nación. Y los sureños han estado igualmente sobrerrepresentados en las clases de reclutamiento militar durante décadas; desde 1990, han representado consistentemente más de las dos quintas partes de los alistados en Estados Unidos.

¿Son los jóvenes estadounidenses que habitan los 16 estados y el Distrito de Columbia que componen la Región Sur del Censo de los Estados Unidos de alguna manera más patrióticos que sus contrapartes en los otros 34 estados? ¿Por qué, ahora que estamos a más de 150 años de la Guerra Civil, el ejército de la Unión es tan desproporcionadamente sureño?

Muchos a lo largo de la historia han observado las cualidades marciales del sureño. Cuando acampó en Mississippi en septiembre de 1863, el general de la Unión William T. Sherman observó en una carta de los "jóvenes de sangre del Sur" con los que había estado luchando:

La guerra les conviene, y los sinvergüenzas son valientes, buenos jinetes, atrevidos a la temeridad ... y son el grupo de hombres más peligrosos que esta guerra ha desatado en el mundo. Ellos ... todos deben ser asesinados o empleados por nosotros antes de que podamos esperar la paz.

Más recientemente, en una entrevista de 1997, el ex senador y secretario de la Marina Jim Webb observó sobre su propia herencia sureña, escocesa e irlandesa, que “hemos sido soldados durante 2000 años. Las virtudes militares se han transmitido en la mesa ". La investigación sugiere, como relata el psicólogo de Harvard Steven Pinker en Los mejores ángeles de nuestra naturaleza, que el sur tiene una historia distinta de violencia y una cultura de honor que se remonta a los pastores escoceses-irlandeses que se establecieron allí, más beligerantes que las comunidades agrícolas porque deben proteger a sus rebaños, y que aún persiste en la actualidad. ¿Podría esta cultura de honor y tradición militar ayudar a explicar el desproporcionado número de sureños en las fuerzas armadas de Estados Unidos?

Si bien puede haber alguna diferencia regional en la propensión a servir, dice Anita Hattiangadi, líder del equipo de investigación en el Centro de Análisis Navales, que prepara el informe PopRep para el DOD, los números más altos de reclutamiento militar en el Sur probablemente se puedan atribuir a una serie de otros factores también, incluidas las diferencias regionales en "poblaciones de veteranos, accesibilidad escolar, distribución de reclutadores y objetivos, y la ubicación de las bases militares".

De hecho, es importante recordar que el sur no es solo de donde provienen muchos miembros de las fuerzas armadas, sino también donde viven y trabajan. Georgia, Carolina del Norte, Virginia y Texas albergan varias bases militares, y si se agrega en California, casi la mitad de los miembros en servicio activo de la nación residen solo en esos cinco estados. Dado que aproximadamente el 80 por ciento de los que sirven tienen, como Webb, un padre o un hermano en el ejército, tiene sentido que los niños que crecen alrededor de estas bases donde trabajan sus padres tengan más probabilidades de alistarse.

Este factor está respaldado por los datos históricos. En la primera década y media que el DOD hizo su informe PopRep (1973-1987), la representación del Sur entre los alistados estuvo más cerca de su proporción de la población (33 a 36 por ciento), pero después de los cierres de bases militares y el realineamiento durante los últimos años. Los años ochenta y principios de los noventa alejaron las fuerzas del oeste y noreste, y las concentraron más fuertemente en los estados del “cinturón de armas” del sur y la costa, luego el número de enlistados del sur siguió su ejemplo.

El resultado hoy, en muchos sentidos, es una clase guerrera separada, concentrada en el sur y que vive en comunidades e instalaciones militares aisladas como Fayetteville, Carolina del Norte. Las familias que componen estas comunidades pueden tener una orgullosa tradición de servicio, pero pueden llevar un sable de doble filo. "Cuando ves que otras culturas tienen fortalezas que no requieren que salgas y te disparen el trasero", observa Webb, "esta fortaleza cultural en particular parece ingrata y una especie de maldición, pero está ahí".


La derrota militar de los sudafricanos en Angola por Horace Campbell (Revisión mensual), África, Angola

En Angola, en la primavera de 1988, las fuerzas armadas del apartheid de Sudáfrica y los mercenarios de Jonas Savimbi, respaldados por Estados Unidos, fueron derrotados por la fuerza combinada del ejército cubano, el ejército angoleño y las unidades militares de los movimientos de liberación de Sudáfrica y Namibia. Esto condujo directamente a la independencia de Namibia y luego a la caída del régimen del apartheid en la propia Sudáfrica. El heroico papel de Cuba es el ejemplo sobresaliente del internacionalismo antiimperialista de principios de las últimas décadas del siglo XX.

Celebramos el vigésimo quinto aniversario de estos acontecimientos reimprimiendo el relato de Horace Campbell que apareció en Monthly Review en abril de 1989, con cierto orgullo de haber publicado un análisis tan agudo de los acontecimientos actuales, acontecimientos en gran parte ignorados por los medios de comunicación en ese momento y desde entonces. A continuación, presentamos un análisis histórico centrado en el ejército realizado por el autor de Monthly Review Press, Ronnie Kasrils, quien tuvo el extraordinario destino de haber encabezado la inteligencia militar del ANC en la batalla junto a los cubanos, y luego haber servido durante cinco años como viceministro de Defensa en el Gobierno sudafricano posterior al apartheid, en contacto regular con los oficiales que habían comandado las fuerzas opuestas. —Los editores

Introducción

Diez años después de que la Resolución 435 de las Naciones Unidas sentara las bases para una Namibia independiente, los sudafricanos acordaron retirarse del territorio que todavía ocupaban desafiando la opinión internacional. En una ceremonia en la sede de la ONU en Nueva York el 22 de diciembre de 1988, Angola, Cuba y Sudáfrica firmaron un acuerdo en el que Estados Unidos actuaba aparentemente como mediador. Este acuerdo fue un paso importante hacia la autodeterminación para los pueblos de África austral, ya que finalmente dio luz verde al Grupo de Transición de las Naciones Unidas para implementar medidas para la retirada de las tropas sudafricanas de Namibia y el regreso de los refugiados, elecciones, e independencia a la ex colonia portuguesa. Este acuerdo histórico no se debió a la tenaz negociación del subsecretario de Estado para Asuntos Africanos de los Estados Unidos, Chester Crocker, sino a la decisiva derrota militar de las fuerzas sudafricanas en Cuito Cuanavale en Angola (ver mapa en la página 43).

Entre octubre de 1987 y junio de 1988, en las batallas convencionales más feroces en suelo africano desde la derrota de Erwin Rommel en El Amien, las Fuerzas de Defensa de Sudáfrica (SADF) libraron batallas campales de tanques y artillería con el ejército angoleño (FAPLA, las Fuerzas Armadas del Pueblo para la Liberación de Angola) y sus partidarios cubanos en Cuito Cuanavale. Esta pequeña base ubicada en el sureste de Angola cobró importancia en la historia militar de África, pues allí el ejército sudafricano, supuestamente el mejor del continente, quedó atrapado con sus tanques y artillería y retenido a más de 300 millas de sus bases en Namibia. Al no poder tomar Cuito Cuanavale con más de 9.000 soldados, incluso después de anunciar que lo había hecho, perdiendo la superioridad aérea, y ante los motines entre las tropas negras y una alta tasa de bajas entre los blancos, los sudafricanos llegaron a una situación tan desesperada que el presidente Botha había para volar a la zona de guerra cuando el mando operativo de la SADF se rompió.

Con refuerzos cubanos, los angoleños resistieron grandes asaltos el 23 de enero, 25 de febrero y 23 de marzo. Los sudafricanos fueron rechazados con grandes pérdidas y las fuerzas angoleñas / cubanas tomaron la iniciativa. Por primera vez desde 1981, el ejército angoleño pudo volver a ocupar el área adyacente a Namibia. Tan confiados estaban los angoleños y los cubanos, que en menos de tres meses construyeron dos pistas de aterrizaje para consolidar su reconquista de la sureña provincia de Cunene. Atrapados por la temporada de lluvias, empantanados por el terreno y rodeados, los sudafricanos hicieron un intento desesperado por escapar el 27 de junio y fueron nuevamente derrotados. Un periódico sudafricano calificó la derrota como "una humillación aplastante".

Estos episodios de guerra fueron seguidos por iniciativas diplomáticas que los sudafricanos habían podido bloquear previamente. Después de las reversiones del 23 de marzo en Cuito Cuanavale, los sudafricanos iniciaron conversaciones que culminaron con el acuerdo del 22 de diciembre. Para los angoleños, que habían estado luchando continuamente desde 1961, la guerra y la diplomacia se centraron no solo en la cuestión limitada de la retirada sudafricana de Angola, sino también en poner fin a la desestabilización sudafricana de la región y en la independencia de Namibia. Las iniciativas diplomáticas se aceleraron después de que los sudafricanos no lograron escapar de su cerco en Tchipa el 27 de junio. Sólo entonces los combatientes de primera línea y los Estados Unidos pudieron ponerse de acuerdo sobre las bases para la retirada de los sudafricanos de Angola.

La militarización de África

Para comprender la guerra en Angola y el sur de África, es crucial comprender la militarización tanto en el nivel básico de transferencias de armas, sistemas de armas, gastos militares e intervención armada, como también en el nivel más amplio del poder estatal. La militarización en el sur de África es el proceso mediante el cual el estado sudafricano intenta resolver sus contradicciones políticas por medio de la fuerza. Su fetichismo de los sistemas de armas se ha entrelazado con la mística de la superioridad blanca, ya que el ejército sudafricano ha extendido todo tipo de guerras por el sur de África. Siempre es necesario tener en cuenta los problemas más importantes que subyacen a la militarización en el sur de África, de modo que se puedan ver las implicaciones de la derrota militar de los sudafricanos para la transformación política, social y económica de África.

La guerra siempre ha acelerado la transformación o regresión de la sociedad. Muchas veces una batalla en particular como la de Cuito Cuanavale se vuelve decisiva y se convierte en la base de un cambio en la lucha general de la que forma parte. Von Clausewitz habló de la defensa como una forma superior de guerra cuando ambos combatientes tienen los mismos medios. Este principio fue importante en el contexto de la derrota militar de los sudafricanos, ya que en el sitio de Cuito Cuanavale, los angoleños no solo defendían su propia soberanía, sino que también luchaban por la autodeterminación del pueblo africano.

Von Clausewitz también dijo que “nadie comienza una guerra sin tener claro cuáles son los verdaderos objetivos y qué pretenden lograr. El primero es el propósito político y el segundo es el objetivo operativo ”. En el contexto de la guerra en África Austral, los sudafricanos confundieron sus objetivos políticos con sus objetivos operativos y con lo que realmente era posible dadas las limitaciones de la forma de organización de la sociedad sudafricana. Debido a lo que representa Sudáfrica, el fetichismo de las armas se entrelazó con la mística de la superioridad blanca. Pero los militaristas sudafricanos subestimaron la capacidad del pueblo africano para resistir el apartheid, tanto dentro como fuera de Sudáfrica.

La militarización en el sur de África proviene de dos fuentes: (1) los vínculos de África con la cultura mundial de armamentos, y (2) el proceso inconcluso de descolonización en África. Abarca todas las técnicas de la guerra militar moderna, pero la causa principal de su persistencia es el intento de Sudáfrica de perpetuar una forma de gobierno que ha quedado obsoleta.

En todas las sociedades, dijo Marx, hay un punto en el que los cambios en las relaciones materiales pueden medirse con la precisión de las ciencias naturales. En el sur de África, estos cambios han socavado la idea de un desarrollo separado. A nivel político, filosófico y cultural, hombres y mujeres han llegado a comprender lo que ha sucedido y están luchando por transformar la sociedad. En el sur de África, hay una guerra entre la vieja idea de la dominación blanca y la nueva idea de la liberación negra, así como un choque entre los sistemas de armas, las formas de organización política y las culturas de Europa y África. El punto donde se concentran estas contradicciones es el estado de Sudáfrica, donde la clase dominante blanca ya no puede gobernar por medios normales.

En los municipios hay 39.000 efectivos que imponen el sometimiento del pueblo africano. Esta brutalidad está tan bien documentada que existe un embargo de armas de las Naciones Unidas contra Sudáfrica. Pero esta militarización del Estado y la sociedad no ha logrado aplastar la resistencia de las fuerzas democráticas. El estado de emergencia —que incluye la prohibición de todos los grupos políticos, el encarcelamiento incluso de niños de nueve años y la detención de una sociedad entera bajo asedio— refleja la incapacidad del apartheid para legitimarse por medios ideológicos.

Ninguna sociedad puede ser gobernada por la fuerza en el día a día. Como dijo una vez Napoleón, "Uno puede hacer cualquier cosa con bayonetas pero sentarse sobre ellas". La estabilidad política requiere que haya una ideología coherente y ampliamente aceptada que dé a los opresores confianza en su derecho a gobernar y resigne a los oprimidos a su subordinación. En Sudáfrica, la ideología de la supremacía blanca se ha derrumbado. Para posponer la inevitable reorganización de la región, los sudafricanos llevan la guerra a aquellas sociedades que han articulado una forma superior de organización social, tanto a nivel de democracia racial como de uso planificado de recursos para la mayoría de la población. Esta desesperación de los sudafricanos ante los desafíos a su orden racista explica la intensidad de las guerras en Angola y Mozambique, guerras que han costado a estas sociedades miles de vidas y más de $ 30 mil millones.

Es importante comprender el alcance y la naturaleza de la propagación de la maquinaria de guerra del apartheid en el sur de África:

  1. La guerra de los contras respaldada por Sudáfrica en Mozambique ha devastado el país. Más de un millón de mozambiqueños han sido expulsados ​​de sus comunidades, más de 250.000 han sido asesinados o mutilados y toda la economía de Mozambique ha sufrido daños irreparables. La integridad territorial de Mozambique está respaldada por la intervención de las tropas de Zimbabwe (y, hasta que las presiones del FMI forzaron su retirada, por las tropas de Tanzania).
  2. Hay una guerra de desestabilización económica contra los nueve estados de la Conferencia de Coordinación del Desarrollo de África Austral: Angola, Botswana, Lesotho, Malawi, Mozambique, Swazilandia, Tanzania, Zambia y Zimbabwe. Sudáfrica apoyó un golpe en Lesotho en 1986 y respaldó una intervención mercenaria fallida en las Seychelles en 1981. Estuvo detrás de un intento de golpe en Tanzania en 1983 y ha brindado apoyo continuo a elementos armados en Zimbabwe desde la independencia. Los sudafricanos han llevado a cabo redadas en Maputo (Mozambique), Harare (Zimbabwe) y Gaberone (Botswana) y han atacado a refugiados en Swazilandia.
  3. Hay una guerra de contrainsurgencia en Namibia. Aquí los sudafricanos tienen más de 120.000 soldados, lo que lo convierte en uno de los espacios más militarizados del mundo. Esta guerra se ha convertido en una guerra convencional en Angola.

La lucha por la independencia en Angola

Angola no limita con Sudáfrica. Este punto es importante para comprender por qué los sudafricanos se involucraron militarmente allí. Una de las principales razones fue que la economía angoleña no está tan integrada en la economía sudafricana como lo están las otras economías de África meridional.

Angola es potencialmente uno de los países más ricos de África, y el capital internacional todavía está involucrado en una feroz competencia por sus recursos. Es uno de los principales productores de petróleo de África y antes de 1973 era una importante fuente de diamantes y café y, con una población de poco más de 8 millones, ha estado subpoblada desde la época de la trata de esclavos. Portugal era tan pobre que nunca pudo explotar completamente los recursos de su colonia y la abrió al capital de otros explotadores. Las inversiones estadounidenses dominaron el petróleo, el capital británico en diamantes y el ferrocarril de Benguela, el capital alemán en las minas de hierro de Kassinga y el capital japonés, francés y otros en otros recursos. Este carácter multinacional del capital en Angola significó que Portugal fuera de facto administrando su colonia en nombre de la Comunidad Económica Europea y los Estados Unidos.

La lucha anticolonial tomó forma internacional desde el principio, porque la orientación externa de las colonias portuguesas influyó en la evolución de los movimientos de liberación: sus orígenes, perspectiva ideológica, orientación política y apoyo externo.

De la fragmentada situación colonial surgieron tres movimientos:

  1. El MPLA (Movimiento Popular para la Liberación de Angola) era el más antiguo y tenía sus raíces en la clase trabajadora urbana. Este partido, dirigido por Agostino Neto, estaba vinculado a la intelectualidad, los mulatos educados y los trabajadores de los guetos segregados de Luanda. Fue este partido el que llevó a cabo en gran medida la guerra anticolonial y frustró efectivamente la intervención extranjera en vísperas de la independencia.
  2. La UPA (Unión de Pueblos de Angola) se formó originalmente como parte del intento de sectores de la aristocracia congoleña de vincularse con las masas rebeldes de las regiones adyacentes a Zaire. Fundada por Holden Roberto, cambió su nombre por el de Frente para la Liberación de Angola (FLNA) como parte de un intento de ir más allá de una base tribal y llegar a grupos que antes no pertenecían a la UPA. El FLNA nunca luchó seriamente contra los portugueses, y ahora está saliendo información sobre la traición de esta organización, que los sudafricanos intentaron colocar en el poder en 1975.
  3. UNITA (Unión para la Liberación Total de Angola) fue formada en 1966 por el ministro de Relaciones Exteriores del FLNA, Jonas Savimbi. Se separó del FLNA, diciendo que su liderazgo era tribal y cautivo de la CIA. Cualquier capital político que haya tenido UNITA (y todo esto es bastante cuestionable ahora, dada la revelación de que Savimbi había estado vinculado al ejército portugués) seguramente se evaporaría una vez que UNITA se alió con los sudafricanos.

La primera derrota de Sudáfrica, 1975-1976

La lucha anticolonial en Angola, que condujo al golpe de Estado de 1974 en Portugal, fue un punto de inflexión para el sur de África. Sudáfrica intervino con el apoyo de la CIA por tierra, mar y aire para evitar que el MPLA llegara al poder. Los angoleños pidieron ayuda cubana para derrotar la invasión liderada por sudafricanos, habituales zaireños y mercenarios de la CIA. La invasión sudafricana fue rechazada fuera de Luanda. Sudáfrica nunca aceptó su derrota. El asedio de Cuito Cuanavale en 1987-1988 fue sólo el más reciente de varias etapas en el desarrollo militar que siguió. Pero la derrota de 1976 en Luanda, y la de Mozambique un año antes, también inspiraron a la generación que estaba madurando en los municipios sudafricanos. Los levantamientos de Soweto de 1976 y sus secuelas marcaron un hito importante en la militarización del estado y la sociedad en el sur de África.

Fue después de la primera derrota en Angola y los levantamientos en Soweto que los generales de la SADF formularon la "Estrategia Total", una preparación multidimensional para la guerra, que involucra una estrategia política (el apoyo de los grupos disidentes para oponerse a los movimientos de liberación en toda la región). ) una estrategia económica (creando dependencia del transporte, las comunicaciones, el tráfico aéreo, los ferrocarriles, los puertos, la agricultura, los equipos de minería de Sudáfrica, de hecho, asegurando que la región permanezca abierta al capital sudafricano) la guerra psicológica (promoviendo la idea de que los africanos no pueden gobernar ellos mismos, que los africanos son inferiores) y una estrategia militar. Su intención era que la Estrategia Total fuera principalmente política, económica y psicológica, haciendo que el esfuerzo militar fuera secundario.

Tras la derrota en Angola y los levantamientos en Soweto, varias etapas desembocaron en la humillación sudafricana en Cuito Cuanavale.

La guerra en 1976-1980

En este período, los sudafricanos estaban a la defensiva política y diplomáticamente, pero estaban organizando una concentración militar masiva en Namibia. Comenzaron el servicio militar obligatorio, construyeron nuevas bases militares y realizaron redadas contra la Organización Popular del Sudoeste de África (SWAPO), que trasladó su sede a Luanda desde Dar es Salaam después de 1976. Miles de jóvenes eludieron el servicio militar obligatorio en los regimientos tribales y se unieron a la SWAPO.

Fue en este punto que los sudafricanos organizaron la UNITA, que anteriormente había estado deambulando por Angola sin una misión clara. El papel de UNITA cambió drásticamente cuando la administración Carter persuadió a los chinos para que le dieran 800 toneladas de armas. Este tipo de armamento permitió a la UNITA librar una guerra convencional, sus oficiales fueron entrenados en Marruecos y se integró a fondo en la estrategia militar de la SADF. Este fue un giro extraño de la historia, porque UNITA obtuvo sus primeras armas de la SWAPO, para luchar contra los portugueses. UNITA se utilizó ahora para rastrear SWAPO mientras la fuerza aérea sudafricana bombardeaba sus concentraciones en Angola. Fue en una de esas incursiones que los sudafricanos llevaron a cabo la masacre de Kassinga, en la que más de 800 personas murieron en un campo de refugiados de la SWAPO en 1978. La protesta internacional resultante llevó a la adopción de la Resolución 435 de la ONU en 1978, que detalla los pasos que condujeron a la independencia de Namibia: brevemente, la retirada de las tropas sudafricanas, el regreso de los refugiados namibianos, las elecciones supervisadas por la ONU y la "concesión" de la independencia.

Fase dos: 1981-1984

La victoria electoral republicana de 1980 en los Estados Unidos envalentonó al gobierno sudafricano. Washington y Pretoria prometieron que no debería haber bandera roja sobre Windhoek. En este clima, los sudafricanos comenzaron una gran guerra convencional en Angola, y Estados Unidos desarrolló su política de "participación y vinculación constructiva". En términos simples, esta política fue una forma para que los sudafricanos ganaran tiempo para profundizar las estructuras del apartheid en Namibia, mientras que Chester Crocker utilizó los medios internacionales para desviar la atención de las atrocidades sudafricanas al vincular la independencia de Namibia con la retirada de los cubanos de Angola. .

De 1981 a 1988, la SADF ocupó las provincias de Cunene y Cuando Cubango en Angola. FAPLA, el ejército angoleño, no estaba preparado para esta invasión masiva de más de 11.000 soldados con las piezas de artillería más sofisticadas disponibles. El comando sudafricano coordinó de cerca su fuerza aérea y su ejército. Si el ejército encontraba resistencia, el brazo aéreo entraba con bombardeos quirúrgicos y luego las tropas terrestres avanzaban. La capital provincial de Ngiva fue saqueada. Más de 100.000 campesinos huyeron de sus hogares. Las provincias del sur de Angola estuvieron ocupadas hasta diciembre de 1981, y la SADF no se retiró ni siquiera después de la Resolución de la ONU que condenaba la invasión. La SADF utilizó esta ocupación para instalar elementos de UNITA en la frontera entre Namibia y Angola.

Uno de los principales objetivos de Sudáfrica era desestabilizar a Angola para que se pospusiera la reconstrucción de su economía. UNITA llevó a cabo ataques contra objetivos económicos, especialmente ferrocarriles, y secuestró a trabajadores expatriados. La sede de la UNITA se trasladó a Jamba, cerca de la frontera con Namibia, para integrarse más estrechamente en la estructura de mando de Sudáfrica.

El Acuerdo de Lusaka de 1984

La siguiente gran invasión sudafricana tuvo lugar en agosto de 1983. Aquí UNITA anunció que había tomado Cangamba. La fuerza aérea sudafricana lo destruyó y entregó los escombros a UNITA para lucirlos ante los periodistas llegados desde Zambia. Sudáfrica quería que UNITA tomara Cuvelai para que el frente de la guerra pudiera dirigirse hacia el norte. Su autoconfianza se vio reforzada por la invasión de Granada, cuando la retórica anticomunista en Estados Unidos alcanzó un pico increíble. El gobierno sudafricano pretendía un ataque total contra Luanda, la capital de Angola.Este fue un caso en el que los objetivos operativos se confundieron con la retórica política del anticomunismo. Los generales sudafricanos dijeron que era operacionalmente imposible tomar Luanda, pero la facción Magnus Malan dentro del Consejo de Seguridad del Estado quería intensificar la guerra. Los angoleños estaban adquiriendo más experiencia y la Operación Askari de los sudafricanos fracasó. Este fracaso llevó a Estados Unidos a interceder en nombre de las tropas sudafricanas rodeadas en Angola. El acuerdo resultante recibió su nombre de la capital de Zambia, Lusaka. Estableció una comisión militar conjunta para supervisar la retirada de las tropas sudafricanas.

Sudáfrica se vio cada vez más atrapada en una contradicción compleja. El reclutamiento de negros en sus fuerzas armadas estaba limitado por el racismo de la clase dominante blanca. Por lo tanto, el ejército tenía que ser principalmente blanco y la mano de obra doméstica, principalmente negra. Pero los trabajadores negros de las fábricas sabían que estaban produciendo armas para usarlas contra sus hermanas, hermanos e hijos, y se resistieron. Sólo el fin de las prácticas racistas podría haber resuelto el dilema militar de los blancos, pero en ese caso no quedaría ningún dilema político por resolver por medios militares. Este hecho debería ser el más importante en la mente de quienes quieren conceptualizar la naturaleza de las fuerzas armadas en Sudáfrica después del apartheid.

El tercer período: 1984-1987

En septiembre, las fuerzas de las FAPLA comenzaron a atacar Jamba, cerca de la frontera con Namibia. Sudáfrica intervino, pero con los levantamientos en los municipios no pudo llevar la batalla y pidió ayuda a Estados Unidos. Estados Unidos suministró misiles Stinger a UNITA y ayuda adicional de 15 millones de dólares. La propia UNITA carecía de la infraestructura administrativa y militar para gestionar esta asistencia, que de hecho se destinó indirectamente a los sudafricanos. Durante el asedio de Cuito Cuanavale, Savimbi se quejó de que los sudafricanos calcularon el costo de la batalla y le dijeron que tenía que "pedirle a sus amigos que pagaran". Estados Unidos también reactivó la base en Kamina en Zaire, donde la CIA estaba enviando suministros para los sudafricanos a través de UNITA. El apoyo de Estados Unidos a UNITA, y en esencia a la SADF, condujo a la etapa final de la guerra.

La derrota de la SADF

La Operación Modular Hooper se lanzó para apoderarse de Menongue y establecer un gobierno provisional de UNITA como pretexto para un mayor apoyo de Estados Unidos. La construcción de las carreteras y el transporte de equipo pesado para más de 9.000 empleados habituales de la SADF llevó seis meses.

Los angoleños lanzaron una ofensiva contra las bases de apoyo de Savimbi en el sureste de Angola, y la batalla en el río Lomba fue el preámbulo de la gran batalla de Cuito Cuanavale, donde los angoleños decidieron establecer una línea defensiva. La SADF inició su asedio en noviembre de 1987. Cuando se enfrentaron a una dura resistencia de los angoleños, el mando operativo de la SADF se quebró. Fue en este punto que el presidente Botha tuvo que levantar la moral de sus tropas en persona. Esta visita motivó el fortalecimiento de la posición angoleña por parte de los cubanos, que habían estado fuera de combate directo desde 1981. El comando cubano calculó que si la línea defensiva de las FAPLA se rompía, las propias fuerzas cubanas se verían amenazadas. El asedio de Cuito Cuanavale involucró ahora a todos los combatientes del teatro de guerra angoleño: los angoleños, los cubanos, la SWAPO y el ANC por un lado y la SADF, los estadounidenses y la UNITA por el otro.

Con el apoyo de un radar en tierra, los MiG 23 angoleños y cubanos demostraron ser superiores a la Fuerza Aérea Sudafricana. Con su fuerza aérea en tierra y sus tanques detenidos por minas y terreno difícil, la fuerza sitiadora se redujo a bombardear Cuito Cuanavale a larga distancia durante tres meses. En las principales batallas terrestres de enero, febrero y marzo, los sudafricanos no pudieron tomarlo.

En el momento del ataque de marzo, las condiciones de la batalla habían comenzado a volverse contra las SADF. Primero hubo un motín de las tropas reclutadas de la Fuerza Territorial del Sudoeste de África. Los sudafricanos eran racistas incluso en tácticas militares, y colocaron tropas negras frente a las tropas blancas para llevar la peor parte de la lucha. En segundo lugar, el equipo pesado se atascó en la orilla oriental del Cuito durante la temporada de lluvias. Lo más importante, sin apoyo aéreo, los sudafricanos fueron superados en armas por los angoleños. A finales de marzo, el asedio sudafricano terminó y los propios sudafricanos quedaron atrapados y sitiados.

La guerra se volvió cada vez más impopular en Sudáfrica cuando los jóvenes blancos comenzaron a llegar a casa en bolsas para cadáveres. Esto intensificó la campaña Poner fin al servicio militar obligatorio en Sudáfrica y obligó a los sudafricanos a tomar medidas conducentes a las conversaciones entre los principales combatientes: los angoleños, los cubanos, los sudafricanos y los Estados Unidos. (Es importante ver a Estados Unidos como un combatiente, y no como un pacificador, como han sugerido los medios occidentales). Tan confiados estaban los cubanos y angoleños después de rechazar a los sudafricanos que en el espacio de dos meses construyeron dos aeródromos. para consolidar su control de las provincias del sur. En este punto, Estados Unidos intentó abrir un nuevo frente en el norte con UNITA. El cálculo era que mientras la UNITA estuviera integrada en el SADF, habría poco apoyo popular en los Estados Unidos. El ejército estadounidense llevó a cabo ejercicios llamados Operación Flintlock en mayo para entregar suministros a UNITA, con la esperanza de aliviar a las fuerzas sudafricanas atrapadas.

La reversión de la suerte militar de los sudafricanos se selló en Tchipa el 27 de junio de 1988. Aquí la SADF intentó abrir un nuevo frente para aliviar a las tropas atrapadas en Cuito Cuanavale. En esta batalla decisiva, las fuerzas de las FAPLA confirmaron su superioridad aérea. Cuando la noticia de su derrota en Calueque Dam llegó a Sudáfrica, más jóvenes blancos protestaron contra el reclutamiento. Un periódico sudafricano calificó la batalla de Tchipa como "una humillación aplastante". Decía: "La SADF se parecía a las trincheras del Somme, más que a las tropas de una fuerza móvil de contrainsurgencia".

La mesa de conferencias

Las conversaciones y maniobras sobre la independencia de Namibia deben verse como un intento de ganar en la mesa de conferencias lo que Sudáfrica había perdido en la batalla. Pero en realidad, los sudafricanos solo tenían dos opciones genuinas: negociar una capitulación o rendirse abiertamente. El sitio de Cuito Cuanavale terminó después de que la SADF accediera a retirarse de Namibia. Hubo vacilaciones a nivel diplomático cuando el primer ministro de Sudáfrica intentó que Zaire continuara la guerra, los estadounidenses intentaron a través de terceros presionar a Angola para que formara un gobierno de unidad nacional con UNITA, y la prensa occidental trató de vincular a los Estados Unidos. Retirada sudafricana ante la retirada de las tropas cubanas de Angola. Desde entonces, Estados Unidos ha utilizado su influencia en el Consejo de Seguridad de la ONU para diluir la Resolución 435 al limitar el despliegue de tropas de la ONU en Namibia. Al mismo tiempo, los sudafricanos están desplegando antiguos comandos de Koevet, una organización tipo escuadrón de la muerte, en un intento de evitar una victoria masiva de la SWAPO. Pero el asedio de Cuito Cuanavale fue un punto de inflexión en el proceso de militarización en África. Abrió el camino para una auténtica descolonización de Namibia.

Nuestro enfoque en el ejército se ha guiado por la forma en que el militarismo ha agravado la crisis de la reconstrucción en África. Angola ha sufrido de manera desproporcionada y su economía ha tenido que posponer la reorganización para hacer frente a la invasión sudafricana. En los últimos tres años, más del 50 por ciento del presupuesto angoleño tuvo que gastarse en armas. Los angoleños heredarán refugiados, amputados, casas demolidas y una infraestructura económica destruida después de esta guerra. Los desafíos políticos y económicos que enfrenta la sociedad angoleña serán tan formidables como lo fueron las batallas militares con la SADF.

La guerra tiene efectos profundos en cualquier sociedad, y el impacto de Cuito Cuanavale todavía se está desarrollando en el sur de África. En Namibia, la SWAPO y otros que luchan por la independencia ahora han renovado su confianza. El sitio de Cuito Cuanavale ha cambiado el equilibrio militar en el sur de África en el lado de la autodeterminación de liberación, no la dominación blanca, es la agenda de África hoy. Pero el costo de la guerra también puso de relieve las tremendas cargas que se han impuesto a los pueblos africanos que soportan la peor parte de la opresión capitalista. Las batallas políticas y económicas que enfrentan ahora serán tan exigentes como las luchas militares de las que recientemente han salido victoriosas. Estas tareas las enfrenta una generación que ha madurado en el período posterior a la independencia. El desarrollo de este proceso tendrá repercusiones mucho más allá de África.

Monthlyreview.org


Breve historia de la oligarquía (versión completa)

La oligarquía es una palabra derivada del idioma griego. Significa el gobierno de unos pocos. Hemos llegado a asociarlo con ricos empresarios rusos, pero la sociedad estadounidense, detrás de la fachada de la democracia, se ha parecido cada vez más a una oligarquía. Los oligarcas utilizan su enorme influencia para hacer que el país se beneficie a sí mismos con exclusión de otros miembros. Una característica clave de la oligarquía es que las relaciones entre los distintos oligarcas forman la base del gobierno.

Los oligarcas tienden a asociarse solo con otros oligarcas. Se ven a sí mismos como los que mueven y sacuden este mundo. Financian grupos de expertos, grupos de presión y desarrollan protegidas, todo para dirigir la política en su beneficio. Esto permite que la mayoría tenga poco o nada de voz en el cuerpo político. Como dijo una vez Winston Churchill

"El mejor argumento contra la democracia es una conversación de cinco minutos con el votante promedio".

Los oligarcas tienen un complejo de superioridad y la creencia de que solo en sus manos se puede lograr lo mejor para su país. Han sinonimizado los intereses de los países con los propios. Este es el truco que utilizan para convencer a la mayoría de que trabajan en nombre de todos. Mientras tanto, desvían la riqueza hacia sus propios bolsillos. Esto aumenta la desigualdad y alimenta el sentimiento de una sociedad injusta.

La oligarquía tiene sus debilidades. Un clan de élite puede volverse muy insular. Pueden divorciarse de la realidad del día a día y ser incapaces de responder a los crecientes niveles de infelicidad. Su misma falta de diversidad y perspectiva conservadora general puede significar oportunidades perdidas. Los nuevos desarrollos emocionantes, como la cadena de bloques y las criptomonedas, por ejemplo, se consideran una amenaza para el poder oligárquico, en lugar de ser aceptados como liberadores. Finalmente, las oligarquías son un anatema para los mercados libres y el libre comercio. Arreglar está a la orden del día, manipulación, uso de información privilegiada, altos niveles de adulación y corrupción.

Las oligarquías famosas de la historia han incluido Esparta, la República Romana, la República de Venecia y el Imperio Británico. Platón vio la oligarquía como "una constitución repleta de muchos males". Uno de estos lo identificó como codicia. Vio la pasión dominante de los oligarcas como la acumulación y preservación de la riqueza. La transición a la oligarquía desde otras formas de gobierno está marcada por la acumulación de grandes fortunas privadas. Las tendencias hacia una creciente desigualdad de ingresos se han marcado en el mundo, especialmente durante los últimos diez años. Según un informe de Oxfam del año pasado, las ocho personas más ricas del mundo tienen lo mismo que el 50% más pobre.

Sin embargo, gran parte de la riqueza está oculta en nuestra sociedad. Podemos ver claramente la influencia de la familia Walton y los hermanos Koch. A través de donaciones políticas, buscan abiertamente que se aprueben leyes a su favor. Sin embargo, tanto las familias de banqueros gigantes, como los Rockefeller, como los restos de la aristocracia también son propietarios de una vasta riqueza no revelada. Incluso empresas como Forbes, que juntan estas listas ricas, admiten que las cantidades utilizadas son bajas. La admiración de los ricos y el culto al dinero se convierte en el corazón esencial de una sociedad oligárquica.

Por supuesto, los oligarcas están felices de gobernar y llevarse bien cuando las cosas van bien. Las reuniones de Bilderberg, expuestas por los intrépidos informes de Daniel Estulin y Jim Tucker, son reuniones anuales donde la élite adinerada se reúne para discutir una agenda de temas importantes en las finanzas y la política global. Los artículos que se publicaron posteriormente revelan discusiones y resoluciones de acción antes de los eventos. El asistente de Bilderberg, Etienne Davignon, admitió que el grupo fue fundamental en la creación de la moneda euro. En 2002 se celebró una discusión en la reunión de Bilderberg para invadir Irak. En un artículo de 2008, los Bilderberg discuten el colapso financiero global y las medidas de rescate en 2006. Estas reuniones, una vez secretas, indican claramente una tendencia oligárquica.

En Rusia hoy podemos ver claramente una oligarquía, representada a la cabeza por Putin. Son una clase dominante arraigada que ha evolucionado a partir de la nomenklatura, o burócratas comunistas, de la Unión Soviética. Tras la caída del Muro de Berlín y el colapso de la URSS, las empresas occidentales esperaban entrar en Rusia para robar y saquear sus recursos. Sin embargo, descubrieron que los rusos ya se habían organizado en una oligarquía capaz de saquear la riqueza de su propia nación. El mismo proceso se puede identificar en China, donde las empresas estatales anteriores, bajo la guía de la vieja clase dominante comunista, se transfieren a la propiedad de la nueva clase dominante poscomunista. ¡Que resulta que son las mismas personas!

En la antigua China, Confucio se enfrentó a la oligarquía. Uno de los principales problemas que enfrentó China en su época fue la guerra constante impulsada por las necesidades privadas de la dinastía Chou. Confucio consideraba a muchos miembros de la nobleza como parásitos inútiles y holgazanes. Promovió las ideas de la educación sobre la base de la capacidad y un gobierno lleno de asesores (al líder) que no servían a la lealtad feudal, sino que respondían a principios morales más elevados. Confucio se opuso al privilegio arraigado, que mantiene la oligarquía, y se opuso al dominio de una casta de gobernantes sin méritos intrínsecos propios.

Maquiavelo, que vivió en Italia durante el Renacimiento, escribió sobre el cuerpo político. Basándose en la historia de su país, escribió sobre la nobleza que vivía, tal como él lo veía, de los abundantes ingresos derivados de sus propiedades, y las llamó plagas en su Discurso sobre Livio. Sin embargo, opinaba que el conflicto de clases entre los pocos ricos y los muchos desposeídos era algo bueno para el desarrollo político. Identificó cinco clases: la nobleza feudal, los banqueros y los comerciantes, la clase media, la masa urbana pobre y el campesino del campo. La clave fue que el poder de un grupo no se volviera excesivo. Maquiavelo creía que una república saludable requería una serie de controles y contrapesos.

La idea de una serie de controles y contrapesos fue consagrada en el corazón de la Constitución de los Estados Unidos. Los padres fundadores estadounidenses estaban preocupados por prevenir la tiranía, pero también eran conscientes de los peligros de la oligarquía. Intentaron formar salvaguardas en la Constitución para evitar que Estados Unidos cayera presa de este tipo de regla. Se puede resumir en el lema "Del pueblo, por el pueblo y para el pueblo". ¿Los oligarcas se han apoderado ahora de Estados Unidos? Más comentaristas, como Thomas Piketty en su libro El capital en el siglo XXI, que se han centrado en la creciente brecha de desigualdad, están sacando esta conclusión. Estados Unidos está dirigido por oligarcas.

Parte 2

La palabra Oligarca, que significa gobierno de unos pocos, proviene de las antiguas civilizaciones griegas que surgieron en los milenios que siguieron al colapso del poderoso Imperio egipcio. El período posterior se denominó períodos Arcaico y Clásico que vieron el surgimiento de ciudades-estado griegas como Esparta, que fue fundada alrededor del siglo X a. C. Grecia fue el lugar de nacimiento de la filosofía occidental e incluyó a los pensadores Sócrates, Platón y Aristóteles. En las obras de La República de Platón, podemos ver el enfoque que se le da a las cuestiones de los gobiernos políticos.

Esparta estaba gobernada, inusualmente en este momento, por un grupo de 28 hombres poderosos más dos reyes. Este grupo de treinta se llamaba consejo de ancianos, o gerousia, y redactaban resoluciones que se sometían a votación de una asamblea de hombres “libres”. Se utilizó una junta de cinco superintendentes, o éforos, elegidos entre los hombres "libres" para contrarrestar el consejo. Estos éforos elegidos estaban encargados de mantener la ley, incluso si eso significaba acusar a un oligarca. Los propios ciudadanos espartanos pasaban su tiempo cazando, luchando y haciendo política. Las clases inferiores, los trabajadores, fueron excluidos del gobierno. Fueron sus levantamientos regulares los que socavaron gravemente la capacidad de lucha de Esparta. La oligarquía es también un motivo de la reputación de Esparta como una ciudad estado conservadora que tarda en tomar decisiones. Pueden contrastarse con su principal rival Atenas, que en ese momento experimentaba con la democracia.

En 411 a. C., después de 100 años de democracia, hubo una revolución en Atenas. Esto finalmente resultó en una victoria espartana sobre Atenas y la imposición del gobierno por parte de los "Treinta Tiranos". Esta Oligarquía cometió numerosas atrocidades. Fueron derrocados unos diez años después. Sócrates, que enseñó a algunos de los oligarcas, fue condenado a muerte. Una ironía es que Sócrates creyera que sus enseñanzas estaban disponibles, libremente, para todos. Su sucesor, Platón, desarrolló una filosofía que se ajustaba a la visión aristocrática del mundo. Su deseo de dar la espalda a la realidad y negar las turbulencias que los rodean. Una filosofía que minimizó el cambio a favor de la estabilidad. Más tarde, en la civilización griega, la filosofía dio paso a la astrología más popular.

Uno de los principales factores que socavó tanto a la oligarquía espartana como a la democracia ateniense fue el crecimiento de la esclavitud. Los mismos factores también se pueden detectar en la Antigua Roma. Tras las victorias romanas en las guerras cartaginesas, había vastas extensiones de tierra que debían distribuirse. Los hermanos Graco, Tiberio y Gayo, ambos nobles de alto rango, comenzaron a defender la civilización de los aliados italianos de Roma y contra la esclavitud. En 133 a. C. propusieron una serie de reformas agrarias de gran alcance destinadas a crear agricultores independientes con derechos y responsabilidades ciudadanas. Sin embargo, se encontraron con una feroz resistencia por parte de los patricios o aristócratas adinerados.

Los aristócratas vieron las reformas agrarias como un ataque a sus poderes y, por tanto, a la República. Graco llevó su proyecto de ley directamente a la gente, lo que indignó aún más a los senadores. El día de la votación, a los ricos terratenientes simplemente les quitaron las urnas de votación. Se persuadió a los hermanos Graco para que llevaran el asunto al Senado, pero en ese momento los oligarcas, unas 2.000 familias adineradas, habían arreglado las cosas. Roma estaba ahora dividida entre el Senado y la Asamblea Popular.

La oligarquía gobernante, temerosa de perder riqueza e influencia, acusó a Tiberio Graco de querer ser un tirano. Si bien adoptaron públicamente una postura defensiva para proteger a la República, incitaron a la violencia para derrocar a los tiranos.En 132 a. C., Tiberio buscó ser reelegido cuando un grupo de senadores atacó y mató al busto de tribuno. Los partidarios de Tiberio también fueron perseguidos y asesinados. Sin embargo, esto no puso fin a la disputa. Cayo fue elegido Tribuno en 124 a. C. y continuó luchando por la reforma agraria. La oligarquía se vio obligada a comprar la paz con sobornos. Para pagar esto, cobraron impuestos al campo italiano, lo que solo resultó en un éxodo a las ciudades, donde más desposeídos sumaban sus voces a las demandas de cambio.

Tanto en Esparta como en la República Romana, las oligarquías fueron socavadas por los desposeídos. Es una característica esencial que los oligarcas desvíen la riqueza hacia sus propios bolsillos, dejando menos para los demás. Luego usan este poder para mantener el equilibrio de fuerzas en la sociedad estable y listo para la recolección. El crecimiento de la mano de obra esclava barata logrado por las victorias militares benefició solo a los terratenientes ricos. Solo creó el empobrecimiento total de los campesinos y trabajadores. Tras la derrota de los hermanos Gracchus y sus reformas agrarias, Roma se convirtió en una sociedad en la que la esclavitud era marginal a una apoyada por vastos ejércitos de esclavos.

El centro mundial del oligarquismo y el monetarismo desde aproximadamente 1100 hasta 1700 fue la República de Venecia. A diferencia de muchas de las ciudades-estado feudales italianas, Venecia estuvo dominada por los oligarcas desde sus inicios como puerto comercial y mercantil. Fue gobernado por el Consejo de los Diez, un cuerpo todopoderoso y secreto. También era un estado fuerte que poseía públicamente los barcos que luego eran arrendados a los comerciantes y comerciantes. Los oligarcas trabajaron tanto para aplastar las simpatías de las comunas como para evitar que cualquier dux o duque se convirtiera en tirano / dictador.

En 1355, la oligarquía impuso su voluntad colectiva sobre el dux Marin Faliero, quien fue acusado de intentar derrocar la constitución en favor del tipo de autonomía favorecida por otros estados italianos en ese momento. Al reunir el apoyo de la gente común contra los aristócratas venecianos, se le acusó de querer convertirse en dictador. Fue depuesto y decapitado. Los oligarcas estaban ansiosos por impresionar que el dux nunca estuvo por encima de su ley.

1527 había unos 2.700 patricios con derecho a voto en el Gran Consejo. Muchos eran tan pobres que se ganaban la vida vendiendo su voto. Una característica de la oligarquía es que se cierran muchos acuerdos y se hacen concesiones. Muchas de estas discusiones tuvieron lugar en el Palacio Ducal. Este tipo de intriga y diplomacia se convirtió en una forma de vida para los oligarcas. Mientras tanto, el Doge estaba sujeto al mismo tipo de restricciones estrictas que enfrentaban aquellos que no eran oligarcas. La edad promedio del Doge era de alrededor de 70 años, ya que los oligarcas temían la creación de dinastías fuertes que desafiarían su gobierno colectivo. Esto le dio al régimen veneciano una cierta sensación de anciano, que a veces roza la senilidad y refuerza una perspectiva conservadora.

Durante el siglo XVII, los ricos banqueros venecianos respaldaban y transferían sus activos al naciente Imperio Británico. Además, difundieron sus ideas, como puede comprobarse por la popularidad de Paolo Sapri, el fundador del empirismo, el materialismo y el determinismo modernos. Puede rastrear la influencia de Sapri y su sucesor, Antonio Conti en las obras de Hobbes, Locke, Newton y más tarde Bentham. El utilitarismo, una forma de aritmética moral y étnica, se convirtió en la pieza central de la ideología del Imperio Británico. El truco, una vez más, de los oligarcas consistió en presentar su propio bien como sinónimo de bien para el máximo.

En 1705 se publicó un panfleto de poesía doggerel que se convirtió en el poema filosófico más comentado de la historia. Bernard Mandeville, conocida como la fábula de las abejas, propuso la idea de que los vicios privados como la codicia y la vanidad producen resultados públicamente beneficiosos. Centró su atención en las pasiones egoístas:

“El deseo de crear una sociedad puramente virtuosa se basó en una utopía vanidosa asentada en el Cerebro: imaginar que una nación puede, con virtudes como la honestidad, alcanzar gran riqueza y éxito, cuando en realidad es el deseo de mejorar la propia condición material en actos de autocomplacencia que se encuentran en el corazón de la productividad económica (La fábula, Vol. Yo, pág. 36).

En Gran Bretaña surgió un profundo respeto por el dinero. Dinero por dinero también. El crecimiento del Imperio Británico fue impulsado en gran parte por esta búsqueda, con la Compañía Británica de Comercio de las Indias Orientales a la cabeza, financiada por los nuevos financieros de la City de Londres. La monarquía ya no era de dominio absoluto y el Parlamento representaba exclusivamente a las personas más ricas del país. Ha habido una larga historia en Gran Bretaña durante los siglos XIX y XX de movimientos para extender la democracia parlamentaria. Sin embargo, incluso hoy en día, la política y la gobernanza siguen estando dominadas por un grupo de élite con antecedentes privilegiados y educación selectiva.

La búsqueda singular del dinero consagra una visión oligárquica del mundo. Adoptar la idea de que mejorar la propia condición material resultará en beneficios para la sociedad en general justifica la búsqueda egoísta de la riqueza. Ha sido consagrado en el siglo XX como el American Way. A esto le dio un gran impulso el enorme boom de la posguerra que supuso mejoras sin precedentes para la masa de personas en sus niveles de vida. Sin embargo, a través de una clase media en auge y una inclinación a la democracia desde el principio, hubo una disminución de la influencia oligárquica en la política. Sin embargo, los oligarcas en Estados Unidos siempre han estado presentes, piensa en Forbes 400 y en el bostoniano de Henry James. Esto no es sorprendente dadas las estrechas relaciones angloamericanas que existían.

Parte 3

Robert Michels, un sociólogo y proanarquista alemán, escribió lo que llamó la Ley de Hierro de la Oligarquía. En los partidos políticos argumentó que la burocracia organizada siempre resultó en oligarquía. Utilizó para su estudio los partidos socialistas de Europa, argumentando que las estructuras oligárquicas que encontró demostraron que es una tendencia orgánica que experimenta toda organización. Cuanto más complejo, más probable es la tendencia a la oligarquía. Sin embargo, su teoría de que los partidos socialistas deberían ser oligarcas libres podría ser una suposición errónea. El centralismo democrático, como se le llama, da la apariencia de democracia, mientras que en realidad un pequeño grupo de élite toma las decisiones. ¿Es esta la verdadera naturaleza de la compleja sociedad en la que vivimos hoy?

Hoy en día, es una cruda realidad que vivimos en un período de enorme disparidad de riqueza. Esto solo se ha acelerado desde la crisis financiera de 2008. El 1% más rico ha visto aumentar su riqueza en promedio un 6% anual, mientras que el resto ha promediado un 3%. Este aumento se debe a la impresión de dinero o QE que ha estado apuntalando nuestras economías durante la última década. Ha hecho que los mercados de bonos y acciones se disparen, así como la continuación de las burbujas inmobiliarias infladas. Aquellos que son ricos en activos lo han hecho desproporcionadamente bien. Mientras tanto, debido a la alta inflación, incluso aquellos que tuvieron la suerte de ver un aumento del 3% en términos reales habrán estado perdiendo dinero. Este punto se subraya aún más por el hecho de que la mayor parte de ese 3% de ganancia proviene del aumento del precio de la vivienda familiar. Si esta tendencia continúa, el 1% más rico tendrá el 64% de la riqueza mundial para 2030. Dado que mucha riqueza en nuestra sociedad está oculta, probablemente será mucho más alta que eso.

Esta concentración de ingresos y riqueza convierte a la democracia en una "deshonra". Estamos siendo testigos de una redistribución ascendente del dinero del 80% inferior al 1% superior, si no al 0,1% de la élite real de nuestra sociedad. Una tendencia que Karl Marx señaló y dijo que solo empeoraría hace más de 150 años. Este 0,1% son los líderes corporativos de Estados Unidos. Muchos han descrito a los EE. UU. Como una corpocracia, lo que significa control total por parte de los intereses corporativos. Controlan a los políticos y los medios de comunicación para garantizar que se tomen decisiones políticas que promuevan los intereses corporativos del fracking, recortes de impuestos, desregulaciones, etc. ¿Son estos líderes corporativos los nuevos oligarcas de nuestro tiempo?

En un artículo de la Universidad de Princeton en 2014, los autores argumentaron que el sistema político de EE. UU. Está orientado a servir los intereses de grupos de intereses especiales. Concluyeron que las políticas del gobierno de Estados Unidos rara vez se alinean con las preferencias de la mayoría. El economista francés Thomas Picketty, que ha escrito extensamente sobre la oligarquía en Rusia, ha señalado con el dedo a Estados Unidos y ha trazado el aumento de la desigualdad en su libro El capital en el siglo XXI y su impacto en la democracia. Por supuesto, sus conclusiones de que se necesita un sistema fiscal más progresivo son recibidas con horror. También hay quienes se han ganado la vida afirmando que la desigualdad de riqueza no es algo malo, o que además, es algo bueno.

Está en la naturaleza de los oligarcas creer que están especialmente imbuidos de las cualidades para gobernar. Su riqueza, por ejemplo, puede haberles dado una educación superior y experiencia en el mundo que los capacitó para ocupar cargos políticos. Ahora hay más de 2.000 multimillonarios en el mundo que conocemos. Las fortunas de muchas familias son deliberadamente difusas y oscuras, por lo que no podemos estar seguros. Se ha estimado en Treasure Islands, por Nicholas Shaxson, que al menos $ 20 billones podrían estar ocultos en alta mar. La desigualdad tiende a convencer a las élites de que tienen habilidades desiguales en otras áreas. Los oligarcas temen a las masas y toman medidas para garantizar que su riqueza y privilegios estén protegidos ante todo. Es por esta razón que apilan el sistema judicial, buscan controlar la libertad de expresión, movimiento y asociación, empluman sus propios nidos y se involucran en conductas delictivas, incluido el asesinato.

La oligarquía tiene su base en Estados Unidos, esto se puede ver en los tipos de ricos que habitan las novelas de Henry James. Las familias bostonianas de Forbes, Lowells, Perkins, Cabots, etc. Los financieros de la City de Londres, los Peabody y los Morgan, también eran oligarcas. Formaron el llamado Establecimiento Oriental. Hicieron la lista original de Forbes de 400 familias ricas, la cantidad que podría caber en el salón de baile de una decana. Luego estaban los barones ladrones del siglo XIX, conocidos por su monopolización de grandes industrias y despiadados/acumulación asesina de riqueza masiva. Los jugadores clave incluyeron Carnegie, Vanderbilt, Rockefeller, Gould y Astor.

La oligarquía se puede ver claramente en el sur de los Estados Unidos entre los grandes propietarios de plantaciones esclavistas. Formaron una clase de élite que creó sus propias ideas de gentileza, honor y el estilo de vida sureño. La actitud hacia los de abajo se expresó en términos raciales, pero muestra la misma superioridad que encontramos en los oligarcas a lo largo de la historia.

“[Es] claro que la democracia ateniense no se adaptaría a una nación negra, ni el gobierno de la mera ley será suficiente para el negro individual. No es más que un niño adulto y debe ser gobernado como niño. . . El maestro ocupa para él el lugar de padre o tutor ". George Fitzhugh

También vemos con el tiempo una situación familiar en la que los ricos se hicieron más ricos. En 1860, el 0,1% poseía la gran mayoría de los esclavos. Por ejemplo, Nathaniel Heyward poseía más de mil ochocientos esclavos. Incluso después de la abolición de la esclavitud, ciertas familias casadas se volvieron dominantes en las ciudades, tendiendo a ocupar numerosos puestos, como el de gobernador, el alcalde, el editor de un periódico, el presidente del banco y el empresario local. Incluso hoy en día, muchas partes del sur de los EE. UU. Todavía consisten en regiones donde las relaciones feudales, especialmente en relación con la población negra, es un mejor descriptor que la democracia.

Las oligarquías se preocupan por mantener el status quo, y lo hacen haciendo hincapié en la conformidad y el consenso. Las virtudes espartanas eran la armonía, la sencillez y la fuerza. Las virtudes de la República Romana fueron conocidas como la "Vía Romana" y fueron vistas como la razón de la fortaleza moral para conquistar el mundo conocido. Incluían dignidad, fortaleza, obediencia y respetabilidad. En Venecia cultivaron el compromiso, la modestia y la conformidad, todas virtudes que perpetuaron el modelo veneciano. En Gran Bretaña, las virtudes de los oligarcas se asociaron con la época victoriana. Virtudes como la justicia, la diligencia, la conformidad y la iniciativa fueron consideradas el regalo que Gran Bretaña trajo al mundo a través de su Imperio "civilizador".

El país dirigido por unos pocos se basa en la conformidad y la aceptación. Es imprescindible respetar las cualidades o virtudes nacionales que se sostienen para hacer que el país sea "grande". Todo lo que busque desafiar esta corriente principal se considera una amenaza. Es por eso que Julio César fue brutalmente asesinado en el Senado. César, aunque pertenecía a una antigua familia aristocrática, era considerado por las familias oligárquicas que dominaban el Senado como una amenaza mortal mientras buscaba llevar a cabo reformas progresistas y se apoyaba en las masas plebeyas. No se conformó con los valores oligarcas de aceptación del status quo y desdén por la plebe.

Muchos observadores han señalado que la respuesta al accidente de 2008 es muy diferente a la de 1929. En 2008, el Congreso dio el paso de rescatar a los bancos. Esto fue aceptado en gran parte por la mayoría porque han sinonimizado los intereses bancarios con los de la masa de personas. Fueron etiquetados como "demasiado grandes para fallar". En 1929, sin embargo, el presidente estadounidense Franklin D. Roosevelt (FDR) promulgó una serie de medidas legislativas a lo largo de la década de 1930 destinadas a ayudar a la masa de personas y restringir los bancos. La pregunta en una crisis es siempre quién paga. La respuesta para los oligarcas siempre no somos nosotros.

FDR se negó a ser ese dux veneciano vacilante. A pesar de provenir, naturalmente, de una familia muy adinerada, vio que Estados Unidos estaba mejor servido por una solución proactiva orientada a la mano de obra. FDR vio que se necesitaba una reforma desde arriba para evitar la revolución desde abajo. Su mano fue inmensamente fortalecida por la coalición del movimiento sindical y los diversos partidos políticos que representan a los trabajadores, como el Partido Comunista, que ejerció una enorme presión a favor de la reforma sobre la élite gobernante. Su coalición también se extendió a los votantes negros, la clase media, los agricultores, los intelectuales y el ejército. Los oligarcas adinerados lo odiaban y movilizaron a la Corte Suprema para intentar bloquear sus medidas del New Deal, como las agencias Alphabet. De hecho, todavía se muestra mucho odio hacia estos dos Nuevos Tratos, como fueron llamados, y expresados ​​como “derechos” y la baña de las virtudes del espíritu empresarial y la autosuficiencia. Las políticas de FDR atrajeron directamente al hombre en la base de la pirámide y resultaron en cuatro mandatos sin precedentes. De hecho, fue este éxito el que resultó en la 22ª Enmienda a la Constitución en 1947 que limitaba el plazo a dos veces.

Estados Unidos tenía otro presidente anti-oligárquico en John F Kennedy (JFK). Una vez más, proveniente de una familia muy adinerada, fue en contra de las normas establecidas. Esto fue en gran parte parte de los tiempos con un aumento general de la participación política entre sectores más amplios de la población estadounidense. Cuando el presidente JFK intentó dividir la reserva federal, poner fin a la Guerra Fría, salir de Vietnam y obligar a los ejecutivos del acero a reducir los aumentos de precios. Básicamente, Kennedy se negó a escuchar a los asesores de política exterior de élite de Harvard después de que la crisis de los misiles cubanos llevó al mundo al borde de la Tercera Guerra Mundial. Después de la crisis de los misiles cubanos en octubre de 1962 en particular, mostró una autonomía que inquietaba a la élite que lo rodeaba. Fue asesinado en noviembre de 1963, indudablemente a instancias de la oligarquía, y encalado por la Comisión Warren. Sin embargo, con otros asesinatos políticos prominentes de la década de 1960, Martin Luther King y Malcolm X, ha creado un escepticismo permanente dentro de grandes sectores del público estadounidense hacia las narrativas oficiales.

Posteriormente, la preparación y selección de los presidentes estadounidenses se ha concentrado desde entonces en canales sobre los que la oligarquía cree que pueden ejercer control. Sin embargo, cada presidente presenta su propio desafío. Nixon, por ejemplo, (no de origen adinerado) fue visto como el hombre de Kissinger. Kissinger, él mismo un talentoso protegido de Nelson Rockefeller, fue un jugador clave. Sin embargo, no les agradaban las tendencias autoritarias de Nixon ni su cuaquerismo. El proceso de acusación comenzó en febrero de 1974 y dimitió en agosto. Gerald Ford fue visto en los círculos internos como un tonto. Jimmy Carter, que se rumoreaba que había sido seleccionado como candidato en la Comisión Trilateral (el club de discusión privado de Rockefeller para la Oligarquía) en 1974, se contentó con poner su administración bajo el control de la Reserva Federal y Paul Volcker. Ronald Reagan no podría parecerse más a un viejo Doge si hiciera el papel. En segundo plano, el vicepresidente George Bush padre dirigió el espectáculo.

Bill Clinton, por otro lado, no fue la primera opción del oligarca. Muestra que la élite adinerada es experta en hacer concesiones y, mediante la conformidad, busca mantener el poder. Los asesores de Clinton llamaron la atención sobre las ideas del populismo económico más que sobre los problemas sociales. "¡Es la economía, estúpido!". Lee Atwater, estratega republicano, sugirió que la política estadounidense estaba dividida en temas populistas y elitistas. Clinton tomó a regañadientes el camino populista prometiendo restaurar las esperanzas de las clases medias. A regañadientes, porque también fue educado en Harvard, licenciado en derecho de Yale, ansiando la aprobación de la intelectualidad liberal. Los antiguos líderes sindicales de la coalición New Deal de FDR habían sido destripados y totalmente comprometidos. Elogiado por su diversidad en sexualidad y etnia, el gabinete de Clinton se parecía al de un gobierno conservador británico, lleno de millonarios. Por ejemplo, Robert Rubin, Andrew Cuomo y Madeline Albright. Terminó su presidencia enfrentando escándalos sexuales y cargos de juicio político.

A pesar de la apariencia del trabajo más importante en el país, la presidencia de los Estados Unidos ha sido despojada en gran medida de su poder económico y financiero que ahora reside en la Reserva Federal. Siendo ella misma una organización privada para servir a los intereses bancarios, que se originó en secreto en una reunión en la isla Jeckyll en 1910. Además, el Departamento de Justicia y el FBI, sin mencionar la CIA y el Departamento de Defensa, todos operan como si estuvieran separados. feudos. Los medios de comunicación son propiedad de grandes conglomerados y están representados por ellos; los actores clave son Murdoch, Disney y General Electric. Gore Vidal, el escritor más grande de Estados Unidos y un conocedor astuto que era el mejor amigo de los Kennedy, escribió extensamente sobre el "establecimiento de Washington" y cómo era en efecto una oligarquía "invisible". Sus ideas son esclarecedoras

"Sabes, he estado con la clase dominante toda mi vida y he sido muy consciente de su total desprecio por la gente del país".

A medida que ha aumentado el número de personas obscenamente ricas, hemos entrado, según algunos, en una edad de oro de la filantropía.Luego, se elogia a los ricos por retribuir a la sociedad a través de fundaciones caritativas. Sin embargo, son vehículos clásicos, no solo para la evasión fiscal, sino para moldear la cultura y la política. Escondido detrás de los fundamentos educativos, a menudo hay un completo desdén por lo que Reagan llamó las famosas "reinas del bienestar" negras. ¡El problema con los estadounidenses es que simplemente no están educados! Permítanos ayudarlo con benevolencia. Una ideología popular hoy en día es el darwinismo social. Supervivencia del más apto. Implica que los ganadores, los que encabezan las listas de ricos públicos, constituyen una meritocracia. Sin embargo, esto ignora las importantes divisiones de clases que operan en los EE. UU., Pero que se niegan con vehemencia. Esto se expresa políticamente como recortes de impuestos para los ricos y recortes de asistencia social para los pobres. Esta vía política solo se ha acelerado desde 2008, ya que la Oligarquía busca poner el peso de la crisis financiera sobre los pobres.

Parte 4

Los oligarcas no son constructores de naciones. Se preocupan ante todo por la familia. Los súper ricos de Nueva York, Moscú o Mumbai tienen más en común entre ellos que con sus propios hombres y mujeres del país. Como escribe el corresponsal de guerra Chris Hedges, hemos tenido

"Un golpe de Estado corporativo a cámara lenta ha cimentado un neofeudalismo en el que solo hay amos y siervos".

Este neofeudalismo se puede ver como se discutió anteriormente en las diversas divisiones en los Estados Unidos que operan como feudos como la CIA y el Complejo Industrial Militar. Se puede ver en Rusia, donde el colapso de la Unión Soviética ha llevado a la creación de una nueva clase de boyardos medievales que han dividido su economía y dominan la élite política. La naturaleza globalista de la oligarquía se puede rastrear a través de varios organismos internacionales, incluidas las Naciones Unidas y el Foro Económico Mundial.

Los orígenes del término clase dominante se remontan mucho más allá de Marx y Engels, sin embargo, colocan estas divisiones de clase en la sociedad como un elemento central para comprender y analizar la sociedad. Podemos comenzar con el principio de que todos los hombres (y mujeres) son creados iguales, pero si no vemos las divisiones de clases muy reales que operan para mantener al "hombre rico en su castillo / al pobre en su puerta", lo haremos mantener una visión engañosa de cómo funcionan realmente las cosas.

Las oligarquías prefieren el anonimato a la celebridad. Conformidad con la desviación. Una creencia en su propia superioridad, respaldada por fundamentos filosóficos e ideológicos. El utilitarismo británico sigue vivo en palabras del economista Milton Friedman: "El mundo se basa en individuos que persiguen sus propios intereses". Mientras que los gobiernos examinan y recopilan grandes cantidades de información sobre los gobernados, el funcionamiento interno del estado está envuelto en un misterio. Casi siempre por razones de "seguridad nacional", la información y, por lo tanto, la rendición de cuentas y la supervisión son débiles o inexistentes. Vivir en el estado británico es el equivalente a vivir en un Panóptico, una prisión diseñada por el filósofo inglés Jeremy Bentham. La prisión está diseñada para que un punto central vigilado pueda observar a todos los que están en sus celdas. Los reclusos no pueden saber si están siendo observados en algún momento. Como resultado, levantar el velo sobre la oligarquía será asociado por aquellos en el poder a ser un teórico de la conspiración.

Inmediatamente etiquetado como un teórico de la conspiración, el presentador de radio estadounidense Alex Jones ha argumentado durante mucho tiempo en su programa, con copiosas cantidades de evidencia, que las sociedades clandestinas controlan secretamente a los gobiernos nacionales detrás de escena. Los oligarcas utilizan organizaciones como la Comisión Trilateral, el Grupo Bilderberg, el Consejo de Relaciones Exteriores y el Foro Económico Mundial para influir indebidamente en los asuntos mundiales. Estos organismos son supranacionales y representan el hecho de que el capitalismo ha superado con creces la utilidad del estado nacional para ellos. Existe un deseo claro y declarado públicamente de avanzar hacia la cooperación internacional, o hacia un "nuevo orden mundial", como se le conoce con más frecuencia. Cuando se entiende en el contexto de una sociedad dirigida por oligarcas, este nuevo orden mundial adquiere indudablemente una motivación más siniestra en la imposición de un dominio que cimenta para siempre las relaciones neofeudales.

Tomemos como ejemplo la Unión Europea (UE). En el centro de las operaciones de manejo y dirección de la UE se encuentra el Banco Central Europeo (BCE) en forma de araña. La política monetaria y crediticia de Europa está ahora controlada por esta formación autónoma, no elegida y que se perpetúa a sí misma. Representan los intereses, no de los diversos estados nacionales, sino en respuesta a los financistas. La historiadora económica Nomi Prins ha detallado ampliamente cómo el BCE ha operado en colusión global con la Reserva Federal de los Estados Unidos, el Banco de Japón y el Banco de Inglaterra para seguir la política de flexibilización cuantitativa para el 1% y austeridad para la gente. Han causado una miseria incalculable al pueblo griego al imponer duras medidas de austeridad y al obligar al gobierno griego a vender activos nacionales. Mientras tanto, bajo el pretexto de ayudar a Grecia, la realidad es que el BCE ha "rescatado" a Grecia para que puedan pagar los exorbitantes intereses a los bancos europeos que les prestaron dinero. La tragedia adicional de la situación para los trabajadores griegos es que el país solo ingresó a la UE debido a una contabilidad fraudulenta de Goldman Sachs y compañía. para cumplir con las calificaciones del Tratado de Maastricht.

Las Naciones Unidas desde sus inicios han tenido una base oligárquica extraída de las filas de diplomáticos entrenados en la diplomacia británica. Considerado superior a los estados nacionales, y por encima de ellos, se convirtió en un centro de conversación y exposición para la oligarquía. El surgimiento de organizaciones no gubernamentales (ONG) fundadas por los multimillonarios filantrópicos de este mundo, juega un papel importante detrás de escena. A continuación, se presentan a la escena mundial como representantes de la opinión pública, los problemas y las preocupaciones mundiales. Si bien pretenden legislar para la humanidad, la realidad es que representan intereses oligarcas estrechos que han sido sinonimizados con toda la humanidad.

La Comisión Trilateral fue fundada por Davis Rockefeller y Zbigniew Brzezinski en 1973 para discutir las relaciones exteriores y crear un “nuevo orden económico internacional”. Como dijo una vez Brzezinski, un astuto analista del capitalismo y la geopolítica

"Los bancos internacionales y las corporaciones multinacionales están actuando y planificando en términos que están muy por delante de los conceptos políticos del estado nacional".

La mayoría de los miembros del grupo de discusión han ocupado cargos importantes en el gobierno, como Timothy Geithner (secretario del Tesoro de Obama), Paul Volcker (presidente de la Fed) y Dennis Blair (jefe de inteligencia de EE. UU.), Por nombrar solo algunos.

En estos días, la reunión de las élites de Bilderberg ya no puede mantenerse en el secreto que alguna vez fue. A pesar de que está repleto de importantes funcionarios gubernamentales, líderes empresariales, personas súper ricas, miembros de la aristocracia y alguna que otra celebridad, a nosotros, la gente, se nos niega el acceso. El verano pasado, un periodista de The Guardian puso el collar al director ejecutivo de Ryanair, Michael O’Leary, cuando salía de la conferencia. ¡Este es un hombre con un caballo de carreras llamado "Gobierna el mundo"! También un hombre que llama a los ecologistas "pendejos mentirosos". Reveló que el grupo había estado discutiendo la presidencia de Trump y que "él tiene más que hacer". Como el artículo de The Guardian continúa señalando, Bilderberg es en el fondo una máquina de los intereses financieros. El presidente de la conferencia es el director de HSBC, el tesorero es el director de Deutsche Bank y la administración está a cargo de Goldman Sachs. Sin embargo, estoy seguro de que estos intereses de la banca privada tienen todo nuestro bienestar en el corazón. Cuando el director ejecutivo de una empresa importante dice que asistir a Bilderberg es "muy útil", puede traducirse directamente en beneficios económicos para mí y para mis accionistas.

El Consejo de Relaciones Exteriores, fundado en 1921 como otro grupo de expertos privado, tiene sus raíces en el Instituto Real de Asuntos Internacionales, o Chatham House. Chatham House es una revista política con sede en Londres. En otras palabras, ambos cuerpos buscan a través de la propaganda intelectual promover el pensamiento de la oligarquía hacia su nuevo orden mundial. En la década de 1980 discutieron públicamente las condiciones necesarias para un nuevo orden económico internacional. Se desarrolló una nueva estrategia conocida como “desintegración controlada”, o lo que nos han vendido como desregulación. Aunque, incluso entonces, los escritores más previsores del Concilio advirtieron sobre la posible inestabilidad que surgiría. Su principal proponente fue Paul Volcker, quien a través de instrumentos como el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Reserva Federal llevaron a cabo subidas masivas de tipos de interés que llevaron a muchas economías de todo el mundo a la recesión.

El Foro Económico Mundial, creado en 1971, se celebra anualmente en Davos, Suiza. Sinónimo de banca y un país cuya autoproclamada independencia del conflicto de la Segunda Guerra Mundial en realidad significaba que era un destino para que los nazis escondieran el oro judío robado. Es una organización internacional para promover la cooperación público-privada. En otras palabras, un grupo de expertos financiado con fondos privados destinado a asegurar o, como dicen, "dar forma" a los organismos públicos para llevar a cabo agendas y políticas que se ajusten a las necesidades de la oligarquía. Con la asistencia de personas como Christine Legarde, directora del FMI, este órgano claramente tiene mucho peso. Un grupo de expertos privado que este año requirió que la primera ministra británica, Theresa May, les presentara sus planes para el Brexit. En lo más alto de la lista de discusión de este año estuvo el auge del populismo y el nacionalismo, ambos considerados una amenaza para el nuevo orden mundial.

La palabra oligarquía en nuestro período de tiempo se ha convertido en sinónimo de Rusia. El ascenso de la clase mafia-capitalista en Rusia fue fenomenal cuando la Unión Soviética colapsó en 1991. Tras la muerte de Stalin en 1953, el gobierno de Rusia fue asumido por un colectivo de funcionarios conocido como la nomenklatura. Jrushchov, Brezhnez, Gorbachov y finalmente Yeltsin se convirtieron en líderes en nombre de la oligarquía rusa que forjó feudos privados en diferentes esferas de la economía. Yeltsin fue elegido personalmente como líder por los financieros en Davos, el foro económico mundial en 1996. Los financieros y la mafia combinados han dominado esencialmente la sociedad y el gobierno en Rusia durante décadas. La vida económica de Rusia está ahora firmemente bajo el control de los financieros. El propio pueblo ruso es ampliamente considerado lumpen (después del término marxista lumpen proletariados). La élite de Rusia solo está interesada en una cosa: el dinero y el poder y los privilegios que aporta la gran riqueza. El propio Putin provenía de un entorno de clase trabajadora y avanzó en su carrera en los servicios de inteligencia (KGB) y fue tomado bajo el ala del séquito conocido como la "Familia" que rodeaba a Yeltsin. Es más un nacionalista que un oligarca, pero según el Council on Foreign Relations (el grupo de expertos financiado por los oligárquicos) hizo un trato con los oligarcas, comenzando por otorgar inmunidad judicial a Yeltsin. Putin es un líder nacionalista con tendencias autoritarias, pero claramente opera con la aprobación total de la oligarquía rusa, y ahora se dice que es uno de los hombres más ricos del mundo.

Ahora en Estados Unidos tenemos al presidente Trump. Uno de los hombres más ricos que jamás haya llegado a ser presidente. Sin embargo, al igual que Putin, a quien admira, Trump se inclina más hacia el populismo y el nacionalismo. Ha aprovechado la visión antiglobalista contra el nuevo orden mundial sostenida por tanta gente común a la que han acusado de ser responsable del declive de sus niveles de vida. El Brexit británico también se puede ver en parte dentro de este contexto: una revuelta de millones de personas comunes contra un establecimiento indiferente que presidió la destrucción de sus niveles de vida y comunidades. Explica por qué Trump elogió a los partidarios del Brexit en el Reino Unido y criticó tan abiertamente los planes actuales del gobierno de May. A los oligarcas les gusta mantener las cosas, sus tratos y compromisos, en secreto. Trump va en contra del orden establecido por su franca franqueza. Hilary Clinton era la candidata preferida del establishment y estaban visiblemente conmocionados por la victoria de Trump. Se mostraron complacientes y han estado socavando retroactivamente su presidencia en un grado que muchos consideran un golpe de estado.

Toda la narrativa Trump / Rusia de los medios de comunicación del establishment ha revelado abiertamente los feudos separados que operan dentro de la élite gobernante de EE. UU. El hecho de que la oficina de la presidencia esté en conflicto abierto con sus servicios de inteligencia no tiene precedentes y revela una profunda división en la clase dominante de Estados Unidos. Trump fue apoyado en el cargo por un grupo en el Pentágono que reconoció el fracaso militar que es Afganistán y Siria y desea retirarse. El reciente acuerdo de Trump, en su reciente reunión con Putin, para abandonar a los yihadistas sunitas en el sur de Siria que impulsó el rescate de los infames Cascos Blancos por parte de Israel, es una confirmación de esto.

En la prensa, Trump es continuamente ridiculizado, (es cierto que no es duro), por sus constantes pasos en falso y su incapacidad para armar oraciones inteligentes. Esto es parte de la táctica de ostracismo que usan los oligarcas. Se basa en que el individuo sea sancionado por no ajustarse a las normas establecidas. En muchos aspectos, Trump le recuerda a uno de los advenedizos en el salón de baile de la decana, inflando su riqueza para entrar en la lista de ricos de Forbes. Esto no quiere decir que no represente a la élite, es tan hombre de banqueros como cualquier político en Washington que espera llegar a alguna parte. Los recortes de impuestos de Trump han beneficiado a los ricos y sus recortes de austeridad han perjudicado a los pobres. Para proteger sus propios intereses económicos y los de su familia, hará tratos con el Establecimiento.

Hoy en día, la palabra oligarquía, originalmente griega, se ha unido a Rusia. En Occidente simplemente nos referimos a la clase dominante como élites, lo que implica algunas habilidades especiales. Es más exacto entender que nuestra sociedad está dirigida y controlada por unos pocos y que técnicamente es una oligarquía. Los oligarcas individuales van y vienen, pero las familias que construyen y aprenden a aferrarse a su riqueza son lo que forma el corazón del gobierno oligárquico. No operan en público, pero a través de fundaciones y grupos de expertos financiados con fondos privados, ahora vislumbramos las preocupaciones de las élites. Ciertos nombres como Rothschild, Rockefeller, Morgan, Koch, Walton, Murdoch, Bezos y Roberts participan de manera destacada en ayudar a moldear el discurso público. Si los ricos no tienen una influencia indebida, no sé qué es. O puede hacer lo que ellos quieran que haga, sacudir la cabeza y llamarlo todo una teoría de la conspiración.


Estados Unidos en la década de 1960 | HSTA 324 01

Instructor: Michael Mayer
Créditos: 3

Método de entrega: Cara a cara
Días y horarios: MWF 11: 00-11: 50

Descripción del curso: Examina los desarrollos políticos, sociales, culturales e intelectuales de Estados Unidos en la década de 1950. Se pone especial énfasis en la historia cultural.

Detalles adicionales: CRN 74631


Mundo oculto

El este de Kentucky se encuentra dentro de esa parte de los Apalaches que ha llegado a personificar a la clase baja blanca en Estados Unidos desde que el presidente Lyndon Johnson se sentó en el porche de una cabaña de madera en la pequeña ciudad de Inez en 1964 y lo convirtió en el rostro de su Guerra contra la Pobreza. .

El presidente llegó prácticamente sin previo aviso a la casa de Tom Fletcher, un exminero de carbón de 38 años que no había tenido un trabajo de tiempo completo en dos años y estaba luchando para alimentar a ocho niños. La visita ofreció al resto de los EE. UU. Una visión inquietante de un mundo en gran parte oculto donde las casas habitualmente carecían de electricidad y plomería interior, y los niños habitualmente no tenían suficiente para comer. El censo de 1960 registra que uno de cada cinco adultos de la región no sabía leer ni escribir.

Medio siglo después, mientras que los niveles de pobreza han caído drásticamente en algunas otras partes del país en buena parte gracias a Johnson, la brecha económica entre la región y gran parte del resto de Estados Unidos es igualmente amplia. Y su privación vuelve a ser en gran medida invisible para la mayor parte del país.

El ingreso familiar promedio de Beattyville es de solo $ 12,361 (alrededor de £ 8,000) al año, lo que la coloca como la tercera ciudad de ingresos más bajos en los EE. UU., Según la encuesta de la Oficina del Censo de 2008-12.

A nivel nacional, el ingreso familiar promedio fue de $ 53,915 en 2012. En términos reales, el ingreso de la gente en Beattyville es más bajo que en 1980.

La tasa de pobreza de la ciudad es un 44% superior al promedio nacional. La mitad de sus familias vive por debajo del umbral de la pobreza. Eso incluye a las tres cuartas partes de los que tienen hijos, con las consiguientes consecuencias. Más de un tercio de los adolescentes abandonan la escuela secundaria o se van sin graduarse. Solo el 5% de los residentes tiene títulos universitarios.

Las comunidades circundantes son un poco mejores. Beattyville es la capital del condado de Lee y lleva el nombre del comandante del ejército confederado de Virginia del Norte en la guerra civil, el general Robert E Lee.

Cinco de los 10 condados más pobres de los EE. UU. Corren en línea a través del este de Kentucky e incluyen el condado de Lee. La esperanza de vida en el condado se encuentra entre las peores de los EE. UU., Lo que no es ajeno al hecho de que más de la mitad de la población es obesa. Los hombres vivían un promedio de solo 68,3 años en 2013, un poco más de ocho años por debajo del promedio nacional. Las mujeres vivían un promedio de 76,4 años, unos cinco años menos que la esperanza de vida nacional.

Un camión abandonado en Beattyville. Fotografía: David Coyle / Team Coyle para The Guardian

Unos meses antes de visitar el este de Kentucky, Johnson dijo en su discurso sobre el estado de la Unión: “Nuestro objetivo no es solo aliviar los síntomas de la pobreza, sino curarla y, sobre todo, prevenirla”.

Con el tiempo, el enfoque de ese esfuerzo se trasladó a la pobreza en el centro de la ciudad y muchos de los programas que lanzó Johnson llegaron a ser vistos como dirigidos a las minorías, aunque hasta el día de hoy los blancos constituyen el mayor número de beneficiarios.

Pero cuando el presidente se sentó en el porche de Fletcher en Inez, tenía en mente la pobreza rural de una región casi exclusivamente blanca donde la industria del carbón, que por un tiempo proporcionó empleos pero no la prosperidad tan prometida, ya estaba retrocediendo y la gente luchaba por más. que un ingreso básico de la tierra.

Las imágenes de televisión de la visita de Johnson presentaron a los estadounidenses la dureza de vivir en medio de algunas de las mayores bellezas que Estados Unidos tiene para ofrecer. La vida en una cabaña de troncos enterrada en el bosque del que fue cortada es romántica hasta que tienes que recoger agua en un cubo en el frío invernal.

La guerra contra la pobreza alivió muchos de los síntomas. Los cupones de alimentos y las subvenciones para vivienda, la atención médica para los pobres y las personas mayores y un mejor acceso a una educación decente han evitado que millones de personas luchen contra las privaciones que Johnson encontró en Inez. Hay pocas casas en el este de Kentucky sin electricidad ni baños interiores en estos días. Pero la cura prometida para la pobreza nunca se materializó.

Los recorridos por la pobreza de Lyndon B Johnson

Tres décadas después de la visita de Johnson, Fletcher todavía estaba desempleado pero recibiendo beneficios por discapacidad. Su primera esposa había muerto de cáncer. Su segundo había sido condenado por asesinar a su hija de tres años e intentar matar a su hijo de cuatro años con una sobredosis de drogas para reclamar el seguro de vida.

Una película de la visita de Johnson describe el desempleo en la región como principalmente atribuible a "la falta de industrialización y pérdidas en la industria de la minería del carbón".

La gente en el este de Kentucky todavía lo llama "país del carbón", a pesar de que el declive continuó en gran medida sin cesar y el número de puestos de trabajo en la industria disminuyó con el paso de cada presidencia. Había 31.000 bajo Bill Clinton, pero menos de 14.000 cuando George W Bush dejó el poder.

El número de personas empleadas en la minería en el este de Kentucky se ha reducido a la mitad desde que Barack Obama llegó al poder, aunque la larga historia de declive se ha dejado convenientemente a un lado en el clamor para culpar al actual presidente. Los críticos más cautelosos dicen que Obama está en contra del carbón debido a sus políticas ambientales. Pero una opinión no menos popular en la región es que es parte de la guerra del presidente Obama contra los blancos.

A Beattyville y Lee County también les fue bien sin petróleo hasta la década de 1980. Una década más tarde, los empleadores más importantes de la ciudad eran una fábrica de uniformes, una empresa de datos y una cárcel privada con prisioneros de Vermont. Ahora, el negocio de la confección y la informática se ha ido y Vermont acaba de trasladar a sus prisioneros a Michigan, donde es más barato alojarlos.

La oficina de Sturgeon Mining Company, Main Street, Beattyville. Fotografía: David Coyle / Team Coyle para The Guardian

El empleador más grande del condado es ahora el sistema escolar. Hay cinco veces más trabajadores de la salud en el este de Kentucky que mineros. El “país del carbón” es hoy poco más que una identidad cultural.

La oficina de Sturgeon Mining Company de Ed Courier está en la calle principal. Las pocas minas que quedan involucran a personas que extraen carbón de las laderas. “He estado en el negocio del carbón desde 1978 y los últimos cinco años he intentado salir del negocio del carbón. No hay futuro para eso aquí ”, dijo.

La oficina de Courier es una antigua tienda en la calle principal de Beattyville. Asintió con la cabeza hacia la ventana y comentó cáusticamente sobre cuántas antiguas tiendas en el otrora bullicioso centro de la ciudad se habían entregado a compañías de préstamos de día de pago y organizaciones benéficas. Uno regaló lo que se conoce popularmente como el "Teléfono Obama", un teléfono móvil gratuito disponible para cualquier persona con cupones de alimentos u otro tipo de asistencia que proporciona 250 minutos de llamadas por mes.

“Las cosas estaban muy bien cuando vine aquí en el '72 y terminé quedándome. Cuando llegué aquí había tres concesionarios de automóviles nuevos. No ha habido un nuevo concesionario de automóviles aquí desde 1989 ”, dijo. “No hay futuro aquí. Tengo una sensación de tristeza. Ojalá la gente tuviera una vida mejor ".

La guerra contra la pobreza sigue viva gracias a las subvenciones federales. Los cupones de alimentos, los programas de empleo y las prestaciones por discapacidad han protegido a muchas personas de los efectos más duros de la retirada de puestos de trabajo de la región. Algunas familias todavía luchan por poner suficiente comida en la mesa, pero sus hijos son alimentados, si no bien en el sentido de que son saludables, en la escuela.

El dinero federal también construyó a Vivian Lunsford una nueva casa: un espacioso bungalow de madera con un balcón en dos lados y un bosque en la parte trasera, construido en un barranco en las afueras de Beattyville. El estrecho camino de la ciudad serpentea por sencillas cabañas de troncos enterradas en los árboles.

"Probablemente han estado allí desde principios de 1900", dijo. “No sé cómo vive la gente en ellos. Son realmente básicos. Su única agua corriente es el arroyo. Pero la gente sigue quedándose allí. No quieren irse. Es el orgullo. La herencia de esa tierra ".

Remolques en Beattyville. Fotografía: Sean Smith para The Guardian

Antes de conseguir la casa, Lunsford, de 38 años, estaba desempleado y sin hogar. Su madre solicitó una subvención y una hipoteca a precio reducido en nombre de su hija sin avisarle, con el fin de construir una versión más moderna y espaciosa de las antiguas cabañas de madera. Lunsford paga la hipoteca a $ 389 al mes, menos de lo que costaría alquilar.

"Se destinó tanto dinero de la subvención que mientras viva allí durante 10 años no tengo que devolver ese dinero de la subvención", dijo.

Lunsford también pudo conseguir un trabajo en la asociación de viviendas de Beattyville que construyó su casa, que comparte estos días con su pareja y su hija en edad escolar.

“Este lugar es notablemente más pobre. No puedes simplemente salir y conseguir un trabajo en McDonald's. Un Walmart está a una hora de distancia. Puedo ir a casa de mi papá en Florida y el mundo es como un lugar diferente. Aquí hay más estancados en el tiempo ”, dijo.

“Nuestra situación de personas sin hogar es realmente diferente a la de una gran ciudad. Es surfear desde el sofá. Hay personas de menores ingresos, abuelos con sus hijos y cónyuges que viven allí con los nietos. Están todos hacinados en esta única casa. Hay muchos de ellos ".

Otras personas en la lista de espera para nuevas casas - bungalows de madera o remolques - son lo que ella llama "quemados", cuyas casas fueron destruidas por el fuego de velas, calentadores de queroseno o estufas de barriga. Muchos de ellos se encuentran en hogares desconectados de la electricidad y otros servicios públicos para ahorrar dinero.

“Las facturas de servicios públicos son escandalosas en un remolque porque carecen de aislamiento. Tengo una pequeña dama con la que he estado ayudando, señorita Nelly. Ella tiene más de 70 años. Su factura de electricidad en invierno aquí es de unos 400 dólares al mes. Ella no puede pagar eso. Los remolques no calientan bien ”, dijo. “Algunas personas optan por no conectarse a los servicios públicos para ahorrar dinero. Mucha gente aquí, sus ingresos son entre $ 500 y $ 700 al mes. Eso es todo lo que obtienen. Eso no es mucho, especialmente si tienes hijos y el precio de la gasolina y el seguro del automóvil y tienes todas estas cosas que debes pagar ".

Sheriff Wendell "Bug" Childerts. Fotografía: Sean Smith para The Guardian

Aún así, el programa de realojo no está exento de problemas. Bob Ball construyó la casa de Lunsford. También construyó uno para un hombre de unos 20 años llamado Duke y su esposa, quienes estaban desempleados y habían estado viviendo en una caravana.

Ball ha contratado desde entonces a Duke como trabajador. El dinero federal mantiene vivo el negocio del constructor, pero aún así comentó con una pizca de desaprobación a las viviendas que financian el gobierno. “Consiguió una casa nueva tan joven. Todos pagamos por eso ”, dijo Ball.

A lo largo de gran parte del siglo XIX, esta parte del estado de Bluegrass se idealizó en historias de guerreros duros y valientes cazadores como el epítome de la autosuficiencia estadounidense. Ninguno más que Daniel Boone, un cazador y topógrafo a la vanguardia de la colonización de Kentucky. Una buena parte del condado de Lee se excava en un bosque nacional que lleva su nombre.

“El patrimonio cultural aquí es importante”, dijo Dee Davis, cuya familia era del condado de Lee, aunque creció en un condado vecino donde dirige el Centro de Estrategias Rurales. “Las primeras novelas más vendidas fueron sobre esta región. En un momento fue el icónico Estados Unidos. Este tipo de frontera: blanca, noble. Esta fue la iconografía ".

Cuando Johnson llegó, se había apoderado de una imagen diferente: la del antimoderno, bebiendo alcohol ilegalmente, armando armas, al revés, "hillbilly". El estereotipo fue perpetuado en la televisión por un popular programa de comedia de la década de 1960, The Beverly Hillbillies, en el que la gente de las montañas poco sofisticada encuentra petróleo en su tierra, se enriquece y se mueve con sus armas, biblias y simpatías confederadas para vivir entre los millonarios de California.

En 2003, Davis dirigió una campaña contra un plan de CBS para rehacer la comedia como un reality show al establecer una pobre familia de los Apalaches en una mansión de Beverly Hills. Un ejecutivo de CBS burlón comentó sobre el potencial: "Imagínense el episodio en el que tienen que entrevistar a las sirvientas".

Davis rechazó a CBS, pero dijo que el programa planeado reflejaba la sensación de que se culpaba por su condición a los blancos que vivían en comunidades más pobres.

"Aquí existe la sensación de que la gente te mira con desprecio. Sentir que está bien reírse de ti, compadecerte. No estás en el mismo terreno común de comparación que alguien que está mejor o que vive en un lugar mejor. Eso no significa que siempre sea cierto, solo significa que sentimos esa carga rápidamente. Estamos preparados para reaccionar ante las personas que creemos que nos menosprecian. Que nos juzguen por nuestra ropa, nos juzguen por nuestro coche, nos juzguen por nuestros ingresos, por nuestra forma de hablar ”, dijo.

“Este es el distrito congresional más pobre de Estados Unidos. Crecí entregando muebles con mi papá. Nadie dijo nunca que estaban en la pobreza. Esa es una palabra que se usa para juzgar a las personas. Les oyes decir, puede que yo sea un hombre pobre, pero vivimos una vida bastante buena para los pobres. Las personas se refieren a sí mismas como pobres, pero no se referirán a sí mismas como personas en situación de pobreza ".

Karen Jennings se encontró con el prejuicio cuando dejó Beattyville por primera vez.

“Cuando fui a Louisville cuando era adolescente para trabajar en Waffle House, tenía este acento campestre. Se rieron de mí y me preguntaron si teníamos baños de donde yo vengo. La gente aquí es juzgada en las ciudades más grandes y eso les molesta ”, dijo. “La diferencia es que las ciudades esconden sus problemas. Aquí es demasiado pequeño para esconderlos. Están las drogas y la pobreza. Hay muchos ancianos que vienen aquí para comer. El bienestar no es suficiente. Tres niñas de la clase de mi nieta están embarazadas. Este es un lugar difícil para crecer. La gente no lo esconde, pero les molesta que los juzguen por ello ".


Historia

El establecimiento de la Colonia Argyll en el valle de Cape Fear de las Carolinas en 1739 fue un evento importante en la historia de Escocia y América. Durante algún tiempo fue el asentamiento más grande de montañeses escoceses fuera de Escocia. ¿Por qué la gente abandonó sus hogares nativos en Escocia por una tierra desconocida? ¿Qué pensaron de sus experiencias en Estados Unidos?

Al examinar cualquier grupo de inmigrantes que se haya formado a lo largo de varias generaciones, debemos tener en cuenta la diversidad de experiencias y antecedentes de las personas mismas. Ningún grupo es completamente homogéneo. Todas las sociedades tienen diferentes estratos sociales, profesiones especializadas, roles de género, etc. Las nuevas costumbres, alimentos, tecnologías e ideas pueden ingresar a una sociedad a través de una comunidad vecina o de una institución interna (como escuelas o iglesias). Los cambios resultantes pueden afectar a una sociedad de muchas formas imprevisibles.

Esto es particularmente cierto en el caso de la comunidad de inmigrantes de los montañeses escoceses de Cape Fear que se fundó a fines de la década de 1730 y continuó recibiendo nuevos inmigrantes en las primeras décadas de la década de 1800. Durante ese tiempo, la sociedad de las Highlands en Escocia estaba experimentando una transformación dramática en casi todos sus aspectos: economía, educación, idioma, religión y estructura social.

A pesar de esto, podemos hacer algunas generalizaciones que atraviesan las divisiones de la sociedad de las Highlands y describen las motivaciones para dejar Escocia y las impresiones de la vida en su país recién adoptado, Estados Unidos. Estas observaciones están respaldadas por sus propias palabras en prosa y poesía en inglés y en su propia lengua materna, el gaélico escocés.

Aunque la masa de los montañeses escoceses nunca tuvo ninguna razón para dejar sus comunidades de origen donde sus antepasados ​​habían vivido más allá del recuerdo de la tradición, siempre ha habido un segmento de élite de la sociedad gaélica que ha sido altamente educado y ha viajado mucho. El negocio de la ganadería se desarrolló en las Tierras Altas durante el siglo XVII, lo que permitió a algunos miembros de la clase media nativa aumentar su riqueza reuniendo enormes manadas de ganado de todos los rincones de las Tierras Altas y acompañándolos a los mercados de las Tierras Bajas de Escocia.

La Plantación de Ulster forjó nuevos vínculos a través del canal irlandés, ya que los montañeses de habla gaélica se encontraban entre los muchos colonos protestantes asentados por el plan de la Corona para la subyugación de Irlanda. Mirando más atrás en el tiempo, hubo siglos de viajes entre las tierras altas occidentales e Irlanda: los jefes de las tierras altas alquilaron su poder militar adicional como "redshanks" (mercenarios) a los jefes gaélicos en Irlanda, y también reclutaron miembros de las clases eruditas profesionales que habían Se formó en las escuelas de bardos de Irlanda. Además, los escoceses en general siempre habían tenido vínculos de diversa índole con la Europa continental, ya fueran relacionados con la religión, el ejército o la educación. Se estima que más de 30.000 escoceses se fueron a Polonia solo entre 1600 y 1650.

A medida que la élite de las Highlands se vio cada vez más influenciada e integrada en el estado británico centralizado, comenzaron a adoptar los valores y prácticas del mundo de habla inglesa. El mayor impacto fue social y económico. La sociedad de las tierras altas había sido una economía pastoril de subsistencia, la lealtad era local y familiar, y el parentesco era un factor primordial en el funcionamiento de la comunidad. La élite de las Tierras Altas, sin embargo, se estaba involucrando en una economía de efectivo, lo que les exigía generar un producto excedente para exportar a los mercados fuera de las Tierras Altas. Esto llevó a elevar las rentas y minimizar los gastos generales, lo que finalmente significó el abandono de la población humana que en épocas anteriores había sido la base de su estatus y riqueza.

Fueron los hombres de la clase media, los "tacksmen", como se les llamaba en inglés, o abeto-bhaile en su gaélico nativo, quienes fueron los primeros en responder a estas desestabilizaciones sociales y económicas. Sabían que, como clase, estaban siendo exprimidos. Más allá de esto, tendían a saber leer y escribir en inglés y estaban acostumbrados a ser administradores y líderes. Como anticiparon que el nuevo régimen provocaría una reducción en su calidad de vida, tuvieron el mayor incentivo para organizar migraciones que los llevarían a ellos y a sus subarrendatarios a nuevas tierras.

Ya en 1729, Archibald Campbell, un agente de la finca Argyll, observó que los inquilinos de Kintyre estaban inspirados por sus vecinos irlandeses para que se fueran a Estados Unidos. La isla de Islay (o Ìle como lo llaman propiamente sus habitantes nativos) pasó a manos de Daniel Campbell, un comerciante de Glasgow y miembro del Parlamento. No es de extrañar que un hombre de estos antecedentes preparara planes para una reestructuración masiva de la isla con el lucro en mente. En lugar de competir por los arrendamientos, algunos de los tacksmen decidieron que preferían arriesgar su destino en Estados Unidos.

Fue un grupo como este quien estableció la Colonia Argyll en 1740 alrededor de la moderna Fayetteville, Carolina del Norte. Los montañeses de Escocia seguían reacios a abandonar sus costas nativas, y sus dudas fueron fomentadas por la propaganda contra la emigración de los terratenientes que deseaban mantener una población servil. Sin embargo, con el tiempo, la comunidad de inmigrantes de las Highlands floreció y llamó a sus parientes en Escocia para que se unieran a ellos. Sabemos, por ejemplo, que Alexander McAlester de New Troy, condado de Cumberland, estaba escribiendo a su hermano en la isla de Arran en 1747. El reverendo Allan Macqueen, escribiendo en la década de 1790, recordó:

Se distribuyeron entre ellos copias de cartas de personas que habían emigrado varios años antes a América, a sus amigos en casa, que contenían los relatos más halagadores de la provincia de Carolina del Norte. La fe implícita que se les dio a estos relatos les hizo decidirse a abandonar su país de origen y enfrentarse a los peligros de cruzar el Atlántico para establecerse en las tierras salvajes de América.

Aproximadamente en 1767, una segunda y mayor ola de migración comenzó a inundar el valle de Cape Fear con montañeses. Este grupo era de un área más grande de Argyll, incluidas las islas de Arran, Jura, Islay y Gigha. Con el empeoramiento de las condiciones económicas en la década de 1770, el impulso de emigrar se extendió mucho más por las Tierras Altas y las Hébridas Exteriores. Aproximadamente el 20% de la isla de Skye fue atraído por los tacksmen durante este período, para gran disgusto de los propietarios.

Los terratenientes de las tierras altas (porque en ese momento ya no podían ser llamados "jefes" en ningún sentido significativo de la palabra) poseían poderes más irrestrictos que cualquier otro en Europa, y muchos de ellos usaban este poder para explotar a sus inquilinos. Si bien las condiciones económicas eran malas en toda Gran Bretaña, solo en las Tierras Altas de Escocia los propietarios podían usar su autoridad para obligar a las personas a abandonar sus hogares. Desde finales de la década de 1700 hasta 1850, los montañeses fueron una parte desproporcionadamente grande del éxodo escocés.

Numerosas fuentes confirman que los montañeses estaban inextricablemente atados a su tierra natal, pero se marcharon debido a la opresión económica, cultural y social que parecía imposible de remediar en las Tierras Altas. Alexander McAlester le escribió a su hermano en 1770:

En resumen, la opresión de nuestros lairds o terratenientes pronto ayudará a plantar su colonia & # 8230 Esta parte de Carolina del Norte pronto será una Nueva Escocia porque dentro de estos tres o cuatro años habrá una inmensa cantidad de personas que han venido a este lugar.

El tratado anónimo Información sobre la provincia de Carolina del Norte, impreso en 1773, corrobora que fue la ruptura de los lazos sociales tradicionales lo que deshizo el tejido de la sociedad de las Highlands y provocó una hemorragia tan masiva de población:

Los nativos de las Tierras Altas y las Islas siempre han sido notables por el mayor apego al lugar de su nacimiento y por el mayor respeto hacia sus amos y superiores. En estos, solían encontrar buenos mecenas y protectores, y padres cariñosos e indulgentes con ellos y sus familias. Esto les hizo querer un suelo y un clima a los que la naturaleza no ha sido muy generosa en sus favores, hasta el punto de que alguna vez han mostrado la mayor aversión a dejar su país o mudarse a regiones más felices y climas más indulgentes. Que esto es cierto para los montañeses, en general, será reconocido por quienes menos los conocen. La causa, entonces, que podría inducir a un pueblo de este tipo a abandonar sus tierras de origen, en tal número, y hacerlos buscar moradas en países lejanos y desconocidos, debe, sin duda, ser muy convincente y poderosa. Y, aquí, consideren los actuales terratenientes y propietarios, si últimamente, ¿no tienen mucha culpa? ¿No han comenzado a sacudir demasiado sobre ellos la barra de hierro de la opresión? & # 8230 Son rechazados con miradas que expresan el mayor desprecio, o despedidos con una andanada de juramentos y maldiciones, en un lenguaje extraño y desconocido para la mayoría de ellos.

Esta es, de hecho, la misma opinión expresada en la poesía gaélica de la época.La siguiente traducción de un breve extracto de una canción de Iain mac Mhurchaidh ("John MacRae" en inglés) de Kintail insta a sus vecinos a embarcarse hacia Cape Fear después de recibir informes entusiastas en cartas del reverendo John Bethune:

Recibí una carta de John Bethune ¡Vámonos todos!
¡Lo cual agradó a un hombre que ni siquiera lo vio! ¡No me preocupo por los débiles de corazón!
Algunos de mis compatriotas Mejor eso que permanecer bajo los señores
Han emigrado a donde encontrarán abundancia de riquezas. Quién no tolerará a sus propios inquilinos.

John MacCodrum, al dirigirse a los emigrantes que partieron hacia Cape Fear a principios de la década de 1770, reprende de manera similar a los terratenientes por su abandono de los valores tradicionales de la sociedad de las Highlands y por traicionar a sus parientes en esta traducción de un extracto de una canción gaélica:

Levanta el ánimo y la alegría, ¿de qué sirve contarlo?
Diviértete y haz música Dado que los nobles se han vuelto tan tacaños
Y pon tus esperanzas de que castraran un insecto
Con la ayuda del gran rey, Dios. Si resultara una ganancia.
Porque debes navegar lejos Los poderosos líderes se han ido
Y no es tu deseo hacerlo, Quienes estaban sedientos de la Verdad
A un reino ajeno a tiQuien amaba a sus seguidores
Como han comenzado a hacer sus parientes. Y duro con sus enemigos.
Porque no te dejarán vivir
En las tierras que te son familiares
Es mejor que te vayas de buena gana
Que descender como esclavos & # 8230

Una vez que llegaron a Estados Unidos, encontraron una vida y una tierra bastante ajenas a ellos. La poesía gaélica de la época se refiere con frecuencia a Estados Unidos como la "tierra del bosque interminable". Aunque algunas partes de Argyll son boscosas, hay muy pocos árboles en la mayoría de las islas occidentales. El paisaje no solo era extraño e imponente, sino que se encontraron con muchos animales salvajes y hostiles hacia ellos. Los colonos que se establecieron en la tierra antes que ellos (ingleses, escoceses-irlandeses, alemanes, hugonotes, suizos y otros) eran igualmente extranjeros y poco acogedores, vestían ropa y hablaban idiomas desconocidos para los montañeses.

Estos temas de exilio e incertidumbre aparecen en uno de los primeros poemas gaélicos de América del Norte, un extracto del cual se da aquí en traducción:

Ojalá estuviera en los valles ricos en ganado [de Escocia],
Donde me criaron cuando era niño,
Donde hay hermosas laderas y terneros jóvenes bramando
Y la flota de arenques que navega con tanta gracia.

Ahora estamos en america
Al borde del bosque interminable
Cuando termine el invierno y vuelva el calor
Las peras y las manzanas crecerán fragantes.

La gente que veo aquí no es atractiva
Usando capas de cáñamo y enormes sombreros
Con pantalones caqui abiertos y desabrochados,
Falta falda escocesa y medias: es una lástima.

De todos los aspectos de su identidad como montañeses, el más fundamental era su idioma. Fue a través del gaélico que expresaron sus experiencias como comunidad y como individuos, y tuvieron acceso a siglos de tradición oral en forma de canción, poesía, leyenda, cuento popular, linaje, etc., que encarnó su pasado colectivo como pueblo. . La gran mayoría de los emigrantes solo hablaba gaélico, aunque los rangos superiores de la sociedad de las Tierras Altas hablaban inglés con fluidez.

Los líderes de la Colonia Argyll solicitaron al Presbiterio de Inveraray un ministro de habla gaélica mientras se preparaban para su partida en 1739:

Como consecuencia de su y nuestra resolución de ir al continente de América en el próximo verano y fijar una Colonia allí, y nuestro diseño de tener un clérigo que pueda hablar el idioma de las Tierras Altas ya que desde ese país [las Tierras Altas de Escocia] todos nuestros sirvientes deben ser, muchos de los cuales no pueden hablar ningún otro idioma & # 8230

Tales peticiones se repitieron de vez en cuando hasta que el Reverendo James Campbell finalmente suministró el área con el Reverendo James Campbell en 1758. El Conde de Argyll había estado promoviendo y desarrollando activamente la fe protestante en el área de las Tierras Altas sobre la que tenía influencia desde la década de 1560. El protestantismo fue un indicador importante de lealtad a la corona británica y la mayoría de los montañeses de Argyll se habían convertido nominalmente al protestantismo en el momento de las migraciones.

A pesar de su importancia política, los montañeses fueron notados en contraste con sus vecinos de las tierras bajas en este momento como bastante indiferentes a la religión en general, pero la gente recurrió cada vez más a la religión en busca de liderazgo y esperanza a medida que se profundizaba su crisis cultural. A pesar de que estaban familiarizados con las historias bíblicas, los poetas compararon su difícil situación con la de los hijos de Israel, al igual que el poeta. Domhnall MacMhathain ("Donald Matheson" en inglés) cuando un cargamento de sus compatriotas partió hacia las Carolinas alrededor de 1768:

Veo un reflejo con mucha fuerza los tomó
De las cosas de antaño lejos del faraón
Cuando el pueblo de Israel dividió el mar para ellos
Tuvieron dolor en Egipto cuando el faraón se apresuró a perseguirlos.


Los montañeses también partían a través del océano para escapar de la opresión y las dificultades. La religión no solo proporcionaba consuelo: era la iglesia en particular la que debía actuar como un importante catalizador del cambio para la sociedad gaélica tanto en las Tierras Altas de Escocia como en las comunidades inmigrantes de Estados Unidos.


Ver el vídeo: Reino Unido no quiere que argentina se arme y lo impide (Noviembre 2021).