Información

Fresco de delfines, Knossos, Creta



Etiqueta: arquitectura minoica

Un detalle del fresco de los delfines, el palacio minoico de Knossos, Creta, (c. 1700-1450 a. C.). Fotografía tomada por Mark Cartwright para Ancient History Encyclopedia. Cargado por Mark Cartwright, publicado el 26 de abril de 2012 bajo la siguiente licencia: Creative Commons: Attribution-NonCommercial-ShareAlike.

La civilización minoica floreció en la isla mediterránea de Creta durante el apogeo de la Edad del Bronce (c. 2000-c. 1500 a. C.). En virtud de su arte y arquitectura únicos, los antiguos minoicos hicieron contribuciones significativas al desarrollo posterior de la civilización occidental. Sin embargo, todavía sabemos menos sobre los minoicos que sobre las civilizaciones de Egipto o Mesopotamia. Profesora Louise Hitchcock, arqueólogo especializado en arqueología del Egeo en la Universidad de Melbourne, nos presenta el mundo de los antiguos minoicos y la importancia de la arqueología del Egeo en esta entrevista exclusiva con James Blake Wiener de Enciclopedia de historia antigua (AHE).


Dentro del magnífico palacio minoico de Knossos en Creta

El palacio minoico de Knossos. Crédito: Gary Bembridge / Wikimedia Commons / CC-BY-2.0

El Palacio de Knossos, ubicado a unos cinco kilómetros (tres millas) al sur de Heraklion en la colina Kephala, era el más grande de todos los palacios minoicos de Creta.

También fue el núcleo de la civilización altamente sofisticada que floreció en la isla hace más de 3.500 años.

El descubrimiento del palacio minoico de Knossos

El descubrimiento y posterior excavación del palacio se remonta a principios del siglo XX. Antes de eso, Knossos solo había servido como un lugar mencionado en la mitología griega.

El primer erudito moderno que se interesó seriamente por la zona fue el alemán Heinrich Schliemann, quien en 1870 había excavado el sitio que se cree que es Troya.

Schliemann estaba seguro de que un importante palacio minoico estaba escondido cerca de Heraklion, pero las autoridades otomanas que todavía gobernaban la isla en ese momento negaron cualquier permiso para excavar allí.

Años después, el arqueólogo británico Arthur Evans, inspirado por las ideas de Schliemann, llegó a Creta para negociar la compra de una porción de tierra en Knossos.

Comenzó las excavaciones en 1900 y en cuestión de días encontró suficientes evidencias claras para indicar la presencia de un enorme complejo palaciego.

Restauración del sitio

Los controvertidos trabajos de restauración se llevaron a cabo gracias a la propiedad personal de Evans & # 8217 del sitio y su riqueza.

Llamó a la civilización & # 8220Minoan & # 8221 en honor al legendario rey Minos y también se tomó la libertad de reconstruir el sitio que ha sido debatido por diferentes arqueólogos desde entonces.

Techó el Salón del Trono, reconstruyó la Gran Escalera y reemplazó columnas.

Evans también ordenó la reconstrucción de paredes con frescos e incluso agregó un Piano Nobile (piso superior) conjetural usando concreto.

Aunque sus obras se basan en gran medida en ideas personales, también es cierto que sin su restauración hubiera sido imposible deducir cómo podría haber sido el complejo masivo en el pasado.

Por lo tanto, si los visitantes quieren ver uno de los restos más magníficos de la civilización minoica, deben soportar cierta controversia y visitar el sitio arqueológico de Knossos.

Qué ver en el palacio minoico de Knossos

El West Court

Esta zona que se creía que era el mercado era sin duda un lugar dedicado a las reuniones públicas.

Allí, los visitantes pueden encontrar tres grandes pozos circulares, probablemente silos o depósitos, que también se utilizaron como basureros al final de la era minoica.

El Tribunal Central

El área central del palacio presenta un patio donde un moderno pavimento cubre los restos más antiguos encontrados en el sitio, que datan del Neolítico.

Algunos especulan que este solía ser el escenario de la conocida ceremonia del salto del toro, mientras que otros dicen que el espacio no habría sido suficiente para los movimientos acrobáticos requeridos para la actuación.

El Piano Nobile

El Piano Nobile es una reconstrucción completamente hecha desde cero por Evans, y su principal valor radica en las vistas que ofrece de todo el complejo y los almacenes.

Muchos consideran que la disposición del área es bastante confusa y fuera de lugar.

El Salón del Trono

El Salón del Trono de Knossos. Crédito: Rolf Dietrich Brecher / Wikimedia Commons / CC-BY-SA-2.0

Fácil de detectar debido a las filas de turistas que esperan para visitar, la sala del trono alberga un asiento desgastado de piedra, mientras que junto a las paredes hay filas con bancos de piedra.

Los arqueólogos creen que la habitación era el asiento de un sacerdote o sacerdotisa en lugar de un gobernante.

Esta idea también está respaldada por la presencia de un baño sumergido que probablemente se usó para la purificación ritual, ya que no tiene conexión con el sistema de drenaje del palacio.

Los apartamentos reales

El mural de delfines en la suite Queen & # 8217s en Knossos. Crédito: Chris 73 / Wikimedia Commons / CC-BY-SA-3.0

La Gran Escalera, una obra maestra que es parte integral del diseño arquitectónico del espectacular Palacio minoico de Knossos, conduce a los visitantes a los apartamentos reales.

Las habitaciones más hermosas del palacio son un claro ejemplo de la importancia que el lujo y el confort tenían para los minoicos. La suite Queen & # 8217s tiene su sala principal decorada con los famosos frescos de los delfines.

Algunos argumentan que estas habitaciones habrían sido demasiado pequeñas para la realeza, más probablemente ubicadas en las áreas superiores del palacio.

Por lo tanto, también se identifican como residencias para sacerdotes o nobles importantes.

El baño Queen & # 8217s tiene una tina de arcilla protegida por una pared con un inodoro con un sistema de drenaje.

La sala King & # 8217s, ubicada sobre la suite Queen & # 8217s, tiene una recepción impresionante conocida como el Salón de la Guardia Real, así como la cámara personal del gobernante & # 8217, o el Salón de las Hachas Dobles.

Los talleres

Se cree que esta zona fue el área donde los herreros, alfareros y otros artesanos administraban su comercio y habilidades.

En los talleres, también es posible ver los característicos jarrones de terracota enormes.

Este también es un buen lugar para admirar el fresco en relieve del toro ubicado en la entrada norte.

El sistema de drenaje

El conocido y complejo sistema de drenaje del palacio, que se ve mejor desde la parte posterior de la suite Queen & # 8217s, consiste en tuberías de terracota interconectadas que se encuentran debajo del complejo. Secciones enteras son perfectamente visibles.


El delfín de Knossos: crea tu propia obra de arte inspirada en la antigüedad con Dan Fenelon

En honor al Mes de AntiquityNOW, nuestro Artista en Residencia Dan Fenelon ha creado una pintura por actividad numérica usando una de sus pinturas inspiradas en el “Fresco de los Delfines” minoico en la isla de Knossos. El fresco es del Palacio de Knossos, ubicado al sur de la actual Heraklion, cerca de la costa norte de Creta. El palacio fue construido por los minoicos alrededor de 1950 a. C., pero fue dañado por un terremoto en 1700 a. C. y tuvo que ser reconstruido. [1] Encargado por el rey Minos, el palacio fue creación del antiguo arquitecto Dedalos y se dice que fue tan complejo en su diseño que nadie colocado dentro de sus muros podría encontrar su salida. [2] El segundo palacio construido sobre los restos del primero continuó esta estructura laberíntica, pero incluyó varios cambios. En su libro "Arquitectura de la Creta minoica", John McEnroe escribe:

En el segundo Palacio, gran parte del volumen monumental del edificio anterior se aligeraría a través de innovaciones estructurales y detalles intrincados, y el gusto por la piedra de colores sería reemplazado en parte por pinturas murales representativas.[3]

El "Fresco de los delfines" es una de esas pinturas murales. Si no fuera por el terremoto y la posterior reconstrucción, tal vez este hermoso ejemplo de pintura minoica nunca se hubiera creado. El fresco ha sido restaurado y se puede encontrar en los barrios residenciales en lo que se cree que es un dormitorio.

Dan se inspiró en este antiguo arte para pintar su propio "Delfín de Knossos". Ha elaborado una actividad para crear sus propias versiones de este antiguo arte inspirado. Haga clic en la imagen a la derecha para descargar un libro en pdf que incluye impresionantes imágenes del fresco, así como instrucciones y páginas imprimibles para completar la actividad de pintar por números.

Nos encantaría ver cómo quedan tus cuadros. Envíenos fotos de su "Delfín de Knossos" y las publicaremos en nuestro sitio web.

[1] Jarus, O. (15 de marzo de 2013). Knossos: Palacio de los minoicos. LiveScience. Obtenido el 17 de mayo de 2014 de http://www.livescience.com/27955-knossos-palace-of-the-minoans.html

[3] McEnroe, J. C. (2010). Arquitectura de la Creta minoica construyendo identidad en la Edad del Bronce del Egeo. Austin: Prensa de la Universidad de Texas.


Geografía

Mapa de los principales sitios minoicos

Creta es una isla montañosa con puertos naturales. Hay signos de daños por terremotos en muchos sitios minoicos y claros signos de levantamiento de tierras y la inmersión de sitios costeros debido a procesos tectónicos a lo largo de su costa. [30]

Según Homero, Creta tenía 90 ciudades. [31] A juzgar por los sitios del palacio, la isla probablemente se dividió en al menos ocho unidades políticas en el apogeo del período minoico. La gran mayoría de los sitios minoicos se encuentran en el centro y este de Creta, y pocos en la parte occidental de la isla. Parece que hay cuatro palacios principales en la isla: Knossos, Phaistos, Malia y Kato Zakros. Se cree que el norte fue gobernado desde Knossos, el sur desde Phaistos, la región centro-oriental de Malia, el extremo oriental de Kato Zakros. Se han encontrado palacios más pequeños en otras partes de la isla.

Asentamientos importantes

    - el sitio arqueológico de la Edad del Bronce [32] más grande de Creta. Knossos tenía una población estimada de 1.300 a 2.000 en 2500 a. C., 18.000 en 2000 a. C., 20.000 a 100.000 en 1600 a. C. y 30.000 en 1360 a. C. [33] [34] - el segundo edificio palaciego más grande [32] de la isla, excavado por la escuela italiana poco después de Knossos - el tema de las excavaciones francesas, un centro palaciego que ofrece una mirada al período proto-palaciego - mar -sitio palaciego lateral excavado por arqueólogos griegos en el extremo este de la isla, también conocido como & laquo Zakro & raquo en la literatura arqueológica - confirmado como un sitio palaciego a principios de la década de 1990 - centro administrativo cerca de Festos que ha producido el mayor número de tablillas Lineales A . - sitio de la ciudad excavado en el primer cuarto del siglo XX - sitio minoico temprano en el sur de Creta - sitio minoico temprano del este que da nombre a la cerámica distintiva - sitio del sur - ciudad isleña con sitios rituales - el mayor santuario pico minoico, asociado con el palacio de Knossos [35] - sitio del Hacha Arkalochori - sitio de refugio, uno de los últimos sitios minoicos - asentamiento en la isla de Santorini (Thera), cerca del sitio de la erupción de Thera - ciudad montañosa en las estribaciones del norte del monte Ida

Giacobbe Giusti, civilización minoica

Fresco minoico, que muestra una flota y un asentamiento

Más allá de Creta

Los minoicos eran comerciantes, y sus contactos culturales llegaron al Antiguo Reino de Egipto, Chipre que contiene cobre, Canaán y la costa levantina y Anatolia. A finales de 2009, se descubrieron frescos de estilo minoico y otros artefactos durante las excavaciones del palacio cananeo en Tel Kabri, Israel, lo que llevó a los arqueólogos a concluir que la influencia minoica fue la más fuerte en la ciudad-estado cananea. Estos son los únicos artefactos minoicos que se han encontrado en Israel. [36]

Las técnicas minoicas y los estilos cerámicos tuvieron diversos grados de influencia en la Grecia heládica. Junto con Santorini, los asentamientos minoicos se encuentran [37] en Kastri, Kythera, una isla cerca del continente griego influenciada por los minoicos desde mediados del tercer milenio antes de Cristo (EMII) hasta su ocupación micénica en el siglo XIII. [38] [39] [40] Los estratos minoicos reemplazaron una cultura de la Edad del Bronce temprana derivada del continente, el asentamiento minoico más antiguo fuera de Creta. [41]

Las Cícladas estaban en la órbita cultural minoica y, más cerca de Creta, las islas de Karpathos, Saria y Kasos también contenían colonias minoicas de la Edad del Bronce Media (MMI-II) o asentamientos de comerciantes minoicos. La mayoría fueron abandonados en LMI, pero Karpathos se recuperó y continuó su cultura minoica hasta el final de la Edad del Bronce. [42] Otras supuestas colonias minoicas, como la hipotetizada por Adolf Furtwängler en Egina, fueron descartadas más tarde por los estudiosos. [43] Sin embargo, había una colonia minoica en Ialysos en Rodas. [44]

La influencia cultural minoica indica una órbita que se extiende a través de las Cícladas hasta Egipto y Chipre. Las pinturas del siglo XV a. C. en Tebas, Egipto, muestran a individuos de apariencia minoica llevando regalos. Inscripciones que los describen como procedentes de keftiu (& laquo islas en medio del mar & raquo) puede referirse a comerciantes o funcionarios de Creta que traen regalos. [45]

Algunos lugares de Creta indican que los minoicos eran una sociedad "laquo que miraba hacia el exterior". [46] El sitio neo-palaciego de Kato Zakros se encuentra a 100 metros de la línea costera moderna en una bahía. Su gran número de talleres y la riqueza de materiales del sitio indican una posible entrepôt para el comercio. Estas actividades se ven en representaciones artísticas del mar, incluido el fresco de & laquo Flotilla & raquo en la sala cinco de West House en Akrotiri. [ cita necesaria ]


Conservación vs restauración: el Palacio de Knossos (Creta)

¿Qué sucede con un sitio arqueológico después de que se completa el trabajo del arqueólogo? ¿Debería restaurarse el sitio (o partes de él) a lo que creemos (según la evidencia) que alguna vez lució? ¿O debería protegerse el sitio mediante la conservación y dejarse como está? Una visita a un sitio arqueológico no restaurado puede resultar aburrida; incluso los sitios antiguos más lujosos pueden parecer montones de piedras desorganizadas enmarcadas por columnas rotas y otros fragmentos. Y mientras que los principios de conservación modernos insisten en la reversibilidad de cualquier tratamiento (en caso de que se descubran mejores tratamientos en el futuro), en el pasado, los conservadores no tenían los recursos o la ciencia disponibles en la actualidad.

Knossos

El sitio arqueológico de Knossos (en la isla de Creta) —tradicionalmente llamado palacio— es la segunda atracción turística más popular de toda Grecia (después de la Acrópolis de Atenas) y recibe a cientos de miles de turistas al año. Pero su principal atractivo no son tanto los restos auténticos de la Edad del Bronce (que tienen más de tres mil años) sino las extensas restauraciones de principios del siglo XX instaladas por el excavador del sitio, Sir Arthur Evans, a principios del siglo XX.

Las restauraciones arqueológicas ofrecen información importante sobre la historia de un sitio y Knossos no defrauda: se puede ver la sala del trono más antigua de Europa, caminar por la monumental entrada norte del palacio, maravillarse con las coloridas pinturas murales y disfrutar de la elegancia de una reina. apartamentos. Todos estos espacios, sin embargo, son el resultado de una restauración extensa, contenciosa y, en algunos casos, dañina. Knossos nos pide que consideremos cómo podemos preservar un sitio arqueológico y, al mismo tiempo, brindar una valiosa experiencia educativa para los visitantes que, no obstante, permanece fiel a los restos.

Considerando las reconstrucciones de Evans

La restauración de Evans en Knossos es importante por varias razones:

1. Si Evans no hubiera trabajado para preservar y restaurar gran parte de Knossos a partir de 1901, indudablemente se habría perdido en gran parte.

2. La restauración del sitio emprendida por Evans, con su Salón del Trono elegantemente pintado (abajo) hace muy real nuestra comprensión histórica, originalmente revelada por Homero, del poder y prestigio de los reyes de Creta.

3. Las hermosas, aunque a veces inexactas, restauraciones de arquitectura y pinturas murales de Evans evocan la elegancia y la habilidad de los arquitectos y pintores minoicos.

Estos son los innegables beneficios de las restauraciones de Evans y algunos de los aspectos de una visita a Knossos que todos valoran. Son las paredes lisas con cornisas, las pinturas brillantes y los pasajes completos escalonados con balaustradas en Knossos lo que conservan las postales, las instantáneas de la cámara y la memoria humana, y eso se ha traducido en un importante apoyo para el sitio, intelectual, política y financieramente.

Salón del Trono, Knossos (foto: Olaf Bausch, CC BY 3.0)

Al mismo tiempo, las restauraciones de Evans son problemáticas. En algunos casos, lo que se restaura no refleja con precisión lo que se encontró. En cambio, se presenta una experiencia más grandiosa y más completa. Por ejemplo, cuando visita Knossos, debido a la forma en que está reconstruido, es muy fácil creer que todo lo que se encontró allí fue un palacio de la Edad del Bronce Final.

Excavaciones de la Sala del Trono en Knossos, de la página de título de un folleto en el que se solicita el apoyo emitido por el Cretan Exploration Fund (1900)

La restauración de Evans de la Sala del Trono (y mucho más en el sitio) privilegia el período de la Edad del Bronce Final de su historia. El visitante típico probablemente no se dio cuenta de que el Salón del Trono data de la más reciente fase de Knossos: el final del segundo milenio a. C., aunque el sitio estuvo ocupado casi continuamente desde el Neolítico hasta la época romana (desde el octavo milenio a. C. hasta al menos el siglo V a. C.).

El poder de la interpretación y reconstrucción de Evans del sitio como puramente minoico, el producto de la cultura indígena de esa isla, está muy presente a pesar del hecho de que mucho ha cambiado sobre cómo los historiadores del arte y los arqueólogos entienden los diferentes períodos de construcción en Knossos. Hoy en día, gran parte de su plan y forma final, que Evans reconstruyó (incluido el Salón del Trono y la mayoría de los frescos), se entiende como de construcción micénica (no minoica). Aunque esta información se anota en los textos montados en el sitio, los visitantes la pasan por alto con demasiada frecuencia.

Vista contemporánea de Knossos mirando al suroeste desde la entrada norte monumental (foto: Theofanis Ampatzidis, CC BY-SA 4.0)

¿Qué es la restauración arqueológica?

Cuando se revelan restos arqueológicos a través de la excavación, a menudo son delicados y no pueden sobrevivir mucho tiempo sin protección. Algunos arqueólogos rellenan sus trincheras (rellenan los agujeros excavados con el material que se retiró) para ayudar a preservar los restos. En otros casos, la arquitectura, las tumbas o las impresiones dejadas por materiales de construcción efímeros (como la madera) a veces quedan expuestas, y cuando esto sucede, debe producirse algún tipo de conservación. Por definición, cualquier tipo de conservación es restauración cuando los materiales modernos se colocan en capas sobre los antiguos y se hacen para que luzcan armoniosos en forma, color y / o textura. Como resultado, las restauraciones a veces son casi indistinguibles de los materiales auténticos, y aquí es donde las cosas se complican, como la situación en Knossos.

Antes de realizar una restauración arqueológica, se deben examinar tres cuestiones fundamentales:

  1. ¿Qué punto específico de la historia de un sitio o monumento será objeto de la restauración? Muchos (¡la mayoría!) De los sitios arqueológicos reflejan una ocupación o uso prolongado, y dentro de ese período de tiempo, las cosas cambian, se reparan o se reconstruyen. ¿Qué época del sitio será privilegiada por la restauración y, a su vez, qué épocas de la historia del sitio serán más difíciles de ver y comprender?
  2. ¿Cómo se adaptarán las restauraciones a los cambios futuros en la interpretación y el conocimiento sobre un sitio o monumento? Las interpretaciones arqueológicas de los sitios evolucionan todo el tiempo, a menudo a través de nuevos descubrimientos en otros lugares. Las restauraciones, para seguir siendo precisas, deben tener en cuenta las posibles nuevas investigaciones que pueden cambiar la historia o el significado de un sitio o monumento.
  3. Por último y lo más importante, las restauraciones deben ser no destructivas y reversibles.. El primer papel de la restauración es la conservación. Por lo tanto, los restos originales deben ser completamente seguros y no sufrir ningún daño por los métodos y materiales de restauración. La reversibilidad de las restauraciones no solo tiene que ver con la adaptación de los cambios de interpretación realizados anteriormente, sino también con la necesidad de dejar el camino abierto para métodos de restauración menos invasivos y más suaves en el futuro.

Restauración en Knossos

Aparte de algunas lagunas (por ejemplo, durante la Primera Guerra Mundial) Evans excavó en el sitio de Knossos cada año desde 1900 hasta 1930. La restauración de los hallazgos arquitectónicos comenzó casi de inmediato y se puede dividir en tres fases, cada una caracterizada por el arquitecto Evans contratado para hacer el trabajo. Estos tres hombres, Theodore Fyfe, Christian Doll y Piet De Jong, tenían filosofías de restauración muy diferentes.

Fase 1: Theodore Fyfe

De 1901 a 1904, un joven arquitecto llamado Theodore Fyfe se encargó de las restauraciones en Knossos. Es probable que Evans lo contratara porque el invierno de 1900/01 había dañado el recién descubierto Salón del Trono, el espacio más importante excavado durante esa primera temporada en el sitio.

El trabajo de Fyfe en Knossos se puede caracterizar por dos cosas. En primer lugar, se dedicó al concepto de intervención mínima. En segundo lugar, cuando fue necesaria la intervención, hizo grandes esfuerzos para utilizar materiales auténticos a la estructura de la Edad del Bronce (madera, piedra caliza, mampostería de escombros) e incluso utilizar técnicas de construcción de la Edad del Bronce, que pudo deducir de su trabajo in situ. Claramente, Fyfe estaba muy preocupado por la veracidad de sus intervenciones y reconstrucciones, la única excepción a esto fue su construcción de techos inclinados de estilo moderno para proteger el Salón del Trono y el Santuario de las Doble Hacha.

Fase 2: Muñeca cristiana

La segunda fase del trabajo de restauración en Knossos data de 1905 a 1910 y fue dirigida por Christian Doll. El primer trabajo de conservación al que tuvo que atender Doll en 1905 fue el de Fyfe. Esencialmente, el celo de Fyfe por usar materiales auténticos resultó en un fracaso: descuidó en muchos casos tratar las maderas antes de su uso y tendió a usar maderas blandas en lugar de maderas duras (todas las cuales conducen a la pudrición). Además, la lluvia era una fuerza destructiva en los inviernos, especialmente cuando atravesaba partes del sitio recién expuestas. El primer y más importante proyecto de Doll fue estabilizar y reconstruir la Gran Escalera a su altura original de cuatro pisos. Este fue un trabajo extremadamente difícil ya que la naturaleza exacta del diseño antiguo eludió tanto a él como a Fyfe, por lo que se necesitaba cierta cantidad de improvisación. Y, debido a que el peso de la estructura era tan grande, Doll usó vigas de hierro (importadas de Inglaterra a un alto costo) cubiertas de cemento para que parecieran viejas vigas de madera.

El enfoque de Doll hacia la conservación todavía estaba anclado en la preservación de los restos excavados. Sin embargo, Doll no era fanático de los materiales auténticos utilizados por Fyfe, ya que vio cómo no habían podido preservar las muchas áreas donde habían sido empleados. En cambio, Doll construyó sistemas estructurales basados ​​en técnicas utilizadas en Londres en ese momento. Además, empleó materiales arquitectónicos contemporáneos, como las vigas de hierro mencionadas anteriormente, así como hormigón (el primer uso de este material en Knossos).

Fase 3: Piet De Jong

Piet de Jong, reconstrucción del & # 8220Dolphin Fresco, & # 8221 Queen & # 8217s Megaron, Knossos (dominio público)

La tercera fase del trabajo de conservación fue ejecutada durante un período de tiempo más largo, de 1922 a 1952, por Piet De Jong. La gran mayoría de lo que parece Knossos hoy, con grandes pasajes de paredes y habitaciones reconstruidas, es obra suya.

Tres elementos principales caracterizan el trabajo de De Jong en Knossos. El más destacado fue el uso de hormigón armado con hierro. En los doce años transcurridos entre el trabajo de Doll y De Jong, el uso de hormigón armado había ganado popularidad debido a su rápida construcción, su relativa baratura y su capacidad para moldearse en casi cualquier forma. También se pensó que era casi indestructible.

Otra característica esencial del trabajo de De Jong en Knossos fue su uso de hormigón armado para construir partes del palacio más allá de lo que se había encontrado; algunos pasajes estaban basados ​​en evidencia arqueológica, otros no (las bases de estas reconstrucciones provienen del propio Evans).

De Jong a menudo no se limitaba a terminar las paredes en el apogeo de su descubrimiento, sino que las remataba con un techo plano y una cornisa, a menudo decorada con dos cuernos blancos (como se veían algunas pinturas murales contemporáneas de casas de la Edad de Bronce), o se marchaba. el borde superior de las paredes con piedras irregulares, evocando una vista pintoresca y antigua. Cuando no se pudo reconstruir una visión completa de la antigua Knossos, se construyó una romántica en su lugar.

Propileo del Sur, Knossos (foto: Stegop, CC BY-SA 4.0)

La reconstrucción de la decoración interior de la sala del trono se ejecutó durante este período y de manera similar exhibe una combinación del fiel reflejo de los restos arqueológicos y la creatividad de Evans.

Por último, una característica importante de las restauraciones de De Jong fue la colocación de reproducciones de pinturas murales alrededor de sus espacios recién construidos. Algunas pinturas se colocaron muy cerca de sus lugares de hallazgo y, por lo tanto, tenían como objetivo una reconstrucción más auténtica, mientras que otras pinturas se reconstruyeron a cierta distancia de donde habían sido descubiertas.

La pregunta sigue siendo: ¿por qué Evans alentó el enfoque radical de conservación de De Jong, especialmente después de dos predecesores más conservadores? Sin duda, hay varias razones en juego. El primero, y posiblemente el más importante, es el estado de Knossos después de casi ocho años de abandono durante la Primera Guerra Mundial. Aparte del crecimiento excesivo salvaje de malezas, hubo muchos daños relacionados con el clima y de otro tipo. Sin embargo, las partes del sitio que habían sido techadas (como el Salón del Trono y el Santuario de las Hachas Dobles) y las secciones que estaban más intactas (como la Gran Escalera), estaban en excelente estado y esto sin duda convenció a Evans de la importancia de un trabajo de conservación agresivo. En segundo lugar, el hormigón reforzado con hierro que De Jong propuso utilizar era económico y podría emplearse rápidamente. En tercer lugar, Evans, en una anticipación magistral de los deseos del turismo futuro, se propuso hacer un sitio que evocara vívidamente la cultura que había descubierto, tan evocadora y pintoresca como históricamente precisa.

Conservación en Knossos después de Evans

Es justo reflexionar sobre las restauraciones de Knossos dentro de su marco histórico. Los objetivos, métodos y materiales utilizados en la restauración del sitio durante un período de unos sesenta años cambiaron, reflejando una larga lista de crisis, limitaciones, teorías y deseos. Quizás lo más significativo, sin embargo, fue la absoluta convicción de Evans de que la conservación de Knossos era una obligación nacida de su gran antigüedad e importancia única. Lo sabía por su propia educación eduardiana, su perspectiva colonial británica y sus veinticuatro años como director del Ashmolean Museum de la Universidad de Oxford. Evans era muy consciente de cuán íntimamente conectada estaba la enseñanza de la historia de Knossos con la forma en que se presentaba en el lugar. Hizo de Knossos un museo y un escaparate para el capítulo de la historia antigua de la Edad del Bronce del Egeo recién descubierto y el primer ejemplo de turismo cultural, hoy un pilar de la educación histórica pública, sin mencionar las economías locales. Evans lo hizo primero en Knossos.

La conservación en Knossos ha continuado desde el trabajo de De Jong, aunque con nuevos desafíos. El trabajo de conservación más reciente en el sitio se ha centrado principalmente en reparar las reconstrucciones de Evans. A pesar de la creencia de que el hormigón armado duraría indefinidamente, se ha demostrado que es susceptible a los inviernos húmedos de Creta, que se desmorona y permite que se oxide el herraje interior. En otras áreas, el hormigón armado demostró ser estructuralmente defectuoso.

Visitantes de Knossos, 2016, foto: Neil Howard, CC BY-NC 2.0

Además, el aumento constante del tráfico turístico desde la década de 1950 ha significado un énfasis creciente tanto en la arquitectura original de Knossos como en sus reconstrucciones. La caída sostenida del pie, el aumento de la carga de peso, así como el tocar y sentarse, es cada vez más destructivo. Para combatir esto, el Servicio Arqueológico Griego, dependiente del Ministerio Griego de Cultura y Deportes, ha cerrado grandes secciones de Knossos y ha restringido en general la circulación en el sitio. En la década de 1990, llevó a cabo una extensa conservación de estructuras antiguas y modernas, así como la construcción de nuevos techos de plástico corrugado. En la actualidad, el Servicio está trabajando en un plan de gestión de visitantes para el sitio y el gobierno griego ha solicitado a la UNESCO el estatus de Patrimonio Mundial de Knossos, así como otros cuatro sitios palaciegos minoicos que brindarían el apoyo muy necesario para los esfuerzos de conservación en curso.


Arte-Factual: Minoan Dolphin Fresco (Tomb Raider 1)

Es hora de otra explosión del pasado mientras regresamos una vez más al 1996 original. Tomb Raider para esta edición de Arte-factual!

Si alguna vez jugaste al juego original, es posible que hayas notado que los desarrolladores del juego se inspiraron en obras de arte y artefactos de la vida real, como el Pilares toltecas en Tula en México, el Estatua del gato Gayer-Anderson, y el Motivos de aves chimú que adornan las paredes de adobe de los edificios de Chan Chan en Perú. Esta vez, miraremos las paredes de una piscina que se ve al comienzo del nivel del Palacio Midas, que parece estar inspirada en el famoso Minoan. Fresco de delfines encontrado en la isla griega de Creta.

La piscina de delfines vista en Tomb Raider (Crédito de la imagen: Tombraiders.HU)

Creta fue uno de los principales centros culturales del Mediterráneo oriental durante la Edad del Bronce y fue el hogar de Knossos, el centro político y ceremonial de la Civilización minoica. El sitio, que cubre un área de casi 20.000 metros cuadrados, fue excavado por el arqueólogo. Sir Arthur Evans y su equipo a principios del siglo XX. Los minoicos eran un pueblo principalmente mercantil y marinero que establecieron vínculos comerciales con la Grecia continental, Anatolia, Chipre, Canaán y Egipto, y establecieron colonias en las islas cercanas de Santorini (también conocidas como Thera) y Rodas. Su extensa red comercial fomentó el intercambio cultural y esto es evidente en su arte.

Los minoicos adoptaron las convenciones de color utilizadas en el arte del Antiguo Egipto (por ejemplo, los hombres estaban pintados de rojo, las mujeres de blanco), así como ciertos motivos egipcios (por ejemplo, flores de loto, cañas de papiro). Incluso las figuras humanas y los animales se dibujaban generalmente de perfil. Sin embargo, en contraste con el estilo artístico altamente convencionalizado de los egipcios, el arte minoico se caracteriza por su vigoroso estilo naturalista y formas fluidas y elegantes.

Un ejemplo perfecto de este estilo es el & # 8220 toro-saltando & # 8221 fresco encontrado en Knossos, con sus hombres y mujeres atléticos realizando saltos mortales sobre el lomo de un toro. A los minoicos también les gustaba representar la flora y la fauna en su arte y se cree que fue una de las primeras culturas en retratar paisajes naturales sin ninguna figura humana que los acompañara, lo que sugiere que pueden haber dado mucha importancia a la naturaleza y el medio ambiente.

Pero volvamos nuestra atención al fresco de los delfines.

El fresco del delfín se remonta al período conocido como tardío minoico I (siglos XV y XVI a.C.) y es un ejemplo de & # 8220 estilo marino & # 8221 Arte minoico. Octopi, dolphins, fish, crabs, rocks, and seaweed are common motifs seen on pottery and in frescoes dating to this period and some archaeologists believe that this may have been in response to a natural disaster, such as an earthquake or tsunami. This theory is corroborated by the fact that a number of temples and palaces, including the palace at Knossos, had to be rebuilt following an earthquake in 1570 BC. Could the sudden attention to marine life have been an attempt to appease Poseidón, the Earth-Shaker, and prevent further devastation?

The replica of the dolphin fresco found at Knossos (Image credit: Wikimedia Commons)

Whether the dolphin fresco was designed to appease a temperamental god or was for purely decorative purposes, it’s hard to deny it’s one of the most stunning works of Minoan art found at Knossos. Visitors to Knossos will find a replica of the fresco displayed over a doorway in the east wing of the palace.

The original fresco, which is now housed in the Museo Arqueológico de Heraklion, is actually a reconstruction. Piet de Jong, the artist and architect hired by Evans to assist in the recording and reconstruction of the palace at Knossos, was able to recreate the fresco based on a few fragments of painted plaster.

It’s quite possible that de Jong may have taken some artistic license when he reconstructed this and other frescos. There is also some debate as to where the original fresco would have been. Although de Jong and Evans believed it once adorned the wall of the Queen’s Megaron, it may actually have been part of a decorated floor in an upper level chamber and that it had fallen through the ceiling when the palace was destroyed after the Mycenaean takeover of the island.

One thing is for certain, though. If I were as rich as Ms Croft, I’d call in the painters and have my bathroom redecorated in Minoan marine style, dolphins and all…


The Dolphins fresco

The illustration below is inspired by a famous fresco from Knossos, Crete, the “Dolphins fresco”.

Extraordinary animals! Dolphins also appear in ancient Greek art and mythology, as having a close relationship with humans, and often helping them. Several stories of dolphins rescuing humans exist on newspapers too, and studies have been carried out to explore their behaviour. Examples of it are numerous – and this applies to rescuing individuals of their own species and other animals as well. From forming a life raft to help a dying friend to assisting a finless porpoise calf, dolphins provide several examples of care-giving (re)actions.

Without surprise, humankind is particularly interested in this kind of behaviour, often seen as curiously similar to our own peculiar way of feeling “human” by caring of each other.

Thiss means you are free to: Share — copy and redistribute the material in any medium or format Adapt — remix, transform, and build upon the material. As long as you: Attribution — You must give appropriate credit, provide a link to the license, and indicate if changes were made ShareAlike — If you remix, transform, or build upon the material, you must distribute your contributions under the same license as the original.

Credit: Kayla D. Younkin & Open Past

Want more images?

We will be publishing more images in the coming months. If you would like to be alerted when they are published, please subscribe below.


Inside the Magnificent Minoan Palace of Knossos in Crete

The Minoan palace at Knossos. Credit: Gary Bembridge /Wikimedia Commons/CC-BY-2.0

The Palace of Knossos, located about five kilometers (three miles) south of Heraklion on Kephala hill, was the largest of all the Minoan palaces in Crete.

It was also at the core of the highly sophisticated civilization that flourished on the island over 3,500 years ago.

The discovery of the Minoan Palace of Knossos

The discovery and subsequent excavation of the palace dates back to the beginning of the twentieth century. Before then, Knossos had only served as a place mentioned in Greek mythology.

The first modern scholar to take a serious interest in the area was the German Heinrich Schliemann, who in 1870 had excavated the site believed to be Troy.

Schliemann was certain that a major Minoan palace lay hidden near Heraklion, but the Ottoman authorities who still ruled the island at the time denied any permission to dig there.

Years afterward, the British archaeologist Arthur Evans, inspired by Schliemann’s ideas, reached Crete to negotiate the purchase of a portion of land in Knossos.

He began excavations in 1900 and in a matter of days, he found enough clear evidence to indicate the presence of a huge palatial complex.

Restoration of the site

Controversial restoration works took place thanks to Evans’ personal ownership of the site and its wealth.

He named the civilization “Minoan” after the legendary king Minos and he also took liberties rebuilding the site that have been debated by different archaeologists ever since.

He roofed the Throne Room, reconstructed the Grand Staircase, and replaced columns.

Evans also ordered the reconstruction of walls with frescoes and even added a conjectural Piano Nobile (upper story) using concrete.

Even though his works are largely based on personal ideas, it is also true that without his restoration it would have been impossible to deduce what the massive complex could have looked like in the past.

Therefore, if visitors want to see one of the most magnificent remnants of the Minoan civilization, they should put up with some controversy and visit the archaeological site of Knossos.

What to see at the Minoan Palace of Knossos

The West Court

This area believed to be the marketplace was certainly a place devoted to public meetings.

There, visitors can find three big circular pits, probably silos or depositories, which were also used as rubbish tips by the end of the Minoan era.

The Central Court

The central area of the palace presents a courtyard where modern paving covers the oldest remains found in the site, dating back to the Neolithic era.

Some speculate that this used to be the scenery of the well-known bull-leaping ceremony, while others say that the space would not have been enough for the acrobatic movements required for the performance.

The Piano Nobile

The Piano Nobile is a reconstruction completely made from scratch by Evans, and its main value lies in the sights it offers of the whole complex and the storerooms.

Many consider the disposition of the area rather confusing and out of place.

The Throne Room

The Throne Room at Knossos. Credit: Rolf Dietrich Brecher/Wikimedia Commons/CC-BY-SA-2.0

Easy to spot due to the lines of tourists waiting to visit, the throne room hosts a worn seat made of stone while next to the walls there are lines with stone benches.

Archaeologists believe that the room was the seat of a priest or priestess rather than a ruler.

This idea is also backed up by the presence of a sunken bath which was probably used for ritual purification since it has no connection to the palace’s drain system.

The Royal Apartments

The Dolphin Mural in the Queen’s Suite at Knossos. Credit: Chris 73/Wikimedia Commons/ CC-BY-SA-3.0

The Grand Staircase, a masterpiece which is an integral part of the architectural design of the spectacular Minoan Palace at Knossos, leads visitors to the royal apartments.

The most beautiful rooms in the palace are a clear example of the importance luxury and comfort had for the Minoans. The so-called Queen’s Suite has its main room decorated with the famous frescoes of the dolphins.

Some argue that these rooms would have been too small to fit the royalty, more likely located in the upper areas of the palace.

Therefore they are also identified as residencies for priests or important nobles.

The Queen’s Bathroom has a clay tub protected by a wall with a flushing lavatory with a drain system.

The King’s Room, located above the Queen’s Suite, has a stunning reception known as the Hall of the Royal Guard as well as the ruler’s personal chamber, or the Hall of the Double Axes.

The Workshops

This zone is thought to have been the area where smiths, potters and other craftsmen would manage their trade and skills.

In the workshops, it is also possible to see the characteristic huge terracotta vases.

This is also a good place to to admire the bull relief fresco located in the north entrance.

The Drainage System

Best seen from the back of the Queen’s Suite, the well-known complex drainage system of the palace consists of interconnecting terracotta pipes running underneath the complex. Whole sections of it are perfectly visible.


Мы не просто торговая площадка для необычных вещей, мы сообщество людей, которые заботятся о малом бизнесе, людях и нашей планете.

Мы не просто торговая площадка для необычных вещей, мы сообщество людей, которые заботятся о малом бизнесе, людях и нашей планете.

Материалы: Керамин, сделано в Греции, ручная роспись

Read the full description

Минойские дельфины фреска картина из Knossos Крит , музей копию в подарок для нее

Фреска дельфина восходит к периоду, известному как поздний минойский I (ОК 15 и 16 веков до н.э.) и является примером "морского стиля" минойского искусства. Осьминоги, дельфины, рыбы, крабы, скалы и водоросли являются общими мотивами видели на керамике и на фресках, начиная с этого периода, и некоторые археологи считают, что это, возможно, было в ответ на стихийное бедствие, такие как землетрясение или цунами. Эта теория подтверждается тем фактом, что ряд храмов и дворцов, в том числе дворец в Кноссосе, пришлось восстановить после землетрясения в 1570 году до н.э.

Произведение искусства изготовлено из керамина, штукатурка - полимерное соединение. Также окрашены и нарисованы в руке. Плитка имеет поверхностный эффект craquelure. Его готовы повесить, с металлической полосой. Мы не используем алебастр (или мраморную пыль или магнезит или песок), которые являются очень дешевыми материалами с пористыми и низкого качества.

Все наши скульптуры являются высокими музейных копий, а не бесплатные проекты, поэтому мы упоминаем, откуда копии приходят.

Рост :12 см
Ширина : 24 см
Вес : 390 гр

Каждая часть уникальна, так что цвет статуи может иметь небольшие различия от пункта к пункту.

Наши произведения искусства могут быть отправлены по всему миру через греческое почтовое отделение и приоритет.
После доставки мы сообщим вам номер отслеживания.
B45


Ver el vídeo: Aldemars Hotels о. Крит. Knossos Royal (Noviembre 2021).