Información

Mosaico de Gladiador de Retiarius



Gladiador de Retiarius

El gladiador retiarius fue uno de los luchadores más reconocidos del antiguo Coliseo romano. El nombre del gladiador retiarius se tradujo literalmente en latín como & # 8216net fighter & # 8217, y este gladiador luchó con una red y un tridente. Si estás pensando que este equipo se parece más al de un pescador que al de un gladiador, entonces estarías en lo cierto. En oposición a muchos gladiadores romanos que, según el estilo de combinaciones militares o grupos de personas, el retiarii se basaba de hecho en el papel de un pescador. Por supuesto, en la antigua Roma la vida era más simple que en la actualidad y la pesca desempeñaba un papel importante en la vida cotidiana, los romanos tomaron esta tarea diaria y la convirtieron en algo que la gente común pudiera respaldar, puedes imaginar las legiones de pescadores locales todos reunidos detrás del retiarius. gladiador.


Estilos de gladiador y emparejamientos de amplificadores

Mosaico de gladiador 320-30 d.C. Villa Borghese

A pesar de lo que Hollywood quisiera hacerles creer, a los gladiadores no se les dieron armas al azar, no se les envió a la arena y se les dijo que lucharan. Cuando alguien se convertía en gladiador, se le asignaba un tipo y estilo específico de lucha y lo practicaba constantemente. Un tipo específico de gladiador solo luchó contra otro tipo específico de gladiador según lo determinado por reglas bien establecidas. Estos emparejamientos tenían la intención de proporcionar a los combatientes fortalezas y debilidades compensatorias en un esfuerzo por dar la mejor demostración. Aunque las peleas clandestinas podían hacer lo que quisieran, los "juegos" oficiales (como se les llamaba) eran muy estrictos en cuanto a seguir las reglas.

A continuación se muestran los tipos de gladiadores más comunes y conocidos y su emparejamiento habitual:

Cestus: luchó con púas incrustadas en envoltorios de cuero alrededor de sus manos. Luchó contra otros cestus u ocasionalmente noxii desarmados.

Murmillo: similar al Thraex, el murmillo usaba un casco con protección básica para brazos y piernas, pero llevaba un escudo alto y alargado como los que llevaban los legionarios romanos y una espada corta de gladius. El murmillo comúnmente luchaba contra el thraex o hoplomachus.

Hoplomachus: usaba un casco con protección básica para brazos y piernas, un escudo redondo muy pequeño, un gladius y una lanza. El hoplomachus comúnmente luchaba contra el thraex o murmillo.

Noxii: aunque no se los consideraba gladiadores, los noxii seguían siendo luchadores en la arena. Formados por criminales y otros indeseables de los que el Emperador y sus oficiales querían deshacerse, los noxii lucharon en condiciones deplorables con pocos o ningún medio para defenderse. Noxii luchó contra animales, otros noxii, entrenó a gladiadores en "simulacros de peleas", etc.

Retiarius: el reciario no usaba protección para la cabeza o las piernas y solo tenía un brazo y un protector de hombro como armadura. Este gladiador llevaba una red ponderada, un tridente y una daga a la batalla. El reciario solía luchar contra el secutor y, a veces, contra el murmillo.

Secutor - El secutor estaba armado casi exactamente como el murmillo. La única diferencia en las armas y armaduras es que el secutor tenía un casco liso y muy ajustado para evitar que la red del retiarius se enganchara. Comúnmente lucha contra el reciario.

Thraex: usaba un casco con protección básica para brazos y piernas, un pequeño escudo y una espada curva llamada sica. El thraex comúnmente luchaba contra el murmillo o el hoplomachus.

Las arenas de la antigua Roma, más específicamente el Coliseo, fueron especialmente diseñadas para permitir peleas de todo tipo: desde el combate estándar de gladiadores hasta peleas con animales e incluso batallas navales a gran escala. La maravilla de la ingeniería que es el Coliseo solo se ve ensombrecida por su sangrienta y brutal historia.


Mosaicos romanos del Museo Arqueológico Nacional de España, Madrid

Hace dos semanas volví a Madrid para visitar el nuevo Museo Arqueológico. El Museo Arqueológico Nacional de España reabrió al público hace seis meses después de una renovación masiva de seis años que tenía como objetivo ofrecer un espacio de vanguardia para su colección de artefactos antiguos. Un total de 13.000 objetos se exhiben en 40 salas de un edificio neoclásico en el corazón de Madrid.

El museo abarca la historia de los seres humanos en la península ibérica. Los períodos abarcados van desde la prehistoria hasta el siglo XIX e incluyen piezas ibéricas como las famosas esculturas Dama de Elche y Dama de Baza, obras romanas y griegas, momias egipcias y objetos moriscos. Las exhibiciones también incluyen exquisitos mosaicos recolectados de villas romanas excavadas en toda España.

Este mosaico de piedra caliza del siglo III d.C. fue encontrado en 1917 en Lliria (Edeta romana) cerca de Valencia. El panel central muestra a Hércules, vestido con ropa de mujer y sosteniendo un ovillo de lana, junto a la reina de Lidia Omphale con la piel del león de Nemea y con el garrote de madera de olivo de Heracles. Alrededor del panel central hay viñetas que representan los doce trabajos de Hércules.

Un espléndido mosaico de Palencia del siglo II d.C. representa a la Gorgona Medusa y las cuatro estaciones. La máscara de Medusa y las imágenes de las cuatro estaciones están rodeadas de pájaros, leones marinos y caballitos de mar. Simbolizan la fertilidad y la armoniosa evolución del año.

Medusa era una imagen popular en muchos hogares romanos, ya que se pensaba que su capacidad para convertir a las personas en piedra alejaría a los malvados y los malhechores.

En Tudela, las excavaciones han desenterrado exquisitos mosaicos que adornaban una de las villas romanas más grandes que se encuentran en el norte de la península. El mosaico de abajo muestra un delfín rodeado de motivos vegetales con guirnaldas entrelazadas y ramas con flores y frutos. Simbolizan la abundancia y fertilidad de la naturaleza.

Otro mosaico de Hispania representa al Genio del Año. Tiene sus atributos, una cornucopia (cuerno de la abundancia) y una serpiente. El Genio del Año favoreció el paso de las estaciones y las cosechas. Genii eran vistos como espíritus protectores, protegían la casa y sus habitantes.

El concepto de tiempo siempre ha tenido un gran interés para la humanidad y bajo el imperio romano adquirió un significado muy particular. El Imperio fue comparado con el universo y el Emperador comparado con el maestro que regulaba el universo. El paso del tiempo y la sucesión de días, meses y estaciones ilustran la eterna renovación del universo y, por tanto, del imperio romano (Fuente: Mosaicos tunecinos: Tesoros del África romana, Aïcha Abed, 2006 Getty Conservation Institute). El mosaico de abajo muestra un calendario con ilustraciones de los meses y las estaciones en medio de escenas bucólicas y mitológicas.

Cada mes está representado por un signo del zodíaco y una deidad tutelar o una deidad cuyo nacimiento está asociado con ese mes. También hay alusiones a fiestas religiosas. El mosaico celebra la renovación del ciclo de la naturaleza que, con la ayuda de los dioses, proporcionaría al propietario de la villa sustento y riqueza.

El siguiente mosaico, encontrado en Fernán Núñez en la provincia de Córdoba, representa el momento en que Europa, hija de Agenor, rey de Tiro, es secuestrada por Zeus en forma de toro.

Tales imágenes e historias mitológicas acompañaron a los propietarios & # 8217 cenas y a sus invitados. Decoraron los pisos o paredes de sus triclinia (comedor). Un mosaico típico de un romano triclinio tenía una pequeña sección pictóricaemblema) en su centro que los invitados pudieron admirar durante la comida. Zeus y sus conquistas amorosas fueron un excelente tema de conversación.

Aunque la mayor parte de la colección de mosaicos es de España, el Museo Arqueológico Nacional de España ha adquirido varios mosaicos más pequeños de Italia. El siguiente mosaico, descubierto en Roma a mediados del siglo XVII, representa una escena nilótica. Los paisajes nilóticos en mosaicos y pinturas retrataban la vida en el río Nilo en Egipto y eran abundantes en el mundo romano.

En este mosaico, un cocodrilo intenta devorar a un hombre. Hecha de teselas pequeñas, muy juntas, llamadas opus vermiculatum, demuestra la fascinación romana por el exotismo egipcio.

El museo también exhibe un par de mosaicos de gladiadores que se encontraron en la Via Appia en Roma. Data del siglo III d.C., el primer mosaico representa la lucha de dos equites que se pueden identificar por su pequeño escudo redondo. La escena inferior muestra a Habilis y Maternus, flanqueados por dos lanistae (árbitros). En la escena superior, Maternus yace en un charco de sangre, a punto de ser despachado por su oponente. La O tachada junto al nombre de Maternus & # 8217 simboliza la muerte.

El otro mosaico representa un lanista oficiar un concurso de gladiadores. Es claramente identificable con una túnica blanca sosteniendo su bastón y haciendo un gesto a los gladiadores. los secutor Astyanax y el reciario Kalendio está involucrado en una lucha a muerte. los lanista los anima. El resultado se muestra arriba y se confirma con las inscripciones, la palabra VICIT aparece al lado de Astyanax, lo que significa que él es el vencedor. Al lado de Kalendio & # 8217s nombre hay una O tachada, una abreviatura de Obiit que significa & # 8220he murió & # 8221.

El deporte más popular en Roma eran las carreras de carros, incluso más popular que los combates de gladiadores. Los hombres iban a las carreras y apostaban qué caballos ganarían. El museo alberga tres pequeños mosaicos que representan escenas de carreras de carros. El primero a continuación muestra un cuadriga de El factio prassina (carro de cuatro caballos de la facción verde). El equipo verde sale victorioso ya que el auriga sostiene una hoja de palma.

La ropa del conductor estaba codificada por colores de acuerdo con su facción, lo que ayudaría a los espectadores distantes a realizar un seguimiento del progreso de la carrera. El segundo mosaico a continuación representa un cuadriga de El factio veneta (carro de cuatro caballos de la facción azul) mientras que el tercero representa un cuadriga de El factio russata (carro de cuatro caballos de la facción roja). Ambos equipos se muestran como ganadores de la carrera.

Si bien los mosaicos son las exhibiciones más impresionantes de su sección romana, el Museo Arqueológico Nacional también tiene una excelente colección de retratos romanos (incluido uno de Adriano), joyas, armas, cerámicas y tabletas de bronce con inscripciones que sirvieron como anuncios oficiales de nuevas leyes. (Lex Salpensana, Lex Coloniae Genitiuae Iuliae).

MÁS INFORMACIÓN
Horario: martes a sábado, de 9.30 a 20.00 horas / domingos y festivos, de 9.30 a 15.00 horas Cerrado: lunes / 1 y 6 de enero, 1 y 15 de mayo, y 24, 25 y 31 de diciembre
Dirección: C / Serrano, 13 28001 Madrid


Mosaico de Gladiador de Retiarius - Historia

Boceto de una naumaquia de De Ludis Circensibus de Panvinio.
Panvinio. Imágenes CC BY-SA Biblioteca Digital @ Universidad Villanova. http://digital.library.villanova.edu/Item/vudl:75351

Naumachia

La palabra naumachia proviene de la palabra griega que se traduce literalmente como "una pelea en el mar" (Perseo). Estas peleas navales a menudo se denominan batallas "simuladas", pero eran todo menos falsas (Poynton 84). Los peligros eran muy reales para los involucrados, especialmente porque a menudo eran delincuentes convictos o prisioneros de guerra (Coleman 67). La mayoría naumachia se presentaron en un cuerpo de agua natural, una cuenca excavada especialmente para el naumachia, o un anfiteatro o circo que se había llenado de agua (Poynton 84). El propósito de naumachia Podían ir desde ceremonias inaugurales hasta un triunfo en la batalla, pero siempre se usaban para alguna ocasión especial (Coleman 68).

Muchos naumachia se han atestiguado en la historia, pero hay cuatro naumachia que son bastante famosos. El primero, que fue puesto por Augustus, se menciona en Augustus Res Gestae Divi Augusti, o Las hazañas del divino Augusto. El segundo, presentado por Claudio, naumachia es de C. Suetonius Tranquillus " De Vita Caesarum, o La vida de los doce césares. El tercero y el cuarto, dados por Nero y Titus respectivamente, son de Cassius Dio's Historia Romana, o Historia romana (escrito originalmente en griego). Las secciones en las que las referencias a naumachia se encuentran son los siguientes:

“Le di a la gente un espectáculo de batalla naval, en el lugar al otro lado del Tíber donde ahora está el bosque de los Césares, con el suelo excavado de 1.800 pies de largo por 1.200 de ancho, en el que treinta barcos con pico, birremes o trirremes, pero muchos más pequeños, lucharon entre ellos en estos barcos unos 3.000 hombres lucharon además de los remeros ". (23 de agosto)

“Incluso cuando [Claudio] estaba a punto de soltar el agua del lago Fucinus, primero dio una falsa pelea en el mar ... En esta actuación, una flota siciliana y una rodia se enfrentaron, cada una con doce trirremes, y la señal sonó en un cuerno por un Tritón plateado, que fue levantado desde el medio del lago por un dispositivo mecánico ". (C. Suetonius Tranquillus, V.21, 6)

“Mientras producía un espectáculo en uno de los teatros, [Nerón] repentinamente llenó el lugar con agua de mar de modo que peces y monstruos marinos nadaban en él, y exhibió una batalla naval entre hombres que representaban a persas y atenienses. Después de esto, inmediatamente sacó el agua, secó el suelo y una vez más exhibió contiendas entre fuerzas terrestres, que lucharon no solo en combate individual sino también en grandes grupos igualmente igualados ”. (Cassius Dio, LXI.9, 5)

“En cuanto a los hombres, varios lucharon en combate singular y varios grupos se enfrentaron juntos tanto en batallas de infantería como navales. Pues Tito llenó de repente este mismo teatro con agua y trajo caballos y toros y algunos otros animales domésticos a los que se les había enseñado a comportarse en el elemento líquido como en la tierra. También trajo gente en barcos, que participaron en una pelea naval allí, haciéndose pasar por los corcireanos y corintios y otros dieron una exhibición similar fuera de la ciudad en la arboleda de Cayo y Lucio, un lugar que Augusto había excavado una vez para este mismo propósito. … Al tercer día una batalla naval entre tres mil hombres, seguida de una batalla de infantería. Los “atenienses” conquistaron a los “siracusanos” (estos eran los nombres que usaban los combatientes), aterrizaron en el islote… ”(Cassius Dio, LXVI.25, 2-4)

Las ubicaciones y actividades de cada naumachia se distinguen fácilmente de las secciones anteriores dentro de las fuentes antiguas. Augustus hizo cavar una palangana específicamente para su naumachia, y se conoce como estancamiento (Coleman 51). Claudio usó un lago natural en las afueras de Roma para su espectáculo, el lago Fucine iba a ser drenado, así que usó el naumachia como un tipo de conmemoración (Coleman 56). Nerón llenó un teatro con agua para producir su espectáculo acuático, probablemente su propio anfiteatro (Coleman 56). La ubicación de Titus naumachia se supone que es el Anfiteatro Flavio, pero esta suposición sólo es plausible antes de la hipogeo (un área de pasajes de servicio y nichos) se construyó debajo (Coleman 58-9).

Boceto de una naumaquia de De Ludis Circensibus de Panvinio.
Panvinio. Imágenes CC BY-SA Biblioteca Digital @ Universidad Villanova. http://digital.library.villanova.edu/Item/vudl:75351

Cerámica griega del Museo Británico de Londres que muestra a dos gladiadores, un Hoplomachus luchando contra un Thraex.
(2005) Dominio público, Wikimedia Commons. http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Greek_pottery_2.jpg

Gladiadores

La palabra gladiador proviene de la palabra latina que se traduce literalmente como “espadachín, luchador (en los juegos públicos), gladiador” (Perseo). El origen de los juegos de gladiadores fue “una forma de sacrificio en honor a los muertos” (Poynton 81). Los gladiadores vivían en una escuela dirigida por un lanista. Por lo general, eran esclavos, obligados por sus amos a convertirse en gladiadores, o convictos, pero los hombres libres también podían unirse. Si un hombre sobrevivía a tantos años de actuar, podía ser liberado, pero los esclavos y los convictos a menudo se quedaban como entrenadores (Poynton 82).

Había muchos tipos de gladiadores, las diferencias radicaban en la forma en que estaban armados. El samnita tenía un escudo redondeado, un casco emplumado, un protector de brazo en el brazo derecho, grebas y luchaba con una espada (Poynton 82-3). El tracio tenía un escudo pequeño y cuadrado, un protector en su brazo derecho, un protector de pierna alto en cada pierna, un casco y luchaba con una espada corta y curva. Toda la armadura del tracio estaba extremadamente decorada. los HoplomachusLa armadura era casi idéntica a la de los tracios, pero menos decorada, y luchaba con una espada recta en lugar de una curva (Berry 143). los Retiarius tenía un protector de brazo en su brazo izquierdo, una placa rectangular atada a su hombro izquierdo para proteger su cabeza, y peleaba con una red en una mano y una espada corta o tridente en la otra. los Secutor tenía un escudo largo y rectangular, un casco cerrado y sin adornos, grebas de metal y luchaba con una espada corta (Berry 143). los Murmillo tenía un escudo rectangular de madera encuadernado en cuero, un protector de brazo en el brazo derecho, un protector de pierna en la pierna izquierda (posible), un casco con visera y escudo, y luchaba con una espada corta. los Eques Llevaba un casco con visera, guardas en ambos muslos y en el brazo derecho, un pequeño escudo redondeado, y peleaba con una lanza a caballo. los Essedarius luchó en un carro o en un carro, pero no se sabe mucho más (Berry 143).

Los samnitas lucharon con mayor frecuencia contra los Retiarius (Poynton 82). El tracio, siendo el más popular, generalmente luchó contra los Hoplomachus, pero también el Murmillo u otro tracio. los Hoplomachus, además de luchar contra los tracios, también luchó contra los Murmillo. los Retiarius, junto con la lucha contra los samnitas, también luchó con Murmillo o la Secutor. los Secutor solo lucho contra el Retiarius, y el Eques solo lucho contra otros Equites (Baya 143).

Hubo múltiples resultados para una pelea de gladiadores. Un gladiador podría morir durante el espectáculo, pero esto generalmente sucedía solo si el espectáculo se promocionaba como munus sine missione. La mayoría de las veces, un gladiador al borde de la derrota tenía la opción de rendirse ante su oponente. Quienquiera que hiciera el espectáculo era responsable del futuro del gladiador que se rendía. A menudo, el dador del espectáculo sería indulgente porque recibiría un reembolso del dinero del lanista por regresar ileso. Sin embargo, la audiencia a veces tenía ideas diferentes y el donante generalmente aceptaba los deseos de los espectadores. Un pulgar hacia arriba significaba la muerte para el gladiador, como clavar una espada en un hombre. Un pulgar hacia abajo hacia el suelo significaba vida. Y a veces se anunciaría un empate si los gladiadores estaban a la par entre sí (Poynton 83).

Muchos espectáculos de gladiadores se han atestiguado en la historia, pero hay cuatro exposiciones particulares que están asociadas con el naumachia y venationes enumerados anteriormente. El primero, que fue puesto por Augustus, se menciona en Augustus Res Gestae Divi Augusti, o Las hazañas del divino Augusto. El segundo espectáculo, presentado por Claudio, es de C. Suetonius Tranquillus ’ De Vita Caesarum, o La vida de los doce césares. El tercero y el cuarto, dados por Nero y Titus respectivamente, son de Cassius Dio's Historia Romana, o Historia romana (escrito originalmente en griego). Las secciones en las que "Tres veces di espectáculos de gladiadores bajo mi nombre y cinco veces bajo el nombre de mis hijos y nietos en estos espectáculos lucharon 10.000 hombres". (22 de agosto)

“Dio muchos espectáculos de gladiadores y en muchos lugares: uno en la celebración anual de su ascenso, en el Campamento Pretoriano sin bestias salvajes y sin equipo fino, y uno en la Saepta del tipo regular y habitual, otro en el mismo lugar no en el regular lista, breve y duradera, pero de unos pocos días ... ”(C. Suetonius Tranquillus, V.21, 4)

“En la misma ocasión, treinta miembros de la orden ecuestre lucharon como gladiadores”. (Cassius Dio, LXI.9, 1)

“Allí también el primer día hubo una exhibición de gladiadores…” (Cassius Dio, LXVI.25, 3)

Además de las fuentes de la antigüedad, también hay muchas fuentes de gladiadores en la cultura pop actual. Un ejemplo es la pelicula Gladiador, una película de 2000. Primero, puedes echar un vistazo a una escuela de gladiadores dirigida por Proximo, el lanista. También compró animales exóticos, tal vez por un venatio? Hay cinco escenas de lucha en la película. La primera pelea presenta a algunos gladiadores que se acercaron a los tipos reales. Hubo un hombre que pudo haber sido un Murmillo o un Hoplomachus. También había un equipo de Retiarii - uno usaba una red y una espada corta, y el otro usaba un tridente y tenía una placa rectangular atada al hombro para protegerse. Ninguno era un completo Retiarius, aunque. La segunda pelea mostró a todos los gladiadores con escudos y cascos redondeados, lo cual no es realista. La tercera pelea presenta a Maximus y cada uno de los esclavos vestidos como un Secutor, pero con lanzas en lugar de espadas. Tambien hay Essedarii, y Maximus salta sobre un caballo como un Eques. El emperador declaró la vida con un pulgar apuntando hacia arriba, que es lo opuesto a la señal real. La cuarta pelea incorpora el venatio al usar tigres en cadenas en el espectáculo, y el emperador nuevamente usa el signo equivocado, esta vez declarando la muerte con el pulgar apuntando hacia abajo. La pelea final es completamente irreal, independientemente de la armadura y las armas, ¡el emperador NUNCA habría entrado en la arena contra un gladiador!


Tipos de gladiadores romanos

Todo el mundo sabe dos cosas sobre Roma: la Legión Romana y el Gladiador Romano. Pero la mayoría de lo que la gente "sabe" sobre los gladiadores es incorrecto e inexacto.

Tipos de gladiadores: Retiarius, Murmillo, Thraex, Samnis, Secutor y otro Samnis con Summa Rudis

La idea de las luchas de gladiadores comenzó como un ritual funerario. Cuando murieron prominentes romanos de clase alta, se consideró un honor tener un sacrificio de sangre, y los esclavos se enfrentaron entre sí para luchar hasta la muerte como una forma de honrar a los difuntos.

Con el tiempo, esta costumbre terminó y el combate de gladiadores se convirtió más en un deporte, con exhibiciones en las arenas romanas que eran pagadas por los aristócratas, especialmente por los políticos que se postulaban para cargos públicos (la persona que patrocinaba el espectáculo era conocida como la “editor"). Los esclavos que fueron seleccionados como gladiadores fueron entrenados en una escuela llamada "ludus"(Por un entrenador llamado"lanister”). Los romanos de clase baja a veces se unían voluntariamente a la ludus para ganar fama y fortuna. Los combates se regularon, con un conjunto de reglas bien establecidas para cada partido que fueron aplicadas por un árbitro llamado “suma Rudis”, Que utilizó un bastón de madera para separar a los oponentes cuando fue necesario.

Al contrario de las representaciones de las películas de Hollywood, los gladiadores no lucharon hasta la muerte. Se parecían más a los campeones de boxeo de peso pesado de hoy: pasaban la mayor parte de su tiempo entrenando y peleando quizás dos o tres combates al año. Cuando uno de los oponentes ganaba una ventaja en un partido, el perdedor levantaba un dedo, lo que ponía fin a la pelea. Dado que entrenar a los gladiadores era un proceso largo y costoso, por lo general esto es lo más lejos posible. La mayoría de las veces, solo si el perdedor había demostrado cobardía o falta de habilidad, o si de alguna otra manera había disgustado a la multitud, sería ceremonialmente asesinado con una espada clavada en la base de la garganta. Aunque cada espectáculo de gladiadores normalmente tenía al menos un combate que resultaba en una muerte (después de todo, era lo que la multitud quería ver y se consideraba un signo de generosidad para el patrocinador del espectáculo, quien tenía que pagar el ludus el valor del gladiador muerto (sacrificar tal gasto para complacer a la multitud), la gran mayoría de los combates de gladiadores, quizás 85-90 por ciento, terminaron con ambos oponentes alejándose.

Siempre hubo alguna variación en la armadura y las armas, pero la armadura de gladiador generalmente estaba diseñada para proteger algunas áreas mientras dejaba otras expuestas intencionalmente, lo que aseguraba que los combates continuarían sin terminar con una lesión menor, y también ayudaron a equilibrar la fuerza. y debilidades de los diferentes tipos de armaduras. Por lo general, cada tipo se basaba en algún oponente real al que se habían enfrentado las legiones romanas durante sus conquistas. los manica era una armadura para el brazo, y el ocrea (el equivalente de la greba griega) protegía la pierna. A veces estaban hechos de metal y, a veces, de cuero endurecido. Los enfrentamientos se realizaban con mayor frecuencia entre una clase de gladiador de movimiento lento con armadura pesada y una clase sin armadura de movimiento rápido, o entre un arma de largo alcance y un arma de corto alcance; este choque de diferentes estrategias y tácticas se consideraba interesante y entretenido por los romanos. Algunos tipos de gladiadores solo luchaban entre sí, y en este caso la armadura y las armas emparejadas significaban que era únicamente la habilidad de los combatientes lo que determinaba al ganador.

Algunas de las clases de gladiadores que conocemos incluyen:

Samnis: uno de los gladiadores más antiguos, los Samnis se basaron en la tribu samnita italiana que había sido conquistada por Roma en el siglo III a. C. Llevaban lo mismo escudo escudo y gladius espada corta que usaban los legionarios romanos. Ellos tenian uno manica y uno ocrea, y un casco de borde ancho con una rejilla sobre los ojos, conocido como galea. Esta clase duró mucho tiempo y, por lo general, es lo que imaginamos cuando escuchamos la palabra & # 8220gladiator & # 8221. En épocas posteriores, cuando la tribu samnita se convirtió en aliada romana, el nombre se volvió políticamente inadecuado para los gladiadores y evolucionó en varias variantes nuevas.

Murmillo: Similar a los Samnis, y llevaba el gladius, scutum, manica y ocrea. Representaban a los hombres-pez míticos, con su casco plateado y su cota de malla. manica representando escamas de pescado - el galea El casco tenía una cresta alta que representaba la aleta dorsal de un pez. La mayoría de las veces se emparejaron contra el hombre de red Retiarius.

Hoplomachus: Otro derivado del Samnis, el Hoplomachus se inspiró en una versión idealizada del antiguo hoplita griego. Tuvieron manica y con cresta galea casco, pero llevaba una lanza arrojadiza y pugio daga además de una gladius, y tenía dos ocrea grebas en las piernas para compensar su pequeño escudo redondo, que también podría usarse como arma de golpe. Su lanza larga se emparejaría más a menudo contra Thraex o Murmillo con su espada corta.

Thraex: esta clase se basó en las tribus tracias, en la actual Bulgaria, que fueron conquistadas por Roma. Su casco y armadura eran similares a los Samnis, pero el escudo, conocido como parmula, era más pequeño y estaba reforzado con metal. La característica distintiva del Thraex era la espada curva, conocida como sica, que podría usarse para rodear el escudo de un oponente. La mayoría de las veces se enfrentaron a un oponente pesado similar como el Murmillo o el Hoplomachus.

Secutor: El nombre significa & # 8220pursuer & # 8221, pero el Secutor no era ligero de pies. Llevaba un manica y cargó el pesado escudo (y por lo tanto carecía de armadura para las piernas), y estaba armado con el gladius. Para ponerlo al mismo nivel que el ligero y ágil Retiarius, contra el que casi siempre se enfrentaba, el Secutor tenía un casco pesado con solo dos pequeños orificios para los ojos que restringían severamente su visión, pero en compensación, el casco fue diseñado específicamente con curvas suaves. eso ayudaría a evitar enredos en la red de Retiarius & # 8217s.

Retiarius: Hoy en día, el Retiarius es una de las clases de gladiadores más reconocidas de inmediato. Dado que el Retiarius carecía de casco, su rostro expuesto también era reconocible para la multitud romana, y el éxito de & # 8220net-men & # 8221 a menudo tenía grandes seguidores como las superestrellas deportivas de hoy & # 8217. El Retiarius estaba escasamente blindado, con un manica y un pequeño escudo curvo llamado Galerus que estaba atado a su hombro. En una mano llevaba una red de pescar con peso, y en la otra un tridente, conocido como el fuscina. El & # 8220net-man & # 8221 casi siempre estaba emparejado contra un Murmillo & # 8220fish-man & # 8221 o el Secutor & # 8220pursuer & # 8221, pero a veces también se enfrentaban entre sí.

Provocator: Otro derivado posterior del tipo Samnis. Originalmente, estaban equipados como un Samnis típico, con gladius, manica, ocrea, galea, y escudo. Más tarde, se les colocó una pequeña coraza de metal llamada cardiophylax, que protegía el pecho pero dejaba vulnerable el abdomen. Sin embargo, aparte del Crupellarius, los Provocators eran los gladiadores más blindados. Los provocadores parecen haberse enfrentado con mayor frecuencia entre sí.

Crupellarius: un tipo raro, que no se ve a menudo, el Crupellarius era el peso súper pesado de los gladiadores. Basado en los rebeldes galos de la revuelta de Aeduian, llevaba un conjunto completo de segmentata armadura, al igual que los legionarios, ocrea en cada pierna, un pesado escudo, y un casco cilíndrico como un cubo que cubría toda la cabeza. Solo las manos y los pies estaban desarmados. Para atravesar esta enorme armadura, sin embargo, solo tenían un gladius. Los Crupellarius se enfrentaron con mayor frecuencia entre sí, en una pelea cuerpo a cuerpo.

Laquearius: Otra clase rara, algo así como Retiarius pero probablemente basada en una tribu que los romanos encontraron entre los galos. El Laquearius no tenía casco ni armadura, y estaba armado con un gladius o tridente y un trozo de cuerda como un lazo. Rápidos y livianos, generalmente se enfrentaban a oponentes pesados ​​y lentos como Hoplomachus, Thraex o Secutor, a quienes intentaban enredar con su cuerda.

Essedarius: Estos gladiadores eran especialistas que luchaban con lanzas desde un carro, que era conducido por un esclavo. Al parecer, fueron introducidos por primera vez por Julio César, utilizando aurigas capturadas en la Galia. Al carecer de armadura a excepción de un casco, también a veces luchaban con arcos, y llevaban un gladius para usar si se desmontaban. Casi siempre se enfrentaban entre sí, pero a veces también luchaban contra un pequeño grupo de lanceros con armadura ligera conocidos como Velitus. Dado que entrenar a un auriga era caro, el Essedarius habría sido un espectáculo muy raro.

Dimachareus: Este era un tipo de gladiador muy especializado que tenía dos manica, dos ocrea, y un casco, pero no tenía escudo. En su lugar, lucharon con dos espadas, a menudo con dos tracios curvos. sica y a veces con un gladius en una mano y una sica en el otro. La mayoría de las veces se emparejaban entre sí, aunque a veces también se emparejaban con Samnis u Hoplomachus que portaban un escudo. Debido al alto nivel de entrenamiento necesario para luchar bien con dos espadas, parecen haber sido muy raras.

Gladiatrix: las gladiadoras eran inusuales, pero existían. Sin embargo, en su mayoría eran solo una rara novedad y, por lo general, se presentaban como guerreros amazónicos míticos. Sin embargo, cuando la reina británica Boudicca encabezó una rebelión contra Roma y derrotó a varios ejércitos romanos, los romanos se sintieron repelidos y fascinados, y durante un tiempo las gladiadoras se convirtieron en una moda en la arena. Al igual que con el público moderno, los antiguos romanos encontraron la combinación de sexo y violencia inmensamente entretenida: el escritor romano Juvenal describe a una gladiadora con una "lanza en la mano y los senos expuestos", mientras que una estatua de bronce puede representar a una gladiadora casi desnuda con lo que parece ser un tracio curvo sica espada.


Honor en la muerte y el gladiador romano

Para los romanos, el gladiador proporcionó el modelo de la ética marcial y fue un ejemplo de lucha y / o muerte bien. Se preocupaban por estas peleas porque tenían que ver con algo de máxima importancia en su sociedad: la cuestión del honor. Un gladiador esclavo podría ganarse la libertad si probaba repetidamente su valía en la arena.

Dicho esto, en el apogeo del Imperio Romano, el motivo de héroe preferido era el del héroe fallido, alguien que luchó bien y duro. pero aun así no lo logró. La muerte es a menudo ineludible para un gladiador, pero afrontar la muerte con fuerza y ​​sin mostrar miedo se consideraba muy honorable a los ojos de los romanos.

De hecho, el papel de gladiador fue tan honrado que no solo los esclavos y los vilipendiados terminaron en la arena. Los más privilegiados en realidad voluntario por este innoble y sangriento destino. Algunos eruditos estiman que hasta la mitad de todos los gladiadores eran voluntarios ( auctorati) cuando los juegos estaban en su apogeo (siglo I a. C. - siglo I d. C.).

Última oración de los mártires cristianos de Jean-Léon Gérôme. Fuente: Dominio publico

¡Pero lo que realmente desconcierta la mente es que el atractivo de los juegos era tan grande que incluso lograron tentar a los aristócratas! Se sabe que varios emperadores pisaron la arena, creando así una extraña paradoja del hombre en la cima de la escala social participando públicamente en una de las actividades más viles de su sociedad.

Se dice que Calígula, Tito, Adriano, Lucius Verus, Caracalla, Geta y Didius Julianus se unieron a la arena durante sus respectivos reinados. Sin embargo, es casi seguro que ninguno de los anteriores compitió con seriedad y simplemente estaban haciendo un desfile populista de sí mismos, o permitiéndose una fantasía de la infancia.

No obstante, uno puede imaginar que si un emperador incluso fingido Para desempeñar el papel, no hay forma de que los romanos consideren a un cristiano capaz de hacerlo.

El estoico sufrimiento (para aquellos que se espera que mueran) mostrado por un gladiador sería alabado en un pagano y se reiría de él en un cristiano. No sólo no se le permitiría al cristiano morir noblemente, sino que ni siquiera podría acercarse a lograr el honor que, para los romanos, hacía que la muerte fuera apetecible.

Pollice Verso ("Con un pulgar girado"), una pintura de 1872 de Jean-Léon Gérôme (Imagen: Dominio publico )

Esto se debe a que los cristianos no eran vistos como personas íntegras, mientras que luchar contra la abnegación de un cristiano era diferente a la abnegación de un gladiador. El honor del autosacrificio no se fijó en el autosacrificio en sí, sino en el sufrimiento de su Jesucristo. Así, los romanos negaron a los cristianos una muerte honorable. La muerte de un gladiador cristiano no sería la muerte de un verdadero gladiador, un hombre de honor y excelencia militar.

De modo que la persecución de los cristianos por parte de los romanos, aunque física, fue ante todo psicológica. No fue solo un montón de derramamiento de sangre antes de abuchear a las multitudes, aunque hubo eso.

Los romanos, a pesar de su famosa sed de sangre, también eran humanos. Para perseguir a estas personas, primero tuvieron que deshumanizarlas. Para ello, se convencieron a sí mismos de que los miembros de esta secta ilícita eran incapaces de vivir o morir honorablemente. Habiendo perdido el respeto a los ojos de la gente, los cristianos podrían ser perseguidos y, con suerte, eliminados con bastante facilidad.

Por supuesto, no es exactamente así como funcionó al final. los cristianos pasaron a convertirse en la religión más poderosa, reemplazando la posición de poder una vez incuestionable de los romanos en el (entonces) mundo conocido.

Afortunadamente para los romanos, los cristianos no devolvieron el favor una vez que llegaron al suyo. En lugar de arrojar a la arena a sus antiguos perseguidores paganos, prohibieron los juegos que habían durado casi mil años.

Classical Wisdom Limited es una editorial en línea que se esfuerza por promover y preservar los clásicos de la Antigua Grecia y Roma. Nuestro objetivo es llevar la sabiduría antigua a las mentes modernas. Puede visitar nuestro sitio web aquí: http://classicalwisdom.com

Imagen de portada: Gladiadores tras la pelea, José Moreno Carbonero (1882) (Imagen: Dominio público)


Mosaico de Gladiador de Retiarius - Historia

Publicado por Blogger invitado: R. A. Denny el 19 de noviembre de 2014

Aunque el Coliseo era la arena más magnífica (y hace un fabuloso Lego MOC), se construyeron anfiteatros para juegos de gladiadores en más de 200 ciudades en todo el Imperio Romano, en áreas como lo que hoy es Francia, España, Túnez y Turquía. La popularidad de estos juegos duró más de 600 años. Por lo tanto, no es necesario que construyas una réplica completa del Coliseo para crear auténticos juegos de gladiadores. Las peleas de gladiadores comenzaron como ritos funerarios para honrar a los muertos y se convirtieron en grandes espectáculos con el tiempo. En la época de César, estos concursos se llevaban a cabo en una arena con gradas temporales para la multitud. También podrían celebrarse en teatros. Los anfiteatros son solo dos teatros unidos para formar un círculo con las gradas alrededor del centro.

Un espectáculo típico, que podría tener lugar en la fiesta de la Saternalia a partir del 17 de diciembre, comenzó la noche anterior con una cena pública para los gladiadores. Quizás te preguntes qué alimentar a tus minifig gladiadores. De hecho, a veces se les llamaba comedores de cebada porque consumían grandes cantidades de carbohidratos para tratar de engordarlos, por lo que sus heridas sangrarían pero no serían mortales. También ingirieron una mezcla hecha de ceniza de huesos para que sus cuerpos tuvieran mucho calcio para tener huesos fuertes.

Al día siguiente, las festividades comenzaron con un desfile. Carteles escritos y heraldos anunciaban los eventos del día que podrían comenzar con conejos y antílopes sueltos en un bosque falso, a los que pronto se unirán bestias salvajes como leones y jabalíes, que luego fueron cazados y asesinados antes que los espectadores. Más tarde en la mañana, hombres armados masacraban bestias. Esto fue seguido por una pausa para el almuerzo en la que los criminales condenados serían ejecutados de diversas maneras sangrientas, a veces incluida una secuencia en la que un lorarius obligaba a un hombre a matar a otro hombre, y luego el arma que usó para matar al primer hombre sería ser entregado a otro que se vería obligado a matarlo (una especie de variación de los Juegos del Hambre ...)

Finalmente, es el momento del evento principal. Así que coge unas minifigs y dales: flautas de pan BW.Tubos de pan ¿probablemente te preguntes? Sí, y también necesitará un cornu (cuerno) BW y una lira BW. ¡Los mosaicos en Pompeya muestran que los combates de gladiadores fueron acompañados por música en estos instrumentos! Durante la pelea, cambiarán su ritmo para adaptarse al combate. Una vez que haya hecho la banda adecuada, es hora de hacer algunos gladiadores.

A menudo eran guerreros enemigos o esclavos vendidos en subastas a un lanista. Luego serían entrenados (usaban armas de madera desafiladas llamadas rudis) y alquiladas al editor. El editor organizaría los juegos y decidiría el resultado también (a menos que el propio Emperador estuviera presente). Para hacer el combate más interesante, en lugar de tener el mismo tipo de batalla de gladiadores, a los romanos les gustaba emparejar diferentes tipos de gladiadores entre sí. Algunos tipos serían más rápidos y estarían ligeramente armados, mientras que otros estarían más fuertemente armados pero más lentos. (¡En realidad, este es el mismo tipo de pensamiento estratégico que emplean los jugadores cuando juegan BW Chains to Champions!) Los romanos apostarían por los ganadores. Los mejores gladiadores podrían hacerse famosos y viajarían a anfiteatros por todo el imperio, e incluso serían canjeados, algo así como los futbolistas modernos. No todos los gladiadores eran cautivos o esclavos. De hecho, algunos senadores y equinos e incluso el emperador Cómodo optaron por luchar en los juegos.

Uno de los tipos de gladiadores más interesantes fue el Retiarius. Desarrollados en el período de Augusto, se basaron en pescadores. Se cree que los egipcios alguna vez lucharon con tridentes y, por supuesto, el tridente es el arma de Poseidón (Neptuno), el dios griego (romano) del mar.

Para convertir una minifigura de lego en un Retiarius auténtico, necesitarás una red BW (usaron una red con pequeños pesos de plomo que cuando se lanzaban se extendían para formar un círculo de 9.5 pies). Entrena a tu minifig para lanzar su red con la mano derecha aún sujetando el cordón, de modo que pueda tensarlo y capturar a su oponente, agarrar su arma y tirar de ella, o usar la red para hacer que se tropiece o incluso cubrirse los ojos. Si falla, puede retirarlo. A continuación, necesitará un tridente BW (que es un arpón de tres puntas, muy parecido a los que todavía se usan hoy en los EE. UU. Para tocar ranas). Este era tan alto como un hombre, y se usaba para mantener a raya al enemigo, a la defensiva o para ensartarlo ofensivamente. Tu última pieza de equipo será un pequeño pugio BW (daga) para que tu minifig gladiador lego pueda acabar con su oponente apuñalándolo en el cuello. El pugio también es útil para cortar la red alrededor de su propia muñeca, si su oponente la agarra con ventaja.

La buena noticia es que tu minifig no estará abrumada por lo que será muy rápido y podrá correr por la arena, esquivando los golpes de su oponente. La mala noticia es que tu minifigura de Retiarius tendrá muy poca armadura. Llevará solo un taparrabos BW, un manica BW (guardabrazos) para cubrir su brazo izquierdo y un galerus (para proteger su cuello). El galerus está hecho para que aún pueda mover la cabeza, pero si gira su lado izquierdo hacia su enemigo, está algo protegido. La muy mala noticia es que no usará casco. Todos los demás gladiadores llevaban cascos. Algunos emperadores, como Claudio, casi siempre optaban por matar a los Retarii para que pudieran ver la expresión de sus rostros. Sin embargo, mira el lado bueno de las cosas, si eliges una minifig atractiva para que sea tu Retiarius, entonces las chicas que lo miran pueden enamorarse de él. Un Retiarius llamado Crescens era famoso por atrapar "chicas en su red por la noche". Sorprendentemente, debido a su agilidad, las apuestas solían ser de cinco a tres por el netman.

Otra variación sería que un Retiarius luche contra dos Secutores ("cazadores") al mismo tiempo. Los secutores tienen cascos, por supuesto, y llevan un gladius (espada) BW y un scutum (escudo) BW. Como dos contra uno no es exactamente justo, el Retiarius se coloca en un puente o plataforma elevada con escaleras y se le dan rocas apiladas en forma de pirámide para que las arroje a sus oponentes, mientras ellos intentan trepar y atacarlo (especie de como "rey de la montaña"). Otra variante sería luchar contra un Murmillos (vestido para parecerse a un pez, más de esos en otra época) o más raramente una Tijera (armada con, adivinaste, unas tijeras BW, un tubo de acero sobre el brazo que termina en una hoja semicircular). .

Había un árbitro armado con un rudis para controlar los juegos, pero el público jugó un papel importante. Al igual que la gente puede sentarse en casa y votar por quién gana en un reality show en televisión, la audiencia en la arena pudo votar sobre el resultado, pero luego el resultado fue una cuestión de vida o muerte. Y al igual que un luchador en el UFC puede hacer tapping, un gladiador que estaba perdiendo podía levantar el dedo en el aire para señalar la derrota. Entonces el munerarius (editor) miraba a la multitud, que gritaba o señalaba su decisión con los pulgares (no se sabe qué dirección significaba qué aunque…) Los árbitros podían interponerse entre los combatientes, pero munerarius (o el Emperador si estaba presente) decidió el resultado. A un gladiador que perdiera se le podía conceder missio, lo que significaba que era enviado con vida. Si no se le concedió missio, entonces debe arrodillarse con dignidad y aceptar un golpe mortal, generalmente en el cuello. Aquellos que sobrevivieron podrían eventualmente ganarse la libertad, pero sobrevivir incluso a diez combates era raro.


Tipos de armas y armaduras

Los gladiadores recibieron nombres especiales según los tipos de armas y armaduras con las que estaban equipados, así como por el momento o las circunstancias en las que ejercían su vocación, dos medios distintos de clasificación. Cabe señalar que sería inútil intentar distribuir todas las representaciones de gladiadores entre las clases que conocemos. Pues en primer lugar no tenían uniformes regulares, pero sin duda su equipamiento estaba sujeto a innumerables modificaciones que variaban según el tiempo y el lugar y en segundo lugar las representaciones ciertamente no siempre son ciertas. Se asume erróneamente que existen otras clases de gladiadores o, al menos, no se puede demostrar con certeza que hayan existido. El manicarii en el colegio. Silvani (CIL, vi, 631) no son gladiadores sino fabricantes de brassards, lo que es menos notable, ya que un unctor también era miembro de este collegium. Los velarii que se detuvieron y tiraron del toldo del anfiteatro también pueden haber pertenecido a las 'familias' de gladiadores (la tropa completa de gladiadores bajo un entrenador a menudo se llamaba familia).

En los primeros tiempos eran en realidad soldados, cautivos tomados en la guerra, y luchaban de forma natural con las armas y equipos a los que estaban acostumbrados. Cuando surgieron los gladiadores entrenados profesionalmente, se les dio los nombres antiguos y se les llamó Samnitas, Tracios, etc., de acuerdo con sus armas y tácticas. En tiempos muy posteriores, las victorias sobre pueblos lejanos se celebraban con combates en los que se mostraban al pueblo de Roma las armas y los métodos de guerra de los conquistados, después de la conquista de Gran Bretaña. esseddrii exhibió en la arena las tácticas de combate de carros que César había descrito generaciones antes en sus Comentarios.

Algunas fuentes informan hasta 15 clases definidas de gladiadores, aunque algunos monumentos reproducen clases de luchadores que son difíciles de clasificar. Los gladiadores estaban armados en varios estilos, ya que las parejas de combatientes solían estar armadas, no con las mismas, sino con diferentes armas. El mismo hombre podría aparecer por turna como samnita, tracio, etc., si fuera experto en el uso de las diversas armas. Las armaduras y armas utilizadas en estos combates se conocen a partir de piezas encontradas en varios lugares, y de pinturas y esculturas, pero no siempre es posible asignarlas a clases definidas.

También era bastante natural que la gente quisiera ver diferentes armas y diferentes tácticas probadas entre sí, por lo que el Samnita fue comparado con el Tracio, el pesado armado contra el ligero armado. Este se convirtió bajo el Imperio en el estilo de combate favorito. Finalmente cuando la gente se cansó de los espectáculos habituales, se introdujeron novedades que parecen grotescos hombres peleados con los ojos vendados (andabatae), armado con dos espadas (dimachaeri), con el lazo (laqueadores), con una red pesada (retiarii), y hubo batallas de enanos y de enanos con mujeres.

Retiarius

El Retiarius era un gladiador con un pesado tenedor de tres puntas (fuscina, tridens) y una red, pero sin armadura, y no llevaba nada en la cabeza. Dado que esta clase de gladiadores no puede confundirse con ninguna otra, nuestra información al respecto es la más exacta. los reciario, así llamado de la red (rete o jaculum), se hizo inmensamente popular. El reciario iba armado con una red, iba con la cabeza descubierta y no tenía nada más que una túnica corta y un cinturón, su brazo izquierdo estaba en una manga, sus brazos eran una red (idculum), un tridente (fuscina) y una daga. Los retiarii fueron los únicos gladiadores que aparecieron sin una cubierta para la cabeza (Suetonius, Claud., 34 Juvenal, viii, 200-206). Llevaban una túnica corta o un subligaculum simple (un delantal corto por encima de las caderas), como suele ocurrir en los monumentos (en el Mus. Borgh. Blanco).

Los retiarii no tenían armadura defensiva excepto una protección de cuero para el hombro. Con la excepción de algunos vendajes alrededor de las piernas, sus brazos defensivos se limitaban a la banda ancha del vientre (balteus) y una manga en el brazo izquierdo, con una especie de hombrera de cuero o metal, que se elevaba por encima del hombro izquierdo, para suplir el lugar del escudo. Esta hombrera (que es especialmente grande en el mosaico de Bignor y parece un ala) se llamaba galerus. Un nombre tan inadecuado sin duda despertaría sospechas, si no fuera evidentemente una expresión técnica. La espira era una cuerda atada de un lado al galerus, del otro a la cuerda de la red, de modo que caía de la primera alrededor del pecho del reciario. Según algunos, la spira era más bien la cuerda circular enrollada de la red, que el retiarius, cuando desea lanzar, debe guiar hasta el hombro izquierdo en el que está el galerus, probablemente la spira estaba sujeta al balteus, pero en tal de manera que en caso de necesidad se pueda desprender.

Llevaba una enorme red en la que intentaba enredar a su oponente, generalmente un secutor o un mirmillo, despachándolo con una daga o tridente si el lanzamiento tenía éxito. Los retiarii lo llevaron plegado, antes de arrojarlo (Isidorus, Origines, xviii, 54: ferebat occulte rete). No es probable, como suponen Meier (p. 32) y Henzen, que los retiarii no siempre llevaran el arma que les dio nombre y cuyo hábil manejo debió constituir el principal interés de los combates en los que participaron. parte. Si no lo lograba, se echaba a volar mientras preparaba su red para otro lanzamiento, o si la había perdido intentaba mantener alejado a su oponente con una pesada lanza de tres puntas (fuscina), su única arma además de la daga. Si fallaba el primer lanzamiento se veía obligado a huir de la persecución del Secutor hasta preparar su red para un segundo lanzamiento, mientras su adversario lo seguía por la arena para matarlo antes de que pudiera realizar un segundo intento.

El lanzamiento de la red puede haber sido un método antiguo de lucha, que se produjo en el duelo entre Frinón y Pittacus (Diog. Laert., I, 74 Polyaenus, i, 25 cp. También Diod. Sic., Xvii, 43), según a quien los tirios utilizaron tridentes y redes de pesca contra sus sitiadores macedonios). Estrabón (xiii, i, 38, p. 600) evidentemente ha agregado el tridente en su relato del duelo para, como los arqueólogos romanos (Festus, s.v. retiarius), hacer de este compromiso el prototipo de los combates retiarii. Independientemente de si la red de gladiadores y el arpón se tomaron prestados de la pesca o no, esas armas seguramente sugerían la idea de pescar.

Por el hecho de que los retiarii no tenían cobertura para el rostro (Juvenal, viii, 200) y estaban armados más livianos, Henzen (p. 113) concluye que eran los más despreciados de todos los gladiadores. Los retiarii también lucharon en tropas (gregatim Suetonius, Calig., 30), pero evidentemente nunca unos contra otros, sino contra los galli, murmillones (Valerius Maximus, i, 7, 8 Pedo Albinovanus en Quintilian, vi, 3, 61), Samnitas (que aparecen como oponentes de los retiarii especialmente en los mosaicos de Bignor y Borghese, y también en el de Nennig, cuyo editor erróneamente toma a los Samnis por murmillo) y secutores. Los combates de los retiarii con estos últimos continuaron hasta una fecha muy tardía. Los oponentes de los retiarii también están representados por el término (que se origina en los círculos de gladiadores) contrarete [i.e. contraretiarius] este es también el significado de> RET escrito al lado de seis nombres de gladiadores en CIL, vi, i, 636 (177 d.C.).

Samnita

La clase más antigua de gladiadores era la de los samnitas. Tenían cinturones, mangas gruesas en el brazo derecho (manica), un casco con visera (usado también por otras clases) con alas [piniue], cresta y penacho muy largo, grebas en la pierna izquierda, espadas cortas, el escudo largo (scutum ), y una pieza de armadura o brazalete en el brazo derecho, que no estaba protegido por el escudo. Se distinguieron particularmente por el scutum oblongo. Como los mencionó por última vez Horace, Meier (págs. 19-25) conjetura que más tarde, como oponentes de los retiarii, recibieron el nombre de secutores, que aparece primero bajo Calígula (Suetonius, Calig., 30) como oponentes de el Thraeces, el de oplomachi. El equipo de los soldados samnitas descrito por Livio (ix, 40) se modificó algo en el caso de los gladiadores que llevan su nombre. En el año 332, justo cuando Alejandro Magno estaba haciendo sus conquistas en Oriente, su tío Alejandro, rey de Epiro, hermano de su madre Olimpio, llegó a Italia. Derrocar a los samnitas era el gran objetivo de Roma en ese momento, y para ello ofrecieron su protección y alianza a todas las ciudades que temían a ese pueblo.

Hoplomachus / Oplomachi

Hoplomachi parecen haber sido los que lucharon con una armadura completa. Bajo el Imperio, el nombre Samnite se fue perdiendo gradualmente y los gladiadores con equipo equivalente fueron llamados hoplomacki (armados pesados), cuando se compararon con los tracios armados más ligeros, y secutores, cuando lucharon con los retiarii. Lipsius supuso que era un nombre posterior para los samnitas (tomado de su scutum), y que este nombre estaba en desuso bajo los emperadores, y hoplomachi lo sustituyó. La aparición de Samnis junto con oplomachus en la lista IRN, 737 (= CIL, ix, 466) puede explicarse por el supuesto de que el nombre anterior de los oponentes de los retiarii aún no había sido reemplazado por el secutor posterior, mientras que los oponentes de los Traeces ya se llamaban oplomachi. En la lista pompeyana (CIL, vi, 2508) aparecen no sólo como oponentes de los Traeces, sino también de los murmillones y dimachaeri.

Un hoplomaco, uno que lucha como un hoplita, era un tipo de gladiador armado en una parodia de las armas y armaduras de un hoplita griego (es decir, armadura pesada y casco, escudo redondo). El hoplomdchus, o gladiador fuertemente armado, vestía una coraza, así como un casco con visera y grebas. A menudo se le enfrentaba al murmillo que iba armado como un soldado romano. Estos combates fueron una recreación de las guerras de Roma en Grecia. El nombre hoplomachos también significa 'luchador armado' y solo estaba armado con una lanza o lanza y la espada romana, el gladius. También usaron el escudo como arma.

Murmillo / Mirmillones / Myrmillonas

Los galos estaban fuertemente armados, pero no está claro cómo se distinguieron de los samnitas. En épocas posteriores se les llamó murmillones, por un adorno en sus cascos con forma de pez (mormyr o mormylos). Sus brazos eran como los de los galos y no se diferenciaban mucho de los llamados Galli. Se cree que fueron originalmente galos, pero la derivación y el significado del nombre son muy dudosos. El mirmillo, que también se enfrentaba a menudo con el retiaricio o el tracio, estaba armado al estilo galo con casco, espada y escudo. El gladiador de Murmillo, armado como un soldado romano, fue el más fuertemente blindado de las ramas principales para superar las ventajas del retiarius.

Thraex / Tracio

El Thraex o Thracian era un gladiador, armado al estilo tracio. Por lo general, se combinaban con los myrmillones. Los Thrax usaban, como sus compatriotas, un pequeño escudo (parma o parmula), y se oponían a los samnitas, que iban armados con el gran escudo (scutum). Según Plinio (Nat. Hist., Xxxiii, 129) el parma era redondo y algo cóncavo: 'plurimumque refert concava sint (specula) et poculi modo, an parmae ​​Thraecidicae' y así aparece en el monumento de Scaurus. Más frecuentemente, sin embargo, no es redondo, sino cuadrado, como el scutum, de lo contrario Martial (xiv, 213) no podría haber hablado de él como un scutum capaz de ser utilizado como un scutum por un enano.

Su arma ofensiva característica era la sica (el arma nacional de los tracios), una espada corta o daga (sica) curvada en forma de hoz, o doblada en ángulo recto, utilizada con la intención de mutilar la espalda sin armadura de un oponente. La necesidad del gran escudo fue compensada por un equipamiento más completo. Los tracios tenían el mismo equipo que los samnitas, aunque en otros aspectos su equipo era más completo que el de los samnitas, ya que tenía grebas en ambas piernas y el pequeño escudo (parma) en lugar del scutum. Su otra armadura incluía un protector para el brazo y el hombro de su espada, un cinturón protector sobre un taparrabos y un casco de gladiador con una pluma, visera y cresta alta. y un borde ancho. Cuando peleaba, a menudo recibía a su oponente en una postura agachada o arrodillada, como se muestra aquí, lo que ilustra y explica acertadamente la alusión de Séneca, quien designa a una persona de baja estatura asimilándolo a la figura de un gladiador tracio que espera el ataque. Era natural que estos combatientes fuertemente armados fueran reclutados generalmente entre hombres de gran estatura.

Laquerarius

En épocas posteriores, el Laquerarius ocupó a veces el lugar del reciario, que vestía la misma armadura ligera, pero portaba una espada corta o lanza y un lazo (laqueus), que arrojaba sobre su adversario y lo tiraba al suelo. Sólo se mencionan en Isidorus, Origines, xviii, 56: 'quorum pugna erat, fugientes in ludo homines injecto laqueo impeditos consecutosque prosternere, amictos umbone pelliceo'. Según las representaciones (sobre una gema y un relieve de arcilla en Meier, p. 44) también llevaban el galerus, pero no tenían otras armas defensivas.

Secutor / Contraretiarus

Un Secutor o cazador estaba armado de manera similar al gladiador Murmillo (armado como un soldado romano), generalmente con un gladius romano o una daga. El Secutor también era conocido como Contraretiarus, y fue diseñado específicamente para combatir al Retarius en la Arena Gladiatorial. El secutor, o perseguidor, se llamaba así porque generalmente estaba dispuesto a luchar con el retiarius, que se retiraba antes que él. Ho estaba tan ligeramente equipado como su adversario, pero armado con casco, espada y escudo. El combate del Secutor con el Retiarius formó una de las escenas más animadas de los sangrientos deportes del anfiteatro.El casco liso, redondeado y aerodinámico del Secutor con sus pequeños agujeros para los ojos y una cresta en forma de aleta se parecía mucho a la cabeza de un pez. Esto encajaba bien con su papel en el combate contra el Retarius como pescador con red y tridente. El Secutor estaba armado con un casco, espada y escudo, su antagonista desnudo tenía solo una gran red y un tridente con el que se esforzaba por enredar, con el otro para despachar a su enemigo. La mayoría de los escritores suponen que los secutores se llaman así porque el secutor en su combate con el retiarius persiguió a este último cuando no pudo asegurarlo con su red. El Secutor era un tipo de gladiador romano que, según algunas fuentes, se originó alrededor del año 50 d.C. Pero si la vieja lectura en una carta de Cicerón (ad Alt. Vii. 14) es correcta, Julio César tenía no menos de 600 secutores en su ludus en Capua, pero uno probablemente debería leer scutorum en lugar de secutorutn.

Provocator / Provocatores

Los provocadores eran gladiadores medianos y por lo general peleaban entre sí. Las dos categorías de gladiadores que normalmente luchaban solo contra oponentes del mismo tipo: los eques (también, equites), ("jinete") [en la foto] y los provocatores ("retadores"). Su indumentaria los hacía fáciles de identificar: un casco sin ala con visera y dos plumas, y una túnica sin mangas, que se ceñía a la cintura y terminaba en la mitad del muslo (en comparación con el torso desnudo de la mayoría de los gladiadores). Al igual que con otros gladiadores, la parte inferior de las piernas estaba envuelta y hay una manía en el brazo derecho. Llevaba un pequeño escudo redondo, así como una espada corta y una lanza. Según algunos informes, iban blindados con un casco con visera, una coraza, una greba de medio largo en la pierna izquierda y un acolchado en el brazo derecho. Los provacatores lucharon con los samnitas (Cic. Pro Sest. 64, 134), pero otras fuentes relatan que no se sabe nada más respecto a ellos excepto su nombre. Se mencionan en inscripciones. (Orelli, 2566.) El Provacatore mencionado por Artemidorus (ii. 32) parece ser el mismo que el provocador. Los Procavatores eran un diator equipado con scutum, espada y grebas (el atavío samnita). Por otro lado, en Garrucci (p. 13) hay una inscripción: Mansuetus provocator victor Veneri parmam feret (a menos que debamos leer palmam cp. Garrucci, Bdl, 1865, p. 79). De la inscripción de un prov (ocator escupió (arius) (= CIL. Vi, 7659) Garrucci asume una clase especial de provocadores, que estaban armados con los 'gladii minores, quos spatas vocant' (Vegetius, De re mil., Ii , 15). Wilmanns (EI, 2609, i)

Dimachaerus

Los dimachaerus, u hombres que lucharon con dos espadas, aparentemente fueron la producción de una época posterior. Los dimachaeri fueron los cortadores de la época de Nerón sin casco, sin coraza, sin escudo, sin grebas. Lucharon con una espada en cada mano, como lo hacían los caballeros de la época de la Fronda con espada y daga, una en cada mano. Por tanto, estos combates se consideraban el triunfo del arte y, a veces, los campeones no eran otros que los propios maestros de la esgrima.

Velites

Velites tenía lanzas ligeras (Ovid. 76. 45 Cic. De Orat. Ii. 78, 316). Los Velites eran tropas con armas ligeras, instituidas en el sitio de Capua. No tenían armadura, de ahí su nombre velites = aquellos que van con un sobrevestido (velum) como arquites, pedites, & o. : tenían un gorro de calavera (cudo), el parma, gladius hispaniensis y hastae velitares. Como escaramuzadores reemplazaron a los antiguos velati, que comprendían a los ferentarii y rorarii, pero después a. C. 107 ya no se utilizaron. Aunque Liv. 26, 4, 4 afirma que en esa ocasión montaron detrás de la caballería, esta afirmación aislada apenas nos basta para inferir que siempre fue así. Era su deber encontrarse con los elefantes. En los mejores tiempos de la república el levantamiento de las tropas se hacía en asamblea general de ciudadanos en el capitolio o en el Campus Martius. Los reclutas fueron luego juramentados y despedidos hasta que se les requiriera. Cuando se les llamaba, los más jóvenes y los más pobres eran tomados por los velites, los siguientes en edad y medios para los hastati y principes, los más viejos y ricos para los triarii. Cada legión contaba con 1.200 velites, 1.200 hastati, 1.200 principes, 600 triarii y 300 jinetes (caballeros) en total, 4.500. Los hastati, principes y triarii se dividieron cada uno en diez maiiipuli o compañías, y un número igual de velites adjunto a cada uno. Los velites (rorarii, acceiisi, ferentarii) formaban la infantería ligera de la legión y se paraban sobre sus alas junto con la caballería. Los velites, ligeramente equipados, portaban jabalinas cortas y ligeras. En los últimos períodos de la república, cuando los auxiliares bárbaros realizaban el servicio ligero, esta clase de tropas desapareció por completo.

Paegniarii

Paegniarii se mencionan en Orelli, 2566 = CIL, vi, 631 (inscripción del coleg. Silvani) y Henzen, 6i76 = CIL, vi, 10,168 (un 'paegniarius ludi magni', que vivió hasta casi 100 años) Wilmanns, EI, 2617 CIL, vi, 10.182. Suetonio, Calig., 26, ed. Roth: tabidis fens vilissimos senioque confectos gladiatores, quoque paegniaris patres familiarum notos sed insignis debilitate aliqua obiciebat (cod. Mem. Pegniares, otros codd. Pegmares, para los cuales Scutilli [De coll. Glad.] Y Marini [Iscr. Alb., P. .12] ya había conjeturado paegniarios). Los paegniarii, o gladiadores que divertían a los espectadores con combates burlescos, suelen estar representados con un pequeño escudo ovalado y un pedum, aunque a veces llevan un látigo o un pequeño garrote. Tal combate se muestra en el mosaico de Tusculum en el Museo Kircheriano (. Inn. D. 1st. 1870, p. 66), donde los participantes están disfrazados para representar a un bacante y un fauno derrotando a los indios. Los Paegniarii usaron armas inofensivas y su exhibición fue una farsa. Que fueran enanos, como conjeturaba Cavedoni (Bdl, 1846, p. 191) es improbable. Quizás llevaban arma lusoria (brazos incapaces de causar la muerte). El mosaico encontrado en Nennig representa una pelea entre dos paegniarii que se protegen con pequeños escudos y llevan en la mano izquierda un bastón doblado en la parte superior con un gran pomo, en la derecha un látigo. Meier (Westd. Ztschr., I, 157) cree que aparecieron en el intervalo del mediodía, según Séneca (Epp., 7): casu in meridianum spectaculum incidi lusus exspectans et sales et aliquid laxamenti, y Tertuliano (Ad Nai., i, 10 = Apolog., 15) risimus et meridiani ludi de deis lusum (? una pantomima).

Tijeras

Las tijeras están atestiguadas solo en la lista IKN, 737 = CIL, ix, 466, donde se menciona a Marcus Caecilius scisso (r), como tiro, matado o muerto (Meier, p. 43, 2). La espada corta especial, llamada Tijera romana, tenía dos hojas (que parecían un par de tijeras abiertas pero sin bisagra). Se especula que intentaron atrapar el arma de su oponente entre las hojas gemelas para desarmarlos.

Sagitario

Meier concluye de los siguientes pasajes que no solo aquellos que lucharon con bestias salvajes, sino también los gladiadores propiamente dichos usaron arco y flechas: Persius (iv, 42): caedimus inque vicem praebemus crura sagittis-ilia subter caecum vulnus habes, sed lato balteus auro praetegit cp. schol. Nux, 1171: corpora praebemus plagis, ut saepe sagittis, quern (codd, cum) populus manicas deposuisse vetat (es decir, quern populus non mittit). En el último pasaje se puede hacer referencia a los gladiadores, cuya muerte fue exigida por el pueblo, y que se vieron obligados a servir como blancos para los arqueros. En el primero, caedimus lleva a la suposición de que los gladiadores equipados de manera diferente (? Jinetes) se emparejaron con los arqueros.

Equites

Los equites eran los que luchaban a caballo, armados con una pequeña Gladius, la espada militar romana, que se sujetaba a una correa para el hombro alrededor del cuello o al cinturón alrededor de la cintura. Los soldados rasos lo llevaban del lado derecho los oficiales, sin escudo como los soldados rasos, del lado izquierdo. Era un arma corta, afilada y de dos filos, que se usaba más para empujar que para cortar. En el período republicano solo lo usaban los magistrados cuando actuaban como oficiales militares, pero bajo el Imperio era el emblema del poder imperial y, en consecuencia, una de las insignias del emperador y los comandantes nombrados por él. Tras la introducción de la espada en lugar del hacha en las ejecuciones, el ius gladii era el término que expresaba la plena jurisdicción penal conferida por el emperador a los gobernadores provinciales. 'Equi gladiatorum' se mencionan en Cicerón (Pro Sestio, 59, 126) IRN, 736 = CIL, ix, 465 eq. veterinario. lud. revista. (CIL, vi, 10.167) Artemidoro, es decir. Isidorus (Origines, xviii, 53): géneros gladiatorum plura, quorum primus ludus equestrium. duo enim equites praecedentibus prius signis militaribus, unus a porta orientis alter ab occidentis procedebant in equis albis cum aureis galeis minoribus et habilioribus armis, sicque atroci perseverantia pro virtute sua inibant pugnam. Los jinetes que luchan entre sí en el monumento de Escauro tienen largas cota de malla, pequeños escudos redondos, brazaletes en el brazo derecho, túnicas, viseras-cascos y lanzas cp. también Meier en Westd. Zeitschrift, i, 165. Equite son los gladiadores menos conocidos, también parecen llevar túnicas. Deben comenzar a caballo, pero también se muestran peleando a pie.

Andabatae

Andahatae (Cic. Ad Fam. Vii. 10) usaban cascos sin ninguna abertura para los ojos, por lo que se vieron obligados a luchar con los ojos vendados, y así excitó la alegría de los espectadores. Para estos gladiadores, el arte y la habilidad eran completamente inútiles. Tenían la cabeza completamente encerrada en un casco, que no tenía abertura sino opuesta a la boca, para permitirles inhalar el aire, y hacia sus oídos, para permitirles oír. Lucharon, por tanto, como ciegos. El populacho estaba encantado por el resto, en esta terrible gallina ciega, en la que todos los golpes deben surtir efecto, los adversarios no llevaban armadura que pudiera amortiguar o evitar un golpe. En general, se cree que lucharon a caballo, pero Orelli (liner. 2577) y Friedlander lo niegan. El nombre es quizás celta, con el significado de "ciego" (Whitley Stokes, en Academy, 9 de febrero de 1889). Meier conjetura que eran gladiadores que, como los samnitas, Gali y Traces aparecían con sus armaduras nacionales. No se sabe nada más de ellos, excepto que lucharon sin poder ver, es decir, probablemente llevaban una visera sin agujeros para los ojos (Jerome, Adv. Jovin., I, 37, Adv. Helvid .. 3, p. 3A, Contra Rufin., 3, p. Ioia cp. The 'combat a 1'aveuglette' en Lacroix, Meeurs, etc., au moyen age, p. 236). Lipsius (Sai., Ii, 12) sin razón los tomó por jinetes, pero es completamente inadmisible concluir de esto, no sólo que los jinetes no podían ver, sino que andabatae y equites eran idénticos. Turnebus (Adv., Ii, 20) con tan poca razón identificó andabatcs con el griego dva / Sdnp, según el cual luchó desde un carro. Lo que dice Orelli (2569) es correcto. Rara vez se mencionan en inscripciones o monumentos, y ningún escritor del período imperial (Jerónimo probablemente solo se basa en Varro), por lo que tal vez este método de lucha cayó en desuso al final de la república.

Essedarii

Los Essedarii (de Essedum, un coche de guerra británico con dos caballos) lucharon en carros. Essedarii luchó desde carros como los galos y los británicos. Se mencionan con frecuencia en las inscripciones. Cada carro galo llevaba un conductor y un guerrero. Essedarii (Cicerón, Ad Fam., Vii, 10), probablemente introducido por César. Sin duda imitaron lo más fielmente posible a los combatientes británicos en carros, así descritos por César (De Bell. Gall., Iv, 33). Los "carros", dice César, "se usan en acción de la siguiente manera. En primer lugar, los aurigas conducen por todo el campo, los guerreros lanzan proyectiles y, en general, confunden a las filas enemigas por el mero terror inspirado por sus caballos y traqueteo de las ruedas. Tan pronto como han penetrado entre las tropas de caballería, los guerreros saltan de los carros y luchan a pie. Mientras tanto, los conductores se retiran gradualmente de la acción y colocan los autos en una posición tal que si los guerreros son duros presionados por el número de enemigos, pueden volver fácilmente a ellos. De esta manera, exhiben en acción la movilidad de la caballería combinada con la firmeza de la infantería ". El profesor EB Tylor, refiriéndose a Pomponius Mela, Lucan y Silius Italicus, argumenta que los británicos usaban carros armados con guadañas: Tácito, quien obtuvo su información de Agricola, dice que el ejército británico que se encontró con este último en los Grampianos incluía a los covinnarii, quienes Según Pomponius Mela, eran guerreros que luchaban en carros con guadañas y Jornandes dice que los carros de los británicos estaban armados con guadañas: pero si los británicos con los que se encontró César hubieran usado tales carros, ciertamente habría mencionado el hecho y no hay guadañas. ser visto. Es posible que los essedarii se hayan puesto especialmente de moda como resultado de las guerras en Gran Bretaña bajo Claudio y Nerón. Las mujeres británicas parecen haber participado con frecuencia en las batallas.

Meridiani

Meridiani era una clase de gladiadores de armamento muy ligero, que luchaba como una especie de interludio al mediodía, tras la terminación de los combates con fieras, que se desarrollaban por la mañana. (Senec. Epist. 7 Suet. Claud. 34 Orelli, 2587.)

Bestiarius

Bestiarius fue entrenado y vestido para pelear en los juegos circenses en el anfiteatro romano, o en cualquier ocasión en particular cuando se exhibieran espectáculos de esta naturaleza a la gente. Se pensaba que el Bestiario era inferior y distinto al gladiador. Al principio, sin embargo, estaba, como el gladiador, completamente protegido con armadura ofensiva y defensiva: es decir, un casco, escudo, cuchillo o espada y defensas para las piernas, la mayoría de las cuales se muestran en la ilustración. Posteriormente, el bestiario se volvió más distintivo en sus pertrechos y en su modo de luchar al no tener armadura corporal, más allá de vendas para sus piernas y brazos y, como armas ofensivas, llevar solo una lanza o una espada en una mano, y un trozo de tela de color. , como el matador español, en el otro. Lo que se llamaba Venatio, o la lucha de bestias salvajes entre sí, o con hombres llamados Bestiarii, que se veían obligados a esto a modo de castigo, como solían ser los cristianos primitivos, o luchaban voluntariamente, ya sea por una ferocidad natural de disposición, o inducida por contrato (auctoramento). Se trajo un número increíble de animales de diversas clases de todos los lugares, para el entretenimiento de la gente, ya un costo inmenso. Se mantuvieron en recintos, llamados Vivaria, hasta el día de la exposición. Pompeyo, en su segundo consulado, exhibió a la vez 500 leones, que fueron enviados todos en cinco días también dieciocho elefantes.


El Gladiador y el mosaico de la bestia salvaje en Nennig, Alemania

Un ejemplo famoso del arte del mosaico romano es el mosaico de gladiadores y bestias salvajes de la Villa de Nennig. Situado en la margen derecha del río Mosela, al sur de Trier, este pavimento de gladiadores es uno de los artefactos romanos más importantes al norte de los Alpes. Protegido por un edificio dedicado construido hace unos 150 años, y con una superficie de aproximadamente 160 m2, el mosaico retrata vívidamente a músicos, escenas de caza y concursos de gladiadores.

En el siglo III d.C., dominaba el atrio (salón de recepción) de un gran palacio magnífico. Posteriormente, el mosaico desapareció bajo tierra hasta que fue descubierto por casualidad por un agricultor en 1852. Las excavaciones realizadas entre 1866 y 1876 revelaron solo una parte del otrora espléndido y extenso terreno, así como los muros de los cimientos del imponente edificio central y varios adyacentes. Edificios. Una moneda de Cómodo (acuñada hacia 192) encontrada debajo del mosaico durante las restauraciones de 1960 data de la construcción de la villa a finales del siglo II o principios del siglo III d. C.

Caminando por el interior del edificio de protección, se puede ver toda la escena del mosaico desde una plataforma elevada. El mosaico se compone de siete medallones octogonales que rodean dos cuadrángulos centrales, uno decorado con una escena de combate de gladiadores y el otro ocupado por una palangana de mármol. Un elaborado patrón de diseños geométricos bordea cada escena.

El comienzo y el final de los juegos romanos solían ir acompañados de música. El mosaicista ha representado el órgano de agua (hydraulis), conocido en el mundo antiguo desde el 300 a. C. Los 27 tubos de órgano descansan sobre un podio hexagonal que también sirve para almacenar agua para el órgano. El organista toca el teclado situado detrás de los tubos. El cuerno curvo, que está reforzado y apoyado en el hombro del jugador por una barra transversal, es un cornu.

Los juegos generalmente comenzaban con gladiadores venationes (caza de bestias) y bestiarii (lucha de bestias). Aquí la bestia es herida por la lanza del venator e intenta sacar la jabalina. Solo logra romperlo por la mitad. Encantado con su éxito, el orgulloso venator recibió la aclamación de la multitud.

Otra variedad de venatio consistía en poner animales contra animales. A los romanos les encantaba ver animales grandes y peligrosos peleándose entre sí. En esta escena, un asno salvaje, abatido por los golpes de la garra del tigre, ha caído al suelo. De pie con orgullo, el vencedor de este concurso incomparable mira a su alrededor antes de comenzar su sangriento festín.

Esta escena muestra a un león, con solo la cabeza del asno todavía en sus garras, siendo sacado por la fuerza de la arena por su anciano cuidador. Este fue el primero de los paneles ilustrados que se descubrió en 1852.

En este panel, que está en el centro del mosaico, un oso ha arrojado al suelo a uno de sus verdugos, mientras que los otros dos intentan ahuyentar al animal con los latigazos de sus látigos. Los venatores llevan calzones hasta las rodillas y cinturones muy anchos además de las vendas de las piernas. Posteriormente su vestimenta se redujo a la túnica.

La introducción a las contiendas de gladiadores consistió en un prolusio (preludio). Las distintas parejas lucharon con armas desafiladas, dando un anticipo de sus habilidades. Esta escena muestra una competencia entre dos combatientes que se atacan con garrotes (palos cortos y gruesos) y un látigo.

Por la tarde llegó el punto culminante de los juegos, los combates de gladiadores individuales. Por lo general, estos eran partidos entre gladiadores con diferentes tipos de armadura y estilos de lucha, supervisados ​​por un árbitro (summa rudis). Esta escena representa simultáneamente el punto culminante y la conclusión de los juegos. Representa un combate entre un retiarius, armado con tridente y daga, y un secutor, mientras un árbitro observa.

El complejo de villas incluía una casa de baños con habitaciones con calefacción, pequeños pabellones y magníficos jardines. Un pórtico con columnas de dos pisos (140 m de largo) atravesaba la fachada del edificio principal, flanqueado por alas de torre de tres pisos con paredes macizas.

Una necrópolis situada al sur de la villa. Solo uno de los dos túmulos sobrevive. Se supone que es el monumento funerario del propietario de la villa, una copia a pequeña escala de la tumba de Augusto en Roma.

Ausonio (310-395 d.C.), poeta latino y tutor del futuro emperador Graciano, escribió un poema llamado Mosella, una descripción del río Mosela:

¿De qué color son ahora tus tranquilas aguas? La estrella de la tarde ha traído la luz de la tarde, y ha llenado el río con la ladera verde, las cimas de las colinas se mueven en el agua ondulante, tiembla la vid ausente e hincha la uva en tu cristal transparente. " Mosella, línea 192 traducción de Helen Waddell Mediaeval Latin Lyrics ([1929] 1943) p. 31.


Ver el vídeo: I GLADIATOR CH 3 FINAL BIORK FIGHT (Diciembre 2021).