Información

Ley de Kansas-Nebraska



Explore Dictionary.com

Una ley aprobada por el Congreso en 1854 que dividió el territorio al oeste de los estados de Missouri e Iowa y el territorio de Minnesota en dos nuevos territorios, Kansas y Nebraska. La ley fue extremadamente controvertida porque no excluía la esclavitud de ninguno de los territorios, a pesar de que el Compromiso de Missouri prohibía la esclavitud en estos territorios. Al derogar efectivamente el Compromiso de Missouri, la ley indignó a muchos norteños, condujo al colapso del partido Whig y al ascenso del Partido Republicano, y acercó a la nación a la guerra civil.


Historia Sede de Nebraska

Horas
Lunes a viernes: 8 a. M. - 5 p. M.

Número de teléfono
Actualizando actualmente

Dirección
1500 calle "R"
Lincoln, Nebraska 68508-1651
ver el mapa

Sala de referencia

Horas
Viernes 9 am - 4 pm

Número de teléfono
(402) 471-4751

Dirección
1500 calle "R"
Lincoln, Nebraska 68508-1651
ver el mapa

Chimney Rock

Horas
Diariamente: 9 am - 4 pm

Número de teléfono
(308) 586-2581

Dirección
Apartado de correos F
Bayard, NE 69334
ver el mapa

Fort Robinson

Horas
Lunes - Sábado: 9 am - 4 pm

Número de teléfono
(308) 665-2919

Dirección
3200 West Highway 20
Crawford, NE 69339
ver el mapa

Museo de Historia de Nebraska

Horas
Martes - Viernes: 10 am - 4 pm
Sábado: 10 am - 2 pm

Número de teléfono
(402) 471-4782

Dirección
131 Centennial Mall Norte
Lincoln, Nebraska 68508
ver el mapa

John G. Neihardt

Horas
Martes - Sábado: 10 am - 4 pm

Número de teléfono
(402) 648-3388

Dirección
306 E Elm St
Bancroft, NE 68004
ver el mapa

Molino Neligh

Horas
Martes - Sábado: 10 am - 4 pm

Número de teléfono
(402) 887-4303

Dirección
Calle N en Wylie Dr
Neligh, NE 68756
ver el mapa

Senador George Norris

Horas
Solo por cita

Número de teléfono
(308) 345-8484

Dirección
706 Norris Ave
McCook, NE 69001
ver el mapa

Thomas P. Kennard

Horas
Solo por cita

Número de teléfono
(402) 471-4764

Dirección
1627 H Street
Lincoln, NE
ver el mapa


Ley de Kansas-Nebraska

En 1854, el senador Stephen Douglas de Illinois presentó un proyecto de ley destinado a ser una de las leyes más importantes de nuestra historia nacional. Aparentemente, un proyecto de ley que organizará el Territorio de Nebraska, un área que cubre los estados actuales de Kansas, Nebraska, Montana y las Dakotas, los contemporáneos lo llamaron el proyecto de ley de Nebraska. Hoy en día, lo conocemos como la Ley de Kansas-Nebraska de 1854.

En la década de 1850 hubo demandas urgentes para organizar los territorios occidentales. La tierra adquirida a México en 1848, la fiebre del oro de California en 1849 y la implacable tendencia hacia la expansión hacia el oeste empujaron a los agricultores, ganaderos y buscadores hacia el Pacífico. El río Mississippi había servido durante mucho tiempo como una carretera para el tráfico norte-sur, pero las tierras occidentales necesitaban un río de acero, no de agua y un ferrocarril transcontinental mdasha para unir los estados del este con el Pacífico. Pero, ¿qué ruta tomaría ese ferrocarril?

Stephen Douglas, uno de los principales promotores de ferrocarriles y rsquos, quería una ruta del norte a través de Chicago, pero eso tomaría las líneas ferroviarias a través del territorio desorganizado de Nebraska, que se encontraba al norte de la línea del Compromiso de Missouri de 1820, donde la esclavitud estaba prohibida. Otros, particularmente los esclavistas y sus aliados, prefirieron una ruta hacia el sur, quizás a través del nuevo estado de Texas. Para aprobar su "proyecto de ley de Nebraska", Douglas necesitaba un compromiso.

El 4 de enero de 1854, Douglas presentó un proyecto de ley diseñado para pisar terreno intermedio. Propuso organizar el vasto territorio, con o sin esclavitud, según lo prescriban sus constituciones. Conocida como "soberanía popular", esta política contradecía el Compromiso de Missouri y dejaba abierta la cuestión de la esclavitud, pero eso no fue suficiente para satisfacer a un grupo de poderosos países del sur. senadores encabezados por Missouri y rsquos David Atchison. Querían derogar explícitamente la línea de 1820. Douglas veía el ferrocarril como la "marcha hacia adelante de la civilización", por lo que aceptó sus demandas. "Lo incorporaré a mi proyecto de ley", le dijo a Atchison, "aunque sé que provocará una gran tormenta". A partir de ese momento, el debate sobre el proyecto de ley de Nebraska dejó de ser una discusión sobre líneas ferroviarias. Se trataba de esclavitud.

Douglas presentó su proyecto de ley revisado y comenzó la tormenta. El senador de Ohio, Salmon Chase, denunció el proyecto de ley como "una grave violación de una promesa sagrada". En una andanada publicada, la coalición antiesclavista de Charles Sumner atacó a Douglas, argumentando que su proyecto de ley convertiría a los nuevos territorios en una lúgubre región de despotismo, habitada por amos y esclavos. & rdquo El feroz drama culminó en las primeras horas de la mañana del 4 de marzo. & ldquoDebes prever líneas continuas de asentamiento desde el Valle de Mississippi hasta el Océano Pacífico, & rdquo Douglas suplicó en un discurso final. No & ldquofetter las extremidades de [este] joven gigante & rdquo. A las 5:00 de la mañana, el Senado votó 37-14 para aprobar el proyecto de ley de Nebraska. Se convirtió en ley el 30 de mayo de 1854.

La Ley Kansas-Nebraska derogó el Compromiso de Missouri, creó dos nuevos territorios y permitió la soberanía popular. También produjo un levantamiento violento conocido como "Kansas sangrante", cuando los activistas a favor de la esclavitud y la lucha contra la esclavitud inundaron los territorios para influir en el voto. Siguió la agitación política, que destruyó los restos de la antigua coalición Whig y condujo a la creación del nuevo Partido Republicano. Stephen Douglas había promocionado su proyecto de ley como una solución pacífica de problemas nacionales, pero lo que produjo fue un preludio de la guerra civil.


¿Dónde está el territorio de Nebraska?

La Ley Kansas-Nebraska creó un territorio que se extendía hasta el norte desde el límite sur de la actual Nebraska para incluir todas las tierras restantes de la Compra de Luisiana. A lo largo de los años, se realizaron cambios que dejaron el territorio en aproximadamente la misma forma y con aproximadamente los mismos límites que Nebraska tiene hoy.

Pero incluso este territorio final casi se dividió en dos partes cuando se desarrolló un conflicto entre los colonos que vivían al norte de Platte y los que vivían al sur de Platte. El tema que enfureció a la gente fue la ubicación de la capital territorial y el poder político que la acompañaría. El área al sur del río Platte, que tenía más gente, quería que la capital se ubicara al sur del río. Se quejaron amargamente de la elección de la ciudad de Omaha (al norte de Platte) como primera capital. Se celebró una convención de South Platte en Brownville en 1859, y se envió una solicitud formal al Congreso pidiéndoles que permitieran que Kansas anexara el área de South Platte. Argumentaron que el suelo y el clima en Kansas y el área de South Platte en Nebraska eran similares, y que el río Platte era intransitable y formaba un límite natural entre Nebraska y Kansas. Finalmente, un compromiso convirtió a Lincoln en la nueva capital y reunió al estado.

Preguntas de discusión:

¿Vivieron los nativos americanos en Nebraska durante este período de tiempo?

¿Cómo influyó en sus vidas la Ley Kansas-Nebraska?

¿Cómo afectaron el Compromiso de Missouri y las Leyes de Kansas-Nebraska al asentamiento del área de Nebraska?


Contenido

En su discurso inaugural de 1853, el presidente Franklin Pierce expresó su esperanza de que el Compromiso de 1850 hubiera resuelto el debate sobre la cuestión de la esclavitud en los territorios. El compromiso había permitido la esclavitud en el Territorio de Utah y el Territorio de Nuevo México, que había sido adquirido en la Guerra entre México y Estados Unidos. El Compromiso de Missouri, que prohibió la esclavitud en territorios al norte del paralelo 36 ° 30 ′, se mantuvo en vigor para los otros territorios estadounidenses adquiridos en la Compra de Luisiana, incluido un vasto territorio desorganizado a menudo denominado "Nebraska". A medida que los colonos irrumpieron en el territorio desorganizado y los intereses comerciales y políticos exigieron un ferrocarril transcontinental a través de la región, aumentó la presión para la organización de las partes orientales del territorio desorganizado. Si bien la organización del territorio era necesaria para el desarrollo de la región, un proyecto de ley de organización amenazaba con reabrir los polémicos debates sobre la esclavitud en los territorios que habían tenido lugar durante y después de la guerra entre México y Estados Unidos. [3]

El tema de un ferrocarril transcontinental se había discutido desde la década de 1840. Si bien hubo debates sobre los detalles, especialmente la ruta a seguir, hubo un consenso público de que tal ferrocarril debería ser construido por intereses privados, financiado por concesiones de tierras públicas. En 1845, Stephen A. Douglas, que entonces ocupaba su primer mandato en la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, había presentado un plan infructuoso para organizar formalmente el Territorio de Nebraska, como primer paso en la construcción de un ferrocarril con su término este en Chicago. Las propuestas ferroviarias se debatieron en todas las sesiones posteriores del Congreso con ciudades como Chicago, St. Louis, Quincy, Memphis y Nueva Orleans compitiendo por ser el punto de partida para la construcción. [4]

Varias propuestas a fines de 1852 y principios de 1853 tuvieron un fuerte apoyo, pero fracasaron debido a disputas sobre si el ferrocarril seguiría una ruta del norte o del sur. A principios de 1853, la Cámara de Representantes aprobó un proyecto de ley 107 a 49 para organizar el Territorio de Nebraska en la tierra al oeste de Iowa y Missouri. En marzo, el proyecto de ley se trasladó al Comité de Territorios del Senado, que estaba encabezado por Douglas. El senador de Missouri, David Atchison, anunció que apoyaría la propuesta de Nebraska solo si se permitía la esclavitud. Si bien el proyecto de ley guardó silencio sobre este tema, la esclavitud habría sido prohibida bajo el Compromiso de Missouri en el territorio al norte de los 36 ° 30 'de latitud y al oeste del río Mississippi. Otros senadores sureños fueron tan inflexibles como Atchison. Por una votación de 23 a 17, el Senado votó para posponer la moción, y todos los senadores de los estados al sur de Missouri votaron a favor. [5]

Durante el aplazamiento del Senado, los problemas del ferrocarril y la derogación del Compromiso de Missouri se enredaron en la política de Missouri, ya que Atchison hizo campaña para la reelección contra las fuerzas de Thomas Hart Benton. Atchison fue manipulado para elegir entre antagonizar los intereses ferroviarios del estado o sus propietarios de esclavos. Finalmente, adoptó la posición de que preferiría ver a Nebraska "hundirse en el infierno" antes de permitir que fuera invadida por socadores libres. [6]

Los representantes generalmente encontraban alojamiento en pensiones cuando se encontraban en la capital de la nación para cumplir con sus deberes legislativos. Atchison compartió alojamiento en una casa de la calle F compartida por los principales sureños en el Congreso. Él mismo era el presidente pro tempore del Senado. Sus compañeros de casa incluían a Robert T. Hunter (de Virginia, presidente del Comité de Finanzas), James Mason (de Virginia, presidente del Comité de Asuntos Exteriores) y Andrew P. Butler (de Carolina del Sur, presidente del Comité Judicial). Cuando el Congreso volvió a reunirse el 5 de diciembre de 1853, el grupo, denominado F Street Mess, [7] junto con el virginiano William O. Goode, formaron el núcleo que insistiría en la igualdad de los propietarios de esclavos en Nebraska. Douglas conocía las opiniones y el poder del grupo y sabía que necesitaba abordar sus preocupaciones. [8] Douglas también era un ferviente creyente en la soberanía popular, la política de permitir que los votantes, casi exclusivamente hombres blancos, de un territorio decidieran si la esclavitud debería existir o no en él. [9]

El senador de Iowa Augustus C. Dodge inmediatamente reintrodujo la misma legislación para organizar Nebraska que se había estancado en la sesión anterior y fue remitida al comité de Douglas el 14 de diciembre. Douglas, con la esperanza de lograr el apoyo de los sureños, anunció públicamente que el mismo principio que había establecido en el Compromiso de 1850 debería aplicarse en Nebraska. [10]

En el Compromiso de 1850, los Territorios de Utah y Nuevo México se habían organizado sin ninguna restricción sobre la esclavitud, y muchos partidarios de Douglas argumentaron que el compromiso ya había reemplazado al Compromiso de Missouri. [11] Sin embargo, a los territorios se les dio la autoridad para decidir por sí mismos si solicitarían la estadidad como estados libres o esclavos cuando quisieran postularse. [12] Sin embargo, los dos territorios, a diferencia de Nebraska, no habían sido parte de la Compra de Luisiana y posiblemente nunca habían estado sujetos al Compromiso de Missouri. [13]

Introducción del proyecto de ley de Nebraska Editar

El proyecto de ley se informó al cuerpo principal del Senado el 4 de enero de 1854. Había sido modificado por Douglas, quien también había sido autor de las Leyes del Territorio de Nuevo México y del Territorio de Utah, para reflejar el lenguaje del Compromiso de 1850. En el proyecto de ley , se creó un nuevo y vasto Territorio de Nebraska para extenderse desde el norte de Kansas hasta el paralelo 49, la frontera entre Estados Unidos y Canadá. Una gran parte del Territorio de Nebraska pronto se dividiría en el Territorio de Dakota (1861), y porciones más pequeñas se transferirían al Territorio de Colorado (1861) y al Territorio de Idaho (1863) antes de que el resto de la tierra se convirtiera en el Estado de Nebraska en 1867.

Además, cualquier decisión sobre la esclavitud en las nuevas tierras debía tomarse "cuando sea admitido como un estado o estados, dicho territorio, o cualquier parte del mismo, será recibido en la Unión, con o sin esclavitud, según su constitución. prescribir en el momento de su admisión ". [14] En un informe que acompaña al proyecto de ley, el comité de Douglas escribió que las Leyes de Utah y Nuevo México:

. estaban destinados a tener un efecto mucho más completo y duradero que el mero ajuste de las dificultades que surgieron de la reciente adquisición de territorio mexicano. Fueron diseñadas para establecer ciertos grandes principios, que no solo proporcionarían remedios adecuados para los males existentes, sino que, en todo tiempo por venir, evitarían los peligros de una agitación similar, retirando la cuestión de la esclavitud de los pasillos del Congreso y la política. arena, y sometiéndola al arbitraje de los interesados ​​directos y únicos responsables de sus consecuencias. [15]

El informe comparó la situación en Nuevo México y Utah con la situación en Nebraska. En primera instancia, muchos habían argumentado que la esclavitud había sido prohibida anteriormente por la ley mexicana, al igual que estaba prohibida en Nebraska bajo el Compromiso de Missouri. Así como la creación de los territorios de Nuevo México y Utah no se había pronunciado sobre la validez de la ley mexicana en el territorio adquirido, el proyecto de ley de Nebraska no "afirmaba ni derogaba la ley de Missouri". En otras palabras, la soberanía popular se estaba estableciendo ignorando, en lugar de abordar, el problema presentado por el Compromiso de Missouri. [15]

El intento de Douglas de sortear el Compromiso de Missouri no funcionó. Kentucky Whig Archibald Dixon creía que a menos que el Compromiso de Missouri fuera derogado explícitamente, los esclavistas se mostrarían reacios a mudarse al nuevo territorio hasta que la esclavitud fuera realmente aprobada por los colonos, quienes probablemente se opondrían a la esclavitud. El 16 de enero, Dixon sorprendió a Douglas al introducir una enmienda que derogaría la sección del Compromiso de Missouri que prohibía la esclavitud al norte del paralelo 36 ° 30 '. Douglas se reunió en privado con Dixon y al final, a pesar de sus dudas sobre la reacción del Norte, accedió a aceptar los argumentos de Dixon. [17]

Philip Phillips de Alabama ofreció una enmienda similar en la Cámara. Con el estímulo del "F Street Mess", Douglas se reunió con ellos y Phillips para asegurarse de que el impulso para aprobar el proyecto de ley permaneciera en el Partido Demócrata. Acordaron reunirse con el presidente Franklin Pierce para asegurarse de que el tema fuera declarado una prueba de lealtad al partido dentro del Partido Demócrata. [18]

Encuentro con Pierce Editar

Pierce no estaba entusiasmado con las implicaciones de revocar el Compromiso de Missouri y apenas se había referido a Nebraska en su mensaje sobre el Estado de la Unión entregado el 5 de diciembre de 1853, apenas un mes antes. Los asesores cercanos, el senador Lewis Cass, un defensor de la soberanía popular desde 1848 como alternativa a la Wilmot Proviso, y el secretario de Estado William L. Marcy, le dijeron a Pierce que la derogación crearía serios problemas políticos. El gabinete en pleno se reunió y solo el secretario de Guerra Jefferson Davis y el secretario de Marina James C. Dobbin apoyaron la derogación. En cambio, el presidente y el gabinete presentaron a Douglas un plan alternativo que habría buscado un fallo judicial sobre la constitucionalidad del Compromiso de Missouri. Tanto Pierce como el fiscal general Caleb Cushing creían que la Corte Suprema lo declararía inconstitucional. [19]

El comité de Douglas se reunió más tarde esa noche. Douglas estuvo de acuerdo con la propuesta, pero el grupo de Atchison no. Decidido a ofrecer la derogación al Congreso el 23 de enero, pero reacio a actuar sin el compromiso de Pierce, Douglas arregló a través de Davis reunirse con Pierce el 22 de enero a pesar de que era domingo cuando Pierce generalmente se abstuvo de hacer negocios. Douglas estuvo acompañado en la reunión por Atchison, Hunter, Phillips y John C. Breckinridge de Kentucky. [20]

Douglas y Atchison se reunieron por primera vez a solas con Pierce antes de que todo el grupo se reuniera. Pierce fue persuadido de apoyar la derogación, y ante la insistencia de Douglas, Pierce proporcionó un borrador escrito, afirmando que el Compromiso de Missouri había quedado inoperante por los principios del Compromiso de 1850. Pierce informó más tarde a su gabinete, que estuvo de acuerdo en el cambio de dirección . [21] El Unión de Washington, el órgano de comunicaciones de la administración, escribió el 24 de enero que el apoyo al proyecto de ley sería "una prueba de la ortodoxia demócrata". [22]

Debate en el Senado Editar

El 23 de enero, se presentó un proyecto de ley revisado en el Senado que derogó el Compromiso de Missouri y dividió la tierra desorganizada en dos nuevos territorios: Kansas y Nebraska. La división fue el resultado de las preocupaciones expresadas por los colonos que ya estaban en Nebraska, así como por los senadores de Iowa, quienes estaban preocupados por la ubicación de la sede del gobierno del territorio si se creaba un territorio tan grande. El lenguaje existente para afirmar la aplicación de todas las demás leyes de los Estados Unidos en el nuevo territorio se complementó con el lenguaje acordado con Pierce: "excepto la octava sección de la ley preparatoria para la admisión de Missouri en la Unión, aprobada el 6 de marzo de 1820 [el Compromiso de Missouri], que fue reemplazado por la legislación de 1850, comúnmente llamado las medidas de compromiso [el Compromiso de 1850], y se declara inoperante ". Pronto se introdujo una legislación idéntica en la Cámara. [23]

El historiador Allan Nevins escribió que el país se convulsionó luego con dos batallas interconectadas sobre la esclavitud. Se estaba librando una batalla política en el Congreso sobre la cuestión de la esclavitud en los nuevos estados que claramente se avecinaban. Al mismo tiempo, hubo un debate moral. Los sureños afirmaron que la esclavitud era benéfica, respaldada por la Biblia y, en general, una buena política, cuya expansión debe ser apoyada. Las publicaciones y discursos de abolicionistas, algunos de ellos ex esclavos, decían a los norteños que la supuesta beneficencia de la esclavitud era una mentira sureña, y que esclavizar a otra persona no era cristiano, un pecado horrible que debía combatirse. Ambas batallas "se libraron con una pertinacia, amargura y rencor desconocidos incluso en los días de Wilmot Proviso". En el Congreso, los freesoilers estaban en clara desventaja. Los demócratas tenían grandes mayorías en cada cámara, y Douglas, "un luchador feroz, el más feroz, el más despiadado y el más inescrupuloso que el Congreso quizás haya conocido jamás", encabezó un partido muy disciplinado. Fue en la nación en general donde los oponentes de Nebraska esperaban lograr una victoria moral. los New York Times, que anteriormente había apoyado a Pierce, predijo que esto sería la gota que colmó el vaso para los partidarios del Norte de las fuerzas esclavistas y "crearía un odio profundamente arraigado, intenso e indestructible hacia la institución que aplastará su poder político, a cualquier riesgo, ya toda costa ". [24]

El día después de que se reintrodujo el proyecto de ley, dos residentes de Ohio, el representante Joshua Giddings y el senador Salmon P. Chase, publicaron una respuesta en suelo libre, "Apelación de los demócratas independientes en el Congreso al pueblo de los Estados Unidos":

Acusamos este proyecto de ley como una grave violación de una promesa sagrada como una traición criminal de derechos preciosos como parte integral de un complot atroz para excluir de la vasta región desocupada a los inmigrantes del Viejo Mundo y a los trabajadores libres de nuestros propios Estados, y convertirlo en una región lúgubre del despotismo, habitada por amos y esclavos. [25]

Douglas tomó la apelación como algo personal y respondió en el Congreso, cuando el debate se abrió el 30 de enero ante una sala llena y una galería abarrotada. El biógrafo de Douglas, Robert W. Johanssen, describió parte del discurso:

Douglas acusó a los autores de la "Apelación", a quienes se refirió en todo momento como los "confederados abolicionistas", de haber perpetrado una "falsedad vil" en su protesta. Expresó su propio sentido de traición, recordando que Chase, "con una cara sonriente y la apariencia de amistad", había pedido un aplazamiento del debate sobre la base de que aún no se había familiarizado con el proyecto de ley. "Poco suponía en el momento en que concedí ese acto de cortesía", comentó Douglas, que Chase y sus compatriotas habían publicado un documento "en el que me procesaban por haber sido culpable de una traición criminal a mi confianza", de mala fe. fe, y de conspirar contra la causa del gobierno libre. Mientras otros senadores asistían al culto divino, habían sido "reunidos en un cónclave secreto", dedicando el sábado a sus propios propósitos conspirativos y engañosos. [26]

El debate continuaría durante cuatro meses, ya que se llevaron a cabo muchas manifestaciones políticas contra Nebraska en todo el norte. Douglas siguió siendo el principal defensor del proyecto de ley, mientras que Chase, William Seward, de Nueva York, y Charles Sumner, de Massachusetts, encabezaron la oposición. los Tribuna de Nueva York escribió el 2 de marzo:

El sentimiento unánime del Norte es una resistencia indignada. . Toda la población está llena de eso. El sentimiento en 1848 era muy inferior a éste en fuerza y ​​universalidad. [27]

El debate en el Senado concluyó el 4 de marzo de 1854, cuando Douglas, comenzando cerca de la medianoche del 3 de marzo, pronunció un discurso de cinco horas y media. El voto final a favor de la aprobación fue de 37 a 14. [30] Los senadores del estado libre votaron 14 a 12 a favor, y los senadores del estado esclavista apoyaron el proyecto de ley 23 a 2. [31]

Debate en la Cámara de Representantes Editar

El 21 de marzo de 1854, como táctica dilatoria en la Cámara de Representantes, la legislación fue remitida por 110 votos contra 95 al Comité del Pleno, donde era el último punto del calendario. Al darse cuenta de la votación a favor de que la ley enfrentaba una lucha cuesta arriba, la administración Pierce dejó en claro a todos los demócratas que la aprobación del proyecto de ley era esencial para el partido y determinaría cómo se manejaría el patrocinio federal. Davis y Cushing, de Massachusetts, junto con Douglas, encabezaron los esfuerzos partidistas. [32] A finales de abril, Douglas creía que había suficientes votos para aprobar el proyecto de ley. Luego, el liderazgo de la Cámara comenzó una serie de votaciones nominales en las que la legislación anterior a la Ley Kansas-Nebraska fue llamada a la sala y presentada sin debate. [33]

Thomas Hart Benton fue uno de los que se pronunciaron enérgicamente en contra de la medida. El 25 de abril, en un discurso en la Cámara de Representantes que el biógrafo William Nisbet Chambers llamó "largo, apasionado, histórico [y] polémico", Benton atacó la derogación del Compromiso de Missouri, en el que "se había mantenido firme durante más de treinta años, y tenía la intención de permanezca sobre él hasta el final, solitario y solo, si es necesario, pero prefiriendo la compañía ". El discurso se distribuyó posteriormente como un folleto cuando la oposición a la acción se trasladó fuera de los muros del Congreso. [34]

No fue hasta el 8 de mayo que se inició el debate en la Cámara. El debate fue incluso más intenso que en el Senado. Si bien parecía ser una conclusión inevitable que el proyecto de ley se aprobaría, los oponentes hicieron todo lo posible para combatirlo. [35] El historiador Michael Morrison escribió:

Un filibustero dirigido por Lewis D. Campbell, un campesino de Ohio, casi provocó a la Cámara en una guerra de más que palabras. Campbell, junto con otros norteños antiesclavistas, intercambió insultos e invectivas con los sureños, sin que ninguno de los bandos diera cuartel. Se blandieron armas en el suelo de la casa. Finalmente, la mezquindad dio paso a la violencia. Henry A. Edmundson, un demócrata de Virginia, bien engrasado y bien armado, tuvo que evitar que realizara un ataque violento contra Campbell. Solo después de que el sargento de armas lo arrestó, el debate se interrumpió y la Cámara se aplazó para que el tumulto se apaciguara. [36]

El debate de la sala estuvo a cargo de Alexander Stephens, de Georgia, quien insistió en que el Compromiso de Missouri nunca había sido un compromiso verdadero, sino que se había impuesto al Sur. Sostuvo que la cuestión era si se respetarían los principios republicanos, "que los ciudadanos de cada comunidad o Estado distintos deben tener el derecho de gobernarse a sí mismos en sus asuntos internos como les plazca". [37]

El voto final de la Cámara a favor del proyecto de ley fue de 113 a 100. [38] Los demócratas del norte apoyaron el proyecto de ley 44 a 42, pero los 45 whigs del norte se opusieron. Los demócratas del sur votaron a favor por 57 a 2, y los whigs del sur lo apoyaron por 12 a 7. [39]

Promulgación Editar

El presidente Franklin Pierce promulgó la Ley de Kansas-Nebraska el 30 de mayo de 1854. [40] [41] [42]

Las respuestas inmediatas a la aprobación de la Ley Kansas-Nebraska se dividieron en dos clases. La respuesta menos común fue la de los partidarios de Douglas, que creían que el proyecto de ley retiraría "la cuestión de la esclavitud de los pasillos del Congreso y de la arena política, comprometiéndola al arbitraje de aquellos que estaban inmediatamente interesados ​​y los únicos responsables de ella". sus consecuencias ". [44] En otras palabras, creían que la ley dejaría las decisiones sobre si la esclavitud estaría permitida en manos del pueblo en lugar del gobierno federal. La respuesta mucho más común fue una de indignación, interpretando las acciones de Douglas como parte de "un complot atroz para excluir de una vasta región desocupada a los inmigrantes del viejo mundo y a los trabajadores libres de sus propios estados, y convertirlo en un espantoso despotismo". [45] Especialmente a los ojos de los norteños, la Ley Kansas-Nebraska fue una agresión y un ataque al poder y las creencias de los estados libres. [46] La respuesta llevó a llamados a la acción pública contra el Sur, como se ve en las andanadas que anunciaban reuniones en los estados del norte para discutir públicamente qué hacer con la presunción de la ley. [47]

Douglas y el ex representante de Illinois Abraham Lincoln expresaron su desacuerdo sobre la Ley Kansas-Nebraska en siete discursos públicos durante septiembre y octubre de 1854. [48] Lincoln dio su argumento más completo contra la esclavitud y las disposiciones de la ley en Peoria, Illinois, en octubre. 16, en el Discurso de Peoria. [49] Él y Douglas hablaron a la gran audiencia, Douglas primero y Lincoln en respuesta, dos horas después. El discurso de tres horas de Lincoln presentó argumentos morales, legales y económicos exhaustivos contra la esclavitud y elevó el perfil político de Lincoln por primera vez. Los discursos prepararon el escenario para los debates Lincoln-Douglas cuatro años después, cuando Lincoln buscó el escaño de Douglas en el Senado. [50]

Kansas sangrante Editar

Kansas sangrante, Kansas sangriento o la guerra fronteriza fue una serie de enfrentamientos políticos violentos en los Estados Unidos entre 1854 y 1861 que involucraron a los "Estados libres" contra la esclavitud y los "Rufianes fronterizos" o "sureños" a favor de la esclavitud en Kansas . En el centro del conflicto estaba la cuestión de si Kansas permitiría o prohibiría la esclavitud, y así entraría en la Unión como un estado esclavista o un estado libre.

Los colonos a favor de la esclavitud llegaron a Kansas principalmente desde el vecino Missouri. Su influencia en las elecciones territoriales a menudo fue reforzada por residentes de Missouri que cruzaron a Kansas únicamente para votar en tales boletas. Formaron grupos como las Logias Azules y fueron apodados rufianes fronterizos, término acuñado por el oponente y abolicionista Horace Greeley. Los colonos abolicionistas, conocidos como "jayhawkers", se trasladaron desde el este expresamente para hacer de Kansas un estado libre. Un enfrentamiento entre los bandos opuestos era inevitable. [51]

Los sucesivos gobernadores territoriales, generalmente simpatizantes de la esclavitud, intentaron mantener la paz. La capital territorial de Lecompton, el objetivo de mucha agitación, se convirtió en un entorno tan hostil para los estados libres que establecieron su propia legislatura no oficial en Topeka. [52]

John Brown y sus hijos ganaron notoriedad en la lucha contra la esclavitud al asesinar a cinco granjeros a favor de la esclavitud con una espada en la masacre de Pottawatomie. Brown también ayudó a defender a unas pocas docenas de partidarios del Estado Libre de varios cientos de partidarios enojados a favor de la esclavitud en Osawatomie. [53]

Efecto en las tribus nativas americanas Editar

Antes de la organización del territorio de Kansas-Nebraska en 1854, los territorios de Kansas y Nebraska se consolidaron como parte del territorio indio. A lo largo de la década de 1830, se llevaron a cabo reubicaciones a gran escala de tribus nativas americanas al territorio indio, con muchas naciones del sureste trasladadas a la actual Oklahoma, un proceso ordenado por la Ley de Remoción de Indios de 1830 y conocido como el Sendero de las Lágrimas, y muchos Las naciones del medio oeste se trasladaron mediante tratado a la actual Kansas. Entre estos últimos se encontraban Shawnee, [54] Delaware, [55] Kickapoo, [56] Kaskaskia y Peoria, [57] Ioway, [58] y Miami. [59] La aprobación de la Ley Kansas-Nebraska entró en conflicto directo con las reubicaciones. Los colonos blancos estadounidenses tanto del norte de suelo libre como del sur a favor de la esclavitud inundaron el Territorio Indio del Norte, con la esperanza de influir en el voto sobre la esclavitud que vendría después de la admisión de Kansas y, en menor medida, Nebraska en los Estados Unidos.

Para evitar y / o aliviar el problema del establecimiento de reservas, se intentaron más negociaciones de tratados con las tribus de Kansas y Nebraska. Solo en 1854, Estados Unidos acordó adquirir tierras en Kansas o Nebraska de varias tribus, incluidas Kickapoo, [60] Delaware, [61] Omaha, [62] Shawnee, [63] Otoe y Missouri, [64] Miami, [65 ] y Kaskaskia y Peoria. [66] A cambio de sus cesiones de tierras, las tribus recibieron en gran parte pequeñas reservas en el Territorio Indio de Oklahoma o Kansas en algunos casos.

Para las naciones que permanecieron en Kansas después de 1854, la Ley Kansas-Nebraska introdujo una serie de otros problemas. En 1855, "ocupantes ilegales" blancos construyeron la ciudad de Leavenworth en la reserva de Delaware sin el consentimiento de Delaware ni del gobierno de los Estados Unidos. Cuando el Comisionado de Asuntos Indígenas George Manypenny ordenó el apoyo militar para destituir a los ocupantes ilegales, tanto los militares como los ocupantes ilegales se negaron a cumplir, socavando tanto la autoridad federal como los tratados vigentes con Delaware. [67] Además de las violaciones de los tratados, no se cumplieron otras promesas hechas. Los proyectos de construcción y mejora de la infraestructura dedicados en casi todos los tratados, por ejemplo, tomaron mucho más tiempo de lo esperado. Más allá de eso, sin embargo, la violación más dañina por parte de los colonos blancos estadounidenses fue el maltrato de los nativos americanos y sus propiedades. Se han citado maltrato personal, propiedad robada y deforestación. [68] Furthermore, the squatters' premature and illegal settlement of the Kansas Territory jeopardized the value of the land, and with it the future of the Indian tribes living on them. Because treaties were land cessions and purchases, the value of the land handed over to the Federal government was critical to the payment received by a given Native nation. Deforestation, destruction of property, and other general injuries to the land lowered the value of the territories that were ceded by the Kansas Territory tribes. [69]

Manypenny's 1856 "Report on Indian Affairs" explained the devastating effect on Indian populations of diseases that white settlers brought to Kansas. Without providing statistics, Indian Affairs Superintendent to the area Colonel Alfred Cumming reported at least more deaths than births in most tribes in the area. While noting intemperance, or alcoholism, as a leading cause of death, Cumming specifically cited cholera, smallpox, and measles, none of which the Native Americans were able to treat. [70] The disastrous epidemics exemplified the Osage people, who lost an estimated 1300 lives to scurvy, measles, smallpox, and scrofula between 1852 and 1856, [71] contributing, in part, to the massive decline in population, from 8000 in 1850 to just 3500 in 1860. [72] The Osage had already encountered epidemics associated with relocation and white settlement. The initial removal acts in the 1830s brought both White American settlers and foreign Native American tribes to the Great Plains and into contact with the Osage people. Between 1829 and 1843, influenza, cholera, and smallpox killed an estimated 1242 Osage Indians, [71] resulting in a population recession of roughly 20 percent between 1830 and 1850. [72]

Destruction of the Whig party Edit

From a political standpoint, the Whig Party had been in decline in the South because of the effectiveness with which it had been hammered by the Democratic Party over slavery. The Southern Whigs hoped that by seizing the initiative on this issue, they would be identified as strong defenders of slavery. Many Northern Whigs broke with them in the Act. [73]

The American party system had been dominated by Whigs and Democrats for decades leading up to the Civil War. But the Whig party's increasing internal divisions had made it a party of strange bedfellows by the 1850s. An ascendant anti-slavery wing clashed with a traditionalist and increasingly pro-slavery southern wing. These divisions came to a head in the 1852 election, where Whig candidate Winfield Scott was trounced by Franklin Pierce. Southern Whigs, who had supported the prior Whig president Zachary Taylor, had been burned by Taylor and were unwilling to support another Whig. Taylor, who despite being a slaveowner, had proved notably anti-slave despite campaigning neutrally on the issue. With the loss of Southern Whig support, and the loss of votes in the North to the Free Soil Party, Whigs seemed doomed. So they were, as they would never again contest a presidential election. [74]

The final nail in the Whig coffin was the Kansas-Nebraska act. It was also the spark that began the Republican Party, which would take in both Whigs and Free Soilers and create an anti-slavery party that the Whigs had always resisted becoming. [74] The changes of the act were viewed by anti-slavery Northerners as an aggressive, expansionist maneuver by the slave-owning South. Opponents of the Act were intensely motivated and began forming a new party. The Party began as a coalition of anti-slavery Conscience Whigs such as Zachariah Chandler and Free Soilers such as Salmon P. Chase. [75] [76]

The first anti-Nebraska local meeting where "Republican" was suggested as a name for a new anti-slavery party was held in a Ripon, Wisconsin schoolhouse on March 20, 1854. [77] The first statewide convention that formed a platform and nominated candidates under the Republican name was held near Jackson, Michigan, on July 6, 1854. At that convention, the party opposed the expansion of slavery into new territories and selected a statewide slate of candidates. [78] The Midwest took the lead in forming state Republican Party tickets apart from St. Louis and a few areas adjacent to free states, there were no efforts to organize the Party in the southern states. [79] [80] So was born the Republican Party—campaigning on the popular, emotional issue of "free soil" in the frontier—which would capture the White House just six years later. [74]

Later developments Edit

The Kansas–Nebraska Act divided the nation and pointed it toward civil war. [81] Congressional Democrats suffered huge losses in the mid-term elections of 1854, as voters provided support to a wide array of new parties opposed to the Democrats and the Kansas-Nebraska Act. [82] Pierce declared his full opposition to the Republican Party, decrying what he saw as its anti-southern stance, but his perceived pro-Southern actions in Kansas continued to inflame Northern anger. [83]

Partly due to the unpopularity of the Kansas–Nebraska Act, Pierce lost his bid for re-nomination at the 1856 Democratic National Convention to James Buchanan. Pierce remains the only elected president who actively sought reelection but was denied his party's nomination for a second term. [84] Republicans nominated John C. Frémont in the 1856 presidential election and campaigned on "Bleeding Kansas" and the unpopularity of the Kansas–Nebraska Act. [85] Buchanan won the election, but Frémont carried a majority of the free states. [86] Two days after Buchanan's inauguration, Chief Justice Roger Taney delivered the Dred Scott decision, which asserted that Congress had no constitutional power to exclude slavery in the territories. [87] Douglas continued to support the doctrine of popular sovereignty, but Buchanan insisted that Democrats respect the Dred Scott decision and its repudiation of federal interference with slavery in the territories. [88]

Guerrilla warfare in Kansas continued throughout Buchanan's presidency and extended into the 1860s. [89] Buchanan attempted to admit Kansas as a state under the pro-slavery Lecompton Constitution, [90] but Kansas voters rejected that constitution in an August 1858 referendum. [91] Anti-slavery delegates won a majority of the elections to the 1859 Kansas constitutional convention, and Kansas won admission as a free state under the anti-slavery Wyandotte Constitution in the final months of Buchanan's presidency. [92]


Introducción

Officially titled "An Act to Organize the Territories of Nebraska and Kansas", the Kansas-Nebraska Act repealed the Missouri Compromise, allowing slavery in the territory north of the 36° 30´ latitude. Introduced by Senator Stephen Douglas of Illinois, the Kansas-Nebraska Act stipulated that the issue of slavery would be decided by the residents of each territory, a concept known as popular sovereignty. After the bill passed on May 30, 1854, violence erupted in Kansas between pro-slavery and anti-slavery settlers, a prelude to the Civil War.


The Kansas - Nebraska Act - 1854

The Missouri Compromise had established that the 36 degree 30 minute parallel would be the dividing line for slave states and free states. The Kansas Nebraska Act of 1854 nullified that agreement and dictated that in the territories of Kansas and Nebraska, the citizens of the state could vote and determine whether the state would be a free or slave state.

Understandably, northern abolitionists were outraged by this decision. They felt that this issue had already been settled by the Missouri Compromise.

What happened next was a large migration to Kansas of both abolitionists and pro-slavery settlers. Both groups wanted to vote for their cause. The pro-slavery settlers won out in the first votes, but there were cries of fraud in the election.

What followed was an ongoing conflict between the pro-slavery and abolitionist elements in Kansas. People were killed and homes were burned as the two sides fought each other. Eventually, the phrase "Bleeding Kansas" came to describe the vicious attacks on both sides.

Kansas finally came into the union in 1861 as a free state. The Kansas Nebraska Act was one more issue leading the country to war.


THE PRESIDENTIAL ELECTION OF 1856

The electoral contest in 1856 took place in a transformed political landscape. A third political party appeared: the anti-immigrant American Party , a formerly secretive organization with the nickname “the Know-Nothing Party” because its members denied knowing anything about it. By 1856, the American or Know-Nothing Party had evolved into a national force committed to halting further immigration. Its members were especially opposed to the immigration of Irish Catholics, whose loyalty to the Pope, they believed, precluded their loyalty to the United States. On the West Coast, they opposed the entry of immigrant laborers from China, who were thought to be too foreign to ever assimilate into a white America.

The election also featured the new Republican Party, which offered John C. Fremont as its candidate. Republicans accused the Democrats of trying to nationalize slavery through the use of popular sovereignty in the West, a view captured in the 1856 political cartoon Forcing Slavery Down the Throat of a Free Soiler. The cartoon features the image of a Free-Soiler settler tied to the Democratic Party platform while Senator Douglas (author of the Kansas-Nebraska Act) and President Pierce force a slave down his throat. Note that the slave cries out “Murder. Help—neighbors help, O my poor Wife and Children,” a reference to the abolitionists’ argument that slavery destroyed families.

This 1856 political cartoon, Forcing Slavery Down the Throat of a Free Soiler, by John Magee, shows Republican resentment of the Democratic platform—here represented as an actual platform—of expanding slavery into new western territories.

The Democrats offered James Buchanan as their candidate. Buchanan did not take a stand on either side of the issue of slavery rather, he attempted to please both sides. His qualification, in the minds of many, was that he was out of the country when the Kansas-Nebraska Act was passed. In the above political cartoon, Buchanan, along with Democratic senator Lewis Cass, holds down the Free-Soil advocate. Buchanan won the election, but Fremont garnered more than 33 percent of the popular vote, an impressive return for a new party. The Whigs had ceased to exist and had been replaced by the Republican Party. Know-Nothings also transferred their allegiance to the Republicans because the new party also took an anti-immigrant stance, a move that further boosted the new party’s standing. (The Democrats courted the Catholic immigrant vote.) The Republican Party was a thoroughly northern party no southern delegate voted for Fremont.


The controversy over the Kansas Nebraska Act proved too much for the ramshackle Whig Party, which was torn apart by sectional antagonism. Filling the political vacuum left by the self-destruction of the Whig Party was the Republican Party, created in 1854 as a sectional party—just what so many American statesmen had tried to avoid. The Republicans attracted a variety of supporters with their free-soil position and their support for high protective tariffs.

As free-soilers, they opposed slavery in the territories, though the racialist motivation of such exclusion of slavery is clear from the party’s 1856 platform, which read, in part, that “all unoccupied territory of the United States, and such as they may hereafter acquire, shall be reserved for the white Caucasian race—a thing that cannot be except by the exclusion of slavery.” Their economic program, of which the protective tariff formed an important plank, could not have been better devised to attract Southern antipathy. Abraham Lincoln, who would be elected in 1860 as the first Republican president, had been a supporter of the protective tariff for several decades by the time he reached the White House.

Power over what?

For the more radical Republicans, the free-soil position was only the opening salvo in what they hoped would be the ultimate extinction of slavery. Conservative Republicans, no friends of slavery either, recognized that what was going on between the sections was a struggle for power, plain and simple. According to historian Eric Foner:

The idea of combating Southern political power and its economic consequences was the key to conservative support for the Republican party. Such measures as a Pacific railroad, a homestead act, a protective tariff, and government aid to internal improvements had been blocked time and again by the Democratic party, at the dictation, it seemed, of the South. The conservatives hoped to use the Republican party to wrest control of the federal government away from the slaveholders, and they viewed the sectional struggle as primarily a contest for political power.

The protective tariff was perhaps the most controversial economic issue of the antebellum period. High tariffs, intended to protect Northern industry from foreign competition, were a terrible burden to the agricultural South, which had little industry to protect. To Southerners, the tariffs meant higher prices for manufactured goods because they bought them abroad and paid the tariff or because they bought them from Northerners at the inflated prices that tariff protection made possible. Although certain sectors of the Southern economy, like Louisiana sugar growers, favored protective tariffs, in general the South opposed the tariff. (Tariff protection would have done little good for Southern products, since the South sold most of its goods on a world market.)

Likewise, federal land policy divided the sections. Northerners favored land giveaways by the federal government, while Southerners believed the federal lands should be sold. Southerners feared that without the revenue the federal government took in from land sales, there would be added pressure to raise the tariff to make up the loss. They also believed that a policy of free land, by increasing the overall amount of agricultural land in use, would tend to lower Southern land values. These were some of the economic issues that divided the sections, and they, as Foner observes, were never far from the surface in the debates of the 1840s and 1850s.


Ver el vídeo: Kansas-Nebraska Act Reviewed (Diciembre 2021).