Información

Fred Black


En la mañana del 11 de mayo de 1966, el juez de la Corte Suprema Byron White llamó a la asistente principal del director del FBI J. Edgar Hoover, Cartha "Deke" DeLoach, con una solicitud especial.

¿Podría venir con amigos para un recorrido especial por la sede del FBI? La respuesta fue un sí inmediato, y temprano esa tarde, White se presentó en la sede del FBI en D.C. con dos de sus secretarios legales y un amigo en edad universitario de California.

El grupo recorrió el edificio del FBI durante más de 90 minutos, y en un memorando colocado en el archivo del FBI de White, White fue descrito como "muy agradable" y "bastante interesado en las armas de fuego".

La nota fue una de las docenas publicadas este mes por la Oficina Federal de Investigaciones en respuesta a una solicitud bajo la Ley de Libertad de Información presentada después de la muerte de White el 15 de abril de 2002. Según la ley, la mayoría de las consideraciones de privacidad que impiden que el gobierno revele al FBI los archivos durante la vida de una persona se caen al morir.

En el archivo se incluyen nuevos detalles sobre un hombre que agredió a White en 1982 en Salt Lake City cuando White estaba a punto de dar un discurso, el primer asalto a un juez de la Corte Suprema en casi un siglo. Otro memorando proporciona nueva información sobre la hospitalización de White en 1962, cuando era fiscal general adjunto en el Departamento de Justicia de Robert Kennedy.

Pero principalmente el archivo narra los contactos ocasionales entre White y el FBI, una relación que se convirtió en una amistad cordial y rutinaria entre White y el director Hoover. Cuando Hoover murió en 1972, White fue el único juez asociado que se unió al presidente del Tribunal Supremo Warren Burger en el funeral de Hoover.

"No fue una amistad especialmente cercana", recuerda el biógrafo de White, Dennis Hutchinson, profesor de derecho en la Universidad de Chicago. "Pero Hoover tuvo mucho cuidado de mantener buenas relaciones con personas como Justice White".

En sí mismo, el recorrido especial de 1966 por el edificio del FBI no tiene nada de especial, acompañado de otros recorridos familiares mencionados en el expediente y de docenas de otros pequeños favores que Hoover y sus ayudantes obsequiaron a los principales funcionarios, incluidos los jueces de la Corte Suprema, de todos los tipos. .

Todo fue parte de la implacable campaña de Hoover para ganarse el favor de los que están en el poder y vigilarlos, dice Alexander Charns, un abogado de Durham, Carolina del Norte, que escribió el libro de 1992 "Cloak and Gavel" sobre la relación entre el FBI y el Corte Suprema. Charns ha visto el archivo del FBI sobre White. "Fue la misma máquina de relaciones públicas que Hoover llevó a cabo tan bien", dice Charns.

Hubo numerosas ocasiones en las que Hoover necesitó amigos en el tribunal superior, sostiene Charns, y mayo de 1966 fue una de ellas, lo que hizo que la gira de White por el FBI ese mes fuera especialmente significativa.

Las prácticas de escucha clandestina del FBI estaban bajo un escrutinio cada vez mayor en ese momento, y un caso pendiente que involucraba al cabildero Fred Black Jr. llevó a la Corte Suprema a la controversia.

Black, un socio comercial del ayudante de Lyndon Johnson en desgracia, Bobby Baker, estaba luchando contra su condena por cargos de evasión de impuestos. En su petición a la Corte Suprema, Black afirmó, entre otras cosas, que el gobierno había obligado a su abogado a traicionar confidencias en el caso.

El Tribunal negaba habitualmente la revisión del caso el 2 de mayo de 1966, pero el entonces procurador general Thurgood Marshall tenía más que decir al respecto. Le había llamado la atención que en el curso de su investigación, el FBI había puesto micrófonos en la habitación del hotel y la oficina de Black en 1963. Durante la vigilancia, el FBI escuchó algunas conversaciones entre Black y sus abogados. Marshall quería informar al Tribunal de la nueva información como una especie de "confesión de error" en la que el gobierno informa a los jueces sobre el manejo incorrecto o inadecuado de un caso.

Hoover, de acuerdo con los documentos del FBI obtenidos por Charns, se opuso vehementemente al plan de Marshall de informar a la Corte sobre las escuchas. Hoover temía que la vergonzosa información lo perjudicaría en las actuales guerras territoriales entre el FBI y el Departamento de Justicia. Marshall informó a la Corte Suprema de todos modos en una presentación muy inusual el 24 de mayo, lo que llevó a los jueces el 13 de junio a ordenar al gobierno que detallara la vigilancia de Black. Pero al emitir la orden, el Tribunal señaló que White se negó.

En una carta separada a White, según el libro de Charns, Marshall le recordó al juez que había recibido una carta de Hoover sobre las políticas de vigilancia del FBI mientras se desempeñaba como asistente del fiscal general. Hoover le había enviado una copia del memorando a Marshall. Dado que esas políticas estaban ahora en discusión, White, un probable crítico de Hoover en la disputa, en opinión de Charns, se retiró del caso Black.

De 1960 a 1963, la jerarquía gobernante de Lionel Corporation fue el general John B. Medaris, Roy Cohn y Joe Bonanno (Joe Bananas), uno de los principales mafiosos de Nueva York, Las Vegas, Tucson y Montreal, Canadá. Lionel Corporation durante este período hizo más del noventa por ciento de sus negocios con la agencia espacial y el suministro de artillería del ejército, tales como equipos electrónicos, piezas de cohetes, agentes de guerra química y lanzallamas. Además, durante este período, el general Medaris, aunque se había retirado en 1960, permaneció en servicio activo como asesor especial de Inteligencia del Ejército en el Pentágono. La dirección de Lionel Corporation estaba en contacto directo con Louis Mortimer Bloomfield, quien, entre otras cosas, era abogado con oficinas en Tánger, Marruecos y París, Francia. Bloomfield también fue presidente de Heineken's Brewers, Ltd., Canadá. El general Medaris era director de una de las empresas de especulación de tierras de Bobby Baker y el senador George Smathers en Florida. Joe Bonanno (Joe Bananas), en su calidad de líder de la mafia, estuvo asociado en los juegos de azar de La Habana y Las Vegas con L.J. McWillie, Clifford Jones y otros.

Además de la estrecha asociación de J. Edgar Hoover con Roy Cohn, también fue amigo del general Medaris desde hace mucho tiempo. Joe Bonanno (Joe Bananas) había sido informador personal de J. Edgar Hoover durante más de una década durante 1963. Grant Stockdale, ex embajador de Estados Unidos en Irlanda y ex asistente administrativo de George Smathers y accionista y funcionario de la máquina expendedora de Bobby Baker y transacciones de tierras de Florida, conocía y estaba estrechamente asociado con casi todas las figuras principales de la camarilla. Poco después del asesinato del presidente Kennedy el 22 de noviembre de 1963, Grant Stockdale fue empujado, empujado o cayó del decimocuarto piso de un edificio de Miami y murió inmediatamente en el otoño. Como oficial en las empresas de Bobby Baker, Grant Stockdale tenía un conocimiento particular de una buena parte del funcionamiento de la camarilla y su muerte fue una de una serie que se hizo necesaria para proteger al grupo de la exposición pública ...

Fred Black de Washington, D.C. fue cabildero de North American Aircraft y socio comercial de Bobby Baker y Clifford Jones. Black ha confirmado la conexión entre Jones, McWillie, Baker, Ruby y el ex presidente cubano, Prio.

Después del 22 de noviembre de 1963, Black le dijo públicamente a muchas personas en Washington, D.C. que había informado a J. Edgar Hoover que una condena por impuesto sobre la renta en su contra debe ser revertida o volaría la tapa de Washington con revelaciones de los conspiradores del asesinato. El cabildero Black convenció a J. Edgar Hoover para que admitiera el error ante la Corte Suprema, donde su caso fue revocado en 1966. Hoover hizo bien en rescatar a Black de la condena. Fred Black, mientras bebía socialmente con conocidos en Washington, se ha informado, en numerosas ocasiones, de la participación de J. Edgar Hoover y Bobby Baker en el asesinato a través de jugadores de Las Vegas, Miami y La Habana. Nombró a algunos de ellos como Fox Brothers de Miami, McLaney de Las Vegas, Nueva Orleans, La Habana y Bahamas, Cliff Jones de Las Vegas, Carlos Prio Socarras de La Habana, Bobby Baker y otros. Dijo que también había una conexión en el sentido de que algunos de los jugadores eran emigrados rusos.

Don Reynolds, empresario de Washington, DC y socio de Bobby Baker y quien tuvo una serie de transacciones comerciales cuestionables con Walter Jenkins en nombre de Lyndon Johnson, también dio testimonio sobre la participación de Bobby Baker con los directores y ha declarado en numerosas ocasiones públicas que esto grupo estuvo detrás del asesinato del presidente John F. Kennedy. Black era accionista de Baker en la Asociación de Ahorros y Préstamos de Waikiki en Honolulu. Los otros miembros eran Clifford Jones y su socio legal, Louis Weiner. Estaba el Farmers and Merchants State Bank en Tulsa, donde Jones se unió a Baker y Black en un acuerdo de acciones y trajo a un amigo de Miami llamado Benny Sigelbaum, un mensajero de fondos y documentos a los bancos suizos para Permindex y Syndicate.

De todas las empresas, ninguna podía compararse con la controvertida Serv-U Corp., una empresa de máquinas expendedoras controlada por Baker-Black. Ed Levinson, presidente del Hotel Fremont, Las Vegas, Nevada, también fue socio. Grant Stockdale, presidente de Serv-U y su dinero se cubre más adelante. Formada a fines de 1961, Serve-U Corporation proporcionó máquinas expendedoras para la distribución automática de alimentos y bebidas en empresas que trabajaban con contratos gubernamentales. En los dos años siguientes, a Serv-U se le otorgó la mayor parte del negocio de las máquinas expendedoras en tres importantes empresas aeroespaciales: North American Aviation, Northrop Corporation y los laboratorios de tecnología espacial de Thompson Ramo Wooldridge. Baker y Black compraron cada uno acciones de la compañía a $ 1 por acción, mientras que los demás pagaron aproximadamente $ 16 por acción.

J Leland Atwood: Tuvimos este consultor que contrató Dutch Kindelberger. Su nombre era Fred Black. Se suponía que debía obtener toda la información sobre cómo asesorar a la gente en Washington, y se metió en algunos problemas, y Dutch Kindelberger lo había contratado por alguna razón, recomendación de algunas personas, no recuerdo quién. Estaba muy bien conectado en el Congreso, o parecía estarlo, y lo empleamos durante varios años. Nos metió en problemas a través de su relación con Bobby Baker, quien era el famoso comerciante de ruedas que se involucró con la gente de ahorros y préstamos y todo eso, y finalmente tuve que dejar ir a Fred. Mientras tanto, Dutch Kindelberger había muerto.

Martin Collins: ¿A quién reportó Black?

J Leland Atwood: Creo que primero informó a Dutch Kindelberger. De hecho, había comenzado a consultarlo. Pensé que podría hacernos algún bien de varias maneras. Pero Dutch finalmente lo hizo reportar, al menos administrativamente, a Ted Braun, que vivía aquí en Los Ángeles. Su empresa sigue funcionando. Es una firma de relaciones públicas. Pero Ted está muerto. Dutch pensó que Ted Braun podría asegurarse de que Black tuviera buena reputación y cosas así. Pero se metió en el asunto de Bobby Baker. No sé si alguna vez intentaron culpar a Fred, pero fue solo publicidad desagradable. Nos había convencido de instalar el sistema de máquinas expendedoras, que presumiblemente era un trato normal, pero resultó que Bobby Baker era el dueño de la mayor parte. Bobby recibió muchos comentarios del Congreso. Fred no recibió ninguna sanción ni nada, pero fue clasificado como muchos consultores hoy en día como una especie de tipo innecesario en Washington. Así que finalmente nos hicimos cargo del negocio de las máquinas expendedoras y lo dirigía nuestro grupo de empleados que se encargaba de las instalaciones recreativas de la empresa, y finalmente tuve que dejar ir a Fred. Se había visto envuelto en una especie de situación de doble trato y luego lo ocultó. Nuestros abogados pensaron que era lo que podría decirse, un conflicto de intereses. Supongo que sí. Así que lo dejé ir.

Martin Collins: ¿Esto habría sido en relación con un contrato norteamericano?

J Leland Atwood: No, fue en relación con las máquinas expendedoras. Ni él ni Baker habían revelado su propiedad en eso, y nuestro abogado pensó que era un conflicto de intereses y estoy seguro de que lo fue. Así que lo dejé ir. Lo despedí. Después se metió en problemas. Escuché que ha estado recientemente en la cárcel porque ha estado lavando dinero, acusado de lavar dinero de la droga en uno de los bancos de Washington.

Martin Collins: ¿Recuerda, antes de que Fred Black fuera contratado como consultor para North American, cuáles eran sus actividades? ¿Era un cabildero en el lenguaje moderno?

J Leland Atwood: Bueno, había trabajado para AVCO y, según se informa, para General Electric. No se las consideraba empresas competitivas en ese momento. Hacían motores y otras cosas. Jim Kerr era el director de AVCO en ese entonces y, oh, sí, Black había estado involucrado en mucha política de Missouri allí. Venía de Joplin, Missouri, originalmente.

Martin Collins: ¿Cuál era la necesidad de que alguien, en este momento en particular, hiciera el tipo de trabajo que aparentemente estaba haciendo Fred Black, este vínculo intenso y muy personal con el Congreso?

J Leland Atwood: Bueno, Dutch estaba muy molesto cuando el Navaho fue cancelado. Ya te conté todo eso. No era tan técnico como se podría pensar aquí. Fue muy, muy fuerte en sus cosas prácticas, pero creo que sintió que la cancelación del Navajo era algo político. No me sentí así en absoluto. Creo que no fue así. De hecho, podría haber estado pendiente de cancelación, considerando el progreso de los misiles balísticos. Pero regresó a Washington, se acercó a todos los congresistas a los que pudo llegar, y Ted Braun lo acompañó, y protestó larga y ruidosamente por los pasillos de todas partes. No le sirvió de nada, por supuesto. Creo que esa expedición podría haber conseguido que alguien le recomendara a este Fred Black. Es la única explicación que puedo darle. Tampoco estoy seguro del momento, pero es correcto. Su sentimiento era que si lograba que su posición fuera lo suficientemente fuerte para el Congreso y lo suficientemente clara, podría obtener ayuda. Ese es un pensamiento muy común en el mundo de hoy, ya veces funciona, supongo, y otras veces no. Leí estas audiencias del Congreso con mucho interés. Gente como Deaver y el último, Watt, y cosas así. Supongo que las posibilidades existen de muchas maneras. Pero de todos modos, ese fue el mandato de Fred Black.

El coronel Trinidad Oliva también fue el contacto clave de la CIA en el gobierno guatemalteco, trabajando con su medio hermano, el ministro de Defensa. Trinidad Oliva coordinó toda la "ayuda exterior" que llega a través del conducto de la CIA ICA, la Administración de Cooperación Internacional, precursora de la Agencia para el Desarrollo Internacional, AID.

Rosselli y Trinidad luego ayudaron al viejo y asesino general Miguel Ydígoras Fuentes, uno de los asesinos de Úbico con estrechos vínculos con el socio de la mafia Trujillo, a convertirse en jefe de estado. Mario Sandoval Alarcón. "el padre de los escuadrones de la muerte de América Latina", organizó el ala derecha del partido de Castillo en el Movimiento de Liberación Nacional y se contrató a Trinidad y Rosselli.

El mismo año en que Johnny Rosselli ayudó a la CIA a diseñar el cambio en el gobierno de Guatemala, sus asociados del Sindicato le pidieron que reuniera a Giancana en Chicago, Costello en Nueva York, Lansky en Miami y Marcello en Nueva Orleans por los enormes $ 50 millones. Proyecto de construcción Tropicana en Las Vegas. Según Fred Black, un arreglador político cercano a Rosselli, Bobby Baker y Lyndon Johnson, la influencia de Rosselli fue tal que dio órdenes a los Dorfman, que controlaban el enorme Fondo de Pensiones de los Estados Centrales de los Teamsters. Durante los años 50 y 60, fue Johnny Rosselli quien "instaló protección" en Las Vegas.

A lo largo de 1956 y 57, Rosselli viajó de ida y vuelta desde la Ciudad de México, el centro de planificación de todas las operaciones de la CIA en América Latina, y la Ciudad de Guatemala. Un experimentado operativo de la ACI señaló que "John tenía acceso a todos y a todo lo que estaba pasando allí. Tenía una puerta abierta en la embajada en Guatemala y en Costa Rica. Estuvo allí muchas veces. Lo sé porque lo vi . Proporcionó información al gobierno y participó en muchas de las intrigas que estaban sucediendo ".

Esto significa, operativamente, que los intereses de Johnny Rosselli se convirtieron en intereses de la CIA. "En toda América Latina", señala Frank McNeil, un oficial político subalterno de la Embajada de Guatemala en 1960, "había dos gobiernos estadounidenses: uno de inteligencia y otro oficial". El jefe de McNeil, el embajador John Muccio, se enteró de que la fuerza de invasión de Bahía de Cochinos estaba siendo entrenada en Guatemala solo después de que la historia salió a la luz en The New York Times. Como John Kennedy descubrió para su disgusto, Rosselli, sus aliados Syndicate y Batistiano, tenían más influencia operativa que el Departamento de Estado.

Fred Black era un superlobbyista que percibía un salario de 300.000 dólares de North American Aviation. Melpar, Inc., una subsidiaria de North American, le pagaba otros 75.000 dólares al año. Sus otras fuentes de ingresos, y no estoy seguro de cuáles fueron, le reportaron un ingreso de alrededor de medio millón de dólares por año a fines de la década de 1950 y principios de la de 1960, y puede imaginarse a qué se traducirían en términos de valores presentes. Pero medio millón por año no era suficiente dinero para Fred Black. Era un playboy de primer orden; si no podía ir en primera clase, entonces no haría el viaje.

Tenía una suite de hotel en el Sheraton-Carlton en Washington, donde él y sus amigos, y yo estaba entre ellos, se reparaban para hacer negocios, beber, jugar a las cartas o entretener a las damas. Aunque entonces no lo sabíamos, el FBI puso micrófonos en esa suite. Deben haber escuchado algunos hechos interesantes. Black también era dueño de una casa enorme que compartía una cerca del patio trasero con el vicepresidente Lyndon Johnson, después de que Johnson comprara la casa de Perle Mesta en la sección exclusiva de Spring Valley en el noroeste de Washington.

Black no pensó en apostar $ 5,000 en una carrera de caballos. Perdió miles en las cartas con el senador Kerr. Lo que no perdió en el hipódromo o ante el senador Kerr, lo perdió ante los casinos de Las Vegas. Tenía un ojo rápido y un gran estilo con las damas bien formadas. Le encantaba el alcohol. En resumen, Fred Black pensaba poco más en el mañana que en un cerdo de engorde; aunque siempre presentaba sus declaraciones de impuestos sobre la renta de manera oportuna, rara vez tenía el dinero para pagar sus impuestos a su vencimiento.

El senador Kerr y Fred Black propusieron originalmente entrar juntos en el negocio de las máquinas expendedoras. Kerr dijo que se podía ganar mucho dinero al obtener casi el monopolio de las máquinas de refrescos, dulces y cigarrillos que se instalarían en los sitios donde las empresas realizaban trabajos relacionados con la defensa que dependían de los contratos gubernamentales. Escuché que Clark Clifford, el abogado-cabildero de Washington que ha estado cerca de todas las administraciones demócratas desde la de Harry Truman, convenció al senador Kerr de que no invirtiera en el plan porque claramente constituiría un conflicto de intereses por parte de Kerr.

El senador Kerr luego le dijo a Fred Black: "Quiero ayudar a Bobby Baker. Les conseguiré el financiamiento si quieren entrar en el negocio de las máquinas expendedoras. Hay una fortuna que hacer". Fiel a su palabra, el senador Kerr obtuvo un préstamo de $ 400,000 para nosotros del Fidelity National Bank and Trust Company of Oklahoma City, en el que poseía acciones. Gastamos el dinero en máquinas expendedoras, instalándolas, entre otros lugares, en North American Aviation y en varios sitios subsidiarios.En un par de años fundamos la Corporación Serv-U, junto con mi socio legal, Ernest Tucker; un hombre de hotel-casino de Las Vegas, Eddie Levinson; y un inversionista y jugador de Miami, Benjamin B. Siegelbaum, recaudaba $ 3 millones anuales. En aquellos días poseía el 28,5 por ciento de la Corporación Ser-U, pero ahora no.

Un gran jurado federal ha emitido acusaciones que retratan a Austin como la encrucijada de una red de cocaína multiestatal que escondía sus ganancias en negocios reales y falsos, informó el domingo el Austin American-Statesman.

Más de $ 1 millón del dinero se movió entre Austin y un banco de Washington en un esfuerzo por disfrazar su origen, según las acusaciones.

Las dos acusaciones presentadas el 9 de diciembre en Washington acusan a 15 personas de importación de cocaína, fraude bancario, fraude postal, violaciones del impuesto sobre la renta y extorsión.

Las acusaciones dijeron que las ganancias del anillo se invirtieron en "bienes raíces, negocios y otras empresas" en Texas, Nueva Jersey, California y Washington, D.C.

Según las acusaciones, el plan de la cocaína comenzó en 1976 pero no se extendió a Texas hasta 1978.

Los cabecillas figuran como Lawrence G. Strickland Jr., que una vez vivió en Austin y más recientemente en el área de Washington, y Fred B. Black Jr., un residente de Washington que una vez fue asociado de Bobby Baker, un protegido del presidente Lyndon. B. Johnson.

El cuñado de Strickland, William G. Hessler, era vicepresidente de la sucursal del Riggs National Bank en el edificio Washington Watergate. Hessler permitió que Black hiciera depósitos allí sin cumplir con las leyes monetarias federales, según las acusaciones.

Fred B. Black Jr., un cabildero aeroespacial que quedó atrapado en un escándalo político a principios de la década de 1960, murió el viernes en un hogar de ancianos en Wheaton, Maryland. Tenía 80 años y vivía en Bethesda, Maryland.

Murió de insuficiencia cardíaca, dijo su familia.

El Sr. Black era ampliamente conocido en Washington como amigo de los políticos en su papel de consultor de contratistas militares en las carreras armamentísticas y espaciales posteriores a la Segunda Guerra Mundial.

Su caída se debió a su asociación secreta con Robert G. Baker en Serv-U Corporation, un negocio de máquinas expendedoras. El Sr. Baker fue Secretario del Senado y durante mucho tiempo asistente de Lyndon B. Johnson.

En 1963, la demanda de una empresa de vending rival contra Serv-U reveló la sociedad Baker-Black. Eso provocó una investigación en el Senado sobre los tratos de Baker con un cabildero, y ambos hombres también fueron procesados ​​por cargos de evasión de impuestos sobre la renta.

En 1964, el Sr. Black fue declarado culpable de evadir $ 91,000 en impuestos y sentenciado a hasta cuatro años de prisión. Posteriormente, la condena fue anulada y el Sr. Black fue absuelto en un segundo juicio.

En 1982, fue procesado por cargos relacionados con un plan para lavar más de $ 1 millón en dinero de cocaína colombiana. Cumplió siete años en prisión.

El Sr. Black nació en Webb City, Missouri, y creció en las cercanías de Carterville. Fue a Washington como conocido de Harry S. Truman, entonces senador de Missouri.

Su matrimonio con la ex Nina Lunn terminó en divorcio. Le sobreviven un hijo, Fred 3d, de Annandale, Virginia, y dos hijas, Nina Black de Washington y Nola Murphy de Bethesda.

Baker hizo todo lo posible en su propio libro para relatar sus actividades comerciales e incluso su financiamiento al senador Kerr de Oklahoma, simplemente mencionando que la inversión "adicional" provino de un hombre de "hotel-casino" llamado Eddie Levinson y un inversionista y jugador de Miami, Benjamin B Sigelbaum.

Solo menciona brevemente que Fred Black lo había ayudado con las presentaciones de Levinson y Sigelbaum.

Baker describe a Fred Black como un "súper cabildero" de North American Aviation, entre otros clientes. Ya conocemos a Black como amigo cercano y colaborador de John Roselli desde hace mucho tiempo. La importancia de Black tanto para Baker como para Johnson puede indicarse aún más en una llamada telefónica del 21 de abril del presidente Johnson a Cyrus Vance, una llamada en la que Johnson le indicó a Vance que era especialmente sensible a los cargos de corrupción.

Dio instrucciones a Vance para que se asegurara de que la prensa no encontrara motivos para cargos de soborno en su administración. La llamada fue motivada por la cobertura periodística del juicio de Fred Black en el que Black fue acusado de tomar $ 150,000 en nombre de Howard Foundry Company para intervenir con la Fuerza Aérea en un reclamo de $ 2.7 millones contra esa empresa. 360 Howard Foundry, con sede en Chicago, fue uno de los dos empleadores registrados de Black, pagándole $ 2,500 por mes, mientras que North American le pagaba $ 14,000 por mes.

Las fallas de producción anteriores acentúan la inclinación en el libro que señalé anteriormente. Aunque es un poco difícil de discernir, la conspiración que veo que Hancock postula aquí es una especie de operación deshonesta, suelta, que se quiera o no. Un grupo de cubanos está abajo cometiendo el crimen (señala a Felipe Vidal Santiago). El supervisor de esta trama es Roselli, a quien Hancock llama el "estratega". Dado que Roselli tiene conexiones con la CIA, la implicación es que aquí es donde entran Phillips y Morales. Para rematar las maquinaciones descritas por Hancock, y en un trazo bastante original, trae al amigo de Roselli y súper cabildero de Washington Fred Black. Dice que Black es el tipo que vio al presidente Johnson justo después de que asumió el cargo y tenía algo de material de chantaje sobre él y que es por eso que LBJ aceptó el encubrimiento.

¿De dónde parece provenir esta información? ¿Quizás archivos ARRB recientemente desclasificados? No. Es de otro libro bastante cuestionable que usa el autor. Esto es Wheeling and Dealing, del infame Bobby Baker. Ahora, nuevamente, para entrar en todos los problemas de usar un libro como este y con alguien como Baker, sería necesario un ensayo separado en sí mismo. Baste decir que Baker tenía una reputación tan baja y estuvo involucrado con tantos personajes y actividades desagradables que RFK presionó al entonces vicepresidente Johnson para que se deshaga de él antes de las elecciones de 1964. Al Fiscal General le preocupaba que algunas de estas actividades estallaran en la prensa y pusieran en peligro la campaña. Al gustarle la protección que le brindaba su posición con Johnson, Baker se resistió. Luego se defendió. Una de las formas en que se defendió fue plantando rumores sobre el presidente Kennedy y una mujer llamada Ellen Rometsch. El alboroto resultante, con puñales y acusaciones volando, es el tipo de cosas que autores como Seymour Hersh y Burton Hersh hacen heno en sus libros de mala calidad. (No pensé que fuera posible, pero el libro de Burton Hersh, Bobby and J. Edgar, es incluso más horrible que El lado oscuro de Camelot. Es una atrocidad tan grande que ni siquiera pude terminarlo). Basta decir: Baker fue expulsado en octubre de 1963. El investigador Peter Vea ha visto los informes originales del FBI encargados por Hoover sobre Rometsch y dice que no hay nada sustancial en ellos sobre ella y JFK. Estoy un poco sorprendido de que Hancock intentara encubrir el encubrimiento de JFK en información proporcionada por personas como Baker y Black.

Esto es aún más sorprendente dado que el autor incluye material de los últimos descubrimientos de John Newman sobre Oswald, James Angleton, la CIA y la Ciudad de México. Para mí, esta nueva evidencia publicada por la ARRB proporciona una tesis mucho más demostrable y creíble sobre cómo y por qué Johnson decidió involucrarse activamente en el encubrimiento.

Para hacer que su teorema de Black / Baker sea sostenible en la página, Hancock omite o reduce severamente algunas pruebas bastante importantes y convincentes. En 1996, Probe publicó un artículo histórico del profesor Donald Gibson titulado "La creación de la Comisión Warren" (Vol. 3 No. 4 p. 8). Fue, y sigue siendo, el relato definitivo de cómo nació la Comisión Warren. Y fue utilizado y obtenido por Gerald McKnight en el mejor estudio de la Comisión Warren que tenemos hasta la fecha, Breach of Trust, publicado en 2005. Según esta evidencia desclasificada por la ARRB, había tres hombres involucrados en impulsar el concepto de la Comisión Warren en la Casa Blanca de Johnson. Eran Eugene Rostow, Dean Acheson y Joseph Alsop. (Hay una cuarta persona a la que Rostow aludió pero no nombró en su llamada a Bill Moyers el 24/11. Ibid p. 27) Este trío entró en acción justo después de que Ruby le disparara a Oswald. Y comenzaron a presionar instantáneamente a Moyers, Walter Jenkins, Nick Katzenbach y al presidente Johnson para crear lo que finalmente se convirtió en la Comisión Warren. Decir que Hancock le da poca importancia al relato fundamental de Gibson es un eufemismo enorme. Trunca radicalmente la llamada telefónica absolutamente crucial y sorprendente entre LBJ y Alsop del 25/11. Uno tiene que leer esta transcripción para comprender cuán importante es y cuán decidido y contundente es Alsop para lograr que Johnson haga lo que él quiere que haga. (Los asesinatos, págs. 10-15.) Al casi destriparlo, Hancock deja la impresión de que en realidad es Johnson quien impulsaba la creación de un comité nacional de cinta azul y no Alsop! (Hancock, págs. 327-328) No veo cómo una persona objetiva pueda leer los extractos más largos y llegar a esa conclusión. Entonces, cuando Hancock afirma categóricamente (p. 322) que "el presidente Johnson fue la fuerza impulsora para determinar y controlar exactamente cómo se investigó el asesinato del presidente Kennedy", me desconcierta completamente cómo y por qué puede escribir esto. El excelente trabajo de Gibson y McKnight demuestra que se trata de una exageración salvaje e irresponsable.

Las fallas de producción anteriores acentúan la inclinación en el libro que señalé anteriormente. Para rematar las maquinaciones descritas por Hancock, y en un trazo bastante original, trae al amigo de Roselli y el súper cabildero de Washington Fred Black. El excelente trabajo de Gibson y McKnight demuestra que se trata de una exageración salvaje e irresponsable.


Fred Hampton

Fredrick Allen Hampton (30 de agosto de 1948 - 4 de diciembre de 1969) fue un activista estadounidense, marxista-leninista y socialista revolucionario. [4] [5] Saltó a la fama en Chicago como presidente del capítulo de Illinois del Partido Pantera Negra (BPP) y vicepresidente del BPP nacional. En esta capacidad, fundó la Rainbow Coalition, antirracista y anticlasista, [6] una prominente organización política multicultural que inicialmente incluía a los Black Panthers, los Young Patriots (que organizaban a los blancos pobres) y los Young Lords (que organizaban a los hispanos), y una alianza entre las principales pandillas callejeras de Chicago para ayudarlas a acabar con las luchas internas y trabajar por el cambio social. Hampton consideró al fascismo como la mayor amenaza y dijo: "Nada es más importante que detener el fascismo, porque el fascismo nos detendrá a todos". [7]

En 1967, la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) identificó a Hampton como una amenaza radical. Intentó subvertir sus actividades en Chicago, sembrando desinformación entre los grupos progresistas negros y colocando un operativo de contrainteligencia en los Panthers locales. En diciembre de 1969, Hampton fue drogado, [8] [9] baleado y asesinado en su cama durante una redada antes del amanecer en su apartamento de Chicago por una unidad táctica de la Oficina del Fiscal del Estado del Condado de Cook junto con el Departamento de Policía de Chicago y el FBI. Al menos 82 proyectiles de distinto calibre fueron disparados por armas de la policía, mientras que se confirmó que los ocupantes habían disparado solo un proyectil. [10] Durante la redada, Panther Mark Clark también murió y varios otros resultaron gravemente heridos. En enero de 1970, el forense del condado de Cook llevó a cabo una investigación y el jurado concluyó que las muertes de Hampton y Clark eran homicidios justificables. [11] [12] [13] [14]

Posteriormente se presentó una demanda civil en nombre de los sobrevivientes y los familiares de Hampton y Clark. Se resolvió en 1982 mediante un acuerdo de $ 1.85 millones que la ciudad de Chicago, el condado de Cook y el gobierno federal pagaron cada uno un tercio a un grupo de nueve demandantes. Dadas las revelaciones sobre el programa ilegal COINTELPRO y los documentos asociados con los asesinatos, muchos académicos ahora consideran la muerte de Hampton como un asesinato por iniciativa del FBI. [3] [1] [2] [15] [16]


Primeros años

Fred Hampton nació el 30 de agosto de 1948 en Summit, Illinois. Sus padres, Francis Allen Hampton e Iberia Hampton, eran nativos de Luisiana que se mudaron a Chicago. De joven, Fred se destacó en los deportes y soñaba con jugar béisbol para los Yankees de Nueva York. Sin embargo, también se destacó en el aula. Hampton finalmente asistió a Triton College, donde estudió pre-derecho con la esperanza de ayudar a las personas de color a luchar contra la brutalidad policial. Cuando era adolescente, Hampton se involucró en los derechos civiles al liderar un consejo juvenil local de la NAACP. Ayudó a aumentar la membresía del consejo a más de 500 miembros.


Fred Jones

Fred McKinley Jones es sin duda uno de los inventores negros más importantes de la historia basándose en la gran cantidad de invenciones que formuló, así como en su diversidad.

Fred Jones nació el 17 de mayo de 1893 en Covington, Kentucky. Su padre era un trabajador ferroviario blanco de ascendencia irlandesa y su madre era negra. Se cree que su madre murió cuando él era joven y Fred fue criado por su padre. Cuando Fred tenía ocho años, su padre lo llevó a Cincinnati, Ohio, donde visitaron la rectoría de la iglesia católica St. Mary. El padre de Fred instó al padre Edward A. Ryan a que acogiera a Fred para exponerlo a un entorno en el que podría tener una mejor oportunidad de obtener una educación. Fred realizaba tareas en la iglesia a cambio de ser alimentado y alojado, cortando el césped, quitando nieve, fregando pisos y aprendiendo a cocinar. Fred demostró a temprana edad un gran interés por el trabajo mecánico, ya sea desmontando un juguete, un reloj o un aparato de cocina. Con el tiempo se interesó por los automóviles, tanto que al cumplir los 12 años se escapó de su casa en la rectoría y comenzó a trabajar en el R.C. Crothers Garage.

Fred, que fue contratado inicialmente para barrer y limpiar el garaje, pasó gran parte de su tiempo observando a los mecánicos mientras trabajaban en los automóviles. Su observación, junto con un apetito voraz por aprender a través de la lectura, desarrolló dentro de Fred una increíble base de conocimiento sobre los automóviles y su funcionamiento interno. En tres años, Fred se había convertido en el capataz del garaje. El garaje fue diseñado principalmente para reparar automóviles traídos por los clientes, pero también sirvió como un estudio para construir autos de carreras. Después de algunos años de construir estos autos, Fred deseaba conducirlos y pronto se convirtió en uno de los corredores más conocidos de la región de los Grandes Lagos. Después de breves períodos de trabajo a bordo de un barco de vapor y un hotel, Jones se mudó a Hallock, Minnesota, y comenzó a diseñar y construir autos de carrera que conducía en las pistas locales y en las ferias del condado. Su automóvil favorito era el número 15 y estaba tan bien diseñado que no solo derrotó a otros automóviles, sino que una vez triunfó en una carrera contra un avión.

El 1 de agosto de 1918 Jones se alistó en la Infantería Pioneer 809 del Ejército de los Estados Unidos y sirvió en Francia durante la Primera Guerra Mundial. Mientras estaba en servicio, Jones reclutó prisioneros de guerra alemanes y reconectó su campo para el servicio de electricidad, teléfono y telégrafo. Después de ser dado de baja por el ejército, Fred regresó a Hallock en 1919. En busca de trabajo, Jones solía ayudar a los médicos locales llevándolos a visitar a domicilio durante la temporada de invierno. Cuando la navegación a través de la nieve resultó difícil, Fred colocó los esquís en el tren de aterrizaje de una vieja carrocería de avión y una hélice de avión a un motor y pronto recorrió la ciudad a altas velocidades en su nueva máquina de nieve. Durante los años siguientes, Fred comenzó a jugar con casi todo lo que podía encontrar, inventando cosas que no podía encontrar y mejorando las que podía. Cuando uno de los médicos para los que trabajaba se quejó en ocasiones de que deseaba no tener que esperar a que el paciente entrara en su consultorio para los exámenes de rayos X, Jones creó una máquina de rayos X portátil que se podía llevar al paciente. Desafortunadamente, como muchos de sus primeros inventos, Jones nunca pensó en solicitar una patente para la máquina y vio impotente cómo otros hombres hacían fortunas con sus versiones del dispositivo. Sin desanimarse, Jones se dispuso a emprender otros proyectos, incluido un transmisor de radio, aparatos de radio personales y, finalmente, dispositivos cinematográficos.

En 1927, Jones se enfrentó al problema de ayudar a un amigo a convertir su cine mudo en un teatro "hablador". No solo convirtió la chatarra en las partes necesarias para ofrecer una banda sonora al video, sino que también ideó formas de estabilizar y mejorar la calidad de la imagen. Cuando Joe Numero, el director de Ultraphone Sound Systems se enteró de los dispositivos de Fred, invitó a Fred a venir a Minneapolis para una entrevista de trabajo. Después de asumir un puesto en la empresa, Fred comenzó a mejorar muchos de los dispositivos existentes que vendía la empresa. Muchas de sus mejoras fueron tan significativas que representantes de A.T. & amp T y RCA se sentaron a hablar con Fred y se sorprendieron de la profundidad de su conocimiento sobre los detalles intrincados, particularmente a la luz de su limitada formación académica. Por esta época, a Fred se le ocurrió una nueva idea: una máquina dispensadora de boletos automática para usar en los cines. Fred solicitó y recibió una patente para este dispositivo en junio de 1939 y los derechos de patente finalmente se vendieron a RCA.

En algún momento, a Joe Numero se le presentó la tarea de desarrollar un dispositivo que permitiera que grandes camiones transportaran productos perecederos sin que se estropearan. Jones se puso a trabajar y desarrolló un proceso de enfriamiento que podría refrigerar el interior del tractor-remolque. En 1939 Fred y Joe Numero recibieron una patente para el dispositivo de aire acondicionado del vehículo que más tarde se llamaría Thermo King.

Este producto revolucionó varias industrias, incluidas las empresas de transporte y abarrotes. Las cadenas de supermercados ahora podían importar y exportar productos que antes solo podían enviarse como productos enlatados. Así, se creó la industria de alimentos congelados y el mundo vio el surgimiento del "supermercado".

Además de instalar las unidades de refrigeración de Thermo King en camiones y tractocamiones, Jones modificó el diseño original para que pudieran equiparse para trenes, barcos y barcos.

Durante la Segunda Guerra Mundial, el Departamento de Defensa encontró una gran necesidad de unidades de refrigeración portátiles para distribuir alimentos y plasma sanguíneo a las tropas en el campo. El Departamento solicitó a Thermo King una solución. Fred modificó su dispositivo y pronto había desarrollado un prototipo que eventualmente permitiría a los aviones lanzar en paracaídas estas unidades detrás de las líneas enemigas hacia las tropas que esperaban.

Durante los siguientes 20 años, Fred Jones continuó realizando mejoras en los dispositivos existentes e ideó nuevos inventos cuando fue necesario para ayudar al público. Jones murió el 21 de febrero de 1961 y recibió póstumamente la Medalla Nacional de Tecnología, uno de los mayores honores que puede recibir un inventor. Jones fue el primer inventor negro en recibir tal honor.


Pauline A. Young

Pauline Young fue profesora, bibliotecaria, historiadora, conferencista, activista comunitaria y humanitaria afroamericana. Fue un miembro devoto de toda la vida de su capítulo local y nacional de la NAACP. Nacido en Massachusetts, Young creció cerca de un punto de ferrocarril subterráneo antes de mudarse a Delaware.Young se unió a la NAACP a la edad de 12 años y se desempeñó como secretaria durante nueve años. Más tarde, se convirtió en presidenta de la sucursal de Wilmington, Delaware.

Young fue honrada por la sucursal de Wilmington de la Asociación Nacional de Mujeres Universitarias, fue reconocida por su destacado servicio al Hogar, la Comunidad, el Estado y la Nación y por la presente fue incluida en el Salón de la Fama de las mujeres de Delaware. Young recibió un Certificado de Membresía Honoraria del Delaware State College & # 8217s Black Studies Program. La biblioteca de la Universidad de Delaware cambió el nombre del programa de residencia en honor a Young.

Nuestra misión

Lanzado como un sitio hermano de Delaware.gov, The First State Blog cubre temas y eventos estacionales y conecta a los habitantes de Delaware con información de todo el gobierno estatal.

Encuéntranos

Queremos escuchar de ti. ¿Tienes una gran idea para una publicación o una serie de publicaciones en nuestro blog? Envíenos sus ideas & # 8230


Judas y el Mesías Negro (2021)

los Judas y el Mesías Negro La historia real confirma que en el momento de la muerte de Fred Hampton, él era el presidente de la sección de Illinois del Partido Pantera Negra, que por definición lo convirtió en vicepresidente del Partido Pantera Negra nacional.

¿Qué significa el título de la película?

¿Cómo se convirtió Fred Hampton en líder del Partido Pantera Negra?

Hampton había sobresalido en la escuela, graduándose de Proviso East High School en Maywood, Illinois con honores académicos, un premio Junior Achievement Award y tres cartas universitarias. Luego asistió a Triton Junior College, con especialización en pre-derecho para comprender mejor el sistema legal y sus derechos cuando se enfrenta a la policía. Hampton se involucró con la Asociación Nacional para el Avance de la Gente de Color (NAACP) y se convirtió en uno de los organizadores juveniles de la organización, reuniendo un grupo de jóvenes que tenía 500 miembros. Luchó por mejores instalaciones recreativas en el vecindario y por que se proporcionara a la empobrecida comunidad negra de Maywood un mejor acceso a los recursos educativos.

¿Fred Hampton era socialista?

Si. A Judas y el Mesías Negro La verificación de hechos confirma que Hampton era de hecho un socialista. En una de sus declaraciones más conocidas, dice que la solución al capitalismo no es el capitalismo negro, es el socialismo. La película defiende esta posición, y su director, Shaka King, ha dicho que cree que Hampton y los Panthers estaban en el camino correcto.

¿Fred Hampton unió a las pandillas callejeras de Chicago alentándolas a luchar por el cambio social en lugar de entre sí?

Si. los Judas y el Mesías Negro La historia real revela que como miembro del Partido Pantera Negra, Fred Hampton negoció un pacto de no agresión entre las pandillas. Hizo hincapié en que las luchas internas solo los mantendría atrapados en el mismo ciclo de opresión. Formó una alianza multicultural llamada Rainbow Coalition, que incluía pandillas como los Young Lords (puertorriqueños) y grupos políticos como los Young Patriots (izquierdistas blancos del sur). También organizó manifestaciones, impartió clases de educación política, fue fundamental en el establecimiento del Programa de Desayuno Gratis de la BBP y desarrolló una iniciativa que empoderaba a las comunidades para monitorear a la policía en busca de casos de brutalidad.

¿El personaje de Dominique Thorne, Judy Harmon, está basado en una persona real?

No. Al investigar el Judas y el Mesías Negro Realidad versus ficción, nos enteramos de que Judy Harmon fue creada para la película para ayudar a mostrar el papel integral que desempeñaban las mujeres en el Partido Pantera Negra. En la película, Harmon es una figura clave en el destacamento de seguridad de Hampton.

¿Qué suciedad tuvo el FBI sobre William O'Neal para convencerlo de que se convirtiera en informante?

Similar a lo que se ve en la película, William O'Neal había sido arrestado por hacerse pasar por un oficial federal y había sido arrestado dos veces por robo de autos interestatales. La película embellece un poco los eventos de la vida real al hacer que O'Neal use su placa falsa del FBI para robarle un automóvil a un cliente en un bar. En la vida real, O'Neal fue detenido en un automóvil robado y le dijo al oficial que estaba con el FBI, presentando la identificación falsa al oficial. El FBI le prometió que si se convertía en informante y se infiltraba en el Partido Pantera Negra en Chicago, sus cargos por delitos graves serían retirados. También recibiría un estipendio mensual.

¿Están representadas con precisión en la película las edades de Fred Hampton y William O'Neal?

No. En la vida real, tanto Hampton como O'Neal eran significativamente más jóvenes. William O'Neal tenía solo 17 años cuando se convirtió en informante del FBI, y Fred Hampton tenía 21 en el momento de su muerte. Los actores LaKeith Stanfield y Daniel Kaluuya tienen 29 y 31 años, respectivamente.

¿William O'Neal se convirtió en el guardaespaldas de Fred Hampton?

Si. El informante del FBI, William O'Neal, se unió a los Black Panthers en noviembre de 1968 y se convirtió en el jefe de seguridad local. También actuó como guardaespaldas de Fred Hampton. Es cierto que proporcionó al FBI información sobre el apartamento de Fred Hampton (en la foto de abajo) antes de la redada.

¿Intentó el informante William O'Neal sabotear la misión de Fred Hampton de unir a las pandillas de Chicago e incorporarlas al movimiento?

¿El agente del FBI Roy Mitchell se basa en una persona real?

Si. El personaje de Jesse Plemons, el agente del FBI Roy Mitchell, está basado en una persona real. Mitchell tuvo una carrera de 25 años en el FBI y estuvo empleado hasta su muerte a los 66 años en 2000. Trabajó en varios casos de alto perfil, incluido el asesinato de tres trabajadores de derechos civiles, que se convirtió en la base de la película. Mississippi ardiendo. Jugó un papel decisivo en la resolución de River Killings y más tarde jugó un papel fundamental en el caso de Hit Squad, que condujo a la condena del sargento de policía Stanley Robinson, que había sido arrestado por asesinar a traficantes de drogas a principios de la década de 1970. El caso más famoso de Mitchell fue el que se centra en el Judas y el Mesías Negro película, que lo encontró reclutando y preparando al informante William O'Neal para infiltrarse en el Partido Pantera Negra en Chicago. En la vida real, Mitchell tenía hasta nueve informantes conectados al BPP, pero O'Neal era el más significativo.

¿Se retrata con precisión la relación de Roy Mitchell con su informante, William O'Neal?

No. Los guionistas Kenny y Keith Lucas respondieron a la pregunta diciendo: "No sabíamos la naturaleza de la relación de William O'Neal con Roy Mitchell. Obtuvimos la transcripción de [la serie documental sobre derechos civiles de 1990 de PBS] Ojos en el premio II, pero realmente no puedes confiar en lo que decía William O'Neal. Tomamos lo que dijo e hicimos algunas suposiciones basadas en otra investigación que hemos hecho sobre la relación entre los informantes y sus manipuladores ". -Decider.com

La escena en la que William O'Neal pasa tiempo en la casa de Roy Mitchell se basa en un comentario que hizo O'Neal sobre visitar la casa de Mitchell. Sin embargo, el diálogo que se desarrolla allí es ficticio. El verdadero O'Neal nunca reveló lo que se había discutido.

¿Creía el Partido Pantera Negra en la violencia?

Los Black Panthers eran conocidos por ser una organización política militante. Creían que debido al hecho de que la policía tenía armas, nunca serían realmente liberados de las cadenas del opresor. Creían que armarse, principalmente para la autodefensa, era la única forma de garantizar la verdadera liberación. Como resultado, los miembros del Partido Pantera Negra participaron en muchos tiroteos fatales con la policía. Miembros prominentes como Bobby Seale pidieron abiertamente el uso de la violencia contra la policía cuando se enfrentaran. Creían que la muerte de Martin Luther King Jr. era una prueba de que promover los derechos civiles a través de la no violencia no funciona.

Judas y el Mesías NegroEl director, Shaka King, quiso enfatizar que los Panteras Negras eran mucho más que un grupo revolucionario marxista que vestía uniformes negros. Como se ve con Fred Hampton en la película, eran personas que amaban, tenían hijos, eran organizadores comunitarios y poseían valiosas ideas políticas. Eran mucho más complejos que los estereotipos asociados a menudo con ellos. Esto fue demostrado por su Programa de Desayuno Gratis para Niños, las clínicas de salud comunitarias que establecieron y su movimiento multicultural que se conoció como Rainbow Coalition. Sin embargo, el FBI creía que el Programa Desayuno Gratis para Niños fue creado para adoctrinar a los niños en el movimiento (como se ve en la película, esto parece haber sido cierto hasta cierto punto). Vieron a la Rainbow Coalition como una milicia unida que podría conducir a una insurrección.

¿Había mucha tensión entre la policía de Chicago y los Black Panthers antes de la redada?

Si. Durante nuestro examen de la Judas y el Mesías Negro En la historia real, nos enteramos de que había habido dos incidentes con disparos entre la policía de Chicago y los Panthers en la sede de la AFF, ocurridos en julio y octubre de 1969. Luego, el 13 de noviembre de 1969, solo tres semanas antes de la redada, dos agentes de policía de Chicago, John J. Gilhooly y Frank G. Rappaport, murieron en una emboscada-tiroteo con los Panthers. Spurgeon "Jake" Winters, de 19 años, quien tenía estrechos vínculos con los Panthers, también perdió la vida. Otros siete oficiales resultaron heridos en el tiroteo. Winters es interpretado por Algee Smith en la película y se representa actuando solo. Sin embargo, en la vida real, Panther Lawrence "Lance" Bell también participó en el tiroteo y resultó herido.

¿Por qué las autoridades allanaron el apartamento de Fred Hampton?

Cuando Fred Hampton saltó a la fama en el Partido Pantera Negra, se convirtió en un objetivo del FBI, que estaba decidido a evitar que surgiera una figura parecida al Mesías y comenzara una revolución que podría amenazar al gobierno y la sociedad. El FBI allanó el apartamento de Hampton en un esfuerzo por apuntarlo con el pretexto de incautar armas que creían que los Black Panthers estaban almacenando allí. Esto se basó en la información que recibieron del informante del FBI William O'Neal y del agente especial del FBI Roy Mitchell. O'Neal también les dio el diseño del apartamento (en la foto de abajo). La muerte de Fred Hampton durante la redada llevó a muchos a creer que fue un asesinato coordinado por parte del FBI y el Departamento de Policía de Chicago. Sin embargo, la conversación en la película en la que O'Neal le pregunta directamente al Agente Mitchell si el FBI va a matar a Fred Hampton, a lo que el Agente Mitchell no responde, es completamente ficticia.

¿Estaba J. Edgar Hoover al tanto de la redada?

Si. Sin embargo, mientras explora el Judas y el Mesías Negro realidad versus ficción, descubrimos que los guionistas Kenny y Keith Lucas no sabían esto cuando estaban escribiendo la película. En cambio, ficcionalizaron la participación de Hoover en la redada. En febrero de 2021, el mes del lanzamiento de la película en HBO Max, el historiador Aaron Leonard descubrió varios cientos de páginas de memorandos e informes del FBI que revelan la participación de altos funcionarios del FBI en la planificación de la redada. Los documentos sugieren que J. Edgar Hoover estaba monitoreando lo que estaba sucediendo. Hoover elogió al agente del FBI Roy Mitchell por su manejo del informante William O'Neal e incluso aprobó un premio de incentivo para Mitchell.

¿J. Edgar Hoover le preguntó al agente del FBI Roy Mitchell cómo se sentiría si su hija trajera a casa a un hombre negro?

No. En el momento en que estaban escribiendo la película, los guionistas ni siquiera sabían que el jefe del FBI, J. Edgar Hoover, había estado monitoreando la planificación y ejecución de la redada, un detalle que se descubrió más tarde. Las conversaciones de la película entre Hoover y el Agente Mitchell son completamente ficticias. No hay evidencia de que Hoover le haya preguntado alguna vez al agente Mitchell cómo se sentiría si su hija, que entonces era muy joven, trajera a casa a un hombre negro algún día.

¿William O'Neal drogó a Fred Hampton antes de la redada?

Nuestro Judas y el Mesías Negro La verificación de hechos confirma que esto probablemente sea cierto, ya que se encontraron barbitúricos en el sistema de Hampton después de su muerte. Sin embargo, O'Neal luego negó haber drogado a Hampton. O'Neal había preparado una cena tardía para el grupo que se reunió en el apartamento de Hampton. Se cree que fue entonces cuando deslizó secobarbitol, un agente barbitúrico para dormir, en una bebida que Hampton tomó con la cena. Hampton se desmayó en medio de una conversación telefónica con su madre.

¿Cuántos Panteras Negras murieron durante la redada?

Como en el Judas y el Mesías Negro película, la historia real confirma que dos Black Panthers murieron cuando la unidad táctica de la Oficina del Fiscal del Estado del Condado de Cook, en colaboración con el Departamento de Policía de Chicago y el FBI, allanó el apartamento de Fred Hampton de cuatro habitaciones y media en Chicago en 2337 West Monroe Street. el 4 de diciembre de 1969. Además de la muerte de Fred Hampton, Black Panther Mark Clark también fue asesinado a tiros. Otros cuatro en el apartamento resultaron heridos, incluidos Blair Anderson, Brenda Harris, Ronald Satchel y Verlina Brewer. Satchel recibió cuatro golpes, Brewer y Anderson dos y Harris una vez. Otros tres sobrevivientes ilesos fueron arrestados y llevados a la cárcel del condado de Cook.

¿Fred Hampton fue asesinado?

Si Fred Hampton fue asesinado o no fue un tema de controversia en las décadas que siguieron a la redada. A raíz de la muerte de Fred Hampton, la policía describió la redada en su apartamento como un "tiroteo", alegando que el uso de fuerza letal estaba justificado. Los Panthers, por otro lado, afirmaron que la policía disparó casi todos los tiros, señalando que los agujeros de bala que se ven en una foto proporcionada por la oficina del fiscal del estado eran en realidad cabezas de clavos y no agujeros creados por los Panthers disparando en dirección a la policía. , como se había alegado. Una investigación posterior encontró que la policía había disparado aproximadamente entre 90 y 99 tiros, mientras que los Panthers dispararon solo una vez. Los principales periódicos de Chicago tomaron bandos opuestos, con el Chicago Tribune haciéndose eco de la perspectiva de la policía, mientras que el Chicago Sun-Times presentó el relato de los Panthers.

La evidencia más convincente para sugerir que Hampton había sido asesinado fue el hecho de que, después de ser herido inicialmente, recibió dos disparos en la cabeza. Parece que no hay evidencia que sugiera que él era una amenaza en este punto, especialmente porque estaba inconsciente en su cama cuando comenzó la redada, después de haber sido presuntamente drogado esa misma noche por el informante del FBI William O'Neal. La escena de la muerte de Fred Hampton se muestra a continuación.

¿Es cierto que las Panteras Negras solo dispararon una vez como reacción convulsiva después de recibir un disparo?

Si bien la policía afirmó que fueron despedidos en varias ocasiones, la investigación balística posterior desafió esa afirmación, revelando que los Panthers probablemente solo dispararon un solo tiro. Mark Clark estaba de guardia y estaba sentado en la sala del frente del apartamento con una escopeta en su regazo. Cuando entró la policía, Clark recibió un disparo mortal en el pecho. Después de recibir un disparo, su arma se disparó durante una reacción convulsa, enviando una bala al techo. La oficina del fiscal estatal del condado de Cook, Edward Hanrahan, publicó fotos que, según afirmaron, mostraban agujeros de bala que demostraban que los Black Panthers estaban disparando a la policía. sin embargo, el Chicago Sun-Times publicó fotografías que mostraban que los supuestos agujeros de bala eran en realidad cabezas de clavos.

¿Se encontraron armas en el apartamento de Fred Hampton?

Si. Al parecer, se recuperaron armas y municiones del apartamento, incluidas 14 escopetas y revólveres, y unas 1.000 rondas de munición. La recolección de estas armas fue cuestionada ya que, según informes, fueron retiradas y llevadas a la Fiscalía del Estado antes de que les tomaran las huellas digitales y las etiquetaran. Dos de las armas recuperadas, una pistola antidisturbios de la policía robada y una escopeta recortada, eran ilegales a nivel federal. El FBI sabía de estas dos armas de antemano, pero nunca las informó a la División de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego del Departamento del Tesoro, que pudo haberse hecho cargo del caso.

¿La investigación de un forense sobre las muertes de Fred Hampton y Mark Clark determinó que se trataba de un homicidio justificable?

Una investigación forense que tuvo lugar en enero de 1970 dictaminó que las muertes de Fred Hampton y Mark Clark eran homicidio justificable. Sin embargo, el jurado basó el veredicto únicamente en la información presentada en la investigación, y el único testimonio escuchado fue de la policía y testigos expertos. Los siete Panthers sobrevivientes optaron por no testificar porque enfrentaban cargos de intento de asesinato y agresión agravada. Por lo tanto, hasta cierto punto, el jurado solo escuchó un lado del argumento.

¿Los sobrevivientes y familiares de Fred Hampton y Mark Clark ganaron una demanda civil?

Si. Se argumentó que Fred Hampton fue asesinado sin provocación o justificación y que la redada fue una violación de los derechos constitucionales de los Panthers contra registros e incautaciones irrazonables. Finalmente se otorgó un acuerdo en 1983 a partir de la demanda civil de 1970, que resultó en que el gobierno federal, la ciudad de Chicago y el condado de Cook pagaran cada uno un tercio de los $ 1.85 millones entregados a los familiares de los fallecidos, Fred Hampton y Mark Clark. así como los siete supervivientes. Sin embargo, estaba muy lejos de los $ 47,7 millones en daños que originalmente buscaban.

¿Qué pasó con el informante William O'Neal?

El informante del FBI, William O'Neal, ingresó al programa federal de protección de testigos en 1973 después de que su tapadera fuera descubierta. Usó el alias William Hart y se mudó a California. Volvió en secreto a Chicago en 1984. El tío de O'Neal, Ben Heard, dice que siempre estuvo atormentado por la culpa por su papel en las muertes de Fred Hampton y Mark Clark.

El 16 de enero de 1990, después de actuar de forma errática en las primeras horas de la mañana, O'Neal salió disparado del apartamento de su tío y corrió hacia la autopista Eisenhower. Fue atropellado por un automóvil y murió. Era la segunda vez que intentaba quitarse la vida corriendo hacia la autopista. El septiembre anterior había entrado en una rabia similar, corrió hacia el Eisenhower, fue atropellado por un vehículo y resultó herido. -Chicago Reader


Fred Shuttlesworth (1922-2011)

El reverendo Fred Shuttlesworth nació el 18 de marzo de 1922 en Mount Meigs, Alabama de Vetta Green y Alberta Robinson. Sin embargo, su madre y su padrastro, William Nathan Shuttlesworth, un granjero de Oxmore, Alabama, criaron a Fred Shuttlesworth. Shuttlesworth asistió a la escuela primaria Oxmore. Se graduó de Rosedale High School en 1940 y al año siguiente se casó con Ruby Keeler, una enfermera. En 1943 se convirtió en camionero y estudió mecánica en Mobile. Mientras estaba en Mobile, Shuttlesworth también asistió al seminario en Cedar Grove Academy. En 1945, pronunció su primer sermón. Persiguió a A.B. Licenciatura en Selma University y Alabama State College. En 1950, Shuttlesworth se convirtió en pastor de la Primera Iglesia Bautista en Selma, y ​​en 1953, regresó a Birmingham como pastor de la Iglesia Bautista Bethel.

En Birmingham, Shuttlesworth se convirtió en una figura destacada de los derechos civiles, desafiando la segregación en el sistema escolar y las políticas de Jim Crow en las instalaciones públicas. En mayo de 1956, el reverendo Shuttlesworth formó la organización de derechos civiles Alabama Christian Movement for Human Rights.Ese mismo año se convirtió en un participante en el boicot de autobuses de Montgomery de la Montgomery Improvement Association. El papel de Shuttlesworth en el boicot enfureció a los miembros del Ku Klux Klan que dinamitaron su casa.

Tras la destrucción de su casa, Shuttlesworth continuó con la cruzada por los derechos civiles. En 1957, la policía lo golpeó brutalmente y lo hospitalizó por intentar inscribir a su hija en una escuela para blancos. A fines de la década de 1950, Shuttlesworth continuó como líder en la lucha por la libertad de los negros al cofundar la Conferencia de Liderazgo Cristiano del Sur en 1957 con el Dr. Martin Luther King, Jr. y Bayard Rustin.

El activismo de Shuttlesworth se intensificó a principios de la década de 1960. Se unió a los activistas más jóvenes en sentadas en los mostradores de almuerzo no segregados y ayudó al Congreso de Igualdad Racial a organizar paseos por la libertad en todo el sur.

Shuttlesworth continuó desafiando a Jim Crow en Birmingham. En 1963 participó en una campaña de derechos civiles en el parque Kelley Ingram de esa ciudad. En una de esas protestas, el sheriff Eugene "Bull" Conner ordenó al departamento de bomberos que dispararan cañones de agua contra Shuttlesworth y el otro manifestante. El reverendo resultó gravemente herido y hospitalizado.

En 1966, Shuttlesworth dejó Alabama y se convirtió en pastor de la Iglesia Bautista Great New Light en Cincinnati, Ohio. En el norte, continuó su activismo al fundar en 1988 la Shuttlesworth Housing Foundation, una organización que ayudaba a familias de bajos ingresos a comprar viviendas. Por los años de activismo de Shuttlesworth, el Aeropuerto Internacional de Birmingham fue rebautizado en su honor como Aeropuerto Internacional de Birmingham-Shuttlesworth en 2008.

El reverendo Fred Shuttlesworth regresó a Birmingham, donde murió el 5 de octubre de 2011. Tenía 89 años.


Fred Black - Historia

¡PODER EN CUALQUIER LUGAR DONDE HAY GENTE!
Energía en cualquier lugar donde haya gente. Energía en cualquier lugar donde haya gente. Déjame darte un ejemplo de cómo enseñar a la gente. Básicamente, la forma en que aprenden es la observación y la participación. Sabes que muchos de nosotros andamos y bromeamos y creemos que las masas tienen doctorados, pero eso no es cierto. E incluso si lo hicieran, no habría ninguna diferencia. Porque con algunas cosas hay que aprender viéndolas o participando en ellas. Y ustedes mismos saben que hay personas que caminan hoy por su comunidad que tienen todo tipo de títulos que deberían estar en esta reunión pero que no están aquí. ¿Derecha? Porque puedes tener tantos grados como un termómetro. Si no tienes práctica, no puedes cruzar la calle y mascar chicle al mismo tiempo.

Permítanme contarles cómo lo hizo Huey P. Newton, el líder, el organizador, el fundador, el hombre principal del Partido Pantera Negra.

La comunidad tenía un problema en California. Había una intersección, una intersección de cuatro vías que mataba a mucha gente, los autos los pasaban por encima, por lo que la gente bajó y presentó sus quejas al gobierno. Lo has hecho antes. Sé que ustedes en la comunidad lo han hecho. Y regresaron y los cerdos dijeron: "¡No! No puedes comer". Oh, no suelen decir que no puedes tenerlo. Se han puesto un poco más a la moda que eso ahora. Eso es lo que te darán esos grados en el termómetro. Te dicen "Está bien, nos ocuparemos de eso. ¿Por qué no vuelves a la próxima reunión y pierdes algo de tiempo?"

Y te envuelven en una excursión de inutilidad, y estás en un ciclo de locura, y estás volviendo y volviendo, y volviendo, y volviendo tantas veces que ya estás loco. .

Entonces te dicen, dicen: "Bueno, negros, ¿qué quieren?" Y ellos saltan y dicen: "Bueno, ha pasado tanto tiempo, no sabemos lo que queremos", y luego salen de la reunión y se van y dicen: "Bueno, ustedes negros tenían tu oportunidad, ¿no? "

Déjame decirte lo que hizo Huey P. Newton.

Huey Newton fue a buscar a Bobby Seale, el presidente del Partido Pantera Negra a nivel nacional. Bobby Seale consiguió su 9 mm, eso es una pistola. Huey P. Newton tomó su escopeta y algunas señales de alto y obtuvo un martillo. Bajó a la intersección, le dio su escopeta a Bobby, y Bobby tenía su 9 mm. Él dijo: "Sujeta esta escopeta. Si alguien se mete con nosotros, vástate los sesos". Puso esas señales de alto.

No hubo más accidentes, no más problemas.

Ahora tenían otra situación. Eso no es tan bueno, ya ve, porque son dos personas las que están lidiando con un problema. Huey Newton y Bobby Seale, no importa cuán malos sean, no pueden lidiar con el problema. Pero déjame explicarte quiénes son los verdaderos héroes.

La próxima vez, hubo una situación similar, otra esquina de cuatro vías. Huey fue y tomó a Bobby, fue y tomó su 9 mm, tomó su escopeta, tomó su martillo y obtuvo más señales de alto. Colocó esas señales de alto, le dio la escopeta a Bobby, le dijo a Bobby: "Si alguien se mete con nosotros mientras colocaban estas señales de alto, proteja a la gente y váveles los sesos". ¿Qué hizo la gente? Lo volvieron a observar. Participaron en ella. La próxima vez tenían otra intersección de cuatro vías. Problemas allí tuvieron accidentes y muerte. Esta vez, la gente de la comunidad fue a buscar sus escopetas, sus martillos, sus señales de alto.

Ahora, déjame mostrarte cómo vamos a intentar hacerlo en el Partido Pantera Negra aquí. Acabamos de regresar del lado sur. Salimos allí. Salimos y nos pusimos a discutir con los cerdos o los cerdos se pusieron a discutir. Él dijo: "Bueno, presidente Fred, se supone que es tan malo, ¿por qué no va y dispara a algunos de esos policías? tienes tus armas y tienes esto, ¿por qué no disparas a algunas de ellas? "

Y he dicho, "acabas de romper una regla. De hecho, aunque tengas un uniforme, no me hace ninguna diferencia. Porque no me importa si tienes nueve uniformes y 100 insignias. Cuando sales del ámbito de la legalidad y entras en el ámbito de la ilegalidad, entonces siento que deberías ser arrestado ". Y le dije: "Siendo lo que ellos llaman la ley de la trampa, trataste de obligarme a hacer algo que estaba mal, me animaste, trataste de incitarme a dispararle a un cerdo. Y eso no está bien, hermano, conoces la ley, ¿no? "

Le dije eso a ese cerdo, le dije: "¿Tienes una pistola, cerdo?" Le dije: "Tienes que levantar las manos contra la pared. Vamos a hacer lo que llaman un arresto ciudadano". Este tonto no sabe qué es esto. Le dije: "Ahora mantente tan tranquilo como puedas y no hagas demasiados movimientos rápidos, porque no queremos tener que golpearte".

Y le dije como él siempre nos dijo, le dije: "Bueno, estoy aquí para protegerte. No te preocupes por nada, estoy aquí para tu beneficio". Entonces envié a otro hermano a llamar a los cerdos. Tienes que hacer eso en un arresto ciudadano. Llamó a los cerdos. Aquí vienen los cerdos con carabinas y escopetas, caminando por ahí. Salieron hablando de cómo arrestarían al presidente Fred. Y dije: "No es tonto. Este es el hombre al que tienes que arrestar. Él es el que violó la ley". ¿Y que hicieron ellos? Se taparon los ojos y no pudieron soportarlo. ¿Sabes lo que hicieron? Estaban tan enojados, estaban tan enojados que me dijeron que me fuera.

¿Y que pasó? Toda esa gente estaba en la calle 63. ¿Que hicieron? Estaban por ahí riendo y hablando conmigo mientras hacía el arresto. Me miraron mientras rapeaba y me escucharon mientras rapeaba. Entonces, la próxima vez que el cerdo venga a la calle 63, por lo que nuestro Ministro de Defensa llama observación y participación, ¡ese cerdo podría ser arrestado por cualquiera!

entonces, ¿qué hicimos? Estábamos educando a la gente. ¿Cómo los educamos? Básicamente, la forma en que las personas aprenden, mediante la observación y la participación. Y eso es lo que intentamos hacer. Eso es lo que tenemos que hacer aquí en esta comunidad. Y mucha gente no lo entiende, pero hay tres cosas básicas que debes hacer cada vez que pretendes tener una revolución exitosa.

Mucha gente confunde la palabra revolución y piensa que revolución es una mala palabra. Revolution no es más que tener una llaga en el cuerpo y luego poner algo en esa llaga para curar esa infección. Y les digo que vivíamos en una sociedad contagiosa en este momento. Te digo que vivíamos en una sociedad enferma. Y cualquiera que apruebe integrarse a esta sociedad enferma antes de que se limpie es un hombre que está cometiendo un crimen contra el pueblo.

Si pasas por una habitación de hospital y ves un letrero que dice "Contaminado" y luego tratas de llevar a la gente a esa habitación, o esas personas son muy tontas, me entiendes, porque si no lo estuvieran, te dirían que eres un líder injusto, injusto que no tiene en cuenta los intereses de tus seguidores. Y lo que decíamos es simplemente que los líderes tienen que convertirse, tenemos que empezar a hacerlos responsables de lo que hacen. Están hablando de tal y tal es un tío Tom, así que abriremos un centro cultural y le enseñaremos qué es la negrura. Y este negro es más consciente que tú y yo y Malcolm y Martin Luther King y todos los demás juntos. Eso es correcto. Son los que están más conscientes. Están más conscientes, porque son los que van a abrir el centro. Te dirán de dónde vienen los huesos en África que ni siquiera puedes pronunciar los nombres. Eso es correcto. Te hablarán de Chaka, el líder de los luchadores por la libertad bantú, y de Jomo Kenyatta, esos dingo-dingas. Te lo dirán todo. Ellos lo saben todo. Pero el punto es que hacen lo que están haciendo porque es beneficioso y rentable para ellos.

Verá, la gente se involucra en muchas cosas que les resultan rentables, y tenemos que hacerlo menos rentable. Tenemos que hacerlo menos beneficioso. Estoy diciendo que cualquier programa que se introduzca en nuestra comunidad debe ser analizado por la gente de esa comunidad. Debe analizarse para ver si satisface las necesidades relevantes de esa comunidad. No necesitamos que ningún negro entre en nuestra comunidad para no tener compañía para abrir negocios para los negros. Hay demasiados negros en nuestra comunidad que no pueden sacar a los crackers del negocio que van a abrir.

Tenemos que enfrentarnos a algunos hechos. Que las masas son pobres, que las masas pertenecen a lo que ustedes llaman la clase baja, y cuando hablo de las masas, hablo de las masas blancas, hablo de las masas negras y las masas morenas, y las masas amarillas también. Tenemos que enfrentar el hecho de que algunas personas dicen que se combate mejor el fuego con fuego, pero nosotros decimos que se apaga mejor con agua. Decimos que no se combate el racismo con el racismo. Lucharemos contra el racismo con solidaridad. Decimos que no se lucha contra el capitalismo sin capitalismo negro, se lucha contra el capitalismo con el socialismo.

No vamos a luchar contra los cerdos reaccionarios que corren por la calle siendo reaccionarios, nos organizaremos y nos dedicaremos al poder político revolucionario y nos enseñaremos las necesidades específicas de resistir la estructura de poder, armarnos y vamos a Lucha contra los cerdos reaccionarios con REVOLUCIÓN PROLETARIA INTERNACIONAL. Eso es lo que tiene que ser. El pueblo tiene que tener el poder: pertenece al pueblo.

Tenemos que entender muy claramente que hay un hombre en nuestra comunidad llamado capitalista. A veces es negro y a veces es blanco. Pero ese hombre tiene que ser expulsado de nuestra comunidad, porque cualquiera que entre en la comunidad para sacar provecho de la gente explotándola puede ser definido como capitalista. Y no nos importa cuántos programas tengan, cuánto tiempo tengan en dashiki. Porque el poder político no fluye de la manga de un dashiki, el poder político fluye del cañón de un arma. ¡Fluye del cañón de una pistola!

Muchos de nosotros que correteamos hablando de política ni siquiera sabemos qué es la política. ¿Alguna vez viste algo y lo tiraste y lo llevas tan lejos como puedes y casi se estira y se mete en otra cosa? ¿Si lo llevas tan lejos que son dos cosas? De hecho, algunas cosas, si lo estiras tanto, será otra. ¿Alguna vez cocinaste algo durante tanto tiempo que se convierte en otra cosa? ¿No es así?

De eso hablamos con la política.

Que la política no es nada, pero si la estiras tanto que no puede ir más lejos, ¿sabes lo que tienes entre manos? Tienes una contradicción antagónica. Y cuando llevas esa contradicción al más alto nivel y la estiras tanto como puedas, obtienes lo que llamas guerra. La política es una guerra sin derramamiento de sangre y la guerra es una política con derramamiento de sangre. Si no entiendes eso, puedes ser demócrata, republicano, puedes ser independiente, puedes ser lo que quieras, no eres nada.

No queremos a ninguno de esos negros y a ninguno de estos hunkies y a nadie más, radicales o de los que nadie hable, "Estoy en el boleto de la Independencia". Eso significa que usted vende a los republicanos. Independiente significa que está fuera de combate y se venderá al mejor postor. ¿Tú entiendes?

Queremos gente que quiera postularse en el Partido Popular, porque la gente lo va a dirigir, les guste o no. La gente ha demostrado que puede ejecutarlo. Lo ejecutan en China, lo van a ejecutar aquí mismo. Pueden llamarlo como quieran, pueden hablar de ello. Pueden llamarlo comunismo y pensar que eso asustará a alguien, pero no asustará a nadie.

Pasamos lo mismo en 37th Road. Salieron a la calle 37, donde está nuestro programa Desayuno para niños, y empezaron a conseguir que esas mujeres que eran un poco mayores, alrededor de 58 años, eso es, ya sabes, yo llamo a eso mayor porque soy joven. ¡No tengo 20, cierto, cierto! Pero ya ves, los van a atrapar y les lavarán el cerebro. ¡Y no se ve nada hasta que ve a una de esas hermosas Hermanas con el cabello un poco empezando a ponerse gris, y no tienen muchos dientes, y estaban destrozando a los policías! ¡Los estaban destrozando! Los cerdos se les acercaban y les decían: "¿Te gusta el comunismo?"

Los cerdos se les acercaban y les decían: "¿Le tienes miedo al comunismo?" Y las Hermanas decían: "No tengo miedo, nunca he oído hablar de eso".

"No tengo miedo de eso. Nunca he oído hablar de eso".

Los cerdos, se están riendo a carcajadas, porque disfrutaron viendo a esta gente asustada por estas palabras.

Sí, bueno, eso es con lo que vivo. Me gusta.

"¿Te gusta el programa Desayuno para niños, nigga?"

Y los cerdos dicen: "Oh-oh". Los cerdos dicen: "Bueno, el programa Desayuno para niños es un programa socialista. Es un programa comunista".

Y las mujeres dijeron: "Bueno, te diré una cosa, muchacho. Te conozco desde que estabas a la altura de las rodillas de un saltamontes, negro. Y no sé si me gusta el comunismo y No sé si me gusta el socialismo. Pero sé que el programa Breakfast For Children alimenta a mis hijos, negro. Y si pones tus manos en ese programa Breakfast For Children, saldré de esta lata. y voy a golpear tu trasero como un ".

Eso es lo que están diciendo. Eso es lo que están diciendo y es algo hermoso. Y eso es el programa Breakfast For Children. Mucha gente piensa que es caridad, pero ¿qué hace? Lleva a la gente de un escenario a otro. Cualquier programa que sea revolucionario es un programa avanzado. Revolución es cambio. Cariño, si sigues cambiando, antes de que te des cuenta, de hecho, sin siquiera saber qué es el socialismo, no tienes que saber qué es, lo están respaldando, están participando en él, y están apoyando el socialismo.

Y mucha gente te dirá, bueno, la gente no tiene ninguna teoría, necesita algo de teoría. Necesitan algo de teoría incluso si no tienen práctica. Y el Partido Pantera Negra te dice que si un hombre te dice que es el tipo de hombre que te hace comprar barras de chocolate y comerse el envoltorio y tirar los dulces, te haría caminar hacia el este cuando se supone que debes caminar. Oeste. Es cierto. Si escuchas lo que dice el cerdo, estarás caminando afuera cuando el sol brilla con tu paraguas sobre tu cabeza. Y cuando llueva saldrás afuera dejando tu paraguas adentro. Eso es correcto. Tienes que conseguirlo juntos. Estoy diciendo que eso es lo que te tienen haciendo.

Ahora que hacer NOSOTROS ¿hacer? Decimos que el programa Breakfast For Children es un programa socialista. Le enseña a la gente básicamente que con la práctica, pensamos y les dejamos practicar esa teoría e inspeccionar esa teoría. ¿Qué es más importante? Aprendes algo como todos los demás.

Déjame intentar decírtelo.

Dices que este Hermano de aquí va a la escuela 8 años para ser mecánico de automóviles. Y ese maestro que solía ser mecánico de automóviles, le dice: "Bueno, negro, tienes que seguir lo que llamamos capacitación en el trabajo". Y él dice: "Maldita sea, con toda esta teoría que tengo, ¿tengo que ir a un entrenamiento en el trabajo? ¿Para qué?"

Él dijo: "En la capacitación en el trabajo, él trabaja conmigo. He estado aquí durante 20 años. Cuando comencé a trabajar, ni siquiera tenían mecánicos automotrices. No tengo ninguna teoría, solo obtuve una mucha práctica ".

¿Qué sucedió? Entró un coche haciendo mucho ruido extraño. Este hermano de aquí, ve a buscar su libro. Él en la página uno, no ha llegado a la página 200. Estoy sentado aquí escuchando el auto. Él dice: "¿Qué crees que es?"

Yo digo: "Creo que es el carburador".

Él dice: "No, no veo ningún lugar aquí donde diga que un carburador no hace ruido como ese". Y él dice: "¿Cómo sabes que es el carburador?"

Le dije: "Bueno, negro, con todos esos grados tantos como un termómetro, hace unos 20 años, 19 para ser exactos, estaba escuchando el mismo tipo de ruido. Y lo que hice fue tomar desmonté el regulador de voltaje y no fue eso. Luego desmonté el alternador y no fue eso. Desmonté las escobillas del generador y no fue eso. Desmonté el generador y no fue eso. desmonté el generador y ni siquiera fue eso. Después de desarmar todo lo que finalmente llegué al carburador y cuando llegué al carburador descubrí que eso era lo que era. Y me dije a mí mismo que 'tonto, la próxima vez escuche este sonido, es mejor que primero desarme el carburador '".

¿Cómo aprendió? Aprendió a través de la práctica.

No me importa cuánta teoría tenga, si no tiene ninguna práctica aplicada, entonces esa teoría es irrelevante. ¿Derecha? Cualquier teoría que obtengas, practícala. Y cuando lo practicas cometes algunos errores. Cuando comete un error, corrige esa teoría, y luego será la teoría corregida que podrá ser aplicada y utilizada en cualquier situación. Eso es lo que tenemos que poder hacer.

Cada vez que hablo en una iglesia, siempre trato de decir algo sobre Martin Luther King. Respeto mucho a Martin Luther King. Creo que fue uno de los más grandes oradores que jamás haya producido el país. Y escuché a todo el que habla bien, porque me gusta escuchar eso. Martin Luther King dijo que podría parecer oscuro en algún momento, y podría parecer oscuro aquí en el lado norte.Tal vez pensó que la sala iba a estar llena de gente y tal vez pensó que podría tener que rechazar a algunas personas y que tal vez no haya suficientes personas aquí. Tal vez algunas de las personas que crees que deberían estar aquí no están aquí y piensas que, bueno, si no están aquí, entonces no será tan bueno como pensamos que podría haber sido. Y tal vez pensaste que necesitas más gente aquí de la que tienes aquí. Tal vez piense que los cerdos podrán presionarlo y ejercer suficiente presión para aplastar su movimiento incluso antes de que comience. Pero Martin Luther King dijo que escuchó en alguna parte que solo cuando está lo suficientemente oscuro se pueden ver las estrellas. Y no nos preocupa que esté oscuro. Dijo que el brazo del universo moral es largo, pero se inclina hacia el cielo.

Tenemos a Huey P. Newton en la cárcel ya Eldridge Cleaver bajo tierra. Y Alprentice Bunchy Carter ha sido asesinado, Bobby Hutton y John Huggins ha sido asesinado. Y mucha gente piensa que el Partido Pantera Negra, en cierto sentido, se está rindiendo. Pero digamos esto: que hemos hecho el tipo de compromiso con la gente que casi nadie más ha hecho.

Hemos decidido que aunque algunos de nosotros venimos de lo que algunos de ustedes llamarían familias pequeñoburguesas, algunos de nosotros podríamos estar en cierto sentido en lo que ustedes llaman la cima de la montaña. Podríamos integrarnos en la sociedad trabajando con personas con las que quizás nunca tengamos la oportunidad de trabajar. Tal vez podríamos estar en la cima de la montaña y tal vez no tendríamos que escondernos cuando vayamos a hablar en lugares como este. Tal vez no tendríamos que preocuparnos por los casos judiciales, ir a la cárcel y estar enfermos. Decimos que aunque todos esos lujos existen en la cima de la montaña, entendemos que ustedes y sus problemas están aquí en el valle.

Nosotros en el Partido Pantera Negra, debido a nuestra dedicación y comprensión, fuimos al valle sabiendo que la gente está en el valle, sabiendo que nuestra situación es la misma situación que la gente del valle, sabiendo que nuestros enemigos están en la montaña. , para nuestros amigos que están en el valle, y aunque es agradable estar en la cima de la montaña, regresaremos al valle. Porque entendemos que hay trabajo por hacer en el valle, y cuando terminamos con este trabajo en el valle, tenemos que ir a la cima de la montaña. Vamos a la cima de la montaña porque hay un hijo de puta en la cima de la montaña que está jugando a King, y nos ha estado mintiendo. Y tenemos que subir a la cima de la montaña no con el propósito de vivir su estilo de vida y vivir como él vive. ¡Tenemos que subir a la cima de la montaña para que este hijo de puta entienda, maldita sea, que venimos del valle!


7. Se encontraron drogas en el sistema de Fred Hampton después de su muerte.

Debido a su incansable e incansable trabajo para el Partido (Hampton había estado impartiendo un curso de educación política en una iglesia local la noche antes de su muerte), su prometida no encontró sospechoso que se hubiera quedado dormido tan rápido la noche anterior al evento. incursión antes del amanecer. Pero la autopsia de Hampton mostró que había consumido una gran dosis del barbitúrico Seconal, que generalmente se usa para sedar a los pacientes antes de la cirugía [PDF]. Nunca se ha confirmado cómo entró la droga en el sistema de Hampton, aunque el Partido Pantera Negra creía que el informante William O'Neal, a quien el FBI alistó para infiltrarse en el Partido, la introdujo en la bebida de Hampton la noche del 3 de diciembre de 1969.


Cuota Todas las opciones para compartir para: Black History Month: The Watsons of American soccer

Estados Unidos tiene más de 100 años de historia del fútbol. Gran parte de ella aún no se ha registrado. Las ligas no tienen el ancho de banda para cubrirlo, lo que deja que las sociedades históricas del deporte y los fanáticos lo descubran. Recientemente, la Sociedad para la Historia del Fútbol Americano produjo un informe increíble sobre Fred y Oliver Watson, los primeros futbolistas afroamericanos conocidos en los Estados Unidos.

Oliver (n. 1872) y Fred (n. 1875) Watson nacieron en Rhode Island, y el 26 de septiembre de 1894, el equipo de fútbol de Pawtucket YMCA contrató a Oliver Watson para jugar en su equipo. Ese día jugaron contra los Juegos Olímpicos de Fall River, y mientras Pawtucket YMCA fue destruido por un puntaje de 8-2, Oliver sí anotó un gol. Se convirtió en el primer afroamericano en anotar en un partido de fútbol.

Un año después, Fred también se unió al equipo y fueron los primeros afroamericanos en jugar un partido de fútbol en este país. En 1901, ambos se convirtieron en los primeros en ganar un campeonato de liga cuando formaban parte del equipo de Attleboro y Dodgeville de la Liga Amateur de Rhode Island.

Fred se alineó como defensor, jugando principalmente de fullback pero eventualmente moviéndose a central. Oliver, o Allie como lo conocían sus compañeros de equipo, se alineó como delantero. Fred trabajó en una fábrica de tornillos, pero finalmente se convirtió en el primer afroamericano en jugar en una liga de fútbol profesional estadounidense, cuando jugó para los Pawtucket Free Wanderers de 1898-1899. Pawtucket fue un lugar destacado en los primeros días de la historia del fútbol estadounidense, ya que fue uno de los primeros lugares donde el deporte fue adoptado por los nativos y no solo por las poblaciones inmigrantes del Reino Unido.

Los dos hermanos no eran los únicos hermanos de la familia Watson. Tenían 3 hermanos mayores: Charles, James y Eugene. Ninguno de ellos terminó jugando al fútbol, ​​dejando a Fred y Allie solos como los primeros afroamericanos en el juego. El pionero de Fred y Allie condujo rápidamente a la formación de otros clubes, incluida la primera organización de fútbol negro en la ciudad de Nueva York. El progreso continuó a lo largo de los años muy lentamente, y los jugadores negros finalmente se hicieron un nombre en el escenario nacional e internacional.

Fred Watson finalmente jugó durante 12 años, haciendo 37 apariciones. Oliver jugó 27 partidos, anotando 15 goles. Sin embargo, los dos hicieron historia con cada patada que hicieron, creando una sociedad en la que se podía encontrar gente negra en el campo de fútbol de Estados Unidos.

Muchos de los más grandes héroes del fútbol de Estados Unidos podrían haber tenido más dificultades para subir al escenario mundial si no hubiera sido por el camino que se forjaron por Oliver y Fred Watson. Y no sabríamos sobre esta historia si no fuera por la investigación de la Sociedad para la Historia del Fútbol Americano. Recientemente, hicieron un video de YouTube que relata la carrera de los hermanos Watson, pero está claro que se necesita hacer más para sacar a la luz estas historias. La historia del fútbol moderno de Estados Unidos puede ser reciente, pero está claro que su historia se remonta casi tan lejos como cualquier otra nación. Y los jugadores negros estuvieron en el centro de esa historia temprana.

La historia del fútbol negro en los Estados Unidos puede rastrear su linaje hasta los verdaderos pioneros, Oliver y Fred Watson. Y estos son los tipos de historias que deben contarse a lo largo del año y volver a contarse para que tengan efecto. Esta es la historia de Estados Unidos. Y se debe hacer más para garantizar que Oliver y Fred Watson puedan ser vistos de la misma manera que Jackie Robinson, Willie O’Ree o Kenny Washington como verdaderos pioneros de los deportes negros. No deberían ser celebrados solo por los negros. Todo Estados Unidos debería querer consumir y preservar esta historia porque cuenta la historia del juego en Estados Unidos.

La Sociedad de Historia del Fútbol Americano inició el trabajo. Depende de todos nosotros mantenerlo en funcionamiento.

Esta historia concluye nuestra serie diaria de historias del Mes de la Historia Afroamericana para 2021. Este fue un viaje que comencé hace unos años para el conocimiento personal y el crecimiento durante un mes importante para mí, y me siento honrado de haber tenido la oportunidad de traer estas historias a ti todos los días durante todo el mes de febrero. Si se perdió un artículo o desea volver a leer alguno de los que disfrutó durante los últimos años, consulte nuestro Mes negro de la historia centro. Espero que todos ustedes puedan consultar esos artículos de manera rutinaria, ya que son historias que deben contarse y volver a contarse mucho después de que dejemos febrero en el retrovisor. Muchas gracias a todos los que leyeron, comentaron o compartieron estas historias este mes. Puede que el Mes de la Historia Afroamericana haya terminado, pero el viaje por el conocimiento continúa. Sigamos educándonos y sigamos creciendo como fanáticos del fútbol y como personas. La historia se hace todos los días, y juntos no solo podemos hacerla, sino también sacar a la luz aquellas historias que merecen ser contadas y, lo más importante, mantenerlas ahí.


Ver el vídeo: Friedrichstadtpalast Ballett-Black Hands (Enero 2022).