Información

Historia de Algorama - Historia


Algorma

I

Una palabra india que significa pescar con una antorcha.

(ScTug: dp. 998; 1. 156'8 "; b. 30 '; dr. 14'7"; s. 13.06 k .; cpl. 44; a. Img.)

El primer Algorma fue establecido el 6 de enero de 1919 en Port Richmond, NY, por Staten Island Shipbuilding Co., lanzado el 12 de junio de 1919 y encargado el 15 de mayo de 1920 en el New York Navy Yard, Brooklyn, NY, Lt. HC Brown al mando.

Después de su puesta en servicio, el remolcador fue asignado al servicio en el 3er Distrito Naval. El 17 de julio de 1920, recibió la designación alfanumérica AT-34. En enero de 1921, el barco fue reasignado al quinto distrito naval, con puerto base en Norfolk Va. Y llevó a cabo operaciones de remolque allí hasta el 12 de septiembre de 192i. Navegó desde Hampton Roads hacia la Zona del Canal ese día y llegó a Coco Solo el 28 de septiembre. Luego comenzó las operaciones entre Coco Solo y San Diego, California, realizando tareas de remolque. En abril de 1922, la embarcación salió de la Zona del Canal y se dirigió a Mare Island Navy Yard, Vallejo, California, donde llegó el 29 de marzo de 1922 y comenzó los preparativos de desactivación. El remolcador quedó fuera de servicio en Mare Island el 3 de mayo de 1922.

Algorma se volvió a poner en servicio allí el 29 de septiembre de 1924 el teniente F rango Schultz al mando. Fue asignada a Fleet Base Force, Train Squadron 2, Battle Fleet, y brindó servicios como licitación a aviones y objetivos remolcados y realizó tareas de remolque de rutina a lo largo de la costa de California. El punto culminante de su servicio durante este período fue una misión de misericordia a fines de junio de 1925, cuando el remolcador llevó suministros de emergencia a las víctimas del terremoto en el área de Santa Bárbara, California. Algorma continuó sus operaciones en la costa oeste hasta el 30 de junio de 1941, cuando se fue. San Diego y regresó a la costa este.

El remolcador informó a la Flota del Atlántico el 14 de julio de 1941 y operó brevemente en el Caribe antes de llegar a Norfolk el 13 de agosto. Durante finales de agosto y principios de septiembre, actuó como embarcación de remolque durante los ejercicios que se llevaron a cabo frente a la costa de Maine. Una vez completada esta asignación, el barco regresó a Norfolk y permaneció en el área de Hampton Roads hasta junio de 1942 realizando varias tareas de remolque.

En julio de 1942, Algorma navegó hacia el Caribe y participó en ejercicios de flota, remolcando objetivos para embarcaciones y baterías costeras. También realizó patrullajes antisubmarinos. Entre sus puertos de escala estaban San Juan, Puerto Rico; Charlotte Amalie St. Thomas, Islas Vírgenes; Trinidad; Bahía de Guantánamo, Cuba y Willemstad, Curazao. Regresó a Norfolk en diciembre de 1943 para su revisión.

El remolcador zarpó en un convoy con destino a Inglaterra el 25 de enero de 1944. Llegó a Falmouth el 15 de febrero y asumió funciones como patrullero, escolta y remolcador. El barco participó en la acumulación de fuerzas aliadas para la invasión del norte de Francia. El 15 de mayo, su designación se cambió a ATO-34. Después de la invasión de Francia, Algorma ayudó a los buques discapacitados, participó en operaciones de salvamento y realizó barcazas regulares y tareas más ligeras entre Gran Bretaña y Francia.

El 23 de marzo de 1945, el barco se unió a un convoy en Belfast, Irlanda, y tomó rumbo hacia la costa este de los Estados Unidos. Tocó en la ciudad de Nueva York, N.Y., el 13 de abril. El remolcador continuó por la costa este y entró en el Norfolk Navy Yard para su revisión. Una vez completado el período de astillero, navegó, a través del Canal de Panamá, hacia la costa oeste y llegó a San Francisco, California, el 25 de agosto.

Algorma asumió tareas de remolque regulares con la Flota del Pacífico mientras tenía su base en Treasure Island. Esta asignación ocupó el buque hasta que fue dado de baja en Treasure Island el 18 de junio de 1946. Su nombre fue borrado de la lista de la Marina el 31 de julio de 1946. El buque fue transferido a la Comisión Marítima el 14 de enero de 1947 para su disposición.

Algorma ganó una estrella de batalla por su servicio en la Segunda Guerra Mundial.


Historia de la ciudad

Se documentó que entre 1803-1860 las tierras que se encuentran entre los ríos Mississippi y Ohio y que abarcan los estados actuales de Ohio, Michigan, Indiana, Illinois, Wisconsin, así como parte de la parte superior de Minnesota, se denominaron Territorio del Noroeste. En 1846, se firmó un documento que reservaba una parte del terreno para un canal, que abarcaba el río Fox.

Algoma limita al norte y noreste con el lago Butte des Morts y el río Fox al este con Oshkosh y Nekimi y al oeste con Omro. Algoma era originalmente una parte del casco antiguo de Brighton que fue reorganizado por la Legislatura en 1847. En 1849, el presidente Zachary Taylor firmó un documento por el que se liberaban algunas de estas tierras, poniéndolas a disposición para la compra de viviendas. El documento liberó tierras descritas como Ciudad 18, Rango 16, Sección 21, descrita más adelante como la Ciudad de Algoma. Algunas de estas tierras se documentaron como compradas ya en 1847, aunque el estado de Wisconsin no se formó oficialmente hasta 1848. En este momento, la ciudad de Algoma se convirtió oficialmente en parte del estado.

Algoma consistió principalmente en aberturas de roble con pequeñas praderas o prados naturales, mientras que en Sec. 28 y 29 contenían una gran arboleda de madera forestal. El pueblo de Algoma (que luego se absorbió en el quinto distrito de la ciudad de Oshkosh) fue iniciado en el verano de 1846 por C. J. Coon, Thomas C. Baker, James Whittemore, D. W. Forman, Wm. Daggett y otros. El Sr. Baker abrió una tienda, los Sres. Forman & amp Daggett iniciaron un excelente aserradero y el Sr. Coon construyó un hotel. El hotel estaba ubicado en el sendero de Fort Winnebago a Green Bay y se convirtió en el punto principal del río. La ciudad se colonizó rápidamente. Sus ventajas agrícolas eran iguales a las del país, mientras que su ubicación con respecto al río y al lago realzaba su valor. Las granjas se podían comprar en la ciudad de Algoma de quince a cincuenta dólares por acre según el carácter y la cantidad de mejoras. Para 1855, había cinco escuelas, 316 académicos y una población de 850. (Extractos del libro, Historia geográfica y estadística del condado de Winnebago, Publicado por Martin Mitchel y Joseph H. Osborn Markham y Felrer, impresores de libros y trabajos, Oshkosh, Wisconsin, 1856)

Después del cambio de siglo, el antiguo pueblo de Algoma había sido asimilado al Quinto Distrito de Oshkosh. La parte rural de la ciudad aún no se había anexado a la ciudad, pero durante las próximas cinco décadas, sus suelos fértiles se convertirían en lotes residenciales. Las casas se alineaban en las altas orillas del lago Butte des Morts, que los residentes llamaron Oakwood. Cerca estaba & # 8220Waldie & # 8221, la casa del industrial de Oshkosh Edgar P. Sawyer, que era hijo del senador Philetus Sawyer, una personalidad destacada en el Wisconsin del siglo XIX. Los montículos indios estaban presentes en toda el área. Dado que se construyeron viviendas y negocios a lo largo de la Supercarretera 41 ubicada en el centro de la ciudad de Algoma, estos cementerios no eran una prioridad. La ciudad de Oshkosh saltó la carretera y la urbanidad se extendió hacia el oeste a través de Algoma y se acercó al antiguo y distante burgo de Omro. Con las grandes extensiones de tierra tomadas de la ciudad por la ciudad y el área cubierta por el lago Butte des Morts, no quedaba mucho de la otrora extensa ciudad de Algoma. La ciudad experimentó un pequeño crecimiento en la población durante la primera mitad del siglo XIX. Sin embargo, el baby boom posterior a la Segunda Guerra Mundial aceleró la población de Town & # 8217s de 840 a 4500.

La carretera estatal 21, a menudo denominada de una forma u otra como Omro Road, atravesaba un hermoso campo agrícola. Como un camino de tierra importante en el área, los residentes se sentaban afuera viendo pasar la procesión de automóviles, equipos agrícolas y caballos y carritos. Al caer la noche, el tráfico disminuyó y muchos de los veraneantes de Oakwood regresaron a sus cabañas. Un carro eléctrico viajó por Omro Road de ida y vuelta entre Omro y Oshkosh desde 1902 hasta 1925. Con el paso del tiempo, el carro fue retirado y Omro Road fue pavimentado con concreto y lleno de autobuses y automóviles. (Extractos del libro, En este siglo, una historia del condado de Winnebago en el siglo XX, Publicado por el Comité Sesquicentenario del Condado de Winnebago, New Past Press, Inc., Friendship, Wisconsin, 1998)

La pintura, "Primavera en Quail Trap School" de Nile Behnke. La Quail Trap School (alrededor de 1865 a 1954) se encontraba en el sitio actual de Oakwood School. El nombre "trampa para codornices" se originó en los niños del vecindario que colocaban trampas para atrapar codornices en los alrededores.


Algoma Steel Inc.

Algoma Steel Inc. es un importante productor de acero con sede en Sault Ste. Marie, Ontario. Sus principales productos son chapas y láminas de acero para diversas industrias, incluida la automoción, la construcción y la fabricación. La empresa emplea a más de 2900 personas en Sault Ste. Marie.

Historia

En 1901, Francis Clergue fundó Algoma Iron, Nickel and Steel Company en Sault Ste. Marie. La construcción de la planta siderúrgica finalizó el próximo año. Tenía dos altos hornos, un convertidor Bessemer y molinos para laminar acero en flores y rieles (ver Siderurgia). La empresa utilizó mineral de hierro de una mina que Clergue había desarrollado cerca de Wawa, Ontario.

Financiero y promotor industrial Francis Clergue (se desconoce la fecha de la fotografía).

Uno de los primeros contratos de Algoma fue un pedido de rieles para el Ferrocarril Intercolonial. Sin embargo, los problemas de producción retrasaron la entrega de los rieles por parte de Algoma. Los problemas financieros obligaron a la empresa matriz de Algoma, bajo la cual Clergue también dirigía otras empresas en la región, a reorganizarse con nuevos propietarios en 1904.

En 1912, la empresa siderúrgica adoptó el nombre más corto de Algoma Steel Corporation. Durante la Primera Guerra Mundial, Algoma Steel fabricó proyectiles y otros productos para el esfuerzo bélico. La compañía sobrevivió a la bancarrota durante la Gran Depresión en la década de 1930, cambiando una vez más de manos a nuevos propietarios.

La planta de acero se sometió a varias mejoras y ampliaciones en el siglo XX. Uno de sus clientes a mediados de siglo fue General Motors (GM). En virtud de un acuerdo firmado en 1951, GM prestó a Algoma $ 15 millones para una expansión de las instalaciones de Algoma. El fabricante de automóviles también acordó comprar acero de Algoma hasta 1967.

La planta de Algoma Steel en Sault Ste. Marie, Ontario (1965).

La severa desaceleración en el mercado del acero de América del Norte en la década de 1980 llevó a una reestructuración de Algoma Steel en 1992. Terminó una segunda reestructuración en 2002 y registró su año más rentable en 2004. En 2007, la compañía fue adquirida por Essar Steel Holdings Limited, una subsidiaria de Essar Global, una empresa industrial diversificada. Su nombre cambió a Essar Steel Algoma.

La prosperidad que había disfrutado la empresa a principios de la década de 2000 se vio interrumpida por la recesión de 2008-09. La demanda de acero volvió a caer. Essar Steel Algoma sufrió pérdidas de $ 330,5 millones en los últimos nueve meses de 2009, en comparación con ganancias de $ 220,8 millones en el mismo período de 2008.

En 2018, después de otra reestructuración, los nuevos propietarios compraron los activos de la empresa a Essar Steel Holdings. El nuevo Algoma Steel Inc. invirtió $ 300 millones para modernizar el Sault Ste. Planta de Marie. Se ha declarado a sí misma como "una empresa canadiense de acero más fuerte y sostenible".

Instalaciones principales

El alto horno No. 7 de Algoma puede producir 5,000 toneladas de hierro por día. Convierte el mineral de hierro en hierro líquido impuro, y este hierro se alimenta, junto con la chatarra, a un horno de oxígeno básico (BOP) que convierte el hierro y la chatarra en acero líquido. Luego, dos máquinas de colada continua solidifican el acero líquido en losas y perfiles de florecimiento. (Ver Siderurgia.)

Un laminador de placas de 166 pulgadas (422 cm) enrolla las losas fundidas en placas de hasta 152 pulgadas (3860 mm), una de las placas más anchas producidas en América del Norte. Una instalación de tratamiento térmico en la planta normaliza, templa (endurece) y templa la placa laminada para mejorar las propiedades de la placa (fuerza, resistencia a la abrasión). La placa se utiliza en la construcción naval, la minería, la fabricación, la energía y los contextos militares.

El laminador de bandas en caliente de 106 pulgadas (269 cm) y seis soportes de Algoma enrolla planchas de acero con bajo contenido de carbono en bandas laminadas en caliente en anchos de hasta 96 pulgadas (2440 mm). En 1997, Algoma inició la operación de su Complejo de Producción de Franjas Directas, uno de los más modernos del mundo y la pieza central de las operaciones de la compañía en la actualidad.

Las láminas laminadas en caliente y en frío de la planta se utilizan ampliamente en la industria automotriz. Algoma también fabrica tubos y tuberías estructurales huecas a partir de láminas de acero.


Historia de la Compañía

Algoma Central Corporation se incorporó el 11 de agosto de 1899 en Sault Ste. Marie, Ontario, como Algoma Central Railway Company con una capitalización inicial de $ 3 millones. La Corporación se fundó para construir un ferrocarril desde Sault Ste. Marie a una de las principales líneas ferroviarias del Pacífico canadiense para el transporte de mineral de hierro y madera.

En virtud de la Ley de ayudas a la concesión de tierras (Ontario) de 1900, y como resultado de su compromiso de construir una línea ferroviaria, el Ferrocarril Central de Algoma recibió más de 1,6 millones de acres de tierras forestales, en y alrededor de la región de Algoma en la que Sault Ste. Marie se encuentra. Las condiciones adjuntas a la concesión de tierras incluían la obligación de "mantener una flota de los Grandes Lagos de cuatro buques de acero de al menos 2.000 toneladas de capacidad de carga". El 16 de febrero de 1900, la Junta Directiva de Algoma Central Railway se reunió y aprobó que la Corporación “adquiera cuatro buques de vapor para ser utilizados para el servicio de carga y pasajeros en conexión con el ferrocarril de la Compañía”, y así fue como se estableció la flota de Algoma Central. Nació.

Aunque el ritmo de inversión en el ferrocarril y la flota de los Grandes Lagos fue inicialmente rápido, en pocos años la Corporación comenzó a sufrir de falta de fondos y, en 1903, entró en un período prolongado de reestructuración financiera, durante el cual tanto el ferrocarril y la flota de buques de los Grandes Lagos siguió operando.

Finalmente, en 1958, la Corporación sintió que estaba en una base financiera lo suficientemente segura como para considerar una propuesta de refinanciamiento que saldaría la antigua deuda de Algoma y le permitiría salir de la protección judicial y buscar una cotización pública en la Bolsa de Valores de Toronto. El 21 de mayo de 1958, la Corporación, anteriormente renombrada como The Algoma Central and Hudson Bay Railway, recibió una cotización de la Bolsa y la Corporación completó oficialmente su refinanciamiento el 14 de noviembre de 1958.

A lo largo de los años desde que se convirtió en una empresa pública, Algoma ha mantenido intereses en muchos aspectos de la industria del transporte, incluidos los servicios de transporte aéreo, helicópteros y camiones, mientras mantiene su enfoque en la flota marina. En 1973, la Corporación estableció lo que ahora se conoce como Algoma Central Properties para desarrollar y administrar sus importantes propiedades en el centro de Sault Ste. Marie, abriendo la primera fase de Station Mall en 1975. En 1995, se vendió Algoma Central Railway, seguida en 1997 por la venta de las grandes propiedades forestales de la Corporación. En 1998, Algoma expandió sus operaciones de envío nacional, adquiriendo de Imperial Oil Limited la flota de camiones cisterna de productos nacionales de esa empresa y formando Algoma Tankers Limited.

Desde 1990, Algoma ha aumentado sus operaciones nacionales de graneles secos, comenzando con el establecimiento de Seaway Bulk Carriers en 1990 y Seaway Self-Unloaders en 1993. Estos dos Pools finalmente se unieron para formar Seaway Marine Transport y Algoma cerró el círculo en 2011 por comprar a su socio para convertirse en el único propietario del negocio nacional de graneles secos.

En 1997 Algoma adquirió una participación en Marbulk Canada Inc. con el fin de ampliar sus intereses estratégicos en el transporte marítimo de graneles secos y, en particular, en el comercio de autodescarga. Posteriormente, esto condujo a la formación de Algoma Shipping Ltd. y a la entrada directa de la Corporación en el negocio internacional de transporte marítimo de graneles secos.

En la actualidad, Algoma Central Corporation comprende cuatro segmentos operativos, a granel seco nacional, camiones cisterna de productos, autodescargadores marítimos y transporte marítimo global de corta distancia.


Sábado, 26 de diciembre de 2020

Condado de Kewaunee: fabricantes de cigarros

Cuando Estados Unidos entró en el siglo XX, por sorprendente que parezca, el cultivo de tabaco fue uno de los cultivos comerciales más grandes del país. También es sorprendente que casi al mismo tiempo, el tabaco fuera también uno de los cultivos comerciales más grandes del sur de Wisconsin, un cultivo que tuvo sus orígenes con los inmigrantes noruegos que llegaron al estado en torno al estallido de la Guerra Civil. El tabaco cultivado en el estado Badger era adecuado para la fabricación de puros, y los puros habían ido ganando popularidad desde la Guerra Civil. En 1885, aproximadamente 27,000 acres se dedicaron a la cosecha, y aunque el condado de Richland era un condado menor de cultivo de tabaco, sus agricultores recaudaron $ 40,000 y # 8211 casi 2 millones de dólares en 2020, cuando Kewaunee Empresa dijo que esa cifra muestra cuán importante es el tabaco para el estado.

Nuevamente en 1924, el tabaco fue uno de los cultivos comerciales de Wisconsin, sin embargo, los rendimientos fueron decepcionantes. La temporada de crecimiento fue fría y húmeda, lo que afectó el rendimiento y la calidad de la mayoría de los cultivos. Los guisantes fueron la única excepción de cultivo comercial que generó dinero ese año.

En septiembre de 1934, Registro de Algoma Heraldo dijo a sus lectores que en 1929, & # 821730 y & # 821731, Wisconsin produjo alrededor de 60 millones de libras de tabaco, sin embargo, en 1934, la cosecha se redujo a alrededor de 13 millones de libras. Los excedentes trajeron consigo caídas de precios, aunque la madre naturaleza también influyó. Las sequías y las heladas tempranas llevaron a los agricultores a optar por cultivos más rentables. Las pérdidas de tabaco fueron significativas en Vernon y otros condados del norte, pero el sur de Wisconsin también se vio afectado. Historias que hubo, pocas podrían superar a la de un granjero de Montpelier.

Por difícil que sea de creer, un granjero de la ciudad de Montpelier cambió terneros gemelos por un puro. Los papas orgullosos solían repartir puros en el nacimiento de un bebé, sin embargo, el granjero de Ellisville, Fred Post, recibió un cigarro después del nacimiento de dos terneros. Como enero de 1933 Empresa informó la inusual historia, los agricultores se estaban dando cuenta de $ 6 a $ 8 de la venta de una buena vaca. Fue durante las profundidades de la Depresión y cuando un carnicero de Green Bay le ofreció a Post un puro por los dos terneros, Post lo tomó.

Cuando nacieron los terneros, Post sintió que los terneros eran tan baratos que no pagaría por criarlos. Además, si se quedaba con los terneros, perdería la leche de vaca. El carnicero que miró a los terneros sintió que el costo de un cigarro era todo lo que podía pagar. El Sr. Post dijo que el cigarro era una marca nueva y que al menos disfrutó del humo.

Todavía en 1954, el Empresa todavía escribía sobre el tabaco, diciendo entonces que el tabaco de Wisconsin se usaba principalmente para la fabricación de puros, para masticar y para fumar, sin embargo, las existencias de tabaco estaban disminuyendo. La calidad era baja y el mercado estaba saturado. Aún así, existía la necesidad de buenas calidades de tabaco de hoja aglutinante para la fabricación de puros.

Si los agricultores del condado de Kewaunee cultivaban tabaco, no era en tal número lo que hacía que los periódicos informaran al respecto. Los hombres & # 8211 y algunas mujeres & # 8211 del condado de Kewaunee disfrutaron de sus puros y los fabricantes de puros del condado de Kewaunee se aseguraron de que el condado estuviera bien abastecido.

Los editores de Sturgeon Bay consideraron abrumadores el número de puros fumados en Ahnapee Defensor. Se informó a los lectores en septiembre de 1884 que se habían consumido 3.500 puros en Ahnapee durante la semana anterior. Cualquiera que lo hubiera pensado se habría dado cuenta de que el artículo era asombroso. Cuando el secretario de la ciudad J.L. McDonald terminó el censo de la ciudad de julio de 1885, dijo que su población era de 1063 residentes, 545 de los cuales eran hombres, entre los que había niños varones. ¿Cada hombre de la ciudad & # 8211 desde bebés hasta ancianos & # 8211 tenía un promedio de 7 puros a la semana?

los Registro mencionó al fabricante de cigarros Frank Neuzil en mayo de 1888. El problema era la salud de Neuzil cuando sus amigos estaban tan preocupados que Neuzil fue llevado ante la junta de examinadores para una evaluación. No está claro qué sucedió a continuación. Peter Hagman se mudó al edificio 3 er St. Melchoir en abril de 1902, y se mudó al edificio del Hotel Bastar el 4 de octubre. John Boehm también fabricaba puros en Ahnapee antes de 1900, aunque abrió su nueva fábrica de puros Algoma en abril de 1907 después de presentar una solicitud para el certificado que lo autorizaba a abrir su negocio en el edificio de su tienda de comestibles en lo que se convirtió en 520 Mill Street. El negocio de Boehm parece haber estado en el mismo edificio que su padre, Frank Boehm, compró como vivienda en 1895. El viejo Boehm convirtió parte de la vivienda - ahora 520 Mill Street - en un nuevo negocio de abarrotes en poco tiempo más tarde. Esa propiedad era parte de la finca Detloff, que tiene su propia historia significativa.

El conocido Fred Boesenberg fabricaba puros en Ahnapee a principios de la década de 1890, y cuando realizó transacciones comerciales en Kewaunee, fue noticia. Boesenberg todavía estaba fabricando en Ahnapee en junio de 1894 cuando pareció simplemente desaparecer. ¿Lo que le sucedió? En octubre de ese año, los Boesenberg se mudaron a California debido a la salud de la Sra. Boesenberg. Boesenberg (a veces escrito como Rosenberg) dirigía su negocio en la pequeña adición que William Bastar agregó a su hotel, exclusivamente para la fábrica de Boesenberg. La partida de Boesenberg & # 8217 dejó a Ahnapee sin un fabricante de cigarros y cuando Jacob Schmetzer llegó de Escanaba en abril de 1895 para fabricar y vender puros, el Registro esperaba su establecimiento. El área reclamó un gran mercado, pero no había tal fabricante en la ciudad. Schmetzer alquiló un espacio de fabricación en el segundo piso del salón de George Blaha & # 8217s 2nd Street, la segunda puerta al sur de State Street.

William Boldt abrió su fábrica en 1896 y construyó un comercio tan grande que él y sus hábiles trabajadores no podían fabricar puros lo suficientemente rápido. En agosto de 1897, la fábrica de Boldt # 8217 fabricaba más puros per cápita que cualquier otro fabricante de puros de la península. El bien patrocinado negocio de Boldt & # 8217 se extendió hacia el norte hasta Sturgeon Bay, Baileys Harbour y más allá, lo que lo llevó a introducir nuevas marcas mientras otros fabricantes intentaban imitar sus populares marcas antiguas, incluidos los puros con nombres como Lake Shore League, Air Ship, Boldt & # 8217s Plantation y The North Star, conocida como & # 8220 la gran maravilla & # 8221

Tan rápido como Boldt estaba fabricando, sintió que si podía encontrar un fabricante de cigarros competente, podría viajar para recibir pedidos. De hecho, en 1897, cuando David Youngs II fue a Iron River, Michigan, llevó consigo muestras de Boldt. Cuando, al mismo tiempo, Boldt recibió un pedido de $ 47 de un distribuidor, el periódico lo mencionó. ¡Incluso a un centavo la pieza, son muchos puros! Entre los empleados de Boldt & # 8217 había al menos una mujer. Cuando Sarah Mickelson regresó al empleo de Boldt & # 8217 en enero de 1915, el Registro dijo que no era una novata y que había trabajado en la fábrica de Boldt & # 8217 durante varios años antes.

Fábrica de puros Boldt & # 8217 operada en una de las ubicaciones históricas de Algoma & # 8217. En 1903 Algoma se jactó de la apertura de la nueva Steam Laundry en una estructura conocida como el edificio White Front en el lado sur del río Ahnapee en el Bloque 1 de Youngs & amp Steele Plat. El edificio de ladrillo alguna vez albergó los salones de Rod Berrio & # 8217, John Barrand & # 8217 y Jim McCulfor & # 8217s, la tienda de mármol de Cameron y Nelson, la herrería John Charles & # 8217 y la fábrica de cigarros Boldt & # 8217s. En generaciones más recientes, el edificio fue el taller de soldadura de Ralph Hubbard. Hubbard fue seguido por Kurt Braun.

Probablemente no sorprendió a nadie en septiembre de 1897, cuando se abrió una nueva fábrica de puros en Algoma, el nuevo nombre de la ciudad de Ahnapee. Dado que William Boldt apenas podía satisfacer la demanda, el Registro pensó que la empresa sería próspera. John Benoit de Menominee se acababa de casar con la residente de la ciudad Julia Charles y fue Benoit quien abrió la nueva fábrica en 150 Steele Street, en una habitación en el edificio Swaty que antes era la oficina de Jeff Teweles & # 8217. La fábrica de Benoit & # 8217s estaba en la esquina de un gatito al otro lado de la calle de Boldt & # 8217s. Recomendado como un fabricante de cigarros de primera clase, Benoit hizo saber que proporcionaría un cigarro de 5 centavos que competiría con cualquier cosa en el mercado.

Benoit se unió a su hermano John, sin embargo, los hombres no permanecieron en el negocio por mucho tiempo. A mediados de diciembre de 1898, William Boldt compró cajas y otros materiales de los hermanos Benoit, incluido su cigarro Cadet Brand que Boldt se hizo cargo. Boldt fabricó hasta 1928 cuando se jubiló y se mudó a Racine, donde murió a los 80 años en julio de 1948. Boldt sirvió a Algoma más tiempo que cualquier otro fabricante de cigarros y está enterrado en Evergreens.

Boldt tenía el mercado cubierto, sin embargo, la ruta de Sawyer & # 8217 (ahora el lado oeste de Sturgeon Bay) H.H. Kelley & amp Company, Fred Warner & # 8217, lo llevó a través de Algoma durante la era de la Primera Guerra Mundial. Se podría haber pensado que la empresa habría tenido problemas para penetrar en el mercado de Boldt, pero Warner tenía parientes en Algoma y conocía gente. Sin duda, Warner vendió algunos puros en la ciudad.

Justo después de la apertura de Benoits, J.H. Hagman de Iron Mountain alquiló el pequeño edificio en 3rd, justo detrás de la tienda de Mike Melchior, para usarlo como su fábrica de cigarros y su residencia. Se sabía que el tabaco de Hagman se compraba en Milwaukee.

Encontrados en las historias de la casa Cox-Nell en la biblioteca pública de Algoma son registros curiosos. En 1921-22, William Boldt era propietario de una vivienda valorada en $ 350 en el West 74 & # 8217 de los Lotes 15 y 15, en la esquina sureste de las calles 5 th y Steele, una propiedad que había sido parte de la finca Paarman. Frank Boehm compró la casa en 1923 y la tuvo durante unos 5 años. En 1928, John Boehm se convirtió en el nuevo propietario. Vendió un año después. ¿Hubo otra conexión además de los puros entre Boldt y Boehm?

Durante septiembre de 1900, Prensa Algoma llamó la atención sobre los fabricantes de puros de Luxemburgo, Martin Kumbera y Jacob Ribly, que estaban en Algoma llamando a los clientes. Unos años más tarde, el Registro contó a los lectores cómo los hombres de la zona de Luxemburgo disfrutaban de los puros de J.B. Balza & # 8217. Balza se ubicó en una sección del bloque (edificio) Famaree en enero de 1908 y no tuvo problemas para vender el popular producto.

La parte 2 sigue en una publicación separada.

Fuentes: Ahnapee Record, Algoma Record, Algoma Record Herald, An-An-api sebe: Where is the River? Historia comercial de Algoma, Wisconsin, Vols. 1 & amp 2 Kewaunee Enterprise Cox Nell House Historias Kewaunee Enterprise Sturgeon Bay Advocate


Historia de Algorama - Historia

El estudio de la historia sienta las bases para una ciudadanía activa e informada. Al explorar el pasado, los estudiantes pueden tomar decisiones en el mundo actual, basándose en una comprensión de las instituciones, ideas y relaciones que se han desarrollado durante las últimas décadas y siglos.

¿Eres estudiante universitario? Visite el sitio web de ONTransfer para ver más de nuestros acuerdos de ruta.

A medida que los estudiantes aprenden sobre la experiencia vivida del pasado, descubren que está llena de historias fascinantes y personalidades convincentes. Aprenden que, a veces, la verdad es más extraña que la ficción. Y como han testificado muchos de nuestros estudiantes de último año, el proceso de investigación puede ser estimulante. Descubren la emoción de examinar los archivos, hacer descubrimientos originales y luego compartir sus hallazgos con otros. La historia puede ser una fuente de inmenso placer, tanto la materia de la historia como el proceso de descubrirla.

Nuestro cuerpo docente trae sus intereses y especializaciones de amplio alcance al aula y brinda una gran selección de cursos que satisfacen los intereses de nuestros estudiantes. Desde la historia antigua de América y Europa, hasta la historia de Canadá a fines del siglo XX, y todas las áreas y el tiempo intermedio, el programa intenta hacer coincidir sus ofertas con áreas de interés populares y con los últimos desarrollos en el estudio histórico. . Algunos cursos incluyen la historia del pueblo anishinaabe, la antigua Grecia y Roma, la Europa medieval, la historia de la mujer y el género en Canadá, la caza de brujas en Europa, así como cursos de investigación sobre la historia de la civilización estadounidense, canadiense y occidental.

Nuestros estudiantes de historia se preparan para futuras carreras potenciales en una variedad de campos, que incluyen, entre otros, los siguientes: derecho, educación, servicio civil (incluido el servicio exterior), periodismo, estudios de museos, historia pública, publicaciones, tecnología de la información. y consultoría de investigación.

Lo que puede esperar

Aprendizaje práctico, una comunidad universitaria unida y un cuerpo docente atento.

Conozca la perspectiva de cada época

Estarás expuesto a perspectivas diferentes y, a veces, controvertidas, que te obligarán a mirar el pasado desde una nueva perspectiva. Las perspectivas social, económica, de género y militarista juegan un papel clave en el estudio de la historia.

Vea la historia a través de una lente sin filtrar

No hay nada más importante en el estudio de la historia que eliminar nuestros prejuicios que manchan la forma en que vemos el pasado. Examinará los documentos primarios para comprender lo que realmente sucedió en el pasado y comprender mejor las creencias prevalentes en la actualidad.

Investiga el pasado

No hay nada más emocionante y estimulante que descubrir el pasado y descubrir verdades emocionantes. Investigarás historias fascinantes y personalidades convincentes, y aprenderás la emoción de examinar archivos y hacer descubrimientos originales.

Estudiar en un hito de importancia histórica

Algoma U está situado en un sitio histórico, el antiguo sitio de la escuela residencial india Shingwauk. Nuestros estudiantes caminan por los pasillos y estudian en las aulas donde se buscó la historia canadiense y alberga uno de los archivos más pulidos del sistema de escuelas residenciales.

Serie de conferencias conmemorativas Hayes-Jenkinson

Cada dos años, un orador importante visita el campus como parte de esta serie de conferencias, brindando a los estudiantes la oportunidad de conocer, trabajar y aprender de personas influyentes. Los oradores anteriores incluyen a la novelista ganadora del Premio Giller Elizabeth Hay, una de las principales historiadoras de Canadá sobre relaciones indígenas y no indígenas, el Dr. Jim Miller y la influyente poeta canadiense Lorna Crozier.

Tesis de investigación con honores

Los estudiantes de historia con honores de cuarto año tienen la oportunidad de realizar una extensa investigación primaria y secundaria, analizar la investigación recopilada y presentar y defender su tesis en la Noche de Presentación de Tesis de Historia con Honores anual, una noche especial de presentaciones de tesis abierta al público en general. Serán guiados por un supervisor de tesis que supervisará su trabajo hasta su finalización.

La Sociedad de Historia

La Sociedad de Historia es uno de los clubes dirigidos por estudiantes más activos en la Universidad de Algoma, con una de las historias más antiguas. Consiste en estudiantes y profesores de Algoma U que se unen para vincularse sobre todo lo relacionado con la historia y participar juntos en una variedad de eventos que incluyen viajes anuales alternados a Montreal y Chicago.

Centro de escuelas residenciales de Shingwauk (SRSC)

Ubicado en el antiguo sitio de la Escuela Residencial Indígena Shingwauk, el Centro Escolar Residencial Shingwauk (SRSC) y Algoma U ofrece una ubicación única e históricamente rica para la educación intercultural. Existe una oportunidad para que los estudiantes tengan un fuerte enfoque en la historia indígena en nuestro programa.

Nuestros cursos

Para obtener información más detallada sobre nuestros cursos, visite nuestra sección de programación de cursos

Mapas de experiencias

¿Estás listo para aplicar la teoría y el contenido académico a experiencias del mundo real? ¡Es hora de hacer tu plan!

Conoce a nuestra facultad

Nuestra facultad de Historia son expertos en la materia. ¡Conócelos!

Dr. Michael DiSanto

Dr. Warren Johnston

Dr. Robert Rutherdale

Dr. Bruce Douville

Part-Time Contract Faculty

Dr. Sheila Redmond

Part-Time Contract Faculty

Anthony Fabiano

Part Time Contract Faculty

Dr. Michael DiSanto

Educational Background

  • ‌PhD (Dalhousie University)
  • MA (Dalhousie University)
  • Honours BA, First Class (Brock University)

Michael studies literature and philosophy of the long nineteenth century (1789 to 1914). He reads the novel as criticism, especially the ways in which the works of Joseph Conrad and D.H. Lawrence revalue, combat, and extend the art and thought of their intellectual and literary predecessors including George Eliot and Friedrich Nietzsche, among others.

Michael is the author of Under Conrad’s Eyes: The Novel as Criticism (McGill-Queen’s University Press, 2009), which is the co-winner of the 2012 Adam Gillon Book Award in Conrad Studies from the Joseph Conrad Society of America. He was the co-editor of The New Compass: A Critical Review. He has contributed articles to The Dalhousie Review, Studies in English Literature 1500-1900, Nineteenth-Century Prose, and The Cambridge Quarterly. With Brian Crick, he edited a selection of D.H. Lawrence’s criticism, the third volume in a series that includes collections of essays by Thomas Carlyle and Matthew Arnold, all published by Edgeways Books at www.edgewaysbooks.com.

Currently, he is working on a new collection of the critical essays of George Whalley (1915-83), the eminent and accomplished Canadian man of letters. The Complete Poems of George Whalley was published by McGill-Queen’s University Press (2016). He co-edited Selected Poems of George Whalley: A Digital Edition and Awake to Love and Beauty: Proceedings from a Conference in Honour of George Whalley. His work is funded by an Insight Grant from the Social Sciences and Humanities Research Council of Canada and Internship grants from the Northern Ontario Heritage Fund Corporation. In addition, he will publish a collection of Whalley’s letters home from war (1939-45) and a biography. Michael was a Co-Applicant in Editing Modernism in Canada.

He teaches courses entitled: Reading for Life The Novel – The Bright Book of Life Poetics, Politics and Revolution Reading Darwin and His Contemporaries Modern Ideas, Words, Styles Contesting Modernity – Joseph Conrad and Friedrich Nietzsche Politics and Literature Crime and Punishment Criticism, Aesthetics, Literature and Four Quartets – The Quadraphonic Novel.

I encourage students to engage in critical conversations that include the works we read and the culture in which we live. Through ongoing concurrent dialogues involving works of literature, critical texts, students’ essays, and class discussions, I ask students to become increasingly aware of their own use of language and the writing and speaking of others. I challenge students to become alert to the implications of different ideas for our thinking and living as individuals and in a culture as a whole. The importance of recognizing and understanding the relationships among conflicting and competing perspectives, individual, political, cultural, disciplinary, and otherwise, is a major consideration in my teaching. To improve our critical judgement we must understand the ideas and values that inform different arguments in order to understand the value of our own. I hope my students will understand that criticism is not only practiced on written works, but also directed at our fundamental assumptions and the relationship between our values and those of other individuals and cultures. Rather than simply educate students to read poems and novels, I want to help them learn how to exercise their critical judgement in their life outside of the classroom in response to the many competing demands their life will make upon them. In short, I emphasize the continuities between the thinking that occurs when reading and discussing literature in the classroom and in our living as a whole.

Dr. Warren Johnston

  • ‌PhD, University of Cambridge
  • MA, University of Saskatchewan
  • BA, University of Saskatchewan

I was born and raised in Saskatchewan, and from an early age remember having a fascination for history. Growing up, I would spend hours in the local public library scouring the shelves for books that interested me. At that time, my first area of interest was World War II, especially military aviation I think it was from this topic that my fascination with British history and culture started. I later began to read historical fiction and was drawn to the period of political, social, and religious crisis in the sixteenth and seventeenth centuries. That attraction has remained with me until today.

After completing my undergraduate and initial postgraduate education at the University of Saskatchewan, I enrolled in a PhD programme at the University of Cambridge in England. I completed my doctorate in early modern British history at Cambridge in 2000, and then returned to the University of Saskatchewan where I taught as a sessional lecturer in the History Department for seven years. In 2007, I was offered a permanent position in the Department of History and Philosophy at Algoma University. I quickly discovered the warm, friendly, and encouraging academic atmosphere that exists in the classrooms at Algoma, and I enjoy my teaching here very much.

Areas of Teaching and Research Interest

I am very much interested in the relationship between the prominent ideas in a society and the way they interacted with, and influenced, political, cultural, and social developments. My past research looked at beliefs about the end of the world and the impact they had on later seventeenth-century Britain. My current project examines the ideas that were being spread from church pulpits in Britain from the end of the seventeenth century to the beginning of the nineteenth century, analyzing how these views contributed to the development of British identity during this period.

I teach a wide range of courses on British, European, and world history. I have recently created and taught courses on the portrayal of historical events and periods on film and television I have also developed a course on the history of witches and the witch-hunts in early modern Europe. I regularly teach courses on the advance of scientific ideas in Europe, as well as on the political enlightenment that takes place from the early 1500s to the end of the 1700s. I also love teaching first-year surveys on the history of western civilization, where I am fortunate to be able to interact with and learn from students entering into the early years of their university education. I find it particularly rewarding to be able to learn from and encourage students’ interests in history and, hopefully, inspire in them a lifelong pursuit of knowledge and historical curiosity.

The majority of people enrolled in my courses will not become professional historians. So, while I am committed to teaching history as an important discipline in its own right, I also recognize its value in developing students’ abilities and proficiencies that are trans-disciplinary and can be employed in whatever studies and careers they might choose to undertake. This is best achieved by exposing students to primary sources (documents, writings, artifacts, images, and oral histories from the past, for example), along with more recent historical analyses, which plunge them into a historian’s work at the same time as honing certain fundamental and transferable skills.

I structure classes around the need to develop the tools of critical reading, effective analysis, and strong communication of ideas both orally and in writing. Instead of me simply declaring why certain information is important and how it should be understood, it is essential that students be given the opportunity to apply their own interpretations to events and ideas from history. For me, the study of History is not about the memorization of dates and names: its focus should not just be learning about details of the past, but also understanding why things exist the way they do today. This prompts students to ask “Why?” and “How?”, which are the central questions of all academic inquiry and of human minds. In short, I believe that everyone – teachers, lawyers, social workers, accountants, and scientists, to name only a few – can benefit from studying History.

Algoma University is a wonderful place to implement these approaches in the classroom. All classes are of a manageable size so that not only do I get to know my students’ names, but also learn about them as people in more meaningful and important ways: their extra-curricular activities, their career aspirations, and the academic work that they are doing in other classes as well as mine. This allows me to be a better professor because I am able to concentrate on the individual needs and interests of each student in a way that would not be possible at other universities, where class sizes expand into the hundreds. The quality of student work I see at Algoma is also very good, with many of my students advancing to pursue their careers or further academic studies at a very high level. It is an honour to be able to get to know my students and to see them accomplish their goals and dreams in this way.

Academic Publications and Presentations

In my experience, the best teachers I have had are those who have been active and interested in their particular fields of research, and so I remain committed to my academic research as a way to enliven and benefit student engagement in the classroom. Below are a few of my publications and conference presentations from recent years.

Revelation Restored: the Apocalypse in Later Seventeenth-Century England (Boydell & Brewer, 2011)

Peer-reviewed Articles and Book Chapters

“Prophecy on the Margins: a Case Study of the Apocalypse in Later Seventeenth-Century England,” in Sarah Harvey and Suzanne Newcombe (eds.), Prophecy in the New Millennium: When Prophecies Persist (Ashgate, 2013), 43-55

“Preaching, National Salvation, Victories, and Thanksgivings: 1689-1800,” in Keith Francis and William Gibson (eds.), The Oxford Handbook of the British Sermon, 1689-1901 (Oxford University Press, 2012), 261-274

“Radical Revelation? Apocalyptic Ideas in Late Seventeenth-Century England,” in Ariel Hessayon and David Finnegan (eds.),Varieties of Seventeenth- and Early Eighteenth-Century English Radicalism in Context (Ashgate, 2011), 183-204

“Prophecy, Patriarchy, and Violence in the Early Modern Household: the Revelations of Anne Wentworth,” Journal of Family History, 34, #4 (October 2009), 344-368

“Thomas Beverley and the ‘Late Great Revolution’: English Apocalyptic Expectation in the Late Seventeenth Century,” in Nicholas Keene and Ariel Hessayon (eds.), Scripture and Scholarship in Early Modern England(Ashgate Publishing, 2006), 158-175

“Revelation and the Revolution of 1688-1689,” The Historical Journal, 48 (2005), pp. 351-389

“The Anglican Apocalypse in Restoration England,” Journal of Ecclesiastical History, 55 (2004), pp. 467-501

“The patience of the saints, the Apocalypse, and moderate nonconformity in Restoration England,” Canadian Journal of History, 38 (2003), pp. 505-520

Selected Conference Presentations

  • “‘Are we there yet?’: mapping apocalyptic time and locating the End in England, c. 1660-1760,” Annual Meeting of the American Comparative Literature Association, Toronto, April 2013
  • “Thanksgivings and ideas of Britishness in the long eighteenth century,” Midwest Conference on British Studies, Terre Haute, Indiana, November 2011
  • “Commemoration, Crisis, and the Thanksgiving Sermons of the 1680s: 1689,” The Bangor Conference on the Restoration: Politics, Religion & Culture in the 1680s, Bangor University, Wales, July 2009
  • “Prophecy, Plots, and Exclusion: The Apocalypse and the Politics of Crisis in Later Seventeenth Century England,” North American Conference on British Studies, Cincinnati, Ohio, October 2008
  • “Patriarchy, the Apocalypse, and the Power of Prophecy in Later Seventeenth-Century England,” History Department Colloquia Series, Laurentian University, Sudbury, Ontario, November 2007
  • “In the Right Place at the Wrong Time: the Apocalypse in England in the 1690s,” Midwest Conference on British Studies, Dayton, Ohio, September 2007
  • “Thomas Beverley, Apocalypse, and Reformation: the Case for the Long Seventeenth Century in England,” Faculty Workshop, Classical, Medieval, and Renaissance Studies, University of Saskatchewan, Saskatoon, Saskatchewan, December 2006
  • “Revelation, radicalism, and the nature of apocalyptic ideas in late seventeenth-century England,” Rediscovering Radicalism in the British Isles and Ireland c.1550-c.1700, Goldsmiths College, University of London, London, England, June 2006
Dr. Robert Rutherdale

  • PhD, York University
  • MA, McMaster University
  • BEd, University of New Brunswick
  • BComm, McMaster University

Research: In the first stages of my career as an historian I focused on city life and popular culture during Canada’s First World War. How did the home front war experience—from recruitment and propaganda to the treatment of enemy aliens and veteran re-establishment—take shape in selected cities, in Québec, Ontario, and on the southern Prairies? I worked to resituate our contemporary understanding of the home front towards the localized perceptions of those who lived through it in different urban spaces. My studies of urban crowds and the outbreak of the war and the rituals of local send-offs appeared in theCanadian Historical Review and Histoire sociale/Social History. I then produced a monograph, published by the University of British Columbia Press in 2004, Hometown Horizons: Local Responses to Canada’s Great War. This book is the first comparative study of urban responses to the sudden formation and gradual dissolution of the Canada’s Great War home front. From there, I moved on to consider masculinity in a topic area that no historian in Canada had explored in depth—fatherhood. My interest in gender and wartime prompted me to look at the second postwar generation of men not as veterans but as fathers, male parents of Canada’s baby boom generation. As a study of masculinity and parenthood, how did fatherhood take shape in postwar Canada? How during a period of normalization efforts after fifteen years of economic collapse and total war, from 1929 to 1945, and in a society that remained profoundly patriarchal, did fathers attempt to balance their providing obligations with their parenting practices in the baby boom era of postwar, family-based consumerism? ¿O lo hicieron ellos? As this work proceeded towards another book, Magda Fahrni and I co-edited Creating Postwar Canada: Community, Diversity, and Dissent, 1945-1975, published by UBC press in 2008, and now used by students across the country. In contributing my own research on fathers as providers, I joined our contributors to consider what drew Canadians together and what divided them during the enormously transformative generational period between the end of the Second World War and the end of the great postwar booms, from babies, to building an expanded welfare state, to the boost in automobile manufacturing after the 1965 Canada-U.S. Auto Pact was signed, just several of a wide range of intersecting histories we deal with. Along with completing my book on fatherhood, I am at work a new co-edited collection with Peter Gossage that deals with Canadian histories of masculinity, from contact to the near-contemporary period. As a set of historical essays, this work will be the first of its kind in Canada.

Teaching: Before coming to Algoma University I had the opportunity as a graduate and post-doctoral student to teach in many parts of Canada, something that I have always felt helped me develop wider perspectives on Canadian regional differences and Canadian history. Trent University, Memorial University of Newfoundland, the University of the Fraser Valley, the University of Northern British Columbia, and the University of British Columbia are among the schools I taught in, with a focus on modern Canada. My approach to the class and seminar room puts students first in terms of how they learn. I encourage curiosity-based research projects and writing assignments that move students along a learning curve driven primarily by individual interests. Using the research skills and writing competency developed as they progress, many of my senior students move on to complete an Honours Thesis, a capstone project of primary research, critical analysis, and scholarly contribution to a specific area of study. At this stage my colleagues—all first-class researchers and teachers who I am proud to work with—join me to help individually supervise our students as they produce significant work, based on original sources, in their final year.

Hometown Horizons: Local Responses to Canada’s Great War (Vancouver: University of British Columbia Press, 2004)

Creating Postwar Canada: Community, Diversity, and Dissent, 1945-1975, co-edited with Magda Fahrni. (University of British Columbia Press, 2008)

Referenced Articles and Book Chapters

‘Fathers in Multiple Roles: Assessing Modern Canadian Fatherhood as a Masculine Category’ in Canadian Men and Masculinities: Historical and Contemporary Perspectives, eds., Christopher J. Greig and Wayne J. Martino (Toronto: Canadian Scholar’s Press, 2012), 76-98

‘Three Faces of Fatherhood as a Masculine Category: Tyrants, Teachers, and Workaholics as “Responsible Family Men” During Canada’s Baby Boom’ in What is Masculinity? Historical Dynamics from Antiquity to the Contemporary World, eds., John H. Arnold and Sean Brady (Basingstoke, United Kingdom: Palgrave Macmillan, 2011), 323-48

‘Just Nostalgic Family Men? Off-the-Job Family Time, Providing, and Oral Histories of Fatherhood in Postwar Canada, 1945-1975,’ Oral History Forum d’histoire orale, Special Issue: Remembering Family, Analyzing Home: Oral History and the Family, Vol. 29 (2009): 1-25. http://www.oralhistoryforum.ca/index.php/ohf/article/view/248/323

Reprinted in Visions History Modules Custom History Reader: Visions Module 46 Brave New Families, eds., Daniel Samson, Marcel Martel, and Cynthia Comacchio (Toronto: Nelson, forthcoming)

‘Introduction’ (with Magda Fahrni) in Creating Postwar Canada: Community, Diversity, and Dissent, 1945-1975, eds. Magda Fahrni and Robert Rutherdale (University of British Columbia Press, 2008)

‘New “Faces” for Fathers: Memory, Life Writing, and Fathers as Providers in the Postwar Consumer Era,’ Creating Postwar Canada: Community, Diversity, and Dissent, 1945-1975, eds. Magda Fahrni and Robert Rutherdale (University of British Columbia Press, 2008)

‘Send-offs During Canada’s Great War: Interpreting Hometown Rituals in Dispatching Home Front Volunteers,’ Histoire sociale/Social History 36 (November 2003): 425-64

‘Fatherhood, Masculinity, and the Good Life During Canada’s Baby Boom, 1945-1965,’ Journal of Family History 24 (July, 1999): 351-373. http://jfh.sagepub.com/content/24/3/351.short?rss=1&ssource=mfr (abstract only)

Reprinted in Readings in Canadian History: Post-Confederation, 6e, eds., Douglas R. Francis and Donald B. Smith (Toronto: Nelson Thompson, 2006), 481-97

‘Raising Volunteers and Early Send-Offs’ in Images of a Forgotten War National Film Board of Canada/l’Office national du film du Canada, launched online March 2005. http://www3.nfb.ca/enclasse/ww1/en/texte.php?id=531632

‘Fatherhood and Masculine Domesticity During the Baby Boom: Consumption and Leisure in Advertising and Life Stories’ inFamily Matters: Papers in Post-Confederation Canadian Family History, eds., Lori Chambers and Ed Montigny (Toronto: Canadian Scholars Press, 1998): 309-33

‘Canada’s August Festival: Communitas, Liminality and Social Memory,’ Canadian Historical Review 77 (June 1996): 221-49 http://www.synergiescanada.org/journals/utp/120322/l3606825k114/fl07448g0454658k

‘Fatherhood and the Social Construction of Memory: breadwinning and male parenting on a job frontier, 1945-1966’ inGender and History in Canada, eds., Joy Parr and Mark Rosenfeld (Toronto: Copp-Clark, 1996): 357-75

‘Approaches to Community Formation and the Family in the Provincial North: Prince George and British Columbia’s Central Interior,’ BC Studies 104 (Winter 1994): 103-26


Kewaunee County and Its Ancient Shorelines

Natural processes marred and even destroyed those records over millions of years, but there was still much of Lake Michigan's western shore left to investigate during a U.S. geological study in 1907. Changes have been significant in the last 100 years too, but now many of the changes can also be attributed to population growth along the lake.

Before Kewaunee’s first long pier was built in the 1850s, the bluffs were receding. As the piers were built, sand and gravel pushed in thus developing new, flatter areas along the shore. Acres of water and dry land were changing there, a change that became apparent along many places in Kewaunee County’s lake shore. This early 1900s postcard gives an indication of Kewaunee's lake bluffs of the time.

Most of Algoma is built on a terrace created from lake deposits of gravel and stratified sand, the old delta of the Ahnapee River in a much earlier stage. Steep bluffs enclosed the sand flats north and south of the river, and wave action destroyed the headlands just north of today’s north pier. Bluffs north of Algoma surpassed those to its south.

The Kewaunee and Ahnapee Rivers are the county’s major rivers. They are nothing like they were in 1900, or when the earliest settlers began arriving in 1851. By settlement the rivers had changed from fewer than 20 years before when the area was being surveyed. As for a suspected old river of my youth – I know where it is, but few others could find it today.

5 comments:

The more I read the more I love your work. Question about 3 mile. I was reading about how Decker had built docks in that community and it actually had a post office for just a fleeting second. I am confused however, did they rename it Rostok/and or Foscoro. Also, is that 1907 survey available online. The change of the landscape just fascinates me. Thank you again for all of this wonderful history. Lisa Wery/Mastalir - Casco

OH, also I was reading about a cornerstone that is supposedly on one of the local farms out there, that was a business once called Guardian Angel? Do you know anything of that? Again, thank you. Lisa Wery/Mastalir


Historia

Talk of a “new” hospital started after World War II. The new hospital, located at 1510 Fremont, Street, Algoma, Wisconsin, took seven years to complete. Groundbreaking occurred on July 26, 1950, for the new hospital building. Formal dedication of the Algoma Hospital on October 28, 1951, was for 32 beds. The old hospital building was then closed. In the fall of 1956, an addition was built onto the hospital on the south end, increasing bed capacity from 32 to 46 beds. Groundbreaking for the nursing home occurred in July 1967. An open house for the nursing home was held in 1968.

The hospital closed on November 19, 1987, when Bellin left. On August 17, 1988, we received our independent lab licensure and operated as a nursing home and an independent lab. At this time, we started renting space out: Weisse Clinic, Door County Rehab, a chiropractor, Steinnon Radiology, Door County Home Health. In 1989 a CBRF (Community Based Residential Facility) was opened on the south wing. In 1998, the CBRF closed and beds were converted to nursing home beds.

In 2015, the west wing of the facility was remodeled to create Ministry Door County Rehab Unit. In September 2016, our facility de-certified 18 beds, going from 60 to 42 beds, vacating the south wing. In 2017 the south wing was remodeled to accommodate Masonite, who needed a base of operations after the closure of their factory in Algoma. At present, our facility has 42 licensed capacity, with 2 private rooms and 20 semi-private rooms.

The city of Algoma owns the Algoma Medical Center and Long Term Care Unit. The operation of the facility is entrusted to a separate Board of Directors.

The Medical Center Board consists of seven voting members, including the Mayor. Six voting members are selected from the community by the Mayor of Algoma with the approval of the Common Council for a three-year term. One Common Council representative is appointed annually by the Mayor to the Board of Directors for a period of one year.


1996 Constitution

The 1996 Constitution makes multiple references to Algeria’s Arab and Islamic heritage, stating that it is a land of Islam and an integral part not only of the Great Maghreb Arab nation but also of the Mediterranean and African region. It declares that Islam is the nation of the state and acknowledges its ethnic plurality by recognizing, via 2002 amendment, the Berber’s language of Tamazight as one of its national languages. The Constitution also emphasizes that the people are the source of national sovereignty and that they are to exercise this power through referendums and the election of representatives. While it does not mention the word “socialism” as in the previous constitution, it does state the Algeria was founded on the principles of democracy and social justice, and includes many personal and political freedoms. While the Constitution recognizes a multi-party system, it bans any religious parties. It creates a system divided between a strong President, a Prime Minister and Cabinet, a bicameral Parliament, and a judicial system headed by a Supreme Court and Constitutional Council.

Executive branch

The President of Algeria is elected directly to five year terms, and as of the 2008 amendments, has no term limits. In order to run for the office, a candidate must be solely of Algerian citizenship, be a Muslim, have an Algerian spouse, and have either a documented participation in the war for independence from France, or, if not old enough to have participated, documentation that their parents did not fight for the French in that war. The Constitution gives a great deal of power to the President, who is not only the Head of State but also the Supreme Commander of the Armed Forces, responsible for national defence and foreign policy. As the Chief Executive, he also has the power to preside over the Council of Ministers, dismiss the government, and sign presidential decrees. In addition to these powers, the President may also grant pardons, submit matters for referendum, and ratify treaties. Civilian and military employees must also be appointed by the President. If the President wishes to declare war, he must first consult with, amongst others, the two presidents of Parliament, and if it is passed, then the constitution is suspended and he is granted all emergency powers. The Prime Minister, appointed by the President, heads the Cabinet. The Ministers are nominated by the Prime Minister and appointed by the President, and they are tasked with implementing and coordinating programs approved by the lower house of Parliament.

Poder Legislativo

The Parliament is composed of two houses: the lower National People’s Assembly and the upper Council of the Nation. The National People’s Assembly’s deputies are elected by direct vote to 5 year terms. It possesses the exclusive power to censure the government or any of its members by a two-thirds vote. The Council of the Nation may only contain half the members of the National People’s Assembly, serving six year terms. Two-thirds of its members are elected by the regional Communal People’s Assemblies and the People’s Assemblies of the Wilaya, while the others are appointed by the President. The Prime Minster or at least 20 members of the lower house may introduce a bill. The upper house may only deliberate on the bill as presented by the lower house, and it passes these bills by a three-fourths majority vote. A law is then promulgated by the President. A presidential veto can be overridden by a two-thirds vote of the National People’s Assembly. The Parliament may pass legislation addressing fundamental rights, personal status and family law, nationality, judicial organization, general rules of civil and criminal procedure, and the national budget.

Judicial branch

The judiciary of Algeria is headed by two different courts: the Supreme Court and the Constitutional Council. The Supreme Court is the main judicial regulatory authority, overseeing all activity of the courts and tribunals, while a Council of State regulates all administrative matters such as retirement and discipline of judges. Together, it is their responsibility to ensure judicial integrity and independence. Any disagreements or conflicts between the Supreme Court and the Council of State are decided by another special tribunal, and the organization and functions of these three bodies are determined by law. The Constitutional Council addresses all matters of constitutional interpretation and review. It contains 9 members: three appointed by the President, two elected by the National People’s Assembly, two elected by the Council of the Nation, and two named by the Supreme Court and Council of State. The members of the Constitutional Council hold 6 year terms, but hald of those not appointed by the President are renewed every three years. It is the responsibility of the Council to watch over the constitutionality of all referendums, elections, treaties, and laws. When requested by the President or either of the two Presidents of Parliament, the Council may also review the constitutionality of organic laws and the internal regulation of the Parliament.