Información

Economía de Mauricio - Historia


PIB (2003): $ 5.5 mil millones.
Tasa de crecimiento real (2003): 4,4%.
Ingreso per cápita (2003): $ 4.484.
Promedio tasa de inflación (2003): 4%.

Presupuesto: Ingresos .............. $ 824 millones
Gasto ... $ 1 billón Principales cultivos: caña de azúcar, té, maíz, papas, plátanos, legumbres; ganado, cabras; pescado. Recursos naturales: tierra cultivable, pescado.

Industrias principales: procesamiento de alimentos (principalmente molinos de azúcar), textiles, ropa; productos químicos, productos metálicos, equipo de transporte, maquinaria no eléctrica; turismo.

Mauricio tiene una de las economías más fuertes de África, con un PIB de 4.500 millones de dólares en 2001 y un ingreso per cápita cercano a los 3.800 dólares. La economía ha mantenido una alta tasa de crecimiento anual del 6% durante las últimas dos décadas, primero impulsada por el azúcar, luego los textiles / prendas de vestir y el turismo, y más recientemente por los servicios financieros. Las evaluaciones independientes clasifican uniformemente a Mauricio como una de las economías más competitivas de África. Con un ingreso per cápita de 3.800 dólares EE.UU., Mauricio ahora está clasificado como un país de ingresos medios y, según el Índice de Desarrollo Humano reciente de 173 países, ocupa el puesto 67 a nivel mundial, el 40 entre los países en desarrollo y el segundo en África.

El crecimiento económico se desaceleró en 2001, cayendo a 5,8% desde 9,3% en 1999, principalmente como resultado de una menor tasa de crecimiento en el sector del azúcar y el turismo. En 2002, la economía se expandió en más del 4%, impulsada considerablemente por el aumento del comercio a través de la legislación de la Ley de Crecimiento y Oportunidades de África (AGOA).

En los últimos años, Mauricio registró superávits en la balanza de pagos que dieron lugar a una cómoda posición de reservas externas (actualmente equivalente a más de nueve meses de importaciones), una tasa de servicio de la deuda externa de solo el 7% y una inflación modesta de un solo dígito en promedio . La tasa de inflación aumentó del 4,2% en 2000 al 5,4% en 2001. Se espera que alcance el 6,3% en 2002, debido al reciente aumento de la tasa del IVA del 12% al 15%, así como a grandes aumentos en el gasto público.

Sin embargo, la tendencia al alza del desempleo y el deterioro de las finanzas públicas son motivo de preocupación. La tasa de desempleo aumentó constantemente del 2,7% en 1991 al 9,2% en 2001, lo que representa 48.000 desempleados. Alcanzó poco más del 10% en 2002. El déficit presupuestario aumentó del 3,8% del PIB en el año fiscal 1999-2000 (julio-junio) al 6,7% en el año fiscal 2001-02. Como resultado de una serie de medidas fiscales tomadas por el gobierno, se esperaba que el déficit presupuestario cayera al 6% en el año fiscal 2002-03. Sin embargo, el objetivo del gobierno es reducir gradualmente el déficit presupuestario a alrededor del 3% del PIB para el año fiscal 2005-06.

Si bien Mauricio depende en gran medida de las exportaciones de azúcar, textiles / prendas de vestir y turismo, servicios como Freeport, negocios extraterritoriales y servicios financieros constituyen otros pilares de la economía. El sector extraterritorial está desempeñando un papel cada vez más importante en el sector de los servicios financieros y está emergiendo como un vehículo de crecimiento para la economía. A finales de octubre de 2002, el número de empresas registradas en el sector offshore alcanzó las 20.111. El puerto franco de Mauricio, la zona franca de aduanas en el puerto y el aeropuerto, tiene como objetivo transformar a Mauricio en un importante centro regional de distribución, transbordo y comercialización. La zona de Freeport ofrece instalaciones para almacenamiento, operaciones de transbordo y procesamiento menor, ensamblaje simple y reempaquetado. A finales de octubre de 2002, el número total de licencias de Freeport emitidas ascendía a 940, de las cuales 230 empresas estaban operativas, principalmente en actividades comerciales.

El gobierno se ha dado cuenta cada vez más de que las industrias tradicionales del azúcar, los textiles y el turismo ya no son capaces de mantener más riqueza y creación de empleo. En consecuencia, el gobierno está dando alta prioridad al desarrollo del sector de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) con el objetivo de transformar Mauricio en una isla cibernética. Business Parks of Mauritius, Ltd. fue establecido por el gobierno para encabezar el desarrollo, la construcción y la administración de los principales parques comerciales y de tecnología de la información en Mauricio. Ha obtenido una línea de crédito de 100 millones de dólares del Gobierno de la India para la creación de la primera ciudad cibernética en Ebene, que se espera que esté terminada en diciembre de 2003. Ya hay varias empresas internacionales de renombre dedicadas al desarrollo de software, capacitación en TIC , Fabricación de PC y centros de llamadas, están planeando iniciar operaciones en la ciudad cibernética. También se espera que dé un nuevo impulso al desarrollo del sector de las TIC la reciente operación del cable de fibra óptica del Lejano Oriente de África Meridional (SAFE) y la liberalización de los servicios de telecomunicaciones a partir del 1 de enero de 2003.

Aunque las perspectivas de crecimiento a corto plazo son alentadoras, los desafíos a los que se enfrenta Mauricio a largo plazo son abrumadores. En el frente interno, la disminución de la fecundidad y el envejecimiento de la población reducirán la mano de obra disponible para la economía, reduciendo así el potencial de crecimiento a largo plazo. Además, antes del final de esta década, las preferencias comerciales y la protección del mercado sobre las que Mauricio ha construido su éxito se verán erosionadas por las fuerzas de la globalización, la liberalización y la integración económica. La eliminación en diciembre de 2004 de los contingentes globales de prendas de vestir en el marco del Acuerdo Multifibras expondrá al sector textil local a la competencia de otros países exportadores, incluidos los de Asia y América del Sur. En el caso del azúcar, las negociaciones en curso entre la Unión Europea y los países exportadores de azúcar y la futura liberalización multilateral probablemente reducirán la rentabilidad de la industria azucarera de Mauricio.

El gobierno ha tomado una serie de medidas para preparar al país para enfrentar estos desafíos. Con respecto al azúcar, el gobierno ha elaborado un Plan Estratégico del Sector Azucarero de 5 años (2001-05), que prevé la reestructuración y racionalización de la industria azucarera, disminuyendo el número de ingenios azucareros de 14 a 7 y reduciendo la fuerza laboral actual de 30.000 por hasta 7.000 a través de un plan de jubilación voluntaria. En lo que respecta al sector textil, se espera que la Ley de Crecimiento y Oportunidades entre Estados Unidos y África (AGOA), que brinda acceso preferencial para las exportaciones de prendas de vestir al mercado estadounidense, mitigue el efecto negativo de la eliminación del Acuerdo Multifibras en finales de 2004. La AGOA también se considera una buena oportunidad para diversificar el sector fomentando las operaciones de hilado y tejido y promoviendo la integración regional de la industria textil local con otros países subsaharianos elegibles para los beneficios de la AGOA.


Mauricio fue descubierto por primera vez por los moros. Esto es corroborado por la evidencia histórica más antigua existente de la isla en un mapa elaborado por el cartógrafo italiano Alberto Cantino en 1502. [1] Cantino muestra tres islas que se cree que representan las Mascareñas (Reunión, Mauricio y Rodrigues) y las llama Dina Margabin, Dina Arobi y Dina Moraze. El mundo árabe medieval llamó a la región insular del Océano Índico Waqwaq. [2]

Mauricio fue posteriormente descubierta y visitada por los portugueses entre 1507 y 1513. Mauricio y las islas circundantes se conocían como las Islas Mascareñas (Ilhas Mascarenhas) después de Pedro Mascarenhas.

Un mapa mundial oficial de Diogo Ribeiro describía "de oeste a este, la primera isla, 'Mascarenhas', la segunda, 'Santa Apolonia' y la tercera, 'Domingo Froiz'. "[3] Las tres islas (Reunión, Mauricio y Rodrigues) fueron encontradas algunos años antes por casualidad durante una expedición exploratoria de la costa de la Bahía de Bengala dirigida por Tristão da Cunha. La expedición se topó con un ciclón y se vio obligada a cambiar de rumbo. Así, el barco Cirne del capitán Diogo Fernandes Pereira, apareció en la isla de la Reunión el 9 de febrero de 1507. Llamaron a la isla "Santa Apolonia" ("Santa Apolonia") en honor al santo de ese día. Mauricio se encontró durante la misma expedición y recibió el nombre de "Cirne" y Rodrigues el de "Diogo Fernandes". [4] Cinco años después, las islas fueron visitadas por Dom Pedro de Mascarenhas [5] quien dejó el nombre Mascarene para toda la región. Los portugueses no se interesaron por estas islas aisladas. Ya estaban establecidos en Asia en Goa, en la costa de Malabar, en la isla de Ceilán (ahora Sri Lanka) y en la costa de Malasia.

Su principal base africana estaba en Mozambique, por lo que los navegantes portugueses prefirieron utilizar el Canal de Mozambique para ir a la India. Las Comoras en el norte demostraron ser un puerto de escala más práctico. Por tanto, los portugueses no establecieron ninguna colonia permanente en la isla.

En 1598, la segunda expedición holandesa a Indonesia que constaba de ocho barcos, bajo las órdenes de los almirantes Jacques Cornelius van Neck y Wybrandt van Warwyck, zarpó de Texel, Países Bajos, hacia el subcontinente indio. Los ocho barcos se encontraron con mal tiempo después de pasar el Cabo de Buena Esperanza y se separaron. Tres encontraron su camino hacia el noreste de Madagascar, mientras que los cinco restantes se reagruparon y navegaron en dirección sureste. El 17 de septiembre, los cinco barcos bajo las órdenes del almirante van Warwyck llegaron a la vista de Mauricio. El 20 de septiembre, entraron en una bahía protegida que llamaron "Port de Warwick" (ahora conocido como "Grand Port"). Aterrizaron y decidieron nombrar la isla "Prins Mauritz van Nassaueiland", en honor al hijo de Guillermo el Silencioso, el príncipe Mauricio (versión latina: Mauricio) de la Casa de Nassau, el stadtholder de la mayor parte de la República Holandesa, y después del buque principal de la flota, el "Mauricio". A partir de ese momento, solo ha quedado el nombre de Mauricio. El 2 de octubre, los barcos volvieron a hacerse a la mar hacia Bantam. Algunos de los descendientes de William of Orange a través de la línea femenina residen en Mauricio, incluida Jill Holloway, una distinguida empresaria, periodista marina y escritora. [6]

A partir de entonces, el puerto de Warwick de la isla fue utilizado por los holandeses como escala tras largos meses en el mar. En 1606, dos expediciones llegaron por primera vez a lo que luego se convertiría en Port-Louis en la parte noroeste de la isla. La expedición, compuesta por once barcos y 1.357 hombres a las órdenes del almirante Corneille, llegó a la bahía, a la que llamaron "Rade des Tortues" (que literalmente significa "Puerto de las Tortugas") debido a la gran cantidad de tortugas terrestres que encontraron. allí. [7] A partir de esa fecha, los marineros holandeses cambiaron su elección a Rade des Tortues como puerto.

En 1615, el naufragio y la muerte del gobernador Pieter Both, que regresaba de la India con cuatro barcos ricamente cargados en la bahía, llevó a los marineros holandeses a considerar la ruta como maldita y trataron de evitarla en la medida de lo posible. Mientras tanto, los británicos y los daneses comenzaban a hacer incursiones en el Océano Índico. Los que desembarcaron en la isla cortaron libremente y se llevaron consigo el precioso duramen de los árboles de ébano, y luego lo encontraron en abundancia por toda la isla.

La colonización holandesa comenzó en 1638 y terminó en 1710, con una breve interrupción entre 1658 y 1666 (año del Gran Incendio de Londres). Numerosos gobernadores fueron nombrados, pero continuas dificultades como ciclones, sequías, plagas, falta de alimentos y enfermedades finalmente pasaron factura, y la isla fue definitivamente abandonada en 1710.

La isla no estuvo habitada permanentemente durante los primeros cuarenta años después de su "descubrimiento" por los holandeses, pero en 1638 Cornelius Gooyer estableció el primer asentamiento holandés permanente en Mauricio con una guarnición de veinticinco. Así se convirtió en el primer gobernador de la isla. En 1639, treinta hombres más llegaron para reforzar la colonia holandesa. Gooyer recibió instrucciones de desarrollar el potencial comercial de la isla, pero no hizo nada por el estilo, por lo que fue llamado. Su sucesor fue Adriaan van der Stel, quien inició el desarrollo en serio, desarrollando la exportación de madera de ébano. Con ese propósito, van der Stel trajo 105 esclavos malgaches a la isla. [8] En la primera semana, unos sesenta esclavos pudieron escapar a los bosques, unos veinte de ellos fueron recapturados.

En 1644, los isleños se enfrentaron a muchos meses de dificultades debido al retraso en el envío de suministros, malas cosechas y ciclones. Durante esos meses, los colonos solo podían confiar en su propia capacidad para alimentarse pescando y cazando. No obstante, van der Stel aseguró el envío de 95 esclavos más de Madagascar, antes de ser trasladado a Ceilán. Su reemplazo fue Jacob van der Meersh. En 1645, este último trajo 108 esclavos malgaches más. Van der Meersh dejó Mauricio en septiembre de 1648 y fue reemplazado por Reinier Por.

En 1652, más penurias sufrieron los habitantes, colonos y esclavos por igual. La población era entonces de unas cien personas. Las continuas dificultades afectaron el potencial comercial de la isla y se ordenó una retirada en 1657. El 16 de julio de 1658, casi todos los habitantes abandonaron la isla, excepto un ayudante de barco y dos esclavos que se habían refugiado en los bosques. [9] Así, el primer intento de colonización por parte de los holandeses terminó mal.

En 1664, se hizo un segundo intento, pero este también terminó mal cuando los hombres elegidos para el trabajo abandonaron a su comandante enfermo, van Niewland, sin el tratamiento adecuado, y él moriría.

De 1666 a 1669, Dirk Jansz Smient administró la nueva colonia en Port de Warwick, con la tala y exportación de árboles de ébano como actividad principal. Cuando Dirk Jansz Smient se fue, fue reemplazado por George Frederik Wreeden, quien murió en 1672, ahogado con otros cinco colonos durante una expedición de reconocimiento. Su reemplazo sería Hubert Hugo. Hugo era un hombre de visión y quería convertir la isla en una colonia agrícola. Sus superiores no compartieron su visión y, finalmente, tuvo que abandonar el intento.

Issac Johannes Lamotius se convirtió en el nuevo gobernador cuando Hugo se fue en 1677. Lamotius gobernó hasta 1692, cuando fue deportado a Batavia para ser juzgado por perseguir a un colono cuya esposa había rechazado su noviazgo. Un nuevo gobernador, Roelof Diodati, fue nombrado en 1692. Diodati enfrentó muchos problemas en sus intentos de desarrollar la isla, como ciclones, plagas, enfermedades del ganado y sequías. Desanimado, Diodati finalmente se rindió y su reemplazo sería Abraham Momber van de Velde. A este último no le fue mejor, pero siguió siendo el último gobernador holandés de la isla hasta que fue abandonada en 1710.

Los colonos no trataban especialmente bien a los esclavos, y las revueltas o el acto de organizarlas eran severamente reprimidas y castigadas. Algunos castigos consistieron en la amputación de varias partes del cuerpo y la exposición al aire libre durante un día como ejemplo para otros, que finalmente culminaron en la ejecución de los esclavos condenados al atardecer. [ cita necesaria ]


Mauricio ejemplo de desarrollo económico

MAURICIO está clasificada por el Foro Económico Mundial como la economía más competitiva del África subsahariana y el país de altos ingresos con un ingreso nacional bruto (INB) per cápita de 12.740 dólares (el INB per cápita del África subsahariana es de 1.555 dólares). A pesar de sus limitaciones en recursos naturales, tamaño de la población (1,3 millones de personas) y tamaño de la tierra (solo 2.040 km2), el país ocupa un lugar destacado en África en todos los indicadores sociales, económicos y de gobernanza.

Mauricio es una nación insular en el Océano Índico, frente al continente africano y al este de Madagascar. Es una antigua colonia de Portugal, los Países Bajos, Francia y, por último, Gran Bretaña, de donde obtuvo la independencia en marzo de 1968. Desde que obtuvo la independencia, la nación insular ha logrado una estabilidad económica sostenida y un progreso en una hazaña solo igualada por algunos otros países subafricanos. . Ha traducido con éxito el crecimiento económico en políticas concretas de reducción de la pobreza y mejoras en el desarrollo del capital humano.

Sus tasas de pobreza siguen siendo bajas según los estándares internacionales, y se estima que menos del 1% de la población vive con menos de 1 dólar estadounidense al día (según el informe del Banco Mundial 2020, Zimbabwe tiene 7,9 millones de personas o el 49% de la población que vive con menos de US $ 1 por día). Mauricio es el único país de África donde la desigualdad se ha reducido significativamente (medida por el coeficiente de Gini) de 46 a 37 entre 1980 y 2020.

La desigualdad en Zimbabue ha aumentado drásticamente de 45 en 2017 a 50 en 2019, y el 10% más rico de los zimbabuenses consume 20 veces más que el 10% más pobre. Mauricio tiene la tasa de mortalidad infantil de menores de 5 años más baja del África subsahariana de 17 muertes de cada 1.000 nacidos vivos (en comparación con las 55 muertes de Zimbabwe en 2019).

Mauricio ha experimentado una notable transformación económica de una economía de bajos ingresos basada en la caña de azúcar a un país diversificado de altos ingresos que atrae una inversión extranjera considerable (stock de IED de más de 5.800 millones de dólares EE.UU. en 2019) y promedió el 4% en el crecimiento del PIB real de 2015 a 2020.

El país ha sacado a casi todos sus ciudadanos de la pobreza con aproximadamente el 92% de la población adulta que tiene acceso a una cuenta bancaria. Zimbabwe puede aprender de la historia de éxito de Mauricio en los siguientes aspectos:

Diversificación económica

Mauricio tiene una economía en desarrollo mixta basada en exportaciones de manufacturas, agricultura, turismo y servicios financieros. Los esfuerzos del gobierno para diversificar la economía desde 1980 han tenido un éxito abrumador y la isla ya no depende tanto de la producción de azúcar como lo fue a lo largo de su historia. El bajo costo de hacer negocios para los actores del turismo ha convertido al turismo en una importante fuente de divisas, utilizando el paisaje natural del país. En 2001, el gobierno creó la Autoridad de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (ICTA) para promover y financiar el crecimiento tecnológico en el país, siendo los centros de alta tecnología y la tecnología de cadena de bloques las áreas de enfoque clave. Más del 40% de la fuerza laboral está empleada en las áreas de finanzas y servicios. La construcción y la manufactura emplean aproximadamente al 33% de la fuerza laboral, y aproximadamente el 10% está empleado en el sector agrícola (en Zimbabwe, la agricultura emplea a más del 66% de la fuerza laboral).

Mauricio tiene pocos recursos minerales viables. Se extrae basalto y cal, pero el sector minero es muy pequeño en comparación con los países subsaharianos que dependen en gran medida de los minerales. El país importa la mayor parte de sus productos minerales como el cromo y el acero de la India.

La electricidad se genera en gran parte a partir del petróleo importado, con un pequeño porcentaje derivado de la energía hidroeléctrica. Las plantaciones de azúcar a menudo utilizan bagazo (una fibra de la caña de azúcar) como combustible para producir electricidad.

Zimbabwe necesita elaborar políticas que atraigan la financiación del sector privado en la agricultura a fin de desarrollar vínculos de valor agregado en la cadena de suministro local, al tiempo que brindan incentivos sustanciales para que los mineros agreguen valor a sus minerales a nivel local. Esto proporcionará el ímpetu muy necesario para diversificar la economía de la dependencia excesiva de la agricultura y las exportaciones de tabaco crudo y mineral.

La facilidad de hacer negocios

La búsqueda de Mauricio para mejorar continuamente su clima empresarial y atraer inversiones es incomparable. El país ha pasado siete lugares al puesto 13 de 190 países a nivel mundial (el primero en África) según el último Informe sobre la facilidad para hacer negocios 2020 del Banco Mundial. Las reformas clave incluyeron la automatización de los servicios públicos, la revisión de los procedimientos de concesión de licencias y las enmiendas regulatorias a través de Ley de Facilitación de Negocios de 2017 y 2019 en línea con las mejores prácticas internacionales. Registrar una empresa en línea toma menos de dos horas (7-9 días en Zimbabwe), obtener conectividad eléctrica toma menos de 21 días, mientras que registrar la propiedad se completa en 24 horas (al menos 30 días en Zimbabwe).

El país no tiene controles de cambio en términos de movimiento de capitales y ha firmado acuerdos de no doble imposición con 35 países en el mundo. El país ha construido un sector financiero sólido, especializado en servicios bancarios y financieros extraterritoriales. El país tiene una barrera relativamente baja para obtener la residencia permanente (residencia permanente automática si se compra una casa de más de 500.000 dólares en el país).

El país cuenta con un Centro Financiero Internacional (CFI) sofisticado, transparente y bien regulado con un ecosistema propicio. El gobierno de Zimbabwe está modelando las Cataratas Victoria para ser la CFI del país con transparencia y regulaciones o políticas consistentes que siguen siendo el talón de Aquiles del país. Zimbabwe necesitaría políticas de control de cambios de libre mercado que permitan la libre circulación de capitales, un régimen fiscal armonizado y la automatización de su sistema manual de prestación de servicios públicos para reducir la burocracia y mejorar la transparencia.

Crecimiento de las exportaciones e impuestos

La fuerza impulsora del desarrollo de Mauricio han sido sus sectores de exportación, a saber, el sector del azúcar, el turismo y las zonas francas industriales que se establecieron en 1970. Las empresas que operan con un certificado de ZFI se beneficiaron de ventajas fiscales, eliminación de aranceles sobre los insumos importados utilizados por los fabricantes y normas laborales flexibles para los trabajadores de las ZFI y un salario mínimo más bajo. Los impuestos personales y corporativos están armonizados a un bajo 15% y los dividendos están libres de impuestos.

La carga fiscal de la economía de Zimbabwe es muy alta y las empresas se beneficiarían de la armonización de los impuestos existentes y los recortes en la duplicación de funciones por parte de agencias gubernamentales (más de 10 departamentos) que no agregan valor al proceso de exportación e importación.

Imperio de la ley

Mauricio ocupa el primer lugar en el estado de derecho, un área en la que los demás países africanos vacilan constantemente. El país puntúa alto en garantías a los derechos de propiedad de los inversores y al constitucionalismo. Esto ha sostenido la confianza de los inversores en el país, especialmente en sus sectores financiero e inmobiliario. Durante los últimos 10 años (2010 a 2020) la riqueza total mantenida en Mauricio ha aumentado en más del 195%, lo que lo convierte en el mercado de riqueza de más rápido crecimiento en África y uno de los tres principales de más rápido crecimiento en todo el mundo durante ese período. La riqueza total mantenida en Mauricio asciende ahora a más de 44.000 millones de dólares. Los derechos de propiedad están respaldados por altos niveles de integridad gubernamental (especialmente en materia de políticas) e independencia judicial. La prevalencia de la corrupción es baja para los estándares regionales, pero la corrupción y el nepotismo siguen siendo preocupaciones y son cada vez más una fuente de frustración pública.

Buen gobierno

Esto es una espina para los inversores en la mayor parte de África (extranjeros o locales) y Mauricio lo ofrece ampliamente. El país tiene una democracia estable y es uno de los países más democráticos de África.

La nación insular es también la más pacífica de África con un índice de paz de 1,51 y el vigésimo primer país más pacífico del mundo. Eso es música para los oídos de los inversores que buscan mercados para hacer negocios con un malestar político y civil limitado. La estabilidad del liderazgo ha proporcionado coherencia e integridad a la política económica, aspectos clave valorados por los inversores.

En el momento de la independencia, Mauricio era una economía de monocultivo propensa a crisis comerciales y tensiones étnicas. El país ha obtenido altas tasas de crecimiento junto con estabilidad macroeconómica y un entorno de baja inflación en gran parte debido a políticas económicas genuinas de libre mercado, respeto por el estado de derecho y los derechos de propiedad, las mejores prácticas para hacer negocios y una gobernanza responsable.

La estrategia de diversificación también fue una historia de éxito para el país. Los ingresos de exportación no regulados del azúcar generaron una inmensa riqueza, que luego fue utilizada por el sector privado para diversificar las inversiones en textiles, turismo y servicios financieros.

El gobierno de Mauricio ha puesto sus ojos en la modernización de las industrias azucarera y textil mientras promueve la diversificación en otras áreas como la información y la tecnología de cadena de bloques.

Los logros de Mauricio sugieren al menos tres posibles lecciones para el resto de África. Primero, las exportaciones de valor agregado son cruciales para el crecimiento económico.

En segundo lugar, las diferencias étnicas pueden gestionarse mediante un sistema parlamentario inclusivo. Por último, las democracias aún pueden reformar los sistemas económicos de manera que fomenten el crecimiento económico sostenible.


Mauricio: esquema económico

Para obtener las últimas actualizaciones sobre las respuestas económicas clave de los gobiernos para abordar el impacto económico de la pandemia de COVID-19, consulte la plataforma de seguimiento de políticas del FMI Policy Responses to COVID-19.

Mauricio ha tenido tasas de crecimiento bajas pero constantes en los últimos años (con un promedio de 3.8% durante 2015 & ndash19) y se encuentra entre las economías más dinámicas de África subsahariana. Sin embargo, la crisis inducida por COVID-19 tuvo un gran impacto en la economía de Mauricio: aunque el país no registró muchos casos, el PIB se desplomó en un 15,8% estimado en 2020, principalmente debido a las restricciones de viajes internacionales que provocaron un colapso en llegadas de turistas (el sector representa una quinta parte del PIB de la isla y los rsquos). Se espera que la economía se recupere en 2021 (+ 6,6%), impulsada por el sector de la construcción y la inversión pública, así como por una recuperación en la industria del turismo, aunque la mayoría de las restricciones de viaje se extendieron a principios de 2021. El FMI pronostica un crecimiento de Mauricio a estabilizarse en torno al 5,2% en 2022.

El país había ido reduciendo progresivamente su relación deuda / PIB en los últimos años, sin embargo, la tendencia se revirtió en 2019 (82,8%) y se vio agravada por la crisis del COVID-19 (87,8% en 2020). Sin embargo, dicha deuda está denominada casi exclusivamente en moneda local y las tres cuartas partes son nacionales. El FMI prevé que el ratio se mantendrá estable durante el horizonte de proyección. En los últimos años, la masa salarial pública ha ido en aumento y se ha introducido un plan de pensiones universal más generoso, sin embargo, una mejor recaudación de impuestos ha ayudado a aumentar los ingresos y, por lo tanto, a compensar el gasto. Una vez más, sin embargo, la crisis global provocó una contracción de los ingresos, que junto con el aumento del gasto público para hacer frente a los efectos de la pandemia resultó en un déficit del -10,2% en 2020 (desde el 2,2% un año antes). La mayoría de las medidas se han extendido hasta 2021 y seguirán pesando sobre las finanzas públicas. Mientras tanto, el alza de los precios de los alimentos contribuyó a la aceleración de la inflación (2,5%, fue 0,5% en 2019), que debería seguir una tendencia ascendente en el período proyectado (2,6% este año y 3,9% en 2022 & ndash FMI). En general, la economía del país y los rsquos está impulsada por el sector de servicios, que representa alrededor del 67,7% del PIB, siendo el turismo (restauración, alojamiento, ocio, etc.) y los servicios financieros los sectores más vitales para la economía. La economía del país está diversificada y también depende de su actividad financiera extraterritorial, industria textil y producción de caña de azúcar. El turismo médico, la subcontratación, las nuevas tecnologías y las industrias del lujo se encuentran entre los sectores en desarrollo. En general, el sector industrial representa casi una quinta parte del PIB, mientras que el sector agrícola aporta alrededor del 3% (Banco Mundial). Mauricio disfruta de estabilidad política, con el gobierno actualmente en manos de la Alianza Morisien de centro izquierda dirigida por el primer ministro Pravind Jugnauth.

La isla de Mauricio ha logrado avances sustanciales en su campaña por la igualdad social y la reducción de la pobreza, y representa un modelo de desarrollo ejemplar. La isla está clasificada como un país de ingresos medianos altos por el Banco Mundial, con un índice de desarrollo humano alto, y busca convertirse en un país de ingresos altos en la próxima década. Según el FMI, el PIB per cápita (PPA) alcanzó casi USD 24.000 en 2019 (último dato disponible), el segundo más alto de África después de Seychelles. El FMI espera que la tendencia del desempleo se vea fuertemente afectada por el impacto económico negativo de la pandemia COVID-19, la tasa se estima en 10,9% en 2020 (desde el 6,7% un año antes, principalmente debido a la gran cantidad de despidos en el sector turístico). antes de descender a alrededor del 9,2% en 2022. La participación laboral femenina es significativamente baja en comparación con la participación laboral masculina y el desempleo juvenil se sitúa en torno al 25%.


Sector agricultor

El sector agrícola, compuesto principalmente por la producción de azúcar, ha sido la columna vertebral de la economía de Mauricio durante más de tres siglos y, a pesar de la diversificación, sigue siendo una industria importante. Alrededor del 98% de las exportaciones totales de azúcar se dirigen a la Unión Europea, pero en términos de ingresos de exportación, las exportaciones totales de azúcar representan ahora alrededor del 20% de las exportaciones nacionales totales en comparación con más del 70% hace dos décadas.


En Mauricio, campeones de la economía azul

La contaminación marina, la agricultura intensificada, el turismo descontrolado y las industrias pesadas están degradando el océano y las costas, matando manglares y asfixiando los arrecifes de coral, según los científicos que asistieron a la Conferencia Ministerial Africana de este mes, "Hacia la COP22: Conferencia Ministerial Africana sobre Economías Oceánicas y Cambio Climático , ”Coorganizado por el Grupo del Banco Mundial y el Gobierno de Mauricio.

La infraestructura en mal estado y la gobernanza ambiental limitada han contribuido al agotamiento de la pesca y al aumento de la erosión en África. Las personas más vulnerables son las que viven más cerca del mar, y también son las más pobres.

Sin embargo, el potencial económico del mar es inmenso. Si el océano fuera una nación, sería la séptima economía más grande del mundo con un PIB de 24 billones de dólares según el informe de WWF. Reactivación de la economía oceánica: argumentos a favor de la acción — 2015. La zona costera de África occidental, donde vive el 31% de la población, es la fuente del 56% del PIB de esa región. Pero esa riqueza está amenazada: los expertos proyectan una reducción del 50% en el número de trabajos regionales relacionados con la pesca para la década de 2050 debido a la disminución de las poblaciones de peces.

El objetivo de la conferencia de Mauricio era que los países africanos elaboraran estrategias juntos sobre la mejor manera de construir economías azules más resilientes a través de asociaciones regionales, aprovechando y catalizando las finanzas y el intercambio de conocimientos, y ayudar a colocar el océano firmemente en el centro de la agenda internacional antes de la COP22.

En la conferencia, los ministros de los pequeños Estados insulares en desarrollo, los países costeros africanos, los científicos, los inversores, los socios para el desarrollo y la sociedad civil unieron sus fuerzas para apoyar proyectos de inversión que impulsen la economía oceánica con buenas prácticas de pesca, una acuicultura mejorada y aumentada, un turismo sostenible y puertos más ecológicos y más fuertes. mientras se adapta y mitiga los severos impactos del cambio climático.

“El océano no es el problema, es un espacio de soluciones”, dijo H. E. Cipriano Gómez, Secretario General del Ministerio de Guinea-Bissau, un país costero de África Occidental con más de 90 islas. "Nuestro objetivo es mejorar la seguridad alimentaria mejorando el acceso a las zonas de producción, los mercados rurales y la rehabilitación del transporte marítimo".

Economía azul 101: reabastece el pescado

La playa de Mauricio llamada Bain des Dames está a menos de 10 millas de la comunidad pesquera de Pointe Aux Piments. Según la tradición local, Bain des Dames lleva el nombre de las mujeres africanas traídas a Mauricio como esclavas para trabajar en las plantaciones de caña de azúcar y que se bañaban en el mar aquí.

Don Banchoo, de 60 años, es el principal pescador de Bain des Dames y su visión de su profesión es sombría. “Somos pescadores ancestrales”, dijo. “En unos años esto desaparecerá. Nuestros hijos no quieren este trabajo debido a las condiciones climáticas y la falta de seguridad ".

Si bien los temores de Banchoo son reales, la Conferencia Ministerial Africana fue un foro de soluciones que pueden abordarlos. They included best practices for public-private partnerships for sustainable fishing accelerated and disease-free aquaculture projects sustainable fishing practices in Mozambique finding alternatives to sand for the making of concrete and approaches to mangroves restoration and reef rehabilitation.

“The blue economy is a new frontier for Africa,” said Jamal Saghir, Senior Regional Adviser for the Africa region at the World Bank. “African coastal and insular countries wish to invest in the blue economy and have requested technical and financial support. And they need to factor climate change in the equation, which is ambitious. The World Bank intends to support them by mobilizing its own IDA resources and climate finance from sources like the Green Climate Fund (GCF). As requested by the Ministerial Conference held in Mauritius, this will be discussed with the GCF directly and there will be a session dedicated to Africa at Oceans Day at COP22 in Marrakesh.”

“Ocean ecosystems are vast complex and dynamic,” FAO Director General Jose Graziano da Silva said at the conference. “The oceans bordering the African continent are full of secrets…requiring novel innovative solutions.”

He added that with the support of the World Bank and the FAO, “African countries will be champions” of the ocean economy.


The Mauritius example on economic development

Mauritius is ranked by the World Economic Forum as the most competitive economy in Sub-Saharan Africa and high income country with a Gross National Income (GNI) per capita of US$12,740 (Sub-Saharan Africa's GNI per capita is US$1,555). Despite its limitations on natural resources, population size (1.3 million people) and land size (Only 2,040km2), the country ranks high in Africa on all social, economic and governance indicators.

Mauritius is an island nation in the Indian Ocean, off the African continent and east of Madagascar. It's a former colony of Portugal, Netherlands, France and lastly Britain where it gained Independence from in March 1968. Since gaining independence, the Island nation has achieved sustained economic stability and progress in a feat only matched by a few other Sub-African countries. It has successfully translated economic growth into concrete poverty reduction policies and improvements in human capital development. Its poverty rates remains low by international standards, with less than 1% of the population estimated as living on less than US$1 a day (According to the World Bank 2020 report, Zimbabwe has 7.9 million people or 49% of the population living on less than US$1 per day). Mauritius is the only country in Africa where inequality has been reduced significantly (as measured by the Gini Coefficient) from 46 to 37 between 1980 and 2020. Inequality in Zimbabwe has risen sharply from 45 in 2017 to 50 in 2019 with the richest 10% of Zimbabweans consuming 20 times more than the poorest 10%. Mauritius has the lowest under-5 child mortality rate in Sub Saharan Africa of 17 deaths out of 1,000 live births (Compared to Zimbabwe's 55 deaths as of 2019).

Mauritius has undergone a remarkable economic transformation from a low-income, sugar cane based economy to a diversified, high-income country that attracts considerable foreign investment (FDI Stock of over US$5.8 billion in 2019) and averaged 4% in real GDP growth from 2015 to 2020. The country has lifted almost all of its citizens out of poverty with about 92% of adult population having access to a bank account. Zimbabwe can learn from Mauritius success story in the following aspects:

Economic Diversification
Mauritius has a mixed developing economy based on manufactured exports, agriculture, tourism, and financial services. Government efforts to diversify the economy since 1980 have been overwhelmingly successful and the island is no longer as dependent on sugar production as it was throughout its history. Low cost of doing business for tourism players has made tourism a major earner of foreign currency, utilizing the country's natural scenery. In 2001 the government created the Information and Communication Technologies Authority (ICTA) to promote and fund technology growth in the country with hi-tech hubs and block chain technology being the key focus areas. More than 40% of the labour force is employed in the areas of finance and services. Construction and manufacturing employ about 33% of the labour force, and about 10% is employed in the agricultural sector (In Zimbabwe, agriculture employs more than 66% of the workforce). Mauritius has few viable mineral resources. Basalt and lime are mined but the mining sector is very small compared to largely mineral dependent Sub Saharan countries. The country imports bulk of its mineral commodities such as Chrome and Steel from India. Electricity is largely generated from imported petroleum, with a small percentage derived from hydropower. Sugar plantations often use bagasse (A fibre from sugarcane) as fuel to produce electricity. Zimbabwe needs to craft policies that crowd in private sector finance in agriculture so as to develop value addition linkages in the local supply chain, while providing substantial incentives for miners to value add their minerals locally. This will provide the much needed impetus to diversify the economy from overdependence on agriculture, and mineral and raw tobacco exports.

Ease of doing business
Mauritius' quest to continuously improve its business climate and attract investment is unparalleled. The country has moved seven places to 13th out of 190 countries globally (1st in Africa) according to the latest World Bank Ease of Doing Business Report 2020. Key reforms included the automation of public services, reviewing of licensing procedures and regulatory amendments through the enhanced Business Facilitation Act of 2017 and 2019 in line with international best practices. Registering a business online takes less than two hours (7-9 days in Zimbabwe), getting electricity connectivity takes less than 21 days while registering property is completed within 24 hours (At least 30 days in Zimbabwe).
The country has no exchange controls in terms of capital movement and it has signed non-double taxation agreements with 35 countries in the world. The country has built up a solid financial sector, specializing in offshore banking and financial services. The country has a relatively low barrier to gaining permanent residency (Automatic permanent residency if one buys a US$500,000+ home in the country). The country has a sophisticated, transparent and well-regulated International Financial Centre (IFC) with a conducive ecosystem. The government of Zimbabwe is modelling Victoria Falls to be the country's IFC with transparency and consistent regulations or policies remaining the country's Achilles heel. Zimbabwe would need free market exchange control policies that allow for free movement of capital, a harmonized tax regime and automation of its manual public service delivery system to cut on red tape and improve transparency.

Export growth and Taxation
The driving force of Mauritius' development has been its exports sectors, namely the sugar sector, tourism and the Export Processing Zones which were established in 1970. Firms operating with an EPZ certificate benefited from tax advantages, elimination of tariffs on imported inputs used by manufacturers, and flexible labour standards for EPZ workers and a lower minimum wage. Personal and corporate tax are harmonized at a low 15% and dividends are tax-free. The Zimbabwean economy tax burden is very high and businesses would benefit from harmonization of existing taxes and cuts on duplication of roles by government agencies (over 10 departments) which do not add value to the export and import process.

Rule of law
Mauritius ranks highest on rule of law, an area where the fellow African countries persistently falter on. The country scores high on guarantees to investor property rights and constitutionalism. This has sustained investor confidence in the country especially in its financial and property sectors. Over the past 10 years (2010 to 2020) total wealth held in Mauritius has risen by more than 195%, making it the fastest growing wealth market in Africa and one of the top 3 fastest growing worldwide over that period. Total wealth held in Mauritius now amounts to over US$44 billion. Property rights are backed by high levels of government integrity (especially on policy) and judicial independence. The prevalence of corruption is low by regional standards, but graft and nepotism remain concerns and are increasingly a source of public frustration.

Good Governance
This is a thorn to investors in most parts of Africa (foreign or local) and Mauritius provides this amply. The country has a stable democracy and is one of Africa's most democratic countries. The island nation is also Africa's most peaceful with a peace index of 1.51 and the 21st most peaceful country in the world. That is music to the ears of investors looking for markets to do business with limited civil and political unrest. Leadership stability has provided for economic policy consistency and integrity, key aspects valued by investors.

At independence, Mauritius was a monocrop economy prone to trade shocks and ethnic tensions. The country has delivered high growth rates along with macroeconomic stability and low inflation environment largely because of genuine free market economic policies, respect for rule of law and property rights, best practices in doing business and accountable governance. The diversification strategy was also a success story for the country. Unregulated export earnings from sugar generated immense wealth which was then used by the private sector to diversify investments into textile, tourism and financial services. The Mauritian government has set its eyes on modernizing the sugar and textile industries while promoting diversification into such other areas as information and block chain technology. Mauritius' accomplishments suggest at least three possible lessons for the rest of Africa. First, value added exports are crucial to economic growth. Second, ethnic differences can be managed by an inclusive parliamentary system. Lastly, that democracies can still reform economic systems in ways that foster sustainable economic growth.


Cultural Heritage of Mauritius

The population of Mauritius is approximately 1.26 million, and is a heterogeneous population consisting of 68% Indo-Mauritians (of Indian origin), 27% Creole (mixed African and European heritage), 3% Sino-Mauritians (of Chinese origin) and 2% others (usually of European background). Life expectancy in Mauritius is around 73 years, which is quite high among developing nations.

Despite being a secular country, most Mauritians acknowledge religion to be a major part of their identity. The most popular religion is Hinduism, followed by Christianity, and then Islam. A very small minority follow Buddhism. Many public holidays are attributed to religious festivals, such as Eid, Diwali, Christmas, and Chinese New Year. This beautiful blend of cultures and religious beliefs is reflected in the cuisine of the island.

Mauritius has its own unique music called Séga. It is considered the national music of Mauritius, and is not appropriated by any particular ethnicity or cultural group, and is loved by all. It is a rhythmic, lively music which originated from the African slaves, as a way to dispel their sadness and misery, and is almost always sung in creole.

There are only 3 instruments used in creating the music: the ravanne, the maravanne, and the triangle. The ravanne is a tambourine-like instrument, used for drum beats. It is made out of goat skin. The maravanne is a rattle, and the triangle is a piece of metal rod that has been shaped into a triangle.

Interestingly, the dance that goes along with the music is also called Séga. The main movements consist of shuffling the feet and swaying the hips, usually simultaneously, which is an art form only few can truly master. The &ldquoSeggae&rdquo is another type of Mauritian music that has become very popular on the island, and is a fusion of reggae, Séga, and Indian beats.


Mauritius - Country history and economic development

1510. Portuguese visit Mauritius, then an uninhabited island.

1598. Dutch settle on the island, introducing sugar cane.

1710. Dutch leave the island for the Cape of Good Hope in South Africa.

1715. French occupy the island. The building of the harbor of Port Louis, which then becomes the capital, takes place.

Household Consumption in PPP Terms
País All food Clothing and footwear Fuel and power a Health care B Educación B Transport & Communications Otro
Mauritius 21 8 13 3 13 10 32
Estados Unidos 13 9 9 4 6 8 51
Sudáfrica N / A N / A N / A N / A N / A N / A N / A
Comoros N / A N / A N / A N / A N / A N / A N / A
Data represent percentage of consumption in PPP terms.
a Excludes energy used for transport.
b Includes government and private expenditures.
FUENTE: World Bank. World Development Indicators 2000.

1810. British conquer the island.

1814. Mauritius formally ceded to the British in the Treaty of Paris. However, most of the French settlers remain on the island and are allowed to keep their customs, religions, and laws. The French plantation aristocracy retain their economic prominence and few British people come to the colony.

1835. Britain abolishes slavery (slaves had mainly come from Madagascar, Senegal, and Mozambique), amid much resistance from French plantation owners. This leads to importation of about 500,000 Indian indentured laborers to work in the sugar cane fields. The rapid development of infrastructure takes place and the British begin to provide free primary education.

1860s. The sugar economy begins to decline, due to increased sugar production in other countries and resultant lower prices. The opening of the Suez Canal in 1869 shifts trade routes away from the Indian Ocean.

1917. Indenture system formally ends.

1959. First elections under universal suffrage are held.

1968. Mauritius achieves independence. The country adopts a constitution based on British parliamentary system. A few weeks before independence, violence between Creoles and Muslims leaves 25 people dead and hundreds injured.

1970. Enactment of the Export Processing Zones Act.

1971. The Militant Movement of Mauritius (MMM) calls a number of debilitating strikes. A coalition government led by the Mauritius Labor Party (MLP headed by Sir Seewoosagur Ramgoolam) promulgates the Public Order Act which bans many forms of political activity. A state of emergency lasts until 1976.

1982. MMM-led government gains power in elections, with Anerood Jugnauth as Prime Minister and Paul Bérenger as Finance Minister.

1983. Ruling coalition breaks up and new elections are held. Jugnauth's new party, the Militant Socialist Movement (MSM), joins with the MLP and the Mauritian Social Democrat Party to win the election comfortably.

1991. A coalition between the MSM and MMM wins the elections.

1992. The constitution is amended to make Mauritius a republic with the British Commonwealth.

2000. Anerood Jugnauth is reelected president as head of a coalition between the MSM and MMM.


Ver el vídeo: La Economía Qué es la economía? Historia de la Economía (Noviembre 2021).