Información

Batalla de Talavera: el ataque nocturno, 27-28 de julio de 1809


Batalla de Talavera: el ataque nocturno, 27-28 de julio de 1809


El ataque nocturno en Talavera, 27-28 de julio de 1809. Solo una parte del cuerpo de Víctor estuvo involucrada, y solo el 9º regimiento Léger tuvo éxito, rompiendo la línea del frente británica y llegando a la cima del Cerro de Medellín antes de ser rechazado. El 96. ° Regimiento no pudo avanzar a través del barranco frente a las líneas británicas, y el 24. ° se movió demasiado al norte y perdió las líneas británicas.


Batalla de Talavera: El ataque nocturno, 27-28 de julio de 1809 - Historia

Del 27 al 28 de julio de 2017 será el bicentenario del octavo aniversario de la victoria de Sir Arthur Wellesley y el ejército aliado sobre el ejército del emperador Napoleón bajo el mando del rey José Bonaparte en la batalla de Talavera, a unas sesenta y cinco millas al suroeste de Madrid.

Los diversos ejércitos británico (rojo), español (amarillo) y francés (azul) y sus posiciones aproximadamente en junio de 1809. Los ejércitos de Wellesley, Cuesta, Víctor, José y Sebastiani se encontrarían en batalla en Talavera en julio.
La batalla fue la culminación de la primera campaña de Sir Arthur Wellesley contra los franceses en España y resultó ser una de las victorias más sangrientas de Wellesley en la Guerra de la Independencia con estimaciones de más de 6.000 bajas británicas y tropas perdidas, alrededor de 1.200 tropas españolas y más de 7.000. Francés. Sin embargo, las fuerzas aliadas quedaron en posesión del campo en la noche del 28 de julio y Sir Arthur Wellesley sería reconocido por la victoria y crearía el vizconde Wellington de Talavera.

Talavera 208 es parte de una serie de juegos de guerra, utilizando figuras napoleónicas de 18 mm, diseñadas para seguir cronológicamente la carrera de Sir Arthur Wellesley, más tarde duque de Wellington en la Guerra Peninsular que vería a su ejército anglo portugués apoyar a los españoles para hacer retroceder a las fuerzas de Napoleón. en Francia en 1814 y la abdicación del Emperador en ese año. Elementos de ese ejército también entrarían en acción en 1815 en la Batalla de Waterloo que pondría fin a las Guerras Napoleónicas de una vez por todas.

Los juegos jugados hasta ahora se han organizado e informado aquí en Wargames de JJ a partir de marzo de 2013 con el primer compromiso significativo del gran general británico en Rolica el 17 de agosto de 1808 (consulte los enlaces a continuación para ver los juegos anteriores).

El juego de Talavera es, con mucho, el más grande y complejo de los juegos organizados hasta la fecha y verá una serie de juegos diseñados para recrear las acciones libradas durante los dos días de julio de 1809 llevados a una conclusión con el último 'Escenario de ataque de la tarde' que se forma la pieza central de Talavera 208.

El primer trabajo en unidades específicas para la Batalla de Talavera comenzó con la etapa de planificación anunciada en mi publicación en mayo de 2014.

La primera unidad de la división alemana fue presentada poco después con el 1er batallón del Regimiento de Infantería Hessen-Darmstadt Gross- und Erbprinz Nr. Cuatro.

Lo que ha seguido en los últimos dos años y medio ha sido una adición regular de unidades requeridas, descritas en el plan de 2014, junto con una serie de escenarios que descomponen la batalla de Talavera en batallas del tamaño de un bocado que recrea la lucha que sucedió. durante los dos días de la batalla y culminó con el clímax de la lucha que se produjo en la tarde del 28 de julio de 1809.


Mapa para ilustrar los cuatro escenarios
(1. Casa de Salinas, 2. Ataque nocturno, 3. Ataque al amanecer y 4. Ataque al Pajar Vergara)
Es el ataque de esta tarde de las fuerzas francesas combinadas el que será objeto de una serie de juegos diseñados para probar el plan del escenario, conmemorar el 208 aniversario, recaudar la mayor cantidad de dinero posible para una organización benéfica muy importante, Combat Stress, e igualmente importante tener y compartir la diversión.

Ataque a Casa de Salinas
Casa de Salinas-Talavera

El movimiento de las tropas francesas durante su atrevido ataque nocturno el 27 de julio de 1809

La artillería francesa bombardea la línea británica mientras su infantería vencía al 'Pas de Charge' en el escenario 'Dawn Attack'
Ataque del amanecer de Talavera

La División alemana se enfrenta 'cara a cara' con las tropas españolas en el reducto de cañones Pajar de Vergara
Ataque de Talavera al Pajar de Vergara


Batalla de Talavera: el ataque nocturno, 27-28 de julio de 1809 - Historia

Con el primer recorrido por Oporto completado, y con dos jugadas más por hacer, he vuelto mi mirada hacia el este, hacia el Valle del Tajo y la campaña de Talavera de 1809.

Pensé que podría ser interesante compartir mis planes, como he hecho con los proyectos anteriores de Vimeiro y Oporto y cómo creo que trabajaré las fuerzas y el terreno para capturar la esencia de esta campaña y serie de batallas realmente importante.

La campaña de Talavera es realmente un paso adelante en cuanto a los modelos necesarios para ejecutar las batallas involucradas, especialmente en lo que respecta a la batalla principal del 27 de julio.

Mis fuerzas británicas para Oporto han roto la espalda del ejército británico en la Campaña de Talavera, con solo unas pocas unidades para completar algunos vacíos. Las unidades que me vienen a la mente son los guardias 24, 31, 45, 61, 83, 87, 88 de infantería, 3er dragón, 4 ° dragón y 1 ° húsares KGL.

El ejército francés requerirá más trabajo con 17 batallones de infantería de línea, los batallones aliados son 2 holandeses, 2 de Nassau, 3 de Baden, 3 de Hesse, 1 de Frankfurt y 2 de Polonia. La caballería incluiría lanceros del Vístula, el Cheveau Legere de Westfalia, la artillería de Baden y holandesa y una batería de artillería a caballo francesa.

Luego están las fuerzas españolas, unos 9 batallones de infantería, 3 regimientos de caballería y 2 baterías de artillería.

Para comandar estas fuerzas adicionales, será necesario hacer más puestos de mando.

Como puede ver, eso es bastante pictórico, por lo que he decidido abordar esta campaña aumentando mis fuerzas progresivamente y dividiendo los compromisos en acciones más pequeñas cuando sea posible que, a medida que avancemos, permitirán un juego de la batalla principal con todos los juguetes juntos.

La buena noticia es que tengo casi todas las figuras compradas y pagadas y esperando su trabajo de pintura.

Entonces, el plan del escenario en la secuencia de tiempo y juego:

Casa de Salinas - La pequeña escaramuza se libró el día antes de la batalla con la división de Lapisse haciendo un ataque sorpresa contra la 3.ª División de MacKenzie, que actuaba como retaguardia cuando los británicos se retiraron a la posición de Talavera. El ataque mostró la inexperiencia de algunas de las tropas de Wellesley y casi terminó por embolsar también a Sir Arthur Wellesley.

Cerro de Medellín, El Ataque Nocturno - El mariscal Víctor decide poner a prueba a su enemigo con un audaz ataque nocturno en la posición clave de toda la línea aliada, el cerro del flanco izquierdo aliado conocido como el Cerro de Medellín. La división francesa bajo el mando de Ruffin casi logró tomar la cresta y fue solo un fuerte contraataque dirigido por el general Hill lo que restauró la posición al control británico.

Talavera, Pajar de Vergara - El ataque de la división alemana de Laval al reducto de Pajar de Vergara en manos de tropas británicas y españolas en el centro derecho de las líneas aliadas.

Talavera, asalto a Medellín - Atacado la noche anterior, las alturas de Medellín fueron el foco de dos asaltos posteriores al día siguiente.

Talavera - El grande, donde con el tiempo debería tener suficientes tropas que estaban presentes ese día para hacer un mega juego de 18 mm.

En algún momento, y no me limites a los tiempos en esto, porque se necesitan muchas tropas españolas, me gustaría ejecutar un escenario que apareció en la revista "Battlefields" de julio de 1995.

Casalegas 1809 - Este escenario de Mike Oliver plantea la pregunta, ¿qué pasaría si Cuesta hubiera estado de acuerdo con el plan original de Wellesley para que sus dos ejércitos coordinaran un ataque solo contra Víctor, quien había tomado una posición en las alturas de Casalegas como se describe en Omán? Siempre me ha gustado probar este escenario y, una vez que tenga una buena cantidad de españoles, parece una buena idea completar la mayor parte del ejército de Cuesta. Serán útiles cuando empiece a mirar las batallas españolas en la Guerra.

Así que ahí lo tienes. El plan está ahora a la vista y ahora voy a tener que hacerlo realidad, porque todos saben que dije que lo haría.


El dilema de Joseph Bonaparte & # 039 en Talavera - ¿Atacar inmediatamente? ¿Esperar a Soult?

Todos, tengamos una discusión seria para otra batalla importante de la Guerra Napoleónica. Para ofrecerle suficiente información como referencia, permítanme ofrecerles una breve introducción sobre los antecedentes de la batalla.

La contraofensiva británica tras la Coruña

El sacrificio de Sir John Moore en La Coruña no fue en vano, todo el ejército británico contaba con unos 15.000 evacuados con éxito de España a Inglaterra el 18 de enero de 1809 cuando el ejército francés se desvió de su ofensiva contra los españoles en el sur, ralentizando efectivamente el progreso de la atronadora ofensiva del ejército francés en absoluto.

El nuevo año también llegó con la nueva marea. Después de la muerte de Moore, el general de división John Cradock se hizo cargo brevemente del mando del ejército británico y permaneció en Portugal hasta que fue reemplazado por el teniente general Arthur Wellesley, quien finalmente regresó a Lisboa después de haber sido declarado inocente de la acusación. sobre él involucrado con la Convención de Cintra ocurrido en el año anterior. ¡No había tiempo para descansar, ya que el ejército del mariscal Soult se acercaba desde el norte!

Después de capturar La Coruña, el ejército del mariscal Soult marchó hacia el oeste en Galicia y luego barrió hacia el sur en Portugal, tomó por asalto la ciudad de Oporto en la orilla del Duero el 28 de marzo. Wellesley respondió liderando a 20.000 tropas hacia el norte y lanzó el brillante asalto a través del río el 12 de mayo con la ayuda de los portugueses locales, derrotó a las 12.000 tropas de Soult que se sorprendieron y se retiraron precipitadamente hacia el este con la mayoría de los equipajes y vagones abandonados en el caos. .

Con las fronteras de Portugal completamente aseguradas, Wellesley volvió sus ojos hacia España, para lo cual estableció un plan para comenzar el contraataque a gran escala mediante la cooperación con las tropas españolas en la región.

¡La gran ofensiva de la alianza anglo-española hacia Madrid!

El 27 de junio de 1809, Wellesley reunió su ejército de 20.000 en Abrantes, la ciudad fronteriza de Portugal, estaba listo para unirse con el ejército español de 35.000 de Cuesta en Estramadura cerca y lanzar la ofensiva conjunta para reconquistar Madrid, la capital española. Además de eso, Wellesley esperaba que otro Venegas español avanzara hacia el norte con sus 26.000 tropas desde La Marche para amenazar Toledo-Madrid una vez que el ejército anglo-español avanzara hacia el este. Prodigiosamente aprox. Un ejército de 82.000 efectivos podría abrumar fácilmente al ejército francés (que contaba solo con 55.000) en la región de Nueva Castilla con superioridad numérica.

Además, los ejércitos franceses estaban divididos: el 1º Cuerpo de Víctor (19.000) estaba en Estramadura, mientras que el 4º Cuerpo de Sebastián (15.000) estaba en el sureste de Toledo, con varias pequeñas guarniciones colocadas en varios pueblos y ciudades. Podrían ser derrotados en detalle antes de que pudieran reforzarse mutuamente si los ejércitos anglo-españoles se mueven rápidamente para una ofensiva tan doble. Este plan estratégico parecía impecable sobre el papel. (si se descuenta el movimiento del 2.o, 5.o y 6.o Cuerpo francés en el norte)

El 3 de julio, el ejército británico de Wellsley llegó a la frontera española. El 9 de julio, el envío francés de Soult a Madrid fue interceptado por la guerrilla española, que lo trasladó a Wellesley, lo que permitió a este último captar la imagen general del 5º Cuerpo del mariscal Soult sobre su disposición y plan de batalla. Se dio cuenta de que Soult no estaba listo para avanzar hacia el sur, por lo que simplemente pudo reanudar la ofensiva hacia el este con la conquista de Madrid como objetivo.

Mientras tanto, el 1er Cuerpo de Víctor se retiró hacia el este cuando descubrió rápidamente el peligro de ser rodeado por los ejércitos de Wellesley y Custer.

El siniestro comienzo de la campaña & amp # 8212 desconfianza y conflicto dentro de los aliados

El 11 de julio Wellesley se reunió personalmente con Cuesta cerca de Almaraz, no le impresionó la pésima actuación del ejército español mostrada en la inspección del ejército preparada por Cuesta: falta de profesionalismo, falta de disciplina demostrada por el uso de diferentes tipos de uniformes y ropa de civil. , escaso de espíritu de lucha, mal armado y mal entrenado. Además, estaba frustrado por la actitud intransigente y el temperamento ferozmente irascible de Custer, que estaba demasiado orgulloso de sí mismo y nunca confió en Wellesley, ya que le preocupaba que Wellesley llegara a tomar el mando de su propio ejército español con él como segundo en combate. mando. La cooperación entre Wellington y Cuesta fue muy difícil e ineficiente por la fragilidad de su alianza.

Agravado con eso, Cuesta y Venegas tampoco confiaban el uno en el otro y veían a la contraparte como su rival. Su relación era incluso peor que la de Cuesta-Wellesley debido al antagonismo entre facciones originado por el antiguo federalismo y el colapso de la autoridad central en España & amp # 8212 La Junta Suprema era básicamente de nombre y era totalmente impotente para controlar la administración local que fue respaldada por diferentes generales (más como señores de la guerra) respectivamente. Tal discordia interna obstaculizaría seriamente la eficiencia de la operación conjunta en adelante.

El 21 de julio de 1809, el ejército británico de Wellington y el ejército español de Cuesta finalmente se unieron en Oropesa, mientras tanto, el rey José Bonaparte y su asesor militar superior Jourdon se habían enterado de la noticia de la invasión y ordenaron que el 4º Cuerpo de Sebastini se uniera al 1º Cuerpo de Víctor a toda prisa, con moderación. de todas las guarniciones disponibles en Madrid y Toledo convergiendo hacia el oeste para contrarrestar al enemigo que se acercaba.

El 23 de julio, Wellington sugirió a Cuesta que tomara la iniciativa atacando de inmediato, pero Cuesta se negó. Al día siguiente, Cuesta cambió repentinamente de opinión sin informar a Wellington, cargó imprudentemente hacia el este para atacar al ejército de Víctor vadeando el río Albreche, solo para descubrir que al día siguiente el ejército francés se hizo mucho más fuerte con la llegada del 4o Cuerpo de Sebastini y otros refuerzos extraídos por José, juntos sumaron 46.000 en total. Asombrado, Cuesta se retiró hacia el oeste a través del Albreche al amparo del ejército británico.

A partir de entonces, el ejército anglo-español se desplegó desde la desolada ciudad de Talavera a través de la llanura llena de corchos y olivares hasta las colinas del norte del Cerro de Medellín, que resultó ser una barrera importante en la batalla posterior. El ejército británico bajo el mando de Wellington estaba en el norte, mientras que la gran mayoría del ejército español bajo el mando de Cuesta se encontraba en el terreno llano del sur y el área alrededor de Talavera.

El ejército francés al mando de Víctor, que encabezaba la vanguardia de su 1er Cuerpo, iba a atacar a través del río Albreche para atacar al ejército angloespañola.

El 27 de julio tuvo lugar la batalla. Pero antes del enfrentamiento que ocurrió por la noche, estalló el gran caos dentro del ejército español.

Un grupo de dragones franceses cargó contra los españoles a través de los olivares, dispararon y dieron media vuelta para ponerse a salvo.Las tropas españolas, en su mayoría formadas por reclutas, se aterrorizaron y abrieron fuego continuamente sobre el olivar vacío, ante lo cual los dragones franceses ya habían desapareció, desperdició una gran cantidad de municiones. ¡Y lo peor, cuatro batallones españoles huyeron presas del pánico, causaron estragos en las filas españolas! Enfurecido, Cuesta ejecutó a 33 soldados (incluidos 6 oficiales) por controlar la situación mientras Wellesley corrió inmediatamente al lugar del incidente para ayudar a Cuesta a manejar el asunto. Afortunadamente, el ejército francés estaba demasiado lejos para aprovechar la brecha resultante de este enorme caos.

Mientras el ejército francés estaba concentrado en contrarrestar la ofensiva angloespañola, el ejército de Venegas avanzó tan lentamente hacia el norte que no pudo apoyar la supuesta ofensiva conjunta que había planeado Wellesley. Esta inactividad arruinó una gran oportunidad para la victoria estratégica anglo-española al asegurar la abrumadora ventaja numérica.

¡El ataque nocturno de Víctor! ¡El ejército francés casi se apodera del Cerro de Medellín!

El mariscal Claude Víctor vio la falla británica en la disposición desde el terreno elevado y descubrió que no había tropas que protegieran el estratégicamente vital Cerro de Medellín, el punto de vista que domina la llanura sur. (de hecho, Víctor no tenía la vista completa de ese terreno elevado ya que el punto donde estaba situado estaba 30 m más bajo que la cima de esa colina, por lo que no sabía que en realidad había algunas tropas británicas cerca). ¡Lograr apoderarse de este lugar crucial, el ejército anglo-español sería totalmente vulnerable al asalto francés que se avecinaba!

Aunque el ejército francés no terminó completamente su concentración en la orilla oriental del río Albreche, el 4º Cuerpo de Sebastini todavía estaba a 2 km de distancia y las tropas de José Bonaparte aún más lejos en Casa de Salinas.

Por lo tanto, en la noche del 27 de julio, Víctor reunió el poder de tres regimientos (nueve batallones en total) de la 1ª División de Ruffin (9ª Ligera, 24ª Línea, 96ª Línea) ascendió a 5.200 para este ataque. Desafortunadamente, tanto el 24 como el 96 se desorientaron en la oscuridad, solo el 9 tomó el camino correcto y lanzó el asalto como estaba planeado. ¡Bajo el amparo de la oscuridad, la Novena Luz aplastó fácilmente dos batallones (quinto y séptimo) de la Legión Alemana del Rey y estuvo casi en control del terreno elevado! Las tropas británicas del puesto de avanzada fueron completamente descuidadas y faltas de vigilancia. La situación era extremadamente precaria para los británicos.

Afortunadamente, el general de división británico Coape Sherbrooke y Rowland Hill reaccionaron rápidamente y posteriormente enviaron un batallón de la línea 48 y tres batallones de la línea 29 para reforzar la defensa y, finalmente, hicieron retroceder al noveno francés desde la cima de la colina, salvando la posición británica en ruinas en el Cerro de Medellín. El intento de Víctor de "éxito rápido" fue frustrado.

En consecuencia, Víctor envió a su ayudante de campo Hugues Chateux a informar de su fallido ataque al Cerro de Medellín, y sugirió al rey José que reanudara la ofensiva para aplastar al ejército angloespañola de inmediato. Sin embargo, el asesor militar principal del rey, Jean-Baptiste Jourdon, le aconsejó que no atacara a toda prisa y esperara a que el refuerzo de Soult (seguido por el 5º Cuerpo de Mortier y el 6º Cuerpo de Ney detrás) descendiera sobre la retaguardia de los enemigos y terminara la red de cerco.

¡El día 28 de julio de 1809, José Bonaparte finalmente tuvo que tomar su decisión! Qué debe hacer ? ¿Consentir la decisión de Víctor y comenzar el ataque total contra los ejércitos angloespañoles? ¿O ordenarle a Víctor que detenga su ataque y espere a que los refuerzos de Soult flanqueen a los enemigos en lugar de arriesgarse a una batalla campal? Analicemos cómo pensaba José Bonaparte en este momento histórico.

Opción A: atacar a los ejércitos anglo-españoles de inmediato

Los ejércitos de Wellington y Cuesta se concentraron en este lugar. ¡Es una oportunidad perfecta para aniquilarlos a todos con una sola batalla! Después, el ejército británico seguramente se retiraría de la Península Ibérica, ¡y entonces toda España y Portugal serían rápidamente subyugadas en consecuencia!

Sin embargo. arriesgarse a enfrentarse en el campo con grandes tropas enemigas podría ser costoso. Wellington seguramente fortaleció la defensa en Cerro de Medellín, había pasado el mejor momento para la ofensiva. Además de eso, el 2. ° Cuerpo de Soult venía en camino como el poderoso refuerzo, ¿por qué debería involucrar a mis tropas en riesgos innecesarios cuando seguramente disfrutaría de la abrumadora ventaja numérica sobre los enemigos después?

Opción B: Aguanta y espera a que Soult corte a los ejércitos angloespañoles por la retaguardia.

Eso es correcto. Con el 2. ° Cuerpo de Soult descendiendo sobre la retaguardia enemiga, seguido por el 5. ° Cuerpo de Mortier y el 6. ° Cuerpo de Ney, en consecuencia, atraparían a los ejércitos anglo-españoles con una ventaja abrumadoramente numérica. La victoria es nuestra ! Todo lo que tengo que hacer es esperar en lugar de lanzar un ataque impetuoso.

Sin embargo. Wellesley y Cuesta podrían haber percibido ya el movimiento del ejército de Soult y probablemente se escabullirían antes de que yo pudiera rodearlos. Además de eso, si ese mal escenario sucede, mi hermano, el Emperador Napoleón, ciertamente me reprendería por no cooperar con Víctor y ser indolente por perder una oportunidad tan grande para aniquilar al ejército enemigo. La ira de mi hermano emperador es aterradora. tal vez debería simplemente cumplir con la solicitud de Víctor y dar mi consentimiento para el ataque ahora mismo, pero esa es una opción arriesgada, mis tropas podrían sufrir muchas bajas por esa decisión. Qué tengo que hacer !?

Ahora imagina que estás en la posición de José Bonaparte, ¿¡qué harías !? Simplemente vota y explica tu punto de vista.


Batalla de Talavera: el ataque nocturno, 27-28 de julio de 1809 - Historia

Como sabrá, me gusta usar mi juego de guerra para intentar modelar los eventos de la acción histórica mientras me divierto con el juego, sin saber qué podría ocurrir en nuestras repeticiones. Uno de los grandes beneficios de usar C & ampGII es que ofrece a los jugadores la oportunidad de crear las fuerzas involucradas como un orden de batalla de lista maestra que puede proporcionar unidades para escenarios individuales que forman parte de una serie completa vinculada. Las bajas y los efectos de la moral se pueden llevar de un escenario a otro y así ayudar a crear los dos días completos de combate, fatiga y bajas.

No he podido usar esta instalación con las batallas recreadas hasta ahora, pero Talavera presenta un desafío completamente nuevo, por lo que he creado una serie de cuatro escenarios de juegos que se pueden jugar por separado como juegos independientes o como parte de un serie de batallas vinculadas.


Talavera: Wellington & # 039s Primera victoria en España

A diferencia de los críticos anteriores, soy un experto en la lectura de libros sobre la Guerra Peninsular. Para mí, es otro más en una larga lista de libros modernos bastante decepcionantes sobre varias partes de la Guerra Peninsular, que ofrecen pocas pruebas o conocimientos nuevos. Leí esto junto con el libro de Peter Edwards sobre Talavera de fecha similar, que también cubre la campaña 1808 de Wellington.

Comparado con el libro de Edwards, Andrew Field tiene un mejor dominio de la evidencia. Se esfuerza mucho más con las fuentes francesas y al menos lamenta los límites de las fuentes españolas, que es el principal vacío de la obra. Es más analítico y menos narrativo, aunque ciertamente hace la narrativa. Tiene mapas y diagramas claros, aunque bastante básicos, que explican las principales implementaciones. Cuando la evidencia es contradictoria (como la famosa carga de la caballería británica en un supuesto barranco invisible), expone el conflicto en lugar de ignorarlo. También examina el terreno actual correctamente. Todo muy bien, pero el análisis en sí es un poco laborioso y realmente no me ofreció mucho en cuanto a nuevos conocimientos. Él tiene su propia opinión sobre el tema de la vieja columna contra la línea sin tratar de desafiarlo a través de evidencia de bajas (¿fue realmente tan grande la disidencia en las bajas?), Por ejemplo.

Pero es una lectura bastante decente. Pero realmente lo que debería hacer una historia moderna es encontrar nueva evidencia (las fuentes españolas son claramente el lugar para buscar), y trabajar la otra evidencia más duro para llegar a interpretaciones que desafíen los relatos e interpretaciones estándar. Me quedé insatisfecho.

Se ha producido un problema al filtrar las opiniones en este momento. Por favor, inténtelo de nuevo más tarde.

Del Reino Unido

Hubo un problema al cargar los comentarios en este momento. Por favor, inténtelo de nuevo más tarde.

Hubo un problema al cargar los comentarios en este momento. Por favor, inténtelo de nuevo más tarde.

Hubo un problema al cargar los comentarios en este momento. Por favor, inténtelo de nuevo más tarde.

A diferencia de los críticos anteriores, soy un experto en la lectura de libros sobre la Guerra Peninsular. Para mí, es otro más en una larga lista de libros modernos bastante decepcionantes sobre varias partes de la Guerra Peninsular, que ofrecen pocas pruebas o conocimientos nuevos. Leí esto junto con el libro de Peter Edwards sobre Talavera de fecha similar, que también cubre la campaña 1808 de Wellington.

Comparado con el libro de Edwards, Andrew Field tiene un mejor dominio de la evidencia. Se esfuerza mucho más con las fuentes francesas y al menos lamenta los límites de las fuentes españolas, que es el principal vacío de la obra. Es más analítico y menos narrativo, aunque ciertamente hace la narrativa. Tiene mapas y diagramas claros, aunque bastante básicos, que explican las principales implementaciones. Cuando la evidencia es contradictoria (como la famosa carga de la caballería británica en un supuesto barranco invisible), expone el conflicto en lugar de ignorarlo. También examina el terreno actual correctamente. Todo muy bien, pero el análisis en sí es un poco laborioso y realmente no me ofreció mucho en cuanto a nuevos conocimientos. Él tiene su propia opinión sobre el tema de la vieja columna contra la línea sin tratar de desafiarlo a través de evidencia de bajas (¿fue realmente tan grande la disidencia en las bajas?), Por ejemplo.

Pero es una lectura bastante decente. Pero realmente lo que debería hacer una historia moderna es encontrar nueva evidencia (las fuentes españolas son claramente el lugar para buscar), y trabajar la otra evidencia más duro para llegar a interpretaciones que desafíen los relatos e interpretaciones estándar. Me quedé insatisfecho.

Hubo un problema al cargar los comentarios en este momento. Por favor, inténtelo de nuevo más tarde.

Hubo un problema al cargar los comentarios en este momento. Por favor, inténtelo de nuevo más tarde.

Hubo un problema al cargar los comentarios en este momento. Por favor, inténtelo de nuevo más tarde.

Hubo un problema al cargar los comentarios en este momento. Por favor, inténtelo de nuevo más tarde.

De otros países

"Talavera" de Andrew Field es un reexamen cuidadoso de la batalla de Talavara de 1809, librada entre las fuerzas imperiales francesas del rey José (hermano de Napoleón) y una fuerza angloespañola co-comandada por Arthur Wellesley, más tarde duque de Wellington. Talavera ha sido oscurecida en el registro histórico por batallas posteriores en la Guerra de la Independencia, pero la minuciosa narración de Field explica por qué la batalla es digna de ser examinada.

Field proporciona una introducción ampliada a la batalla que identifica a los ejércitos enemigos y cómo llegaron a estar en Talavera, en el oeste de España, en julio de 1809. De particular interés es su metódica discusión de tácticas, especialmente de la larga disputa sobre el valor relativo de la defensa. línea contra columna de ataque. Field proporciona información nueva y matizada sobre esta discusión.

Talavera fue una estrecha victoria táctica para las fuerzas británicas y españolas. Su resultado estableció la capacidad de la infantería británica para enfrentar a sus contrapartes francesas y comenzó la lenta erosión de la ascendencia moral francesa sobre sus oponentes en el campo de batalla. Más importante aún, marcó un paso importante en la educación de Arthur Wellesley, cuya reputación militar hasta ese momento se basaba principalmente en sus hazañas en la India contra una clase diferente de oponentes. Wellesley llegó a la Península convencido de que podía vencer al ejército francés. Su dura experiencia en Talavera le enseñó cuánto más trabajo se requería. En batallas posteriores, Wellington (como se le conocía después de Talavera) sería muy cuidadoso en la selección del terreno para proteger a sus tropas de la superioridad francesa en artillería y caballería. Haría grandes esfuerzos para asegurarse de que sus tropas estuvieran bien abastecidas. Finalmente, refinaría sus tácticas en el campo de batalla y su entrenamiento para producir el ejército británico que puso fin a la ocupación francesa de España e invadió Francia en 1814. Por el contrario, sus oponentes franceses parecían haber aprendido muy poco de Talavera.

Field tiene un estilo de escritura sólido y útil. Ha incluido una pequeña selección de mapas e ilustraciones junto con órdenes detalladas de batalla en su libro. Su trato con los participantes es notablemente imparcial, dando el debido crédito al rey José por haber defendido con éxito a Madrid en el verano de 1809.

Este libro es muy recomendable para los estudiantes de la Guerra Peninsular y del Ejército Británico en la era de las guerras napoleónicas.

Finalmente, un autor anglosajón escribe un análisis excelente y honesto sobre el antiguo debate columna vs. línea. Field describe con comprensible detalle los puntos críticos que hicieron de la columna de ataque una fuerza tan efectiva contra los principales ejércitos europeos: 1) suavizar la moral y la fuerza en el punto de ataque mediante fuego de artillería concentrado antes del ataque, 2) fuego constante de hostigamiento de la "nube de escaramuzadores" que precedió a la columna de ataque, y 3) el golpe de gracia de la propia columna concentrada amenazando con la bayoneta a un enemigo ya derrotado. También proporciona las tácticas críticas que Wellesley desarrolló a través de sus batallas con los franceses (en gran parte a través de las lecciones aprendidas en Talavera) que le permitieron derrotar a las columnas de ataque francesas una y otra vez: 1) refugiarse en la pendiente inversa o tumbarse, 2) una "nube de escaramuzadores" aún más profunda que la desplegada por los franceses, 3) un soldado debidamente entrenado al que se le enseñó a apuntar correctamente en lugar de disparar disparos tan rápido como humanamente posible, y 4) un contraataque controlado después de que el impulso de la columna hubiera sido detenido. No hay nada de la basura de la "infantería británica constante" o la superioridad del Brown Bess que llena tantos otros tomos. Field incluso llega a decir que los británicos tuvieron éxito con estas tácticas, no porque fueran británicos, sino por el teatro de operaciones que favorecía a los británicos y sus aliados y era tan completamente hostil a los franceses. ¡Cuán absolutamente refrescante e instructivo!

Solo sobre la base de este análisis, recomiendo esta edición a cualquier estudiante de la época.

También me complació mucho la descripción de Field de los ejércitos españoles y sus líderes, la dinámica de las Juntas regionales y la interacción con su aliado británico. Una vez más, abandona la visión patriota de que los españoles eran traidores y poco fiables y describe cómo el celo patriótico de los españoles los llevó repetidamente a comprometerse en exceso con su capacidad para desempeñarse tanto en términos de logros militares en el campo de batalla como de proporcionar suministros y apoyo a un ejército extranjero que sólo unos meses antes había sido un enemigo tradicional de España.


Lunes, 17 de agosto de 2009

Talavera

La batalla de Talavera se libró los días 27 y 28 de julio de 1809. Debería ser un campo de batalla fácil de encontrar y explorar, porque como se puede ver en el mapa de arriba discurre entre la ciudad de Talavera y las montañas al norte. También parece haber un camino que va directamente a las montañas.

Sin embargo, ahora hay una gran autopista que atraviesa el centro del campo de batalla y gran parte de lo que queda es ahora tierra privada.

Describiré el campo de batalla en el orden en que visitamos los distintos lugares.


El puente sobre el río Albereche no se usó durante la batalla, pero el río fue atravesado por la infantería francesa el primer día cuando tomaron por sorpresa a los británicos y casi capturaron Wellington, o Wellesley como estaba entonces, en la casa de salinas. .
Luego nos dirigimos al nuevo monumento. El original está en la cima del Medelin, que ahora es un terreno privado. Cuando se construyó la carretera a través del campo de batalla, se construyó este nuevo monumento. Holts es una compañía de viajes con influencia militar, y nuestro guía depositó flores en el monumento.



Después del almuerzo, el autobús nos llevó al Medelin. Esta es la colina a la izquierda de la posición aliada que mantuvieron los británicos durante la batalla. Ahora es un terreno privado, ¡y un rico caballero español ha construido esta impresionante villa en la parte superior! Obviamente, no hay problema con el permiso de construcción aquí aparentemente.

Again Holts Tours came into their own. They had obviously arranged permission for us to visit, and the large gate was opened by the owner himself, who exchanged greetings and a large bottle of something nice changed hands. He then took us on a tour of the Medelin .

First stop was the original monument. To my mind this is much more in character than the ugly new one a few miles away. Behind Jan is the new villa. We were quite surprised to find that the building did not affect the hill too much, and the views not at all. Nothing like The Lion at Waterloo.
The owner, accompanied by his dog, showing some of our group around the top of the Medelin . There appeared to be work in progress, but I have no idea what. And I now know that unfinished projects is nothing new in Spain.


The Portina stream marked the line between the French and British positions. The French were to the left, the British to the right. On the day we were there it was completely dry and looked could only be distinguished by the line of trees. This is the area where the French advanced to engage the British infantry and were beaten back. The British followed them over the screen and were in turn routed by the French reserves. This incident almost cost Wellesley the battle.
This is a view of the Medelin from the centre of the British line. The photographs is looking along the line of the Portina brook, so the British would be on the left and the French on the right.
The building is the casa de salinas , taken from the British side. This is the building where Wellington was almost captured by the French on the first day of the battle. There are two stories to explain why he was there. The first, and least likely, is that he was friendly with the wife of the owner.
The second, and much more likely, reason is that he was in the tower looking for the French through his telescope. There is a line of trees between the villa and the river Alberche , and it is said that this is the reason he did not see the approaching enemy. The story goes that as they entered the front door, he ran down the stairs and rode his horse out of the back gate.
The river Tagus just outside the town of Talavera . It played no part in the battle as the French had crossed it well to the west and approached the allied position beyond the river.
From just north of Talavera we could see the Cascajal , this is on the French side of the battlefield and is a slightly smaller hill immediately opposite the Medelin . In the foreground is the area where the French deployed and launched their attacks on the allied line.

This is the Medelin from just below the Cascajal . This is the view the French infantry would have had of the Medelin as they advanced in mass columns.

Looking towards Talavera from the Cascajal . The whole French army would have been deployed on the left of the photograph, and the British and Spanish on the right. The British would be nearer and the Spanish just to the north of the town.
Another view of the Medelin from just south of the Cascajal . The French columns would have moved from the right of the photograph. You can see that the hill would not have been very difficult to climb.






"Battle of Talavera, 1809 at Historicon" Topic

Todos los miembros en regla son libres de publicar aquí. Las opiniones expresadas aquí son únicamente las de los carteles y no han sido aprobadas ni respaldadas por The Miniatures Page.

Please don't make fun of others' membernames.

Areas of Interest

Featured Hobby News Article

OMM: Minis, Rules, Ospreys, Books, Wargames & Magazines

Featured Link

Point of Contact: Wargaming with ChuckaZulu

Conjunto de reglas destacado

Tocar la carga

Featured Showcase Article

GallopingJack Checks Out The Terrain Mat

Mal Wright goes to sea with the Terrain Mat.

Featured Profile Article

The Joy of Minis

Editor in Chief Bill ponders nirvana.

1,169 hits since 19 Aug 2018
�-2021 Bill Armintrout
Comments or corrections?

Run Friday night at Historicon 2018. Took me a while to write up everything, and now finally getting around to posting links here. Two more to go after this!

28 mm, 6 x 12 foot table, Field of Battle 2nd ed rules

Wow&hellip those are 28mm? Normally I'd expect to see a game that size played in 15mm &ndash or less. They're very impressive!

My hat's off to you. You did an amazing job with this game!

I never planned to build a Peninsular War army of units from a single battle, but my 1st Division is actually to be one battalion of each of the 11 regiments that formed Victor's Ist corp and my 4th Division was to have 4 battalions of French, 3 or Polish, and 5 of Nassau, Baden, Kingdom of Holland, Hessen and Frankfurt Poles and Germans from the actual 4th corps in Spain. I just cannot find any specific data for the French in that corps unique drummer uniforms sapeur uniforms grenadier or voltigeur color/cord/cuff specifics. I toyed with doing them in the white uniforms intended for 1806!

You have done a remarkable job of representing the French units that were at Talavera!

Wonderful set-up, and wonderful units! I could spend an hour or more just looking at the units!

Help me learn: I see a British Light Dragoon unit on "bucksksin" or "claybank" or perhaps "dun" horses. I recall that the French 5th Chasseurs a cheval tried to keep their regiment on such colored horses, and the men has buff belting, but is this the case with a British light dragoon regiment?

Also, in the same engagement, you have a French dragoon unit with the soldier leaning forward with sabre thrust over the horses' heads very proper "give point" maneuver. Can you tell us who the figure maker is?

You also mention a British infantry unit with purple facings. I do not recall such a facing color in the Napoleonic period. Who might they be?

And a British unit with orange facings? AS I recall, the ?33rd foot? had red or scarlet facings. Might it actually have been an orange?

Thanks for the kind words to The King and GdeP!

I doubt very many units, other than Guards perhaps, were able to maintain consistent horse colors most probably didn't even try. I prefer a bit of a "toy soldier" look, so almost all of my units do in fact have uniform horse colors, aside from perhaps greys/whites for the trumpeters.

The Dragoon with his sword at "give point" is Foundry they do a Cuirassier pose like this also (which is also in my collection).

The British regiment with orange facings is the 35th "Sussex" regiment. From my blog post about the unit:

The regiment was unique among British infantry units in having orange facings. They were granted by King William 3rd (of Orange) as a mark of special favor and in recognition of the Protestant character of the Regiment. The regimental nickname was "The Orange Lillies", the orange for obvious reasons, and the Lily allegedly for the lillies (fleur-de lis) on the flag of their conquered foes at Quebec, the Royal Roussillon regiment.

The 35th did not in fact fight in the Peninsula, but did fight at Maida, Malta, and (2nd battalion) at Waterloo.

There is much more history of the Regiment in the above post.

The purple faced unit is the 56th, "West Essex:". nicknamed "The Pompadours". From my blog post about this unit:

When first raised, the unit had deep crimson facings, but these were felt to be unsuitable, so in 1764 the facings were changed to purple, making it unique among British regiments. This was described as a shade of Rose &ndash Purple called Pompadour, after the mistress of King Louis XV of France, Madame de Pompadour, who called this color her favorite. The men of the regiment liked to claim it was the color of her underwear! Regardless, it accounts for the regimental nickname, "The Pompadours"

(I suspect the proper shade might be more lavender or mauve, but here's one modern reference top the color
beautycolorcode.com/6a1f44 )

This would suggest a much more pink color (for porcelaion at least)
Enlace

During the Napoleonic Wars, a second battalion was added to the regiment in 1804, and a third in 1813. The first battalion was sent to India in 1805, and the 2nd battalion joined it there in 1807. The 3rd battalion served in the Low Countries in 1813. In 1810, the first battalion participated in the capture of Ile Bourbon, and then Mauritius, the last remaining French possessions in the Indian Ocean.

So once again, it didn't actually see action in the Peninsula&hellip but I couldn't resist those unusual facing colors, now could I? :-)

Very nice Peter
You deserve the award
See next summer
Clif

Darn, i'm sorry I missed this one. love FOB rules.

Thanks, Clif. See you at the new venue!

Bryan &ndash plans for Historicon 2019 include the battle of Berg Isel (Tyrolean rebels and a few Austrian regulars vs Bavarians) with FoB2.

Nice, used to set it up on a 10 x 6 table in 15mm, on 27 Jul, in our Battery conference room to brief visitors (46 Talavera Battery RA)

Great looking game Peter! It's certainly difficult to put on such a large game by yourself. Three years ago our group put on Ligny and Waterloo at Enfilade but we had 6 of our group running them.

Nick, thanks. Running it on the Anniversary in a conference room of unit trtacing back to the battle and before &ndash very cool!

Wrgmr1 &ndash Thanks I had help from Barry setting it up, and Tim with rules, etc. I have done considerably bigger games at Historicon in the past, including Austerlitz, Eylau, Aspern-Essling and Wagram (with a team of 6 also), Znaim, Dresden, Dennewitz, Libertwolkwitz, and Ligny, and with Barry taking the lead (and 5 guys contributing troops) Borodino. Megalomania is a feature of the era! :-)

Great looking game.
We have played this battle twice now in 28mm using Black Powder. The second time we also played the preceding night and morning assaults with results rolling over to the next game. great fun.

Thanks, Jabba! It is an interesting battle given the large number of Spanish involved. The British are good troops, but at this point, most of them were still pretty new to active campaigning.


Tuesday, January 14, 2014

Battle of Talavera 1809(2) Part II

As battle was rejoined the ebb and flow of the battle continued to swing in favor of the French and then the British. In the center, at the joint formed by the Spanish redoubt and 12lb. battery, the French were in some difficulty. Two battalions had already routed from an utterly failed elan test to charge against the British and others had been thrown back by the Spanish in a firefight, which packed them tightly. Sensing an opportunity the Zamora regiment and their grenadiers surged forward. With the Marquis la Romana leading (yeah, I know, but we went with the figures painted) and de la Cuesta urging them on, they hit the French and threw them back, disordering themselves and the supporting battalions in column.

Zayas' division continued to "attack" Leval's German division but seemed every hour to be seized by inertia and could not risk getting too close. (Damned Spanish modifier for activity rolls.) Taking advantage of the previous situation, Romana threw himself and his regiment on the disordered French battalions, routing them.

On the left Ruffin and Lapisse continued to throw themselves at the Cerro de Medellin. Charge after charge went up the hill. Sometimes they closed and won or lost, sometimes they had firefights, but throughout it all the British held.

The British light cavalry earned a brief respite as the French Dragoons sorted themselves out.

But the Coldstream Guards suffered the most. Being bombarded unmercilessly by four French batteries, saw their strength reduced to a small cluster around their proud colours.

The end of the hour saw a dramatic change in the status quo. Lapisse caught a musket ball in the forehead and left his division leaderless, if but for a time. Zayas, no doubt attempting to get his men moving was gut shot and was carried from the field. Still conscious and naming a successor who would eventually assume control. (He lived.) Even de la Cuesta was not immune as debris thrown up by a cannonball skipping by struck him in the forehead, temporarily stunning him. Or course it was really just a run of extremely low dice rolls, but this is much more interesting. :-)

Finally, the French division facing the Spanish and British, which had been so man-handled this hour, felt the pressure. Losing confidence in their officers, they precipitously retreated almost 1000 yards to the rear. Romana, being also engaged by the Germans, had to watch as his prey (yeah, right) slipped out of reach. To the relief of the British, it also meant the four batteries that had pummeled the British line also limbered up and moved away.

As the struggle renewed the temporarily leaderless Spanish kind of floundered. The cavalry that had been ordered up two hours earlier to support la Romana still preferred to observe and the pervading sense of ennui that had taken Zayas' division now gripped the whole Spanish army. Not so the French, who determined to take the Cerro de Medillin, no matter the cost. Similarly, the French dragoons lined up for another attack on the severely fatigued British light cavalry. Worse for British fortunes, an infantry element began to work its way around the far British left.

As we began the fourth continuous hour of battle (tabletop time) it was obvious to all that the crisis point had been reached. The seemingly endless stream of Dragoons maneuvered to flank the British light cavalry. Only the continuing string of getting the first tactical impulse saved them temporarily from destruction. The French infantry continued their march and engaged a rearward British division.

Even the Spanish Royal Guard moved in to attack. There were no French reserves at this point, while the British and Spanish still had unengaged maneuver elements. A breakthrough was essential.

Having moved up in column, they switched to line and prepared to charge.

Finally, not even the bagpipe band could halt the onrushing French. The Cerro de Medellin fell, or at least the first part of it. The Royal Guards wrestled with the depleted British Guards and KGL, and the French and German divisions under Sebastiani began to retake lost ground.

But just as the exhausted French took the long fought over ground, the sound of trumpets chilled them to the bone. Fane's brigade of heavy dragoons moved forward. First a foot battery was trampled, then several battalions that failed to make square were run down and dispersed. As they were taking breath to cry "Victoire!" the words were ripped from their lungs.

Elsewhere French cavalry learned a bitter lesson about solidly formed squares. Even the crack Royal Guard could make no positive impression on the British. Romana and Portago, the latter with the revived de la Cuesta, were holding on tenaciously. With a mass of cavalry and two unengaged Spanish divisions waiting, the French reluctantly conceded the field. Having had almost all their infantry engaged for four solid hours of fighting they were in no position to carry on. That just left it to the clean-up crews to begin their sad work.

A gallant game with honors to both sides. Had the dice been a little kinder to Paul, Andrew and Jake the French may well have won the day. But the Gods of War favored Todd, Dan and myself this day. Next time.


Index Entries

  • Benson, John Fredericksburg postmaster search
  • corn at Monticello search
  • Du Pont de Nemours, Pierre Samuel letter to J. Madison search
  • Du Pont de Nemours, Pierre Samuel Sur l’éducation nationale dans les États-Unis d’Amérique search
  • Flushing (Netherlands) search
  • Fredericksburg, Va. J. Benson (postmaster) search
  • Jackson, Francis James British minister to U.S. search
  • Jefferson, Thomas Opinions on congressional library search
  • Jefferson, Thomas Opinions on university in Va. search
  • Library of Congress TJ on search
  • Madison, Dolley Payne Todd (James Madison’s wife) TJ sends greetings to search
  • Madison, James letters to search
  • Madison, James letter to, from P. S. Du Pont de Nemours search
  • Monticello (TJ’s estate) corn crop at search
  • Oeuvres (A. R. J. Turgot) search
  • Priestley, Joseph on university courses search
  • schools and colleges and TJ’s plans for a university in Va. search
  • Sur l’éducation nationale dans les États-Unis d’Amérique (P. S. Du Pont de Nemours) search
  • The Netherlands Battle at Flushing search
  • Turgot, Anne Robert Jacques Oeuvres search
  • Walcheren Island British invasion of search
  • Wellington, Arthur Wellesley, 1st Duke of (formerly Viscount) Peninsular campaigns of search

Nota: The annotations to this document, and any other modern editorial content, are copyright © Princeton University Press. Reservados todos los derechos.


Ver el vídeo: TALAVERA EN LA HISTORIA 3: CERVANTES Y TALAVERA (Noviembre 2021).