Información

Pedro Alvares Cabral: el afortunado navegante perdido que hizo portugués Brasil


Pedro Alvares Cabral fue un explorador y navegante portugués que vivió entre los siglos XV y XVI. Por lo general, se le reconoce el mérito de ser la primera persona de Europa que "descubrió" la zona que hoy es el país de Brasil. El descubrimiento de Cabral de esta nueva tierra tuvo un gran impacto en la historia colonial de Portugal, ya que las arcas del imperio se llenaron de sus recursos. Pero el navegante aficionado no tenía ninguna intención de llegar a esta tierra lejana en particular.

Sus raíces familiares

Pedro Alvares Cabral nació en 1467/1468 en Belmonte, Portugal, y fue el segundo hijo de Fernao Cabral e Isabel de Gouveia. Los Cabral eran una familia noble cuyos miembros habían estado al servicio del trono portugués durante muchas generaciones. Gracias al estatus de su familia, Cabral fue educado en la corte real y, en 1497, fue nombrado miembro del consejo del rey Manuel I.

Pedro Álvares Cabral.

En julio del mismo año, otro explorador famoso, Vasco da Gama, salió de Lisboa con una pequeña fuerza exploratoria de cuatro barcos y unos 170 hombres. Su misión era verificar si existía una ruta oceánica que conectara Europa con Asia, lo que logró, después de rodear el Cabo de Buena Esperanza y llegar a Calicut, India, en 1498.

  • ¿Los primeros exploradores transatlánticos dejaron caer esta misteriosa tablilla en la jungla brasileña?
  • Los exploradores que encontraron la antigua ciudad perdida del dios mono casi pierden la cara ante un parásito carnívoro
  • ¿Este antiguo explorador llegó al Ártico en el 325 a. C.?

"Vasco da Gama ante el Zamorin de Calicut" por Veloso Salgado, Sociedade de Geografia de Lisboa. ()

Tomando el mando

En 1500, el rey portugués decidió dar seguimiento al viaje de Da Gama y se reunió una fuerza expedicionaria de 13 barcos y unos 1200 hombres. Esta flota fue puesta bajo el mando de Cabral, quien se cree que tenía poca o ninguna experiencia en navegación en ese momento. También se ha sugerido que fue elegido debido a su conexión y lealtad al rey.

En cualquier caso, la flota partió de Lisboa el 9 de marzo de 1500. Cabral estaba en posesión de cartas de navegación que contenían la información recopilada de los viajes de Cristóbal Colón, Vasco da Gama y Bartolomeu Dias (quien, dicho sea de paso, era capitán de una de los barcos de Cabral), y se suponía que seguiría la ruta que había tomado da Gama en 1497. Sin embargo, la flota navegó demasiado hacia el suroeste en el Atlántico por error.

La flota comandada por Pedro Álvares Cabral.

¿Qué descubrió Pedro Alvares Cabral?

A raíz de este error, Cabral no llegó a la India, como estaba previsto inicialmente, sino a una zona de la costa sudamericana que antes era desconocida. El 22 de abril, Cabral avistó tierra y su flota ancló en Porto Seguro, que está situado en la costa del moderno estado brasileño de Bahía.

Como esta zona "pertenecía" a los portugueses, de acuerdo con el Tratado de Tordesillas, Cabral y los hombres bajaron a tierra, erigieron una gran cruz de madera en la playa y la reclamaron para Portugal. Creyendo que la tierra que había descubierto era una isla, Cabral la llamó la Isla de la Verdadera Cruz. Su nombre fue posteriormente cambiado a Santa Cruz por el rey Manuel, y finalmente se convirtió en Brasil, que es el nombre de un tinte nativo del país.

"Desembarco de Pedro Álvares Cabral en Porto Seguro, en 1500" (1922) de Oscar Pereira da Silva. ()

Cabral permaneció en Brasil durante 10 días, durante los cuales se reunió con los nativos y envió un barco de regreso a Portugal para informar al rey sobre su descubrimiento. Después de eso, Cabral continuó su viaje a la India. El viaje transcurrió sin problemas hasta que llegaron al Cabo de Buena Esperanza, donde la flota se vio envuelta en una terrible tormenta que hundió cuatro de los barcos de Cabral, incluido el comandado por Dias. Los supervivientes continuaron su viaje hacia el este, durante el cual el barco comandado por Diogo Dias se separó del resto de la flota debido al mal tiempo y acabó descubriendo la isla de Madagascar.

  • Misterio de la isla visitada por el explorador chino del siglo XV Zheng He ahora resuelto
  • La gente de Calusa: una tribu perdida de Florida sobre la que escribieron los primeros exploradores
  • ¿Un viajero incluso después de la muerte? Las dos tumbas de Vasco da Gama

Mapa que muestra varios viajes de ida y vuelta de los portugueses 'Carreira da India' ('India Run') en el siglo XVI. (Walrasiad / CC BY 3.0 )

Los barcos restantes de la fuerza expedicionaria de Cabral finalmente llegaron a la India en septiembre de 1500, donde pudieron comerciar por especias. En enero del año siguiente, los seis barcos restantes de Cabral estaban completamente cargados y comenzaron su viaje de regreso a Lisboa. A finales de junio, los barcos restantes (cuatro, ya que dos se habían hundido en el camino) llegaron a la capital portuguesa.

El rey estaba satisfecho con el resultado de esta empresa, a pesar de las grandes pérdidas. Se planeó una nueva expedición a la India y se dice que el rey se inclinó a nombrar a Cabral como su comandante. Al final, sin embargo, fue Da Gama quien dirigió esta expedición. Cabral abandonó la corte del rey y se retiró a su finca en la provincia de Beira Baixa. Vivió allí los años restantes de su vida en paz y murió en 1520.

Tumba de Cabral en Santarém, Portugal.


La historia olvidada del navegante español que descubrió Brasil antes que los portugueses

Los hermanos Pinzón eran marineros, que partieron con Colón, pero no solo eso. Los tres navegaron junto al navegante en su primer viaje al Nuevo Mundo, en 1492, y los tres hicieron historia a su manera. Martín Alonso, que actuó como capitán de La Pinta y financió la expedición de su bolsillo, regresó por su cuenta a la Península y llegó al puerto de Bayona, en Galicia, días antes de que Colón llegara a Lisboa. Francisco Martín Pinzón, por su parte, se desempeñó como maestro de La Pinta y participó en el tercer y cuarto viajes de Colón (en este último se ahogó). El más joven, Vicente Yáñez, no se conformó con capitanear a La Niña en el primer viaje, también se atrevió a visitar las cosas de Brasil por primera vez.

Las tensiones del primer viaje

Vicente Yáñez, como sus hermanos, tuvo una vida muy ligada al comercio naval e incluso a la piratería. Su nombre se menciona en un documento sobre excesos y robos en la costa catalana en 1477, donde se dice que había participado & # 8220Vicens Anes Pinsón, del pueblo de Pals & # 8221. No fue la única acción pirata en la que se citó su nombre en esas fechas.

Sí OK Martín Pinzón Ha pasado a la historia como impulsor de la empresa de Cristóbal Colón, el papel de Vicente Yáñez en el proyecto y en el viaje en sí no fue menor. El hermano menor fue testigo directo de todas las vicisitudes y fue decisivo para sofocar los disturbios contra Cristóbal Colón. Como explica el profesor
Jesús Varela Marcos en la entrada que le dedica en el diccionario biográfico de la Real Academia de Historia, durante el acto de inauguración ceremonial de la isla de San Salvador el 12 de octubre, los hermanos Pinzón portaban en sus manos una bandera con una cruz verde, y sobre el signo cristiano una F y una Y coronadas, a modo de gallardetes reales, siguiendo el protocolo de la actuar.

A principios de diciembre de 1492, Colón llegó a la isla que llamó Hispaniola, llamada Haití por los lugareños, y fue informado de que el interior del territorio contenía grandes cantidades de oro. En una cordial visita al jefe de la tribu, un hombre llamado Guacanagari, los españoles recibieron un traje de lana bellamente decorado, una máscara de oro y canastas de comida y otros obsequios. La fecha coincidía con la víspera de Navidad y hubiera sido el día más feliz para la expedición, de no ser porque el barco Santa María, donde estaban la mayoría de las provisiones, quedó varado en un banco de arena después de que el vigilante se durmiera esa noche.

Los arrecifes de coral destruyeron el casco del barco y obligaron a evacuar el barco hacia la Niña de Vicente Yáñez, el único barco disponible. Para entonces la expedición castellana estaba formada únicamente por dos barcos, ya que la Pinta gobernada por Martín Alonso Pinzón había decidido irse por su cuenta a finales de noviembre, tras lo que parece haber sido un enfrentamiento entre su capitán y Colón.

Vicente Yáñez tuvo que compartir el espacio de su pequeña carabela con los náufragos y dar el mando a Colón, que no paraba de resoplar a Martín por su apresurada marcha. La temperatura de las tensiones bajó el 6 de enero de 1493 con el regreso de Martín Alonso y volvió a subir durante el viaje de regreso a España, donde se adelantó el capitán de La Pinta. Se esperaba que el enfrentamiento de Colón con los hermanos estallara en toda su magnitud una vez que cayeran al suelo, pero la muerte del hermano mayor unos días después y el hecho de que el Pinzón no participó en el segundo viaje puso el esperado duelo a ruina.

Frente al Amazonas

Los Reyes Católicos entretuvieron con dinero a los hermanos supervivientes, probablemente en un intento de asegurar la lealtad de alguien, que no fuera Colón, con conocimiento de las nuevas rutas. Por orden de los reyes, Vicente Yáñez intervino en la guerra de Nápoles junto a los soldados del Gran Capitán y en 1499 dirigió una flota secreta con la misión de ir a Cathay y Cipango al oeste, lo que supuso un desafío para los portugueses. áreas y un intento de llevar a cabo la promesa incumplida de Colón a los monarcas.

Vicente Yáñez tuvo que compartir el espacio de su pequeña carabela con los náufragos y dar el mando a Colón, que no paraba de resoplar a Martín por su apresurada marcha.

La flotilla tomó rumbo suroeste con lo que viajó unas 300 leguas mar adentro, donde sufrió una tormenta tropical y perdió su rumbo fijo con resultados históricos. Tres meses antes que los portugueses Pedro Alvares Cabral pasar a la historia como el descubridor de Brasil, un territorio que perteneció a los portugueses según el Tratado de Tordesillas, Pinzón llegó al cabo Santa María de la Consolación, la primera tierra brasileña descubierta hoy, y se apoderó de ella.

Grabado de Pedro Álvares Cabral.

Finch entró la desembocadura del río Amazonas y, paralelo a su primo Diego de Lepe, exploró el noroeste de esta región. No en vano, la falta de rentabilidad de la expedición retrasó el regreso de la flotilla de cuatro carabelas, pues con esa carga la ruina familiar era segura, por lo que Pinzón decidió navegar por el Caribe sin encontrar la salvación económica.

La flota finalmente llegó a el puerto de Palos el 30 de septiembre de 1500, hambriento y en muy malas condiciones físicas. Pinzón sólo podía contentarse con el título de caballero del rey Fernando. El andaluz comentó al Rey & # 8220 que él sabía muy bien cómo le había servido muy bien en guerras pasadas, especialmente en el descubrimiento de las Indias. & # 8221

En 1508 lideraría otra expedición, en este caso por Centroamérica, que lejos de encontrar el camino al Este por el Oeste, terminó con otro botín desvencijado y un juicio con la Corona para determinar si habían cumplido con la capitulación, ya que existían sospechas fundadas de que habían realizado negocios privados en una expedición patrocinada por la Corona. Incluso fue encarcelado, aunque ese fallo también alcanzó un hito para la navegación cuando los españoles entraron en el Golfo de México, siendo este uno de los los primeros contactos europeos con la civilización azteca.


Los vikingos descubren el nuevo mundo

El primer intento de los europeos de colonizar el Nuevo Mundo ocurrió alrededor del año 1000 d.C. cuando los vikingos navegaron desde las Islas Británicas a Groenlandia, establecieron una colonia y luego se trasladaron a Labrador, las Islas Baffin y finalmente Terranova. Allí establecieron una colonia llamada Vineland (que significa región fértil) y desde esa base navegaron a lo largo de la costa de América del Norte, observando la flora, la fauna y los pueblos originarios. Inexplicablemente, Vineland fue abandonado después de solo unos años. & # XA0

¿Sabías? El explorador Henry Hudson murió cuando su tripulación se amotinó y dejó a Hudson, a su hijo y a siete tripulantes a la deriva en un pequeño bote abierto en la Bahía de Hudson..

Aunque los vikingos nunca regresaron a América, otros europeos se enteraron de sus logros. Europa, sin embargo, estaba formada por muchos pequeños principados cuyas preocupaciones eran principalmente locales. Los europeos pueden haber estado intrigados por las historias de los temidos vikingos & # x2019 descubrimiento de un & # x201C nuevo mundo & # x201D, pero carecían de los recursos o la voluntad de seguir su camino de exploración. El comercio siguió girando en torno al mar Mediterráneo, como lo había hecho durante cientos de años.


Lista de exploradores

La siguiente es una lista de exploradores. A continuación se enumeran sus nombres comunes, países de origen (modernos y antiguos), siglos en los que estuvieron activos y las principales áreas de exploración.

Bartolomeu Dias es conocido como el primer europeo en navegar alrededor del extremo sur de África, encontrando la ruta marítima oriental hacia el Océano Índico (1488).

Cristobal colon. Famoso explorador italiano y posiblemente el explorador más conocido que jamás haya existido. Conocido por "descubrir" América (1492).

John Cabot fue un navegante italiano que fue el primer europeo que navegó a lo largo de la costa de América del Norte desde los nórdicos 500 años antes (1497).

El navegante italiano Amerigo Vespucci realizó varios viajes al Nuevo Mundo. Es conocido por convencer a los europeos de que el Nuevo Mundo no es Asia, sino un continente completamente nuevo y desconocido. Este nuevo continente pronto recibió su nombre, America (1497–1504).

El gran conquistador Alfonso de Albuquerque asaltó, capturó y conquistó muchas ciudades costeras de Asia para el Imperio portugués. También es uno de los primeros europeos en navegar hacia las Indias Orientales y las Islas de las Especias, junto con Francisco Serrão y António de Abreu (1503-15).

Vasco Núñez de Balboa es conocido por haber cruzado el Istmo de Panamá hasta el Océano Pacífico, convirtiéndose en el primer europeo en llegar y ver el Pacífico desde América (1513).

Juan Sebastián Elcano tomó el mando después de la muerte de Fernando y completó el viaje, convirtiéndose en la primera persona en circunnavegar la tierra (1521-1522).

El corsario inglés Francis Drake saqueó muchas ciudades y barcos españoles en el Caribe y en otros lugares. Sin embargo, es más notable por completar la segunda circunnavegación del mundo (1577-1580).

Samuel de Champlain es conocido como "El padre de la Nueva Francia". Fundó los primeros asentamientos europeos permanentes en Canadá y exploró muchos lagos y ríos en las tierras del interior desde una edad temprana hasta su muerte (1603–35).

El explorador inglés Henry Hudson exploró lo que ahora es Nueva York y el noreste de Canadá. Hoy tiene un río y una bahía que llevan su nombre (1609-11).

James Cook. Famoso explorador británico que dirigió tres viajes al Pacífico. Es conocido por explorar y trazar mapas de muchas islas en el océano, como Polinesia, Nueva Zelanda, las islas hawaianas y la costa este de Australia (1768-1779).

Roald Amundsen fue un explorador de las regiones polares. Fue la primera persona en llegar al Polo Sur y, finalmente, también llegó al Polo Norte por vía aérea (1910-26).

Viaje a la India

Tragedia en el sur de África

La flota reanudó su viaje el 2 [61] o el 3 [59] de mayo de 1500 y navegó a lo largo de la costa este de América del Sur. Cabral se convenció de que había encontrado todo un continente, en lugar de una isla. [62] Alrededor del 5 de mayo, la flota viró hacia el este hacia África. [62] El 23 [62] o 24 [58] de mayo se encontraron con una tormenta en la zona de alta presión del Atlántico Sur, lo que provocó la pérdida de cuatro barcos. Se desconoce la ubicación exacta del desastre; las especulaciones van desde cerca del Cabo de Buena Esperanza en el extremo sur del continente africano [62] hasta "a la vista de la costa de América del Sur". [63] Tres náuseas y una carabela comandada por Bartolomeu Dias —el primer europeo en llegar al Cabo de Buena Esperanza en 1488— se hundió y 380 hombres se perdieron. [64]

Los buques restantes, obstaculizados por las inclemencias del tiempo y los aparejos dañados, fueron separados. Un barco que había sido separado, comandado por Diogo Dias, avanzó solo, [65] y los otros seis barcos pudieron reagruparse. Se reunieron en dos formaciones que constaban de tres barcos cada una, y el grupo de Cabral navegó hacia el este, pasando el Cabo de Buena Esperanza. Fijando su posición y avistando tierra, giraron hacia el norte y aterrizaron en algún lugar del archipiélago Primeiras y Segundas, frente al este de África y al norte de Sofala. [65] [66] La flota principal permaneció cerca de Sofala diez días en reparación. [65] [67] La ​​expedición se dirigió hacia el norte y el 26 de mayo llegó a Kilwa Kisiwani, donde Cabral hizo un intento infructuoso de negociar un tratado con su rey. [68]

Desde Kilwa Kisiwani, la flota partió hacia Malindi, donde se llegó el 2 de agosto. Cabral se reunió con su rey, con quien entabló relaciones amistosas e intercambió regalos. Los pilotos fueron reclutados en Malindi para el último tramo a la India y la flota zarpó. Se llegó a tierra en Anjadip, una isla frecuentada por barcos para obtener suministros en su camino a Calicut. Aquí los barcos fueron encallados, recauchutados y pintados. Se pusieron en marcha los arreglos finales para el encuentro con el gobernante de Calicut. [69]

Masacre en Calicut

La flota partió de Anjadip y llegó a Calicut el 13 de septiembre. [70] Cabral negoció con éxito con Zamorin (el título del gobernante de Calicut) y obtuvo permiso para establecer una fábrica y un almacén. [71] Con la esperanza de mejorar aún más las relaciones, Cabral envió a sus hombres a varias misiones militares a petición de Zamorin. [alfa superior 6] Sin embargo, el 16 [72] o 17 [73] de diciembre, la fábrica sufrió un ataque sorpresa de unos 300 [72] (según otros relatos, tal vez hasta varios miles) [71] árabes musulmanes e indios hindúes. A pesar de la desesperada defensa de los ballesteros, más de 50 portugueses murieron. [superior-alfa 7] [72] [74] Los defensores restantes se retiraron a los barcos, algunos nadando. Pensando que el ataque fue el resultado de una incitación no autorizada por parte de comerciantes árabes celosos, Cabral esperó 24 horas por una explicación del gobernante de Calicut, pero no se disculpó. [75]

Los portugueses, indignados por el ataque a la fábrica y la muerte de sus compañeros, se apoderaron de 10 buques mercantes árabes anclados en el puerto. Alrededor de 600 de sus tripulaciones [74] murieron y los cargamentos confiscados antes de que se incendiaran los buques mercantes. [73] [76] Cabral también ordenó a sus barcos bombardear Calicut durante un día entero en represalia por la violación del acuerdo. [73] [76] La masacre se atribuyó en parte a la animosidad portuguesa hacia los musulmanes, que se había desarrollado durante siglos de conflicto con los moros en la península ibérica y en el norte de África.[77] Además, los portugueses estaban decididos a dominar el comercio de las especias y no tenían la intención de permitir que floreciera la competencia. Los árabes tampoco deseaban permitir que los portugueses rompieran su monopolio sobre el acceso a las especias. Los portugueses habían comenzado insistiendo en recibir un trato preferencial en todos los aspectos del comercio. La carta del rey Manuel I traída por Cabral al gobernante de Calicut, que fue traducida por los intérpretes árabes del gobernante, buscaba la exclusión de los comerciantes árabes. Los comerciantes musulmanes creían que estaban a punto de perder tanto sus oportunidades comerciales como sus medios de vida, [78] e intentaron influir en el gobernante hindú contra los portugueses. Los portugueses y los árabes sospechaban mucho de cada acción de los demás. [79]

El historiador William Greenlee ha argumentado que los portugueses se dieron cuenta de que "eran pocos en número y que aquellos que vendrían a la India en las flotas futuras siempre estarían en desventaja numérica, por lo que esta traición debe ser castigada de una manera tan decisiva que los portugueses ser temidos y respetados en el futuro. Fue su artillería superior la que les permitiría lograr este fin ". Así, sentaron un precedente para el comportamiento europeo en Asia durante los siglos siguientes. [81]

Regreso a Europa

Las advertencias en los informes sobre el viaje de Vasco da Gama a la India habían llevado al rey Manuel I a informar a Cabral sobre otro puerto al sur de Calicut donde también podría comerciar. Esta ciudad era Kochi y la flota zarpó, llegando a ella el 24 de diciembre. [82] Kochi era nominalmente un vasallo de Calicut, además de estar dominado por otras ciudades indias. Kochi estaba ansioso por lograr la independencia y los portugueses estaban dispuestos a explotar la desunión india, como lo harían los británicos trescientos años después. Esta táctica finalmente aseguró la hegemonía portuguesa sobre la región. [82] Cabral forjó una alianza con el gobernante de Kochi, así como con gobernantes de otras ciudades indias, y pudo establecer una fábrica. Por fin, cargada con especias preciosas, la flota se dirigió a Kannur para seguir comerciando antes de emprender su viaje de regreso a Portugal el 16 de enero de 1501. [83]

La expedición se dirigió a la costa este de África. Uno de los barcos quedó varado en un banco de arena y el barco comenzó a hundirse. Como no había espacio en las otras naves, su cargamento se perdió y Cabral ordenó que se incendiara la carraca. [84] La flota se dirigió luego a la isla de Mozambique (al noreste de Sofala), con el fin de tomar provisiones y preparar los barcos para la difícil travesía alrededor del Cabo de Buena Esperanza. [85] Se envió una carabela a Sofala, otro de los objetivos de la expedición. Una segunda carabela, considerada el barco más rápido de la flota y capitaneada por Nicolau Coelho, fue enviada por delante para avisar al Rey del éxito del viaje. Un tercer buque, comandado por Pedro de Ataíde, se separó de la flota después de salir de Mozambique. [85]

El 22 de mayo, la flota, ahora reducida a sólo dos barcos, rodeó el Cabo de Buena Esperanza. [86] Llegaron a Beseguiche (actual Dakar, cerca de Cabo Verde) el 2 de junio. Allí encontraron no solo la carabela de Nicolau Coelho sino también la nau capitaneado por Diogo Dias, que se había perdido durante más de un año después del desastre en el Atlántico Sur. los nau había experimentado varias aventuras por sí mismo [alfa superior 8] y ahora estaba en malas condiciones con solo siete hombres enfermos y desnutridos a bordo, uno de los cuales estaba tan débil que murió de felicidad al volver a ver a sus compañeros. [87] También se encontró otra flota portuguesa anclada en Beseguiche. Después de que Manuel I supiera del descubrimiento del Brasil actual, envió otra flota más pequeña para explorarlo. Uno de sus navegantes fue Amerigo Vespucci (por quien se nombraría América), quien le contó a Cabral de su exploración, confirmando que efectivamente había tocado tierra en todo un continente y no solo en una isla. [88]

La carabela de Nicolau Coelho partió primero de Beseguiche y llegó a Portugal el 23 de junio de 1501. [89] Cabral se quedó esperando el barco perdido de Pedro de Ataíde y la carabela que había sido enviada a Sofala. Ambos aparecieron finalmente y Cabral llegó a Portugal el 21 de julio de 1501, y los otros barcos regresaron a casa durante los días siguientes. [90] En total, dos barcos regresaron vacíos, cinco estaban completamente cargados y seis se perdieron. No obstante, los cargamentos transportados por la flota devolvieron hasta un 800% de beneficios a la Corona portuguesa. [91] Una vez vendidos, los ingresos cubrieron los gastos de equipamiento de la flota, cubrieron el costo de los buques que se habían perdido y obtuvieron un beneficio que en sí mismo excedió la suma total de esos costos. [92] "Sin inmutarse por las pérdidas sin precedentes que había sufrido", afirma el historiador James McClymont, cuando Cabral "llegó a la costa de África Oriental, siguió adelante para cumplir la tarea que le había sido asignada y fue capaz de inspirar a los supervivientes". oficiales y hombres con el mismo valor ". [86] "Pocos viajes a Brasil e India fueron tan bien ejecutados como el de Cabral", afirmó el historiador Bailey Diffie, [93] que trazó un camino que condujo al comienzo inmediato "de un imperio marítimo portugués desde África hasta el Lejano Oriente", y eventualmente a "un imperio terrestre en Brasil". [61]


Cabral descubre Brasil

Una flota liderada por Pedro Álvares Cabral llegó a la costa brasileña el 22 de abril de 1500.

El descubrimiento de Brasil fue un episodio en la creación de un imperio comercial portugués que en menos de cien años se extendió a cuatro continentes. Los portugueses establecieron estaciones costeras de África occidental desde principios del siglo XV. En 1499 Vasco da Gama regresó triunfante a Lisboa de su viaje histórico a la India alrededor del Cabo de Buena Esperanza. Al año siguiente, el rey Manuel I envió una nueva expedición a la India, de trece barcos y 1.200 hombres. Con Da Gama suplicando agotamiento, el mando fue entregado a un cortesano de confianza llamado Pedro Álvares Cabral, que todavía tenía poco más de treinta años.

Después de una misa solemne a la que asistió el rey en Lisboa, la flota salió de la desembocadura del Tajo a principios de marzo y navegó hacia el suroeste pasando la costa africana antes de desembocar en el Atlántico para beneficiarse de los vientos y corrientes dominantes. Aparentemente llevados más al oeste de lo previsto, los barcos de Cabral cruzaron el Atlántico en su punto más estrecho y chocaron accidentalmente con Brasil. Esta es la historia generalmente aceptada, en cualquier caso, aunque hay sugerencias de que los navegantes portugueses habían llegado en secreto a la costa sudamericana antes y que la llegada a tierra de Cabral no fue accidental. Al menos está claro que las Américas se habrían descubierto en poco tiempo, incluso si Colón no hubiera navegado por el océano azul en 1492.

Cabral y sus hombres avistaron la joroba de Monte Pascoal en la costa y navegaron hacia el norte durante tres días para encontrar una tierra cerca de lo que ahora es Porto Seguro. Un grupo de reconocimiento desembarcó el 21 de abril y el desembarco principal se realizó al día siguiente, cuando Cabral reclamó formalmente lo que llamó la isla True Cross para Portugal, erigió una cruz y celebró un servicio cristiano para conmemorar la ocasión. (El territorio cayó a Portugal de todos modos, bajo el Tratado de Tordesillas de 1494.)

La población amerindia local, que todavía vivía en la Edad de Piedra como cazadores-recolectores y pescadores, salió a ver a sus visitantes blancos. Lo que pensaban de ellos no está registrado, pero el escriba oficial de la expedición, Pero Vaz da Caminha, relató las reacciones de los portugueses en una carta al rey Manuel, que se ha llamado el certificado de nacimiento de Brasil. Representó una tierra de creciente fertilidad, poblada por salvajes desnudos como niños. Los guerreros masculinos pintaron sus cuerpos vívidamente en cuartos rojos y negros. Las mujeres eran atractivas y una había teñido sus nalgas y muslos de negro, dejando el resto de su cuerpo sin adornos. "Otra", escribió, "tenía las rodillas y las pantorrillas pintadas de esta manera, pero sus partes íntimas estaban tan desnudas y expuestas con tanta inocencia que no había vergüenza allí".

Después de quedarse otros ocho días, Cabral navegó de regreso a través del Atlántico para rodear el Cabo de Buena Esperanza y llegar a Calicut en la costa oeste de la India. Detrás de él dejó dos degredados, criminales exiliados, que adquirieron mujeres nativas y engendraron al primero de los brasileños mestizo población, que con el tiempo superaría en número a los indios. Una expedición de seguimiento de 1501 bajo el mando de Gonzalo Coelho, con Amerigo Vespucci como cronista, exploró unas 2.000 millas de la costa brasileña y allanó el camino para el subsiguiente asentamiento sistemático portugués. A Cabral, sin embargo, no se le dio más empleo. Se retiró indignado a su finca hasta su muerte en 1520.


Navegante Fernando de Magallanes asesinado en Filipinas

Después de viajar tres cuartas partes del camino alrededor del mundo, el navegante portugués Fernando de Magallanes muere durante una escaramuza tribal en la isla de Mactan en Filipinas. A principios de mes, sus barcos habían echado anclas en la isla filipina de Cebú, y Magallanes se reunió con el jefe local, quien después de convertirse al cristianismo persuadió a los europeos para que lo ayudaran a conquistar una tribu rival en la vecina isla de Mactan. En la lucha posterior, Magellan fue alcanzado por una flecha envenenada y sus compañeros en retirada lo dejaron morir.

Magallanes, un noble portugués, luchó por su país contra la dominación musulmana del Océano Índico y Marruecos. Participó en una serie de batallas clave y en 1514 pidió a Portugal y al rey Manuel de Portugal un aumento en su pensión. El rey se negó, habiendo escuchado rumores infundados de conducta inapropiada por parte de Magallanes después de un asedio en Marruecos. En 1516, Magallanes volvió a hacer la solicitud y el rey se negó nuevamente, por lo que Magallanes fue a España en 1517 para ofrecer sus servicios al rey Carlos I, más tarde emperador del Sacro Imperio Romano Germánico Carlos V.

En 1494, Portugal y España, a instancias del Papa Alejandro VI, resolvieron disputas sobre tierras recién descubiertas en América y en otros lugares dividiendo el mundo en dos esferas de influencia. Se acordó una línea de demarcación en el Océano Atlántico & # x2013todos los nuevos descubrimientos al oeste de la línea iban a ser españoles y todos al este portugués. Así, América del Sur y Central quedó dominada por los españoles, con la excepción de Brasil, que fue descubierto por el explorador portugués Pedro Alvares Cabral en 1500 y estaba algo al este de la línea de demarcación. Otros descubrimientos portugueses a principios del siglo XVI, como las Islas Molucas & # x2014las Islas de las Especias de Indonesia & # x2014 pusieron celosos a los españoles.

Al rey Carlos, Magallanes propuso navegar hacia el oeste, encontrar un estrecho a través de las Américas y luego continuar hacia el oeste hasta las Molucas, lo que probaría que las Islas de las Especias estaban al oeste de la línea de demarcación y, por lo tanto, en la esfera española. Magellan sabía que el mundo era redondo, pero subestimó su tamaño, pensando que las Molucas debían estar situadas al oeste del continente americano, no al otro lado de un gran océano inexplorado. El rey aceptó el plan, y el 20 de septiembre de 1519, Magallanes zarpó de España al mando de cinco barcos y 270 hombres.

Magallanes navegó a África Occidental y luego a Brasil, donde buscó en la costa sudamericana un estrecho que lo llevara al Pacífico. Buscó en el Río de la Plata, un gran estuario al sur de Brasil, un camino a través de la falla, continuó hacia el sur a lo largo de la costa de la Patagonia. A finales de marzo de 1520, la expedición instaló un barrio de invierno en Port St. Julian. El día de Pascua a la medianoche, los capitanes españoles se amotinaron contra su capitán portugués, pero Magallanes aplastó la revuelta, ejecutando a uno de los capitanes y dejando a otro en tierra cuando su barco zarpó de San Julián en agosto.

El 21 de octubre, finalmente descubrió el estrecho que había estado buscando. El Estrecho de Magallanes, como se le conoció, está ubicado cerca de la punta de América del Sur, separando Tierra del Fuego y el continente continental. Sólo tres barcos entraron en el pasaje, uno había naufragado y otro desierto. Se necesitaron 38 días para navegar por el traicionero estrecho, y cuando se avistó el océano en el otro extremo, Magallanes lloró de alegría. Fue el primer explorador europeo en llegar al Océano Pacífico desde el Atlántico. Su flota logró cruzar el océano hacia el oeste en 99 días, cruzando aguas tan extrañamente tranquilas que el océano se llamó & # x201CPacific, & # x201D de la palabra latina pacificus, lo que significa & # x201Ctranquil. & # x201D Al final, los hombres se quedaron sin comida y masticaron las partes de cuero de su equipo para mantenerse con vida. El 6 de marzo de 1521, la expedición desembarcó en la isla de Guam. Diez días después, llegaron a Filipinas y estaban a solo 400 millas de las Islas de las Especias.

Después de la muerte de Magallanes, los supervivientes, en dos barcos, navegaron hacia las Molucas y cargaron los cascos con especias. Un barco intentó, sin éxito, regresar a través del Pacífico. El otro barco, el Victoria, Continuó hacia el oeste bajo el mando del navegante vasco Juan Sebastián de Elcano. El barco navegó a través del Océano Índico, rodeó el Cabo de Buena Esperanza y llegó a Sevilla el 9 de septiembre de 1522, convirtiéndose en el primer barco en dar la vuelta al mundo.


Bartolomeu Dias

Monumento portugués de los descubrimientos

Bartolomeu Dias nació en 1450, solo diez años antes de la muerte de Enrique el Navegante. Sin embargo, sin la influencia del príncipe Enrique, los viajes de Dias probablemente no hubieran sido posibles. En 1488, Bartolomeu Dias se convirtió en el primer europeo en navegar alrededor del extremo sur de África. Tenía la misión de descubrir una ruta marítima a la India, un viaje que abriría nuevas oportunidades comerciales. Otros países europeos poderosos controlaban el comercio marítimo a través del océano Mediterráneo, pero una ruta comercial libre y abierta permitiría a Portugal ganar poder y riqueza en el comercio de especias europeo.

Después de navegar alrededor del extremo sur de África y descubrir que sería posible llegar a la India a través de esta ruta alternativa, la tripulación de Dias decidió regresar. Aunque nunca llegaron a la India, el comercio marítimo portugués no habría sido posible sin este descubrimiento revolucionario.


Aunque estuvo habitado durante mucho tiempo por tribus y asentamientos prehistóricos, Brasil experimentó un tipo de habitación completamente nuevo durante el siglo XVI. En abril de 1500, los portugueses llegaron a las costas bahianas del río Buranhém, bajo la dirección de Pedro Alvares Cabral. Estos documentaron haber visto a habitantes indígenas al desembarcar en la playa, quienes los recibieron con ofrendas de paz de tocados hechos con plumas de loro.

Aunque los marineros portugueses se quedaron solo nueve días, los indígenas pronto quedaron fascinados por las herramientas de hierro utilizadas, la observancia del servicio católico y las bebidas alcohólicas que observaban. Debido a este interés percibido en la religión católica romana, los portugueses asumieron que estos se convertirían rápidamente al cristianismo una vez educados.

Cabral envió un barco de regreso a Portugal con varios tipos de madera y un informe sobre la zona para el rey. El resto de los 12 barcos de la flota partieron de Brasil hacia el Cabo de Buena Esperanza en Sudáfrica, dejando atrás a dos presos. A estos hombres, que de otro modo serían ejecutados, se les dio la oportunidad de aprender el idioma local y vivir con los pueblos indígenas, procrear con ellos e introducir la cultura portuguesa en el acervo genético.

Sin embargo, Portugal no apreció realmente el valor de Brasil, ya que sus importaciones procedían principalmente de la India y el Lejano Oriente. Solo los inversores cristianos nuevos (que eran judíos convertidos) estaban explorando y defendiendo la costa. Estos comerciaban con palo de Brasil y compartirían sus contratos de monopolio con el rey portugués. Entonces, el rey permitiría a los inversores privados conquistar ciertas áreas para su propio beneficio, pero a sus propias expensas. Esto llevó a una combinación de propiedad real y privada.

Posesiones portuguesas en América del Norte, del Atlas Miller de Reinel-Lopo Homem 1519.

No pasó mucho tiempo antes de que otras naciones europeas quisieran tener la oportunidad de conquistar y ocupar partes de Brasil. La madera de Brasil proporcionó un rico tinte rojo, que era valioso para colorear textiles y prendas de vestir. Los franceses y españoles hicieron repetidos esfuerzos para entrar en Brasil. Los portugueses lucharon con determinación contra su invasión, enviando fuertes flotas para limpiar la costa. Otro de sus esfuerzos fue establecer asentamientos permanentes. El primero de ellos fue São Vicente, establecido en 1532.

Se necesitaban inversores para porciones de tierra, así como para los ingenios azucareros, etc. Los colonizadores portugueses también necesitaban establecer y mantener relaciones laborales positivas con los lugareños. Siglos más tarde, el azúcar se convertiría en el pilar agrícola y financiero de Brasil.

Los portugueses habían establecido una cultura de gestión de dominación violenta y abuso en la India. Sin embargo, esto no le cayó bien a los brasileños, que capturaron y se comieron a sus "dueños" portugueses en complejas ceremonias. Esto obligó al rey portugués a escuchar las advertencias de los indígenas y asumir el control directo.

Tomé de Sousa fue nombrado primer gobernador general de Brasil en 1549 y reinó como tal hasta 1553. Por orden del rey, Sousa declaró a Salvador como la capital. Luego, Sousa declaró la guerra a los indígenas para disminuir la amenaza que representaban los franceses (que planeaban cooperar con los lugareños para aumentar el poder). Este Gobernador General fue un motivador integral para la construcción de ciudades, ingenios e importantes edificios. En 1511, la corona había ordenado a Sousa que tratara bien a los lugareños, con el objetivo de convertirlos al cristianismo. Cualquiera que no se convirtiera era comparado con un musulmán y podía, legítimamente, ser esclavizado.

A medida que los grupos comenzaron a mezclarse, también lo hicieron las culturas y los genes. Los colonos adoptaron tanto de la cultura brasileña como los indígenas adoptaron la cultura europea. Cuando la corona y el obispo de Portugal se renovaron, el concepto de esclavitud dejó de ser aprobado y el número de esclavos en Brasil se redujo drásticamente.

Luego, en 1562 y 1563, la viruela, el sarampión y la gripe afectaron a la población local, aniquilando a grandes proporciones de su población. A esto le siguió una hambruna. Los lugareños estaban desesperados por comida y cualquier tipo de ingreso, lo que los llevó a venderse como esclavos, en lugar de morir de hambre.

Hacia fines del siglo XVI, los "indios" huyeron al interior de Brasil para escapar de los elementos coloniales. Entonces, los colonos europeos importaron esclavos de África. Es en gran parte debido a esta introducción masiva de hombres y mujeres africanos que Brasil cuenta con una cultura y un patrimonio basados ​​en gran medida en los que se encuentran en África.


Contenido

Portugal fue pionero en la cartografía europea de rutas marítimas que fueron los primeros y únicos canales de interacción entre todos los continentes del mundo, iniciando así el proceso de globalización.Además de la empresa imperial y económica de descubrimiento y colonización de tierras lejanas a Europa, estos años estuvieron llenos de pronunciados avances en cartografía, construcción naval e instrumentos de navegación, de los cuales se aprovecharon los exploradores portugueses. [4]

En 1494, los dos reinos de la Península Ibérica dividieron el Nuevo Mundo entre ellos (en el Tratado de Tordesillas), y en 1500 el navegante Pedro Álvares Cabral desembarcó en lo que hoy es Brasil y lo reclamó en nombre del rey Manuel I de Portugal. Los portugueses identificaron el palo de Brasil como un tinte rojo valioso y un producto explotable, e intentaron obligar a los grupos indígenas de Brasil a cortar los árboles.

La era de la exploración editar

Los marinos portugueses a principios del siglo XV, como una extensión de la Reconquista portuguesa, comenzaron a expandirse desde una pequeña área de la Península Ibérica, hasta apoderarse de la fortaleza musulmana de Ceuta en el norte de África. Su exploración marítima prosiguió luego por la costa de África occidental y a través del Océano Índico hasta el subcontinente del sur de Asia, así como las islas atlánticas frente a la costa de África en el camino. Buscaron fuentes de oro, marfil y esclavos africanos, bienes de alto valor en el comercio africano. Los portugueses establecieron "fábricas" comerciales fortificadas (feitorias), mediante el cual asentamientos comerciales permanentes y relativamente pequeños anclaban el comercio en una región. Los costos iniciales de establecimiento de estos puestos comerciales fueron sufragados por inversionistas privados, quienes a su vez recibieron títulos hereditarios y ventajas comerciales. Desde el punto de vista de la Corona portuguesa, su reino se expandió con relativamente poco costo para sí misma. [5] En las islas atlánticas de las Azores, Madeira y Sāo Tomé, los portugueses comenzaron la producción de caña de azúcar en plantaciones utilizando trabajo forzoso, un precedente para la producción de azúcar de Brasil en los siglos XVI y XVII. [6]

El "descubrimiento" portugués de Brasil fue precedido por una serie de tratados entre los reyes de Portugal y Castilla, después de las travesías portuguesas por la costa de África hacia la India y las travesías al Caribe del marinero genovés que navegaba hacia Castilla, Cristóbal Colón. El más decisivo de estos tratados fue el Tratado de Tordesillas, firmado en 1494, que creó el Meridiano de Tordesillas, dividiendo el mundo entre los dos reinos. Toda la tierra descubierta o por descubrir al este de ese meridiano iba a ser propiedad de Portugal, y todo lo que estaba al oeste de él iba a España.

El Meridiano de Tordesillas dividió América del Sur en dos partes, dejando una gran porción de tierra para ser explotada por los españoles. El Tratado de Tordesillas ha sido considerado el documento más antiguo de la historia brasileña, [7] ya que determinó que parte de América del Sur sería colonizada por Portugal en lugar de España. El Tratado de Tordesillas fue un tema de disputa durante más de dos siglos y medio, pero estableció claramente a los portugueses en América. Fue reemplazado por el Tratado de Madrid, en 1750 y ambos reflejan la extensión actual de la costa de Brasil. [8]

Llegada y explotación temprana Editar

El 22 de abril de 1500, durante el reinado del rey Manuel I, una flota liderada por el navegante Pedro Álvares Cabral desembarcó en Brasil y tomó posesión de las tierras en nombre del rey. Aunque se debate si los exploradores portugueses anteriores ya habían estado en Brasil, esta fecha es ampliamente aceptada políticamente como el día del descubrimiento de Brasil por los europeos. El lugar donde llegó Álvares Cabral ahora se conoce como Porto Seguro ("puerto seguro"), en el este de Brasil. Cabral lideraba una gran flota de 13 barcos y más de 1000 hombres siguiendo el camino de Vasco da Gama hacia la India, alrededor de África. Cabral pudo entrar y salir de Brasil de manera segura en diez días, [9] a pesar de no tener medios de comunicación con los indígenas allí, debido a la experiencia que los exploradores portugueses, como De Gama, habían estado acumulando durante las últimas décadas al interactuar con pueblos extranjeros.

La colonización portuguesa, unos 80 años antes, de islas de África Occidental como Santo Tomé y Príncipe, fueron los primeros ejemplos de la monarquía portuguesa que comenzó a pasar de una actitud cruzada y centrada en el saqueo, a una actitud centrada en el comercio al acercarse. nuevas tierras. [9] Esta última actitud requirió comunicación y cooperación con los pueblos indígenas, por lo tanto, intérpretes. Esto informó las acciones de Cabral en Brasil.

Cuando Cabral se dio cuenta de que nadie en su convoy hablaba el idioma de los indígenas en Brasil, hizo todo lo posible para evitar la violencia y el conflicto y utilizó la música y el humor como formas de comunicación. [9] Pocos meses antes del desembarco de Cabral, Vicente Yáñez Pinzón llegó a la costa noreste de Brasil y desplegó a muchos hombres armados en tierra sin medios para comunicarse con los indígenas. Uno de sus barcos y capitanes fue capturado por indígenas y ocho de sus hombres murieron. [9] Sin duda, Cabral aprendió de esto a tratar la comunicación con la máxima prioridad. Cabral dejó dos degredados (criminales exiliados) en Brasil para aprender las lenguas nativas y servir como intérpretes en el futuro. La práctica de irse degredados en nuevas tierras para servir como intérpretes en el futuro vino directamente de la colonización de las islas frente a la costa de África Occidental 80 años antes de que Cabral desembarcara en Brasil. [9]

Después del viaje de Álvares Cabral, los portugueses concentraron sus esfuerzos en las lucrativas posesiones de África e India y mostraron poco interés en Brasil. Entre 1500 y 1530, relativamente pocas expediciones portuguesas llegaron a la nueva tierra para trazar la costa y obtener palo de Brasil. En Europa, esta madera se utilizó para producir un tinte valioso para dar color a los textiles de lujo. Para extraer el palo de Brasil de la selva tropical, los portugueses y otros europeos confiaron en el trabajo de los nativos, quienes inicialmente trabajaban a cambio de bienes europeos como espejos, tijeras, cuchillos y hachas. [10]

En esta primera etapa de la colonización de Brasil, y también más tarde, los portugueses confiaron con frecuencia en la ayuda de los europeos que convivían con los indígenas y conocían sus idiomas y cultura. Los más famosos fueron el portugués João Ramalho, que vivía entre la tribu Guaianaz cerca de la actual São Paulo, y Diogo Álvares Correia, que adquirió el nombre de Caramuru, que vivía entre los nativos tupinambá cerca de la actual Salvador da Bahía.

Con el tiempo, los portugueses se dieron cuenta de que algunos países europeos, especialmente Francia, también estaban enviando excursiones a la tierra para extraer madera de Brasil. Preocupada por las incursiones extranjeras y con la esperanza de encontrar riquezas minerales, la corona portuguesa decidió enviar grandes misiones para tomar posesión de la tierra y combatir a los franceses. En 1530, una expedición dirigida por Martim Afonso de Sousa llegó a Brasil para patrullar toda la costa, prohibir a los franceses y crear los primeros pueblos coloniales como São Vicente en la costa.

Debido a que Brasil no fue el hogar de civilizaciones complejas como la azteca y la inca en México y Perú, los portugueses no podían ubicarse en una estructura social establecida. Esto, sumado al hecho de que no se encontró riqueza material tangible hasta el siglo XVIII, hizo que la relación entre los portugueses y la colonia brasileña fuera muy diferente de la relación de los españoles con su tierra en las Américas. Por ejemplo, al principio se pensó en la colonia brasileña como un activo comercial que facilitaría el comercio entre portugueses y la India y no como un lugar donde establecerse para desarrollar una sociedad. [11] El modelo social de conquista en Brasil estaba orientado hacia el comercio y los ideales empresariales más que hacia la conquista como fue el caso en el reino español. A medida que pasaba el tiempo, la corona portuguesa descubrió que tener la colonia como un puesto comercial no era ideal para regular los reclamos de tierras en las Américas, por lo que decidieron que la mejor manera de mantener el control de sus tierras era colonizarlas. [12] Así, la tierra se dividió en quince capitanías hereditarias privadas, siendo las más exitosas Pernambuco y São Vicente. Pernambuco tuvo éxito cultivando caña de azúcar. São Vicente prosperó traficando con esclavos indígenas. Las otras trece capitanías fracasaron, lo que llevó al rey a hacer de la colonización un esfuerzo real en lugar de privado. [13] En 1549, Tomé de Sousa navegó a Brasil para establecer un gobierno central. De Sousa trajo jesuitas, quienes establecieron misiones, salvaron a muchos nativos de la esclavitud, estudiaron idiomas nativos y convirtieron a muchos nativos al catolicismo romano. El trabajo de los jesuitas para pacificar a una tribu hostil ayudó a los portugueses a expulsar a los franceses de una colonia que habían establecido en la actual Río de Janeiro. [14]

Capitanías Editar

El primer intento de colonizar Brasil siguió el sistema de capitanías hereditarias (Capitanias Hereditárias), que anteriormente se había utilizado con éxito en la colonización de la isla de Madeira. Estas capitanías fueron otorgadas por real decreto a manos privadas, es decir, a comerciantes, soldados, marineros y la pequeña nobleza, salvando a la corona portuguesa de los altos costos de la colonización. [12] Las Capitanías otorgaron control sobre áreas de tierra y todo lo que residía en ellas. Además, la división de la tierra destaca la importancia económica que tendría una gran cantidad de tierra para los árboles productores de tinte rojo y las plantaciones de azúcar. Así, entre 1534 y 1536 el rey Juan III dividió la tierra en 15 colonias de capitanía, que fueron entregadas a quienes quisieran y tuvieran los medios para administrarlas y explorarlas. A los capitanes se les concedieron amplios poderes para administrar y sacar provecho de sus posesiones.

De las 15 capitanías originales, solo dos, Pernambuco y São Vicente, prosperaron. El fracaso de la mayoría de capitanías estuvo relacionado con la resistencia de los indígenas, los naufragios y las disputas internas entre los colonizadores. [ cita necesaria ]. El fracaso también puede atribuirse a que la Corona no tiene un fuerte control administrativo debido a la dependencia de Brasil de su economía de exportación. Pernambuco, la capitanía más exitosa, perteneció a Duarte Coelho, quien fundó la ciudad de Olinda en 1536. Su capitanía prosperó con los ingenios de caña instalados después de 1542 que producían azúcar. El azúcar era un bien muy valioso en Europa y su producción se convirtió en el principal producto colonial brasileño durante los siguientes 150 años. La capitanía de São Vicente, propiedad de Martim Afonso de Sousa, también producía azúcar pero su principal actividad económica era el tráfico de esclavos indígenas.

Gobernadores generales Editar

Con el fracaso de la mayoría de capitanías y la presencia amenazante de barcos franceses a lo largo de la costa brasileña, el gobierno del rey Juan III decidió convertir la colonización de Brasil en una empresa real. En 1549, una gran flota liderada por Tomé de Sousa zarpó hacia Brasil para establecer un gobierno central en la colonia. Tomé de Sousa, el primer gobernador general de Brasil, trajo instrucciones detalladas, preparadas por los ayudantes del rey, sobre cómo administrar y fomentar el desarrollo de la colonia. Su primer acto fue la fundación de la ciudad capital, Salvador de Bahía, en el noreste de Brasil, en el actual estado de Bahía. La ciudad fue construida sobre una pendiente por una bahía (Bahía de Todos-os-Santos) y se dividió en un área administrativa superior y un área comercial inferior con un puerto. Tomé de Sousa también visitó las capitanías para reparar los pueblos y reorganizar sus economías. En 1551, la Diócesis de São Salvador da Bahia se estableció en la colonia, con sede en Salvador.

El segundo gobernador general, Duarte da Costa (1553-1557), enfrentó conflictos con los indígenas y severas disputas con otros colonizadores y el obispo. Las guerras contra los nativos alrededor de Salvador consumieron gran parte de su gobierno. El hecho de que el primer obispo de Brasil, Pero Fernandes Sardinha, fuera asesinado y devorado por los nativos de Caeté después de un naufragio en 1556 ilustra lo tensa que era la situación entre los portugueses y muchas tribus indígenas.

El tercer gobernador general de Brasil fue Mem de Sá (1557-1573). Fue un eficiente administrador que logró derrotar a los indígenas y, con la ayuda de los jesuitas, expulsar a los franceses (hugonotes y algunos colonos católicos anteriores) de su colonia de Francia Antártica. Como parte de este proceso, su sobrino, Estácio de Sá, fundó allí la ciudad de Río de Janeiro en 1565.

El enorme tamaño de Brasil llevó a que la colonia se dividiera en dos después de 1621, cuando el rey Felipe II creó los estados de Brasil, con Salvador como capital, y Maranhão, con capital en São Luís. El estado de Maranhão se dividió aún más en 1737 en el Maranhão e Piauí y Grão-Pará e Rio Negro, con capital en Belém do Pará. Cada estado tenía su propio gobernador.

Después de 1640, los gobernadores de Brasil provenientes de la alta nobleza comenzaron a usar el título de Vice-rei (Virrey). En 1763 [ cita necesaria ] la capital de la Estado de Brasil fue trasladado de Salvador a Río de Janeiro. En 1775 todos brasileños Estados (Brasil, Maranhão y Grão-Pará) se unificaron en el Virreinato de Brasil, con Río de Janeiro como capital, y el título de representante del rey se cambió oficialmente por el de Virrey de Brasil.

Como en Portugal, cada pueblo y ciudad colonial tenía un ayuntamiento (câmara municipal), cuyos miembros eran figuras destacadas de la sociedad colonial (terratenientes, comerciantes, traficantes de esclavos). Los ayuntamientos coloniales se encargaban de regular el comercio, la infraestructura pública, los artesanos profesionales, las cárceles, etc.

Misiones jesuitas Editar

Tomé de Sousa, primer gobernador general de Brasil, trajo el primer grupo de jesuitas a la colonia. [15] Más que cualquier otra orden religiosa, los jesuitas representaron el lado espiritual de la empresa y estaban destinados a jugar un papel central en la historia colonial de Brasil. La difusión de la fe católica fue una importante justificación para las conquistas portuguesas, y los jesuitas fueron apoyados oficialmente por el Rey, quien instruyó a Tomé de Sousa para que les diera todo el apoyo necesario para cristianizar a los indígenas.

Los primeros jesuitas, guiados por el padre Manuel da Nóbrega e incluyendo a figuras destacadas como Juan de Azpilcueta Navarro, Leonardo Nunes y más tarde José de Anchieta, establecieron las primeras misiones jesuitas en Salvador y en São Paulo dos Campos de Piratininga, el asentamiento que dio origen a la ciudad de São Paulo. Nóbrega y Anchieta jugaron un papel decisivo en la derrota de los colonos franceses de France Antarctique al lograr pacificar a los nativos de Tamoio, que anteriormente habían luchado contra los portugueses. Los jesuitas participaron en la fundación de la ciudad de Río de Janeiro en 1565.

El éxito de los jesuitas en la conversión de los indígenas al catolicismo está ligado a su capacidad para comprender la cultura nativa, especialmente el idioma. La primera gramática del idioma tupi fue compilada por José de Anchieta e impresa en Coimbra en 1595. Los jesuitas a menudo reunían a los aborígenes en comunidades de reasentamiento llamadas aldeias, similar en intención a las reducciones implementadas por Francisco de Toledo en el sur de Perú durante la década de 1560. donde los indígenas trabajaban para la comunidad y eran evangelizados. Fundadas a raíz de la campaña emprendida por Mem de Sá en 1557 para forzar la sumisión de los nativos salvadoreños, las aldeias marcaron la transición de la política jesuita de la conversión por persuasión a la aceptación de la fuerza como un medio de organizar a los nativos con un medio para luego evangelizándolos. [16] Sin embargo, estas aldeias no eran atractivas para los nativos debido a la introducción de enfermedades epidémicas en las comunidades, el asentamiento forzoso de nativos de aldeia en otros lugares para trabajar y el allanamiento de las aldeias por colonos ansiosos por robar trabajadores para ellos mismos, lo que provocó que los nativos huir de los asentamientos. [17] El modelo de la aldeia volvería a ser utilizado, aunque sin éxito, por el gobernador de la capitania de São Paulo Luís António de Sousa Botelho Mourão en 1765 para alentar a mestizos, nativos y mulatos a abandonar la agricultura de roza y quema. y adoptar un estilo de vida agrícola sedentario. [18]

Los jesuitas tenían frecuentes disputas con otros colonos que querían esclavizar a los nativos, pero también con la jerarquía de la propia Iglesia Católica. Tras la creación de la Arquidiócesis Católica Romana de São Salvador de Bahía por el Papa, el obispo Pero Fernandes Sardinha llegó a Bahía en 1552 y se opuso a la misión jesuita dirigida por Manoel da Nóbrega. Sardinha se opuso a que los jesuitas participaran en danzas indígenas y tocaran instrumentos indígenas, ya que consideraba que estas actividades habían tenido poco efecto en la conversión. El uso de intérpretes en la confesión por parte de los jesuitas también fue criticado por Sardinha, que se opuso a la apropiación de la cultura indígena para la evangelización. [19] Sardinha también desafió la prohibición jesuita de librar la guerra y esclavizar a la población indígena, lo que finalmente obligó a Nóbrega a dejar Bahía para la misión jesuita en São Vicente a fines de 1552 para regresar solo al final del mandato de Sardinha. [20] La acción de los jesuitas salvó a muchos nativos de la esclavitud, pero también perturbó su forma de vida ancestral y sin darse cuenta ayudó a propagar enfermedades infecciosas contra las cuales los aborígenes no tenían defensas naturales. El trabajo y el comercio de esclavos eran esenciales para la economía de Brasil y otras colonias americanas, y los jesuitas generalmente no se oponían a la esclavitud de los africanos.

Incursiones francesas Editar

Las riquezas potenciales del Brasil tropical llevaron a los franceses, que no reconocieron el Tratado de Tordesillas que dividía el mundo entre españoles y portugueses, a intentar colonizar partes de Brasil. En 1555, Nicolás Durand de Villegaignon fundó un asentamiento dentro de la Bahía de Guanabara, en una isla frente al actual Río de Janeiro. La colonia, denominada France Antarctique, provocó un conflicto con el gobernador general Mem de Sá, quien libró la guerra contra la colonia en 1560. Estácio de Sá, sobrino del gobernador, fundó Río de Janeiro en 1565 y logró expulsar a los últimos colonos franceses en 1567. Los sacerdotes jesuitas Manuel da Nóbrega y José de Anchieta fueron fundamentales en la victoria portuguesa al pacificar a los nativos que apoyaban a los franceses. [21]

Otra colonia francesa, France Équinoxiale, fue fundada en 1612 en la actual São Luís, en el norte de Brasil. En 1614 los franceses fueron nuevamente expulsados ​​de São Luís por los portugueses.

Dado que los intentos iniciales de encontrar oro y plata fracasaron, los colonos portugueses adoptaron una economía basada en la producción de bienes agrícolas que se exportarían a Europa. Se producían tabaco, algodón y algunos otros productos agrícolas, pero el azúcar se convirtió, con mucho, en el producto colonial brasileño más importante hasta principios del siglo XVIII.Las primeras fincas de caña de azúcar se establecieron a mediados del siglo XVI y fueron la clave del éxito de las capitanías de São Vicente y Pernambuco, lo que llevó a que las plantaciones de caña de azúcar se extendieran rápidamente a otras zonas costeras del Brasil colonial. Inicialmente, los portugueses intentaron utilizar esclavos indios para el cultivo de azúcar, pero cambiaron al uso de mano de obra esclava africana negra. [22] Si bien la disponibilidad de amerindios disminuyó debido a las epidemias que afligieron a la población nativa costera y la declaración de la ley de 1570 del rey Sebastião I que proclamó la libertad de los nativos brasileños, la esclavitud de los indígenas aumentó después de 1570. Surgió una nueva trata de esclavos donde Los indígenas fueron traídos de los sertões o “fronteras silvestres del interior” por mamelucos de raza mixta bajo el vacío legal de la ley de 1570 de que fueron capturados en guerras justas contra grupos nativos que "habitualmente" atacaban a los portugueses. Para 1580, hasta 40 000 nativos podrían haber sido sacados del interior para trabajar como esclavos en el interior de Brasil, y esta esclavitud de los pueblos indígenas continuó durante todo el período colonial. [23]

El período de la economía basada en el azúcar (1530 - c. 1700) se conoce como la era del azúcar en Brasil. [24] El desarrollo del complejo de azúcar se produjo con el tiempo, con una variedad de modelos. [25] Las dependencias de la finca incluían un casa grande (casa grande) donde el dueño de la finca vivía con su familia, y el senzala, donde se guardaban los esclavos. Un estudio temprano notable de este complejo es el del sociólogo brasileño Gilberto Freyre. [26] Este arreglo fue representado en grabados y pinturas por Frans Post como una característica de una sociedad aparentemente armoniosa. [27]

Inicialmente, los portugueses dependían de los amerindios esclavizados para trabajar en la cosecha y el procesamiento de la caña de azúcar, pero pronto comenzaron a importar africanos esclavizados, aunque la esclavitud de los pueblos indígenas continuó. Los portugueses habían establecido varias instalaciones comerciales en África occidental, donde se compraban esclavos a los comerciantes africanos. Los africanos esclavizados fueron luego enviados en barcos de esclavos a Brasil, encadenados y en condiciones de hacinamiento. Los africanos esclavizados eran más deseables y prácticos porque muchos provenían de sociedades sedentarias basadas en la agricultura y no requerían tanta capacitación en la agricultura como los miembros de las sociedades amerindias, que tendían a no ser principalmente agrícolas. [28] Los africanos también eran menos vulnerables a las enfermedades que los amerindios. [28] La importación de africanos esclavizados a Brasil estuvo fuertemente influenciada por el auge de las industrias de azúcar y oro en la colonia desde 1600 hasta 1650, el azúcar representó el 95% de las exportaciones de Brasil. [29]

Las demandas de mano de obra esclava variaban según la región y el tipo de cosecha. En la región de Bahía, donde el azúcar era el cultivo principal, las condiciones para los pueblos esclavizados eran extremadamente duras. A menudo era más barato para los propietarios de esclavos trabajar literalmente a los pueblos esclavizados hasta la muerte en el transcurso de unos pocos años y reemplazarlos por personas esclavizadas recién importadas. [30] Las áreas donde se cultivaba mandioca, un cultivo de subsistencia, también utilizaban un gran número de pueblos esclavizados. En estas áreas, entre el 40 y el 60 por ciento de la población estaba esclavizada. Estas regiones se caracterizaron por menos demandas laborales y mejores condiciones de vida y de trabajo para los pueblos esclavizados en comparación con las condiciones laborales para las poblaciones esclavizadas en las regiones azucareras. [30]

Los portugueses intentaron restringir severamente el comercio colonial, lo que significa que a Brasil solo se le permitió exportar e importar bienes de Portugal y otras colonias portuguesas. Brasil exportó azúcar, tabaco, algodón y productos nativos e importó de Portugal vino, aceite de oliva, textiles y artículos de lujo, estos últimos importados por Portugal de otros países europeos. África jugó un papel esencial como proveedor de esclavos, y los traficantes de esclavos brasileños en África intercambiaban frecuentemente cachaça, un licor destilado derivado de la caña de azúcar, y conchas, por esclavos. Esto comprendió lo que ahora se conoce como el comercio triangular entre Europa, África y las Américas durante el período colonial.

Los comerciantes durante la era del azúcar fueron cruciales para el desarrollo económico de la colonia, el vínculo entre las áreas de producción de azúcar, las ciudades costeras portuguesas y Europa. [31] Al principio, los comerciantes provenían de muchas naciones, incluidos alemanes, flamencos e italianos, pero los comerciantes portugueses llegaron a dominar el comercio en Brasil. Durante la unión de las coronas española y portuguesa (1580-1640), también participó activamente en la América española, especialmente en el comercio de esclavos africanos. [32]

A pesar de que el azúcar brasileño tenía fama de alta calidad, la industria enfrentó una crisis durante los siglos XVII y XVIII cuando los holandeses y franceses comenzaron a producir azúcar en las Antillas, ubicadas mucho más cerca de Europa, lo que provocó la caída de los precios del azúcar.

Ciudades y pueblos Editar

Brasil tenía ciudades y pueblos costeros, que se han considerado mucho menos importantes que los asentamientos coloniales en Hispanoamérica, pero al igual que Hispanoamérica, los asentamientos urbanos eran importantes como sitios de la vida institucional de la iglesia y el estado, así como los grupos urbanos de comerciantes. A diferencia de muchas áreas de la América española, no había una población indígena densa y sedentaria que ya hubiera creado asentamientos, pero las ciudades y pueblos de Brasil eran similares a los de la Venezuela colonial española. Las ciudades portuarias permitieron la entrada de bienes comerciales portugueses, incluidos los esclavos africanos, y exportaron bienes de azúcar y luego oro y café para exportarlos a Portugal y más allá. Las ciudades costeras de Olinda (fundada en 1537), Salvador de Bahía (1549), Santos (1545), Vitória (1551) y Río de Janeiro (1565) también fueron vitales en la defensa contra los piratas. Solo São Paulo en Minas Gerais era una importante ciudad del interior. A diferencia de la red de pueblos y ciudades que se desarrolló en la mayoría de las áreas de Hispanoamérica, las ciudades costeras y sus zonas del interior estaban orientadas hacia Portugal directamente con poca conexión de otra manera. Con el azúcar como el principal producto de exportación en el período inicial y la necesidad de transformar la caña en azúcar refinada exportable in situ, el azúcar engenhos tenía artesanos residentes y barberos-cirujanos, y funcionaba de alguna manera como pequeñas ciudades. También a diferencia de la mayoría de los asentamientos españoles, las ciudades y pueblos brasileños no tenían una distribución uniforme de la plaza central y un patrón de calles con tablero de control, a menudo porque la topografía derrotaba una distribución tan ordenada. [33]

Nuevos cristianos editar

Los judíos convertidos, los llamados cristianos nuevos, muchos de los cuales eran comerciantes, desempeñaron un papel en el Brasil colonial. Su "importancia en el período colonial puede ser una explicación de por qué la Inquisición no se estableció de forma permanente en Brasil durante la Unión Ibérica". Los nuevos cristianos estaban bien integrados en la vida institucional, sirviendo tanto en cargos civiles como eclesiásticos. La relativa falta de persecución y la abundancia de oportunidades les permitió tener un lugar significativo en la sociedad. Con la Unión Ibérica (1580-1640), muchos emigraron a Hispanoamérica. [34]

La Unión Ibérica (1580-1640) Editar

En 1580, una crisis de sucesión provocó que la unión de Portugal y España fuera gobernada por el rey de los Habsburgo Felipe II. La unificación de las coronas de los dos reinos ibéricos, conocida como Unión Ibérica, duró hasta 1640 cuando los portugueses se rebelaron. Durante la unión las instituciones de ambos reinos permanecieron separadas. Para los comerciantes portugueses, muchos de los cuales eran cristianos conversos del judaísmo ("nuevos cristianos") o sus descendientes, la unión de coronas presentaba oportunidades comerciales en la trata de esclavos en la América española. [35] [36] Los Países Bajos (las Diecisiete Provincias) obtuvieron la independencia de España en 1581, lo que llevó a Felipe II a prohibir el comercio con barcos holandeses, incluso en Brasil. Dado que los holandeses habían invertido grandes sumas en la financiación de la producción de azúcar en el noreste brasileño y eran importantes como exportadores de azúcar, [37] comenzó un conflicto con los corsarios holandeses que saqueaban la costa: saquearon Salvador en 1604, de donde sacaron grandes cantidades de oro. y plata antes de que una flota conjunta hispano-portuguesa recuperara la ciudad. [ cita necesaria ]

Dominio holandés en el noreste de Brasil, 1630-1654 Editar

De 1630 a 1654, los holandeses se establecieron de forma más permanente en la comercial Recife y la aristocrática Olinda. [38] Con la captura de Paraíba en 1635, los holandeses controlaron un largo tramo de la costa más accesible a Europa (Brasil holandés), sin, sin embargo, penetrar en el interior. Los grandes barcos holandeses no pudieron atracar en las ensenadas costeras donde iban y venían los barcos portugueses más ligeros. Irónicamente, el resultado de la captura holandesa de la costa azucarera fue un precio más alto del azúcar en Amsterdam. Durante el episodio de Nieuw Holland, los colonos de la Compañía Holandesa de las Indias Occidentales en Brasil estuvieron en constante estado de sitio, a pesar de la presencia del Conde John Maurice de Nassau como gobernador (1637-1644) en Recife. Nassau invitó a comisiones científicas a investigar la flora y fauna local, lo que resultó en un mayor conocimiento del territorio. Además, puso en marcha un proyecto de ciudad para Recife y Olinda, que se cumplió parcialmente. Los restos sobreviven hasta la era moderna. Después de varios años de guerra abierta, los holandeses finalmente se retiraron en 1654, los portugueses saldaron una deuda de guerra en pagos de sal. Quedan pocas influencias culturales y étnicas holandesas. pero las pinturas de Albert Eckhout de indígenas y brasileños negros, así como sus naturalezas muertas, son importantes obras de arte barroco.

Esclavitud en Brasil Editar

A diferencia de la vecina Hispanoamérica, Brasil fue una sociedad esclavista desde sus inicios. La trata de esclavos africanos era inherente a la estructura económica y social de la colonia. Años antes de que comenzara el comercio de esclavos en América del Norte, se habían traído más esclavos a Brasil de los que jamás llegarían a las Trece Colonias. [39] Se puede estimar que alrededor del 35% de todos los africanos capturados en el comercio de esclavos del Atlántico fueron enviados a Brasil. [40] La trata de esclavos en Brasil continuaría durante casi doscientos años y duraría más tiempo que cualquier otro país de las Américas. Los esclavos africanos tenían un valor monetario más alto que los esclavos indígenas en gran parte porque muchos de ellos provenían de sociedades agrícolas y, por lo tanto, ya estaban familiarizados con el trabajo necesario para mantener las rentables plantaciones de azúcar de Brasil. Además, los esclavos africanos ya eran inmunes a varias de las enfermedades del Viejo Mundo que mataron a muchos pueblos indígenas y tenían menos probabilidades de huir, en comparación con los esclavos indígenas, ya que su lugar de origen era muy inaccesible. Sin embargo, muchos esclavos africanos de hecho huyeron y crearon sus propias comunidades de esclavos fugitivos llamadas quilombos, que a menudo se convirtieron en entidades políticas y económicas establecidas.

Asentamientos de esclavos fugitivos Editar

El trabajo en las plantaciones de caña de azúcar en el noreste de Brasil y otras áreas dependía en gran medida de la mano de obra esclava, principalmente de origen centroafricano. Estas personas esclavizadas trabajaron para resistir la esclavitud de muchas maneras. Algunas de las formas más comunes de resistencia involucraban la pereza y el sabotaje. [41] Otras formas en que estos pueblos esclavizados resistieron fue ejerciendo violencia sobre ellos mismos y sus bebés, a menudo hasta el punto de la muerte, y buscando venganza contra sus amos. [41] Otro tipo de resistencia a la esclavitud fue la huida y, con la densa vegetación de los trópicos, los esclavos fugitivos huyeron en gran número y para los dueños de esclavos, este fue un "problema endémico". [42] Las realidades de estar en una frontera que estaba vigilada de manera menos que óptima fomentó la fuga exitosa de las personas esclavizadas. [30] Desde principios del siglo XVII, hay indicios de esclavos fugitivos que se organizaron en asentamientos en el interior brasileño. Estos asentamientos, llamados mocambos y quilombos, eran generalmente pequeños y relativamente cercanos a los campos de azúcar, y atraían no solo a esclavos africanos sino también a personas de origen indígena.

Quilombos Los colonos portugueses a menudo los consideraban "parásitos", que se basaban en el robo de ganado y cultivos, la "extorsión y las incursiones esporádicas" para su sustento. [43] A menudo, las víctimas de esta incursión no eran plantadores de azúcar blanca, sino negros que vendían productos cultivados en sus propias parcelas. [44] Otras cuentas documentan las acciones de los miembros de Quilombos prospectar con éxito oro y diamantes y participar en el comercio con ciudades controladas por los blancos. [45]

Si bien las razones del asentamiento fugitivo son variadas, los quilombos rara vez eran totalmente autosuficientes y, aunque los habitantes pueden haberse dedicado a actividades agrícolas, dependían de una especie de economía parasitaria en la que la proximidad a las áreas pobladas solía ser un requisito previo para su éxito a largo plazo. A diferencia del palenque en Hispanoamérica o asentamientos marrones en las Indias Occidentales, los funcionarios brasileños reprendieron cualquier tipo de acuerdo para estandarizar los quilombos por temor a atraer aún más esclavos fugitivos a sus comunidades. [46] El más grande de los quilombos fue el Quilombo dos Palmares, ubicado en el actual estado de Alagoas, que creció a muchos miles durante la ruptura del dominio portugués con la incursión holandesa. [47] Palmares fue gobernado por los líderes Ganga Zumba y su sucesor, Zumbi. La terminología para los asentamientos y líderes proviene directamente de Angola, con quilombo una palabra angoleña para aldeas militares de diversos colonos y el nganga a nzumbi "Era el sacerdote encargado de la defensa espiritual de la comunidad". [32] Los holandeses y más tarde los portugueses intentaron varias veces conquistar Palmares, hasta que un ejército liderado por el famoso São Paulo Domingos Jorge Velho logró destruir el gran quilombo y matar a Zumbi en 1695. El director de cine brasileño Carlos Diegues hizo una película sobre Palmares llamado simplemente Quilombo. De los muchos quilombos que alguna vez existieron en Brasil, algunos han sobrevivido hasta el día de hoy como comunidades rurales aisladas. [ cita necesaria ]

Los colonos portugueses buscaron destruir estas comunidades fugitivas porque amenazaban el orden económico y social del régimen esclavista en Brasil. [48] ​​Había un temor constante entre los colonos de que los pueblos esclavizados se rebelaran y resistieran la esclavitud. [41] Dos de los objetivos de los colonos eran disuadir a los pueblos esclavizados de intentar escapar y cerrar sus opciones de escape. [49] Las estrategias utilizadas por los colonos portugueses para evitar que los esclavos huyeran incluían aprehender a los fugitivos antes de que tuvieran la oportunidad de unirse. [50] Los cazadores de esclavos organizaron expediciones con la intención de destruir las comunidades fugitivas. Estas expediciones destruyeron mocambos y habitantes muertos o re-esclavizados [51] Estas expediciones fueron realizadas por soldados y mercenarios, muchos de los cuales fueron apoyados por la población local o por el ejército del gobierno. [52] Como resultado, muchas comunidades fugitivas fueron fuertemente fortificadas. [53] En ocasiones, los amerindios fueron utilizados como "cazadores de esclavos" o como parte de un conjunto más amplio de defensas contra los levantamientos de esclavos que habían sido orquestados por ciudades y pueblos. [54] Al mismo tiempo, algunos amerindios resistieron los esfuerzos de los colonizadores para evitar levantamientos incorporando subrepticiamente a sus aldeas a quienes habían escapado de la esclavitud. [54]

Muchos de los detalles que rodean la estructura política y social interna de los quilombos siguen siendo un misterio, y la información disponible hoy en día está limitada por el hecho de que generalmente proviene de relatos coloniales de su destrucción. [55] Sabemos más sobre el Quilombo dos Palmares porque era "la comunidad fugitiva más grande y más longeva" del Brasil colonial. [55] Como cualquier organización política, Palmares y otros quilombos cambiaron con el tiempo. [55] Quilombos se basó en influencias africanas y europeas, a menudo emulando las realidades de la sociedad colonial en Brasil. [55] En Palmares continuó la esclavitud, que también existía en África. [55] Los quilombos, al igual que las plantaciones, probablemente estaban compuestos por personas de diferentes grupos africanos. [55] Predominó el sincretismo religioso, que combinaba elementos africanos y cristianos. [55] El quilombo bahiano de Buraco de Tatu se describe como una aldea "bien organizada" en la que la gente probablemente practicaba la monogamia y vivía en casas de forma rectangular que formaban hileras ordenadas, emulando una senzala de plantación. [55] Los quilombos a menudo estaban bien fortificados, con diques pantanosos y caminos falsos que conducían a "trampas cubiertas" y "estacas afiladas", como las que se utilizan en África. [55] El desequilibrio de género entre los esclavos africanos era el resultado de la preferencia de los plantadores por el trabajo masculino, y los hombres en quilombos no solo atacaban en busca de cosechas y bienes, sino que para las mujeres, las mujeres devueltas a los quilombos eran a menudo negras o mulatas. [55]

En Minas Gerais, la economía minera favoreció particularmente la formación de quilombos. [55] Los esclavos hábiles que trabajaban en las minas eran muy valiosos para sus dueños, pero, mientras continuaran cediendo sus hallazgos, a menudo se les permitía la libertad de movimiento dentro de los distritos mineros. [55] Los esclavos y los negros liberados constituían hasta las tres cuartas partes de la población de la región, y los fugitivos podían esconderse fácilmente entre el "mar de negros". [55] Las montañas de la región y grandes extensiones de tierra sin colonizar, proporcionaron escondites potenciales. [55] Los disturbios civiles combinados con otras formas de resistencia contra el gobierno colonial obstaculizaron severamente los esfuerzos anti-quilombo de los propietarios de esclavos y las autoridades locales. [55] De hecho, para consternación de las autoridades coloniales, los esclavos participaron en estos movimientos antigubernamentales, a menudo armados por sus dueños. [55]

Como se mencionó, los pueblos indígenas podrían ser tanto aliados como enemigos de los esclavos fugitivos. [55] Desde finales del siglo XVI y hasta 1627, en el sur de Bahía, una "religión mesiánica sincrética" llamada Santidade ganó popularidad entre los pueblos indígenas y los esclavos fugitivos, que unieron fuerzas y llevaron a cabo redadas en la región, incluso robando esclavos de El Salvador. [55]

Desde el siglo XVI se intentó varias veces la exploración del interior brasileño, principalmente para tratar de encontrar riquezas minerales como las minas de plata encontradas en 1546 por los españoles en Potosí (ahora en Bolivia). Dado que inicialmente no se encontraron riquezas, la colonización se restringió a la costa donde el clima y el suelo eran adecuados para las plantaciones de caña de azúcar.

La clave para comprender la expansión tierra adentro en Brasil es comprender la estructura económica de la colonia. Brasil fue construido como una colonia de exportación, y menos como un lugar para el asentamiento europeo permanente. Esto llevó a una cultura de extracción insostenible en términos de uso de la tierra y la mano de obra.

En las plantaciones de azúcar del norte, la tierra se trabajaba de forma exhaustiva sin preocuparse por asegurar su productividad a largo plazo. Tan pronto como se agotaba la tierra, los propietarios de las plantaciones simplemente abandonaban sus parcelas, trasladando la frontera azucarera a nuevas parcelas, ya que la oferta de tierra les parecía interminable. [56] Los incentivos económicos para aumentar las ganancias impulsaron este patrón de plantación, mientras que las tierras abandonadas rara vez se recuperaron. [57]

Las expediciones al interior de Brasil se dividen en dos tipos: las entradas y el bandeiras. los entradas se hicieron en nombre de la corona portuguesa y fueron financiadas por el gobierno colonial. Su principal objetivo era encontrar riquezas minerales, así como explorar y cartografiar territorios desconocidos. los bandeiras, por otro lado, fueron iniciativas privadas patrocinadas y llevadas a cabo en su mayoría por pobladores de la región de São Paulo (la Paulistas). Las expediciones del bandeirantes, como se llamaba a estos aventureros, tenían como objetivo obtener esclavos nativos para el comercio y encontrar riquezas minerales. Banderia Las expediciones a menudo consistían en un oficial de campo, sus esclavos, un capellán, un escriba, un cartógrafo, colonos blancos, ganado y profesionales médicos, entre otros. [58] En marchas de varios meses, estos grupos entraron en tierras que aún no estaban ocupadas por colonizadores y sin duda formaban parte de las tierras de origen de los amerindios. [58] El Paulistas, quienes en ese momento eran en su mayoría de ascendencia portuguesa y nativa mixta, conocían todos los antiguos caminos indígenas (el peabirus) a través del interior brasileño y se aclimataron a las duras condiciones de estos viajes. [59]

A finales del siglo XVII, la bandeirantes Las expediciones descubrieron oro en el centro de Brasil, en la región de Minas Gerais, lo que inició una fiebre del oro que condujo a un espectacular desarrollo urbano del interior de Brasil durante el siglo XVIII. Además, las expediciones al interior llevaron a la expansión hacia el oeste de las fronteras del Brasil colonial, más allá de los límites establecidos por el Tratado de Tordesillas.

Mezcla racial e intercambio cultural a lo largo de la frontera Editar

Cuando los fugitivos blancos que huían de los recaudadores de impuestos, el alistamiento militar y la ley entraron en el interior de la Mata Atlántica, formaron asentamientos mestizos que se convirtieron en sitios de "intercambio cultural y genético". [60]

Algunas tribus como los Caiapo lograron defenderse de los europeos durante años, mientras adoptaban prácticas agrícolas del Viejo Mundo. [60] Sin embargo, la expansión de la frontera minera expulsó a muchas tribus indígenas de sus tierras. [60] Un número creciente de ellos acudió a las aldeias para evadir la amenaza de esclavitud por parte de colonos o conflictos con otros grupos indígenas. [60] En 1755, en un intento de transformar a esta población errante en un campesinado más productivo y asimilado inspirado en los propios campesinos de Europa, el marqués de Pombal abolió la esclavitud de los nativos y la discriminación legal contra los europeos que se casaban con ellos, prohibiendo el uso de el término caboclo, peyorativo utilizado para referirse a un mestizo o un indígena destribalizado. [60]

A lo largo de la frontera, la mezcla racial entre personas de ascendencia indígena, europea y africana resultó en varios espacios físicos para el intercambio cultural que el historiador Warren Dean ha llamado la "frontera caboclo". [60] Las autoridades coloniales portuguesas se caracterizaron por su negativa a cooperar o negociar con los quilombos, viéndolos como una amenaza para el orden social (Schwartz 4), [61] pero los asentamientos caboclo integraron a los indígenas en lo que Darren describe como "neoeuropeos costumbres [o una versión africanizada de ellas] ". [60] Los esclavos fugitivos, formando quilombos o encontrando refugio en el interior de la selva, entraron en contacto con los indígenas y los introdujeron en la lengua portuguesa. [60] El agente del ejército fronterizo Guido Thomaz Marlière señaló: "Un negro fugitivo puede lograr más entre los indios que todos los misioneros juntos". [60] Un quilombo en específico, Piolho, fue "oficialmente tolerado" por su capacidad para pacificar a las tribus indígenas. . [60] Al mismo tiempo, los funcionarios coloniales desaprobaron las uniones entre esclavos negros fugitivos e indígenas. [60] En 1771, cuando un capitán mayor indígena de una aldeia se casó con una mujer africana, fue destituido de su cargo. [60]

Los habitantes de la frontera caboclo intercambiaron creencias, tradiciones musicales, remedios, técnicas de pesca y caza, y otras costumbres entre ellos. [60] El idioma tupi enriqueció al portugués con nuevas palabras para la flora y fauna nativas, así como para los lugares. [60] Africanismos, como la palabra Kimbundu fubà (harina de maíz) también se convirtió en parte del portugués brasileño. [60]

Black Irmandade of Bahia, Brasil Editar

La Irmandade Negra fue el resultado de que negros y mulatos comenzaran a crear costumbres y cultura. [62] Aunque los negros eran considerados de "la chusma más baja", sus habilidades agrícolas y el hecho de que vinieran de Europa junto con los europeos blancos les dio una ventaja en la clasificación social. [62] Estos negros afro-portugueses desarrollaron una cultura compleja que se puede destacar mejor a través de sus celebraciones y festividades que tuvieron lugar en Bahía, Brasil. [62] En estas festividades se encuentra una combinación de creencias y prácticas africanas con no solo un impacto cristiano, sino también el impacto de vivir en una nueva tierra. La Irmandade le dio un gran valor a la extensión del entierro de uno, ya que morir solo y “anónimamente” sería una representación de una persona pobre. [62] La Irmandade de Bahía, Brasil, destaca la creciente complejidad racial y cultural que tendría lugar entre los indígenas nativos, los esclavos africanos y los europeos blancos en los años venideros.

Si bien los primeros yacimientos de oro importantes se encontraron a fines del siglo XVII, hay constancia de que se encontró oro en el área de São Vicente a fines del siglo XVI. [63] Aproximadamente en el siglo transcurrido entre estos avistamientos iniciales de oro y los primeros hallazgos de importantes depósitos de oro, no se obtuvieron muchos ingresos, pero se establecieron dos modos importantes de interacción con el oro en Brasil. En primer lugar, en los yacimientos de oro iniciales y las fundiciones administradas por la monarquía portuguesa, la corona obligó a los indígenas a realizar trabajos esclavos. Cientos de miles de personas fueron enviadas desde África para ser esclavizadas para trabajar en minas a fines del siglo XVII, [64] pero este proceso comenzó con un par de cientos de indígenas esclavizados en la industria del oro en las primeras empresas de oro por parte de la Corona en Brasil un siglo antes. [63] En segundo lugar, las personas a las que se hace referencia como faiscadores o garimpeiros prospectado y extraído ilegalmente en busca de oro, eludiendo los impuestos portugueses sobre los metales preciosos. Los buscadores de oro que extraen ilegalmente oro separado de la corona portuguesa fue un problema para la monarquía durante más de cien años después del comienzo de la extracción de oro en Brasil. [sesenta y cinco]

El descubrimiento del oro fue recibido con gran entusiasmo por Portugal, que tenía una economía en desorden tras años de guerras contra España y los Países Bajos. Rápidamente se produjo una fiebre del oro, con personas de otras partes de la colonia y Portugal inundando la región en la primera mitad del siglo XVIII. La gran parte del interior brasileño donde se extraía el oro se conoció como Minas Gerais (Minas Generales). La extracción de oro en esta zona se convirtió en la principal actividad económica del Brasil colonial durante el siglo XVIII. En Portugal, el oro se utilizó principalmente para pagar bienes industrializados como textiles y armas de otras naciones europeas (ya que Portugal carecía de economía industrial) para, especialmente durante el reinado del rey Juan V, construir edificios barrocos como el Convento de Mafra. . Además del oro, también se encontraron depósitos de diamantes en 1729 alrededor del pueblo de Tijuco, ahora Diamantina. Una figura famosa en la historia brasileña de esta época fue Xica da Silva, una esclava que tuvo una relación de larga data en Diamantina con un funcionario portugués, la pareja tuvo trece hijos y ella murió siendo una mujer rica. [66] En el paisaje montañoso de Minas Gerais, el oro estaba presente en los depósitos aluviales alrededor de los arroyos y se extraía utilizando cacerolas y otros instrumentos similares que requerían poca tecnología. La extracción de oro fue realizada principalmente por esclavos. La industria del oro trajo cientos de miles de africanos a Brasil como esclavos. [67] La ​​Corona portuguesa permitió particulares para extraer el oro, requiriendo una quinta parte (20%) del oro (el quinto) para ser enviado al gobierno colonial como tributo. Para prevenir el contrabando y extraer la quinto, en 1725 el gobierno ordenó que todo el oro se echara en barras en el Casas de Fundição (Casting Houses), y envió ejércitos a la región para evitar disturbios y supervisar el proceso de minería. El tributo real era muy impopular en Minas Gerais y el oro se ocultaba con frecuencia a las autoridades coloniales. Eventualmente, el quinto contribuido a movimientos rebeldes como el Levante de Vila Rica, en 1720, y el Inconfidência Mineira, en 1789 (ver más abajo).

Varios historiadores han señalado que el déficit comercial de Portugal en relación con los británicos mientras estaba en vigor el Tratado de Methuen sirvió para redirigir gran parte del oro extraído en Brasil durante el siglo XVIII a Gran Bretaña. El Tratado de Methuen fue un tratado comercial firmado entre los británicos y portugueses, por el cual toda la tela de lana importada de Gran Bretaña estaría libre de impuestos en Portugal, mientras que el vino portugués exportado a Gran Bretaña estaría gravado a un tercio del impuesto de importación anterior sobre vinos. . El vino de Oporto se había vuelto cada vez más popular en Gran Bretaña en ese momento, pero la tela representaba una parte mayor del valor comercial que los vinos, por lo que Portugal finalmente incurrió en un déficit comercial con los británicos. [68]

El gran número de aventureros que llegaron a Minas Gerais llevó a la fundación de varios asentamientos, el primero de los cuales fue creado en 1711: Vila Rica de Ouro Preto, Sabará y Mariana, seguido de São João del Rei (1713), Serro, Caeté. (1714), Pitangui (1715) y São José do Rio das Mortes (1717, ahora Tiradentes). A diferencia de otras regiones del Brasil colonial, las personas que llegaron a Minas Gerais se establecieron principalmente en aldeas en lugar de en el campo.

En 1763, la capital del Brasil colonial fue transferida de Salvador a Río de Janeiro, que se encontraba más cerca de la región minera y proporcionaba un puerto para enviar el oro a Europa.

Según la historiadora Maria Marcílio, "En 1700 Portugal tenía una población de alrededor de dos millones de personas. Durante el siglo XVIII, aproximadamente 400.000 partieron hacia [la colonia portuguesa de] Brasil, a pesar de los esfuerzos de la corona para imponer severas restricciones a la emigración". [69]

La producción de oro declinó hacia finales del siglo XVIII, iniciando un período de relativo estancamiento del interior brasileño.

Colonización del Sur Editar

En un intento por expandir las fronteras del Brasil colonial y sacar provecho de las minas de plata de Potosí, el Consejo Portugués de Ultramar (el Conselho Ultramarino) ordenó al gobernador colonial Manuel Lobo que estableciera un asentamiento a orillas del Río de la Plata, en una región que legalmente pertenecía a España. En 1679 Manuel Lobo fundó Colonia de Sacramento en el margen opuesto a Buenos Aires. El asentamiento fortificado se convirtió rápidamente en un importante punto de comercio ilegal entre las colonias española y portuguesa. España y Portugal se disputaron el enclave en varias ocasiones (1681, 1704, 1735).

Además de Colonia de Sacramento, se establecieron varios asentamientos en el sur de Brasil a fines del siglo XVII y XVIII, algunos con campesinos de las islas Azores. Las ciudades fundadas en este período incluyen Curitiba (1668), Florianópolis (1675), Río Grande (1736), Porto Alegre (1742) y otras, y ayudaron a mantener el sur de Brasil firmemente bajo control portugués.

Los conflictos sobre las fronteras coloniales del sur llevaron a la firma del Tratado de Madrid (1750), en el que España y Portugal acordaron una considerable expansión hacia el suroeste del Brasil colonial. Según el tratado, Colonia de Sacramento se entregaría a España a cambio de los territorios de São Miguel das Missões, región ocupada por misiones jesuitas dedicadas a evangelizar a los indígenas guaraníes. La resistencia de los jesuitas y los guaraníes desembocó en la Guerra del Guaraní (1756), en la que tropas portuguesas y españolas destruyeron las Misiones. Colonia de Sacramento siguió cambiando de manos hasta 1777, cuando fue definitivamente conquistada por el gobernador colonial de Buenos Aires.

Inconfidência Mineira Editar

En 1788/89, Minas Gerais fue escenario de la conspiración más importante contra las autoridades coloniales, la llamada Inconfidência Mineira, inspirado en los ideales de los filósofos liberales franceses del Siglo de las Luces y la exitosa Revolución Americana de 1776. Los conspiradores pertenecían en gran parte a la clase alta blanca de Minas Gerais. [70] Muchos habían estudiado en Europa, especialmente en la Universidad de Coimbra, y algunos tenían grandes deudas con el gobierno colonial. En el contexto de la disminución de la producción de oro, la intención del gobierno portugués de imponer el pago obligatorio de todas las deudas (la derrama) fue una de las principales causas de la conspiración. Los conspiradores querían crear una República en la que el líder fuera elegido mediante elecciones democráticas. La capital sería São João del Rei y Ouro Preto se convertiría en una ciudad universitaria. La estructura de la sociedad, incluido el derecho a la propiedad y la propiedad de los esclavos, se mantendría intacta.

La conspiración fue descubierta por el gobierno colonial portugués en 1789, antes de que pudiera tener lugar la rebelión militar planeada. Once de los conspiradores fueron exiliados a las posesiones coloniales portuguesas en Angola, pero Joaquim José da Silva Xavier, apodado Tiradentes, fue condenado a muerte. Tiradentes fue ahorcado en Río de Janeiro en 1792, dibujado y descuartizado, y las partes de su cuerpo exhibidas en varias ciudades. Más tarde se convirtió en un símbolo de la lucha por la independencia brasileña y la libertad del dominio portugués.

La Inconfidência Mineira no fue el único movimiento rebelde en el Brasil colonial contra los portugueses. Posteriormente, en 1798, se produjo el Inconfidência Baiana en Salvador. En este episodio, que tuvo más participación de la gente común, cuatro personas fueron ahorcadas y 41 encarceladas. Los miembros incluían esclavos, gente de clase media e incluso algunos terratenientes.

Las prácticas coloniales destruyeron gran parte de la selva brasileña. [71] Esto fue posible en parte por las concepciones coloniales del mundo natural como una colección desechable de utilidades sin valor inherente. [71]

Las prácticas mineras dañaron significativamente la tierra. Para facilitar la extracción de oro, en algunas regiones se quemaron grandes extensiones de bosque a lo largo de las laderas. [72] (Dean, 95) 4.000 kilómetros cuadrados de la región del Bosque Atlántico fueron despojados para la minería, dejando el terreno "calvo y desierto". [72] (Dean, 97). Esta destrucción masiva del medio ambiente natural fue consecuencia de la cultura colonial de extracción e insostenibilidad. [73]

A medida que disminuía la fiebre del oro, muchos colonos portugueses abandonaron la minería para dedicarse a la agricultura y la cría de animales. [74] Las prácticas agrícolas se extendieron hacia el interior de la selva brasileña. [74] Los colonos comenzaron a poner en marcha lo que se convirtió en una tendencia casi imparable con profundos efectos acumulativos. [74] Las decisiones de los colonos portugueses de seguir la estrategia económica de la agricultura y adoptar prácticas agrícolas particulares transformaron significativamente el medio ambiente brasileño. Los colonos portugueses entendieron la agricultura como una benéfica domesticación de la frontera, instando a mestizos, mulatos e indígenas a abandonar la vida en el bosque salvaje y adoptar la agricultura. [75] Las prácticas agrícolas coloniales en el bosque eran insostenibles, explotando en gran medida la tierra. Las prácticas de tala y quema se utilizaron liberalmente, y las respuestas coloniales a la presencia del género de hormigas Atta alentó tanto el abandono de campos a gran escala como el desmonte extensivo de tierras adicionales. [73] Atta resistido eficazmente a la agricultura. En solo unos pocos años, las hormigas construyeron colonias elaboradas y complejas que los colonos encontraron casi imposibles de destruir y que hicieron que cavar y arar fuera extremadamente difícil. [76] En lugar de luchar contra las hormigas, los colonos cedieron sus campos a las hormigas, crearon nuevos campos mediante la quema y, unos años más tarde, cedieron sus nuevos campos a las hormigas. [76]

Esta transformación ambiental contrasta fuertemente con los conceptos y prácticas de manejo de la tierra de los amerindios brasileños. A diferencia de muchas áreas de América Central y del Sur, en Brasil los amerindios no perturbaron ni dañaron significativamente a las comunidades bióticas. [77] Los amerindios mantenían comunidades muy pequeñas y su número total era pequeño. Además, priorizaron la productividad agrícola a largo plazo de la tierra, utilizando prácticas de cultivo, caza y recolección que eran sostenibles. [77]

La introducción de ganado europeo (ganado vacuno, equino y porcino) también transformó radicalmente la tierra. [72] La flora indígena en el interior de Brasil se marchitó y murió ante el repetido pisoteo del ganado; la flora fue reemplazada por pastos capaces de adaptarse a tal abuso. [72] El ganado también sobrepastoraba los campos fértiles, matando la vegetación que era capaz de sobrevivir al pisoteo extensivo. [71] Plantas nocivas cubiertas de matorrales, algunas de las cuales eran venenosas, reemplazaron esta vegetación. [78] Los colonos respondieron a estas plantas no deseadas quemando innumerables pastos grandes, una práctica que mató a innumerables animales pequeños y dañó enormemente los nutrientes del suelo. [79]

Desafíos para la sostenibilidad y el crecimiento de la agricultura Editar

La extracción de oro y diamantes dio forma a la economía interna de la agricultura. [60] Aunque la agricultura de roza y quema pudo alimentar la región minera durante el siglo XVIII, la deforestación y la degradación de la tierra a largo plazo dificultaron la agricultura y obligaron a los agricultores a buscar pastos más lejos de estos centros mineros. . [60] Como resultado, en 1800, los productos alimenticios se transportaban en trenes de mulas hasta 100 kilómetros solo para llegar a Ouro Preto. [60] Aunque las autoridades coloniales alentaron la industria minera, como los jesuitas antes que ellos, también notaron los efectos negativos de la agricultura de roza y quema. [60]

En 1765, Luis Antonio Souza Botelho se convirtió en gobernador de la capitanía de São Paulo. [60] Intentó detener la agricultura de roza y quema mediante la imposición de un orden social en la aldea. [60] Botelho alentó a mestizos, mulatos, indígenas asimilados y granjeros paulistas a tomar el arado y usar el estiércol de los animales de tiro como fertilizante, pero sus reformas no funcionaron por varias razones. [60] Las propuestas de Botelho no atrajeron a los agricultores porque los agricultores tendrían que trabajar más horas sin ninguna garantía o probabilidad de aumentar realmente su cosecha. [60] La política de tierras colonial favoreció a la élite, que podía permitirse comprar títulos de tierras costosos. [60] Debido a que estos pequeños agricultores no pudieron obtener títulos de propiedad para hacer de sus campos su propiedad, no invirtieron en prácticas agrícolas sostenibles. [60] Botelho también vio la esclavitud como un obstáculo para el desarrollo agrícola de la región.[60] Aunque sus reformas no tuvieron éxito y no pudo implementar todas sus ideas, Botelho reconoció que el mercantilismo y el militarismo impidieron el crecimiento de la agricultura. [60]

Otros impedimentos para el crecimiento de la agricultura incluyeron la criminalización y difamación de los pobres. Se esperaban fuertes impuestos en efectivo de los agricultores pobres. [60] Si bien los reembolsos podían demorarse durante años, cuando no se pagaban los impuestos, los jóvenes de la familia se veían obligados a realizar el servicio militar. [60] Un gobernador de Minas Gerais señaló con consternación que los colonos blancos parecían rechazar todas las formas de trabajo manual intensivo con la esperanza de aumentar sus posibilidades de movilidad social ascendente. [60] Botelho, él mismo, "reclutó a casi 5.000 hombres de una población adulta que no podría haber superado los 35.000". [60] Los hombres desempleados fueron designados como vadios o vagamundos y se alista en el ejército o se envía a la frontera junto con los convictos. [60] Algunos de los hombres lograron escapar de las autoridades y se refugiaron en la Mata Atlántica, donde se convirtieron en agricultores de subsistencia o buscadores que luego pasarían a formar parte de la "frontera caboclo". [60]

Las plagas y plagas que invadieron los cultivos de los agricultores fueron una barrera significativa para el crecimiento de la agricultura. [60] Los roedores, los insectos y las aves se alimentaban de muchos cultivos, pero las plagas más dominantes eran las hormigas cortadoras de hojas o saúva (en tupi). [60] Estas hormigas son difíciles de eliminar ya que, incluso hoy, son difíciles de estudiar porque trabajan de noche y viven bajo tierra. [60] Los agricultores en ese momento no estaban seguros de cómo lidiar con saúvay, lamentablemente, recurrió a contramedidas, como la tala y quema, que solo agravaron el problema. [60]

Ganadería Editar

Al igual que con la agricultura, la economía minera dio forma a la industria ganadera desde sus inicios. La carne de res era consumida por los mineros y era "la fuente preferida de proteínas en la dieta neoeuropea" del Brasil colonial. [60] La ganadería se extendió desde Sao Paulo hasta las llanuras de Gaurapuava. [60]

No se cuidaba especialmente al ganado. [60] No se proporcionó forraje, e incluso se descuidó a menudo la castración y el marcado. [60] Como resultado, hubo una tasa de mortalidad severa durante la estación seca, y el ganado tardó varios años en alcanzar un peso vendible. [60] La sal sirvió como un suplemento dietético deficiente para el ganado, y este uso inadecuado simplemente hizo que las carnes en conserva y los productos lácteos fueran "innecesariamente costosos". [60] Catte sufría de parásitos intestinales y garrapatas. [60] En sus intentos por escapar de las plagas y amenazas, a menudo se trasladaron a los márgenes del bosque, alterando sus ecosistemas. [60] Como se mencionó, la cría de ganado cambió el paisaje nativo de pastos apetecibles a plantas "matorrales y nocivas", pero tratar de eliminarlas quemando solo funcionó temporalmente. [60] A largo plazo, la quema de estos pastos causó erosión, redujo la permeabilidad del suelo y produjo pastos degradados e insalubres propensos a albergar garrapatas y especies de plantas venenosas. [60] El ganado tardó más en alcanzar su peso y, al elegir los animales más grandes, los pastores solo empeoraron la raza a través de una "presión selectiva negativa". [60] Aunque eran comestibles y resistentes al fuego, las hierbas africanas que finalmente reemplazaron a las nativas no eran tan nutritivas porque no se plantaron en una variedad para proporcionar una dieta más equilibrada. [60]

Debido a los pastizales degradados, la alta tasa de mortalidad, el crecimiento lento y la baja población, como la agricultura, la industria ganadera en el Brasil colonial no fue muy productiva. De hecho, los cazadores-recolectores de esta zona podrían haber obtenido más carne que los ganaderos, que anualmente producían un máximo de "cinco kilogramos de carne por hectárea". [60] Por lo tanto, las prácticas agrícolas derrochadoras y los métodos irresponsables de cría de ganado no solo llevaron a la degradación del paisaje nativo, sino que también hicieron poco por el desarrollo económico a largo plazo de la región. [60] El historiador Warren Dean reconoce los efectos que el colonialismo y el capitalismo tuvieron en la explotación aparentemente "inútil" y "derrochadora" de la Mata Atlántica, pero también advierte al lector que no atribuya toda la culpa al colonialismo y al capitalismo. [60] Según Dean, hay evidencia que sugiere que los colonos aceptaron la "autoridad real" sólo cuando apoyaba sus intereses y que "las colonias no estaban necesariamente condenadas a niveles [más bajos] de formación de capital". [60] "La resistencia a las demandas del imperialismo", dice Dean, puede tener "un efecto tan fuerte y determinante en la formación de estados y naciones como el imperialismo mismo". [60]


Ver el vídeo: Histórias do Brasil - Quem descobriu o Brasil? (Diciembre 2021).