Información

Revista del coronel Timothy Pickering de Massachusetts. - Historia


Brandywine
Revista del coronel Timothy Pickering de Massachusetts.

11 de septiembre. — Esta mañana se produjo un cañoneo, habiendo avanzado el enemigo a las alturas opuestas a las que ocupamos, al otro lado del vado. Se produjo una acalorada escaramuza entre nuestras tropas ligeras, al mando de Maxwell, y un grupo de hessianos, en la que estos últimos fueron principalmente muertos y heridos, no treinta huyendo, ya que Maxwell consideró que trescientos de ellos murieron y resultaron heridos. El enemigo no hizo ningún intento de cruzar por este lugar. El cañoneo fue mutuo; el de ellos no nos hizo daño, salvo matar a un hombre.

El enemigo que permanecía desfilando en las alturas distantes, y continuando el cañoneo, me indujo a pensar que no tenían la intención de cruzar por el Vado de Chad, sino sólo para divertirnos mientras su ejército principal cruzaba por algún otro lugar. El evento demostró que la conjetura era correcta. El cuerpo principal del enemigo cruzó el; Brandywine seis u ocho millas más arriba, a nuestra derecha. El general tuvo conocimiento de esto por algunos mensajeros; pero otros lo contradecían; y, dado que la información permaneció mucho tiempo sorprendentemente incierta, fue tarde antes de que se tomara la decisión de recibir al enemigo en ese lugar. La consecuencia fue que las divisiones que se enfrentaron primero, que estaban demasiado distantes para ser apoyadas por otras, fueron rechazadas; y esto sentó las bases para una derrota final. Sin embargo, la brigada de Weedon, que se levantó un poco antes de la noche, luchó valientemente y detuvo la persecución del enemigo, y dio más tiempo para que los demás se retiraran. Este enfrentamiento de la derecha comenzó aproximadamente a la mitad después de las tres de la tarde, o las cuatro, y duró hasta la noche.

Cuando la batalla se enfureció más a la derecha, y todas las tropas continentales, excepto la división de Wayne, se retiraron hacia la derecha, el enemigo frente al Ford de Chad comenzó un cañonazo furioso, que fue devuelto con igual calidez desde el parque de artillería. Pero finalmente el enemigo se adelantó y, después de un compromiso obstinado con nuestra artillería y la división de Wayne, esta última se retiró.

Todo el ejército esta noche se retiró a Chester. Fue una suerte para nosotros que llegara la noche, pues bajo su manto los fatigados rezagados y algunos heridos escaparon.


Derechos de caza de Haudenosaunee

El Jefe Irving Powless Jr y el Dr. Robert Venables (profesor retirado de Estudios Nativos Americanos en Cornell) han formado una relación durante los últimos 30 años. Les gustaría compartir información sobre el cinturón devuelto al Onondaga la semana pasada.

Haga clic para leer más de los ensayos de Chief Powless Jr & # 038 Dr. Venables.

DERECHOS DE CAZA DE HAUDENOSAUNEE
DESCRITO POR EL CORONEL TIMOTHY PICKERING DURANTE LAS NEGOCIACIONES QUE LLEVARON AL TRATADO DE CANANDAIGUA

En la tarde del 28 de octubre de 1794, el comisionado de los Estados Unidos, coronel Timothy Pickering, pronunció un discurso en el que detallaba cuidadosamente los términos del Tratado de Canandaigua a los Haudenosaunee reunidos en consejo en Canandaigua. El cuáquero William Savery estuvo presente en esta reunión. Savery registró en su diario lo que el coronel Pickering le dijo a los Haudenosaunee sobre sus derechos a cazar en todos sus territorios. Pickering comenzó señalando que los Haudenosaunee podían incluso cazar en un terreno cedido a los británicos en 1764. Este terreno se usaba para viajar y transportarse entre el lago Ontario y el lago Erie y proporcionaba específicamente una ruta terrestre para suministros militares alrededor de las cataratas del Niágara. Pickering luego pasó a incluir todas las tierras cedidas por Haudenosaunee desde la Paz de París en 1783. Así Pickering incluyó las tierras involucradas en las negociaciones en 1784 en Fort Stanwix y todas las tierras involucradas en las negociaciones con el Estado de Nueva York.

El comisionado observó que el camino de cuatro millas al lado de la ensenada, entre el lago Erie y el lago Ontario, fue cedido a nuestros predecesores, los británicos, en los días de sir William Johnson, que los indios tendrán el derecho de cazar. en estas tierras, así como en todas las cedidas en el tratado de Fort Stanwix y en todas las demás tierras cedidas por ellos desde la paz.

Referencia: William Savery, Un diario de la vida, viajes y trabajos religiosos de William Savery compilado en 1837 a partir de sus memorandos originales de Jonathan Evans. Filadelfia: The Friends Library, volumen uno, p. 359. Esta cita también se puede encontrar en otra edición del diario de Savery: William Savery, A Journal of the Life, Travels, and Religious Labors of William Savery, editado por Jonathan Evans (Filadelfia: publicado para Friends & # 8217 Bookstore, 1873) , 124. Esta cita, con ortografía modernizada, también se puede encontrar en el Apéndice de G. Peter Jemison y Anna M. Schein, eds., Tratado de Canandaigua 1794 (Santa Fe, Nuevo México: Clear Light Publishers, 2000), p. . 278.


HONRAR A NUESTROS VETERANOS

Cada Día de los Caídos, honramos a nuestro tocayo de capítulo, el Coronel Timothy Pickering, con un servicio conmemorativo en su tumba en el Cementerio Broad St. en Salem, Massachusetts. ¡Este año fuimos apropiadamente distanciados y enmascarados!

Nuestro capítulo participó en el saludo nacional a los veteranos hospitalizados en el Edith Nourse Rogers Memorial Veterans Hospital visitando a los pacientes admitidos.

El Capítulo del Coronel Timothy Pickering, NSDAR, disfrutó de una reunión maravillosa en honor a nuestros veteranos de Vietnam. El general de brigada John N. Dailey, retirado del Ejército de los EE. UU., Pronunció un fascinante discurso sobre sus 31 años de servicio en el Ejército de los EE. UU. Nuestro orador sirvió en dos giras por Vietnam y voló más de 3.000 horas de combate. Es verdaderamente un hombre increíble que ha contribuido tanto a nuestro país y fue un honor tenerlo como orador.

El General de Brigada del Ejército de los EE. UU. John N. Dailey y varios otros veteranos fueron honrados por sus valientes servicios a nuestro país durante la reunión. El Capítulo del Coronel Timothy Pickering, NSDAR, también recolectó una gran cantidad de donaciones para el Centro Médico VA local y agradece a todos los que hicieron una donación y continuamos apoyando y honrando a los veteranos durante todo el año.


Detalles de registro

Autor

Hugh C. Leighton Co. (Fabricante)

Tipo de material

Otra gente

Pickering, Timothy, 1745-1829

Asignaturas

Fotografía arquitectónica
Broad Street (Salem, Massachusetts)
Guerra revolucionaria

Nivel de descripción

Nota de ubicación

Postales: Mass Salem: Pickering House

Lenguaje reparativo en los registros de colecciones

Historic New England se compromete a implementar descripciones de lenguaje reparativo para colecciones existentes y a crear descripciones de lenguaje respetuosas e inclusivas para nuevas colecciones. Si encuentra lenguaje en el portal de acceso a colecciones de Historic England que es dañino u ofensivo, o encuentra materiales que se beneficiarían de una advertencia de contenido, comuníquese con [email & # 160protected].


Hilo de seda para coser Corticelli, 1876

En una publicación anterior sobre la sericultura estadounidense, el Dr. James Mease de Filadelfia le escribió al coronel Timothy Pickering sobre sus actividades de sericultura en 1826. Los pequeños experimentos de sericultura estadounidense, como el del Dr. Mease, dieron paso a la empresa industrial en la década de 1840. En Northampton y sus pueblos circundantes, los empresarios Samuel Whitmarsh y Samuel Lapham Hill hilaron la estructura necesaria para Nonotuck Silk Company y su línea de producción de seda de costura Corticelli.

Aunque Samuel Whitmarsh le dio su nombre a Nonotuck Silk Company, la compañía no sobrevivió a la burbuja especulativa de las moras y la posterior implosión a fines de la década de 1830. La Asociación de Educación e Industria de Northampton compró los restos de las operaciones de Whitmarsh, pero luchó por producir seda cruda hasta la disolución definitiva de la asociación en 1846.

Samuel L. Hill convirtió las operaciones de producción de seda de la Asociación de Educación e Industria de Northampton en fábricas de fabricación. La empresa comenzó a importar la seda de China y Japón a partir de entonces. Hill comenzó a fabricar un nuevo hilo de coser de seda conocido como & # 8220machine twist & # 8221 que era lo suficientemente resistente como para ser utilizado en máquinas de coser mecánicas. Hill envió al inventor de la máquina de coser Isaac M. Singer algunos de sus carretes de seda empresariales & # 8220machine twist & # 8221 en 1852. Singer quedó tan impresionado que solicitó todas las existencias de carretes de seda de la empresa. El mercado de hilos de seda floreció bajo la influencia de estos dos empresarios.

Samuel Hill siguió siendo presidente de Nonotuck Silk Company hasta su jubilación en 1876. En la Exposición Internacional del Centenario de 1876 en Filadelfia, Nonotuck Silk Company presentó esta hermosa andanada de 1876 que representa doce pasos en el proceso de producción de seda, desde gusanos de seda hasta seda cruda.


Casa Pickering, Salem, Mass

The Pickering House, en 18 Broad Street en Salem, alrededor de 1906. Imagen cortesía de la Biblioteca del Congreso, Colección Detroit Publishing Company.

Aunque es difícil saberlo por su apariencia actual, Pickering House es uno de los edificios más antiguos de Massachusetts y posiblemente el más antiguo de Salem. Según la tradición, fue construida alrededor de 1651 por John Pickering, Sr., quien murió en 1657. Sin embargo, la datación dendrocronológica reciente sugiere que la casa fue construida en realidad alrededor de 1664, presumiblemente por el hijo de Pickering, quien también se llamaba John. Originalmente, la casa consistía solo en la parte este en el lado derecho de la casa, con una habitación en cada uno de los dos pisos, pero se expandió y modificó muchas veces a lo largo de los años. El primero probablemente se produjo alrededor de la década de 1680, cuando John Pickering, Jr. agregó la parte occidental de la casa en el lado izquierdo.

Pickering era un granjero, al igual que la mayoría de los demás residentes de Salem durante este período, pero también ocupó varios cargos en la ciudad, incluido el servicio como seleccionador, alguacil y oficial de la milicia. Ocupó el rango de teniente durante la Guerra del Rey Felipe y # 8217, y luchó con distinción en la Batalla de Bloody Brook en Deerfield en 1675. Vivió en esta casa hasta su muerte en 1694, a la edad de 57 años, y dejó la propiedad. a su hijo mayor, John. La casa en sí continuaría siendo modificada y ampliada a lo largo de los años, pero permanecería en la familia Pickering durante más de tres siglos.

Probablemente el más notable de los antepasados ​​de John Pickering fue su bisnieto, Timothy Pickering, que nació aquí en esta casa en 1745. Era hijo del diácono Timothy Pickering, quien había heredado la propiedad después de la muerte de su padre, el tercero. John Pickering, en 1722. El joven Timothy se graduó en Harvard en 1763 y posteriormente se convirtió en abogado y oficial de la milicia. Estuvo involucrado en el enfrentamiento del 26 de febrero de 1775 en Salem, más tarde conocido como Retiro de Leslie, que marcó la primera resistencia armada al dominio británico en las colonias, y más tarde participó en el Asedio de Boston de 1775 a 1776.

En este punto, Pickering tenía el rango de coronel y en 1777 fue nombrado ayudante general del Ejército Continental. De 1780 a 1784, se desempeñó como intendente general del ejército, y después de la guerra se trasladó a Pensilvania, donde se desempeñó como delegado a la convención estatal que ratificó la Constitución de los Estados Unidos en 1787. Bajo el presidente George Washington, Pickering negoció varios tratados con tribus nativas americanas a principios de la década de 1790, y en 1791 Washington lo nombró en su gabinete como Director General de Correos. Ocupó este cargo hasta 1795, cuando fue nombrado secretario de Guerra, y más tarde ese mismo año se convirtió en secretario de Estado.

Pickering permaneció como Secretario de Estado durante el resto del segundo mandato de Washington y durante la mayor parte de la presidencia de John Adams. Sin embargo, él y Adams no estuvieron de acuerdo en política exterior, particularmente en cómo abordar las crecientes tensiones con Francia. Pickering favoreció la guerra con Francia y una alianza con Gran Bretaña, mientras que Adams prefirió negociar con Francia, y Pickering se hizo cada vez más vocal en su oposición a las políticas del presidente. Adams finalmente exigió su renuncia, pero Pickering se negó, por lo que Adams lo despidió en mayo de 1800.

Después de casi una década en el gabinete, Pickering fue elegido senador estadounidense por Massachusetts en 1802. En ese momento, Thomas Jefferson había sido elegido presidente y Pickering se convirtió en un crítico abierto tanto de Jefferson como del sur en su conjunto. Perdió su candidatura a la reelección en 1810, pero dos años más tarde fue elegido miembro de la Cámara de Representantes, cumpliendo dos mandatos de 1813 a 1817. Su primer mandato coincidió con la Guerra de 1812, a la que él y muchos otros habitantes de Nueva Inglaterra se opusieron firmemente. para. Creyendo que la guerra dañaría la economía basada en el comercio de la región, Pickering estuvo entre los que abogaron por la secesión del norte del sindicato, aunque nunca surgió un movimiento serio de esto. Después de su segundo mandato, Pickering se retiró a Salem, donde murió en 1829 a la edad de 83 años.

Mientras tanto, esta casa continuó sufriendo cambios por las sucesivas generaciones de la familia Pickering. En algún momento alrededor de la década de 1720, se agregó un cobertizo en la parte trasera, y en 1751 el diácono Timothy Pickering elevó esto a dos pisos. Sin embargo, el cambio más dramático en la apariencia exterior de la casa se produjo en 1841, durante la propiedad del coronel Timothy Pickering y su hijo, John Pickering VI. La transformó en una casa de estilo neogótico, agregando la mayoría de los elementos decorativos que ahora aparecen en la fachada frontal, incluida la cornisa, los soportes, los remates del techo y las ventanas redondas en los frontones. También agregó el granero en el lado derecho de la foto, así como la cerca frente a la casa.

Durante los siguientes 150 años, la casa permaneció en la familia Pickering. La mayoría de estos descendientes también se llamaban Juan, e hicieron sus propios cambios en la casa. Gran parte del interior fue remodelado a mediados de la década de 1880, y la chimenea central también fue reconstruida durante este período. Luego, en 1904, el porche delantero cerrado se agregó al frente de la casa, como se muestra en la primera foto solo unos años después. Desde entonces, la fachada frontal no ha experimentado cambios significativos, aunque el interior fue restaurado en 1948.

A finales del siglo XX, se creía que la casa era la casa más antigua del país que estaba continuamente ocupada por la misma familia. Sin embargo, en años posteriores la casa también estuvo abierta al público como museo, y los últimos miembros de la familia Pickering finalmente se mudaron en 1998. Hoy, la casa sigue siendo un museo, administrado por la Fundación Pickering, y también es alquilado como lugar para una variedad de eventos. Junto con las otras casas en el vecindario, ahora es parte del Distrito Histórico de Chestnut Street, que se agregó al Registro Nacional de Lugares Históricos en 1973.


Revista del coronel Timothy Pickering de Massachusetts. - Historia

"Las mochilas cuadradas son más convenientes ..."

Esta publicación comenzó con la vaga idea de discutir la mochila recreada del 17º Regimiento. En mi opinión, es el único que se acerca a representar el diseño de los originales que probablemente llevaron los soldados británicos de mediados de la guerra (y posiblemente de finales de la guerra). Pero eso me hizo reflexionar sobre cómo surgió la mochila de doble bolsa (como la de Benjamin Warner en Fort Ticonderoga y la que se muestra a continuación en la cartera de pedidos de 1778 del 71. ° Regimiento). La siguiente narrativa, basada tanto en evidencia primaria como, ciertamente, circunstancial, intenta rastrear esa transformación y (alerta de spoiler) lleva al autor a pensar que es muy probable que el paquete de doble bolsa fuera una innovación en tiempos de guerra.

Dibujo de la mochila de la cartera de pedidos del Regimiento 71 británico de 1778. Esta es una prueba probable de que las tropas británicas usaban mochilas de doble bolsa, indudablemente de lino, al menos en 1778. Tenga en cuenta que la comida debía llevarse en una bolsa y un mínimo de lo necesario ("1 par de zapatos", " 1 juego de pinceles ”,“ 1 camisa, 1 pr. Medias ”) en el otro. Los paquetes de doble bolsa con dos correas para los hombros del Ejército Continental probablemente se copiaron de las mochilas británicas. La mochila Warner (probablemente publicada en 1779) tenía dos pedidos de bolsas de almacenamiento para mochilas del ejército estadounidense en 1782 estipuladas, "Que se hagan dobles y se pinten un lado". Reglamento del 71 ° Regimiento, 1778, Teniente Coronel Archibald Campbell, Registro Nacional de Archivos de Escocia (documentos NRAS 28), Isla de Canna, Escocia, Reino Unido.
(Dibujo de mochila cortesía de Alexander John Good.) 51

Mochilas recreadas, 17 ° Regimiento

Hay ocasiones (en realidad, muchas ocasiones) en las que mi comprensión funciona muy lentamente. En este sentido, investigar y escribir sobre las mochilas utilizadas antes, durante y después de la Guerra de Estados Unidos (1775-1783), finalmente me llevó a la conclusión de que el diseño de las mochilas británicas dio un giro a la derecha al principio de ese conflicto. ¿Mi conclusión es concluyente? No, no lo es, ya que faltan piezas en los registros, pero la posibilidad (o probabilidad) es intrigante.

En su tratado de 1768 Sistema de Gestión Interior y Economía Completa de un Batallón de Infantería Bennett Cuthbertson escribió:

Las mochilas cuadradas son las más convenientes, para empacar las necesidades del Soldado, y deben hacerse con una división, para contener los zapatos, la bola negra y los cepillos, separados de la ropa: se debe determinar un cierto tamaño para el conjunto, y tendrá un efecto agradable en una marcha, si se ha tenido cuidado, para conseguirlos de todas las pieles blancas de cabra, con las eslingas de cuero bien blanqueadas, para colgar sobre cada hombro, método que hace que el transporte de la mochila sea mucho más fácil, que a través de el pecho, y de ninguna manera tan caliente. 9

Cuthbertson revela aquí varias pistas notables. Primero, por supuesto, está su declaración promocionando la superioridad de las mochilas “cuadradas” con dos tirantes. Las figuras de Morier de 1751 y la pintura de alrededor de 1765 `` Un oficial dando limosna a un soldado enfermo '' de Edward Penny (1714-1791) muestran soldados con mochilas de piel con una sola correa para el hombro, por lo que la mochila cuadrada de Cuthbertson fue una innovación relativamente reciente. El Sr. C. también afirma que los paquetes cuadrados "deben hacerse con una división, para sostener los zapatos, la bola negra y los cepillos, separados de la ropa" y "se debe determinar un cierto tamaño para el conjunto ..." "[M] ade con una división ". Eso, para mí, indica que Cuthbertson está hablando de una mochila de una sola bolsa, como las de David Uhl y Elisha Grose, mientras que su observación sobre la determinación del tamaño solo puede significar que aún no se ha establecido un diseño estándar. Y su referencia a "todas las pieles de cabra blancas" se refiere a una mochila probablemente hecha completamente de cuero, nuevamente como la mochila Grose. Tanto antes de la guerra como en los primeros años de la guerra, el cuero parece haber sido el material preferido para muchas, quizás la mayoría, de las mochilas.

(Para obtener referencias a los paquetes de cuero, consulte las secciones tituladas "Paquetes de cuero y cabello, y la narrativa de Ezra Tilden" y "The Rufus Lincoln and Elisha

Basado en los escritos del coronel de la milicia de Massachusetts Timothy Pickering (abajo), en algún momento antes de 1774, grupos como el que describió Cuthbertson parecen haber sido adoptados por al menos algunos regimientos británicos:

Se puede idear una mochila para que un hombre pueda cargar y disparar, en caso de necesidad, sin tirar su mochila. Deje que la mochila descanse a lo largo sobre la espalda: de cada lado en la parte superior deje que una correa pase sobre los hombros, pase por debajo de los brazos y se abroche hasta la mitad de la mochila. Asegure estas correas de los hombros en su lugar con otras dos correas que deben atravesar y abrocharse antes de la mitad del pecho. La boca de la mochila está en la parte superior y está cubierta por una solapa hecha como la solapa de las alforjas.- La parte exterior de la mochila debe estar más llena que la otra que está al lado de la espalda y, por supuesto, debe coserse en fruncidos en El fondo. Muchas de las mochilas que se usan en el ejército son, creo, de esta manera, aunque están hechas de algún tipo de pieles. 20

Pickering también se refiere a los paquetes hechos de cuero, infiere que solo tenían una bolsa y agrega que la solapa de cierre se asemeja a las de las alforjas de la época. Los ejemplos de época tienen solapas de cierre similares a las de las mochilas Uhl (lino) y Grose (piel de oso).

Reproducción de la mochila de lino de David Uhl. Alforjas del siglo XVIII. Timothy Pickering escribió en su tratado de 1774: "La boca de la mochila está en la parte superior y está cubierta por una solapa hecha como la solapa de las alforjas ..."
(Cortesía de Don Troiani, www.historicalimagebank.com) Mochila de piel de oso de Elisha Gross (Grose). (Colección privada.)
El propietario actual señala que “la mochila ... [tiene] un saco completamente de cuero, con una construcción de correa en H, la solapa trasera exterior es de piel de oso, aproximadamente el 20% del cabello restante ... Las correas se enganchan con el marco abierto simple, sin rodillo hebillas de estilo a menudo recuperadas de los campamentos ".

Entonces, ¿cuándo se introdujeron por primera vez las mochilas de doble bolsa (como la mochila de 1780 de Benjamin Warner) a las tropas británicas en Estados Unidos? Un dibujo de un libro de pedidos del 71º Regimiento de 1778 encontrado y compartido por Alexander John Good puede proporcionar la respuesta. Esa imagen muestra una mochila de doble bolsa muy simple, con comida colocada en una bolsa y "1 par de zapatos", 1 juego de cepillos, "1 camisa" y "1 calcetines" en la otra. (Es interesante que esta distribución refleje la de la "nueva Napsack y morral inventados" utilizados por algunas unidades Whig en 1776, 1778 y posiblemente 1777, pero más sobre eso más adelante).

Consulte la cronología de las mochilas británicas al final de este artículo.

Soldado, 25o Regimiento de Infantería, Menorca, ca. 1771, vistiendo una manta enrollada debajo de su mochila. Sus mochilas parecen estar cubiertas de pelo, probablemente de piel de cabra. La manta en sí es una maud, un tartán de pastor escocés. (Artista desconocido, Museo Nacional del Ejército, Londres, Reino Unido.) Gregory J.W. Urwin, Redcoat Images, No. 26 http://astro.temple.edu/

gurwin / También representado en W. A. ​​Thorburn, Uniforms of the Scottish Infantry, 1740-1800 (Edimburgo: H.M. Stationery Office, 1973), 8. Un mosquetero del regimiento de Hesse Von Bose
(Pintura de Don Troiani, www.historicalimagebank.com)

Los regimientos británicos que ya estaban en Estados Unidos al comienzo de la guerra tenían mochilas, pero no tenemos idea de su diseño. En este momento, dado lo que sabemos de las mochilas de antes de la guerra a partir de imágenes de época y los comentarios de Cuthbertson y Pickering, solo puedo suponer que las mochilas británicas de la primera guerra (1775-1777) eran de cuero (¿piel de cabra?), Posiblemente de lino, " modelos cuadrados ”, con una sola bolsa (posiblemente con un divisor para separar un par de zapatos de repuesto del resto de artículos necesarios) y dos correas para los hombros. Tampoco podían acomodar fácilmente una manta, un artículo que se consideraba necesario para el servicio en América del Norte. Las tropas británicas, francesas y alemanas que hacían campaña en Europa no llevaban mantas durante la marcha, y esas coberturas se llevaban en los mismos carros que la tienda del regimiento. Los paquetes (tournisters) que llevaron las tropas alemanas mientras servían en la Guerra de Estados Unidos todavía no podían llevar una manta, y todavía no estamos seguros de cómo, o incluso si, las tropas alemanas llevaron mantas en la marcha.

Suministre documentos para la Brigada Británica de Guardias, de 1776 a 1778, incluida la cantidad de mochilas emitidas y el uso de eslingas de manta en campaña, y genere algunas preguntas interesantes.

[Número de mochilas necesarias y solicitadas]

Lista de carros, carpas, campamentos necesarios y ampca para el destacamento de los tres regimientos de guardias de infantería, que consta con sus oficiales de 1097 hombres destinados a servir en América del Norte.

(Loudoun p.213) (ver también WO4 / 96 p.45 7 de febrero de 1776 Barrington a Loudoun)

[Patrón de mochila]

Memo Brig. El general Edward Mathew a John Campbell, cuarto conde de Loudoun 16 de febrero de 1776 & # 8220Memorando sobre el destacamento [de guardias] Fryday 16 de febrero de 1776 & # 8221 & # 8220 Compañía de infantería ligera. Colo. Mathews solicita la ropa adecuada.

propone: Cortar la segunda prenda de este año en chaquetas. & # 8212

Caps, Colo. M para producir un patrón & # 8212

Armas, The Ordnance las entregará con las demás. una nueva aplicación.

Equipamiento, según el plan de la infantería ligera. Colo. M & # 8211

Bill Hook y Bayonet en el mismo caso. Colo M. & # 8211 & # 8221

& # 8220 Gaiters y Leggins Mochila & # 8212 Genl. Tayler tiene un patrón. Gorro de dormir & # 8212 Colo. M para mostrar una Cantinas & # 8212 para ver una de madera. & # 8221

[Alterando mochilas]

Memo Mathew a Loudoun 28 de febrero de 1776

& # 8220 Estimación del gasto extra del equipo necesario del Destacamento del Brigd. de protectores de pie destinados al servicio exterior & # 8221

Alteración de las mochilas para hombres .6 [peniques]

Recibir del Gobierno en lugar de mochilas 2.6

Subsidio del Gobierno. a cada hombre por una mochila 2.6

[Colocación de mochilas]

Orden del regimiento, Londres, 7 de marzo de 1776

El 1er Regt. reclutará a los 15 hombres & # 8220by Lot de entre los Hombres que en todos los aspectos sean aptos para el Servicio. & # 8221

2. ° y 3. ° Batallón para redactar el sábado 9 ° 1. ° Batallón el domingo 10

Se enviará una declaración con el nombre, la edad y el servicio de los hombres.

17 ° Regimiento de Infantería en la Batalla de Yorktown & # 8212 Endview Plantation 2016

Los Comandantes de las empresas & # 8220 inspeccionarán minuciosamente los Men & # 8217s Necesarios que sean Reclutados, para que puedan ser Completados de acuerdo con la Lista que se verá en la Sala de Orden. Las Mochilas deben ser ajustadas a cada Hombre, de acuerdo con un Reglamento tardío, y ver que están perfectamente enteras y fuertemente cosidas. & # 8221

& # 8220Las necesidades extraordinarias proporcionar & # 8217d no deben ser entregadas & # 8217d a los hombres hasta que estén en sus primeros acantonamientos. & # 8221

[Lista de artículos necesarios para los soldados, incluidas las mochilas]

Órdenes de brigada, Londres 13 de marzo de 1776

& # 8220 Las necesidades del Destacamento deben completarse con los siguientes artículos & # 8212 Tres camisas
Tres pares de medias de estambre
Dos pares de calcetines 7 / 1/4 pr. Par
Dos pares de zapatos
Tres pares de tacones y suelas 1/2 d pr. par
Dos acciones negras
Dos pares de medias polainas 1s / pr. par
Camisa a cuadros 3/9 d
Una mochila (2/6 d permitido por el gobierno)
Selector, gusano y tornillo de giro de amplificador
Un gorro de noche & # 8221
(Escocés)

Poco más de un mes después, el 26 de abril de 1776, los tres batallones de guardias zarparon hacia América del Norte.

Con todos los problemas que se tomaron para conseguir mochilas para la Brigada de Guardias, esas mochilas parecen haber sido dejadas a bordo de los transportes cuando los Guardias desembarcaron en Long Island, Nueva York o devueltas a bordo después de aterrizar. Varios documentos de 1776 mencionan las mochilas o la falta de ellas durante la campaña de Nueva York.

& # 8220 Órdenes de la Brigada [Guardias] 19 de agosto [1776.]

Cuando la Brigada desembarca dos Gils de Ron para ser entregados para la Cantina de cada hombre que debe llenarse con agua, cada Hombre debe desembarcar con una manta y una mochila en la que debe llevar una camisa, un par de calcetines y provisiones para tres días, un hombre cuidadoso. ser dejado a bordo de cada Barco para cuidar las Mochilas. Los artículos de guerra para ser leídos a los hombres por un oficial de cada barco. & # 8221

(Thomas Glyn, & # 8220 The Journal of Ensign Thomas Glyn, 1er Regimiento de Guardias de Pie en el

Servicio americano con la Brigada de Guardias 1776-1777, & # 8221 7. Transcripción cortesía de Linnea M. Bass.)

Órdenes Generales (Ejército) 20 de agosto de 1776

& # 8220 Cuando las tropas desembarcan, no deben llevar nada con ellas excepto sus armas, municiones, mantas y provisiones para tres días. El Commandg. Oficiales de Compys. tendrá especial cuidado de que las cantimploras estén debidamente llenas & # 8217d con ron y agua & amp; se recomienda sinceramente a los hombres que ahorren lo más posible su Grog. & # 8221 (1) (2)

Órdenes de brigada 23 de agosto de 1776 [el día después de su desembarco en Long Island]

& # 8220la brigada se reunirá con sus armas, mantas y mochilas para mañana a las 5 en punto en el mismo terreno. . . & # 8221 (2) (1)

Órdenes de brigada 24 de agosto de 1776

& # 8220Los comandantes de Battns pueden enviar sus Mochilas a bordo de los Barcos nuevamente si encuentran alguna mala Conveniencia de ellos. & # 8221 (2) (1)

Parece que muchos soldados de la Corona usaron solo mantas colgadas durante la campaña de 1776, quizás debido a la “mala conveniencia” de sus mochilas, sea lo que sea que eso signifique. Aquí hay dos referencias más de 1776 para llevar solo mantas y mantas en cabestrillos:

Órdenes, 4. ° Batallón de Granaderos (42 ° y 71 ° Regimientos), frente a Staten Island, 2 de agosto de 1776: & # 8220Cuando los hombres desembarcan, no deben llevar nada con ellos, excepto 3Camisas, 2 bolsas de manguera y sus polainas, que deben colocarse cuidadosamente en sus mochilas, dejando sus mochilas y todos los demás artículos necesarios a bordo del barco, que deben ser cuidadosamente depositados por los comandantes de Companys de la manera más segura que pueden idear. & # 8221

Capitán William Leslie, 17o Regimiento de Infantería, 2 de septiembre de 1776, “& # 8221Bedford Long Island sept.

El día después de su retiro, tuvimos órdenes de marchar al suelo en el que ahora estamos acampados, cerca de la aldea de Bedford: ya hace quince días que nos hemos acostado en el suelo envueltos en nuestras mantas, y gracias a Dios que nos apoya cuando estamos de pie. más necesitado, nunca he gozado de mejor salud en mi vida. Todo mi stock consta de dos camisas 2 por zapatos, 2 pañuelos la mitad de los cuales uso, la otra mitad la llevo en mi manta, como un Buhonero & # 8217s Pack. & # 8221 61

Preparándose para la campaña de 1777, los guardias británicos estaban programados para otro problema de mochila:

Secretario de Guerra William Barrington, segundo vizconde Barrington a Loudoun el 7 de septiembre de 1776

Su Majestad ordena que para la Campaña de 1777 el Destacamento reciba el siguiente Campamento

Nota: La correspondencia en las páginas 150, 157, 171 indica que solo se suministraron 150 mochilas por regimiento en América para la campaña de 1777. [Eso haría un total de 450 para tres batallones.]

Y en marzo de 1777 se emitió la siguiente orden:

[Guardias] Órdenes de la brigada 11 de marzo de 1777

& # 8220Los cinturones para llevar la bayoneta y para llevar sobre el hombro. Se desea que los capitanes proporcionen correas para llevar las mantas para hombres de acuerdo con un patrón que se verá en el acantonamiento del teniente colo. Sr. J. Wrottesleys Company. Los sargentos para observar cómo se cosen. & # 8221

(1) De un manuscrito original titulado & # 8220Howe Orderly Book 1776-1778 & # 8221 que es en realidad un

Libro Ordenado de la Brigada de Guardias del 1er Batallón a partir del 12 de marzo de 1776, el dia el

Se formó la Brigada para el Servicio Americano. Departamento de Manuscritos, Biblioteca William L. Clements, Univ. de Michigan, Ann Arbor. (Microfilm disponible para préstamo).

Entonces, ¿se usaron mochilas británicas hasta el año 1777 inclusive, ambas de una sola bolsa? y incapaz de acomodar una manta? ¿Se utilizaron eslingas para mantas para llevar mantas con mochilas y sin ellas? ¿O las mochilas utilizadas por las fuerzas de la Corona en ese momento simplemente se consideraban engorrosas y las eslingas de mantas se consideraban más adecuadas para los soldados en campaña? Sumado a esas preguntas, no estamos del todo seguros de cómo los soldados británicos llevaron sus mantas incluso después de que se pusieron en uso las mochilas de doble bolsa.

Cronología de la mochila británica, 1758-1794

1758-1765 (y antes), Mochila de cuero tipo cartera de una sola bolsa que llevan las tropas británicas, como se muestra en las pinturas de David Morier (1705-1770) y Edward Penny, R.A. (1714-1791). Estas mochilas no podían acomodar una manta.

1768, Cuthbertson recomienda mochilas “cuadradas” con dos correas para los hombros.

1771, La pintura de un soldado raso del 25º Regimiento de Infantería lo muestra con un paquete de cabello con dos correas para los hombros. His knapsack seems to be a single-pouch model made of hide covered with hair, and, given the maud slung over his shoulder, could not accommodate a blanket.

1774, Timothy Pickering describes a single-pouch, double-shoulder-strap leather knapsack being used in the British Army.

1776, An American contractor touts his double-pouch, single-shoulder-strap linen “new Invented

Napsack and haversack” to Maryland officials. One pouch was meant for food, the other for soldiers’ necessaries. Some Maryland units are known to have been issued the knapsack, and there is some indication it was used by Pennsylvania troops as well.

1776-1777, British regiments are issued knapsacks, but many Crown units use blanket slings instead of packs in these two campaigns. (Possibly because the knapsacks then being used could not accommodate a blanket, which were deemed necessary for American service.)

1778, The first known image of a double-pouch British knapsack appears in a 71 st Regiment order book. One pouch is shown as holding food, the other, soldiers’ necessaries.

1778, On 28 July “1096 Knap & Haversacks” (from the context likely the same as the “new Invented Napsack and haversack”) are sent from Reading, Pennsylvania to supply Continental troops.

1780, Benjamin Warner was likely issued his double-pouch double-shoulder-strap linen knapsack while serving with a Continental artillery regiment. `

1782, First known documentary references to double-pouch knapsacks.

1782, L’Enfant painting of West Point showing soldiers with rolled blankets attached to the top of their knapsacks.

1794, The earliest known surviving British double-pouch, double-shoulder-strap linen knapsack, made for the 97th Inverness Regiment, raised in 1794 and disbanded the same year.

  1. H. Butterfield, ed., Letters of Benjamin Rush, vol. I (Princeton, N.J., 1951), 154-155.
  2. 84th Regiment order book, Malcolm Fraser Papers, MG 23, K1,Vol 21, Library and Archives Canada.
  3. “Orderly Book: British Regiment Footguards, New York and New Jersey,” a 1st Battalion

Order Book covering August 1776 to January 1777, Early American Orderly Books, 1748-1817, Collections of the New-York Historical Society (Microfilm Edition – Woodbridge, N.J.: Research Publications, Inc.: 1977), reel 3, document 37.

  1. Sheldon S. Cohen, “Captain William Leslie’s ‘Paths of Glory,’” New Jersey History, 108 (1990), 63.
  2. “Howe Orderly Book 1776-1778” (actually a Brigade of Guards Orderly Book from 1st

Battalion beginning 12 March 1776, the day the Brigade for American Service was formed), Manuscript Department, William L. Clements Library, University of Michigan, Ann Arbor.

  1. British Orderly Book [40th Regiment of Foot] April 20, 1777 to August 28, 1777, George Washington Papers, Presidential Papers Microfilm (Washington: Library of Congress, 1961), series 6 (Military Papers, 1755-1798), vol. 1, reel 117. See also, John U. Rees, ed., “`Necessarys

… to be Properley Packd: & Slung in their Blanketts’: Selected Transcriptions 40th Regiment of

  1. “Captured British Orderly Book [49th Regiment], 25 June 1777 to 10 September 1777, . George Washington Papers (microfilm), series 6, vol. 1, reel 117.
  2. “Orderly Book: First Battalion of Guards, British Army, New York” (covers all but a few days of 1779), Early American Orderly Books, N-YHS (microfilm), reel 6, document 77.
  3. R. Newsome, ed., “A British Orderly Book, 1780-1781”, Revisión histórica de Carolina del Norte, vol. IX (January-October 1932), no. 2, 178-179 no. 3, 286, 287.
  4. Order book, 43rd Regiment of Foot (British), 23 May 1781 to 25 August 1781, British Museum, London, Mss. 42,449 (transcription by Gilbert V. Riddle).


JOHN REES
John has been involved in American War for Independence living history for 33 years, and began writing on various aspects of the armies in that conflict in 1986. In addition to publishing articles in journals such as Military Collector & Historian and Brigade Dispatch, he was a regular columnist for the quarterly newsletter Food History News for 15 years writing on soldiers’ food, wrote four entries for the Oxford Encyclopedia of American Food and Drink, and thirteen entries for the revised Thomson Gale edition of Boatner’s Encyclopedia of the American Revolution.


THERE WAS LESLIE’S RETREAT

FEBRUARY 26, 1775

Tensions ran high in Boston in early 1770 between the British soldiers, the colonists and the loyalists. To help defray the cost of participating in the French and Indian War, Britain began taxing its American colonies. The Colonial rebels protested since they believed Britain had no right to tax them. Tensions continued to mount when additional British soldiers arrived in Boston to maintain order. Tuvo el efecto contrario. Skirmishes between British soldiers and colonists were common. On March 5, 1770, a street brawl broke out between colonists and a lone British soldier. It quickly escalated into a riot as additional British soldiers came to their comrades aid. They fired into the mob. Five colonists were killed in what the rebels called the “Boston Massacre.” The British called it “an unhappy disturbance.”

By 1774, Britain had repealed most taxes except the tax on tea. The rebels responded by dumping 342 chests of tea imported by the British East India Company into Boston Harbor. This became known as the Boston Tea Party. Britain reacted by closing the port and stripped Massachusetts of self-government. This was the first act of defiance to British rule and showed Great Britain that Americans would not stand for tyranny.

Preparing for War

In 1775, the British Army began patrolling beyond Boston. Militia companies continued to drill, and the colonists continued to stockpile gunpowder and supplies. While rebels in Boston kept a close watch on British movements, subjects loyal to Britain spied on the rebels.

The rebels were actively engaged in collecting military stores and making secret preparations for the approaching war, which appeared inevitable. Several old French cannons purchased after the French and Indian War were sent to a blacksmith in Salem to be mounted on carriages.

The blacksmith’s workshop was on the north side of the North River in Salem, over which was a drawbridge. The cannons were secreted in and hidden about the area. By the end of February 1775, a number of these carriages were completed, and the guns were mounted. Five thousand flannel cartridges were also prepared.

Leslie’s Retreat

Salem Tories, British loyalists to King George III, revealed the exact location of the hidden cannons to General Gage, commander-in-chief of His Majesty’s forces and military governor of the Massachusetts Bay Colony. Gage was already concerned that Salem had hosted the Massachusetts Provincial Congress led by John Hancock, and he made immediate plans to capture the cannons.

Sunday, February 26, 1775 was a cold New England morning. A contingent of 240 troops under the command of Colonel Alexander Leslie boarded a transport and sailed to Marblehead. Their orders were to march to Salem and take possession of the rebel cannons in the name of His Majesty. They chose Sunday, because they thought it would catch the Puritans in their Meetinghouse at Sunday services.

After arriving in Marblehead, the column began their march to Salem as quickly as possible. Their plan to rely on a Sabbath surprise was thwarted by citizens of Marblehead. Captain John Pedrick quickly rode to Salem to spread the alarm. The cry of, “The foe, the foe, they come!” was heard throughout the town.

Bells were rung and drums were beat to spread the alarm. Riders mounted their horses and rode as fast as they could to secure the cannons. Some of the guns were conveyed to Buffum’s Hill and hidden in thick woods. Others were moved to Danvers and buried in a gravel pit.

With the fife and drum corps playing Yankee Doodle, the British regulars marched briskly in the biting cold toward Salem. They planned to cross the bridge over the North River to find the cannons and destroy them. They were met by the citizens of Salem at the North Bridge. Many were armed with hatchets, pickaxes and ropes. Most were angry and all appeared resolved that the Redcoats would not cross the bridge.

As soon as the British soldiers came into sight, the northern side of the drawbridge was raised to stop their progress. The people had collected on the north side of the river and calmly awaited their approach. Defiantly facing the British, the militia and minutemen from Salem and Danvers stood armed with everything from muskets to pitchforks and clubs. The militia was under the command of Captain Timothy Pickering.

When faced with the resolution of the Salem residents, Leslie was urged by his lieutenants to fire on the crowd. At that moment, Salem’s militia Captain John Felt, was unable to hold his peace any longer. He shouted at Leslie in a voice that was unmistakably heard by civilian and soldier alike, “If you do fire, you will all be dead men!” Had the command to fire been enforced, probably not a man in the whole regiment would have escaped death. The first bloody battle of the Revolution would have been fought at the North Bridge in Salem on the 26th of February instead of at Lexington on the 19th of April.

After discussion with his officers, Colonel Leslie was thoroughly convinced of the determination of the citizens to resist a forcible passage over the bridge. Still unwilling to abandon the mission, he advanced and said to the bystanders, “I am determined to pass over this bridge before I return to Boston, if I remain here until next autumn.

Captain Felt, to whom this remark was addressed, replied, “Nobody would care for that”, to which Colonel Leslie replied, “By God, I will not be defeated.” Felt coolly answered, “You must acknowledge that you have been already baffled.” Then a firm but gentle voice, told Colonel Leslie not to fire “upon these innocent people.” Leslie turned around and inquired “who are you, sir?” The man replied, “I am Thomas Barnard a minister of the Gospel and my mission is peace.”

The Colonel complained that his soldiers were insulted and expressed his determination to cross the bridge. He was upon the King’s highway and would not be prevented from passing freely over it. An old man replied, “It is not the King’s highway. It is a road built by the owners of the lots on the other side and no king, country or town has any control over it.

The tide was now low, and three boats lay in the mud on the west side of the bridge. Worried that Leslie might appropriate them for his troops, several people began to scuttle them with axes and rocks. A scuffle ensued between the British and Americans and brought about what may have been the first bloodshed in a war that was yet to begin. The account by Charles Moses Endicott written in 1856 tells of the incident:

“One Joseph Whicher, the foreman in Colonel Sprague’s distillery, was at work scuttling the Colonel’s gondola and the soldiers ordered him to desist and threatened to stab him with their bayonets if he did not, whereupon he opened his breast and dared them to strike. They pricked his breast so as to draw blood. He was very proud of this wound and afterward in life was fond of exhibiting it.”

Almost an hour and a half had been consumed in the fruitless attempt to pass the bridge. The day was ending, and the temperature was quickly falling. The soldiers were trembling in the frigid cold. A conference was held with Colonel Leslie, Captain Pickering, Captain Felt, Reverend Barnard, and Colonel Mason. The conversation went:

“So, you came all this way just to cross a bridge?”
“Well yes, and to get the guns.”
“We’ve hidden them where you can’t find them”
“Well how can I tell the Governor that I found no guns if he learns that I never even got across the bloody bridge?”
“You want to tell the Governor that you crossed the bridge but discovered no guns?”
“Considering the circumstances, me thinks that will suffice.”

This conference resulted in Colonel Leslie pledging his word that if the inhabitants would allow him to march no more than fifty rods beyond the bridge, he would then return peacefully without molesting any person or property. His orders were to pass the bridge and he could not disobey them. Discussion was made with the people, by Mason and others, that they should accept these terms.

There was little danger in allowing the troops to pass, for the guns had been secured and placed beyond their reach. With the preliminaries settled and the distance which the regiment was to march beyond the bridge accurately measured, the drawbridge was lowered, and the troops quietly passed over.

The feelings of the inhabitants were highly excited by the appearance of British troops in their streets on the Sabbath. While the soldiers were in the act of turning for their return march, in one of the houses nearby a nurse named Sarah Tarrant peered out of an upstairs window and shouted at the Redcoats, “Go home and tell your master he has sent you on a fool’s errand and has broken the peace of our Sabbath. What do you think we were born in the woods, to be frightened by owls?” (This was a common expression of the time that was meant to indicate that the speaker was accustomed to danger and could not be easily frightened.) When one angered British trooper raised his weapon and took aim at her, she exclaimed, “Fire if you have the courage, but I doubt it!

There were eight militia companies in Marblehead at that time, comprising nearly the whole male population between the ages of sixteen and sixty. They had all promptly assembled and were ordered to station themselves behind the houses and fences along the road. They were prepared to attack the British on their return from Salem if hostile measures had been used. If no act of violence upon the persons or property of the people was committed, they were ordered not to show themselves, but to allow the British detachment to return unmolested to their transport. On their way back to Marblehead the Redcoats band played “The World Turned Upside Down.” The song was heard years later when Cornwallis surrendered at Yorktown.

No shots were fired that day in Salem. Colonel Leslie retreated to his transport and sailed back to Boston empty-handed. His conduct did not meet with the approval of his superiors. For the failure of this expedition, he was tried and found guilty by court martial and was dismissed from service. Leslie was later restored to his former rank and eventually was promoted to Brigadier General. He served in several major battles of the Revolutionary War and died in 1792 in Glasgow.

The failure of this expedition should have convinced the ruling powers in England of the unconquerable spirit of the colonists and their resolution to defend their rights and privileges. However, the rest is well-known history. News of this event took time to cross the Atlantic. Just two days before the Battle at Lexington and Concord, The Gentleman’s Magazine of London published the following announcement:

By a ship just arrived from America, it is reported that the Americans have hoisted their standard of liberty at Salem. There is no doubt that the next news will be an account of a bloody engagement between the two armies.”

us.archive.org - Proceedings of the Essex Institute – Volume 1, 1848-1856, pgs. 89-122

Peter Charles Hoffer, Prelude to Revolution: The Salem Gunpowder Raid of 1775, (Johns Hopkins University Press, Baltimore) 201


Salem, Massachusetts

SALEM, MASSACHUSETTS. 26 February 1775. On orders from Major General Thomas Gage, the British commander in chief in North America, Colonel Alexander Leslie sailed with his Sixty-fourth Regiment of Foot from Castle William (in Boston Harbor) at midnight on 25 February 1775 to destroy an ordnance depot reported to be at Salem. The raiders dropped anchor about twelve hours later in Marblehead Bay, and at about 2 p.m. they started the five-mile march to Salem. Major John Pedrick, an American whom Leslie knew and believed to be loyal, managed to pass through the 240-man column of redcoats on horseback and race ahead to alert the citizens of Salem, who were attending church. Colonel Timothy Pickering, the local militia commander, sent forty minutemen to Captain Robert Foster's forge near the North River Bridge to remove nineteen brass cannon that were there to be fitted with carriages. When the regulars arrived, the cannon had been removed, the draw of the bridge leading to the forge had been opened, and a large crowd had joined the militia on the opposite bank.

Some redcoats barely failed to capture the last available boat in the area, but Joseph Wicher smashed in its bottom and then, in a grandstand gesture, bared his breast—literally—to the enemy. A British soldier obliged him with a bayonet thrust that inflicted a slight but bloody wound. When the British threatened to fire, the Loyalist minister Thomas Barnard and Captain John Felt countered with a face-saving offer to let them cross unmolested if they would then withdraw peacefully. Leslie accepted, marched his troops some 30 rods (165 yards) to the agreed limiting point, faced about, and headed back to Marblehead. Despite its comic-opera nature, this affair came close to setting off the "shot heard round the world" a company of Danvers militia arrived just as the British were leaving, and other armed citizens were gathering. Salem can claim the distinction of seeing the first shedding of American blood it also generated a Barbara Fritchie-type heroine in Sarah Tarrant, who after taunting the redcoats from an open window and being threatened by one of them, is alleged to have said, "Fire if you have the courage, but I doubt it" (Commager and Morris, eds., p. 65). Leslie is said to have retreated to the tune of The World Turned Upside Down.


Our Pickering Family in America

1800-1806 Philadelphia [first record of OUR FAMILY's emigration to America]

John Pickering [1774-1848] born in Frodsham Parish to John Pickering, Merchant and Mary Harrison sailed to Philadelphia to set up a corn brokerage. He was married to Hannah Farrall and had 8 children in England. So far I have not been able to verify his death, nor found his family, in Philadelphia.

(About 1806) In his brother's journal, Peter writes: "I, with the consent of Messrs Gladstones, as also my Parents seperated from Messrs Gladstones, and then with the consent of my Parents and advice of my Brother William I immediately took a passage in the Ship Majestrate, bound from Liverpool to New York with the intention of forming a Mercantile Establishment with my Brother John in Philadelphia [above] who had left Frodsham and sailed to Philadelphia the year before [abt. 1805], with the intention that his Wife should follow him later with their Family of Children after he had established himself as Commission Corn and General Merchant in Philadelphia . But to return to my narrative My Brother John believing he did not possess Capital sufficient, to establish himself with me as general Merchants, he declined my offer of Partnership and returned to Philadelphia and I never saw him again".

June 1869 New York / 1884 Junction City, KS
Henry Alfred Pickeirng [1847-1940] sailed with his wife to New York and entered the W.H. Newman's office as a corresponding clerk. He rented a house in Orange Junction, NJ (North East Orange). In 1872 he returned to England with his family and worked for the Chambers Holder Co., as a Cotton Broker. En 1884 he sailed back to the US and settled in Junction City, KS where he raised 9 children and died at age 93.

1881 Junction City, KS
Alexander John Pickering left Liverpool along with his brother, William. They sailed on the, now imfamous, Lisutania to New York. He then moved to Kansas, presumably to be near his brother Henry Alfred. He settled there at about the, age of 24 (1881, after his father’s death) where he met and married Evaline DeMar in 1886. Evaline's family was originally from the Newtown, Pennsylvania area. We are not sure what his occupation was during this period. He lived for a while off his inheritance then moved to Philadelphia about 1892.


Ver el vídeo: Cerca del autor intelectual del caso del teniente coronel de Mao (Diciembre 2021).