Información

Asedio de Pompeya, finaliza después del 11 de junio de 89 a. C.


Asedio de Pompeya, finaliza después del 11 de junio de 89 a. C.

El asedio de Pompeya (89 a. C.) vio a un ejército romano al mando de Sila reconquistar la ciudad, después de que cayera en manos de los rebeldes italianos el año anterior (Guerra Social).

Durante el año 90 a.C., el líder samnita Cayo Papius Mutilo capturó Nola, al este de Nápoles, y luego se trasladó al sur para tomar Stabiae, Surrentum y Salernum y saquear el área alrededor de Nuceria, todo en el área al sur de Pompeya, entre el Golfo de Nápoles y el Golfo de Salerno. Luego intentó capturar Acerrae, entre Nápoles y Nola. Appian informa al menos dos intentos romanos de levantar el asedio, pero en realidad no dice cómo terminó. Appian no menciona a Pompeya en su relato de la guerra, por lo que no sabemos si fue capturada por Papius o se unió a la revuelta por su propia voluntad (en ese momento Pompeya era una ciudad osca).

Appian tampoco menciona la reconquista romana de Pompeya en el 89 a. C., pero sí proporciona un relato de la campaña en la que probablemente sucedió. Sulla condujo un ejército romano a las colinas cercanas a Pompeya, presumiblemente para sitiar la ciudad. Un ejército de socorro samnita al mando de Lucius Cluentius acampó cerca y derrotó el primer ataque de Sila. Sulla luego reunió a todo su ejército, derrotó a Cluentius y lo persiguió hasta Nola. Cluentius y 20.000 de sus hombres murieron fuera de la ciudad (batalla de Nola). Sulla luego se trasladó al este hacia los Apeninos para sitiar Aeclanum, antes de pasar a atacar a los samnitas.

Tenemos referencias dispersas e indirectas al asedio. Orosius dice que en el año seiscientos sesenta y uno de la ciudad, un ejército romano fue a sitiar Pompeya. Esto colocaría el asedio en el 93 a. C., pero viene en una sección de su texto que describe los eventos del 89 a. C.

Plinio el Viejo nos dice que Stabiae cayó ante Sila el 29 de abril de 89 a. C. (dando la fecha como el día anterior a las calendas de mayo, siendo las calendas el primer día del mes.

En Ovidio Fasti (En el calendario romano) la muerte de Tito Didio se sitúa el 11 de junio de 89 a. C., mientras que Velleius Paterculus dice que Tito Didio capturó a Herculano (junto con el propio antepasado de Velleius, Minatius Magius), y Minatius Magius luego atacó Pompeya junto a Sila. Esto sitúa la caída de Pompeya algún tiempo después del 11 de junio. También nos dice que no todos los aliados italianos de Roma apoyaron la revuelta, incluso en las tribus que formaron parte de ella. Minatius Magius era de Aeclanum y había levantado una legión de los Hirpini, una de las tribus samnitas que figuran como rebeldes en el 91 a. C.

Orosius sigue la referencia a Pompeya con un relato de la muerte de Postumius Albinus, un excónsul que entonces servía como legado bajo Sila. Albino se hizo tan impopular que sus soldados lo apedrearon hasta morir. Sulla decidió no castigar a sus hombres y, en cambio, dijo que "el derramamiento de sangre civil sólo se podía reparar derramando la sangre del enemigo". Plutarco menciona el mismo incidente y dice que Sila esperaba "encontrar a sus hombres más preparados y deseosos para la guerra debido a esta transgresión, ya que tratarían de expiarlo con su valentía". En el perioque de Livio descubrimos que Aulo Postumio Albino era el comandante de la armada y fue asesinado por su ejército porque sospechaban de él por alta traición. Albino pudo haber estado al mando de una flota que operaba en apoyo del ejército de Sulla en Campania, pero Orosius tiene a sus hombres participando en la batalla de Nola, por lo que también puede haber comandado otro ejército romano que operaba en Campania, o solo parte del ejército de Sulla. .

En Pompeya se han descubierto algunos vestigios arqueológicos que probablemente se remontan al ataque de Sila. Estos incluyen marcas dejadas por bolas de catapulta en las murallas de la ciudad y, en particular, cerca de la puerta Vesuviana en el lado norte de la ciudad. También se han descubierto bolas de catapulta en la Casa de las Vestales y la Casa del Laberinto, que se encuentran justo dentro de las murallas de la ciudad. El nombre de Sulla también se ha encontrado en grafitis en la ciudad.

Después de su victoria en la Segunda Guerra Civil de Sila, Sila colocó una colonia de sus veteranos en Pompeya. Esto cambió la naturaleza de la ciudad: el idioma osco desapareció de las inscripciones públicas y fue reemplazado por el latín, y los veteranos de Sulla y sus descendientes dominaron la ciudad durante las siguientes dos generaciones.

El asedio de Pompeya probablemente se produjo entre la batalla de Nola y el asedio de Aeclanum y la campaña de Sila contra los samnitas; parece poco probable que Sila hubiera dejado el asedio incompleto después de derrotar al ejército de socorro.


Cneo Pompeyo Estrabón

Cneo Pompeyo Estrabón (135-87 a. C.) fue un general y político romano, que se desempeñó como cónsul en el 89 a. C. A menudo se le conoce en inglés como Pompeyo Estrabón, para distinguirlo de su hijo, el famoso Pompeyo el Grande, o del geógrafo Estrabón.

El cognomen de Estrabón significa "bizco". Vivió en la República Romana y nació y se crió en una familia noble en Picenum (en el sur y el norte de las regiones modernas de Marche y Abruzzo respectivamente) en el centro de Italia, en la costa del Adriático. La madre de Strabo se llamaba Lucilia. La familia de Lucilia se originó en Suessa Aurunca (actual Sessa Aurunca) y ella era hermana del poeta satírico Gaius Lucilius. Lucilio era amigo del general romano Escipión Emiliano. El abuelo paterno de Estrabón fue Cneo Pompeyo, mientras que su padre fue Sexto Pompeyo. Su hermano mayor era Sexto Pompeyo y su hermana Pompeya.


Fachada frontal

Aunque los eruditos están algo divididos acerca de las fechas exactas, es probable que la primera construcción de la Casa del Fauno como es hoy se construyó alrededor del 180 a. C. Se hicieron algunos pequeños cambios durante los siguientes 250 años, pero la casa permaneció prácticamente como se construyó hasta el 24 de agosto de 79 d.C., cuando el Vesubio entró en erupción, y los propietarios huyeron de la ciudad o murieron con otros residentes de Pompeya y Herculano.

La Casa del Fauno fue excavada casi por completo por el arqueólogo italiano Carlo Bonucci entre octubre de 1831 y mayo de 1832, lo que es una lástima, porque las técnicas modernas de arqueología podrían decirnos bastante más de lo que podían tener hace 175 años.


Magnífica reconstrucción en 3D de la casa de Pompeya arroja luz sobre la vida en la ciudad antigua antes de su destrucción

Pompeya era una antigua ciudad romana cerca de la actual Nápoles en Italia, que fue arrasada y enterrada bajo 6 metros de ceniza y piedra pómez tras la erupción del Vesubio en el 79 d. C. Es una sensación inquietante caminar por las calles vacías de Pompeya y ver las tiendas y las casas que han quedado prácticamente intactas durante casi dos milenios. Una casa todavía contiene una barra de pan completa en el horno, perfectamente conservada por una capa de ceniza. Ahora todo el mundo tiene la oportunidad de caminar por las calles y mirar dentro de las casas gracias a una detallada reconstrucción digital en 3D de una manzana entera de Pompeya.

La impresionante iniciativa es parte del Proyecto Sueco Pompeya, que comenzó en 2000 en el Instituto Sueco en Roma, y ​​arroja luz sobre la vida de las personas que vivieron y murieron en la antigua ciudad romana en el siglo I d.C. Ahora está supervisado por investigadores de la Universidad de Lund de Suecia. Los investigadores reconstruyeron virtualmente una manzana entera, incluida una magnífica casa que perteneció a un banquero llamado Caecilius Iucundus. La casa fue diseñada para permitir que ingresara la mayor cantidad de luz posible en las habitaciones, especialmente en la sala más elaborada conocida como tabularium (archivo de la ciudad).

La manzana que se reconstruyó, denominada Insula VI, incluye dos grandes y ricas propiedades, además de la casa del banquero. También hay una panadería, taberna, lavandería y un jardín con fuentes.

Una vista aérea de Insula VI, el bloque de la ciudad que fue reconstruido. Crédito: Proyecto Pompeya Sueco

Las piezas del piso de mosaico bien conservadas y las ventanas completamente intactas hechas de yeso translúcido permitieron a los arqueólogos reconstruir cómo se vería la casa hace casi 2.000 años.

Los arqueólogos también estudiaron los sistemas de agua y alcantarillado y descubrieron información importante sobre las jerarquías sociales de la ciudad, a saber, que los minoristas dependían de familias ricas para obtener agua, que guardaban en grandes tanques o pozos, hasta la construcción de un gran acueducto en el futuro. dias.

El equipo estaba dirigido por Anne-Marie Leander Touati, ex directora del Instituto Sueco en Roma y ahora profesora de Arqueología e Historia Antigua en la Universidad de Lund. El escaneo 3D de la manzana de la ciudad de Pompeya se llevó a cabo durante las expediciones de trabajo de campo entre 2011 y 2012 con el uso de escáneres láser FARO Focus3D y FARO PHOTON 120.

"Combinando nueva tecnología con métodos más tradicionales, podemos describir Pompeya con mayor detalle y precisión de lo que era posible anteriormente", dijo el arqueólogo digital Nicoló Dell´Unto [vía ScienceAlert].

La reconstrucción está completamente documentada en el artículo “Reconstruyendo el esplendor original de la casa de Caecilius Iucundus: una metodología completa para la arqueología virtual dirigida a la exposición digital”. La parte de la ciudad conocida como Insula V1 fue elegida por su ubicación en el cruce de dos de las principales vías de Pompeya. El proyecto se llevó a cabo utilizando textos técnicos y literarios, pinturas, dibujos, fotografías tomadas con drone y escaneos.

Pompeya todavía esconde muchos tesoros y secretos. Los investigadores lo han estado excavando durante siglos, pero aún queda mucho por descubrir. En septiembre de 2015, Mark Miller de Ancient Origins informó sobre el descubrimiento de una tumba inesperada en Pompeya:

'' Los arqueólogos han desenterrado una tumba extremadamente rara del siglo IV a. C. de una mujer que data de antes de la presencia romana en Pompeya, cuando los samnitas ocuparon la zona. La evidencia sugiere que los romanos conocían el lugar del entierro y optaron por no construir en él, lo que permitió que el lugar sobreviviera sin ser molestado durante más de dos milenios. Los eruditos esperan que el hallazgo proporcione información importante sobre el pueblo samnita, un pueblo itálico que una vez luchó contra los romanos.

Dentro de la tumba, los arqueólogos encontraron ánforas o cántaros de barro, todavía con sustancias en ellos. Se descubrió que las vasijas de barro provenían de varias partes de Italia, lo que demuestra que el pueblo samnita tenía contacto fuera de su propia área en la costa occidental de Italia. Los investigadores examinarán el contenido de los frascos, pero un examen inicial reveló comida, vino y cosméticos, lo que proporciona una visión fascinante de la dieta y la cultura samnita.

Un equipo arqueológico francés con base en Nápoles descubrió la tumba por sorpresa.

"Los objetos de entierro nos mostrarán mucho sobre el papel de las mujeres en la sociedad samnita y pueden proporcionarnos una visión social útil", dijo Massimo Osanna, el superintendente arqueológico de Pompeya, según theLocal.it.

Después de las Guerras Samnitas en el siglo IV a. C., la ciudad quedó sujeta a Roma, pero aún conservaba la autonomía administrativa y lingüística. Osanna dijo que se sabe poco sobre Pompeya antes de que Roma la anexara.

Los habitantes samnitas de la Pompeya temprana participaron en las guerras contra Roma junto con otras ciudades de la región de Campania en el 89 a. C. Roma sitió la ciudad pero no la sometió hasta el 80 a. C. ''.


Nueva teoría: ¿Alejandro Magno envenenado por hierba floreciente?

El 11 de junio de 323 a. C. murió el afamado Alejandro Magno, abatido por una misteriosa enfermedad que lo dejó demasiado débil para moverse.

Desde entonces, se ha debatido la causa de la muerte del líder macedonio. ¿Sucumbió al efecto acumulativo de las heridas de batalla recibidas mientras conquistaba todo entre Grecia e India? ¿Un parásito o bacteria lo derribó? ¿O fue envenenado Alejandro el Grande?

Ahora, la investigación encuentra que si el veneno mató a Alejandro el Grande, la toxina bien podría haber venido de una planta sin pretensiones llamada eléboro blanco (Álbum de Veratrum) que puede haberse deslizado en su vino.

Muerte de un rey

Alejandro era hijo del rey de Macedonia, Felipe II y Olimpia, una de las cinco o siete esposas de Felipe II. Tras heredar el trono, Alejandro inició una ambiciosa campaña militar que extendería las fronteras de su imperio desde la actual Grecia hasta las montañas del Himalaya. Planeaba invadir la Península Arábiga cuando murió. [10 razones por las que Alejandro el Grande fue, bueno ... genial]

No hay registros sobrevivientes de la muerte de Alejandro escritos en ese momento, lo que deja a los historiadores luchando por reconstruir el final de la vida del rey a partir de historias escritas, como mínimo, 300 años después. Muchas de estas historias se basan en fuentes cuestionables, como la propaganda escrita después de la muerte de Alejandro. Y la tumba y el cuerpo del rey nunca se han encontrado.

Con eso en mente, determinar la causa de la muerte de Alexander es un ejercicio de pensamiento. Los científicos modernos han sugerido culpables que van desde la malaria hasta una infección bacteriana, desde beber agua de río hasta efectos secundarios de viejas heridas de batalla.

"Nunca podremos resolver la cuestión definitivamente sin un cuerpo", dijo Leo Schep, toxicólogo del Centro Nacional de Venenos de la Universidad de Otago en Nueva Zelanda.

¿Asesinato o microbios?

En un nuevo estudio detallado en la edición de enero de la revista Toxicology History, Schep y sus colegas especulan que si Alexander fue realmente envenenado, una planta podría haberlo matado. [Las 10 plantas venenosas más comunes]

Schep se interesó en el caso sin resolver de 2.000 años hace aproximadamente una década, cuando una productora del Reino Unido se le acercó con la pregunta de un documental. Después de esa experiencia, se mantuvo interesado, le dijo a WordsSideKick.com.

Él y sus colegas primero consideraron los dos relatos divergentes de la muerte de Alejandro. En uno, defendido por el historiador antiguo Plutarco y otros, se dice que Alejandro se volvió febril gradualmente después de un banquete en Babilonia. Al enfermarse, perdió la capacidad de caminar y murió después de 11 a 12 días de enfermedad. Este relato se basa en la cita de los historiadores antiguos del "Diario Real", un documento presuntamente escrito durante el reinado de Alejandro. Sin embargo, los historiadores modernos se muestran escépticos de que el Diario Real fuera realmente contemporáneo de Alejandro; es probable que el documento se escribiera después de su muerte para sofocar los rumores de envenenamiento en un intento por mantener unido el imperio del rey.

La segunda narración es igualmente poco confiable. Este proviene del "Libro sobre la muerte y el último testamento de Alejandro", que probablemente también se publicó poco después de la muerte del rey. Sin embargo, el documento original se pierde y se conserva sólo en forma muy ficticia como "The Alexander Romance".

Esa versión describe a Alejandro tomando un trago de vino en el banquete y gritando de dolor en el hígado. Sospechando que había bebido demasiado, le pide a su copero que le traiga una pluma que pueda usar para inducir el vómito. El copero, que había envenenado su vino en primer lugar, le trae una pluma untada con aún más veneno, cuenta la historia. El rey sufre durante 11 días, se debilita mucho y en un momento intenta arrastrarse hasta el río Éufrates para ahogarse.

Tomando la historia de "El romance de Alexander" al pie de la letra, Schep y sus colegas comenzaron a reducir los posibles venenos que podrían haber causado los síntomas.

Veneno vegetal

Dos venenos comunes, estricnina y arsénico, fueron rápidamente eliminados. Ambos causan la muerte en cuestión de horas o pocos días, y los síntomas no coinciden con el dolor abdominal informado por Alexander seguido de debilidad muscular progresiva, escribieron los investigadores. [Los 14 informes de casos médicos más extraños]

Schep y sus colegas consideraron otros venenos famosos, como la cicuta, que causa parálisis muscular, convulsiones, coma y muerte. Pero la cicuta actúa rápidamente. Otro veneno antiguo común, el beleño, no encaja con las pistas, porque los síntomas incluyen manía y alteraciones visuales. Alexander estuvo consciente y lúcido durante su enfermedad, aunque débil.

Después de descartar varios otros venenos para plantas que hubieran sido accesibles, Schep y sus colegas sugieren que la toxina más probable fue el eléboro blanco, una hierba con flores común en Europa. La planta afecta el sistema nervioso central, cerrando los canales moleculares que utilizan las células nerviosas para comunicarse. Como resultado, los nervios que le dicen a los músculos que se muevan no pueden hablar de manera efectiva, lo que causa debilidad muscular y cardíaca.

Al ingerir eléboro blanco, la víctima sufre de inmediato un dolor abdominal tan intenso que a menudo se confunde con un ataque cardíaco, escribieron Schep y sus colegas. Los compuestos extraídos de la planta se pueden fermentar junto con el alcohol, lo que significa que podrían haberse deslizado fácilmente en el vino de Alexander. Después del dolor, comienzan los efectos musculares, ralentizando el músculo cardíaco y dejando las extremidades débiles. Las víctimas permanecen conscientes pero inmóviles hasta justo antes de la muerte.

Alejandro era un líder fuerte, pero su época era peligrosa para la realeza. Su propia madre, Olimpia, pudo haber hecho asesinar a su padre, obligó a otra de las esposas de su esposo a suicidarse y pudo haber envenenado a su medio hermano también. Aquellos que investigan la dinastía deben aceptar muertes misteriosas y cadáveres no identificados: una lujosa tumba excavada en Grecia en 1977 es objeto de un debate de 33 años sobre si contiene el cuerpo del padre de Alejandro o su medio envenenado. tío.

Incluso encontrar el cuerpo de Alejandro el Grande probablemente no resolvería la cuestión, dijo Schep. "Una autopsia arrojaría alguna información", dijo, "pero si fue muerte por veneno, eso puede ser un poco difícil de probar, a menos que, por supuesto, haya sido envenenado por un metal pesado". No está claro cuánto tiempo sobrevivirían otros tipos de veneno en los huesos durante miles de años, dijo.


Siglo III a. C.

265–241: La Primera Guerra Púnica entre Roma y Cartago se libra sin un ganador decisivo.

240: El matemático griego Eratóstenes (276-194) mide la circunferencia de la Tierra.

221–206: Qin Shi Huang (259-210) une a China por primera vez, comenzando la construcción de la dinastía Qin en la Gran Muralla.

218–201: La Segunda Guerra Púnica comienza en Cartago, esta vez liderada por el líder fenicio Aníbal (247-183) y una fuerza apoyada por elefantes que pierde ante los romanos y luego se suicida.

215–148: Las guerras de Macedonia llevaron al control romano de Grecia.

206: La dinastía Han gobierna en China, liderada por Liu Bang (Emperador Gao), quien usa la Ruta de la Seda para hacer conexiones comerciales hasta el Mediterráneo.


6 mujeres se frotaron la cara con células muertas de piel de gladiadores

Los gladiadores que perdieron se convirtieron en medicinas para los epilépticos, mientras que los ganadores se convirtieron en afrodisíacos. En la época romana, el jabón era difícil de conseguir, por lo que los atletas se limpiaban cubriendo sus cuerpos con aceite y raspando las células muertas de la piel con una herramienta llamada strigil.

Por lo general, las células muertas de la piel se descartaban, pero no si eras un gladiador. Su sudor y raspaduras de piel se pusieron en una botella y se vendieron a las mujeres como afrodisíaco. A menudo, esto se convirtió en una crema facial. Las mujeres se frotaban la cara con la crema, esperando que las células muertas de la piel de un gladiador las hicieran irresistibles para los hombres.


Contexto

En el 63 a. C., el general romano Pompeyo capturó Jerusalén. Los romanos gobernaron a través de un rey cliente local y permitieron en gran medida la práctica religiosa libre en Judea. A veces, la división entre puntos de vista religiosos monoteístas y politeístas provocó enfrentamientos entre judíos y gentiles. Esta fricción, combinada con impuestos opresivos y un imperialismo no deseado, culminó en el año 66 d.C. con la Primera Revuelta Judía. La revuelta tuvo éxito al principio: las fuerzas judías expulsaron rápidamente a los romanos de Jerusalén y se formó un gobierno revolucionario que extendió su influencia al área circundante. En respuesta, el emperador romano Nerón envió al general Vespasiano a enfrentarse a las fuerzas judías, un esfuerzo que empujó a la mayoría de los rebeldes a Jerusalén cuando Vespasiano fue proclamado emperador en el 69 d. C.


El Coliseo ha ampliado la fecha de finalización de su exposición destacando la historia de la relación de larga data entre Roma y Pompeya, hasta el 27 de junio.

La exibición Pompeya 79 d.C. Una historia romana es aclamado como "sin precedentes" y se lleva a cabo en el segundo nivel del Coliseo.

La exposición de Pompeya, que comprende casi 100 piezas, reconstruye el complejo diálogo que unió los dos sitios más famosos de la arqueología italiana desde la Segunda Guerra Samnita hasta la erupción del 79 d.C.

La muestra se centra en la reconstrucción de las relaciones sociales y culturales, rastreables en particular a través de la investigación arqueológica, y se enriquece con videos y proyecciones virtuales.

El espectáculo se divide en tres grandes secciones: la fase de la alianza, la fase de la colonia romana, el declive y el fin de Pompeya.

También se centra en dos momentos cruciales que dieron forma a la larga historia de Pompeya: el asedio romano del 89 a. C. y el terremoto del 62 d. C., hasta el evento catastrófico del 79 d. C. que provocó la destrucción de la ciudad del Vesubio mientras Roma continuaba su camino. camino para convertirse en una metrópoli sin precedentes.

Promovida por el Parco archeologico del Colosseo, la exposición fue concebida y comisariada por el célebre arqueólogo Mario Torelli.

La entrada a la exposición está incluida en las entradas al Coliseo, que deben reservarse online con antelación.


1 Donantes

La Guardia Pretoriana era una unidad especializada del ejército romano que actuaba como tropas domésticas del emperador y sus guardaespaldas personales. Durante el siglo I a. C., la Guardia Pretoriana se involucró ocasionalmente en el proceso de nombramiento de nuevos emperadores.

Pero a medida que pasaba el tiempo, su participación se hizo más grande hasta que finalmente llegaron a una posición en la que pudieron nombrar, destituir e incluso asesinar a emperadores romanos. Un incentivo para asesinar emperadores y nombrar nuevos fue una práctica conocida como "donativo", que era una recompensa económica que la Guardia Pretoriana recibía del emperador recién nombrado una vez que el anterior era asesinado.

Esta práctica fue una de las razones por las que la sucesión del emperador se volvió verdaderamente caótica durante la historia tardía del Imperio Romano Occidental. Una vez los protectores leales del jefe del gobierno romano, la Guardia Pretoriana se convirtió gradual e irónicamente en una unidad del ejército corrupta y peligrosa que tenía un control significativo sobre la vida de los emperadores.


Ver el vídeo: 10 VOLCANES MÁS PELlGRÔSÔS de AMÉRICA LATINA 2 ESTÁN en MÉXICO (Noviembre 2021).