Información

William Bradbury


William Bradbury nació en Bakewell, Derbyshire, en 1800. Después de dejar la escuela se convirtió en aprendiz de compositor en Lincoln. Bradbury se mudó a Londres en 1824 y comenzó un negocio de impresión en 76 Fleet Street en sociedad con su cuñado William Dent.

En 1830 Bradbury formó una sociedad con el impresor Frederick Mullett Evans en Bouverie Street. En julio de 1833, Bradbury y Evans trasladaron la imprenta a la cercana Lombard Street, donde instalaron una gran prensa de cilindros impulsada por vapor, ideal para imprimir periódicos y revistas. Como ha señalado su biógrafo, Robert L. Patten: "Esta y unas veinte máquinas más pequeñas se mantuvieron funcionando las 24 horas del día, seis días a la semana, con hombres trabajando en relevos, logrando así un nivel de productividad que pronto ganó a Bradbury y Evans un reputación como una de las imprentas más eficientes de Gran Bretaña ".

Patten ha argumentado: "Después de abrir una imprenta dominada por una gran rotativa de vapor del último diseño, y anunciar a la empresa como una empresa capaz de manejar la exigente tarea de imprimir periódicos y otras publicaciones periódicas, Bradbury y Evans pronto tuvieron tal importancia clientes como los hermanos Chambers en Edimburgo, para quienes imprimieron Cámaras Diario de Edimburgo y Cyclopedia de Chambers, así como a Richard Bentley, Alexander Maxwell, Edward Moxon y Edward Chapman y William Hall. En la década de 1850 se convirtieron en los principales impresores de Smith, Elder, y obtuvieron trabajo adicional de Macmillan ".

Bradbury y Evans también imprimieron varios periódicos semanales y publicaciones periódicas como el Noticias ilustradas de Londres. La empresa también era la imprenta de los libros publicados por Chapman y Hall. Se ha argumentado que la empresa fue la primera imprenta en Gran Bretaña en adoptar el proceso francés de estereotipos. Durante este período, la empresa empleó a más de 200 compositores. M. H. Spielmann afirmó que Bradbury era "el hombre de negocios más entusiasta que jamás pisó las banderas de Fleet Street, y el fundador de una línea dinástica casi tan larga y eminente como la del propio John Murray".

En diciembre de 1842, Bradbury y Evans fueron persuadidos de convertirse en impresores y propietarios de la nueva revista en apuros. Puñetazo. El periodista Mark Lemon se convirtió en editor y en unos pocos años comenzó a vender más de 40.000 copias a la semana y a aportar unas 10.000 libras esterlinas al año a la empresa. El éxito de Punch creó un mercado listo para otros libros de sus escritores y artistas, y Bradbury y Evans posteriormente publicaron volúmenes escritos o ilustrados por personas como Douglas Jerrold, William Makepeace Thackeray, Shirley Brooks, John Leech, Richard Doyle, Henry Mayhew y Charles Keene. .

En 1844 Charles Dickens decidió terminar su relación con Chapman y Hall. El autor de Dickens: una vida (2011) ha señalado: "Si hay que creer en Dickens, cada editor empezó bien y luego se convirtió en un villano; pero la verdad es que, si bien eran hombres de negocios y llevaban a cabo negocios difíciles, Dickens a menudo estaba demostrablemente equivocado en su Se dio cuenta de que vender derechos de autor había sido un error: era comprensible que le doliera pensar que todo su arduo trabajo los hacía ricos mientras sudaba y luchaba, y comenzó a pensar en los editores como hombres que obtenían ganancias de su trabajo. trabajaron y no lo premiaron como debían. Chapman & Hall se mantuvieron en buenos términos con él en gran parte al completar lo que habían acordado inicialmente con frecuentes pagos adicionales ".

El autor de Charles Dickens y sus editores (1978) ha argumentado: "En 1844, insatisfecho con Chapman y Hall, Dickens propuso a sus impresores que también se convirtieran en sus editores. A pesar de la desgana inicial de la empresa, el 1 de junio Dickens celebró acuerdos que constituían a Bradbury y Evans para los siguientes ocho años sus editores e impresores, con una cuarta parte de todos los derechos de autor futuros, a cambio de un gran anticipo en efectivo ".

Charles Dickens era partidario del Partido Liberal y en 1845 comenzó a plantearse la idea de publicar un diario que pudiera competir con Los tiempos. Se puso en contacto con Joseph Paxton, quien recientemente se había vuelto muy rico como resultado de sus inversiones en ferrocarriles. Paxton acordó invertir £ 25,000 y los editores de Dickens, Bradbury y Evans, contribuyeron con £ 22,500. Dickens acordó convertirse en editor con un salario de 2.000 libras esterlinas al año.

La primera edición de Las noticias del día, publicado el 21 de enero de 1846. Dickens escribió: "Los principios defendidos en el Noticias diarias serán principios de progreso y mejora; de educación, libertad civil y religiosa y legislación igual. Dickens empleó a su gran amigo y compañero reformador social, Douglas Jerrold, como subeditor del periódico. William Henry Wills se unió al periódico como editor asistente. Dickens puso a su padre, John Dickens , a cargo de los reporteros.También le pagó a su suegro, George Hogarth, cinco guineas a la semana para que escribiera sobre música.

Los tiempos tenía una tirada de 25.000 copias y se vendía por siete peniques, mientras que Las noticias del día, proporcionó ocho páginas por cinco peniques. Al principio vendió 10.000 copias, pero pronto cayó a menos de 4.000. Dickens les dijo a sus amigos que extrañaba escribir novelas y después de diecisiete números se lo entregó a su amigo cercano, John Forster, quejándose de que Bradbury había intentado interferir con la gestión editorial del periódico. El nuevo editor tenía más experiencia en periodismo y bajo su liderazgo aumentaron las ventas. Sin embargo, Bradbury y Evans perdieron una gran suma de dinero en su inversión.

Robert L. Patten ha argumentado que Bradbury tuvo mucho más éxito con la publicación de las novelas de Dickens: "Por el contrario, la publicación de los libros de Dickens, en términos muy favorables para el autor, fue sustancial y constantemente rentable para todos los interesados. Evans asumió la responsabilidad principal por redactar los términos que renovaban el acuerdo editorial de la firma con Dickens en 1852. Como habían hecho con Thackeray, renunciaron voluntariamente a su comisión del 10 por ciento como un cargo por gastos antes de que se dividieran las ganancias, y el novelista aceptó felizmente. años Bradbury y Evans publicaron para Dickens algunas de las novelas más memorables del idioma: cuatro de los libros de Navidad, Dombey e hijo, David Copperfield, Casa sombría y Pequeña Dorrit."

En febrero de 1850, Dickens decidió unir fuerzas con su editor, Bradbury & Evans, y su amigo, John Forster, para publicar la revista, Palabras del hogar. Dickens se convirtió en editor y William Henry Wills, un periodista con el que trabajó en el Noticias diarias, se convirtió en su asistente. Un colega describió a Wills como "un hombre muy inteligente y trabajador ... pero demasiado gentil y dócil para siempre imponer sus propias intenciones a los demás". Dickens pensó que Wills era el hombre ideal para el trabajo. Le comentó a Edward Bulwer-Lytton: "Wills no tiene genio y, en materia literaria, es lo suficientemente común como para representar a una gran proporción de nuestros lectores". Sin embargo, continuó alabando su "energía ilimitada".

Dickens alquiló una oficina en el número 16 de Wellington Street North, una calle pequeña y estrecha justo al lado de Strand. Dickens lo describió como "sumamente bonito con el frente inclinado, el arco llegando a dos pisos, cada uno dando un torrente de luz". Dickens anunció que el objetivo de la revista sería "la elevación de los que están abajo y la mejora general de nuestra condición social". Sostuvo que era necesario reformar una sociedad en la que "la infancia se vuelve atrofiada, fea y llena de dolor; la madurez envejece y la vejez imbécil; y el pauperismo se vuelve desesperado todos los días". Añadió que quería que Londres "fuera un ejemplo de humanidad y justicia para todo el Imperio".

Después de largas negociaciones, se acordó que Dickens tendría la mitad de las ganancias de Palabras del hogar, mientras que Bradbury & Evans tienen una cuarta parte, John Forster y William Henry Wills, una octava cada uno. Mientras que el editor debía administrar todos los detalles comerciales, Dickens debía estar a cargo exclusivo de la política editorial y el contenido. A Dickens también se le pagaron 40 libras al mes por sus servicios como editor y se acordó una tarifa por los artículos e historias publicados por la revista. La primera edición de la revista apareció el 30 de marzo de 1850. Contenía 24 páginas, costaba dos peniques y se publicaba todos los miércoles. En la parte superior de cada página estaban las palabras: "Dirigida por Charles Dickens". Todas las contribuciones fueron anónimas, pero cuando su amigo Douglas Jerrold lo leyó por primera vez, comentó que era "monónimo en todo momento".

Dickens planeaba serializar sus nuevas novelas en Palabras del hogar. Otro proyecto fue la serialización de La historia de un niño de Inglaterra. También quería promover el trabajo de escritores de ideas afines. La primera persona con la que se puso en contacto fue Elizabeth Gaskell. Dickens quedó muy impresionado con su primera novela, Mary Barton: una historia de la vida de Manchester (1848) y se ofreció a llevarle su trabajo futuro. La revista demostró ser muy popular, su circulación rivalizaba con la de Puñetazo.

Peter Ackroyd ha argumentado: "No se parecía en nada a revistas tan serias como La revisión de Edimburgo - no fue en ningún sentido intelectual - sino que ocupó su lugar entre las revistas que presagiaron o explotaron el crecimiento del público lector a lo largo de este período ... Dado que este no era el público más inteligente, más erudito o incluso más imaginativo en Bretaña, Palabras del hogar tenía que ser alegre, brillante, informativo y, sobre todo, legible ".

Frederick Mullett Evans era amigo íntimo de Charles Dickens y se iban de vacaciones juntos. En mayo de 1858, Catherine Dickens recibió accidentalmente un brazalete destinado a Ellen Ternan. Su hija, Kate Dickens, dice que su madre estaba angustiada por el incidente. Charles Dickens respondió con una reunión con sus abogados. A finales de mes, negoció un acuerdo en el que Catherine debería tener £ 400 al año y un carruaje y los niños vivirían con Dickens. Más tarde, los niños insistieron en que los habían obligado a vivir con su padre.

En junio de 1858, Dickens decidió emitir un comunicado a la prensa sobre los rumores que lo involucraban a él y a dos mujeres anónimas (Ellen Ternan y Georgina Hogarth): "De alguna manera, surgiendo de la maldad, o de la locura, o de lo inconcebible. casualidad salvaje, o de los tres, este problema ha sido motivo de tergiversaciones, en su mayoría groseramente falsas, más monstruosas y más crueles, que involucran, no solo a mí, sino a personas inocentes queridas por mi corazón ... Declaro solemnemente: Entonces, y esto lo hago tanto en mi propio nombre como en el de mi esposa, que todos los rumores susurrados recientemente sobre el problema, al que he echado un vistazo, son abominablemente falsos. Y quienquiera que repita uno de ellos después de esta negación, mentirá como deliberadamente y de la manera más repugnante que sea posible que cualquier falso testigo mienta ante el cielo y la tierra ".

La declaración fue publicada en Los tiempos y Palabras del hogar. Sin embargo, Revista Punch, editado por su gran amigo, Mark Lemon, se negó, poniendo fin a su larga amistad. Frederick Mullett Evans apoyó a Lemon en esta disputa. William Makepeace Thackeray también se puso del lado de Catherine y también se le prohibió la entrada a la casa. Dickens estaba tan molesto que insistió en que sus hijas, Mamie Dickens y Kate Dickens, pusieron fin a su amistad con los hijos de Lemon y Thackeray.

Dickens se sintió traicionado por Evans y decidió que no publicaría su próxima novela. Un cuento sobre dos ciudades, en Palabras del hogar. Celoso del dinero que Bradbury & Evans había ganado con la empresa, decidió comenzar una nueva revista, Durante todo el año. Hizo que se imprimieran 300.000 volantes y carteles para publicitar la nueva revista. Cuando Bradbury & Evans escucharon la noticia, emitieron una orden judicial alegando que Dickens todavía estaba contratado para trabajar para su revista. Dickens se negó a dar marcha atrás y la primera edición de la revista se publicó el 30 de abril de 1859. Por primera vez en su vida tenía el control exclusivo de una revista. "Él era el dueño, lo editaba y solo él podía tomar las decisiones más importantes al respecto". Esto fue reforzado por la cabecera que decía: "Un diario semanal dirigido por Charles Dickens".

Bradbury respondió publicando una nueva revista. Robert L. Patten ha argumentado: "Bradbury y Evans pronto comenzaron a publicar un periódico rival, Una vez por semana, que se basó en la larga experiencia de la firma con la impresión en madera y sus relaciones con destacados artistas, para presentar novelas serializadas ricamente ilustradas. Evans inicialmente había obtenido una promesa a medias de Thackeray de contribuir, lo que le habría dado a la revista un gran nombre para compensar a su rival dickensiano, pero los términos del acuerdo posterior de Thackeray con George Smith para escribir dos novelas para el Revista Cornhill le prohibió escribir para cualquier otra revista. A pesar de este primer paso en falso, la revista pronto estableció el estándar más alto de ilustración de cualquier publicación periódica de su tiempo, y atrajo contribuciones de una amplia variedad de escritores y artistas ... La circulación de la revista, sin embargo, nunca alcanzó su estima crítica, y tres editores sucesivos no logró frenar su declive. Costoso de producir y sin una serie de novelas consistentemente atractiva, Una vez por semana se convirtió en una carga financiera para la empresa durante la década siguiente ".

En 1865, Bradbury y su socio, Frederick Mullett Evans, cedieron el control de la empresa a sus hijos ya William y Thomas Agnew, destacados marchantes de arte de Manchester que, al mismo tiempo, se asociaron para suministrar a la empresa el capital que tanto necesitaba.

William Bradbury murió de bronquitis en su casa en 13 Upper Woburn Place, Tavistock Square, Londres, el 11 de abril de 1869.


William Bradbury - Historia

Última actualización: 6/1/2000 9:53 PM MST (GMT - 0700)

Los asesinatos de Bill o 'Jack

Encontré esta historia y me pregunté si tenías
visto. Es una historia espantosa pero verdadera de algo
que sucedió en Saddleworth Moor, un lugar sombrío en
Yorkshire.

Los asesinatos de Bill's o 'Jack tuvieron lugar en la noche
del 2 de abril de 1832 en el Moorcock Inn en Holmirth
carretera de Greenfield Saddleworth. 84 años
William Bradbury y Thomas Bradbury de 46 años, su
hijo fue salvajemente golpeado hasta la muerte.

Thomas, un tipo musculoso de 6 pies, fue encontrado abajo y
murió más tarde sin recuperarse. Su padre fue encontrado
arriba y antes de morir murmuró algo que
sonaba como palmaditas, esto podría haber sido una referencia a
Gitanos irlandeses.

Nadie fue condenado por los asesinatos. Son
enterrado en St Chads en Saddleworth. Buen amigo de tom
(quien luego se convirtió en miembro del Parlamento) James Platt
estaba en el entierro.

La larga inscripción en la lápida plana se lee como
sigue.

Aquí yacen los cuerpos terriblemente magullados y lacerados
de William Bradbury y Thomas, su hijo, ambos de
Greenfield, que fueron asesinados salvajemente en una
inusualmente horrible, el lunes 2 de abril por la noche.
1832, William tenía 84 años y Thomas 46 años.

Por todo el país dondequiera que se lean noticias.
La inteligencia de su triste final se ha extendido.
Aquellos que ahora hablan de las famosas colinas de Greenfield.
Pensará en Bill o 'Jack's y Tom o' Bill's.

Tal interés despertó su trágico final.
Eso, antes de que fueran retirados de la vista humana.
Miles de miles vinieron a ver.
El sangriento escenario de la catástrofe.

Una casa, un negocio y una cama.
Y una de las muertes más impactantes que tuvieron.
Llegó un funeral, una investigación pasada.
Y ahora por fin tienen una tumba.


William Bradbury - Historia


Autor: Edward Mote, 1797-1874
Compositor: William B. Bradbury, 1816-1868
Nombre de la melodía: "Solid Rock"

"Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesucristo". 1 Corintios 3:11

Muchos de nuestros himnos evangélicos son criticados por los teólogos por ser demasiado subjetivos y experienciales, o por afirmar la seguridad de la salvación y la vida eterna enteramente sobre una experiencia personal, es decir. "Me preguntas cómo sé que Él vive, Él vive en mi corazón" (n. 33). El texto "Solid Rock", sin embargo, es bastante diferente a este respecto. Note la base de fe del creyente como se expresa en este texto: la sangre de Jesús, Su justicia, Su gracia inmutable, Su juramento y pacto. Verdaderamente, cuando uno tiene tal verdad objetiva sobre la cual construir una vida y una esperanza futura, "todo otro terreno es arena que se hunde".

La vida personal del autor de este himno es muy interesante. Edward Mote nació el 21 de enero de 1797, de padres impíos y muy pobres, en Londres, Inglaterra. Sus padres eran dueños de una posada o taberna en Londres. Al escribir sobre su juventud, Mote dijo: "Mis domingos los pasaba en las calles. Tan ignorante era yo que no sabía que había un Dios". Afirma además que la escuela a la que asistió ni siquiera permitía ver una Biblia, y mucho menos enseñarla. Cuando era joven, Mote fue aprendiz de un ebanista y finalmente se hizo conocido como un exitoso artesano de ese oficio. A la edad de dieciséis años, su maestro lo llevó a escuchar al estimado predicador, John Hyatt, de la Capilla de Tottenham Court. Aquí el joven Eduardo se convirtió genuinamente a Cristo. Más tarde se estableció en Southwark, un suburbio de Londres, donde se hizo conocido como un exitoso ebanista y un devoto eclesiástico.

A la edad de cincuenta y cinco años, Edward Mote realizó un sueño de toda su vida. En gran parte gracias a sus esfuerzos personales, se construyó un edificio para una congregación bautista en el pueblo de Horsham, Sussex, Inglaterra. Los miembros de la iglesia, en agradecimiento a Mote, le ofrecieron la escritura de la propiedad. Rechazó su oferta, diciendo: "No quiero la capilla, solo quiero el púlpito, y cuando deje de predicar a Cristo, entonces apártame de eso". Aquí Mote ministró fielmente durante los siguientes veintiún años hasta que se vio obligado a dimitir debido a su mala salud, un año antes de morir el 13 de noviembre de 1874. Justo antes de su muerte, dijo: "Las verdades que he estado predicando, soy ahora viven, y hacen muy bien en morir ". Edward Mote yace enterrado en el cementerio de la iglesia de Horsham. Cerca del púlpito de la iglesia hay una tableta con esta inscripción:

"En memoria amorosa del Sr. Edward Mote, quien se durmió en Jesús el 13 de noviembre de 1874, a la edad de 77 años. Durante 26 años el amado pastor de esta iglesia, predicando a Cristo y a Él crucificado, como todo pecador puede necesitar, y todos los santo deseo ".

Edward Mote escribió más de cien textos de himnos a lo largo de su vida. Muchos de estos se incluyeron en su colección titulada Himnos de alabanza, una nueva selección de himnos evangélicos, combinando todas las excelencias de nuestros poetas espirituales, con muchos originales, publicada en 1836.

El texto "Solid Rock" fue escrito en 1834, y Mote lo tituló "La graciosa experiencia de un cristiano". El texto completo del himno originalmente constaba de seis estrofas. Es interesante observar las expresiones de porciones de estos dos versículos omitidos:

“Mi esperanza se basa nada menos que en la sangre y la justicia de Jesús. En medio de todo el infierno que siento por dentro, me apoyo en Su obra completa.
Confío en Su carácter justo, Su consejo, promesa y Su poder.
Su honor y Su nombre están en juego, para salvarme del lago en llamas ".

Edward Mote dio el siguiente relato a uno de los periódicos locales con respecto a la redacción de su himno:

"Una mañana me vino a la mente, mientras me ponía de parto, escribir un himno sobre la" Experiencia de gracia de un cristiano ". Mientras subía por Holborn, escuché el coro: 'Sobre Cristo, la roca sólida, estoy parado, todo lo demás. es arena que se hunde.

"En el día, terminé los primeros cuatro versículos y los descarté. El sábado siguiente, conocí al hermano King cuando salía de la reunión de Lisle Street, quien me informó que su esposa estaba muy enferma y me preguntó para llamarla y verla. Tomé un té temprano y llamé después. Dijo que era su costumbre habitual cantar un himno, leer una parte y rezar antes de ir a la reunión. Buscó su himnario, pero no pude encontrarlo en ninguna parte. Le dije: 'Tengo algunos versos en mi bolsillo, si lo desea, podríamos cantarlos'. Lo hicimos, y su esposa los disfrutó tanto que después del servicio me pidió, como un favor, que le dejara una copia a su esposa. Me fui a casa, y junto al fuego compuse los dos últimos versos, los escribí, y se los llevé a la Hermana King. Como estos versículos conocían el caso de la mujer moribunda, mi atención a ellos fue más detenida, y tuve mil de ellos impresos para su distribución. Envié uno a la Revista Espiritual, sin mis iniciales, que apareció algún tiempo después de esto. El hermano Rees, de Crown Street, Soho, sacó una edición de himnos, en 1836, y este himno estaba en él. David Denham lo introdujo, en 1837, con el nombre de Rees dado como autor.

En su colección de Himnos de alabanza de 1836, Edward Mote incluyó este himno y reclamó su autoría bajo el título "La base inmutable de la esperanza de un pecador".

La música para el texto de Mote fue compuesta, en 1863, por William Batchelder Bradbury, uno de los principales compositores de la antigua música gospel estadounidense. Apareció por primera vez en su colección, The Devotional Hymn and Tune Book, publicado en 1864 por la American Baptist Publication Society. Este fue el único himnario bautista nuevo que apareció en nuestro país durante los años de la Guerra Civil.

William Bradbury es también el compositor de estos himnos: "La profundidad de la misericordia" (núm. 20), "Incluso yo" (núm. 23), "Dulce hora de oración" (núm. 82), así como "Él me guía". (101 historias de himnos, núm. 28), "Jesús me ama" (ibid., Núm. 47) y "Tal como soy" (ibid., Núm. 52). Otros himnos gospel muy conocidos para los que Bradbury ha contribuido con la música incluyen: "Tis Midnight - and on Olive's Brow", "Savior, Like a Shepherd Lead Us" y "No hay nombre tan dulce en la tierra".

Algunos líderes de canciones hoy en día prefieren usar la melodía "Melita" (generalmente usada con el texto del himno de la marina, "Padre Eterno (Todopoderoso), Fuerte para Salvar - Ver No. 22) con el texto" Solid Rock ", en lugar del texto más de Bradbury. música rítmica, sintiendo que la intensidad de la línea melódica "Melita" es más compatible con la fuerza de la letra Intercambiar diferentes melodías con métricas comparables y textos familiares es una práctica musical que ocasionalmente proporciona un cambio refrescante para cualquier congregación.

"La vida con Cristo es una esperanza sin fin, sin él un final sin esperanza". --Anónimo

"Él es un camino, si alguno se engaña
Él es una túnica, si alguno está desnudo
Si hay alguna posibilidad de tener hambre, él es pan
Si alguno es siervo, es libre
Si alguno es débil, ¡cuán fuerte es Él!
Para los muertos la vida es para las almas enfermas la salud
Para los ciegos, la vista, y para los necesitados, la riqueza.
Un placer sin pérdida, un tesoro sin sigilo ".
--Giles Fletcher, Jr. 1588-1623


Historia de los himnos: “Salvador, guíanos como un pastor”

“Salvador, como un pastor guíanos”, atribuido a la inglesa Dorothy A. Thrupp (1779-1847), se encuentra en casi todos los himnarios cristianos. Según el sitio web de himnología, www.hymnary.org, “Salvador, como un pastor, guíanos” aparece en 1005 himnarios. Es un himno que la mayoría de los miembros de la iglesia pueden reconocer a través de líneas denominacionales. Lo que puede sorprender a la mayoría de los feligreses al saber, sin embargo, es que para un himno tan conocido y amado de la fe cristiana, sabemos poco acerca de cómo fue escrito o quién fue el verdadero autor. Dejando a un lado su pasado, sin embargo, vemos que quienquiera que haya escrito estas palabras tenía un mensaje profundamente teológico que compartir.

El misterio de la autoría de las palabras se remonta a la década de 1830, cuando el himno hizo sus primeras apariciones en Thrupp's Himnos para los jóvenes (c. 1830) y la Cuarta Edición en 1836, pero sin atribución. El reverendo William Carus Wilson publicó una revista titulada El amigo de los niños (Junio ​​de 1838) y atribuyó el poema a "Lyte", posiblemente Henry Francis Lyte (1793-1847). El himnólogo británico J. R. Watson señala: "La autoría permanece en duda, todo lo que se puede agregar es que un análisis estilístico del vocabulario, el ritmo y el contenido sugeriría que Thrupp, en lugar de Henry Francis Lyte, fue el autor" (Diccionario de Canterbury).

Las palabras escritas se aplicaron directamente a los niños, y el escritor anónimo obviamente tenía la intención de usar este himno de cuatro estrofas para enseñar. Más de veinte años después, la melodía que conocemos actualmente fue compuesta por el músico estadounidense William Bradbury (1816-1868). Su melodía, que lleva su nombre, se ha asociado con mayor frecuencia con este texto, excepto en el caso de la tradición episcopaliana que emparejó el texto con la melodía MARINEROS SICIILIANOS. Sin embargo, cuando Bradbury compuso esta melodía, modificó las palabras originales destinadas a los niños y amplió el significado para incluir a toda la congregación. Luego, con una cierta modernización del idioma, el texto se estandarizó como aparece hoy. Desde aproximadamente 1830, el himno ha permanecido prácticamente intacto. De hecho, cuando el metodista Libro de himnos acortado el estribillo en 1966, el editor recibió tantas quejas, la versión completa de Bradbury se volvió a poner en El himnario metodista unido (1989).

Cabe preguntarse por qué este himno ha tenido tanto éxito durante casi doscientos años. La respuesta más probable se encuentra en la teología del himno. Dado que el enfoque de la composición original era para niños pequeños, Thrupp habría querido resumir la esencia y el mensaje de un Cristo cariñoso que ama a todos sus hijos. En la primera estrofa, vemos a Cristo representado como un pastor que ofrece cuidado y guía a su rebaño, además de prepararlo para el servicio y la vida cristiana. A esto le sigue un reconocimiento de que somos de Cristo. Thrupp alude al Salmo 23 - “pastos agradables” - y se basa en la imagen de Cristo como el Buen Pastor (Juan 10: 1-18).

Asimismo, la segunda estrofa retoma la idea de posesión por Cristo y la imagen continua de Cristo como el Buen Pastor. Ahora, sin embargo, el autor muestra que no solo estamos poseídos por Cristo, sino que también estamos en comunión con Cristo. Cristo es nuestro defensor y guía, y nos escuchará cuando le oremos y sigamos sus pasos. El autor también alude a la oveja descarriada (Mateo 18: 12-14 Lucas 15: 3-7), especialmente en la frase, "búscanos cuando nos descarriamos".

La tercera estrofa ofrece una imagen maravillosa del mensaje de salvación de Cristo: que nadie está más allá del alcance del amor de Dios y que no hay pecado demasiado grande para mantenernos separados de Dios. Detrás de este mensaje hay una comprensión del pecado original, la naturaleza pecaminosa inherente de todos los hijos de Dios: “Prometiste recibirnos, por pobres y pecadores que seamos. . . " Aunque el concepto de pecado original tiene sus raíces en San Agustín (354-430), los reformadores del siglo XVI Martín Lutero y Juan Calvino aseguraron la continuación de este concepto teológico entre los protestantes. El estribillo luego reconoce "Nos volveremos pronto hacia ti", proporcionando una transición efectiva a la estrofa final, un recurso poético conocido como anadiplosis.

La estrofa cuatro nos recuerda que el enfoque original del himno estaba en los niños, con referencias a buscar a Cristo temprano en la vida: “Temprano busquemos tu favor / temprano hagamos tu voluntad. . . ”. Thrupp abogó por un seguimiento temprano y honesto de Cristo que nos lleve a un lugar de servicio y siguiendo la voluntad de Dios. Hay una súplica para que el amor de Dios se muestre a través de nosotros como el cuerpo de Cristo y que el amor de Dios siempre estará presente, como siempre nos ha amado.

La imagen que obtenemos de este himno, y la razón por la que ha sido una canción tan definitoria de la iglesia, radica en el hecho de que presenta la teología más completa de la vida cristiana en una canción. Esta imagen del amor salvador y la gracia de Dios, el mensaje de salvación de Dios, la comunión de Dios con nosotros y el servicio continuo a Dios nos da una perspectiva más amplia de lo que debería ser la vida cristiana. Thrupp intentó hacer que el himno fuera accesible a los niños, y Bradbury lo presentó de una manera que es aplicable a todos los cristianos. Aunque esta canción puede haber tenido algunos comienzos vagos, tiene cierto futuro en la iglesia debido a su mensaje de esperanza, amor, salvación y vida cristiana.

Para leer más:

"Dorothea Ann Thrupp". Diccionario de himnología de Canterbury. Consultado el 22 de febrero de 2017. https://hymnology.hymnsam.co.uk/d/dorothea-ann-thrupp

Joven, Carlton R. Compañero del Himnario Metodista Unido. Nashville: Abingdon Press, 1993.

J. Braxton Kubasko, estudiante de Maestría en Música Sagrada en la Escuela de Teología Perkins, Universidad Metodista del Sur, estudió himnología con el Dr. C. Michael Hawn.


Himno memorable de Joseph Gilmore

Cuando Joseph Henry Gilmore murió ese día 23 de julio de 1918, había enseñado durante muchos años en la Universidad de Rochester en Nueva York y era autor de varios libros sobre literatura. Se le recuerda en los círculos educativos por estas contribuciones y otras. Pero en los círculos cristianos se le recuerda por un solo himno escrito más de medio siglo antes de su muerte.

En 1862, cuando era un estudiante de 28 años que estaba a punto de convertirse en pastor, Henry fue invitado a predicar en la histórica Primera Iglesia Bautista de Filadelfia. “Me propuse dar a la gente una exposición del Salmo Vigésimo Tercero. Había dado esta exposición en otras tres o cuatro ocasiones, pero esta vez no fui más allá de las palabras 'Él me guía'. Me impresionó tanto la bendición de la guía divina que hice de este mi tema ". Más tarde sintió que los días oscuros de la Guerra Civil pueden haberlo llevado inconscientemente a concentrarse en el liderazgo de Dios.

Al final de la reunión, Henry y algunos otros fueron a la casa de un diácono. "Allí", escribió, "continuamos nuestra discusión sobre la guía divina. Mientras todavía hablaba y escuchaba, escribí en un fragmento del manuscrito de mi exposición las palabras de este himno. Le entregué el papel a mi esposa y más o menos olvidé el incidente ".

Las palabras que Henry había escrito comenzaban con esta famosa estrofa:

Tres años más tarde, después de haber sido pastor durante algún tiempo en New Hampshire, Henry fue invitado a predicar un sermón de prueba en la Segunda Iglesia Bautista de Rochester. "Cogí un himnario de la iglesia para ver qué canciones cantaban y me sorprendió que el libro se abriera con la misma canción que había escrito tres años antes", escribió.

“Cuando regresé a casa, le conté esta experiencia a mi esposa. 'No lo entiendo', dije. 'El Dr. William B. Bradbury había puesto música a mis palabras, pero no se las había dicho a nadie. ' Mi esposa sonrió y dijo: 'Puedo explicarlo, Joseph. Sentí que las palabras bendecirían los corazones de las personas en estos tiempos difíciles, así que envié el poema a El vigilante y Reflector. Me alegra saber que lo han impreso '".

El famoso compositor de himnos William Bradbury había visto las líneas y agregó música y las dos últimas líneas del coro. Enrique tomó este incidente como un liderazgo divino para aceptar una situación en la iglesia de Rochester. Eso lo puso en posición dos años después para aceptar una oferta para enseñar hebreo en el Seminario Teológico de Rochester. Al año siguiente, se le ofreció una cátedra de lógica y literatura inglesa en la Universidad de Rochester, que ocupó hasta su jubilación en 1908. Una cátedra de inglés en la escuela lleva su nombre.


Conocimiento

Mientras el padre está ausente revela la historia íntima del papel de un británico-estadounidense en la Guerra Civil estadounidense. Las cartas a casa de William Bradbury brindan una rara ventana a las relaciones únicas entre esposo, esposa e hijos mientras un padre estaba en guerra.

Yorkshire attorney turned Union volunteer soldier Bradbury became a “privileged private” with extraordinary access to powerful Union generals including Daniel Butterfield, future president Benjamin Harrison, and Clinton B. Fisk, the region’s administrator for the Freedmen’s Bureau during Reconstruction.

The letters also provide an in-depth look at this driven land speculator and manager for the Atchison Topeka Santa Fe Railway. As a reporter for the Chicago Tribune y el Manchester Guardian, Bradbury was both eyewitness to and participant in the shaping of events in the world as it moved west.

Jennifer Cain Bohrnstedt, board member of the National Coalition of Independent Scholars, is the editor of Soldiering with Sherman: The Civil War Letters of George F. Cram.

"A fascinating journey into the life of Bradbury. Combines an intimate look into the lives of a soldier and family and a broad glimpse of mid-19th-century America."—Blue Ridge Country

"Not just another collection of Civil War letters . . . it develops several areas rarely explored in such collections and not always well understood."—Civil War News

"The bracing frankness of his concern with his own safety and his family's economic well-being—he writes virtually nothing about the Union cause, slavery, or even military campaigns—makes this a unique set of letters."—Journal of Southern History

"Thankfully, the Bradbury correspondence did not suffer the fate of most letters. . . . The value of the collection is not simply a matter of survival. It is extensive in both its length and depth."—Andrew Cayton

"Jennifer Cain Bohrnstedt opens a window on the social history of Civil War America by assembling the numerous wartime letters of William H. Bradbury. This thirty-three-year-old clerk enlisted in the Union army and served as a private and clerk throughout the war without ever firing a gun. His mastery of contemporary shorthand made him too valuable to risk in battle. He sank into posthumous obscurity until Bohrnstedt revived him through comprehensive, imaginative, and insightful editing. He has much to share about headquarters gossip, land speculation, and domestic affection."—John Y. Simon


William Bradbury - History

A resident of Austin County, Texas, William Bradbury (1804-1862) owned a farm near Belleville, where he lived with his three children. Following his election as chief justice of Austin County in 1850, Bradbury was appointed county clerk six years later.

Scope and Contents

Composed of typescripts of correspondence, legal documents, and a diary, the William Bradbury Papers, 1841-1868, chronicle Bradbury’s career as a judge, county clerk, and farmer in Austin County, Texas. Correspondence consists of letters exchanged with family members, including two sons, concerning familial affairs and the Civil War. Legal documents relate to Bradbury’s certification of citizenship in the Republic of Texas, while the diary discusses his and his son’s activities on the farm near Belleville, Texas.

Restricciones

Access Restrictions

This collection is open for research use.

Términos del Índice

Información administrativa

Cita preferida

William Bradbury Papers, 1841-1868, Dolph Briscoe Center for American History, The University of Texas at Austin.

Procesando informacion

Basic processing and cataloging of this collection was supported with funds from the National Historical Publications and Records Commission (NHPRC) for the Briscoe Center’s "History Revealed: Bringing Collections to Light" project, 2009-2011.


Fuentes

The copy of the William Bradbury drawing is from the Cyberhymnal website at www.cyberhymnal.org

10,000 Sermon Illustrations, electronic ed. (Dallas: Biblical Studies Press, 2000). &ldquoIra Sankey (Moody&rsquos Song Leader)&rdquo

Bibliotheca Sacra, electronic edition. (Dallas, TX: Dallas Theological Seminary, 1998)

M. Biglow email regarding the incorrect spelling of the company name: Biglow & Main, and its beginning as named being after Bradbury's death. Received on June 10, 2010. Much appreciated!

Mary Hammack, L., A Dictionary of Women in Church History, electronic ed. (Grand Rapids: Baker Book House, 1997, c1984). &ldquoCrosby, Frances Jane.&rdquo

Hustad, Donald P. &ldquoA Spiritual Ministry of Music: Part II: Problems in Psychology and Aesthetics in Music,&rdquo Dallas Theological Seminary, Bibliotheca Sacra (Dallas Theological Seminary, 1960 2002), vol. 117, p. 216.

Kurian, George Thomas: Nelson's New Christian Dictionary (Nashville, Tenn.: Thomas Nelson Pubs., 2001), &ldquoBradbury, William Batchelder.&rdquo

Lagass, Paul Columbia University: The Columbia Encyclopedia. 6ª ed. (New York Detroit: Columbia University Press Sold and distributed by Gale Group, 2000), &ldquoBradbury, William Batchelder.&rdquo

Morgan, Robert J. Real Stories for the Soul, electronic ed. (Nashville: Thomas Nelson Publishers, 2000), p. 133.

Osbeck, Kenneth W. 101 Hymn Stories. (Grand Rapids, Mich.: Kregel Publications, 1982), p. 136.

Osbeck, Kenneth W. 101 More Hymn Stories (Grand Rapids, Mich.: Kregel Publications, 1985), p. 74, 83.

Zuck, Roy B. The Speaker's Quote. (Grand Rapids, MI: Kregel Publications, 1997), p. 205.


Last name: Bradbury

This interesting name is of English origin, and is locational from places so called in Durham and Cheshire. The derivation is from the Olde English pre 7th Century 'brad', meaning broad, or spacious, with 'byrig', a town, or fort. The place name is recorded circa 1050, in 'History of St. Cuthbert' as 'Brydbyrig', evolving to become 'Bradbery' by 1183 as recorded in the Boldon Book of the Domesday Book. During the Middle Ages, when it was becoming increasingly common for people to migrate from their birth place, to seek work elsewhere, they would often adopt the village name as a means of identification, thus resulting in a wide dispersal of the name. --> Two early recordings of marriages in Cheshire are between one, Alice Bradbury and Richard Stockes on 6th July 1562 in Macclesfield and between Ales Bradbury and Edward Taylor on 2nd March 1594 at St. Mary's, Stockport. The first recorded spelling of the family name is shown to be that of William de Bradbury, which was dated 1288, in the Assize Rolls Cheshire, during the reign of King Edward 1, known as the Hammer of the Scots, 1272 - 1307. Surnames became necessary when governments introduced personal taxation. In England this was known as Poll Tax. Throughout the centuries, surnames in every country have continued to "develop" often leading to astonishing variants of the original spelling.

© Copyright: Name Origin Research 1980 - 2017


Ver el vídeo: Jesus Loves Me - William B. Bradbury arr. John Ferguson b. 1941 (Noviembre 2021).