Información

El descubrimiento de la tierra principal por los cabots (1497) LA CUENTA DE JOHN A. DOYLE - Historia


Ya en el reinado de Eduardo III, los marineros de Génova y otros puertos extranjeros habían servido en la marina inglesa. Las crecientes confusiones de Italia después de la invasión francesa naturalmente tentaron a sus marineros a transferir sus habilidades a las potencias emergentes de Europa occidental. Entre esos emigrantes se encontraba John Cabot, un veneciano, que se instaló en Bristol y luego, después de regresar a su propio país, volvió a visitar su ciudad adoptiva. De su historia anterior y su carácter personal no sabemos nada. Nuestros propios registros no proporcionan más que los escasos esbozos de su carrera, y el único atisbo de luz que se arroja sobre el hombre vivo se debe a una carta descubierta recientemente de su compatriota, el embajador veneciano. De su hijo, Sebastián, sabemos más. Nació en Bristol, regresó con sus padres a Venecia cuando tenía tres años y volvió a visitar Inglaterra cuando era niño o muy joven. Sus rasgos, marcados por las líneas del pensamiento y la dureza, aún viven en el lienzo de Holbein; y al menos uno de los cronistas navales de la época escribe sobre él en el lenguaje del cálido afecto personal.

En 1496 se otorgó una patente a John Cabot y sus hijos, Lewis, Sebastian y Sancius. Esta patente es interesante como el documento sobreviviente más antiguo que conecta Inglaterra con el Nuevo Mundo. Dio a los titulares de la patente plena autoridad para navegar con cinco barcos bajo la bandera real y para colocar el estandarte real en cualquier tierra recién descubierta, como vasallos y lugartenientes del rey. A su regreso, estaban obligados a navegar a Bristol y pagar una regalía de un quinto sobre toda ganancia clara. La dirección del viaje, la carga y el tamaño de los barcos, y el modo de tratar con los nativos, quedan a discreción del comandante.

De los detalles del viaje en sí, tan llenos de interés para todos los ingleses, tenemos el más mínimo conocimiento. A este respecto, la fama de Sebastian Cabot ha ido mucho peor que la del gran descubridor con el que solo se le puede comparar. Podemos rastrear a Colón a través de cada etapa de su empresa. Parece que estamos al lado del gran almirante en sus dificultades, sus miedos, sus esperanzas, su victoria. Casi podemos imaginar que estamos compartiendo su triunfo cuando por fin navega en esa misión cuyo final vio en un espejo oscuro, victorioso sobre las intrigas de los cortesanos, la avaricia de los príncipes y la ceguera de la mera sabiduría mundana. Nuestros corazones se hunden una vez más cuando la cobardía de sus seguidores amenaza con deshacerlo todo, y el premio que parecía ganado vuelve a estar en peligro. Sentimos toda la intensidad del suspenso cuando noche tras noche se promete tierra y la mañana no la trae. Cuando por fin se alcanza la meta, casi podemos engañarnos a nosotros mismos con la creencia de que somos parte de esa gloria y que somos de esa generación por quien y para quien se realizó esa gran obra.

Ningún halo de esplendor romántico rodea el primer viaje de Sebastian Cabot. Un escaso extracto de un antiguo registro de Bristol: "En el año 1497, el 24 de junio, el día de San Juan, los hombres de Bristol encontraron Terranova en un barco llamado Matthew" ~~ unas pocas declaraciones secas como las que se pueden encontrar en el ¿Cuaderno de algún capitán de mar inteligente? estos son todos los vestigios del primer viaje inglés que llegó al Nuevo Mundo. Leemos en un relato, probablemente publicado bajo la mirada del propio Cabot, que el 24 de junio, a las cinco de la mañana, descubrió esa tierra que ningún hombre antes había intentado, y la llamó Prima Vista. Una isla adyacente se llamaba San Juan, en conmemoración del día. Algunas declaraciones sobre los hábitos de los nativos y el carácter del suelo y las pesquerías componen toda la historia. Quizás podamos inferir que Cabot se refería a esto como un informe sobre la idoneidad del lugar para el comercio y la pesca, sabiendo que estos eran los puntos que despertarían el mayor interés en Inglaterra. Una entrada de los gastos de la bolsa privada de Enrique VII, "10? Al himno que fundó la nueva isla", es el único otro registro que nos queda. Colón fue recibido en estado solemne por los soberanos de Aragón y Castilla, y fue recibido por una multitud mayor que la que podían contener las calles de Barcelona. ¿Cabot fue pagado? 10. El dramático esplendor de una recepción, el prosaico carácter mercantil de la otra, representan los diferentes temperamentos con que España e Inglaterra se acercaron a la tarea del descubrimiento americano.

Pero aunque nuestros propios anales nos dan un relato tan escaso de la recepción de los dos Cabots, la necesidad es hasta cierto punto suplida por una fuente extranjera. Se conservan cartas del embajador veneciano, en las que describe con justo orgullo el entusiasmo con que su compatriota fue recibido por la gente cuando paseaba por las calles.

Al año siguiente, Cabot volvió a navegar con una nueva patente. Varios puntos en él son dignos de mención. John Cabot es el único mencionado por su nombre. De esto podría ser, y, de hecho, se ha inferido que el papel desempeñado por Sebastian Cabot en el primer viaje fue meramente secundario, y que John fue el conductor principal del primer viaje, como lo fue por la patente diseñada para ser de el segundo. Está autorizado en persona o por diputado para tomar seis barcos ingleses de no más de 200 toneladas de carga cada uno, y conducirlos a la tierra que había descubierto recientemente. Hay una limitación, ya sea de salida o de regreso, a Bristol, y no se hacen menciones a las regalías. Probablemente, las disposiciones originales todavía se consideraban vinculantes, excepto en la medida en que la segunda patente las rescindiera o modificara.

En 1498, Sebastian Cabot zarpó de Bristol con el deseo de que un barco tripulara y tomara avituallamiento a expensas del rey, acompañado de tres barcos de Londres, y probablemente algunos de la propia Bristol. Su cargamento consistía en "mercancías groseras y divertidas", para el tráfico con los nativos. Tan escasos son los registros de las dos expediciones de Cabot, que aunque conocemos la extensión geográfica de sus descubrimientos, es imposible asignar a cada viaje la parte que le corresponde. Sabemos que en uno u otro de ellos alcanzó los 67 1/2 grados de latitud norte, y se convenció de que había encontrado el pasaje a Catay. Sin embargo, los temores de sus marineros, justificados, quizás, por los peligros de los mares del norte, le impidieron seguir la empresa. Luego giró hacia el sur y navegó por la costa hasta que llegó a la latitud de 38. Del resultado del segundo viaje y de la recepción de Sebastian Cabot en Inglaterra no sabemos nada. Desaparece por un tiempo de la historia inglesa, llevando consigo la esperanza incumplida de un pasaje hacia el noroeste, destinado a revivir en un día posterior, y luego a dar a luz algunas de las hazañas más atrevidas que jamás han ennoblecido los nombres de los ingleses.


Amerigo Vespucci

Amerigo Vespucci fue un comerciante y explorador nacido en Italia que participó en los primeros viajes al Nuevo Mundo en nombre de España a finales del siglo XV. Para entonces, los vikingos habían establecido asentamientos en la actual América del Norte ya en el año 1000 d.C. y Cristóbal Colón ya había & # x201C descubierto & # x201D varias islas del Caribe y Centroamérica, sin embargo, el nombre & # x2019s Vespucci & # x2019 era el que prevalecía. Los primeros relatos de los viajes de Vespucci & # x2019, que ahora se cree que fueron falsificaciones, se habían extendido rápidamente por toda Europa. En 1507, utilizando estas letras como guía, un cartógrafo alemán creó un nuevo mapa, nombrando el territorio ahora conocido como América del Sur en honor a Vespucci & # x2019s. Por primera vez, se imprimió la palabra & # x201CAmerica & # x201D.


Los holandeses en Hartford

El siguiente ensayo fue tomado de HARTFORD IN HISTORY: A SERIES OF PAPERS BY RESIDENT AUTHORS, Ed. Willis I.Twitchell, Hartford: Plimpton, 1899.

Los holandeses en Hartford

En el siglo XV, y de hecho hasta nuestro propio tiempo, el descubrimiento de tierras & # 8220 desocupadas por el pueblo cristiano & # 8221 se consideró para dar derecho al soberano del descubridor al derecho de ocupación sin ninguna referencia a los reclamos de los habitantes originales. Los salvajes no tenían derechos que la gente civilizada estuviera obligada a respetar. Entonces, cuando en 1497 John Cabot y su hijo Sebastián navegaron a lo largo de la tierra principal de América del Norte desde la bahía de San Lorenzo hasta la bahía de Chesapeake, posiblemente hasta Florida, el rey Enrique VII afirmó de inmediato la soberanía sobre el continente principal de América del Norte, aunque los Cabots no habían aterrizado excepto en la parte norte de lo que ahora es el Estado de Maine. Sobre esta base bastante incierta, el rey Jaime I a principios del siglo XVII emitió patentes para el territorio inexplorado entre los paralelos de latitud 34 y 45. Uno de estos fue entregado a la Compañía Plymouth, y bajo este se establecieron los asentamientos en Massachusetts. Como el país estaba inexplorado, se puede entender fácilmente que los límites del territorio otorgados en las patentes estaban mal definidos. Con frecuencia, las concesiones se superponían entre sí y las líneas corrían indefinidamente hacia el oeste hacia el desierto desconocido, y surgían disputas sobre el derecho a ciertos terrenos.

En 1609, Hendrick Hudson, un inglés al servicio de Holanda, entró en la bahía de Manhattan en busca de un pasaje hacia el oeste a través del continente, por el que pudiera llegar a Asia o las Indias Orientales. El río del Norte lo tomó por un brazo de mar y navegó por el gran canal hasta que la creciente frescura del agua lo convenció de que realmente era un río. Le dio el nombre de Hudson y afirmó que su descubrimiento le dio a Holanda un derecho de soberanía superior al sombrío reclamo de Inglaterra. Se estableció un puesto comercial en el extremo inferior de la isla de Manhattan, donde los indios podían intercambiar pieles por cuentas y cuchillos. Esta fue la fundación de la ciudad de Nueva York. En 1614, Adrian Block y Cornelius Hendricksen construyeron una pequeña balandra en New Amsterdam, como se llamaba la estación, y navegaron hasta Long Island Sound y subieron por Connecticut al menos hasta el actual sitio de Hartford. Block dio nombres a los ríos y bahías, llamando al sitio de New Haven & # 8220Rodenburgh & # 8221 o Red Hills, y al gran río, & # 8220Fresh River & # 8221. A Block Island le dio su propio nombre. En su informe a los Estados Generales, o Congreso de Holanda, se formó una empresa para comerciar en los Nuevos Países Bajos, como se llamaba al territorio recién descubierto. Posteriormente, esta empresa fue absorbida por la Compañía Holandesa de las Indias Orientales. El objeto de la empresa era principalmente la compra y exportación de pieles de oso, nutria, visón y gato montés. Dado que ninguna parte considerable de los holandeses fue perseguida a causa de su organización religiosa, no había ninguna razón para que las personas acomodadas abandonaran sus hogares y se establecieran permanentemente en el desierto, como se vieron obligados a hacer muchos ingleses. Sin embargo, poco a poco los holandeses se asentaron en el Hudson hasta Albany y en la parte occidental de Long Island.

En 1623 estos holandeses fundaron un puesto comercial en lo que todavía se conoce como Dutch Point, en la ciudad de Hartford, en el lado norte de Little River, ahora conocido como Park River. El sitio original ha sido arrasado en gran parte por las inundaciones. El primer establecimiento fue sin duda una empalizada o cerca de estacas que encierra una & # 8220 casa de bloques & # 8221 de construcción rudimentaria. En 1633 se había convertido en un pequeño fuerte con muros de tierra (probablemente) que rodeaban varios edificios y estaba provisto de un pequeño cañón. En la construcción se utilizó un cargamento de ladrillos traídos de Holanda, y se ha sugerido que el & # 8220fort & # 8221 era un movimiento de tierra con esquinas de ladrillo o piedra. Por otro lado, los ladrillos pueden haber sido utilizados6 para chimeneas en los edificios dentro del cerramiento. Uno de estos ladrillos holandeses fue encontrado cerca del lugar por el señor Charles J. Hoadley, el anticuario. Otros, sin duda, están cubiertos por el lodo del río Connecticut.

Con el fin de satisfacer a las tribus aborígenes y ganarse su buena voluntad, y quizás con la idea de obtener un título de color, los colonos, tanto ingleses como holandeses, tenían la costumbre de comprar tierras a los indios por una contraprestación nominal. En 1633 Jacob Van Curler, comisario del puesto, actuando bajo el mando de Wouter Van Twiner, director o gobernador de los Nuevos Países Bajos, compró de los indios Pequot ciertas tierras descritas como un & # 8220flat llamado Suckiage (o tierra negra) una liga. desde el río un tercio de legua de ancho hasta las Tierras Altas y más allá de la colina hacia arriba que se extiende hasta un pequeño arroyo. & # 8221 El precio pagado fue & # 8220 una pieza de lona [1] 27 ells de largo, 6 ejes, 6 hervidores de agua, 18 cuchillos, 1 hoja de espada, 1 par de tijeras, algunos juguetes y un mosquete. & # 8221 La tierra debe haber cubierto la mayor parte de la actual ciudad de Hartford. Se notará que el título de los holandeses por descubrimiento y compra era tan bueno como el de los ingleses. Su debilidad era que no ocupaban y cultivaban más que una pequeña parte de la tierra, y su objetivo principal no era la colonización sino la compra de pieles.

Este fuerte fue llamado & # 8220House of Hope. & # 8221 En las traducciones se le llama & # 8220Fort Good Hope, & # 8221 y & # 8220House House, the Hope. & # 8221 En 1633 albergaba a un buen número de personas, incluyendo mujeres y niños, posiblemente en un total de treinta almas. Estaba rodeado por una & # 8220bouwerie & # 8221 o granja cultivada y jardín de unos veinticinco acres. Después de la llegada de la colonia inglesa, reclamando bajo el rey inglés y más tarde bajo una escritura de los indios del río, surgieron disputas como una cuestión de rutina, y los holandeses parecen, como la parte más débil, haber estado restringidos al & # 8221 bouwerie & # 8221 y quizás interfirió incluso dentro de sus límites. Los registros de tierras de la ciudad de Hartford conservan el registro de la propiedad que finalmente se apropió cuando los holandeses se fueron. Los registros mencionan & # 822036 acres en South Meadows & # 8221, incluyendo sin duda el sitio actual de las obras Colt, tres acres en el lado norte de Little River y una isla en el gran río. Podemos concluir justamente que se trataba de la & # 8220bouwerie & # 8221 o & # 8220plantation holandesa. & # 8221

La colonia inglesa bajo el liderazgo de su pastor, el reverendo Thomas Hooker, llegó por tierra desde Cambridge en 1636. Llegaron a establecerse en el valle de Connecticut y adquirieron un título indio de Sequassen, jefe de los River Indians, para el territorio. delimitado por el río de Windsor a Wethersfield y corriendo seis millas de regreso. En medio de esto, se encontraba el fuerte holandés y & # 8220bouwerie. & # 8221 Los holandeses afirmaron que los pequots eran los dueños de los indios del río y que los indios del río habían aceptado la transferencia de la tierra a ellos. Por supuesto, era imposible que no se produjera fricción. Cada uno consideraba al otro como invasor y se produjeron pequeñas colisiones sobre tierras en disputa, lo que resultó en cabezas rotas y malos sentimientos. Sin embargo, ambas partes parecen haber actuado con paciencia y, como los ingleses eran mucho más numerosos, hay que reconocerles que no se produjo un derramamiento de sangre. Se preocuparon tanto como pudieron hasta 1649, cuando los comisionados de las colonias unidas decretaron que se prohibiera a los extranjeros comerciar con los indios. La razón de este decreto fue sin duda el temor de que los indios pudieran adquirir mosquetes y municiones. El próximo año, ambas partes solicitaron que se establecieran los límites de su jurisdicción. En consecuencia, los comisionados de las colonias inglesas se reunieron con Peter Stuyvesant, gobernador de Nueva Amsterdam, en Hartford. La conferencia se llevó a cabo cortésmente y resultó en hacer del Little River el límite entre las partes contendientes. Pero en 1653 se estaba librando una guerra entre Holanda e Inglaterra y el Parlamento autorizó a las colonias americanas a abrir hostilidades contra los holandeses. El capitán John Underhill, con una comisión de Providence Plantation, vino a Hartford y pegó el siguiente aviso en las puertas de & # 8220House of Hope ”:

& # 8220I, John Underhill, confisco esta casa y tierra para el Estado de Inglaterra, en virtud de la comisión otorgada por Providence Plantation. & # 8221

Poco después, el Tribunal General de Connecticut confiscó la propiedad holandesa en Hartford por su propia autoridad. Unos meses después de que se declarara la paz, los holandeses, o casi todos, se trasladaron a Nueva York. Underhill entregó la propiedad inmobiliaria a dos ciudadanos de Hartford y el nombre & # 8220Dutch Point & # 8221 era todo lo que quedaba para atestiguar la antigua ocupación de tierras en la ciudad de Hartford por ciudadanos de Holanda.

Algunos de los holandeses que vivían en & # 8220House of Hope & # 8221 eran hombres de educación superior. Casper Varleth, Gysbert Opdyck, Govert Lockerman y David Provoost eran hombres de peso y se convirtieron en ciudadanos prominentes de Nueva Amsterdam. La raza holandesa está estrechamente relacionada con los anglosajones y sus miembros poseen muchas de las sólidas virtudes de sus parientes del otro lado del canal. La idea común de que los holandeses son flemáticos, corpulentos y groseros, estupefactos y embrutecidos por el tabaco, es absurda. Resultó de la divertida caricatura de Washington Irving en la & # 8220Knickerbocker & # 8217s Historia de Nueva York & # 8221. Los colonos holandeses habrían agregado un elemento muy valioso si se hubieran incorporado a la colonia de Hartford. Menos enérgicos y decididos que los puritanos ingleses, no eran menos valientes y capaces, y más corteses y sociales. Pero tal mezcla no podría resultar en ese momento. Los puritanos, incluso los puritanos liberales de Hartford, no querían ciudadanos que no fueran de su propia iglesia y sangre. Expulsaron persistentemente a los holandeses, y debemos reconocerles que no recurrieron a medios más violentos y arbitrarios de los que utilizaron. Sin un gran autocontrol y un fuerte sentido de la justicia, dos colonias rivales en el desierto, lejos de todas las restricciones de la civilización o del miedo a ser llamadas a rendir cuentas, habrían entrado de inmediato en un conflicto armado. Que no lo hayan hecho en Hartford habla bien tanto del holandés como del inglés, pero especialmente bien para el partido más fuerte. Holanda había sido durante mucho tiempo un refugio para los puritanos perseguidos de Inglaterra, y es posible que algunos de los líderes de la Colonia Hooker abrigaran sentimientos de gratitud hacia ese país, pero incluso eso les quitaba poco el honor de tratar a los holandeses a quienes querían. considerado como una intromisión en su herencia con justicia sustancial mientras estuvieron solos con ellos en el desierto durante veinte años.

Se recomiendan los siguientes libros a aquellos que deseen dar un estudio adicional al tema, The Dutch in Hartford:

HISTORIA MEMORIAL del CONDADO DE HARTFORD, Vol. I., cap. II.

Trumbull, B., HISTORIA DE CONNECTICUT. VOL I. (la edición de 1898 es la mejor).

REGISTROS COLONIALES DE CONNECTICUT. Vols. I- III.

Brodhead, J. R., HISTORIA DEL ESTADO DE NUEVA YORK. Vol. I.

O & # 8217 Callaghan, E. B., HISTORIA DE NUEVA PAÍSES BAJOS. Vol. I.

Palfrey, J. G., HISTORIA DE NUEVA INGLATERRA. VOL III.

DOCUMENTOS RELATIVOS A LA HISTORIA COLONIAL O NUEVA YORK, pássim.

HISTORIA MEMORIAL DE LA CIUDAD DE NUEVA YORK. VOl. I,

Winsor, J., HISTORIA CRÍTICA Y NARRATIVA DE AMÉRICA, Vol. I

Sociedad Histórica de Nueva York: COLECCIONES, segunda serie, vol. 1. (traducciones de varios tratados en holandés).

Smith, W., HISTORIA DE LA PROVINCIA DE NUEVA YORK.

Johnson, Ellen F., LA CASA de la esperanza, O LA PRIMERA DE CONNECTICUT & # 8217S COLONADORES.


LOS CABOTS Y EL DESCUBRIMIENTO DE AMÉRICA


C HIEF entre las atracciones de Bristol ha estado durante siglos más allá de la iglesia de St. Mary Redcliffe, mientras que pocos nombres en su lista de fama son más conocidos que el del ciudadano antiguo a quien la majestuosa tela debe tanto de su gracia y belleza. .

Y no guardamos rencor al hidromiel de la alabanza. El que da lo mejor de sí mismo al servicio de Dios y de sus semejantes merece un gran honor. Pero, a fin de cuentas, la obra de William Canynge fue como una gota en el océano en comparación con la realizada por el piloto mercante, su vecino contemporáneo y probable. Canynge ayudó a reconstruir una iglesia. John Cabot descubrió un continente y lo aseguró para siempre para la raza de habla inglesa. Sin embargo, uno ha sido recordado y reverenciado, el otro descuidado y olvidado.Una anomalía, quizás explicada por el hecho de que Bristol alguna vez ha tardado en reconocer el mérito fuera de sus fronteras, y John Cabot era un extraterrestre, mientras que las afirmaciones de Sebastian, su hijo, a la ciudadanía todavía son muy controvertidas, lo que no es sorprendente, ya que las pruebas obtenidas hasta ahora se basan principalmente en los relatos contradictorios del propio Sebastián.

Sin embargo, para una mente sin prejuicios, la afirmación que hizo a su amigo Eden en la vejez, cuando no tenía ningún propósito a la vista y nada que ganar con ello, "que nació en Bristowe, y en iiii. llevado con su padre a Venecia, y así regresó nuevamente a Inglaterra con su padre después de algunos años, en los que se pensaba que había nacido en Venecia, "parece mucho más probable que sea cierto que su declaración en la mediana edad a Contarini, el veneciano Embajador, mediante el cual trató de obtener riqueza y honor, "Nací en Venecia, pero fui criado en Inglaterra".


Original

Prácticamente, el lugar de nacimiento de padre o hijo es de poca importancia, incluso para los habitantes de Bristol, ni la cuestión de viajes anteriores, siempre y cuando quede el gran hecho: que fue desde el puerto de Bristol, en un barco de Bristol, tripulado por marineros de Bristol, por iniciativa. de comerciantes de Bristol, que John Cabot zarpó en esa memorable mañana de mayo hace cuatrocientos años y que regresó al puerto de Bristol en agosto siguiente, después de haber plantado la bandera de St. George en el punto más oriental de Cape Breton, en el ¡Dominio de Canadá, y toma posesión de ese gran continente del norte para el rey de Inglaterra! & MdashUn logro, recuérdese, que precedió por más de un año al desembarco de Colón en el continente del sur.


Original

Esa tierra al otro lado del amplio Atlántico había sido descubierta mucho antes de que Cabot la viera, ahora es generalmente admitida. Dejando de lado las afirmaciones de Madoc el galés y del santo marinero irlandés Brendan como aún no probadas, es seguro que los islandeses plantaron una colonia en Groenlandia ya en el siglo X. La colonia pereció, pero sus tradiciones se mantuvieron y fueron la causa incitadora de viajes posteriores para los comerciantes de Bristol que comerciaban con Islandia, se enteraron y enviaron barcos en busca de la "nueva tierra" durante siete años consecutivos antes de la zarpa del "Matthew". Estoy pensando en llegar por él a las Indias, o "lejano Cathay", el nombre que se le da a todos los países al este del Golfo Pérsico.

Desafortunadamente para el futuro historiador, Sebastian Cabot no sólo "se enamoró" de su lugar de nacimiento, sino también de sus viajes como consecuencia de los cuales ha sido, durante siglos, honrado como el comandante del "Mateo" y el descubridor de América. Sin embargo, gracias a la investigación moderna entre los rollos mohosos y las cartas antiguas, se ha demostrado sin lugar a dudas que el comandante del barco de Bristol y descubridor del continente fue John Cabot. Si Sebastian navegó alguna vez en ese primer viaje es totalmente una conjetura. La evidencia de que lo hizo se basa principalmente en una conversación sostenida con un extraño en Sevilla, en la que parece haber mezclado los descubrimientos de la primera expedición con los de las posteriores, e ignorando la parte de su padre, él mismo se atribuyó el mérito de todo el asunto. !

Un escritor moderno sugiere como excusa que temía provocar el celoso disgusto del rey de España, a cuyo servicio estaba entonces, llamando la atención sobre el descubrimiento previo de un continente que su majestad católica con gusto reclamaría como suyo. Quizás, sin embargo, como la conversación no se transcribió en segunda, sino en tercera mano, la acusación puede tomarse mejor con el proverbial grano de sal y, ciertamente, tanto en el retrato de Sebastián como en su famoso "Mappamundi", las afirmaciones del Se agradece al anciano Cabot.

No existe ningún registro del lugar de nacimiento de John Cabot, aunque algunos escritores reclaman el honor para Bristol. Sin embargo, investigaciones recientes han demostrado que era de origen normando, descendiente de los Jersey Cabots o Chabots. En 1476, con fines comerciales, se convirtió en ciudadano veneciano. Cuando llegó por primera vez a Londres "para seguir el comercio de mercancías" es incierto, pero finalmente encontró su camino a Bristol, que parece haber hecho su hogar durante algunos años. Como a los extraños no se les permitía permanecer dentro de la ciudad para comerciar más de cuarenta días, con toda probabilidad residía con su esposa veneciana, entre otras personas de su nación, en el suburbio oriental (el norte y el oeste estaban ocupados por judíos) cerca de St. Mary Redcliffe, donde un distrito todavía lleva el sugerente nombre de "Cathay".

Cabot, un comerciante próspero y emprendedor, era también un marinero experto, muy versado en la ciencia de la navegación y que estaba ansioso por participar en la búsqueda de esas tierras doradas al otro lado del océano occidental, de cuya existencia los marineros de todas las naciones habían sospechado durante tanto tiempo.


Original

Entre los comerciantes de Bristol, desconcertados en sus propios intentos de alcanzar la meta, un hombre así estaba seguro de encontrarse no solo con simpatía, sino también con una pronta cooperación. Y en 1496 lo encontramos obteniendo de Enrique VII. una carta, redactada a nombre de él y de sus hijos, Lewis, Sebastián y Sanctus, que lo autoriza a él y a sus asociados a equipar diversas embarcaciones para buscar nuevas tierras y tomar posesión de ellas en nombre del rey , él y sus herederos a ocupar tierras tales como vasallos de Enrique y comerciar en ellas.

En consecuencia, se equipó el "Matthew", un pequeño barco, dieciséis hombres de Bristol y un borgoñón formando la tripulación, y en su Cabot zarpó del antiguo puerto el 2 de mayo de 1497.

Viajando casi hacia el oeste, él, para citar la carta contemporánea de Lorenzo Pasqualigo, "vagó por un largo tiempo, y finalmente llegó a tierra" y mdashnot Bonavista, Newfoundland, ni Cape Chidley, Labrador, & mdas cuyas costas están cubiertas de hielo en esa estación. pero Cape Breton, el punto más al este de Nueva Escocia & mdash "recorrió 300 leguas y aterrizó sin ver seres humanos, pero llevó al Rey ciertas trampas que habían sido puestas para pescar, y una aguja para hacer redes, también encontró algunos árboles talados, por lo que, suponiendo que había habitantes, regresó alarmado a su barco ". Posteriormente se avistaron dos islas (St. John y Terranova), pero la escasez de provisiones obligó a Cabot a regresar a casa sin desembarcar.

Y así, después de una ausencia de tres meses, el pequeño barco, habiendo desafiado con seguridad los peligros de esos mares desconocidos y costas inhóspitas, zarpó

"Arriba de la suave inundación de Avon y debajo de la altura de Clifton"

a su antiguo fondeadero junto al muelle.


Original

El 10 de agosto, su capitán estaba en Londres relatando sus descubrimientos al rey. Henry estaba tan complacido con el éxito de Cabot que le dio una pensión de 20 dólares de por vida, y "10 dólares al que encontró (por primera vez) la nueva isla". Pasqualigo cuenta cómo fue llamado el "Gran Almirante", vestido con ricas sedas, y recibió grandes honores, mientras los ingleses corrían tras él "como locos".

En estos regocijos, los bristolianos, podemos estar seguros, tomaron un papel destacado, y muchos padres de la ciudad y comerciantes ricos, cuando la oficina y la tienda estaban cerradas por el día, cruzaban el antiguo puente y subían por Redcliffe Street hasta la casa de Cabot en "Cathay", para escuchar sus historias de esas tierras lejanas y ver las cosas maravillosas que había traído de allí.

Una reliquia, y una única, de ese viaje de Bristol todavía conserva la famosa "costilla de la Vaca Dun" (vaca-ballena) conservada con cuidado religioso en la iglesia de Redcliffe, cuya interesante referencia se descubrió en tiempos recientes entre los registros de la ciudad. "1497 & mdashItem. Pagado por establecer el hueso de ye bigge fyshe y. (Escritura ilegible) hys worke brote over seas, vid. Por dos anillos de hierro iiijd."

Según Socino, quien escribió el 18 de diciembre de este mismo año, Cabot registró sus descubrimientos en un mapa y también en un globo terráqueo, pero no se ha encontrado ningún rastro de ninguno de ellos, aunque La Cosa debe haber tenido acceso a ellos para su mapa.

En el año siguiente, 1498, el Rey otorgó una carta suplementaria a nombre de John Cabot únicamente, autorizándolo a llevar seis barcos a la "tierra e islas recientemente fundadas por dicho John", a su propio costo, para comerciar y colonizar, dándole para este último propósito "300 prisioneros" y, sin duda, me alegro bastante de deshacerse de ellos, ya que las cárceles estaban llenas a rebosar en ese momento como consecuencia de la rebelión de Perkin Warbeck. También se concedieron recompensas a "James Carter, Thos. Bradley y Lancelot Thirkill, de Bristowe" por equipar tres de los barcos.

La expedición zarpó, hizo más descubrimientos y regresó, pero no se sabe si estaba bajo el control de John Cabot, porque aquí cesa todo registro del mayor Cabot.


Original

Sebastian dice que su padre murió en esa época, pero no da ni la fecha ni el lugar del entierro. Parece más probable que la muerte de John Cabot haya ocurrido en el mar, y que Sebastián, quien, aunque esto ha sido discutido, lo acompañó en este viaje, regresó al mando. Curiosamente, no parece existir ningún relato de la expedición entre los registros ingleses, el único hecho de que su regreso se haya obtenido de la presencia en Londres de Lancelot Thirkill, el 6 de junio de 1501, y su reembolso del préstamo que había obtenido del rey. Sin embargo, por fuentes extranjeras, sabemos que era la intención de John Cabot en esta expedición seguir la costa desde su descubrimiento anterior hasta llegar a las regiones equinocciales y también sabemos que (ya sea bajo su mando o el de Sebastián) el plan se llevó a cabo. hasta que la falta de provisiones obligó a su abandono.

La segunda expedición, que tomó un rumbo más al norte que la primera, visitó Islandia, y luego dirigiéndose hacia el oeste, hizo la costa de Labrador, nombrada por Cabot "De la Terra de los Baccalaos", "La tierra del bacalao", de los inmensos cardúmenes de esos peces que encontraron. Tras desembarcar a los colonos, aunque no se indica su paradero en esa región inhóspita, navegaron aún más hacia el noroeste y atravesaron el estrecho de Hudson y cazaron hasta que "asustados por los monstruosos montones de hielo que nadaban en el mar y la luz del día continua", no se atrevieron a ir más lejos.


Original

Volviendo sobre su rumbo, encontraron a muchos de los colonos muertos de frío y hambre, y volviendo a embarcar al resto, navegaron hacia el sur hasta el cabo Hatteras, cuando fallaron las provisiones, la pequeña flotilla regresó a Inglaterra y mdash. Sin éxito, los mercaderes que habían fletado los barcos consideraron ¡Porque no habían encontrado la meta dorada de Catay ni siquiera habían establecido una colonia comercial! Pero en realidad tuvo un éxito más allá de los sueños más locos del rey o de la gente, porque no hay duda de que la carta de Cabot y los viajes realizados de conformidad con ella, siempre se consideraron como la raíz del título de Inglaterra sobre sus posesiones americanas, y que, " El atrevimiento y el genio de Cabot se debe a la ocupación del continente norte por una raza de habla inglesa, con sus vastas energías y riquezas. De no ser por los Cabots, España podría haber monopolizado los descubrimientos tanto en América del Norte como en América del Sur ".

Evitando el "comercio de mercancías", Sebastián Cabot parece haberse dedicado por completo a la ciencia náutica alcanzando tal eminencia que, a la muerte de Colón, el rey de España contrató sus servicios como cartógrafo, con un salario de 30.000 maravedas, con la intención de enviar él en otro viaje. Antes de que se pudiera llevar a cabo el diseño, Ferdinand murió y Sebastian regresó a Inglaterra.

Se dice que, bajo los auspicios de Enrique VIII, volvió a cruzar el Atlántico en busca de un pasaje a la India a través de la bahía de Hudson. El intento falló, y después de inspeccionar la bahía y estudiar las variaciones de la aguja magnética, Cabot regresó.

Unos años más tarde estaba de nuevo al servicio de España, contratado por el joven emperador Carlos V, como piloto mayor, con un salario muy superior. Este cargo lo mantuvo durante la mayor parte del reinado de Carlos. Mientras la sostenía, le hizo a Contarini esas ofertas deshonestas de información y esas declaraciones engañosas sobre su nacimiento, que han resultado tan prolíficas en controversias para sus biógrafos.

En 1526, Cabot comandó una expedición española a Brasil, que aunque se adentró un poco en el interior, terminó desastrosamente y tuvo como consecuencia que fuera encarcelado durante un año bajo el cargo de "mala gestión y excesos".

El primer cargo de la acusación puede haber sido cierto. Es muy probable que el gran cartógrafo no fuera experto en el manejo de los hombres. Como señaló sabiamente el historiador español Oviedo, "no es lo mismo mandar y gobernar a las personas que señalar un cuadrante o un astrolabio", pero los "excesos" que se le imputan eran mucho más propensos a haber sido cometidos por los portugueses. , que había enviado una expedición rival, ya cuyas maliciosas intrigas e intrigas celosas se debían principalmente los desastres de los españoles. Falso y codicioso de los honores y el oro, Sebastián ha sido probado, pero que también fue amable, gentil y humano, no hay duda de que su forma de tratar a los nativos puede deducirse de sus "Instrucciones" para el pedido de una expedición similar. en años posteriores.

Mientras trabajaba en España, Cabot hizo su "Mappamundi" o Mapa del Mundo. Este famoso mapa, que no solo presentaba sus descubrimientos y los de su padre, sino los de España y Portugal hasta su época, fue dibujado en pergamino e iluminado con oro y colores. El original se vendió a la muerte del presidente del Consejo de Indias en 1575, y desde entonces no se ha sabido nada de él. Se hicieron varios grabados, de los cuales solo uno se conoce ahora en la Galerie de G ographie, París.

Poco después de Enrique VIII. A su muerte, el consejo del joven rey Eduardo indujo a Cabot a regresar a Inglaterra y, según Strype, se instaló en Bristol en 1548.

Carlos V., a través de su embajador, ordenó su regreso pero el Consejo Privado respondió que "se negó a entrar ni a España ni al Emperador, y que, siendo así, y el súbdito del rey, no hay razón ni equidad para que se le obligue en contra de su voluntad ".

Charles interrumpió inmediatamente su pensión, pero Edward la reemplazó por una de 250 marcos, y Cabot continuó al servicio de Inglaterra hasta su muerte, ejerciendo una especie de supervisión general sobre los asuntos marítimos del Reino y agregando a su reserva de cartas y "discursos".


Original

En 1551, un estancamiento general del comercio invadió Inglaterra, y los comerciantes de Londres consultaron a Cabot, que acababa de lograr romper el monopolio de los "comerciantes del Steelyard" alemanes, sobre las medidas que podían tomarse para revivirlo. A través de su consejo, se constituyeron en la "Compañía de comerciantes aventureros de Londres" (de la cual los "Comerciantes aventureros" de Bristol son un resultado) para la búsqueda y descubrimiento de la parte norte del mundo por mar, y para abrir un camino y paso a Cathay por el noreste.

Cabot, en reconocimiento a sus servicios, fue nombrado gobernador vitalicio, e inmediatamente se puso a construir nuevos barcos, cuyas quillas cubrió con plomo a la manera española, siendo así el primero en introducir la costumbre del "enfundado" en Inglaterra.


Original

Grande fue el regocijo cuando la primera expedición se hizo a la mar, el 20 de mayo de 1553. Los barcos fueron remolcados por el Támesis en botes, "y al acercarse a Greenwich, donde estaba la corte, los cortesanos salieron corriendo y los la gente se agolpaba en las orillas en multitudes el Consejo Privado miraban por las ventanas de la Corte, y el resto corrió hasta las cimas de las torres, "mientras" los cielos resonaban contra los gritos de los marineros y los disparos de la artillería del buque ". ¡Pero Ay! El joven rey, que se habría interesado tanto en el espectáculo, ya que estaba bien instruido en todos los asuntos relacionados con el mar, yacía enfermo hasta la muerte en su habitación del Palacio, y antes de que los barcos estuvieran bien encaminados, había dado su último aliento.

La expedición, y otras que siguieron, lograron abrir Rusia y extender el comercio inglés a través del Mar Caspio hacia Asia Central, ¡para el jubiloso deleite del organizador de ellas! Stephen Boroughs, que comandó la última de estas expediciones (una pequeña pinaza llamada "Swiftsure") ofrece la siguiente imagen pintoresca del antiguo marinero, que subió a bordo de la pinaza para despedirlos: & mdash

"El buen viejo caballero, el Maestro Cabota, dio a los más pobres almas más liberales, deseando que rezaran por la buena fortuna y el próspero éxito del 'Serchthrift', nuestro pinnesse. Y luego, a la señal del Christopher, él y su Los amigos hicieron un banquete, y nos hicieron a mí y a los que estaban en la compañía un gran aplauso y, muy contento de que él tuviera que ver la proximidad de nuestro descubrimiento previsto, entró en el baile él mismo, entre el resto de la compañía joven y lujuriosa. que terminó, él y sus amigos partieron, recomendándonos muy gentilmente al gobierno del Dios Todopoderoso ".

Esta es la última aparición pública de Cabot de la que tenemos constancia. No se sabe cuánto tiempo vivió ni dónde murió, y sólo se puede inferir de los hechos que su pensión dejó de percibirse después de 1557 y que Eden, que vivía en Londres, estuvo presente en su lecho de muerte.

Las únicas reliquias literarias de Cabot que se conocen son el mapa grabado de 1544 y su facsímil. De sus otros "restos", aunque debieron ser voluminosos, no hay rastro. Hakluyt, escribiendo sobre Cabot en 1582, dice: "Dentro de poco saldrán impresos todos sus propios mapas y discursos dibujados y escritos por él mismo, que están bajo la custodia del Venerable Maestro William Worthington". La publicación nunca se hizo y nadie sabe qué ha sido de ellos. Sin embargo, se sospecha fuertemente que encontraron su camino a España, a través de la instrumentalidad del dicho "Maestro Worthington" (asociado en el cargo de Cabot), quien parece haber sido indiferente y honesto. Si esto fuera así, existe la esperanza de que todavía existan y que algún día puedan ser restaurados.


Original

Teníamos una reliquia de Cabot & mdash, el famoso retrato, pintado cuando era un anciano, y que en 1625 estaba colgado en la galería del Rey en Whitehall. En 1792, esta imagen fue presentada a Charles J. Harford, Esquire, de Bristol, quien la descubrió mientras estaba en Escocia pero, desafortunadamente para los habitantes de Bristol, la vendió al Sr. John Biddle de Pittsburg, y pereció en la destrucción de ese caballero. casa incendiada en 1848.Existen varias copias en América, y Rawle de Bristol hizo un excelente grabado de la imagen. Cabot está representado con su túnica y cadena como gobernador de los comerciantes aventureros. También hay una pintura de John Cabot y sus tres hijos en el Palacio Ducal de Venecia.

Aunque los mapas y cartas de los Cabots están hasta ahora, perdidos para quienes más nos conciernen, existen claras huellas de ellos en el trabajo de cosmógrafos extranjeros, y especialmente en el famoso mapa de Juan de la Cosa, publicado en 1501, sólo tres años después del viaje de John Cabot donde la fila de banderas británicas, comenzando en el extremo sur con Mar descubierta por inglese, "mar descubierto por los ingleses" y terminando en el norte con Cavo de ynglaterra, "Cabo de Inglaterra", marca inequívocamente los descubrimientos de Cabot, y sólo podría haberse obtenido de su mapa.

La evidencia más curiosa, sin embargo, proviene nada más y nada menos que del mismo Sumo Pontífice, y da testimonio, no solo del hecho de los descubrimientos de Cabot, sino también de que era oriundo de Bristol.

En el Museo Británico hay un facsímil, de Wm. Griggs, de la "Carta Universal" original, o Carta del Mundo, conservada en la "Propaganda" en Roma, por la cual el Papa Alejandro VI. dividió las tierras no reclamadas del globo entre España y Portugal. En esta carta única, el continente norte termina en Labrador, que se describe como un país "que fue descubierto por los ingleses de la ciudad de Bristol y que no sirve de nada".


Vida temprana

En 1471 Caboto fue aceptado en la cofradía religiosa de San Juan Evangelista. Dado que se trataba de una de las cofradías más prestigiosas de la ciudad, esto sugiere que ya era un miembro respetado de la comunidad. Es posible que haya nacido un poco antes de 1450, que es la fecha aproximada más comúnmente dada para su nacimiento. [1]

Después de obtener la ciudadanía veneciana completa en 1476 (después de haber vivido allí durante 15 años), Caboto habría sido elegible para participar en el comercio marítimo, incluido el comercio con el Mediterráneo oriental que era la fuente de gran parte de la riqueza de Venecia. Presumiblemente entró en este comercio poco después. Un documento de 1483 se refiere a la venta de un esclavo en Creta que había adquirido mientras estaba en los territorios del sultán de Egipto, que entonces comprendía la mayor parte de lo que ahora es Palestina, Siria y Líbano. [9] Esto no es suficiente para probar la afirmación posterior de Cabot de que había visitado La Meca, lo que dijo en 1497 al embajador de Milán en Londres. [10] En este comercio mediterráneo, es posible que haya adquirido un mejor conocimiento de los orígenes de las mercancías orientales (de Asia occidental) con las que habría estado negociando (como especias y sedas) que la mayoría de los europeos en ese momento.

"Zuan Cabotto" (es decir, John Cabot) se menciona en una variedad de registros venecianos de la década de 1480. Estos indican que en 1484 estaba casado con Mattea y ya tenía al menos dos hijos. [11] Los hijos de Cabot son Ludovico, Sebastian y Sancto. [1] Las fuentes venecianas contienen referencias a la participación de Cabot en la construcción de viviendas en la ciudad. Es posible que se haya basado en esta experiencia cuando más tarde buscó trabajo en España como ingeniero civil. [12]

Cabot parece haberse metido en problemas financieros a fines de la década de 1480 y dejó Venecia como deudor insolvente el 5 de noviembre de 1488. Se mudó a Valencia, España, donde sus acreedores intentaron que lo arrestaran enviando un lettera di raccomandazione a giustizia ("una carta de recomendación a la justicia") a las autoridades. [13] Mientras estaba en Valencia, "John Cabot Montecalunya" (como se le conoce en los documentos locales) propuso planes para mejorar el puerto. Sin embargo, estas propuestas fueron rechazadas. [14] A principios de 1494 se trasladó a Sevilla, donde propuso, fue contratado para la construcción y, durante cinco meses, trabajó en la construcción de un puente de piedra sobre el río Guadalquivir. Este proyecto fue abandonado tras una decisión del Ayuntamiento el 24 de diciembre de 1494. [15] Después de esto, Cabot parece haber buscado el apoyo de las coronas ibéricas de Sevilla y Lisboa para una expedición atlántica, antes de trasladarse a Londres para buscar financiación y apoyo político. . [7] Probablemente llegó a Inglaterra a mediados de 1495.


Notas sobre fuentes seleccionadas y comentarios

COMO COMPAÑERO de la bibliografía completa, estas notas brindan orientación sobre fuentes seleccionadas y algunos comentarios detallados. Aquí me he centrado en fuentes primarias relacionadas con las principales cifras de exploración. La mayor parte de los documentos transcritos y traducidos y extractos de las historias tempranas estándar relacionadas con Colón (incluidas obras de Barros, Herrera, Las Casas, Martire y Oviedo, así como extractos de la biografía de Fernando Colón) se pueden encontrar en Thacher & rsquos. Cristobal colon (Vols.1 & ndash2) y en Vignaud & rsquos Crítica histórica. Véase también Berna & aacuteldez & rsquos Historia de los Reyes Cat & oacutelicos. Como he identificado a estos primeros historiadores en el texto y las fuentes son bien conocidas por los estudiosos, he reservado principalmente estas notas para pruebas documentales específicas en lo que respecta a Thacher y Vignaud. Para material histórico general, consulte la bibliografía. Me he referido a documentos en los volúmenes de Repertorium Columbianumy Williamson & rsquos Viajes Cabot por número de artículo. Aunque he enumerado el volumen más reciente y más conocido de Williamson como fuente de documentos, la mayoría fueron publicados anteriormente por Biggar en Los precursores de Jacques Cartier, y el esfuerzo de Biggar & rsquos fue superior al incluir tanto transcripciones como traducciones al inglés. También se puede confiar en las obras de Harrisse & rsquos para transcripciones originales de documentos.

Al citar fuentes aquí, he incluido solo el apellido del autor y rsquos o del editor y rsquos, a menos que haya más de un trabajo acreditado a esa persona en la bibliografía, en cuyo caso también he proporcionado un título abreviado. Consulte la bibliografía para obtener citas completas. El volumen de Nader deRepertorium Columbianum (Vol. 2) fue particularmente útil por sus ensayos contextuales sobre la empresa Columbus.

El resumen de Las Casas del diario o diario de Colón de 1492 & ndash93 se ha traducido ampliamente al inglés. Me he basado en & ldquoDiary: Christopher Columbus & rdquo de B. W. Ife. Para los siguientes viajes de Colón, recurrí a la traducción de la versión de Navarrete de los resúmenes de Las Casas en Thacher, Cristobal colon, Vol. 2. Las citas del diario de Jerome M & uumlnzer son traducciones mías de M & uumlnzer, J & eacuter & ocircme M & uumlnzer, la traducción francesa de Tarayre del manuscrito latino original.

Para Sanudo, ver "Alabanza de la ciudad de Venecia, 1493", en Chambers y Pullan. Para un análisis de los dialectos en las firmas de Cabot & rsquos y sus implicaciones para sus orígenes y para una discusión sobre su ciudadanía, ver Giuffrida. La carta de Ayala & rsquos es el artículo 37 en Williamson. Martire categorizó a Colón como un ligur en el Primera Década de su Historia del Nuevo Mundo y más específicamente como genovés en el séptimo libro de la Segunda Década. Ver Thacher, Cristobal colon, Vol. 1, Parte I. El libreto de Trevisan de 1504 es el ítem 14 en Symcox, RC Vol. 12. La evidencia documental de los orígenes genoveses de Columbus y rsquos está bien cubierta por Thacher, Cristobal colon, Vol. 1, Parte III, y Lyon lo resume. La controversia sobre los orígenes de Colón y rsquos, aunque interminable, fue bien abordada en 1939 por Nowell. El recuerdo de Gallo & rsquos 1506 es el artículo 10 en Symcox, RC Vol. 12. La cita de Tafur es de Tafur. Por mi análisis del documento de Assereto y la relación de Colón y rsquos con los di Negros y Gaspar de Spinola, incluida la solución a la historia de Colón y el ataque de 1476 a las galeras de Flandes, estoy en deuda con Louis-Andr y eacute Vigneras y rsquo artículos inéditos editados por Jeffrey Reed , que están en su posesión privada. El relato de Fernando Colón sobre la batalla naval es traducido por Thacher en Cristobal colon, Vol. 1, 216 y ndash217.

Para una discusión de los primeros viajes portugueses en el Atlántico, ver Guti & eacuterrez, & ldquoUna antinomia protorrenacentista & rdquo y Diffie y Winius. Para el comentario de Sanudo, véase "Alabanza de la ciudad de Venecia, 1493", en Chambers y Pullan. El matrimonio de Columbus y rsquos en la familia Perestrello-Moniz es explorado por Thacher en Cristobal colon, Vol. 1. Ver a Gaio para la genealogía. Para obtener detalles sobre la membresía y aceptación de Cabot & rsquos en San Giovanni Evangelista y el carácter de este Scuola Grande, vea tanto a Giuffrida como a McGregor. Para un análisis de las galeras de Flandes, véase Sanudo & rsquos & ldquo Praise of the City of Venice, 1493, & rdquo en Chambers y Pullan, y Ruddock, Comerciantes italianos y envío en Southampton, 22 y ndash27. Los registros de propiedad de Cabot & rsquos son el artículo 11 en Williamson. Para la identificación de Cabot & rsquos comopellizer la posible gama de sus actividades comerciales, su compra y venta de un esclavo, y la comunidad de marineros asociados con las propiedades de San Giovanni Evangelista y Cabot & rsquos, ver Giuffrida. La cita de Tafur es de Tafur. Nicol & ograve de & rsquo Conti es discutido por Breazeale. Para las patentes venecianas, consulte Kostylo.

Para Pietro Martire & rsquos discusión sobre Sebastian Cabot en su tercera Décadas ver a Thacher, Cristobal colon, Vol. 1, Parte I. El testimonio de Sebastian Cabot es el ítem 25.4 en Phillips, RC Vol. 8. La carta de Toscanelli & rsquos se discute en Thacher,Cristobal colon, Vol. 1. Para una explicación de India Sinus, India Magna e India Parva-Ethyopis, ver Nader, 19. El comentario de Gallo & rsquos es el ítem 10 en Symcox, RC Vol. 12. Para conocer la geografía de Ptolomeo y rsquos, consulte Berggren y Jones. Tenga en cuenta que Ptolomeo no defendió explícitamente los grados de latitud. Más bien, dividió la Tierra en zonas horizontales llamadas climas, que reflejaban la duración del día en horas de luz. Sin embargo, los grados de latitud se aplicaron naturalmente a la cartografía a lo largo del esquema ptolemaico general y se describieron como una elevación por encima del equinoccial o ecuador. Las distancias geográficas del esquema de Toscanelli interpretadas por Colón son discutidas por Phillips, 6. La posibilidad de que Febo Capella pudiera haber sido el conducto a través del cual las ideas de Toscanelli y rsquos llegaron a Cabot & rsquos Venecia es propuesta por Giuffrida. La discusión de Gallo & rsquos sobre Bartolom & eacute Columbus es el ítem 10 en Symcox, RC Vol. 12. Waters explora a fondo la evolución de la ciencia de la navegación.

Para una discusión de los primeros viajes portugueses en el Atlántico, vea Porro Guti & eacuterrez, y Diffie y Winius. Tenga en cuenta que Jo & Atildeo de Barros es nuestra única fuente sobre la existencia de la junta portuguesa de observación del sol, como lo discutió Vignaud (Crítica Histoire, Vol. 2, 433, n. 25). Vignaud advirtió que es incierto si la junta existió alguna vez, con los miembros citados por autores portugueses. Sin embargo, Vignaud sintió que era seguro que el rey sometía a cosmógrafos eruditos y competentes las cuestiones relacionadas con los viajes de descubrimiento que estaban emprendiendo los portugueses. Los recuerdos de Geraldini y rsquos son el elemento 17.5 en Symcox, RC Vol. 12. El testimonio del médico Fern & aacutendez es el ítem 19.5 en Phillips. El recuerdo de Trevisan es el artículo 14 en Symcox, RC Vol. 12. La carta de Columbus & rsquos 1500 a Juana de La Torre es el Capítulo 94 en Thacher, Cristobal colon, Vol. 2. El testimonio de Rodr & iacuteguez Cabezudo es el ítem 7.2 en Phillips. Tenga en cuenta que a pesar de las afirmaciones de larga data de que Colón estaba aliado con Enrique de Guzm & aacuten, segundo duque de Medina-Sidonia (quien murió en 1492), Fundac & iacuteon Casa Medina-Sidonia señala que no hay un solo documento entre los millones conservados en su archivo que indique una relación formal. . Con respecto al contacto inicial de Colón con Isabel, en el diario de viaje de 1492 y ndash93, Colón el 14 de enero de 1493, establece cómo "vine a servirle, ahora hace siete años, el 20 de enero de este mes". El 20 de enero de 1486 podría haber sido la fecha en que su La propuesta formal de viaje se le hizo primero a Isabel. Para la fuga de Cabot & rsquos de los acreedores venecianos y sus biografías, consulte Tiepolo y Giuffrida. Giuffrida destaca el importante papel de Marin Mocenigo en el comercio veneciano con Inglaterra. La descripción de Fabri & rsquos de las prisiones venecianas se encuentra en Chambers y Pullan, 97 & ndash98. La documentación de la estancia de Cabot & rsquos en Valencia es el ítem 12 en Williamson.

Los recuerdos de Geraldini & rsquos son el elemento 17.5 en Symcox, RC Vol. 12. Para las cartas de Martire, vea la Parte I (& ldquoPeter Martyr & rdquo) de Thacher, Cristobal colon, Vol. 1. Ver Phillips para el testimonio de V & eacutelez (22.3), Maldonado de Talavera (11.2) y Gonz & aacutelez (7.3). Colón & rsquos recuerdo de la caída de Granada está en Thacher, Cristobal colon, Vol. 1, 435. Giuffrida especula que el comercio de pieles pudo haber atraído a Cabot a Valencia. Para la actividad mercantil genovesa en Valencia, véase Igual Luis y Navarro Espinach. La documentación del proyecto del puerto de Cabot & rsquos en Valencia es el ítem 12 en Williamson.

Las conexiones iniciales de Columbus & rsquos a Berardi y Riveroli son mencionadas por Nader, 215, n40. La presencia de Berardi en Sevilla de 1486 a 1495 es notada por Otte, 191 ver también Otte para una discusión de la comunidad de comerciantes genoveses en Sevilla, 184 & ndash89. Para el financiamiento y conquista de las Islas Canarias, ver Fern & aacutendez Armesto, & ldquoLa financiaci & oacuten de la conquista & rdquo Rumeu de Armas, Alonso de Lugo y Su & aacuterez Acosta et al. La carta de Cuneo & rsquos de 1495 es el artículo 7 en Symcox, RC Vol. 12. Para la vida y los amores de Beatriz de Bobadilla, vea Rumeu de Armas, & ldquoLos ​​amorios de do & ntildea Beatriz de Bobadilla. & Rdquo Para la historia del puerto de Valencia & rsquos, incluido el muelle de Antoni Joan & rsquos (y fotografías de sus cimientos), vea Autoridad Portuaria de Valencia. Para los acreedores venecianos de Cabot & rsquos, consulte Tiepolo. Para la correspondencia española sobre la propuesta del puerto de Cabot & rsquos, ver el punto 12 en Williamson y Albardaner i Llorens.

Para las cartas de Martire, vea la Parte I (& ldquoPeter Martyr & rdquo) de Thacher, Cristobal colon, Vol. 1. Para el pueblo arahuaco, vea Le & oacuten-Portilla. La carta de Toscanelli & rsquos se discute en Thacher, Cristobal colon, Vol. 1. Para viajes de Marco Polo & rsquos, consulte Polo. Para los hombres de la flotilla de Colón, vea Gould. Le & oacuten-Portilla destaca el comercio histórico entre los arahuacos y los mayas. Ver Phillips para los testimonios del marinero Fern & aacutendez (18.1), V & eacutelez (22.3) y el médico Fern & aacutendez (19.5).

Ver Phillips para los testimonios de P & eacuterez Pinz & Oacuten (19.12) y Medel (22.11). Los comentarios sobre Carlos VIII de los enviados florentinos y venecianos están en Lemonnier, 13. Para las órdenes a Torres de comenzar la construcción del puerto de Valencia, ver Albardaner i Llorens. Las traducciones al inglés de las cartas de Colón a sus monarcas y a Sant'Acutengel se pueden leer en línea en King & rsquos College, Londres, y la España Moderna Temprana. Cristobal colon, Vol. 2. Para la carta de Colón & rsquos a Jo & Atildeo II a su regreso del Caribe, ver el resumen de Las Casas de su revista traducida por Ife. La carta de Columbus & rsquos 1500 a Juana de La Torre es el Capítulo 94 en Thacher, Cristobal colon, Vol. 2. Una copia de la carta del 9 de marzo de 1493 de Annibale De Zennaro (Hanibal Ianuaris) hecha por Giacomo Trotti es el artículo 1 de Symcox, RC Vol. 10. Ver Phillips para los testimonios de Pérez Mateos (23.1) y Arias (22.2).

Para la carta del 30 de marzo de 1493 de Fernando e Isabel a Colón, véase Nader, RC Vol. 2, 70. Para el desenlace del proyecto del puerto de Cabot & rsquos Valencia, ver Albardaner i Llorens, y el ítem 12 en Williamson. Para obtener los registros del empleo de Cabot & rsquos en el proyecto del puente de Sevilla, consulte la traducción y el comentario sobre los hallazgos de Juan Gil & rsquos por Birden y Jones. La carta de marzo de 1496 de Fernando e Isabel a su embajador Puebla es el artículo 16 de Williamson, pero Janet Ritch me la ha vuelto a traducir. Consulte las notas del Capítulo 17 para obtener más detalles. Tenga en cuenta que Harrisse en Jean et S y eacutebastien Cabot da su nombre como & ldquoRuy Gonz & aacuteles de Puebla & rdquo Williamson lo llama & ldquoGonsalez de Puebla & rdquo He seguido el ejemplo de Bergenroth. La carta del embajador milanés Raimundo di Raimundis (alias Raimondo de Raimondi de Soncino, entre otras variantes) es el artículo 24 de Williamson. La carta de Scillacio que relata las experiencias de Coma es el ítem 6 en Symcox,RC Vol. 12.

Las bulas papales de 1493 se discuten y se traducen con mayor autoridad en Symcox, RC Vol. 10. Consulte también el Capítulo 2.3 en Nader. El relato de Cuneo & rsquos del viaje de 1493 es parte de su carta de 1495, artículo 7 en Symcox, RC Vol. 12. Para conocer la relación entre los arahuacos y los caribes y la discusión posterior sobre la cultura y los asentamientos arahuacos, ver Le & oacuten-Portilla. Las experiencias de Nicol & ograve de & rsquoConti & rsquos en sus viajes a las Indias, según lo informado por Poggio Bracciolini, se traducen en Major. La cuenta del Dr. Chanca & rsquos es el Capítulo 77 en Thacher, Cristobal colon,Vol. 2. La carta de Scillacio que relata las experiencias de Coma es el ítem 6 en Symcox, RC Vol. 12. El testimonio de Mart & iacuten es el ítem 22.10 en Phillips.

Una traducción al inglés de la carta de Columbus & rsquos a Sant & aacutengel se puede leer en línea en King & rsquos College, London, & ldquoEarly Modern Spain & rdquo Véase también la Parte VI en Thacher, Cristobal colon, Vol. 2. Isabel y rsquos 5 de septiembre de 1493, carta a Colón está en Nader, 92. Fernando e Isabel y rsquos 16 de agosto de 1494, carta a Colón está en Nader, RC Vol. 2, 99. Para el Tratado de Tordesillas, ver la traducción en el Proyecto Avalon. Para las cartas de Martire, vea la Parte I (& ldquoPeter Martyr & rdquo) de Thacher,Cristobal colon, Vol. 1. Para la declaración del notario Pérez de Luna, ver Thacher, Cristobal colon, Vol. 2, 327 y ndash32. Para los escritos de Martire & rsquos en Décadas ver la Parte I, Capítulo 7 de Thacher, Cristobal colon, Vol. 1. La carta de Colón del 20 de noviembre de 1493 fue autenticada en 1978.Véase Colón, & ldquoColumbus Manuscript. & Rdquo Para las menciones de Antilla en asociación con Colón en documentos contemporáneos, véase Vigneras, Descubrimiento de América del Sur, 3 y ndash4. La carta de Strozzi es el artículo 13 en Symcox, RC Vol. 10. Su italiano original dice y ldquosono segnate ditte isole pi & ugrave de .XLIII. gradi .XXVI. en gradi .XXXI. sotto l & rsquoEquinotio per aviso. & rdquo La traducción de RC traduce esto como: & ldquotestas islas se extienden más de cuarenta y tres grados, [desde] veintiséis grados al norte hasta treinta y un grados por debajo del ecuador, según el informe. & Rdquo Los editores observan: & ldquoEste informe claramente no tiene sentido . Representa información errónea deliberada para mantener en secreto la ubicación real de las islas recién encontradas. & Rdquo Sin embargo, la carta de Strozzi tiene algún sentido, si se reconsidera la traducción. El verbo clave es segnare, lo que significa marcar o colocar. La carta se refiere a dónde se han ubicado las islas, cartográficamente hablando, no a dónde se "extienden". El hecho de que 26 y 31 no sumen 43 indica que Strozzi no estaba escribiendo sobre un lapso de latitud norte-sur, sino más bien una medida de longitud hacia el oeste. & ldquoMás de 43 grados & rdquo es tan bueno como un resultado perfecto para el tramo entre S & atildeo Vicente en Cape Verdes y el borde este de Espa & ntildeola. La carta de Martire del 29 de diciembre de 1494, que transmite cifras similares en latitud y longitud, apoya esta interpretación de la carta de Strozzi. Columbus & rsquos eclipse resulta en su Libro de profecías son grabados por Thacher, Cristobal colon, Vol. 2, 631, n2. Cuneo relata el rechazo del abad & rsquos a la idea de que Cuba era tierra firme en su carta de 1495, ítem 7 en Symcox, RC Vol. 12. El recuerdo de Gallo & rsquos 1506 es el artículo 10 en Symcox, RC Vol. 12.

Para el comitres de Triana y la comunidad local, ver Vigneras, Descubrimiento de América del Sur, 33, 36, 41, 84, 86. Para el papel de Sevilla y rsquos en el comercio del Atlántico medio, ver Igual Luis y Navarro Espinach. Rodr & iacuteguez de la Mesquita & rsquos contrato de mantenimiento del Puente de Barca informa Vigneras, Descubrimiento de América del Sur, 86. Para los registros de empleo de Cabot & rsquos en el proyecto del puente de Sevilla, ver Birden y Jones. Para conocer la carrera de Martin Behaim y sus planes con M & uumlnzer para un viaje hacia el oeste, véase Vignaud, Crítica Histoire, Vol. 2, & ldquoSixi & egraveme & Eacutetude: Le projet de Behaim et celui de M & ucircntzer. Leurs rapports avec le grand dessein de Colomb & rdquo Morris von Murr Ghillany y G & oumlrz. Para las cartas escritas por Behaim y pertenecientes a él, las transcripciones más completas (en alemán) aparecen en Ghillany. Para Huerter y las primeras generaciones de sus descendientes portugueses, véase Arquivo dos A & ccedilores, Vol. 1, 152 y ndash156. En cuanto a la amistad entre Behaim y Colón, Herrera en su Historia general de los hechos de los Castellanos en las islas i tierra firme del mar oceano (Década I, Libro. I, Cap. II.) Declaró: & ldquoMartin de Bohemia. . . su amigo. . . gran cosmographo. & rdquo Citado por Vignaud,Crítica Histoire, Vol. 2, 436. La primera década de Historia general Fue publicado en 1601. Si bien Herrera tuvo acceso a documentos judiciales como cronista oficial de Castilla e Indias Felipe II, como señala Vignaud, no está claro cómo se formó su convicción de que los dos hombres eran amigos. El texto sugiere que la información se originó con Colón.

Para obtener una transcripción de las patentes de Dulmo-Estreito en su portugués original, consulte Arquivo dos A & ccedilores, Vol. 4, 440 & ndash446 para la adjudicación de Terceira a Jacome de Bruges, ver ibid., 207 para la documentación con respecto a Corte-Reals en Terceira, ver el resumen en ibid. comenzando en la página 157. Para las afirmaciones de que Corte-Real y Martins habían descubierto Terra do Bacalhau, vea Diffie y Winius. Para conocer la historia más amplia y la genealogía de la familia Corte-Real, consulte Harrisse, Les Corte-Real. Para las exploraciones de Barcelos y Fernandes y la patente de Bristol que sucedió a Cabot & rsquos, consulte las notas de las fuentes del Capítulo 24. Para la carta de Toscanelli, consulte Thacher, Cristobal colon, Vol. 1. Para fuentes sobre Behaim y M & uumlnzer, incluidas cartas, consulte las publicaciones enumeradas para el Capítulo 12. Para el Behaim Globe, consulte también G & oumlrz y Holst. La carta de Behaim & rsquos a Jo & atildeo II sobrevivió como un borrador parcial en latín en los papeles de Hartmann Schedel y como una transcripción portuguesa descubierta en la biblioteca de Munich. Las dos versiones fueron recopiladas en una traducción francesa de Vignaud enCrítica Histoire, vol. 2, de la cual he hecho la traducción al inglés ver & ldquoPi & egraveces Justicatives, & rdquo No. 25. Con respecto a la curiosa & ldquoGrulanda & rdquo de la carta de M & uumlnzer & rsquos, parece haber una coincidencia casi maliciosa: Una de las cinco familias cuyas crestas aparecen en el globo N & uumlrnberg como evidencia El apoyo al proyecto fue el de Nicolas Groland.

El relato de Cuneo & rsquos es parte de su carta de 1495, artículo 7 en Symcox, RC Vol. 12. Las tribulaciones de La Isabella están bien resumidas por Nader. Los registros de empleo de Cabot & rsquos en Sevilla están cubiertos por Birden y Jones. En cuanto a la identidad de 'Luis M & eacutendez Portocarrero', 'según la base de datos de la Fundac & iacuteon Casa Ducal de Medinaceli, Luis M & eacutendez de Haro y Sotomayor contrajo matrimonio con la hija de Pedro Portocarrero & rsquos, Beatriz, en fecha desconocida. No habría sido inusual para él agregar el nombre de la noble familia de su esposa y rsquos al suyo. Consulte también la base de datos de Fundaci & oacuten & rsquos para obtener información sobre los otros nobles españoles mencionados. El decreto por el que se nombra almirante de Castilla a Alfonso Enríquez es el artículo 48 de Nader. Para la petición de Cisneros, vea Pescador. Juan Gil propuso una fecha de petición coincidente con la hora de Cabot & rsquos en Sevilla (ver Birden y Jones), pero puede haber sido de 1497 cuando los monarcas pasaban por Zamora. La carta del 3 de diciembre de 1494, mencionando el regreso de Buyl, es citada por Gould, 307. Para las cartas de Martire, vea la Parte I (& ldquoPeter Martyr & rdquo) de Thacher, Cristobal colon, Vol. 1.

La carta de Ayala & rsquos a sus soberanos es el artículo 37 de Williamson. Mi agradecimiento a Conrad Heidenreich por obtener una nueva traducción de la carta de Behaim del 11 de marzo de 1494 (transcrita en Ghillany) .Se ha propuesto durante mucho tiempo que la carta indicaba que Jo & Atildeo II envió a Behaim a Borgoña para asegurar el apoyo de otros monarcas para su plan para que su hijo ilegítimo (y único descendiente), Jorge de Lencastre, lo sucediera. Pero esta es una mala interpretación grave, ya que la carta nunca menciona a Jo & Atildeo II ni a Jorge. La idea frecuentemente expresada de que el "quoking" aquí en Flandes "que empleaba a Behaim era Jo" atildeo II "es imposible, no solo porque Jo y atildeo II estaba en Portugal, sino también porque su único descendiente masculino, el ilegítimo Jorge, no podía ser" el rey "hijo" del rey en los Países Bajos de Borgoña. como también se indica habitualmente. Jorge tenía solo doce años y nunca salió de la corte de Jo & Atildeo II & rsquos en Portugal. El "joven rey de Inglaterra" ha sido identificado ilógicamente como Enrique VII, que no era joven (tenía treinta y siete años) ni vivía con el rey de los romanos, Maximiliano I. Behaim se refería claramente al pretendiente Perkin Warbeck, que estaba siendo protegido. por Maximiliano I. La carta de Raimundis al duque de Milán es el artículo 24 de Williamson.

Para la carta de Columbus & rsquos de abril de 1493, consulte las fuentes en el Capítulo 8. Para el relato de fray Pan & eacute & rsquos, consulte Pan & eacute. La carta de Cuneo & rsquos de 1495 es nuestro relato principal de la redada de esclavos en España y también proporciona su relato de su esclava, véase el punto 7 en Symcox, RC Vol. 12.La noticia de la llegada de la flotilla de Torres el 12 de abril de 1495 la anota Gould, 308, n1. Los nuevos permisos para las Indias del 10 de abril de 1495 son el ítem 12 en Nader. Nader, 201, n4, 5 analiza el estado y la naturaleza de los 'quosujetos' españoles y los 'ciudadanos' españoles. Véase Otte, 186. Véase también la investigación de Juan Manuel Bello Le & oacuten compilada en Extranjeros en Castilla (1474 y ndash1501), 1994, citado por la Asociación Cultural Cristóbal Colón oacuten. Hay que tener en cuenta que la Asociaci & oacuten defiende las teorías de Gabriel Verd Martorell, que disputan el origen genovés de Colón. Las flotillas de Berardi, incluida la flotilla de Sosa, son analizadas por Gould, 309 & ndash317. Para la conquista de las Islas Canarias, ver las fuentes en el Capítulo 6. Para la dominación genovesa de las plantaciones de azúcar de las Islas Canarias, ver Su & aacuterez Acosta et al., 62.

El desastre de Flanders Galley y la correspondencia del dux Barbarigo se encuentran en Brown. El embajador milanés & rsquos comenta sobre la actitud de Enrique VII & rsquos hacia Francia está en Hinds. Lemonnier señala (p. 30) que Enrique VII parecía ir a la guerra para extorsionar a sus súbditos e hizo las paces para obtenerlo de sus enemigos. Brown menciona los múltiples usos del azafrán en su introducción. El embajador veneciano Marcantonio Contarini y el informe del Senado rsquos sobre Sebastian Cabot y el recuerdo del & ldquoMantuan Gentleman & rdquo en Ramusio son los puntos 57 y 58 en Williamson.

En cuanto a las conexiones entre Cabot y los hombres implicados en la Bragadina y la crisis de las galeras de Flandes en general, una de ellas se encuentra en la destartalada propiedad que Cabot adquirió en San Giacomo dell & rsquoOrio en 1482. Cabot se la compró a un tutor de & ldquoDonna Marieta, hija del difunto Messer Pasqual Bragadin. & rdquo (Williamson, ítem 11.) Así que la propiedad era de la familia Bragadin (Bragadino). En 1495, Piero Bragadin, capitán del Bragadina, Estaba cenando a bordo de un barco en Southampton cuando los piratas franceses atacaron y se lo llevaron. Cabot también se había unido a la Scuola Grande de San Giovanni Evangelista en el mismo año que el carpintero de barcos y rsquos Zuan de Zorzi, que pudo haber sido de la familia de constructores navales Zorzi de Zuan. El barco mercante que estaba con elBragadina en Southampton Water fue el Zorza, propiedad del noble Hieronimo Zorzi y sus hermanos. También el Pasqualiga el barco encargado por el senado veneciano en 1497 para proporcionar servicio de transporte a los comerciantes venecianos de Inglaterra, pertenecía a la familia Pasqualigo Lorenzo Pasqualigo escribió a su casa desde Londres con noticias del éxito de exploración de Cabot & rsquos el 23 de agosto de 1497. Lorenzo Pasqualigo & rsquos tío y padre fueron miembros como Cabot de la Scuola Grande de San Giovanni Evangelista. Giuffrida mostró la conexión entre Cabot y la familia Pasqualigo a través de su membresía de scuole, pero no conectó a Lorenzo Pasqualigo con el barco. Pasqualiga.

En cuanto a la carta de marzo de 1496 de Fernando e Isabel al embajador Puebla, la traducción estándar de Biggar, publicada por primera vez en Los precursores de Jacques Cartier (1911) y reproducido en Williamson, es un error. Biggar pronunció la sentencia crítica: `` En cuanto a lo que dices de la llegada allí de uno como Colón con el propósito de inducir al rey de Inglaterra a emprender otra empresa como la de las Indias, sin perjuicio de España o Portugal, si [el rey] lo ayuda como nos tiene a nosotros, Las Indias se librarán bien del hombre& rdquo (mi cursiva). Biggar, por lo tanto, hace que las Indias se deshagan de Cabot, no el "uno de las Indias".lo de las Yndias) estar en libertad. Janet Ritch realizó esta nueva traducción por mí. Me informó que "no hay justificación para suponer que las Indias se librarán de Cabot", como dice la traducción de Biggar. Su versión está más en línea con el esfuerzo de Beasley, cuyo resumen en John y Sebastian Cabot(1898) dijo que las últimas palabras significaban: "Él está en plena libertad". Pero Beasley eludió el problema de lo de las Yndias en conjunto simplemente usando el pronombre & ldquohe. & rdquo Bergenroth había incluido previamente un resumen, pero también omitió el & ldquoone de las Indias & rdquo. evitando así el tema de la presencia física de Cabot & rsquos en las Indias. Pero eso requiere inyectar una palabra que no está ahí. También deja el problema de dar cuenta del paradero de Cabot & rsquos durante unos catorce meses que encajan con el segundo viaje de Colón, y además nos niega una explicación de por qué el corresponsal del embajador de Milán en 1497 describió a Cabot como teniendo experiencia en el descubrimiento de nuevas islas. Otra opcion, de leer lo como pronombre que remite al asunto o empresa española de las Indias, es problemático en dos frentes. No puedo entender la oración resultante, y el escritor debería haber usado el pronombre de sujeto el, que de hecho ya había hecho al mencionar "otro asunto como el de [o" el de "las Indias", el de las Yndias. También he considerado la posibilidad de que hubiera una falla en la transcripción o una falla por parte de Álvarez de sus instrucciones dictadas, como lo de en español moderno al menos significa & ldquoabout, & rdquo y y lo de & ldquow about. & rdquo El pasaje podría haber tenido la intención de transmitir algo radicalmente diferente: & ldquoSi el rey Enrique ayuda a Cabot, entonces, como nosotros, ¿qué aspecto de las Indias estará libre de interferencias? & rdquo Pero como esta es una interpretación bastante libre, no he lo eligió como la solución definitiva. El personaje de Álvarez es discutido por Martz, 106.

Evan Jones, de la Universidad de Bristol, me sugirió que los orígenes italianos de Cabot & rsquos podrían haberle dado un prestigio de sofisticación renacentista en la corte de Enrique VII. En cuanto al conde de Penamacor y los vínculos de sus hijos con Colón, el hijo mayor del conde y rsquos, Alfonso García de Albuquerque, se casó con Leonor de Perestrelo, una suegra de Colón. Un hijo adoptivo, Diego Mend & eacutez de Segura, testificaría en los pleitos de Colón que había estado "en el campamento real y en la ciudad de Granada" cuando Colón aseguró su capitulación en 1492 y también había estado en Barcelona en 1493 cuando Colón regresó del primer viaje. , "y vio que traía algunos indios y grandes muestras de oro" (Phillips, ítem 24.5). Mend & eacutez navegaría en el cuarto viaje de Colón como secretario de la flotilla y escribiría un relato de ello. Él también serviría como alguacil alcalde (ayudante de alcalde) de Santo Domingo. El original latino de la patente de Cabot está transcrito en Biggar & rsquosPrecursores de Jacques Cartier (apéndice IV), junto con una traducción al inglés. Sólo una traducción al inglés es el artículo 18 de Williamson. El personaje de Puebla & rsquos, los orígenes de su embajada, su intento de arreglar un matrimonio entre Jaime IV y la hija ilegítima de Fernando & rsquos, y su enemistad con Ayala, son cubiertos por Bergenroth en su introducción. Para las capitulaciones de Columbus y rsquos, consulte Nader. Para las bulas papales, vea Symcox, RC Vol. 10. Para obtener una transcripción de las patentes de Dulmo-Estreito, consulte Arquivo dos A & ccedilores, Vol. 4, 440 y ndash446. Con respecto a la posible concesión de licencias de los derechos de Cabot & rsquos a socios silenciosos o patrocinadores, Evan Jones señaló este punto crucial en su artículo de 2006, & ldquoThe Mateo de Bristol. & rdquo Como hombre pobre, Cabot efectivamente habría & ldquosecured el apoyo de sus financistas hipotecando su futuro. En el caso de Cabot & rsquos, dicha hipoteca podría haber adoptado la forma de una escritura o un estatuto en el que cedió una parte de sus derechos a sus financistas. Al hacer esto, Cabot no habría estado haciendo nada particularmente novedoso, ya que los derechos otorgados a través de cartas de patente a menudo no solo se asignaban, sino que se trataban como activos negociables. & Rdquo Si bien Jones no tenía evidencia de una licencia específica, señaló que tales licencias se asignaron en el caso de las patentes de exploración reales 1501 y 1502 de los intereses de Bristol (ibid., 781 y ndash782).

Para obtener una descripción general de las prácticas bancarias contemporáneas, consulte de Roover. Véase también Ruddock, Comerciantes italianos y envío, para un retrato de la actividad comercial y financiera italiana en Londres y Southampton. Para la observación de Raimundis & rsquos sobre la confianza de Enrique VII & rsquos en los asesores florentinos, ver Hinds. Alwyn Ruddock afirmó en el resumen de su capítulo de Exeter Press que sabía de un documento de préstamo real y de una carta escrita por banqueros italianos de Cabot & rsquos que relataba los resultados de su viaje de 1497 el 10 de agosto de 1497, que debería tomarse en serio. En una nota a un editor de Exeter Press, aludió a dos socios directores en un banco italiano de Lombard Street. Ruddock nunca reveló la identidad de estos banqueros en el esquema o en las notas supervivientes. (Ver Jones, & ldquoAlwyn Ruddock. & Rdquo) Pero en septiembre de 2010, Evan Jones descubrió en notas adicionales en Ruddock & rsquos evidencia de la antigua casa de que había vinculado a Cabot a través de Giovanni Antonio de Carbonariis con la Casa florentina de Bardi. En octubre de 2010, Francesco Guidi Bruscoli del Proyecto Cabot localizó los libros de contabilidad de la Casa Bardi en Italia que contenían un registro de Cabot como cliente. Jones compartió conmigo las noticias básicas del descubrimiento y me permitió identificar la Casa de Bardi, antes de que el Proyecto Cabot publicara sus hallazgos completos. También estoy en deuda con Jones por animarme a considerar si & ldquoBardi & rdquo y & ldquoBerardi & rdquo eran la misma familia.

La ortografía de Vespucci como Bespuche Es notado por Gould, 316. La aparición de Francesco Bardi & rsquos en los registros de Sevilla es registrada por Otte, 191. Para Berardi & rsquos dying despotrica contra Colón, ver Fern & aacutendez-Armesto, & ldquoGod Bless Amerigo & rdquo. participación en el viaje de 1498 Cabot, pero Ruddock dejó una serie de declaraciones y pistas que ampliaron enormemente su papel en la empresa Cabot.El artículo de Jones & rsquos & ldquoAlwyn Ruddock & rdquo resume lo que podría determinarse sobre Carbonariis tras el descubrimiento del bosquejo y notas del libro de Ruddock & rsquos en Exeter Press y proporciona muchos más detalles. Por mi análisis de la naturaleza de "Brasil", estoy en deuda con los artículos inéditos de Louis-André Vigneras compilados por Jeffrey Reed. Vigneras, en particular, señala la equivalencia de Terceira con Brasil. Para conocer la primera experiencia inglesa de Islandia y el posible conocimiento de las sagas, me he basado en las cartas y el manuscrito de Bjorn Portsteinsson en los artículos de Quinn en la Biblioteca del Congreso (Box 80, & ldquoIceland, 1967 & ndash1969 & rdquo), así como en Portsteinsson & rsquos & ldquoHenry VIII e Islandia. & rdquo Para el relato de Salazar sobre la isla de Brasil, vea Sharrer y vea Jones y Sharrer. Para el relato de la visita de Enrique VII y rsquos 1486 a Bristol, véase Leland y Hearne, 199 y ndash202. Para conocer la condición de Bristol & rsquos en 1490, consulte Adams, 76 & ndash77. Para los tratados de pesca entre Inglaterra e Islandia, véase Jones, & ldquoEngland & rsquos Icelandic Fishery, & rdquo 106. Con respecto a la idea de una & ldquosecret pesquería & rdquo, David B. Quinn propuso que los marineros de Bristol encontraron & ldquoBrasil & rdquo entre 1481 y 1491, pero se guardaron la noticia para ellos mismos para poder explotar su bacalao sin competencia. Ruddock (y otros) lo descartaron. Ruddock apoyó lo que podría llamarse la teoría del & ldquolost-discovery & rdquo presentada por Vigneras, afirmando: & ldquothe tierra encontrada se había perdido nuevamente, y que no había contacto permanente entre Bristol y lo que se había descubierto al otro lado del Atlántico antes de 1497 & rdquo (Ruddock, & ldquoJohn Day de Bristol, & rdquo 231). En una carta de 1988 a Quinn, Ruddock advirtió: "Tomo la línea de que el descubrimiento de Bristol fue anterior a 1470, pero se perdió de nuevo hasta que Cabot tocó tierra en 1497." Ver Jones, "Los papeles de Quinn".

El estado del servicio Flanders Galleys en 1496 es ambiguo en Brown. Ruddock en Comerciantes italianos Es firme que el servicio de cocina se suspendió durante dos años después del ataque de 1495. Una omisión sorprendente del bosquejo de su libro Cabot para Exeter Press es cualquier mención del servicio Flanders Galleys suspendido. Vigneras destaca la presencia de Colón & rsquos en la boda de Burgos en Descubrimiento de América del Sur, 3. La confirmación de Colón y rsquos de sus capitulaciones en 1497 se encuentra en Nader, Capítulo 3.5. Para la cuenta de Maurice Toby & rsquos en el Crónica de Bristol, ver Williamson, ítem 19. Para los hallazgos documentales sobre William Weston, ver Jones, & ldquoHenry VII and the Bristol Expeditions. & rdquo Para los antecedentes de Weston & rsquos, ver Peacock. Para el relato de Raimundis del viaje de Cabot & rsquos 1497, ver Williamson, ítem 24. Nótese que el relato de Toby & rsquos en el Crónica de Bristol es la fuente de la tradición local de que Cabot & rsquos tocó tierra el 24 de junio de 1497. Los detalles del & ldquoblack king & rdquo de Canarias son discutidos extensamente por Rumeu de Armas en Alonso de Lugo.

Para los relatos de los eventos en Inglaterra desde las perspectivas veneciana y milanesa, vea Brown y Hinds. El pago de los libros del hogar de King & rsquos a Cabot del 10 de agosto de 1497 es el artículo 26 de Williamson. Para el rechazo de los rebeldes de Cornualles por parte de Bristol, véase Ricart, 48 & ndash49. El informe de un corresponsal desconocido del duque de Milán sobre el viaje de Cabot & rsquos es el artículo 23 de Williamson.

Para Andrea Trevisan & rsquos comenta sobre Inglaterra y el carácter de su gente, como se expresa en su Relazione de 1498, véase Sneyd. Tenga en cuenta que en el momento de la traducción de Sneyd & rsquos, su autor era desconocido. El establecimiento Contarini en Londres donde ahora un peter Conteryn moraith fue descrito en el registro parroquial de St. Mary at Hill. Ver & ldquoAn Aislado Inventario de los Muebles de una Casa en 1485, & rdquo en Littlehales. La carta de Pasqualigo que describe el viaje de Cabot & rsquos es la traducción estándar de Biggar que es el ítem 22 en Williamson, que da a Cabot & rsquos el nombre como & ldquoTalbot & rdquo. Pero la traducción es de los diarios de Sanudo, donde el nombre es & ldquoCalbot & rdquo Lo he corregido en consecuencia. El relato de la mafia y rsquos de Cornualles que mataron al supervisor de Penrynis de Kingsford & rsquos & ldquoChronicles, & rdquo es el artículo 123 de Pollard. La confesión de Perkin Warbeck, también de Kingsford & rsquos & ldquoChronicles & rdquo es el artículo 124 en Pollard. Nicol & ograve de & rsquo Conti es discutido por Breazeale y el relato de sus viajes está en Major. Para el relato de Raimundis de su encuentro con Cabot, ver Williamson, ítem 24. Nótese que la observación de Raimundis & rsquos de la abundancia de peces ha hecho que los historiadores sobreestimen la importancia del descubrimiento de Cabot & rsquos para la pesquería inglesa. A pesar del prometido reemplazo de la pesquería islandesa, los ingleses tardaron en explotar la pesquería de Grand Banks, dejándola en gran parte a los franceses, portugueses y vascos. La carta de Ludovico Sforza & rsquos a Agostino Spinola está en Hinds. Para la visita clandestina de Varthema & rsquos a La Meca, vea Jones y Badger. Para viajes de Fabri & rsquos, vea a Murray y vea a Prescott. La carta de Columbus & rsquos 1500 a Juana de La Torre es el Capítulo 94 en Thacher, Cristobal colon, Vol. 2. Los viajes de Barbaro y Contarini aparecen en Thomas. La información confiable sobre Covilham es escasa. El resumen más completo es la entrada & ldquoCovilham (Covilh & atildeo, Covilh & atilde), Pero o Pedro de & rdquo en Vol. 7 de Enciclopedia Británica, 1911. El viaje de Santo Stefano & rsquos se narra en Major.

Vigneras publicó un breve relato de su descubrimiento en 1955 de la carta & ldquoJohn Day & rdquo en 1956 (& ldquoNew Light & rdquo). Su investigación posterior sobre el día misterioso descubrió el traje 1499 en Sanl & uacutecar de Barrameda. Vigneras nunca publicó este material adicional. Se me informó a través de los documentos de Vigneras que me proporcionó Jeffrey Reed. Vigneras no proporcionó material biográfico sobre las figuras españolas mencionadas. Para & ldquoBatista Negron & rdquo he utilizado Igual Luis y Navarro Espinach, la Fundaci & oacuten Casa Ducal de Medinaceli, y Vigneras & rsquos Descubrimiento de América del Sur. Pinelo y las Dorias y sus conexiones con los financieros de Colón y rsquos se pueden encontrar tanto en Nader como en Gould. Para la comunidad de comerciantes ingleses en Sevilla, vea Otte. La traducción de Vigneras & rsquos de la carta es el artículo 25 de Williamson. Vigneras & rsquos transcripción en español de la carta del Día está en su artículo de 1961 & ldquo & Eacutetat pr & eacutesent des & eacutetudes sur Jean Cabot. & Rdquo

Alwyn Ruddock logró el descubrimiento de que "John Day" era un alias de Hugh Say, en 1966 ("John Day of Bristol"). Gran parte de la biografía de Say que se presenta aquí, incluida la cita de su testamento, se deriva de ese artículo. Ruddock realizó más investigaciones sobre Say, lo que reveló las conexiones de su familia y rsquos con la insurrección de Warbeck, ninguna de las cuales se publicó. He aceptado provisionalmente algunos de sus hallazgos indocumentados, como se reveló en una carta del 9 de febrero de 1992 a David B. Quinn (ver Jones, & ldquoThe Quinn Papers & rdquo).

Con respecto al disputado 'ldquocape' en el que Cabot tocó tierra, un mapa del mundo de alrededor de 1544 impreso en Amberes coloca el aterrizaje en Cape Breton y lo atribuye erróneamente a 1494 y también a John y Sebastian Cabot. Aunque una segunda edición de 1549 del mapa impreso en Londres está acreditada explícitamente a Sebastian Cabot, no es seguro que el mapa fuera obra de Sebastian & rsquos o que él pensara que la recalada en 1497 fue en Cape Breton. Por lo demás, Sebastian fue extremadamente negligente por no darle a su padre ningún crédito por el descubrimiento.

Con respecto a los pueblos indígenas desconocidos que Cabot parece haber vislumbrado pero no conocido, y quienes crearon los artefactos que supuestamente trajo de regreso, los arqueólogos identifican al pueblo del & ldquoLittle Passage & rdquo como habitantes costeros de Terranova desde alrededor de 850 a 1500 d.C., los Beothuk eran sus descendientes. Marshall (Capítulo 2) señala que el Labrador Innu y el Beothuk probablemente no solo eran culturalmente similares, sino que también estaban relacionados genéticamente. Marshall analiza las cifras de población en el Capítulo 3 y el momento de la corrida anual del salmón en el Capítulo 4.

Con respecto a los errores de corrección de latitud de Colón y rsquos, en su viaje de 1498, según Las Casas, Colón colocó a Trinidad a 6º al norte, que es demasiado bajo en 4 grados. También mencionó en el mismo relato del viaje que Española estaba a 24 ° al norte, cuando su costa norte está en realidad a 20 ° al norte. Los errores parecen genuinos, aunque es posible que cuando la carta se imprimió para el consumo público se insertaran errores deliberados para oscurecer los descubrimientos españoles.

Los orígenes controvertidos del nombre & ldquoLabrador & rdquo están más allá del alcance de este trabajo, pero la base para que sea el resultado de la exploración portuguesa se basa en la deposición de 1506 de Pero de Barcelos en la que afirma haber explorado durante tres años con su compañero terceirano Jo & atildeo Fernandes. Lavrador. Pero & ldquoLavrador & rdquo era probablemente una descripción de la ocupación de Fernandes & rsquos & mdashfarmer o pequeño terrateniente & mdash, se cree que es el Johan Fernández nombrado en la patente de cartas de octubre de 1499 de Manoel I. & ldquoLabrador & rdquo aparece por primera vez en cartografía en el mapa del mundo en la Biblioteca Oliveriana de Pesaro, que se cree hasta la fecha de 1508 a 1510. El & ldquoMappamondo di Pesaro & rdquo contiene las etiquetas Cavo Laboradore y Insula Laboradore.

Para los documentos sobre la búsqueda 1480 & ndash81 de Brasil fuera de Bristol, vea Williamson, ítems 6 y 7. Vea también Ryan. Vigneras aborda estos viajes, así como las nociones de Brasil en sus artículos inéditos, que pueden reflejar sustancialmente su trabajo. La b & uacutesqueda del paraiso y las legendarias islas del Atl & aacutentico, publicado por Casa-Museo de Col & oacuten, Seminario de Historia de Am & eacuterica de la Universidad de Valladolid, 1976.

Para el 1480 y ndash81 Trinidad viaje a Andalucía, vea Reddaway y Ruddock. Vigneras analiza el viaje por Andalucía en sus artículos inéditos y señala que este Trinidad no pudo haber sido el mismo Trinidad que buscó Brasil en 1481. Nótese que la visita de 1480 & ndash81 a La R & aacutebida por el Trinidad podría explicar cómo la biografía de Fernando Colón logró atribuir a Cristóbal Colón un viaje a Islandia y 100 leguas más allá en 1477. Es un aspecto controvertido de un libro problemático, y ha sido utilizado por algunos historiadores para defender el conocimiento secreto de los pasajes nórdicos por parte de Colón. al Nuevo Mundo. Ruddock demolió la noción de que Colón alguna vez visitó Islandia en & ldquoColumbus e Islandia & rdquo, sugiriendo el Trinidad visita a Andalucía de 1480 & ndash81 como una fuente de conocimiento basada en Bristol que se abrió camino imperfectamente en la biografía de Fernando Colón.

Para el pago de la pensión de Cabot & rsquos, consulte los ítems 27 a 29 en Williamson. El premio a William Weston fue descubierto por Evan Jones y Margaret Condon en 2009 y aún no se ha publicado. Para la renovación de la patente de Cabot & rsquos, consulte el artículo 35 en Williamson. Para los pagos del hogar de King & rsquos a Thirkill, Bradley y Cair, consulte el artículo 26 en Williamson. Evan Jones me ha comunicado el descubrimiento de un documento (que aún no se ha publicado) que indica el inicio de un proceso judicial contra Launcelot Thirkill y Thomas Bradley en junio de 1500 por falta de pago de un préstamo que el rey les había adelantado en 1498 por acudir a la & ldquonew isle. & rdquo El Gran Crónica de Londres El relato del viaje de 1498 es el artículo 31 de Williamson. Para la correspondencia diplomática española, véase Bergenroth. Esmeraldo de Situ Orbis es de artículos inéditos de Vigneras & rsquos, al igual que la traducción de la evidencia de Barcelos. Para obtener la documentación de estos planes de viaje portugueses al noroeste, consulte & ldquoA Terra do Labrador, & rdquo Arquivo dos A & ccedilores, Vol. 12, 353 y ndash368. Vea también Biggar para transcripciones y traducciones. Agostino Spinola & rsquos Junio ​​de 1498 La carta al Duque de Milán es el artículo 36 en Williamson. La carta de Ayala & rsquos de julio de 1498 es el artículo 37.

Carta de Puebla & rsquos del 25 de julio de 1498 (falta el año, pero es incuestionablemente de 1498), es transcrita (en español) por Harrisse como inciso XII en Jean et S & eacutebastien Cabot. Bergenroth transcribió la carta mientras preparabaCalendario de Documentos de Estado, España,pero se omitió en la edición impresa. Harrisse recibió una copia de un funcionario de la Oficina de Registro Público. Beasley mencionó la carta en su volumen sobre los Cabots, pero Biggar la pasó por alto al compilar Los precursores de Jacques Cartier y en consecuencia también fue extrañado por Williamson, quien confió particularmente en Biggar para Los viajes de Cabot. Mi agradecimiento a Janet Ritch por realizar la traducción al inglés. La carta de Ayala & rsquos de la misma fecha es el artículo 37 de Williamson. los Gran Crónica de Londres La mención del viaje de Cabot & rsquos 1498 es el artículo 31 de Williamson. La cuenta de Vergil & rsquos es el artículo 33 de Williamson. La carta de Columbus & rsquos a Fernando e Isabel está en Thacher, Cristobal colon, Vol. 2, 399.

Las cuentas de la per verba de pr & oeligsenti el matrimonio de Catalina y Arturo y la correspondencia que involucra a los enviados españoles, están en Bergenroth. Tenga en cuenta que tras la muerte de Arthur & rsquos en 1502, su viuda Catalina se convirtió en la primera esposa de su hermano, el futuro Enrique VIII. La carta de Pietro Pasqualigo & rsquos sobre el viaje de Gaspar Corte-Real en 1501 es el artículo 38 en Williamson. Tenga en cuenta que Jo & atildeo Fernandes, Francisco Fernandes y Jo & atildeo Gonsalves se asociaron con tres comerciantes de Bristol, Richard Warde, Thomas Asshurst y John Thomas, para obtener una patente de cartas de Enrique VII el 19 de marzo de 1501. Véase el artículo 42 en Williamson. Las transcripciones y traducciones de documentos relacionados con las expediciones portuguesas que siguieron a Cabot & rsquos se encuentran en Biggar. Con respecto al regreso de al menos algunos de los barcos de la flotilla de Cabot & rsquos 1498, así como del propio Cabot, Evan Jones del Proyecto Cabot me informó a finales de 2009: & ldquoWe & rsquove tenemos varios documentos que respaldan las afirmaciones de [Alwyn] Ruddock & rsquos sobre el regreso de Viaje de Cabot & rsquos 1498. En particular, tenemos el inicio de procedimientos legales contra Launcelot Thirkill y Thomas Bradley en junio de 1500 por la falta de pago de un préstamo que el rey les había adelantado en 1498 por ir a la & lsquonew isle & rsquo. Y tenemos documentos que parecen poner a John Cabot, mencionado por su nombre, en Londres en mayo de 1500. & rdquo Estos hallazgos aún no se han publicado. Véase Hunter, & ldquoRewriting History. & Rdquo Para la suspensión de los procedimientos de Henry VII & rsquos contra William Weston, véase Jones & ldquoHenry VII and the Bristol Expeditions. & Rdquo Stevenson & rsquos monografía sobre el mapa de Caneiro de 1502 proporciona una buena descripción contextual del mapa de La Cosa y otros principios del siglo XVI. mapas del siglo. Harrisse cubre bien las fuentes de los historiadores del siglo XVI sobre los viajes de Cabot en el plan de estudios de John Cabot, el descubridor de América del Norte y Sebastian His Son. Las órdenes de Fernando e Isabel & rsquos a Hojeda están en Vigneras, Descubrimiento de América del Sur.

Las teorías inéditas de Alwyn Ruddock y rsquos sobre el viaje de 1498 Cabot están cubiertas por Jones en & ldquoAlwyn Ruddock & rdquo. Williamson comentó sobre el interés de True & rsquos en Carbonariis en la página 93 (n5). Para la discusión de Beasley & rsquos sobre & ldquoloans & rdquo para Thirkill y Bradley, vea Beasley, 102 & ndash03 y 271 & ndash72. Para obtener nuevas pruebas de los préstamos de King & rsquos a Thirkill y Bradley, consulte las fuentes de los capítulos 24 y 26. Para una nueva investigación sobre Esterfeld y Foster, consulte Peacock. Para la demanda de Esterfeld contra Weston, ver Jones, & ldquoHenry VII and the Bristol Expeditions & rdquo Para Foster & rsquos will, ver Jones, & ldquoWill of John Foster & rdquo Morris especuló sobre los últimos años de Behaim en 46 & ndash47.


La conexión alemana: Munzer, Behaim y los viajes de Cabot y Columbus

Un elemento clave de mi libro La carrera hacia el nuevo mundo Así es como integra a dos figuras marginadas de finales del siglo XV, Jerome Munzer y Martin Behaim, en la narrativa de la llegada de los europeos a las Américas en la modernidad temprana. Ninguno de los dos es desconocido en la historia, pero ninguno de los dos ha sido colocado correctamente en la historia de cómo Cristóbal Colón y John Cabot llegaron al Nuevo Mundo.

Cuando me dispuse a escribir La carrera hacia el nuevo mundo , Estaba más interesado en los vínculos que esperan ser trazados entre John Cabot y Cristóbal Colón. En el camino, sin embargo, Munzer y Behaim emergieron como un puente convincente entre estas dos figuras principales.

Luché con la decisión de qué hacer con este dúo, preguntándome si debería dedicar un apéndice a la evidencia de dónde encajan en la narrativa de Columbus-Cabot. Pero al final, la creciente evidencia que los rodeaba era tan intrigante y las soluciones que proponían a los problemas de larga data en la narrativa de Cabot eran tan convincentes que decidí que pertenecían a la narrativa principal.

Me encontré con la conexión de Behaim y Munzer por accidente. Como enviado de Maximiliano I, rey de los romanos (los estados alemanes) y del Sacro Imperio Romano Germánico, Munzer de Nuremberg había hecho una gira por España y Portugal a finales de 1494 y principios de 1495. Escribió un relato de sus viajes en latín, que nunca se publicó en su vida. Tampoco ha aparecido nunca en inglés. En 2006, sin embargo, apareció una traducción erudita al francés anotada. Lo leí simplemente por interés en lo que el relato de Munzer podría transmitir contextualmente de las ciudades de España y Portugal en la época de Colón y Cabot. Me sorprendió y me encantó descubrir que había mucho más en la vida de Jerome Munzer que una narración un poco oscura de un recorrido por la península ibérica, y que su narrativa proporcionó un tesoro de pistas sobre cómo la curiosa carrera de Cabot cambió de ingeniero de infraestructura marina a bien puede que el explorador se haya puesto en marcha.

Tuve que leer mucho más que la narrativa de Munzer para juntar todas las piezas, especialmente en lo que respecta a su amigo Martin Behaim. Cuando terminé, había trabajado a través de la historiografía de Behaim, que se extendía desde Herrera (quien afirmó que Colón y Behaim eran amigos en Portugal) en 1601, a través de una fluorescencia exagerada en el siglo XIX que lo proponía como el verdadero & # 8220 descubridor & # 8220 europeo. # 8221 del Nuevo Mundo, y en el siglo XX. Examiné las patentes de exploración portuguesas transcritas en los Arquivos dos Acores, incluido el papel casi seguro de Behaim en el viaje propuesto Dulmo-Estreito de 1486-87. Una carta crucial de Behaim, escrita en alemán en 1494 tradujo el discurso de preámbulo que Munzer había hecho al portugués Joao II en 1493 en apoyo de la propuesta perdida de Behaim de lo que estaba claramente destinado a ser un viaje para probar una ruta de paso del Atlántico norte a Catay y examinó el creaciones superpuestas en Nuremberg del Liber chronicarum , uno de los grandes libros del Renacimiento, y el globo terráqueo de Nuremberg de Behaim, el globo terráqueo más antiguo del mundo.

En lo que respecta a Munzer, sabiendo que había estado íntimamente involucrado en la propuesta de 1493 de Behaim para un viaje por el norte a Catay, me pareció sorprendente cuánto de su viaje de 1494-95 a través de España y Portugal equivalía a una misión de investigación en la empresa Columbus. . Pasó una semana entera en Sevilla, sede de la empresa de Indias, en noviembre de 1494, que fue también precisamente cuando se suponía que Cabot supervisaría la construcción de una pieza clave de infraestructura, un puente fijo de enlace entre Sevilla y su distrito marítimo en el isla de Triana en el Guadalquivir.(El relato del diario de Munzer nos dice que se encontró con indígenas caribeños que habían sido traídos de regreso por Colón y bautizados).

Munzer luego se dirigió a Lisboa, si no al mismo tiempo, solo unas semanas antes de que Cabot abandonara el proyecto del puente. Según el diplomático español Pedro de Ayala, Cabot fue él mismo a Lisboa para buscar personas que lo ayudaran a emprender un viaje de descubrimiento. Munzer fue invitado de Joao II durante diez días, compartió cuatro cenas con el rey portugués y entabló conversaciones poco elaboradas sobre la "navegación". (Recuerde que Munzer había escrito el preámbulo del lanzamiento de 1493 de Behaim a Joao II para un viaje de descubrimiento por el norte).

En Lisboa, Munzer fue huésped de la casa del próspero suegro de Behaim, Joss van Huerter, un comerciante flamenco del norte de Borgoña con un papel destacado en la colonización de las Azores. La hija de Huerter, Joana, se había casado con Behaim, su hijo y heredero, Joss el menor, se había casado con Izabel Corte-Real, hermana de los exploradores Gaspar y Miguel, quienes desaparecerían en viajes al noreste de América del Norte. Munzer luego apareció en Madrid, donde conoció a Pietro Martire (Pedro Mártir), un confidente de Colón que había comenzado a escribir una historia de los viajes de Colón. Munzer también tuvo la asombrosa suerte de encontrarse en Madrid con el legado papal en las Indias, Bernard Buyl, que había regresado a fines de 1494 con críticas mordaces a las actividades de Colón.

“Tenía mucha intimidad conmigo”, escribió Munzer sobre Buyl en su diario. "Me habló de las islas". Para cuando Munzer regresó a Núremberg, tenía una comprensión excepcional del precario estado de la empresa Columbus y una amplia evidencia en la mano para defender un esfuerzo por probar un paso por el norte a Cathay.

Dado que no hay una explicación sólida de cómo en menos de 18 meses Cabot logró transformarse rápidamente de un fracasado contratista de puentes veneciano en fuga de poderosos ciudadanos y nobles en Sevilla a un explorador inglés, la influencia, si no la participación absoluta de Munzer. y Behaim en su plan de viaje deben ser considerados seriamente. Algunos de los problemas que abordo en La carrera hacia el nuevo mundo están:

• El plan de viaje por el norte que Munzer ayudó a Behaim a proponer al portugués Joao II en 1493 (en vano) es el plan que Cabot vendió con éxito a Enrique VII en 1496.

• Behaim acababa de crear el globo terráqueo más antiguo del mundo en Nuremberg, junto con un mapa del mundo para guiar su construcción por artesanos locales. Es muy probable que Behaim se llevó una copia del mapa y un modelo más pequeño del globo a Lisboa para hacer su viaje a Joao II a fines de 1493. El llamado globo de Laon, por ejemplo, parece haberse basado en un globo de Behaim. En portugal. Y como afirmó el diplomático Ayala, Cabot fue a Lisboa en busca de ayuda para emprender un viaje.

• Cabot fue observado con un globo terráqueo y un mapa en Londres en 1497, después de su exitoso viaje ese verano a lo que, según él, era la Tierra del Gran Khan. En otras palabras, Cabot acababa de completar el viaje por el norte que Behaim esperaba realizar para Portugal. No tenemos idea de cuándo o cómo logró crear estos accesorios geográficos, que probablemente ya poseía cuando lanzó a Enrique VII a más tardar a principios de 1496, después de su estancia en Lisboa.

• Cabot fue observado a finales de 1497 en la corte de Enrique VII en compañía de un enigmático y anónimo "borgoñón", que estaba tan informado que confirmó todo lo que Cabot afirmaba sobre sus descubrimientos, y esperaba una isla en recompensa con el título de conde. . Debe tenerse en cuenta que, aunque Behaim era de Nuremberg, cuando era un adolescente después de la muerte de su padre lo enviaron al norte de Borgoña para comerciar, se casó con la hija de un prominente borgoñón del norte y visitó el norte de Borgoña para comerciar en su país. Cuenta del suegro. El medio de Behaim era el comercio de Borgoña y las colonias de las Azores asociadas con su suegro borgoñón.

• Una curiosidad real del registro de descubrimientos del norte es cuántas figuras de la pequeña isla de Terceira en las Azores, incluidos los Corte-Reals que estaban vinculados a través de los matrimonios de Huerter con Behaim, se involucraron de inmediato en la exploración de lo que resultó ser el noreste del norte. América, justo después de que se conociera el éxito de Cabot en 1497. Algunos de ellos incluso se convirtieron en socios de comerciantes en Bristol, donde se originaron los viajes de Cabot.

• Behaim hizo una extraña visita al norte de Borgoña a principios de 1494, un viaje en el que afirmó haber sido asaltado en Inglaterra durante varios meses. En cambio, su confusa historia de una misión diplomática que salió mal invita a la lectura como un intento deliberado de Behaim de vender su plan de viaje a Enrique VII, justo después de que Joao II lo rechazó, evidentemente aunque solo sea por las restricciones que estaban a punto de imponer a Portugal por parte de Tratado de Tordesillas.

La carta de Behaim desde Lisboa en la que le explicaba a un primo lo que había estado haciendo en ese viaje estrellado es la última prueba de la vida de Behaim. Desapareció del registro después de eso, solo para morir empobrecido en Lisboa en 1506, dejando atrás considerables deudas. No tenemos idea de cómo se las arregló para vaporizar una gran herencia de su madre o desperdiciar sus prósperas conexiones con su suegro. Los historiadores del siglo XIX sospecharon que encontró algún papel financieramente debilitante que desempeñar en los muchos viajes de descubrimiento que siguieron a Inglaterra y Portugal después de que se supo de él por última vez en 1494. Creo que vale la pena revitalizar las sospechas, especialmente en lo que respecta a los viajes de Cabot. —Douglas Hunter


"Descubrimiento" de New Found Land y Cape Breton: ¿Quién era Caboto y cuál era su reclamo sobre Canadá?

El navegante veneciano Giovanni Caboto (John Cabot), encargado por Enrique VII de Inglaterra, desembarcó en Terranova el 24 de junio de 1497 creyendo que era una isla frente a las costas de Asia y la nombró New Found Land. [[1] Bajo la comisión de este rey de "conquistar, ocupar y poseer" las tierras de "paganos e infieles", Caboto reconoció la costa de Terranova y también desembarcó en la costa norte de la isla de Cabo Bretón en Nueva Escocia. [2]

Regresó a Inglaterra el 6 de agosto y se llevó a tres Mi'kmaq con él, introduciendo así la esclavitud en América del Norte. Esto puede ser responsable de su desaparición cuando regresó a Terranova con cinco barcos en 1498. Cuando sus barcos llegaron al norte de la isla de Cabo Bretón, los Mí’kmaq atacaron. Solo un barco regresó a Inglaterra, los otros cuatro, con Caboto como Capitán, nunca regresaron.

La carta real estipulaba que el rey Enrique VII adquiriría "dominio, título y jurisdicción" sobre todas las tierras "descubiertas" por Cabot. Es la base sobre la que se basa el “Dominio de Canadá”, como supuesta entidad legal. [3] Caboto, navegando desde Bristol, un puerto estratégico en el comercio de esclavos del Atlántico, representó a las casas comerciales, comerciales y de envío, como Lloyds of London y Barclays Bank, que acumularon una riqueza fabulosa con el secuestro de africanos y luego financiaron el neo -confederación colonial de Canadá creada en 1867 y sus ferrocarriles a partir de su botín. Caboto regresó con historias del mar repleto de peces. Las flotas pesqueras coloniales europeas comienzan a hacer viajes a los Grandes Bancos cada verano.

Inicialmente, los Mi'kmaq y Beothuk, aunque a veces a regañadientes, trataban a los visitantes como iguales políticos en los aspectos más importantes y estaban dispuestos a comerciar y permitir que los europeos desembarcaran y secaran brevemente el bacalao. En 1500, Gaspar de Corte-Real, un comerciante de esclavos financiado por Portugal, capturó a varios Mi'kmaq. Reconoció la costa de Terranova y Labrador, secuestrando a 57 “esclavos” (Boethuks) para venderlos y financiar el costo de la expedición. Su creencia de que Nitassinan estaba repleta de posibles cautivos llevó a que se le llamara Labrador, "la fuente de material de trabajo". Su barco se perdió en el mar, aunque dos de sus barcos regresaron a Portugal. En 1504, los bretones franceses estaban pescando frente a las costas del país de Míkmáki. En 1507, los pescadores normandos llevaron a otros siete prisioneros Boethuk a Francia. Esto afectó todas las relaciones futuras entre los Beothuk y los pescadores.

El desarrollo de la pesca atlántica, fuente aparentemente inagotable de proteína barata, está indisolublemente ligado al comercio atlántico de esclavos que fertiliza el desarrollo del sistema capitalista y la consolidación de los estados nacionales en Europa. Más tarde forma la base de la riqueza de las familias líderes en las colonias de Nueva Escocia y Nueva Inglaterra.

El 11 de junio de 1578 Sir Humphrey Gylberte (Sir Humphrey Gilbert) recibió Cartas Patentes para Terranova. Fue un gran colonizador a través de las plantaciones coloniales inglesas de la Irlanda gaélica con su medio hermano Sir Walter Raleigh. El 5 de agosto de 1583, Gilbert recibió una subvención de la reina Isabel I e ​​intentó establecer una colonia en Terranova. Falló por la falta de recursos para soportar el frío y el hambre. Reclama formalmente Terranova y las Marítimas. Francia, citando el viaje de Jacques Cartier y la doctrina del "descubrimiento", se opuso a la afirmación. Se ahogó en una tormenta el 9 de septiembre frente a la isla Sable en el primer desastre marino registrado en Canadá (sic).

En 1585, Sir Walter Raleigh intentó por primera vez establecer una colonia de plantaciones en Roanoke, que es parte de la tierra llamada Virginia, en honor a la reina Isabel, a quien se refirió como la Reina Virgen. Roanoke es en realidad una isla frente a la costa de Carolina del Norte.

El rey o la reina emiten cartas reales por la autoridad de la prerrogativa real, que continúa hasta la fecha en el sistema parlamentario no representativo de Westminster impuesto a Canadá en 1867. Las cartas son documentos legales que decretan concesiones, particularmente concesiones de tierras, por parte del soberano a su asignaturas.

El poder y la autoridad del Rey y la Reina son casi absolutos, como muestra el siguiente comentario de Blackstone:

“Y, primero, la ley atribuye al rey el atributo de soberanía o preeminencia. Se dice que tiene dignidad imperial, y en las cartas antes de la conquista se le llama con frecuencia basileus y imperator, los títulos asumidos respectivamente por los emperadores de oriente y occidente. Su reino está declarado imperio, y su corona imperial, por muchas leyes del parlamento, particularmente los estatutos 24 Hen. VIII. C. 12. y 25 gallinas. VIII. C. 28 que al mismo tiempo declaran que el rey es el jefe supremo del reino en asuntos tanto civiles como eclesiásticos, y de consecuencia inferior a ningún hombre en la tierra, no depende de ningún hombre, no rinde cuentas a nadie ”.

En 1586, el tifus se propagó entre la población mí’kmaq ya debilitada, que dio aún más vidas a la epidemia mortal que los europeos trajeron a las Islas Marítimas.

El 11 de julio de 1596, la reina Isabel I de Inglaterra emitió una proclama que decía que "todos los negros y blackamores" deben ser arrestados y expulsados ​​del reino, aunque ella misma tiene un artista africano en la corte y se convierte en una de las principales inversoras de la Royal Africa Company. , con sede en Londres:

"Últimamente hay varios blackmoores traídos a este reino, de los cuales ya hay gente aquí para mani ... El placer de Su Majestad, por lo tanto, es que esa clase de gente sea enviada fuera de la tierra".

Cada monarca y su familia desde Elizabeth Tudor en adelante son financistas y beneficiarios de este comercio de carne humana. En el siglo XVIII, Gran Bretaña era el principal traficante del mundo. Aproximadamente la mitad de todos los africanos esclavizados son transportados en barcos británicos. El ochenta por ciento de los ingresos de Gran Bretaña estaba relacionado con estas actividades.

En el quinto aniversario de la llegada de Caboto a tierra, la reina Isabel II, soberana de Canadá, recorrió el país en una celebración oficial patrocinada por el gobierno de Harper. Según ella, la llegada a tierra de Caboto "representó el comienzo geográfico e intelectual de la Norteamérica moderna ...": la Doctrina del Descubrimiento Eurocéntrico. [4] Como es bien sabido, en Terranova ocurrió el genocidio de los indios Beothuk. La reina Isabel tenía razón: el patrón se estableció allí. En lo que respecta a los pueblos indígenas, por supuesto, el patrón establecido fue el genocidio.

Cuando la reina Isabel II visitó Sheshatshiu en Labrador, la recepción fue "mixta", ya que "los manifestantes agitaron pancartas denunciando su visita".

The Canadian Press informó que "los aborígenes han dicho que es un insulto celebrar la llegada del explorador John Cabot a América del Norte debido al impacto devastador que la colonización ha tenido en ellos ... La visita de la Reina a esta comunidad ribereña (Bonavista) de 1.200 habitantes se destacó en otros niveles. Los perros deambulaban por su ruta cubierta de arena y no había ni una bandera británica ni una hoja de arce a la vista. No hubo ninguna de las efusiones presenciadas en eventos anteriores esta semana ... ”[5]

En Sheshatshiu, los líderes de la comunidad innu le presentaron el 26 de junio de 1997 una carta que decía en parte:

“La historia de la colonización aquí ha sido lamentable y ha desmoralizado severamente a nuestro Pueblo. Se vuelven ahora a la bebida y la autodestrucción. Tenemos la tasa de suicidios más alta de América del Norte. Niños de tan solo 12 años se han quitado la vida recientemente. Nos sentimos impotentes para prevenir los proyectos mineros masivos ahora planeados y muchos de nosotros nos vemos impulsados ​​a discutir una mera compensación financiera, a pesar de que sabemos que las minas y las represas hidroeléctricas destruirán nuestra tierra y nuestra cultura y que el dinero no nos salvará.

“La parte de Labrador de Nitassinan fue reclamada como suelo británico hasta hace muy poco (1949), cuando sin consultarnos, su gobierno la cedió a Canadá. Sin embargo, nunca hemos firmado ningún tratado ni con Gran Bretaña ni con Canadá. Tampoco hemos renunciado nunca a nuestro derecho a la autodeterminación.

“El hecho de que nos hayamos vuelto económicamente dependientes del estado que viola nuestros derechos es un reflejo de nuestras desesperadas circunstancias. No significa que estemos de acuerdo con esas violaciones.

“Hemos sido tratados como no personas, sin más derechos que los caribúes del que dependemos y que ahora están siendo amenazados por los ejercicios de guerra de la OTAN y otros supuestos desarrollos. A pesar de esto, seguimos siendo un Pueblo en el más amplio sentido de la palabra. No nos hemos rendido y ahora buscamos reconstruir nuestro orgullo y autoestima ". [6]

El 12 de octubre de 2013, Mi’kmaq Warriors Society y Elsipogtog First Nation en New Brunswick, que estaban bloqueando la operación de fracking de un monopolio de Texas, exigieron como era su derecho que el gobierno "presentara documentos que prueben la Doctrina del Descubrimiento de Cabot".

Las justas demandas de los pueblos indígenas por el reconocimiento de sus derechos no son un “interés especial” sino un problema que enfrenta toda la política y que solo puede resolverse mediante arreglos modernos que defiendan los derechos sobre la base de que son inviolables y pertenecen a las personas por virtud de su ser.

La fuente principal es "Mi’kmaq & amp First Nations Timeline (75,000 AC - 2000 AD): Eclipse & amp Enlightenment", Tony Seed y los editores de Revista Shunpiking, Halifax, 2000. Con archivo de Richard Sanders.

[1] Un extracto del Informe de la Comisión Real de Pueblos Aborígenes:

Los primeros contactos entre los pueblos aborígenes y los europeos fueron esporádicos y aparentemente ocurrieron hace unos mil años cuando se cree que los escandinavos que procedían de Islandia y Groenlandia viajaron a la costa de América del Norte. Existe evidencia arqueológica de que se ha establecido un asentamiento en L'Anse aux Meadows en la península norte de lo que ahora es Terranova. En muchas de las sagas nórdicas se encuentran relatos de estos primeros viajes y de visitas a la costa de Labrador. Mencionan el contacto con los habitantes indígenas que, en la isla de Terranova, probablemente fueron el pueblo Beothuk, y en la costa de Labrador, los Innu.

Se cree que estos primeros viajes nórdicos continuaron hasta la década de 1340 y que incluyeron visitas a áreas árticas como Ellesmere y la isla de Baffin, donde los nórdicos se habrían encontrado con los inuit. Las leyendas inuit parecen apoyar las sagas nórdicas en este aspecto. Las personas que establecieron el asentamiento L'Anse aux Meadows eran agricultores, aunque se cree que su base económica inicial se centró en la exportación de madera a Groenlandia y el comercio de pieles. El conflicto con los aborígenes probablemente se produjo relativamente poco después de que se estableció la colonia. Así, a los pocos años de su llegada, los nórdicos parecen haber abandonado el asentamiento y con él el primer experimento colonial europeo en América del Norte.

Se produjeron nuevos contactos comerciales intermitentes con otros europeos, ya que navegantes de nacionalidades vasca, inglesa, francesa y de otras nacionalidades llegaron en busca de recursos naturales como madera, peces, pieles, ballenas, morsas y osos polares.

Informe de la Comisión Real sobre los Pueblos Aborígenes, Volumen 1 - Mirando hacia adelante, mirando hacia atrás, octubre de 1996

[2] Caboto llegó armado con supuestos similares a los de los colonialistas españoles más al sur. Por lo tanto, la patente de cartas emitida a John Cabot por el rey Enrique VII le dio al explorador instrucciones para apoderarse de las tierras y los centros de población de los territorios "recién fundados" para evitar que otras naciones europeas competidoras hicieran lo mismo:

“Y que el antedicho Juan y sus hijos… puedan someter, ocupar y poseer, todos los pueblos, ciudades, castillos y yles que de ellos fundan, que puedan someter, ocupar y poseer, como nuestros vasallos y lugartenientes, llegando a frente a la regla, título y jurisdicción de los mismos pueblos, ciudades, castillos y tierras firmes que fundaron ... "

[3] Si bien el Rey le dio a Cabot la "autoridad, facultad y poder plenos y libres" para "encontrar, descubrir e investigar cualquier isla, país, región o provincia de paganos e infieles", había una advertencia importante, como señala Richard Sanders. fuera. La licencia de Cabot solo se aplicaba a las tierras que "estaban desconocido a todos los cristianos ". Con esta licencia imperial para librar una guerra interminable y violenta contra los no cristianos, Cabot y "sus hijos o sus herederos y diputados" obtuvieron el derecho exclusivo de gobernar como "vasallos y gobernadores, lugartenientes y diputados" del Rey. A cambio, estaban "obligados y obligados" a pagar al rey Enrique "ya sea en bienes o en dinero, la quinta parte [20 por ciento] de todo el capital ganado". El "capital" se definió como "todos los frutos, ganancias, emolumentos [ganancias], productos básicos, ganancias e ingresos".

"John Cabot y el reclamo ficticio de Gran Bretaña sobre Canadá: encontrar nuestros orígenes nacionales en una licencia real para conquistar", Richard Sanders, ¡Presione para la conversión! Revista de la Coalición para Oponerse al Comercio de Armas, No. 69

[4] Provincia de Vancouver, 25 de junio de 1997.

[5] "Protesta de Labrador: los visitantes reales tienen una recepción mixta", Michelle McAfee - Canadian Press, Victoria Times-Colonist, pag. A10, viernes 27 de junio de 1997.

Para tu información

Este extracto de las cartas de patente emitidas a John Cabot y otras instrucciones dadas a los viajeros del "nuevo mundo", ilustra cómo Gran Bretaña y Francia inicialmente tenían planes de largo alcance para aventuras imperialistas en América del Norte que tomaban poco en cuenta los derechos de los Estados Unidos. Habitantes aborígenes.

Las patentes de las cartas del rey Enrique VII concedidas a John Cabot y sus tres hijos, Lewis, Sebastián y Sancius para la Descubrimiento de Tierras Nuevas y Desconocidas el 5 de marzo de 1498. Un extracto:

“Enrique, por la gracia de Dios, rey de Inglaterra y Francia, y señor de Irlanda, a todos aquellos a quienes llegarán estos regalos, Saludo. Que se sepa que hemos dado y concedido, y por estos presentes damos y concedemos a nuestro heredero y a nuestro bienbelouado Iohn Cabot, ciudadano de Venecia, a Lewis, Sebastian y Santius, hijos del sayd Iohn, y a los herederos. de ellos, y todos ellos, y sus delegados, plena y libre autoridad, poder y poder para navegar a todas partes, países y mares del Este, del Oeste y del Norte, bajo nuestras banderas y estandartes, con barcos finos de cualquier carga o cantidad mayor que sean, y con tantos marineros u hombres como tengan con ellos en los barcos mencionados, con sus propios costos y cargas, para buscar, descubrir y encontrar todas las islas, condados, regiones o privilegios de los paganos e infieles, cualesquiera que sean, y en qué parte del mundo más allá se encuentren, que antes de este tiempo hemos conocido a todos los cristianos, les hemos concedido, y también a todos ellos, los herederos de ellos. y euery de ellos y sus delegados, y les ha dado licencia para s vp nuestros estandartes y estandartes en cada pueblo, pueblo, castillo, isla o tierra de maine recién descubiertos. Y que el mencionado Juan y sus hijos, o sus herederos y cesionarios, puedan someter, ocupar y poseer todos los pueblos, ciudades, castillos e islas que hayan encontrado, que puedan someter, ocupar y poseer, como nuestros vasallos y lugartenientes, obtener contra la regla, título y jurisdicción de las mismas aldeas, pueblos, castillos y tierras firmes así encontradas. Testimonio de nosotros en Westminister, el cinco de marzo, en el undécimo año de nuestro reinado.

Porqué el Dominio de Canadá"?

Por Tonya Gonnella Frichner

La idea de propiedad del Viejo Mundo estaba bien expresada por la palabra latina dominium: de dominus, y el sánscrito domanus (el que somete). Dominus lleva el mismo significado principal (alguien que ha sometido), y se extiende naturalmente para significar "amo, poseedor, señor, propietario, dueño".

Dominium toma de dominus el sentido de "propiedad absoluta" con un significado legal especial de "propiedad, derecho de propiedad" (Lewis y Short, Un diccionario latino, 1969).

Dominatio extiende la palabra a "gobierno, dominio" y ... "con un odioso significado secundario, poder irrestricto, dominio absoluto, señorío, tiranía, despotismo". Poder político derivado de la propiedad - dominium - era, en efecto, dominación. (William Brandon, Nuevos mundos para viejos, 1986, página 121).

Los reclamos y afirmaciones estatales de "dominio" y "soberanía" sobre los pueblos indígenas y sus tierras, territorios y recursos se remontan a estos terribles significados, transmitidos desde los días del Imperio Romano, y a una historia de deshumanización de los pueblos indígenas. Esta es la raíz de los problemas de derechos humanos de los pueblos indígenas en la actualidad.

Fuente: Extracto, “Impacto en los pueblos indígenas de la construcción jurídica internacional conocida como la Doctrina del Descubrimiento, que ha servido como fundamento de la violación de sus derechos humanos”, Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas de la ONU, 3 de febrero de 2010.

Con un agradecimiento especial a nuestro donantes generosos que hacen posible la publicación de Nova Scotia Advocate.


1498 Tercera expedición de John Cabot

Sobre 3 de febrero de 1498, Rey Enrique VII renovado "John Kabotto'S "patente. Pero en lugar de veinte buques, o incluso doce, otorgó a Cabot el derecho a impresionar [alquiler para servicio publico] "Seis buques de hasta 200 toneladas". Cabot tenía que pagar por equiparlos con su propio dinero "al precio normal de la corona".

No existen manifiestos de barcos, pero los historiadores han descubierto pistas dispersas que revelan quién se fue con Cabot en su tercer intento de llegar a Cathay. Su patente no decía nada sobre reclutar presos o reunir mano de obra. Si Sebastián Cabot se unió a su padre en el viaje, estaba en el único barco que cojearía a casa después de una tormenta.

Rey Henry permitido el veneciano llevar consigo a cualquiera de “nuestros oficiales o ministros o súbditos” que quisieran unirse a él. Esos "súbditos" probablemente incluían a los "pobres frailes italianos" a quienes se les había prometido obispados, los "Genovés cirujano"(1) y el"Borgoñón” [Martín Behaim]. Embajador Raimundo di Raimundis había escrito a su jefe, Ludovico Sforza, duque de Milán que al cirujano y al burgundio se les prometieron islas si se unían al equipo. [Una isla cercana a Terranova fue nombrada más tarde Nuremberg.]

Los registros indican que Rey Henry ayudó a financiar la participación de varios comerciantes, ya sea entre los seis barcos o en sus propios barcos. Los diarios reales para Marzo 17 mediante marcha 22, 1498, declara que su tesorería prestó o pagó veinte libras a una Launcelot Thirkill de Londres para que él pudiera "prensa un barco que va a la nueva llande ". Posteriormente se realizó un pago o préstamo de treinta libras a Launcelot Thirkill y Thomas Bradley Entre abril 1 y 3. Lo mismo abril se concedió dinero a un John Cair que estaba "yendo a la nueva isla".

[Importante para la historia posterior, los registros del tesoro real muestran que en 1500, los Rey demandado Bradley y Thirkill para recuperar el dinero que les había prestado en 1498, lo que indica que los comerciantes regresarán después del viaje.]

Erudito medieval Dr. Alwyn Ruddock enlaces encontrados entre CabotExpedición y un prominente ciudadano y comerciante de Bristol llamado John Esterfeld. Ella sospechaba Rey Henry le prestó dinero para participar también. Ya que 1495Esterfeld había sido el almirante de Inglaterra para la ciudad y el condado de Bristol, por lo que debió ser un miembro destacado de la Sociedad de Aventureros Comerciantes. También había sido alcalde, alguacil y alguacil de Bristol en varios momentos, así como representante del puerto en el Parlamento. Sus barcos comerciaban con madera, vino, azúcar, telas, cueros, pieles de becerro y aceite en los puertos de Francia, Portugal y España.

Una carta Dr. Ruddock desvelado de Rey Henry a su Lord Chambelán adicional William Weston a la lista de posibles pasajeros. John Esterfeld había presentado una demanda contra William Weston, que el rey, en su carta, le pedía que liberara porque él, el rey Enrique, quería que Weston navegara hacia la "tierra recién descubierta".

Varios barcos, ya sea entre CabotMinúscula flota o por separado, transportaba diversos productos para el comercio en oriente.

Una semana despues Rey Enrique prestado dinero a Thirkill, Bradley, y Cair, pero antes John Cabot Partió, Francia sufrió una tragedia que afectaría en gran medida a los monarcas de Inglaterra, Portugal y España.

Sobre 8 de abril de 1498, mientras jugaba tenis de interior, los franceses Rey Carlos VIII cayó, se partió la cabeza contra el dintel de una puerta y murió. Charles fue sucedido por su primo, el Duc d'Orleans como Luis XII . Esta fue una muy mala noticia para Embajador Raimundis ’ patrón, Ludovico Sforza, duque de Milán. Luis XII tenía un derecho al ducado de Milán a través de su abuela. Adoptó el título Duque de milán por sí mismo y aliado con Venecia. Ludovico Sforza se vio obligado a huir a Borgoña. A su vez, el embajador Raimundis quedó en una posición vulnerable, por lo que huyó a Flandes.

Maestro John CabotEl lanzamiento se anunció en el Michaelmas-1497 para Septiembre-1498 cuestión de la Gran Crónica de Londres. Declaró que Rey Henry de Inglaterra había tripulado y conquistado "un barco en Bristol en busca de una isla que el veneciano John Cabot conocía bien y que estaba repleta de ricos productos". El artículo decía que los comerciantes de Londres estaban enviando "en compañía de dicho barco que salía de Bristol ... tres o cuatro barcos pequeños cargados con mercancías ligeras y brutas", incluidas "gorras de tela gruesa, puntillas y otras bagatelas".

A partir del artículo anterior, los historiadores colocan el recuento de números para CabotFlota de cinco buques. Una carta escrita más tarde por el embajador de España. Pedro de Ayala(2) al católico Monarcas sugiere que la flota pudo haber sido más pequeña. “La gente de Bristol había equipado [y enviado] dos, tres o cuatro carabelas para ir en busca de la isla de Brasil y las Siete Ciudades”.

La flota, que era sustancialmente más pequeña que la flotilla. Colón comandado en su segundo viaje, partió de Bristol en Mayo de 1498.

O ese mes o en junio, justo después de CabotLa partida, y mientras Colón hacía escala en las Madeiras en su tercer viaje, Rey Enrique VII se ocupó de la Pretendiente Perkin Warbeck de nuevo. Henry quería desesperadamente ocultar el escándalo de la católico Monarcas. Si resultaba que el pueblo británico aceptaba la afirmación del Pretendiente, Catalina de Aragón ya no estaría comprometido con un heredero del trono inglés. Inglaterra expulsaría a Henry y a sus hijos Arturo y Enrique de sus costas, si no colgaban primero a los hombres por traición. [Y John Cabot estaría sin un patrocinador.]

Warbeck había escapado de la Torre de Londres y se había refugiado en un monasterio en el sur de Inglaterra. Enrique logró capturarlo. Una vez más, le prometió al Pretendiente su vida si admitía su fraude, pero Warbeck rechazó la oferta. Los soldados de Henry llevaron a Warbeck a Westminster Hall y lo colocaron en el cepo. El día siguiente, 14 de junio de 1499, los guardias llevaron a Warbeck al cadalso en Cheapside [un suburbio de Londres]. Esta vez Warbeck leyó una confesión. “Primero se debe saber que nací en la ciudad de Turney en Flandes, y el nombre de mi padre es John Osbek, que decía que John Osbek era controlador de la ciudad de Turney. Y el nombre de mi madre es Kathryn D’Affaro [de Faro] ". Warbeck luego explicó cómo algunos hombres ingleses lo habían obligado a fingir ser Rey RicardoHijo bastardo, Ricardo IV .

Después de la confesión Rey Enrique VII suavizó y puso al Pretendiente bajo arresto domiciliario. Los guardias proporcionaron a Warbeck alojamiento en la corte de Henry y le permitieron moverse libremente. Sin embargo, lo vigilaron de cerca y no le permitieron estar con su esposa.

Eso fue no el final de WarbeckProblemas para hacer.

Sobre 25 de julio de 1498, los dos embajadores de España que viven en Londres, Rodrigo de Puebla y Pedro de Ayala, escribió a su rey y reina informándoles sobre CabotExpedición.

Pedro De Ayala, que había formado parte de las negociaciones entre Portugal y España sobre la Tratado de Tordesillas, estaba particularmente molesto porque Cabot había pisado territorio español. El escribio, “Creo que Vuestras Majestades ya se han enterado de que el Rey de Inglaterra ya ha equipado una flota para explorar determinadas islas o un continente del que se ha asegurado que determinadas personas que partieron el año pasado desde Bristol en busca de las mismas se han recuperado…. visto el mapa hecho por el descubridor, que es otro genovés [en realidad veneciano] como Colón [Colón], que ha estado en Sevilla y en Lisboa [con Jerome Muenzer?] buscando obtener personas que le ayuden en su descubrimiento. Habiendo visto el rumbo que están siguiendo y la duración del viaje, encuentro que [la tierra] que han descubierto, o que están buscando, está poseída por Sus Altezas porque está en el cabo que cayó a Sus Altezas por el Convención de Portugal.

“Le dije [al rey Enrique] que creía que las islas eran las que encontraron Sus Altezas, y aunque le di la razón principal, no la quiso. Como creo que Vuestras Altezas ya se habrán enterado de todo esto y también de la carta o mappe mondi que este maestro ha hecho, no lo envío ahora, aunque está aquí, y por lo que puedo ver extremadamente falso, para hacer creer que estos no son parte de la dichas islas [las Indias Occidentales]. [Los historiadores esperan desesperadamente que el mapa salga a la luz algún día.]

Ayala declaró que Su Majestad el Rey Enrique había invertido en la expedición y "esperaba que este amorío(3) puede resultar rentable ".

Poco después de la partida, los barcos se encontraron con una tormenta. Uno o todos los barcos llegaron a Irlanda en busca de refugio. Hay dos versiones de lo que le sucedió Cabot y sus barcos después de eso. De acuerdo a Ricardo Hakluyt en su Navegaciones principales [publicado 1589-1600), un barco llegó cojeando a casa, gravemente dañado por una tormenta. Ese hubiera sido el barco Sebastián Cabot tomó pasaje, si estaba en la expedición con su padre. Los cuatro barcos restantes, junto con su Almirante, nunca más se supo de ellos. En general, se creía que se perdieron en el mar durante la tormenta que dañó el barco que regresó. Si Cabot llevaba el diario de un barco, éste se hundía hasta el fondo del mar con él en el Mateo.

Un segundo final de esta historia está evolucionando a partir de la información. Dr. Ruddock desenterrado, pero que aún no se ha confirmado. [Los investigadores del Proyecto Cabot están trabajando en eso]. Después de que los barcos se retrasaron por la tormenta en Irlanda:

  • Giovanni Antonio de Carbonariis, el legado papal mencionado anteriormente, que dirigía a los "frailes pobres" en su propio barco como parte de la flota de Cabot, llegó a Terranova y fundó una misión católica.
  • John Cabot en el Mateo Costaba América del Norte tan al sur como la costa norte de Venezuela y regresaba a Inglaterra por año. 1500.

Carbonariis y sus frailes

Te contamos antes sobre Papa Alejandro VIs recaudador de impuestos adjunto en Inglaterra, Giovanni Antonio de Carbonariis. Y mencionamos a los “pobres frailes italianos” que, según el embajador milanés Raimundo di Raimundis, le habían prometido obispados si acompañaban a Cabot de regreso a Terranova. Al parecer, Carbonariis se unió a los "frailes pobres" como su líder intrépido.

Probablemente con la ayuda del Vaticano, Carbonariis y sus frailes obtuvieron su propio barco llamado el Dominus Nobiscum [Dios esté con nosotros]. Después de sobrevivir a la tormenta en algún puerto de Irlanda, continuaron hacia Terranova, desembarcaron y establecieron una misión. La ubicación más probable sería la ciudad conocida como Carbonear hoy dia. [Si usted dice Carbonear con acento italiano, suena como Carbonariis.] Carbonear está al otro lado de Conception Bay desde St. John's. [Si esta historia es cierta, y la historia del Príncipe Madog no es cierta, entonces Carbonear fue el primer asentamiento europeo en América del Norte después del asentamiento vikingo. [(4)

Sabemos Carbonariis se unió a la expedición porque en 20 de junio de 1498 un mes después Cabot salido, Agostino Spinola, (5) que había asumido el cargo de Embajador del Duque de Milán después Raimundo di Raimundis huyó a Flandes, escribió una carta desde Londres al nuevo Duque de milán, Luis XII [quien también fue el rey de Francia]. En la carta, Spinola declaró que había recibido una carta dirigida a Messer Giovani Antonio de Carbonariis. “Guardaré la [carta] hasta su regreso. Se fue hace poco con cinco barcos, que Su Majestad envió para descubrir nuevas tierras ”.

Sabemos Carbonariis llegó hasta Irlanda según una carta escrita el mes siguiente, el 25 de julio de 1498, por el embajador de España Pedro de Ayala(6) a su Reyes Católicos, “Ha llegado la noticia de que uno de [CabotBarcos], en el que navegaba el otro Fray Buyl [Carbonariis] ha aterrizado en Irlanda en una gran tormenta con el barco muy dañado. El genovés [Cabot] siguió su camino ". [Eso significa que otro barco, no el que navegaba Carbonariis, era el barco averiado que regresaba cojeando a casa].

Dr. Alwyn Ruddock sugirió que en la siguiente primavera de 1499, Carbonariis y sus frailes partieron en su propio pequeño viaje de descubrimiento a Labrador. Ella pudo haber descubierto una vieja leyenda perpetuada por Richard Hakluyt en Navegaciones principales sobre una expedición que tuvo lugar en 1527 en un barco llamado Dominicus Noviscum y otra expedición que se produjo ese año con dos barcos, el Sampson y el María de Guildford.

Cronista inglés Samuel Purchas escribió sobre el Sampson y el María de Guildford en su libro Compra mis peregrinos(7) publicado en 1625. Purchas escribió eso Enrique VIII envió “dos bellos barcos, bien tripulados y avituallados, que tenían en ellos diversos [una variedad de] hombres astutos, para buscar regiones extrañas. " Los dos barcos partieron de Plymouth, Inglaterra, el 10 de junio de 1527, para Terranova. los Sampson, que se separó de su consorte en una tormenta, nunca más se supo de ella. los María de Guildford Terminó en St. John's, Terranova.

Dr. Ruddock también notó que ella estaba tratando de conectarse Carbonariis con una isla que apareció en una carta portuguesa en 1503 llamado Ilha de Frey Luis [Isla del Hermano Luis]. Se preguntó si esa isla sería un retiro ermitaño para los frailes de Carbonariis.

Que historiadores es eso Carbonariis y sus frailes hizo no Regreso a Bristol. No hay más registros de fray Carbonariis después de que se fue con Cabot. Su posición como Recaudador de ingresos papales fue rellenado a partir de cuatro años más tarde por un erudito y clérigo llamado Polydore Vergin [también conocido como Polidoro Virgilio], OMS Rey Enrique VII encargado de escribir una historia de Inglaterra.

VerginLa conclusión sobre lo que pasó con CabotLa expedición no diría nada sobre Carbonariis. “En esa época se hablaba de que algunos marineros en un viaje habían descubierto tierras en el océano británico, hasta ahora desconocidas. Esto era fácil de creer porque los soberanos españoles de nuestro tiempo habían encontrado muchas islas desconocidas. A donde, Rey Henry a petición de uno John CabotUn veneciano de nacimiento y un marinero de lo más hábil, ordenó que se preparara un barco, completo con tripulación y armas, que entregó al mismo Juan para que fuera a buscar esas islas desconocidas. John partió en este mismo año y navegó primero a Irlanda. Luego zarpó hacia el oeste. En el caso de que se cree que no encontró las nuevas tierras en ninguna parte más que en el fondo del océano, al que se cree que descendió junto con su bote, víctima del mismo océano, ya que después de ese viaje fue nunca más visto en ningún lado ".

La desaparición de Cabot

Dr. Ruddock propuso un resultado ligeramente más positivo para John Cabot. En su esquema para Exeter Press, incluyó los siguientes subtítulos para Capítulo trece(8):

  • La llegada al Caribe.
  • Colón en Hispaniola y Hojeda y [Amerigo] Vespucci explorando la costa de América del Sur.
  • Evidencia de archivos y narrativas españolas.
  • El encuentro con el barco de Cabot en Coquibaçoa y el viaje de regreso a casa.
  • Repercusiones en España

Dr. Evan T. Jones de la Universidad de Bristol y sus investigadores del Proyecto Cabot han proporcionado la siguiente traducción:

Después de que la tormenta amainó, Cabot en el Mateo dejó Irlanda y regresó a Terranova. Desde allí navegó hacia el sur a lo largo de la costa norteamericana en busca de Quinsay. Juan de la CosaMapa de 1500 sugiere que Cabot pudo haber presentado afirmaciones en el camino si no las hubiera hecho más tarde otro explorador inglés [tal vez William Weston].

Cabot era perfectamente capaz de tomar medidas latitudinales. Supo cuando pasó por Florida que estaba entrando en aguas españolas. Navegó por el Golfo de México hacia el Caribe. Luego, mientras navegaba hacia el este a lo largo de la costa norte de la actual Venezuela, se encontró con el capitán Alonso de Hojeda (1468-1515) (9), que estaba trabajando para Almirante colón. Sabemos que Hojeda podría haber estado en esa zona porque un documento español decía que el 20 de mayo de 1499, “Alonso de Hojeda zarpó de España hacia las Indias Occidentales”.

Historiador español Martín Fernández de Navarrete escribió, en 1829, a Colección de viajes y descubrimientos en el que afirmó: “Es cierto que [Alonso de] Hojeda en su primer viaje se encontró con ciertos ingleses en las cercanías de Coquibaçoa (10). Te mostramos la ubicación de Coquibaçoa en el siguiente mapa.

Se especula que Hojeda fugitivo CabotGráficos y lo envió a casa con una advertencia. Algunos dicen que los españoles asesinaron a los ingleses. Pero por las siguientes razones, Dr. Ruddock creía que Cabot llegó a casa sano y salvo.

La oficina de aduanas de Bristol siguió pagando ingresos por CabotPensión durante el tiempo entre 1498 y Michalmas [septiembre] 1499. Alguien también estaba pagando el alquiler de cuarenta chelines al mes en la casa de Cabot en Bristol.

Los historiadores originalmente asumieron que CabotLa esposa o los hijos estaban recaudando los ingresos y pagando el alquiler. Pero, Dr. RuddockEl esquema indicaba que encontró evidencia de que Cabot todavía estaba vivo hasta que 1500, y que murió en Bristol o Londres unos meses después. [La gente del Proyecto Cabot todavía está tratando de encontrar la fuente de su declaración y más información].

La documentación real confirma que en el año 1500, Alonso de Hojeda, Juan de la Cosa y posiblemente, Amerigo Vespucci, pasó el verano inspeccionando la costa de América Central para el Reyes de España. Amerigo Vespucci había heredado el negocio de capital riesgo de Giannotto Berardi cuando falleció. Existe cierta especulación de que Vespucci no estaba realmente en el viaje, que solo hizo que pareciera que lo estaba para poder nombrar los nuevos continentes. America después de sí mismo, en lugar de después Colón, Cabot, Hojeda, o De La Cosa. A los historiadores les resulta extraño que a los continentes se les haya dado el nombre de pila del hombre [nombre] en lugar de su apellido [apellido].

Tenemos más razones para creer que los ingleses [John Cabot, William Weston, u otros] navegaban en el Caribe ya en el año 1500 porque en 8 de junio de 1501, Fernando y Isabela instruido Alonso de Hojeda para regreso a Coquibaçoa “que vayas y sigas esa costa que has descubierto, que corre de este a oeste, según parece, porque va hacia la región donde se ha sabido que los ingleses estaban haciendo descubrimientos y que vas marcando con el [escudo de] armas de sus Majestades, u otros signos que se conozcan, que le parezcan buenos, para que se sepa que ha descubierto esa tierra, para que pueda detener la exploración de los ingleses en en esa dirección ”. (11) Los Reyes Católicos le prometieron a Hojeda que si“ detenía a los ingleses ”, recibiría seis leguas de tierra a lo largo de la costa de Española.

Cuenta de Sebastian Cabot

John CabotEl hijo Sebastián Más tarde se convirtió en un importante marinero y dejó relatos escritos de varios de sus viajes, uno de los cuales, afirmó, se llevó con su padre. Los historiadores se quejan, sin embargo, de que Sebastián a menudo distorsiona o confunde los hechos. A veces, Sebastián adoptó que los viajes de su padre eran los suyos. A veces mezclaba los hechos sobre los viajes de su padre con un viaje que él mismo hizo 1508 para 1509 para buscar el Pasaje del Noroeste.

En 1516, Pietro Martine, quien escribió una biografía de Sebastián Cabot, y otro de Cristóbal Colón, y quien los conocía a ambos personalmente, afirmó que Sebastián navegó por la costa sur a lo largo de América del Norte hasta el Caribe, navegando entre la costa y Cuba [lo que demuestra claramente que Cuba era una isla]. Pero algunos historiadores piensan que esta descripción fue realmente sobre John CabotViaje en 1498. La razón por la que piensan que esto es porque en 1534, Matire publicó un nuevo libro que eliminó la historia que había incluido originalmente sobre Sebastián.

A los efectos de este libro sobre Cruzando el océano mar, podemos decir con firmeza que los ingleses navegaban por el Caribe ya en 1500, si no antes. Podemos no que ingles?

Excepto por los escritos de Sebastián Cabot, las letras escritas en 25 de julio de 1498 por los dos embajadores españoles, Rodrigo de Puebla y Pedro De Ayala al Reyes Católicos son los últimos documentos escritos por contemporáneos de John Cabot sobre su expedición que aún sobrevive en la actualidad.

En 1997, para ayudar a celebrar el 500 aniversario de CabotViaje, el puerto de Bristol construyó una réplica del Mateo - con un pequeño truco, tiene un motor. Una tripulación de hombres de Bristol la llevó a Terranova siguiendo el camino más comúnmente creído del curso de Cabot. Hoy, cualquiera puede visitar el Mateo réplica en el puerto de Bristol. (12)


Autor frente a la réplica del Mateo en el puerto de Bristol, octubre de 2008.

Notas

  1. Barco cirujanos, a veces escrito churgions, realizó varias tareas, generalmente con una hoja de algún tipo. Cortan el pelo y la barba. Pero eran más que el equivalente de los barberos de hoy. Realizaron hazañas médicas, como extraer dientes y amputar miembros.
  2. Correspondencia de Don Pedro de Ayala, embajador de España en Londres, 1498
  3. El historiador Douglas Hunter sospechaba que por "anteriores asuntos eso resultó en nada ”, Ayala se refería a la expedición de 1480 de John Jay, Jr. y Thomas Lloyd, y la expedición de 1483 de Thomas Croft.
  4. Esta teoría fue presentada por James A. Williamson en 1962 en su libro Los viajes de Cabot. El Sr. David O. True había notificado a Williamson que el antiguo topónimo Carbonear era muy similar al nombre único Carbonariis.
  5. No conocemos la relación de Agostino Spinola y Benedetto. Agostino Spinola fue el vínculo entre Carbonariis y los financieros florentinos en Londres.
  6. De Puebla y Carbonariis tenían otra conexión. Para recortar gastos, De Puebla vivió en el convento agustino de Londres, la misma orden a la que pertenecía Giovanni Antonio de Carbonariis.
  7. Compras, Samuel. Compra a sus peregrinos, Volumen III, pág. 809
  8. Hunter, Douglas. La carrera hacia el nuevo mundo: Cristóbal Colón, John Cabot y una historia perdida de descubrimiento, Palgrave Macmillan, una división de St. Martin's Press, Nueva York, NY 1001. p. 248-249
  9. También deletreado Alonso de Ojeda
  10. Cita del sitio web de Niall Kilkenny: ¡El mito de Colón descubierto por fin !: ¡Cómo la Inquisición española le robó el Nuevo Mundo a Inglaterra! http://www.reformation.org/columbus-myth-exposed.html. Su fuente: Colección de viajes y descubrimientos [Español = Colección de los viages y descubriementos en español], vol. III, Madrid, 1829, pág. 41 también citado por Douglas Hunter, ibid. p. 243
  11. Ibídem
  12. www.matthew.co.uk

Fuentes

  1. El sitio web del Proyecto Cabot: http://www.bristol.ac.uk/history/research/cabot/
  2. Hunter, Douglas. La carrera hacia el nuevo mundo: Cristóbal Colón, John Cabot y una historia perdida de descubrimiento, Palgrave Macmillan, una división de St. Martin's Press, Nueva York, NY 1001
  3. El diario de Martín Sanudo, 1493
  4. Escritos del historiador Angelo Trevisan, secretario del embajador de Venecia en España.

El Tratado de Tordesillas (Tratado de Tordesilhas, Tratado de Tordesillas), firmado en Tordesillas el 7 de junio de 1494 y autenticado en Set & uacutebal, Portugal, dividió las tierras recién descubiertas fuera de Europa entre el Imperio portugués y la Corona de Castilla, a lo largo de un meridiano. 370 leguas al oeste de las islas de Cabo Verde, frente a la costa occidental de África.

La Universidad de Bristol (simplemente conocida como Universidad de Bristol y abreviada como Bris. En letras post-nominales, o UoB) es una universidad de investigación de ladrillo rojo ubicada en Bristol, Reino Unido.


Ver el vídeo: John Cabot - Explorer. Mini Bio. BIO (Diciembre 2021).