Información

Descubierta la herramienta de piedra más antigua jamás encontrada en Turquía, que se remonta a 1,2 millones de años


Los científicos han descubierto la herramienta de piedra más antigua que se haya encontrado en Turquía, revelando que los humanos pasaron por la puerta de entrada de Asia a Europa mucho antes de lo que se pensaba, hace aproximadamente 1,2 millones de años.

Según una investigación publicada en la revista Quaternary Science Reviews, el hallazgo fortuito de un copo de cuarcita trabajado humanamente, en depósitos antiguos del río Gediz, en el oeste de Turquía, proporciona una nueva perspectiva importante sobre cuándo y cómo los primeros humanos se dispersaron fuera de África y Asia.

El río Gediz, Turquía, donde se encontró la herramienta de piedra ( Wikimedia Commons )

Investigadores de Royal Holloway, Universidad de Londres, junto con un equipo internacional del Reino Unido, Turquía y los Países Bajos, utilizaron equipos de alta precisión para fechar los depósitos del antiguo meandro del río, dando el primer marco de tiempo preciso para cuando los humanos ocuparon el área.

La profesora Danielle Schreve, del Departamento de Geografía de Royal Holloway, dijo: "Este descubrimiento es fundamental para establecer el momento y la ruta de la dispersión humana temprana en Europa. Nuestra investigación sugiere que el copo es el artefacto más antiguo de Turquía con fecha segura jamás registrado. y fue arrojado a la llanura aluvial por un homínido temprano hace más de un millón de años ".

Los investigadores utilizaron datación radioisotópica de alta precisión y mediciones paleomagnéticas de los flujos de lava, que son anteriores y posteriores al meandro, para establecer que los primeros humanos estuvieron presentes en el área hace aproximadamente 1,24 millones y 1,17 millones de años. Anteriormente, los fósiles de homínidos más antiguos del oeste de Turquía se recuperaron en 2007 en Koçabas, pero la datación de estos y otros hallazgos de herramientas de piedra era incierta.

"El copo fue un hallazgo increíblemente emocionante", dijo el profesor Schreve. “Había estado estudiando los sedimentos en la curva del meandro y mi ojo fue atraído por una piedra rosada en la superficie. Cuando le di la vuelta para ver mejor, las características de un artefacto golpeado por humanos fueron inmediatamente evidentes.

"Al trabajar junto con geólogos y especialistas en datación, hemos podido poner una cronología segura a este hallazgo y arrojar nueva luz sobre el comportamiento de nuestros antepasados ​​más lejanos".

Imagen de portada: Herramienta de piedra de aproximadamente 1,2 millones de años. Crédito: Imagen cortesía de University of Royal Holloway London.

Fuente: Universidad de Royal Holloway London. "Descubierta la herramienta de piedra más antigua jamás encontrada en Turquía". Ciencia diaria. 23 de diciembre de 2014.


    Herramienta de piedra

    A herramienta de piedra es, en el sentido más general, cualquier herramienta hecha total o parcialmente de piedra. Aunque todavía existen sociedades y culturas dependientes de herramientas de piedra, la mayoría de las herramientas de piedra están asociadas con culturas prehistóricas (particularmente de la Edad de Piedra) que se han extinguido. Los arqueólogos a menudo estudian estas sociedades prehistóricas y se refieren al estudio de las herramientas de piedra como análisis lítico. La etnoarqueología ha sido un campo de investigación valioso para promover la comprensión y las implicaciones culturales del uso y la fabricación de herramientas de piedra. [1]

    La piedra se ha utilizado para fabricar una amplia variedad de herramientas diferentes a lo largo de la historia, incluidas puntas de flecha, puntas de lanza y molinillos. Las herramientas de piedra pueden estar hechas de piedra molida o piedra astillada, y una persona que crea herramientas a partir de esta última se conoce como pedernal.

    Las herramientas de piedra astillada están hechas de materiales criptocristalinos como pedernal o pedernal, radiolarita, calcedonia, obsidiana, basalto y cuarcita mediante un proceso conocido como reducción lítica. Una forma simple de reducción es golpear las escamas de piedra de un núcleo (núcleo) de material usando una piedra de martillo o un fabricante de martillo duro similar. Si el objetivo de la estrategia de reducción es producir escamas, el núcleo lítico remanente puede descartarse una vez que sea demasiado pequeño para su uso. En algunas estrategias, sin embargo, un pedernal reduce el núcleo a una preforma áspera unifacial o bifacial, que se reduce aún más utilizando técnicas de descascarado con martillo suave o descascarado por presión en los bordes.

    Las formas más complejas de reducción incluyen la producción de hojas altamente estandarizadas, que luego pueden convertirse en una variedad de herramientas como raspadores, cuchillos, hoces y microlitos. En términos generales, las herramientas de piedra astillada son casi omnipresentes en todas las sociedades anteriores al uso de metales porque se fabrican fácilmente, la piedra para herramientas suele ser abundante y son fáciles de transportar y afilar.


    Uno de los primeros tipos de herramientas de piedra podría remontarse a 2,6 millones de años, según muestran nuevos datos

    Averiguar cuándo la primera especie humana desarrolló y utilizó las herramientas de piedra por primera vez es una tarea importante para los antropólogos, ya que fue un paso evolutivo tan importante. Sorprendentemente, la fecha proyectada de la tecnología de la piedra temprana acaba de retrasarse decenas de miles de años.

    Utilizando un tipo de análisis estadístico introducido recientemente, los investigadores calcularon la proporción de artefactos de herramientas de piedra que podrían estar sin descubrir basándose en lo que se ha desenterrado hasta ahora. A su vez, esto nos da pistas sobre la edad que probablemente tengan los remanentes de herramientas que aún no conocemos.

    Estos cálculos revelan que los homínidos antiguos pueden haber estado usando herramientas básicas de Oldowan hace 2.617-2.644 millones de años (hasta 63.000 años antes de lo que sugieren los hallazgos anteriores), y las herramientas achelenses un poco más sofisticadas pueden haber sido utilizadas hace 1.815-1.823 millones de años (en menos 55.000 años antes de lo que se pensaba).

    "Nuestra investigación proporciona las mejores estimaciones posibles para comprender cuándo los homínidos produjeron por primera vez estos tipos de herramientas de piedra", dice el arqueólogo paleolítico Alastair Key de la Universidad de Kent en el Reino Unido.

    "Esto es importante por múltiples razones, pero al menos para mí, es más emocionante porque resalta que es probable que haya porciones sustanciales del registro de artefactos esperando ser descubiertas".

    El análisis estadístico de estimación lineal óptima (OLE) aplicado aquí ya se ha implementado para juzgar cuánto tiempo vivieron las especies antes de la extinción, basándose en los fósiles más recientes que se han encontrado. Se ha demostrado que el proceso es razonablemente preciso y en este estudio se utilizó a la inversa.

    Es poco probable que las herramientas de piedra más antiguas que los arqueólogos han desenterrado hasta ahora sean de hecho las más antiguas que se hayan utilizado (los expertos creen que muchas se pierden para siempre y es difícil fechar lo que se encuentra), pero OLE ofrece una forma de extrapolar los artefactos existentes. .

    Si bien OLE sigue siendo un enfoque emergente en arqueología, los investigadores detrás del nuevo estudio esperan que tenga una mayor aceptación. Si bien los mejores puntos de referencia siguen siendo hallazgos reales en el campo, estos descubrimientos físicos no cuentan la historia completa de lo que realmente estaba sucediendo hace millones de años.

    "La técnica de modelado de estimación lineal óptima fue desarrollada originalmente por mí y un colega hasta la fecha de las extinciones", dice el científico conservacionista David Roberts, de la Universidad de Kent.

    "Ha demostrado ser un método confiable para inferir el momento de la extinción de especies y se basa en los tiempos de los últimos avistamientos, por lo que aplicarlo a los primeros avistamientos de artefactos arqueológicos fue otro avance emocionante".

    La capacidad de los homínidos para picar piedras y usarlas para fines específicos abrió nuevos horizontes para estos primeros humanos: en términos de lo que podían cazar, lo que podían construir, cómo podían trabajar con alimentos y materiales, etc. Se le ha llamado un "umbral trascendental" en la evolución humana.

    Para darte una idea de cuánto tiempo hace que estamos hablando, se ha sugerido que el primer uso de herramientas de piedra es anterior al desarrollo de pulgares oponibles en los homínidos: estábamos rompiendo rocas antes de que pudiéramos agarrarnos adecuadamente a algo.

    Las herramientas de piedra más antiguas jamás encontradas datan de hace 3,3 millones de años, descubiertas en el sitio de Lomekwi en Kenia. Si bien no hay suficiente material en este sitio para realizar un análisis OLE, los investigadores creen que el uso de herramientas de piedra podría ir incluso más atrás, aunque también admiten que es probable que sus estimaciones cambien a medida que se realicen más excavaciones y descubrimientos.

    "Identificar cuándo los homínidos produjeron por primera vez las tecnologías Lomekwian, Oldowan y Acheulean es vital para múltiples vías de investigación sobre los orígenes humanos", escriben los investigadores en su artículo publicado.

    La investigación ha sido publicada en el Revista de la evolución humana.


    Herramientas de piedra oldowan y achelense

    El Oldowan es la industria de herramientas de piedra más antigua conocida. Estas herramientas, que datan de hace 2,5 millones de años, son un hito importante en la historia evolutiva humana: la evidencia más temprana de comportamiento cultural. Homo habilis, un antepasado del Homo sapiens, fabricó herramientas Oldowan.

    Descubiertos por primera vez en Olduvai Gorge en Tanzania, los artefactos de Oldowan se han recuperado de varias localidades en África oriental, central y meridional, la más antigua de las cuales es un sitio en Gona, Etiopía. La tecnología de Oldowan se caracteriza por lo que se conoce como "helicópteros". Los picadores son núcleos de piedra a los que se les quitan las escamas de parte de la superficie, creando un borde afilado que se utilizó para cortar, picar y raspar (imagen 1985–0235). El análisis microscópico de la superficie de las escamas extraídas de los núcleos ha demostrado que algunas de estas escamas también se utilizaron como herramientas para cortar plantas y matar animales.

    1,6 millones a 200.000 años atrás

    La tradición achelense constituyó una verdadera revolución en la tecnología de la edad de piedra. Herramientas de piedra achelense, que llevan el nombre del sitio de San Acheul en el río Somme en Francia, donde se descubrieron por primera vez artefactos de esta tradición en 1847, se han encontrado en una inmensa área del Viejo Mundo. Los informes de los descubrimientos de hachas de mano abarcan un área que se extiende desde el sur de África hasta el norte de Europa y desde Europa occidental hasta el subcontinente indio.

    Las herramientas de piedra achelense son el producto del Homo erectus, un antepasado más cercano a los humanos modernos. Las herramientas achelenses no solo se encuentran en el área más grande, sino que también es la industria de mayor duración, con una duración de más de un millón de años. Los primeros artefactos achelenses conocidos de África datan de hace 1,6 millones de años. Los sitios achelenses más antiguos de la India son solo un poco más jóvenes que los de África. En Europa, las primeras herramientas achelenses aparecen justo después de hace 800.000 años, cuando H. erectus se mudó al norte de África.

    La tecnología achelense se caracteriza mejor por sus distintivos hachas de piedra. Estos hachas de mano tienen forma de pera, de lágrima o de contorno redondeado, por lo general de 12 a 20 cm de largo y se descascaran sobre al menos parte de la superficie de cada lado (bifacial). Existe una variación considerable en el tamaño y la calidad de la mano de obra.

    Los hachas de mano achelenses eran herramientas de usos múltiples que se utilizaban en una variedad de tareas. Los estudios de los patrones de desgaste de la superficie revelan que los usos del hacha de mano incluían la matanza y el desollado de la caza, la excavación del suelo y el corte de madera u otros materiales vegetales. Además, las herramientas achelenses a veces se encuentran con huesos de animales que muestran signos de haber sido masacrados.

    El hacha de mano no fue el único objetivo del proceso de fabricación achelense. Al igual que el Oldowan, las escamas arrancadas del núcleo de piedra al crear el hacha de mano también se utilizaron como raspadores e instrumentos de corte (imagen 70-15). Posteriormente, la industria achelense, empleó la técnica de Levallois que produjo copos de forma y tamaño preplanificados, mejoró enormemente la eficiencia y utilidad de los copos como herramientas (imagen 74-18).

    Colección del Museo de Antropología

    Las hachas de mano africanas de la colección del Museo de Antropología de la Universidad de Missouri son del sur y norte de África. El artefacto más antiguo (imagen 1980-1008), del Sahara, data de hace entre 1.750.000 y 800.000 años. Otros del Sahara datan de hace 500.000 y 400.000 años (imágenes 1980-1010 y 1980-1013, respectivamente). Otro hacha de mano es de la temprana edad de piedra (imagen 1985–0236).

    Cabe señalar que no todos los hachas de mano europeos son achelenses, ya que la producción de hachas de mano continuó en las primeras fases de las siguientes tradiciones de herramientas de piedra tanto en África como en Europa. Un hacha de mano de St. Acheul, Francia, tiene una fecha registrada de 500,000 A.P. (imagen 1980–1009 ver también imagen 1980–1011, 1980–1012 y 1980–1014 para artefactos con fechas similares). Otro de la estación inferior del famoso sitio de Le Moustier, Francia, está fechado en 400.000 a. C. y muestra evidencia definitiva de la técnica de descamación de Levallois (imagen 1980-1015). También se encuentran en Le Moustier hachas de mano de Mousterian, la industria de herramientas de piedra de Homo neanderthalensis (neandertales), que comenzó hace unos 200.000 años y duró hasta hace unos 40.000 años en Europa y partes de Asia (imagen 1980-1016).

    Los artefactos Oldowan y Acheulean de la colección del Museo de Antropología de la Universidad de Missouri son representativos de un avance importante en la prehistoria humana temprana. Durante al menos los últimos dos millones y medio de años, la capacidad de fabricar y utilizar herramientas es una habilidad que ha permitido a la humanidad prosperar haciendo un uso cada vez más eficiente de los recursos del medio ambiente. Durante la mayor parte de este tiempo, dos de las herramientas más importantes han sido el helicóptero Oldowan y el hacha de mano Acheulean.

    El Dr. Charles A. Ellwood y el Dr. David Price Williams de la Asociación de Investigación Arqueológica de Swazilandia donaron generosamente los artefactos descritos en esta galería.

    Keely, Lawrence H. y Nicholas Toth. 1981. Pulimentos microwear en herramientas de piedra tempranas de Koobi Fora, Kenia. Nature 293: 464-65.

    Leakey, María. D. 1976. Un resumen y discusión de la evidencia arqueológica del lecho I y del lecho II, Garganta de Olduvai, Tanzania. En G. L. Isaac y E. McCown (eds.), Orígenes humanos: Louis Leakey y la evidencia de África Oriental (págs. 431-59). Menlo Park: Prensa de grapas.

    Phillipson, David W. 1993. Arqueología africana, 2ª edición. Cambridge: Cambridge University Press.

    Semaw, S., Renne, P., Harris, J. W. K., Feibel, C. S., Bernor, R. L., Fesseha, N. & amp K. Mowbray. 1997. Herramientas de piedra de 2,5 millones de años de Gona, Etiopía. Nature 385: 333-36.

    Toth, Nicholas. 1985. El Oldowan reevaluado: una mirada de cerca a los primeros artefactos de piedra. Revista de ciencia arqueológica 2: 101-20.

    Wynn, Thomas y Forrest Tierson. 1990. Comparación regional de las formas de las hachas de mano achelenses posteriores. Antropólogo estadounidense 92: 73-84.


    Las herramientas de piedra descascarada más antiguas apuntan a la repetida invención de herramientas de piedra

    Un nuevo sitio arqueológico descubierto por un equipo internacional y local de científicos que trabajan en Etiopía muestra que los orígenes de la producción de herramientas de piedra son más antiguos que hace 2,58 millones de años. Anteriormente, la evidencia más antigua de la producción y el uso sistemáticos de herramientas de piedra se remontaba a hace 2,58 a 2,55 millones de años.

    El análisis de los investigadores de los sitios de la edad de piedra temprana, publicado esta semana en el procedimientos de la Academia Nacional de Ciencias, sugiere que las herramientas de piedra pueden haber sido inventadas muchas veces de muchas formas antes de convertirse en una parte esencial del linaje humano.

    El sitio de excavación, conocido como Bokol Dora 1 o BD 1, está cerca del descubrimiento en 2013 del fósil más antiguo atribuido a nuestro género Homo descubierto en Ledi-Geraru en la región de Afar en el noreste de Etiopía. El fósil, un hueso de la mandíbula, data de hace unos 2,78 millones de años, unos 200.000 años antes de las herramientas de piedra en forma de escamas más antiguas. El equipo de Ledi-Geraru ha estado trabajando durante los últimos cinco años para averiguar si existe una conexión entre los orígenes de nuestro género y los orígenes de la fabricación sistemática de herramientas de piedra.

    Un importante paso adelante en esta búsqueda se descubrió cuando el geólogo de la Universidad Estatal de Arizona, Christopher Campisano, vio herramientas de piedra de bordes afilados que sobresalían de los sedimentos en una pendiente empinada y erosionada.

    "Al principio encontramos varios artefactos en la superficie, pero no sabíamos de qué sedimentos venían", dice Campisano. "Pero cuando miré por encima del borde de un pequeño acantilado, vi rocas que sobresalían de la cara de lutita. Escale desde el fondo usando mi martillo para rocas y encontré dos bonitas herramientas de piedra que comenzaban a desgastarse".

    Se necesitaron varios años para excavar a mano a través de metros de sedimentos antes de exponer una capa arqueológica de huesos de animales y cientos de pequeños trozos de piedra astillada que representan la evidencia más temprana de que nuestros antepasados ​​directos fabricaban y usaban cuchillos de piedra. El sitio registra una gran cantidad de información sobre cómo y cuándo los humanos comenzaron a usar herramientas de piedra.

    La preservación de los artefactos proviene de estar originalmente enterrados cerca de una fuente de agua.

    "Al observar los sedimentos bajo un microscopio, pudimos ver que el sitio estuvo expuesto solo por un tiempo muy corto. Los primeros humanos dejaron caer estas herramientas al borde de una fuente de agua y luego las enterraron rápidamente. El sitio permaneció así durante millones de años ", señaló la geoarqueóloga Vera Aldeias del Centro Interdisciplinario de Arqueología y Evolución del Comportamiento de la Universidad de Algarve, Portugal.

    Kaye Reed, quien estudia la ecología del sitio, es directora del Proyecto de Investigación Ledi-Geraru e investigadora asociada del Instituto de Orígenes Humanos de la Universidad Estatal de Arizona junto con Campisano, señala que los animales encontrados con estas herramientas eran similares a los que se encontraron solo unos pocos. kilómetros de distancia con los primeros fósiles de Homo.

    "Los primeros humanos que fabricaron estas herramientas de piedra vivían en un hábitat totalmente diferente al de 'Lucy'", dice Reed. "Lucy" es el apodo de una especie más antigua de homínido conocida como Australopithecus afarensis, que fue descubierta en el sitio de Hadar, Etiopía, a unos 45 kilómetros al suroeste del nuevo sitio BD 1. "El hábitat cambió de un matorral con árboles ocasionales y bosques ribereños a praderas abiertas con pocos árboles. ¡Incluso las jirafas fósiles estaban comiendo pasto!"

    Además de fechar una ceniza volcánica varios metros debajo del sitio, los geólogos del proyecto analizaron la firma magnética de los sedimentos del sitio. A lo largo de la historia de la Tierra, su polaridad magnética se ha invertido a intervalos que pueden identificarse. Otros sitios arqueológicos anteriores cercanos a la edad de BD 1 se encuentran en sedimentos de polaridad "invertida". El sitio BD 1 está en sedimentos de polaridad "normal". La inversión de "normal" a "invertida" ocurrió hace unos 2,58 millones de años, los geólogos sabían que BD 1 era más antiguo que todos los sitios conocidos anteriormente.

    El reciente descubrimiento de herramientas de piedra de percusión o martillos más antiguas en Kenia data de hace 3.3 millones de años, descritas como "Lomekwian", y huesos degollados en Etiopía muestra la profunda historia de nuestros antepasados ​​fabricando y usando herramientas. Sin embargo, los recientes descubrimientos de herramientas fabricadas por chimpancés y monos han desafiado las ideas de los "simios tecnológicos" de origen humano.

    Los arqueólogos que trabajaban en el sitio BD 1 se preguntaban cómo encajaba el descubrimiento de su nueva herramienta de piedra en esta imagen cada vez más compleja. Lo que encontraron fue que estas nuevas herramientas no solo eran los artefactos más antiguos hasta ahora atribuidos al "Oldowan", una tecnología que originalmente lleva el nombre de los hallazgos de Olduvai Gorge en Tanzania, sino que también eran distintas de las herramientas hechas por chimpancés, monos o incluso antepasados ​​humanos anteriores. .

    "Esperábamos ver algún indicio de una evolución desde Lomekwian hasta estas primeras herramientas de Oldowan. Sin embargo, cuando observamos de cerca los patrones, había muy poca conexión con lo que se conoce de los sitios arqueológicos más antiguos o con las herramientas que están fabricando los primates modernos. ", dijo Will Archer del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva en Leipzig y la Universidad de Ciudad del Cabo.

    Las principales diferencias parecen ser la capacidad de nuestros antepasados ​​para extraer sistemáticamente herramientas más pequeñas de bordes afilados de nódulos de piedra más grandes. Los chimpancés y los monos generalmente usan herramientas para actividades de percusión, para martillar y golpear alimentos como nueces y mariscos, lo que parece haber sido el caso de las herramientas lomekwianas de 3,3 millones de años.

    Algo cambió hace 2.6 millones de años, y nuestros antepasados ​​se volvieron más precisos y hábiles para golpear el borde de las piedras para hacer herramientas. Los artefactos BD 1 capturan este cambio.

    Parece que este cambio en la fabricación de herramientas ocurrió casi al mismo tiempo que los dientes de nuestro antepasado comenzaron a cambiar. Esto se puede ver en la mandíbula Homo de Ledi-Geraru. A medida que nuestros antepasados ​​comenzaron a procesar los alimentos antes de comer usando herramientas de piedra, comenzamos a ver una reducción en el tamaño de sus dientes. Nuestra tecnología y biología estaban íntimamente entrelazadas incluso hace 2,6 millones de años.

    La falta de conexiones claras con la tecnología anterior de herramientas de piedra sugiere que el uso de herramientas se inventó varias veces en el pasado.

    David Braun, arqueólogo de la Universidad George Washington y autor principal del artículo, señaló: "Dado que las especies de primates en todo el mundo usan martillos de piedra de manera rutinaria para buscar nuevos recursos, parece muy posible que en África muchos ancestros humanos diferentes encontraron nuevos formas de utilizar artefactos de piedra para extraer recursos de su entorno. Si nuestra hipótesis es correcta, esperaríamos encontrar algún tipo de continuidad en la forma de artefactos después de hace 2.6 millones de años, pero no antes de este período de tiempo. Necesitamos encontrar más sitios . "

    Hace 2,6 millones de años, parece haber una inversión a largo plazo en el uso de herramientas como parte de la condición humana.

    Las continuas investigaciones de campo en el área del proyecto Ledi-Geraru ya están produciendo más conocimientos sobre los patrones de comportamiento de nuestros primeros antepasados. Ya se han encontrado nuevos sitios y el equipo de Ledi-Geraru comenzará a excavarlos este año.

    Esta investigación fue apoyada por la Fundación Nacional de Ciencias de los Estados Unidos y la Fundación John Templeton.

    Esta investigación, "Los primeros artefactos Oldowan conocidos en & gt2.58 Ma de Ledi-Geraru, Etiopía, destacan la diversidad tecnológica temprana", se publica en el procedimientos de la Academia Nacional de Ciencias.


    Nuevo descubrimiento de las herramientas de piedra más antiguas del mundo

    Esta imagen sin fecha proporcionada por la revista Nature muestra un sitio arqueológico cerca del lago Turkana en Kenia.

    Los científicos que trabajan en África oriental dicen que han desenterrado las herramientas de piedra más antiguas jamás encontradas. Al parecer, se hicieron 500.000 años antes de que evolucionara el linaje humano.

    Un equipo dirigido por Sonia Harmand de la Universidad de Stony Brook en Nueva York encontró las herramientas en Kenia, cerca del lago Turkana. Es un área que ha producido numerosos fósiles y herramientas de los primeros humanos.

    Estas herramientas recién descubiertas se han fechado de manera confiable hace 3.3 millones de años, según los científicos que revisaron la investigación. Eso es 700.000 años más antiguo que el récord anterior de las herramientas de piedra más antiguas jamás encontradas.

    Eso es notable porque es mucho antes que el género humano, Homo, surgió hace 2,8 millones de años. Es evidente que estos primeros humanos no fabricaron estas herramientas. El equipo supone que fueron creados por un ancestro temprano de los humanos, probablemente un miembro de un género llamado Australopithecus. La famosa criatura parecida a un mono conocida como Lucy era de ese género y apareció por primera vez en África hace unos cuatro millones de años.

    Los principales expertos en herramientas de piedra que han visto las herramientas dicen que tienen las marcas de un proceso llamado "tallado". Al cortar un trozo de piedra se obtienen copos que pueden tener bordes afilados y son útiles para trabajar con plantas, frutos secos o carne. Estos copos se pueden distinguir de los trozos de roca que se encuentran de forma natural. El tallado también deja marcas características en la roca de la que se desprenden los copos.

    Richard Potts, director del Programa de Orígenes Humanos de la Institución Smithsonian, ha examinado las herramientas. Él le dice a NPR que son una "bolsa mixta", con algunos bastante toscos y otros un poco más sofisticados. Potts dice que no son tan avanzadas como la mayoría de las primeras herramientas creadas por humanos, pero "no hay duda de que es una herramienta con un propósito". Y es más sofisticado que el tipo de fabricación de herramientas que hacen los chimpancés, agrega, como dar forma a palos para sondear en busca de termitas en sus montículos subterráneos.

    Los científicos que estudian las herramientas de piedra dicen que es prematuro decir que estas herramientas llevaron a la evolución de los primeros humanos, comúnmente conocidos como Homo habilis, o "manitas" como a veces se les llama. La brecha entre estas herramientas y la más antigua conocida es tan larga (700.000 años) que sugiere que quien hizo estas herramientas recién descubiertas podría haber muerto con el conocimiento, y las herramientas de piedra se "reinventaron" nuevamente cientos de miles de años después.

    El descubrimiento fue anunciado en una reunión de la Sociedad de Paleoantropología en San Francisco esta semana. Se describió por primera vez en la revista Science.


    Las herramientas de piedra más antiguas son anteriores a los primeros humanos

    Fueron desenterrados en las orillas del lago Turkana en Kenia y datan de hace 3,3 millones de años.

    Son 700.000 años más antiguos que cualquier herramienta encontrada antes, incluso antes de los primeros humanos en el Homo género.

    El hallazgo, publicado en Nature, sugiere que especies más antiguas, como Australopithecus afarensis o Kenyanthropus platyops, puede haber sido más sofisticado de lo que se pensaba.

    "Son significativamente anteriores a cualquier cosa que se haya encontrado anteriormente", dijo el Dr. Nick Taylor, del Centro Nacional de Investigación Científica (CNRS) en Francia y la Universidad de Leiden en los Países Bajos.

    "Es realmente asombroso pensar que lo que separa al sitio más antiguo anterior y este sitio tiene 700.000 años de antigüedad". Es monumental. & Quot

    Las primeras herramientas del sitio, que se llama Lomekwi 3, se descubrieron en 2011. Fueron detectadas después de que los investigadores tomaran un camino equivocado mientras caminaban por el paisaje cálido y seco de Kenia.

    A finales de 2012, se habían encontrado un total de 149 herramientas, y en otra visita de campo en 2014 se han descubierto más aún.

    Incluyen escamas de piedra afiladas, cortadas de rocas más grandes, que probablemente se usaron para cortar.

    También se excavaron martillos y yunques, algunos de los cuales eran enormes.

    "El más grande que tenemos pesa 15 kg, que es enorme", dijo el Dr. Taylor a BBC News.

    & quot; En esta pieza, no muestra los signos de haber sido descascarada para producir otros artefactos. más bien, probablemente se usó como yunque.

    `` Probablemente descansaba en el suelo y los otros adoquines traídos al sitio, que estaban destinados a romperse para hacer herramientas, fueron golpeados contra este gran yunque ''.

    La datación de las cenizas volcánicas y los minerales alrededor de las herramientas sugiere que tienen 3,3 millones de años.

    Hasta este descubrimiento, los ejemplos más antiguos de esta tecnología eran las herramientas Oldowan de Tanzania, que datan de hace unos 2,6 millones de años.

    Los investigadores dicen que la diferencia de tiempo de 700.000 años revela cómo los métodos de fabricación y el uso cambiaron con el tiempo, haciéndose más avanzados.

    Los científicos no saben quién hizo las herramientas descubiertas en Kenia.

    Hasta ahora, algunos pensaban que Homo habilis - conocido como & quot; hombre hábil & quot - fue el más antiguo de nuestros antepasados ​​en el Homo género para utilizar herramientas.

    Pero con Homo fósiles que datan de hace solo 2.4-2.3 millones de años, ahora parece poco probable que este fuera el primer fabricante de herramientas.

    Otros hallazgos, como huesos de animales encontrados en Etiopía con marcas de corte que datan de hace 3,39 millones de años, también sugieren que el uso de herramientas comenzó antes. H. habilis.

    Los científicos ahora creen que los implementos de 3.3 millones de años fueron fabricados por otra especie más primitiva.

    El Dr. Taylor dijo: "Hay varios candidatos posibles en la actualidad.

    & quotHabía un homínido llamado Kenyanthropus platyops, que se ha encontrado muy cerca de donde se están excavando las herramientas Lomekwi 3. Y ese homínido existía en el momento en que se fabricaban las herramientas.

    `` Más ampliamente en la región de África Oriental hay otro homínido, Australopithecus afarensis, que es famoso por el fósil Lucy, que es otro candidato ''.

    Se suponía que ninguna de estas especies era particularmente inteligente: tenían características tanto humanas como de simios, con cerebros relativamente pequeños.

    Sin embargo, las herramientas sugieren que pueden haber sido más inteligentes de lo que se suponía.

    El Dr. Ignacio de la Torre, del University College London & # x27s Institute of Archaeology, describió esto como & quot; cambio de cuota & quot; hallazgo.

    "Es el descubrimiento más importante de los últimos 50 años", le dijo a BBC News.

    & quotSugiere que especies como Australopithecus podrían haber sido lo suficientemente inteligentes como para fabricar herramientas de piedra, que tenían las habilidades cognitivas y de manipulación para realizar tareas como esta.


    Los científicos están asombrados por las herramientas de la Edad de Piedra que desenterraron en Kenia

    Surtido de herramientas de la Edad de Piedra Temprana y Media encontradas en la Cuenca de Olorgesailie, Kenia. La herramienta de la izquierda es un hacha de mano.

    Nuestros antepasados ​​en el sur del Valle del Rift de Kenia fabricaron algunas herramientas bastante innovadoras. Y los hicieron mucho antes de lo que se pensaba.

    Las innovaciones más antiguas fueron las hachas diseñadas para sostenerse en la palma de la mano. Tenían la forma de una lágrima, con un extremo redondeado y un ojo puntiagudo. Los bordes eran ondulados y afilados. Y se ven como si fueran excelentes para cortar ramas o cortar el cadáver de un animal grande.

    Esta hacha de mano de la Edad de Piedra fue excavada en Olorgesailie, Kenia. Un análisis químico de la piedra muestra que se hizo con rocas disponibles localmente. Jay Reed / NPR ocultar leyenda

    "Pienso en las hachas de mano como la navaja suiza de la Edad de Piedra", dice el paleoantropólogo Rick Potts, director del programa Human Origins en el Museo Smithsonian de Historia Natural y uno de los científicos principales en un nuevo estudio realizado por un equipo de científicos internacionales.

    Los investigadores también encontraron que la próxima revolución tecnológica, que marcó el comienzo de la Edad de Piedra Media, ocurrió decenas de miles de años antes de lo que se pensaba.

    Y los investigadores piensan que los largos períodos de estrés de los repetidos terremotos y los ciclos de sequía y fuertes lluvias pueden haber empujado a estos primeros humanos a asociarse con las comunidades vecinas para encontrar formas de hacer frente.

    Rick Potts, director del Programa de Orígenes Humanos del Museo Nacional de Historia Natural en el Smithsonian. Ha estado excavando en el sur del Valle del Rift en Kenia desde la década de 1980. Jay Reed ocultar leyenda

    El equipo estaba excavando en una región llamada Olorgesailie en el sur de Kenia, un área llena de capas de sedimentos que datan de hace 1,2 millones de años. Las herramientas de piedra más antiguas descubiertas allí son características de lo que se llama la cultura achelense de la Edad de Piedra Temprana y consistían principalmente en hachas de mano.

    En este sitio de excavación de la cuenca de Olorgesailie, se encontraron pigmentos ocre rojos con artefactos de la Edad de Piedra Media. Esta es la evidencia más temprana de la extracción y el uso de pigmentos entre los humanos antiguos. Programa de Orígenes Humanos / Smithsonian ocultar leyenda

    En este sitio de excavación de Olorgesailie Basin, se encontraron pigmentos ocre rojos con artefactos de la Edad de Piedra Media. Esta es la evidencia más temprana de la extracción y el uso de pigmentos entre los humanos antiguos.

    Programa de Orígenes Humanos / Smithsonian

    Además de cortar ramas y cadáveres, es probable que las hachas se usaran para cavar en busca de agua para beber o tubérculos para comer. Los cadáveres probablemente pertenecían a animales grandes como los antepasados ​​gigantes (ahora extintos) de hipopótamos, elefantes y cerdos salvajes que vagaban por los pastizales en ese entonces. Potts dice que los humanos antiguos de esa época probablemente buscaban animales muertos, ya que sus pesadas y torpes hachas de mano no habrían servido bien para la caza mayor. "Estas son herramientas muy grandes", dice. "Pueden haber sido lanzados, pero no con mucha precisión".

    The hand axe was a multipurpose tool used by our ancestors for chopping up branches and carcasses as well as digging for tubers. They remained unchanged for several hundred thousand years. Jay Reed/NPR ocultar leyenda

    Nevertheless, these hand axes served the ancient humans well for several hundred thousand years — from 1.2 million years ago to 500,000 years ago — and the technology remained largely unchanged during the time.

    But around 320,000 years ago, the ancient humans seem to have switched to an entirely new technology. The scientists found numerous smaller, flatter, sharper stone tools.

    "We see a smaller technology, a more diverse series of stone tools," says Potts. These tools were designed for specific purposes — some were used as blades, some as scrapers or spear heads. The scientists report their findings in three new studies published Thursday in the journal Ciencias.

    "In Olorgesailie, you have the only record of the last million years in Africa," says Marta Mirazon Lahr, a paleoanthropologist who wasn't involved in the new study. And it's "the earliest ever documented Middle Stone Age in the whole continent."

    The new studies also show that by 320,000 years ago this technology was well established in the region, suggesting that human ancestors likely started developing it even earlier, she says.

    "The technology they have is not a crude, early version of the Middle Stone Age. It is the full-blown Middle Stone Age," Lahr says. "They have stone tools that are small, that are prepared and retouched, that are made with technique thought to come hundreds of thousands of years later."

    Obsidian rock found at Olorgesailie was originally brought by the ancient humans from distant places, some as far away as 50 miles from the site. Scientists think this is evidence of a larger social network of groups of ancient people who stayed in touch and exchanged obsidian and other resources. Jay Reed/NPR ocultar leyenda

    The diversity of stone tools from the Middle Stone Age suggests advanced thinking and planning. "The flakes are being much more carefully prepared for a particular purpose," says Alison Brooks, an anthropologist at George Washington University and an author of the three studies.

    "They are fairly small in size, compared to the technology of earlier people. And in addition, they are made with much finer grained material," which allowed them to better control shapes and sizes of the stone tools.

    "We see the ability to produce small triangular points, that look like they were projectile points," says Potts. "They were tapered at the end, so that could have been put on the shaft of something that flew through the air." In other words, a potentially lethal spear.

    So our ancestors likely shifted from scavenging to hunting. An analysis of the fossilized animal bones found in the sediments show that people in that period were eating a range of mammals — which were by now much smaller, and closer in size to the animals of today — including hares, rabbits and springbok and even a couple of species of birds and fishes, says Brooks.

    And they weren't just picking up nearby stones to create their weapons. Earlier hand axes were made primarily from volcanic basalt, sourced within 2 to 2.5 miles of where these humans lived. The latter weapons were made of stones like obsidian, which originated far from Olorgesailie.

    A small stone point made of non-local obsidian. The chemical composition of the artifact matches obsidian sources as far as 55 miles away. Jay Reed/NPR ocultar leyenda

    "That black obsidian, that rare rock was being transported, brought in in chunks, from 15 to 30 miles away," says Potts. "We have a couple of rocks that were brought from up to 55 miles away."

    These distances are far greater than what modern-day hunter gatherers travel over the course of a year, he says.

    "They weren't just traveling long distances and chipping rocks as they go," he adds. "If they did that, then there would have just been small chips of obsidian left at the archaeological sites where we dig. Instead we see large pieces of raw material coming in. The rocks were shaped at Olorgesaile itself."

    That kind of exchange of raw materials is a tell-tale sign of exchange between different groups of people, the scientists say. "In the Middle Stone Age, we begin to see the early stages of social networks, of being aware of another group and exchanging rocks over longer distances."

    Potts and his colleagues also find evidence of exchange of brightly colored red and black rocks that were then drilled into, possibly to extract pigment. This is the earliest evidence of the extraction of pigments, says Lahr.

    It's also evidence of a complex culture, where the ancient humans probably used pigments symbolically — perhaps to paint themselves, or their hides, or weapons. And where different groups exchanged raw materials (and possibly food).

    Red rock found on the site. There is evidence that the rock was drilled to extract its red pigment. Jay Reed/NPR ocultar leyenda

    There's that same kind of exchange today, says Brooks, referring to hunter gatherer groups like the Hadza people of northern Tanzania.

    "They deliberately maintain distant contacts with people in these other groups," she says. They have strategies to maintain these contacts — either by encouraging their children to marry into these other groups, or they take trips to visit the groups, to maintain ties by giving gifts. "It's a way of building up these distant contacts, which are extremely important for their survival."

    During times of stress, when food or water is scarce, people from one group can disperse and take shelter with other groups that they've cultivated a relationship with. "So the networks are like money in the bank, or wheat in your silo or cows in your barn," says Brooks. "They don't have any other way of saving for a rainy day."

    And as she and her colleagues show, the beginning of the Middle Stone Age in Kenya was preceded by a long and tumultuous phase in the region.

    "Things were going haywire, in terms of the development of geological faults, earthquake activity that moved the low places high and the high places low," says Potts. "It changed the shape of the landscape." This was accompanied by repeated cycles of droughts and high rainfall.

    "And it is precisely during those time periods that we expect to see hunting and gathering people to move further distances," says Potts, "and to begin to nurture relationships with groups beyond their own group."

    It is no different than what humans all over the world do today, he adds. When times are tough, we look for greener pastures. The archaeological records from the Middle Stone Age at Olorgesailie reveal "the roots of that kind of migration," he says.


    'New beginning to the known archaeological record' as oldest stone tools ever discovered found in Kenya

    The oldest stone tools have been discovered by archaeologists in Kenya who say they are 3.3m years old – about 700,000 years older than the previous most ancient stone implements.

    More than 100 primitive hammers, anvils and other stone artefacts have been unearthed in the desert hills bordering the western shores of Lake Turkana in the Kenyan Rift Valley in a discovery that the researchers claim “marks a new beginning to the known archaeological record”.

    The discovery undermines the argument that making stone tools was a defining characteristic of the direct human lineage leading to the emergence of Homo sapiens because it required a unique combination of manual dexterity and cognitive ability.

    The stone tools predate the earliest known members of the Homo genus by about half a million years, suggesting that the implements were made by another species of “hominin” – the non-ape human tribe – which may or may not have been one of our direct ancestors, scientists said.

    Scientists do not yet know which species made the stone tools but they suggest that a possible candidate is a “flat-faced”, ape-like hominin called Kenyanthropus platyops which was known to have lived in the same place at the same time. But they accept that the toolmaker could also have been another, as-yet undiscovered hominin species.

    “This is a momentous and well-researched discovery. I have seen some of these artefacts in the flesh, and I am convinced they were fashioned deliberately,” said Professor Bernard Wood of George Washington University, an expert on early human origins who was not involved in the discovery.

    The origin of stone tool-making is seen as crucial to the understanding of human prehistory because ultimately it led to greater social cooperation in hunting and the later evolution of more sophisticated tools and weapons made of flint, wood and animal bone.

    Although chimpanzees are known to use stone tools for various purposes, such as nut cracking, the deliberate creation of sharper edges by “knapping” one rock against another is seen as needing far greater dexterity, muscle control and cognitive ability, the scientists said.

    Archaeologists discovered the stone artefacts in a previously unexplored area at a known fossil site on the shores of Lake Turkana, which they discovered by accident after taking a wrong turn in the desert one morning in July 2011.

    hey went on to discover dozens of large stone tools and tool-making remnants that had been fashioned from nearby rock. A study of the site suggested it was covered in woodland 3.3m years ago, suggesting the tools could have been used for breaking open nuts or tubers, or bashing dead logs to get at the insects inside, the researchers said.

    They have called the site Lomekwi 3and have suggested that the type of primate tool-making is known by the name “Lomekwian” to distinguish it from the “Oldowan” tools made 700,000 years later at the Olduvai Gorge in Tanzania.

    “[They] shed light on an unexpected and previously unknown period of hominin behaviour and can tell us a lot about cognitive development in our ancestors that we can’t understand from fossils alone,” said Sonia Harmand of Stony Brook University in New York, and lead author of the study published in the journal Nature.

    Recomendado

    Richard Potts, director of Human Origins at the Smithsonian National Museum of Natural History, said: “Researchers have thought there must be some way of flaking stone that preceded the simplest tools known until now. Harmand’s team shows us just what this even simpler altering of rocks looked like before technology became a fundamental part of early human behaviour.”

    The oldest Oldowan tools were thought to have been made by an early member of the Homo genus, a species called Homo habilis or “handy man” which lived between 2.1m and 1.5m years ago.

    However, earlier this year scientists announced that they had discovered another member of the Homo genus that had lived about 2.8m years ago in the Afar region of Ethiopia – pushing back the human lineage by half a million years but still not far enough back to account for the stone tools at Lomekwi 3.


    Extended Data Figure 1 Map and schematic section at LOM3.

    a, Map showing xy coordinates of artefacts and fossils recovered en el lugar and from the surface at the site in 2011 and 2012. B, Schematic section showing vertical distribution of en el lugar artefacts and those located in the slope deposit at the excavation. Key is the same for both figures.

    Extended Data Figure 2 Geology of the LOM3 site.

    a, Stratigraphic sections around LOM3 (locations in B), showing relationship of site to marker tuffs and lithofacies. Sections aligned relative to top of flat-pebble conglomerate unit. B, GPS coordinates of stratigraphic sections (WGS84 datum).

    Extended Data Figure 3 Paleomagnetic data.

    a, Representative vector end-point plots of natural remanent magnetism thermal demagnetization data from specimen Toroto Tuff, tt2, wt59, wt50, wt45, wt36. Open and closed symbols represent the vertical and horizontal projections, respectively, in bedding coordinates. TD treatment steps: NRM, 100°, 150°, 200°, 250°, 300°, 350°, 400°, 450°, 475°, 500°, 525°, 550°, 575°, 600°, 625°, 650°, 660°, 670°, 675°, 680°, 690°, and 700°. V/M = 10 denotes a ∼ 10 cc cubic specimen. B, Equal-area projections for Section 1 (left) and Section 2 (right) of the lower Lomekwi Member (see Fig. 3a). Open and closed symbols are projected onto the upper and lower hemisphere, respectively, in bedding coordinates. Plotted are ChRM sample-mean directions for accepted samples only (that is, those with MAD values <15°). Overall mean directions were calculated after inverting the northerly (normal) directions to common southerly (reverse) polarity.

    Extended Data Figure 4 Paleoenvironmental reconstruction through pedogenic carbonate stable carbon isotopic analysis.

    a, LOM3 paleosol δ 13 CVPDB values (‰) ± 1σ, number of analyses, fraction woody canopy cover (ƒwc) and percent C4 biomass contribution to soil CO2. Asterisk denotes nodules sampled at the LOM3 site, 2011-2b (see Extended Data Fig. 2a). B, Schematic box and whisker plots of ƒwc from the LOM3 (3.3 Ma, this study) and Gona 33,54,55 (Busidima Fm, 2.5–2.7 Ma) lithic sites and other East African hominin localities from 3.2–3.4 Ma 34,55,56,57,58,59,60,61 relative to UNESCO structural categories of African vegetation 32,52 . Grey box denotes 25th and 75th percentiles (interquartile range) whiskers represent observations within upper and lower fences (1.5 × interquartile range) black line shows mean value grey line equals median value black circles indicate mild outliers. C, Summary statistics of paleosol δ 13 CVPDB values and ƒwc from LOM3 (3.3 Ma) and Gona 33,54,55 (2.5–2.7 Ma) lithic sites and other East African hominin localities from 3.2–3.4 Ma 54,55,56,57,58,59,60,61 . LOM3 δ 13 CVPDB values are significantly lower than those from the Busidima Formation at Gona (t-test, PAG < 0.001) and have a mean value that indicate 18% more woody canopy cover. When compared to paleosol δ 13 CVPDB values of the Koobi Fora, Nachukui, Chemeron, and Hadar formations from 3.2 to 3.4 Ma, LOM3 δ 13 CVPDB values are not significantly different (one-way ANOVA, PAG > 0.05).

    Extended Data Figure 5 Gradual uncovering of core I16-3 from en el lugar pliocene sediment.

    a, Photograph showing square I16 at the beginning of excavation. Yellow line indicates north wall of square (July 16, 2011, 12.14 p.m.). B, Close-up of square I16 indicating complete burial of as-yet-uncovered artefact I16-3 (12.14 p.m.). C, Square I16 after excavation had begun and artefact I16-3 was initially exposed (2:11 p.m.). D, Close-up of artefact I16-3 after being initially exposed (2.12 p.m.). mi, Close-up of artefact I16-3 after further excavation (3.02 p.m.). F, Square I16 after further excavation (5.32 p.m.). gramo, Close-up of artefact I16-3 after further excavation (5.34 p.m.). h, Close-up of artefact I16-3 after being completely freed from the surrounding matrix and flipped over for inspection (5.36 p.m.). I, Close-up of impression from under artefact I16-3 (5.47 p.m.).

    Extended Data Figure 6 Photos of selected LOM3 artefacts compared with similar experimental cores.

    Together with the technological analysis of the archaeological material, our replication experiments suggest that the LOM3 knappers were using passive hammer technique, in which the core, usually held in both hands, is struck against a stationary object that serves as the percussor 34 (also referred to as on-anvil, block on block or sur percuteur dormant 35 ) and/or bipolar technique, in which the core is placed on an anvil and struck with a hammerstone 34 . a, Unifacial passive hammer cores. Left is archaeological piece LOM3-2012 surf 106 (2.04 kg) right is experimental piece Expe 55 (3.40 kg) produced using the passive hammer technique. Selection of relatively flat blocks with natural obtuse angles. The flake removal process starts from a slighly prominent part of the block (white arrows show the direction of removals). The removals tend to be invasive. The flaked surface forms a semi-abrupt angle with the platform surface. A slight rotation of the block ensures its semi-peripheral exploitation. B, Unifacial bipolar cores. Left are archaeological pieces LOM3-2012-H18-1 (left, 3.45 kg) and LOM3-2012 surf 64 (right, 2.58 kg) right are experimental pieces Expe 39 (left, 4.20 kg) and Expe 24 (right, 2.23 kg) produced using the bipolar technique. The block selected are thicker and more quadrangular in shape with natural angles ≈90°. Flakes are removed from a single secant platform (white arrows show the direction of removals). The flaked surface forms an abrupt angle with the other faces of the block. Impacts due to the contrecoups (white dots) are visible on the opposite edge from the platform.

    Extended Data Figure 7 Photographs of selected LOM3 artefacts.

    a, Passive element/anvil (LOM3-2012 surf 50,15 kg). Heavy sub-rectangular block displaying flat faces and therefore a natural morphology and weight which would enable stability. B, Hammerstone showing isolated impact points (LOM3-2012 surf 33, 3.09 kg) and C, Hammerstone showing isolated impact points (LOM3-2012 surf 54, 1.63 kg), associated with a flake-like fracture on one end.


    Ver el vídeo: Κρίση ανάμεσα σε Αίγυπτο και Τουρκία (Noviembre 2021).