Información

La religión y las creencias de la antigua China


>

Este video analiza las diversas religiones y creencias de la antigua China.


Cultura china antigua (1600-221 a. C.): desarrollo y características

Los caracteres chinos antiguos eran pictográficos y más redondeados de lo que son hoy: por ejemplo, 日 ("sol") alguna vez fue un círculo con un punto en el medio.

La antigua cultura china, anterior a la era imperial (desde el 221 a. C.), tiene comienzos oscuros. Las invasiones posteriores y el contacto con culturas extranjeras han coloreado la cultura china, pero las formas subyacentes establecidas durante las eras Shang y Zhou todavía aparecen en la cultura china moderna en todo, desde la religión, las tradiciones, la vestimenta y la escritura en caracteres.

El pueblo Shang (c.1600-1046 a. C.) desarrolló formas culturales como la escritura pictográfica, la comida y la ropa típicas y enfatizó los proyectos de construcción a gran escala. Estas tradiciones fueron emuladas posteriormente en la era Zhou (1046-221 aC) cuando se desarrollaron las filosofías confucianas, las dinastías imperiales y la China moderna.


Cultura, tradición y costumbres chinas

La cultura china actual es una fusión de tradiciones del viejo mundo y un estilo de vida occidentalizado. Los dos coexisten como la fórmula tradicional de equilibrio Yin Yang. Esto se puede ver en la yuxtaposición de imponentes rascacielos con edificios patrimoniales, el contraste de la moda occidental con el vestido tradicional chino Qipao, la afinidad paradójica de la gente por las dim sumas y McDonald's.

La cultura china antigua tiene más de 5000 años. La historia cultural china tiene una enorme diversidad y variedad. La sofisticada civilización china era rica en artes y ciencias, elaboradas técnicas de pintura e impresión y delicada cerámica y escultura. Las tradiciones arquitectónicas chinas fueron muy respetadas en todo el mundo. La lengua y la literatura, la filosofía y la política chinas todavía se consideran una fuerte influencia. La cultura china logró conservar su identidad única hasta el advenimiento de la cultura occidental a mediados del siglo XIX.

Religión, filosofía y política chinas: el confucianismo, el taoísmo y el budismo han dejado una impresión colectiva y duradera en la cultura y la tradición chinas. El confucianismo propagó “Ren” (Amor) y “Li” (rituales), lo que significa respeto por la sociedad y la jerarquía social. El taoísmo defendía la controvertida filosofía de la inacción. El budismo hizo hincapié en la necesidad de alcanzar la autoemancipación a través de buenas acciones.

Sitios web relevantes:

Grupos étnicos

China, un gran estado multinacional unido, está compuesto por 56 grupos étnicos. Los chinos han representan el 91,59% de la población china total, y los otros 55 grupos constituyen el 8,41% restante, según el Quinto Censo Nacional de Población de 2000.

Estos numerosos grupos étnicos comparten las vastas tierras de China pero, al mismo tiempo, muchos viven en sus comunidades individuales. Las relaciones entre los diferentes grupos étnicos se han formado durante muchos años.

Lenguaje distinto

Si bien se hablan cientos de dialectos chinos en toda China, un idioma minoritario no es simplemente un dialecto. Más bien, es un idioma con distintas diferencias gramaticales y fonológicas del chino. Las familias lingüísticas incluyen sino-tibetano, altaico, indoeuropeo, austroasiático y austronesio. Veintiún grupos étnicos minoritarios tienen sistemas de escritura únicos.

Religión china

Budismo en China

El budismo es la religión más importante de China. En general, se cree que se extendió a China en el año 67 d. C. durante la dinastía Han (206 a. C.-220) desde Hotan en Xinjiang hasta China central. Durante su desarrollo en China, tuvo una profunda influencia en la cultura y los pensamientos tradicionales chinos, y se ha convertido en una de las religiones más importantes de China en ese momento.

Tres formas diferentes de esta religión evolucionaron a medida que llegaba a los centros de población en diferentes momentos y por diferentes rutas. El origen social y étnico de cada lugar también afectó la forma en que se desarrolló cada una de estas formas y, finalmente, se las conoció como budismo han, tibetano y del sur.

A lo largo de su larga historia, el budismo ha dejado un impacto imborrable en la civilización china. Muchas palabras y frases tienen raíz en un origen budista. Tomemos como ejemplo una frase coloquial, "sostener el pie de Buda en el momento" significa "hacer un esfuerzo de último minuto". Esto revela en cierto sentido la verdadera actitud de los chinos hacia los aspectos utilitarios de la fe. Mucha gente se inclina a los dioses que encuentren y quemarán incienso en cualquier templo.

En la literatura, las huellas del budismo y el zen son obvias. Un buen número de poetas famosos de la dinastía Tang, como Bai Juyi, eran budistas laicos, pero esto no les impidió disfrutar un poco de vez en cuando. Así como las clases de cuello blanco de hoy van a los bares, los eruditos Tang iban a los restaurantes para beber y coquetear con los almahs.

En la China de hoy, los templos budistas, las cuevas y grutas budistas y las montañas sagradas budistas, especialmente las que figuran en las reliquias históricas y culturales nacionales o provinciales, se han convertido en los puntos calientes del turismo. No es raro que los ingresos de un templo cubran los gastos de todo un condado o distrito.

Referencia del sitio web:

Taoísmo en China

En el idioma chino, la palabra tao significa "camino", lo que indica una forma de pensar o de vida. Ha habido varias formas de este tipo en la larga historia de China, incluidos el confucianismo y el budismo. Aproximadamente en el siglo VI a. C., bajo la influencia de ideas atribuidas a un hombre llamado Lao-Tsé, el taoísmo se convirtió en "el camino". como el confucianismo, ha influido en todos los aspectos de la cultura china.

El taoísmo comenzó como un sistema complejo de pensamiento filosófico al que solo unos pocos individuos podían disfrutar. En siglos posteriores surgió, quizás bajo la influencia del budismo, como religión comunal. Posteriormente evolucionó como una religión popular popular.

Taoísmo filosófico habla de un Tao permanente en la forma en que algunas religiones occidentales hablan de Dios. El Tao se considera innominado e incognoscible, el elemento unificador esencial de todo lo que es. Todo es básicamente uno a pesar de la apariencia de diferencias. Debido a que todo es uno, los asuntos del bien y del mal y de lo verdadero o falso, así como las opiniones diferentes, solo pueden surgir cuando las personas pierden de vista la unidad y piensan que sus creencias privadas son absolutamente ciertas. Esto se puede comparar con una persona que mira por una pequeña ventana y piensa que ve el mundo entero, cuando todo lo que ve es una pequeña porción de él. Como todo es uno, la vida y la muerte se funden, al igual que las estaciones del año. No se oponen entre sí, sino que son solo dos aspectos de una sola realidad. La vida del individuo proviene del uno y vuelve a él.

El objetivo de la vida de un taoísta es cultivar una relación mística con el Tao. Por lo tanto, los adherentes evitan dispersar sus energías en la búsqueda de riqueza, poder o conocimiento. Al evitar toda distracción terrenal, el taoísta puede concentrarse en la vida misma. Cuanto más larga sea la vida del adherente, más santa se presume que se ha vuelto la persona. Finalmente, la esperanza es volverse inmortal.

Referencia del sitio web:

Confucianismo en China

Confucio fue el filósofo más famoso de China. Vivió en la antigua China durante la dinastía Zhou. Confucio era un funcionario del gobierno y durante su vida (vivió entre el 551 y el 479 a. C.) vio un creciente desorden y caos en el sistema. Quizás debido a la confusión y las injusticias que vio, se propuso desarrollar un nuevo código moral basado en el respeto, la honestidad, la educación, la bondad y los fuertes lazos familiares. Más tarde, sus enseñanzas se convirtieron en la base de la vida religiosa y moral en toda China.

Las cinco virtudes de Confucio

Confucio creía que un buen gobierno fue la base de una sociedad pacífica y feliz. Y la base de un buen gobierno fue buenos funcionarios. Para convertirse en un "buen funcionario", una persona tenía que dominar las siguientes Cinco virtudes:

Li para la etiqueta ritual, los modales, la gravedad

"La naturaleza de los hombres es similar, son sus hábitos los que los separan".

Ren representa la bondad hacia el prójimo

“Olvídate de las lesiones, nunca olvides las bondades”.

Xin representa veracidad, fidelidad y sinceridad

"El hombre superior es modesto en su discurso, pero sobresale en sus acciones"

Yi por justicia u honestidad, generosidad de alma

"Cuando vemos hombres de carácter contrario, debemos volvernos hacia adentro y examinarnos a nosotros mismos"

Xiao por la piedad filial, por los fuertes valores familiares

"La fuerza de una nación se deriva de la integridad del hogar"

Comida china

Pato asado de Beijing

A menudo se dice que si estás en Beijing, hay esencialmente dos cosas que debes hacer: una es escalar la Gran Muralla China, y el otro es comer pato a la pekinesa. Una vez confinado a las cocinas del palacio, el legendario pato de Pekín ahora se sirve en miles de restaurantes en Beijing, así como en todo el mundo.

El origen del pato de Pekín se remonta a la dinastía Ming, hace unos 600 años. Cocineros de toda China viajaron a la capital Beijing para cocinar para el Emperador. Era una ocupación prestigiosa ya que solo los mejores chefs podían ingresar a las cocinas del palacio. ¡Un gran cocinero incluso pudo alcanzar el rango de ministro!

Fue en estas cocinas donde los chefs palaciegos crearon y elaboraron por primera vez platos de una calidad excepcional como el pato a la pekinesa. Sin embargo, muchas de las recetas de esos "alimentos del Emperador" se sacaron de contrabando de la cocina y las llevaron a las calles de Beijing. Con la eventual caída del Dinastía ching En 1911, los chefs de la corte que abandonaron la Ciudad Prohibida establecieron restaurantes alrededor de Beijing y llevaron el pato de Pekín y otros platos deliciosos a las masas.

En la temporada de invierno, cuando las temperaturas frías y los vientos gélidos prevalecen sobre la tierra, a la gente le gusta comer alimentos que calientan instantáneamente sus cuerpos y les levantan el ánimo. Por eso, la olla caliente es una opción deliciosa y abundante. Familias o grupos de amigos se sientan alrededor de una mesa y comen de una olla humeante en el medio, cocinando, bebiendo y charlando. Comer olla caliente no es una actividad pasiva: los comensales deben seleccionar bocados de comida cruda preparada de platos esparcidos por la mesa, colocarlos en la olla, esperar a que se cocinen, sacarlos de la sopa, mojarlos en la salsa preferida, y luego cómelos calientes, frescos y tiernos. También pueden servir el caldo de la olla y beberlo.

La alta temperatura en la olla caliente es un símbolo de la calidez del sentimiento tierno que las personas que se sientan a su alrededor tienen entre sí, mientras que la forma redonda del aparato es un indicio de la falta o ausencia total de irregularidades en el hombre a ... relación de hombre. Sin duda, esta forma de comer no es solo una encarnación figurativa, sino una indicación visual de la voluntad de comer de la misma olla y de compartir el mismo lote. Este es el mérito más preciado de la conciencia de grupo.

La olla caliente no es solo un método de cocción, también proporciona una forma de comer. No es solo un modo dietético, también es un modo cultural. Como modo dietético, la olla caliente puede ser utilizada por muchas personas que cenan juntas o por una persona que come sola. Sin embargo, ¡cuán pocos son esos comensales solitarios que se encuentran en un restaurante! En un restaurante de ollas calientes es muy difícil encontrarse con un cliente cenando solo. Esto no se debe a que el comensal quiera economizar, sino a que cenar solo frente a una olla caliente carece de interés y alegría.


¿Qué es la religión en China? Una breve historia

La compleja y cambiante relación entre el estado chino y las religiones de la nación se remonta a miles de años. Si bien el estado nunca luchó verdaderamente con los líderes religiosos por el poder, gobernó una religiosidad arraigada en la población, una que se describe mejor como difusa, no excluyente y pluralista. Como compañero de El marco inmanente& # 8216s recientemente lanzada serie de ensayos sobre el estado de la religión en China, esta pieza se embarca en un breve estudio histórico, que describe la amplia variedad de creencias y prácticas que la religión en China encapsula, y prestando especial atención a los eventos y filosofías que han dio forma a las políticas de la República Popular China atea.

Historia temprana

Las religiones chamánicas se encuentran entre las tradiciones religiosas más antiguas registradas en China, y se remontan al menos a la dinastía Shang (1600 a. C. - 1050 a. C.). Los elementos de estas tradiciones tempranas continúan formando una parte importante de lo que ahora se llama religión popular (o tradicional) china, un término elástico que se refiere colectivamente a las numerosas creencias, cultos y prácticas locales que han evolucionado desde entonces. Componentes importantes del pensamiento religioso chino surgieron durante este período, como el concepto de reinos de otro mundo, el estatus elevado de los antepasados, el uso de médiums de adivinación y espíritu, la adoración del cielo / cielo y la ofrenda de alimentos como sacrificios.

El período de Primavera y Otoño / Reinos Combatientes (771 a. C.-221 a. C.), aunque estuvo plagado de caos y guerra, también vio un florecimiento de la actividad intelectual conocida como las Cien Escuelas de Pensamiento. Estas cien escuelas incluían, entre otras, el taoísmo, basado en las obras del legendario sabio Laozi, así como las enseñanzas del filósofo Confucio, que luego formaría la base de la ideología oficial del estado imperial chino. El budismo se introdujo desde el subcontinente indio a través de la Ruta de la Seda durante la dinastía Han (206 a. C.-220 d. C.). La primera referencia documentada se registró bajo el reinado del emperador Ming (58-75). A través de la influencia e interacción mutuas, estas tres tradiciones (budismo, confucianismo y taoísmo) formaron la base de la Sanjiao (三 教, “tres enseñanzas”), un modelo influyente que ve las tres alternativamente como complementarias o fundamentalmente similares, pero en cualquier caso como elementos de un agregado armonioso. Aunque cada tradición tenía su propio canon y líderes, ninguno era autónomo o exclusivo, la mayoría de los chinos comprometidos con las deidades, liturgias, personas y rituales de todos los Sanjiao.

Además del budismo, otras religiones extranjeras eventualmente se abrirían camino hacia China, como el zoroastrismo, que ingresó a China a través de comerciantes de Asia Central. La dinastía Tang (617-907), como la dinastía Han antes de ella, poseía un enorme poder y territorio, lo que permitía un amplio contacto con culturas extranjeras y, por lo tanto, fomentaba una era de cosmopolitismo. Tanto el maniqueísmo como el islam se introdujeron durante este tiempo. Cao'an, en Fujian, es uno de los pocos templos maniqueos que sobreviven en la actualidad, y la mezquita Huaisheng en Guangdong es una de las mezquitas más antiguas del mundo. La presencia del cristianismo en China, en forma de la Iglesia de Oriente (o la Iglesia Nestoriana), se documentó por primera vez en la Estela Nestoriana. Escrita en chino y siríaco y erigida en 781 en Xi'an, la estela relata la historia temprana del cristianismo en China y su reconocimiento oficial por parte del emperador.

A medida que China continuó importando, interpretando y practicando diferentes religiones, el estado buscó administrarlas, así como ocasionalmente promover o purgar ciertas tradiciones. Por ejemplo, el primer emperador Han Wu (141 a. C.-87 a. C.) patrocinó oficialmente el confucianismo en la educación y el gobierno, estableció ritos y sacrificios imperiales y abrazó a los místicos y médiums espirituales en su corte. Por el contrario, el reinado del difunto emperador Tang Wuzong (840-846) fue testigo de una persecución religiosa masiva contra las religiones extranjeras un devoto taoísta, Wuzong destacaría el cristianismo, el maniqueísmo, el zoroastrismo y, sobre todo, el budismo por su corruptora influencia económica y social en Sociedad china. El alcance y la influencia de estas diferentes tradiciones religiosas aumentaría y menguó a lo largo de diferentes dinastías y emperadores y a medida que evolucionaran y se adaptaran a la cultura china. Por ejemplo, mientras que el cristianismo, el islam y el budismo tibetano se convirtieron en las principales influencias entre las élites gobernantes bajo la cosmopolita dinastía Yuan (1271-1368), la dinastía Ming, más aislacionista (1368-1644), vio un retorno a la cultura nativista. Sanjiao primacía.

Invasión europea

La interacción con las tradiciones religiosas europeas comenzó durante la última dinastía Ming con la llegada de las órdenes católicas, principalmente la Compañía de Jesús. Generalmente tolerados y ocasionalmente favorecidos durante toda la dinastía Ming, así como durante la primera dinastía Qing (1644-1912), los jesuitas estuvieron en el centro de la "Controversia de los ritos", un feroz debate entre los católicos sobre si el culto ancestral y la veneración de Confucio eran aceptable para los conversos católicos. El decreto del Papa Clemente XI en 1704 falló en contra de la política más complaciente de los jesuitas, que a su vez condujo al destierro del cristianismo por parte del emperador chino. Esta controversia, combinada con la discusión sobre el término correcto para "Dios" en chino, marca uno de los muchos intentos de definir y comprender la religiosidad china a través de un marco occidental.

Las Guerras del Opio (1839-1842 1856-1860) abrieron de nuevo a China a las incursiones de las potencias europeas, que trajeron consigo no solo el protestantismo, sino también conceptos occidentales que complicarían y darían forma a la comprensión de la religiosidad china. Los términos zongjiao (宗教, “religión”) y mezclando (迷信, “superstición”), términos que realmente no existían en el discurso chino antes de la interacción con los europeos, aparecieron por primera vez durante esta época, así como sus connotaciones de exclusividad, organización y escritura. Los términos probablemente fueron importados de Japón, que estaba lidiando con problemas similares al reclasificar la relación entre la política, la religión y la sociedad después del contacto europeo. Por el contrario, la palabra confucianismo, que significa la “religión” de Confucio, data de esta época, aunque sigue siendo un término algo problemático, sin equivalente directo en chino. Con el estado imperial Qing en rápido declive, debido en parte a elementos religiosos agresivos (como las rebeliones Taiping y Boxer), estas nuevas nociones occidentales ayudaron a dar forma a las reformas radicales de finales del siglo XIX que tenían como objetivo modernizar la nación. Por ejemplo, Kang Youwei, uno de los líderes del movimiento de reforma de los Cien Días (1898), rechazó dramáticamente las creencias tradicionales chinas por considerarlas atrasadas, apuntó a templos y otros edificios religiosos para su apropiación y propuso establecer la ideología confuciana como religión nacional.

Caos y agitación

El pensamiento antitradicional y antirreligioso no disminuyó con el colapso de la dinastía Qing en 1912, cuando los líderes intelectuales de los movimientos del 4 de mayo y de la Nueva Cultura se unieron contra las creencias tradicionales y la cultura confuciana, así como contra las influencias religiosas extranjeras (como el cristianismo). ) en sus esfuerzos por crear una sociedad china moderna. La dicotomía religión / superstición en particular tuvo una gran influencia en las políticas de este período. El gobierno nacionalista (1928-1949) reconoció cinco religiones (budismo, catolicismo, taoísmo, islam y protestantismo), pero consideró que la mayoría de las demás creencias y tradiciones eran superstición (el confucianismo, considerado como un sistema ético y filosófico, no formaba parte de esta categorización ). Por ejemplo, la religión popular china, que no estaba organizada ni basada en textos teológicos, fue objeto de represión, aunque los esfuerzos por erradicarla fracasaron en gran medida debido a la agitación general de la época.

La República Popular de China se estableció en 1949 y su política inicial hacia la religión puede verse como una continuación parcial del pensamiento nacionalista. A pesar del desprecio comunista por todas las religiones, el Partido Comunista Chino (PCCh) reconoció las mismas cinco religiones que tenían los nacionalistas y ayudó a crear asociaciones patrióticas representativas para cada una de ellas durante la década de 1950. La Administración Estatal de Asuntos Religiosos (SARA) se estableció para comprometerse con la religión a nivel institucional, mientras que el Departamento del Frente Unido, un legado tanto de la Segunda Guerra Sino-Japonesa como de la Guerra Civil China, se ocupó de los líderes religiosos. La persecución de la religión popular china, sin embargo, solo se intensificó, considerada como `` superstición feudal '', los pasillos, santuarios, estatuas y templos en toda China fueron desmantelados o reutilizados como parte de los esfuerzos del PCCh para reorganizar radicalmente la sociedad china.

El llamado de Mao Zedong a una renovada lucha de clases en 1966 encendió la Revolución Cultural, comenzando uno de los esfuerzos más completos para destruir la vida religiosa y tradicional en China. Se condenó tanto a la Administración Estatal de Asuntos Religiosos como al Departamento del Frente Unido, se disolvieron las asociaciones patrióticas, se persiguió a los líderes y practicantes religiosos y se prohibieron todas las formas de expresión religiosa. Como parte de la campaña Destroy Four Olds, los Guardias Rojos demolieron y profanaron innumerables artefactos históricos y religiosos, edificios y textos, incluido el saqueo y vandalismo del cementerio de Confucio.

Historia reciente

Con la muerte de Mao y el fin de la Revolución Cultural en 1976, Deng Xiaoping se convirtió en el líder supremo de China en 1978. Deng iniciaría importantes reformas económicas y sociales, y la religión, efectivamente prohibida durante la Revolución Cultural, regresó lentamente a medida que las regulaciones se fueron imponiendo. Se reactivó la levantada SARA, al igual que las cinco asociaciones patrióticas. los Sanjiao, en particular, vio el apoyo del estado, ya que los lugares de culto destruidos o dañados fueron reconstruidos, pero el catolicismo, el islam, el protestantismo y la religión popular china también crecieron considerablemente.

En 1982, el mismo año en que se adoptó la constitución actual, el PCCh formuló su filosofía rectora actual sobre la religión en lo que se conoce como Documento Número 19. Tomando la visión marxista tradicional de la religión, el PCCh considera la religión como una fuerza negativa, y el PCCh Los miembros deben ser ateos y trabajar por un tiempo en el que “la gran mayoría de nuestros ciudadanos podrán tratar con el mundo y nuestros semejantes desde un punto de vista científico consciente, y ya no tendrán necesidad de recurrir a un mundo ilusorio de dioses para buscar consuelo." No obstante, el documento reconoce que en el corto plazo la religión seguirá siendo parte de la sociedad, y como tal se debe gestionar adecuadamente diferentes apartados que detallan la necesidad de restaurar los lugares de culto, la relación entre religión y minorías étnicas, la importancia de los cinco patriotas. asociaciones, y la protección estatal de la libertad de creencias religiosas.

Los últimos años han visto un aumento de la religiosidad en casa en todas las tradiciones religiosas, coincidiendo con los disturbios político-religiosos en lugares como Xinjiang y el Tíbet, así como problemas con los supersticiosos. xiejiao (邪教, “cultos malvados”) como Falun Gong. Esto no ha pasado desapercibido para líderes chinos como Hu Jintao (ex Secretario General / Presidente de China) y Wang Zuoan (actual director de SARA), quienes reconocen el papel que juega la religión en la construcción de una “sociedad próspera” pero también su potencial para “ malestar y antagonismo ". Con los enormes cambios socioeconómicos internos que se están produciendo, así como la creciente influencia de China en el escenario global, la presión está sobre el estado, cuyas políticas sobre religión posiblemente todavía recuerdan a las de hace cien años, para que se involucre con la religión de maneras nuevas y constructivas. .

Muchas gracias a Buzzy Teiser y Vincent Goossaert por sus comentarios y sugerencias sobre un borrador anterior de este artículo.


Religión y cosmovisión

El país de China abarca una diversidad de creencias y sistemas religiosos entre su gente. Una gran mayoría de la nación se identifica como no tener una denominación religiosa o poseer una creencia atea. Como sociedad comunista, China no está afiliada a ningún tipo de religión. Sin embargo, un porcentaje sustancial de la población practica las religiones tradicionales asiáticas, a saber, el confucianismo, el taoísmo y el budismo.

Los analectos o escritos de Confucio.

confucionismo es una religión que ha crecido desde al menos el siglo VI a.C. en muchas culturas asiáticas. El conjunto de doctrinas que componen el confucianismo fue creado por Master Kong, o Confucio, sin embargo, muchos seguidores de la religión creen que hubo creyentes aún más antiguos y más antiguos de lo que ahora sabemos que es el confucianismo. Los principales valores del confucianismo implican responder a ciertas preguntas sobre la vida: ¿Qué les pasa a los humanos? ¿Qué estado ideal deberíamos buscar? ¿Cómo debemos lograr esta iluminación de imperfecto a ideal? Los seguidores de la religión enfatizan la importancia de respetar a los mayores y servir a la comunidad. Debido a esto, una gran cantidad de ciudadanos chinos no son individualistas, y sus prioridades en cambio radican en vivir y trabajar como una pequeña parte de un grupo más grande.

En el último siglo, más o menos, el confucianismo ha experimentado una especie de reforma, ya que muchos se oponen a los valores misóginos y opresivos contra las mujeres que creen que defiende la doctrina tradicional.

El símbolo yin-yang ilustra el concepto de equilibrio y cambio en el universo.

Taoísmo, por otro lado, no tiene un conjunto concreto de doctrinas, y no hay reglas o creencias universales que los seguidores de la religión deban aceptar. La religión es una parte tradicional de la cultura china y ha estado en práctica al menos desde el siglo III a.C. Los taoístas generalmente luchan por la transformación del yo y la armonía y la integración con fuerzas invisibles en el universo. los yin-yang El símbolo y sus dos colores arremolinados se usa en el taoísmo para ilustrar que el cambio es el único factor constante en el universo.

El Buda Gigante de Leshan, construido durante la dinastía Tang, se encuentra en Sichuan, China.

Budismo es uno de los sistemas de creencias más grandes de Asia y es una religión prominente en China. Es una de las religiones más antiguas, que se remonta al siglo V a.C., cuando el fundador budista, Siddhartha Guatama nació en la India. Gran parte del budismo implica la contemplación de la existencia y, por lo tanto, una práctica importante de la mayoría de los budistas es la meditación. Los budistas creen en el concepto de samsara, o el ciclo de la reencarnación. Los budistas creen que están condenados a repetir un ciclo interminable de nacimiento, muerte y renacimiento hasta lograr nirvana, o libertad eterna. Guatama no es solo el fundador de la religión, sino el ejemplo ideal de lo que los budistas deberían lograr. Se dice que a través de la práctica religiosa, Guatama alcanzó el nirvana y así, se convirtió en un Buda, o "iluminado". El objetivo del budista es seguir el viaje espiritual de Guatama.

El maneki-neko (& # 8220beckoning cat & # 8221), un talismán de la buena suerte de origen japonés, también es muy popular en China.

Gran parte de la población china se adhiere a un sistema religioso pluralista. Las tres religiones principales en China (confucianismo, taoísmo y budismo) “no son mutuamente excluyentes, y muchas personas practican elementos de las tres además de adorar a varios dioses y diosas, cada uno de los cuales es responsable de una profesión diferente u otro aspecto de la religión. vida ”(Enciclopedia Mundial). La fuerza de suerte también es una creencia muy extendida en China, que a menudo abarca una variedad de religiones diferentes. La mayoría de los chinos consideran que los funerales son un símbolo importante e importante del paso del difunto al otro mundo y, por lo tanto, son asuntos complicados. Muchos ciudadanos chinos participan en el culto a los antepasados ​​e incluso pueden dedicar santuarios a familiares fallecidos.

Comunicación tradicional:

Al analizar la cultura china, en el modelo de Hofstede se puede considerar que tienen una gran distancia de poder, una gran evitación de la incertidumbre, una cultura colectivista y de tipo de contexto elevado.

Son una cultura de alta distancia de poder debido a las estructuras de su sociedad donde hay distintos niveles de liderazgo.

Se encuentran en un nivel alto de evitación de la incertidumbre debido a su propensión a ceñirse a las normas, donde hay menos riesgo de fracaso y el resultado es más predecible.

China tiene una cultura de tipo colectivista porque actúan en nombre del grupo y no solo del individuo.

Es una cultura de alto contexto, porque internalizan muchas de sus emociones y las expresan mediante expresiones faciales y lenguaje corporal. En China lo llaman el concepto de rostro. Siguen ideas de tipo confuciano en las que se centran en la armonía humana. Aquí es donde los sentimientos humanos pueden construir una relación. Al hacer esto, tienden a no confrontar, sienten que la comunicación verbal a veces puede ser demasiado directa (especialmente en las interacciones cara a cara).

Esto puede verse como una forma negativa de comunicarse porque constantemente no están tratando de "perder la cara" a las personas que los rodean; tienden a perderse de vista a sí mismos al tratar constantemente de complacer a los demás al ser vistos de manera positiva. Creen que esta es la forma en que uno debe vivir su vida emocional, moral y armoniosamente.

El vínculo entre culturas:

Aunque existen algunas similitudes entre la cultura china y la occidental moderna, también existen muchas diferencias. Con la creciente inversión y negocios occidentales en las áreas urbanas alrededor de China, se está volviendo más aceptable, especialmente entre las generaciones más jóvenes, adoptar algunos de los hábitos, alimentos y ropa occidentales. Esto se debe al creciente nivel de vida y al crecimiento de la clase media.

La televisión y las películas estadounidenses también han afectado en gran medida la forma en que se comunican las generaciones más jóvenes de chinos, al adaptar la forma en que se comunican a las formas en que ven en sus programas de televisión y películas estadounidenses favoritos.

Si bien muchas de las normas de comunicación tradicionales chinas todavía se utilizan ampliamente en su cultura, está aumentando la popularidad del estilo occidental de comunicación. ¿Significa esto que las formas tradicionales de comunicación están muertas? No, solo significa que hay una creciente aceptación de la cultura occidental y la forma en que se comunican entre sí.


Religión China antigua para niños

Los antiguos chinos honraban a sus muchos dioses y ancestros personales todos los días. Creían en dragones y monstruos mágicos. Tenían muchas supersticiones y celebraron muchos festivales para honrar sus creencias. Incluso celebraron una fiesta anual de cumpleaños para fantasmas, por lo que los fantasmas también serían honrados y recordados.

Antiguos dioses y diosas chinos: Durante miles de años, los antiguos chinos creyeron en muchos dioses y diosas. Tenían dioses importantes y pequeños dioses diminutos. Los dioses tenían personalidades. Por ejemplo, el antiguo dios de la cocina chino era un chismoso. Cada año, justo antes del nuevo año, el dios de la cocina informaba sobre todo el comportamiento de la casa a su jefe, el Emperador de Jade. Los antiguos chinos creían que si dejabas dulces como ofrendas para el dios de la cocina en la chimenea de la cocina justo antes de que diera su informe, ¡su informe sería brillante! El Emperador de Jade recompensaría el buen comportamiento de la familia con buena suerte. Dado que el dios de la cocina no podía comer estas golosinas, la familia podía comerlas después de que se las ofrecieran al dios de la cocina.

Adoración a los antepasados: los antiguos chinos creían que sus antepasados ​​los cuidaban y los protegerían, siempre que rezaran de la manera correcta. Los reyes y las reinas utilizaron huesos de oráculo para permitir que sus antepasados ​​respondieran a sus preguntas.

Ancient Chinese Festivals: They held many festivals to honor their gods and ancestors. Chinese New Year started many thousands of years ago. It was a festival for remembering ancestors, for feasting, and for giving gifts of "red envelopes" of lucky money. Another popular festival was the lantern festival. (Both of these festivals are still observed and enjoyed today!)

Good Dragons: The ancient Chinese believed in magical dragons. They believed dragons were caring and looked after things provided they received proper attention, prayer, and thanks. There were different dragons to guard the wind, the rain, the rivers, and precious metals. That is why dragons were so often painted on pottery. The ancient Chinese wanted to give the pot good luck, but they also wanted to honor their dragons.

Bad Monsters: The Legend of Nian. The ancient Chinese also believed in monsters. Sometimes they prayed that the monster would go away, but that rarely worked. Ancient Chinese monsters were notorious for ignoring prayers. But the villagers had to do something. You could not let a monster hang around causing trouble. To solve this problem and others, people would visit the village wise woman for advice.

Loawna, the Wise Woman: Long ago, in Xia times, each village had a "wise woman". You could go to the village wise woman with your questions and problems, and she could possibly get an answer for you. Sometimes, she knew the answer already because village wise women were very, well, wise.

Ancient Chinese Superstitions: The ancient Chinese did many things to protect themselves from evil and to make sure they would have a happy life. They believed in the power of prayer, but they also believed in the power of placement. For example, they believed their front door had to face south if they wanted a happy life.

Both Confucianism and Taoism are very old ancient Chinese beliefs. They are not religions but are instead ways of behaving and ways of thinking about things.

It was not until T'ang times, during the Imperial Age of China, that Buddhism was added to the mix. Budismo es a religion. Confucianism, Taoism, and Buddhism became known as the Three Doctrines or the "Three Teachings". In Tang times, a man might honor his ancestors by following the rigid rules of social behavior as dictated by Confucianism, attend a Buddhist pageant, and practice Taoist breathing exercises, all in the same day. These three doctrines were an important part of daily life.

But religion, during the Ancient Age of China, was focused every day on honoring the many gods and goddesses of ancient China combined with ancestor worship.


Buddhist teachers point out that despite the images’ importance, Buddhists do not worship them. “There is a misunderstanding that Buddhists try to worship idols,” said Guoyuan Fashi, abbot at the Chan Meditation Center in New York City. “The main thing is that we respect the Buddha because we understand his teachings.”

“We are open to all other religions,” Nguyen said. “Buddha taught that we have to respect other religions.” However, he said, it is not common for Buddhists to practice Christian rituals or to pray to one god.


Ancient China Religion

Priests were highly specialized and were treated as mediators between God and human beings. The concept of priesthood was very well developed in Ancient China.

The Concepts of Taoism and Confucianism developed in China and spread all over. These concepts are highly philosophical and intellectual in nature though they also have spiritual shades in them. Buddhism which had originated in India had gradually spread all over China. Confucius was a politician and a philosopher and had studied the culture and government in Ancient China very well.

Though he had no intention to establish an Ancient China Religion, however the guidelines he framed came to be followed by people from a religious perspective.

Taoism developed in the initial stages of development of religion in China and it used to be considered a source of all things. In literary meaning Tao means Path. Lao-tzu was the one who composed Taoism which talks of force in nature.

It asks people to follow Tao which means don’t force the nature to do something it was not meant to do. The good nature of humanity should not be denied. Lao-tzu was asked to frame his wisdom when he entered the Chinese territory. Later original form of Taoism was changed by those who started practicing it and was turned more into magic and alchemy.

Buddhism which originated in India spread widely in China and today is the major religion in China. Buddhism came to China along with the Silk Route and was during the Hans dynasty. It was earlier considered a part of Taoism, however, the Buddhist monks were successful in propagating it as a separate concept. Nirvana of Buddhism became very popular in the later stages.

All the three religions had an equal amount of influencing power and people many times followed all three, however, each of them had its own unique value and importance.


Christianity in Present China

Nowadays, Christianity prevails in China especially the eastern and central provinces including Anhui, Zhejiang, Fujian, Henan, Hebei, Shanghai and Jiangsu. Its three main sects all have numerous followers. In the country, Christian is usually referred to Protestant, which has been the most popular group. There are over 23 million Protestants and about 50,000 adherents from family churches. The followers of Roman Catholicism reach 6 million. On Sundays, Christians get together in a home or a church to sing songs of praise, read the Bible, hear sermons, share thoughts, reflect on Scripture, pray, and other community activities. There would be special activities on major Christian festivals, such as Christmas Day, Good Friday, Easter, Ascension Day and Halloween.

There are 15 Christian theological colleges in the big cities of China. In addition, there are a number of Bible schools and Bible training center in some small cities.


Buddhism in Ancient China, History of

The kingdoms of China were located to the north of India. Buddhism, which began during the sixth century BC, reached these lands during the rule of the Han Dynasty. The Silk Road was the primary overland trade route that connected many regions within central Asia, the Middle East, and southern Europe. The Buddhist monks in India began to slowly make their way across the Silk Road into China. Chinese monks also visited the land of India via the Silk Road. Many Chinese and Indian monks also lived side by side. Quite a few Chinese monks had learned about Buddhism through these holy men. Scholars and historians like to emphasise that the Mahayan form of Buddhism is the type that took root in China. The Theravada branch formed in eastern and southeastern Asia and Sri Lanka. Buddhism finally started to appear in China around 65 B.C. which is where this event appears on the Biblical Timeline Poster with World History.

Buddhism and Daoism Compete in Early China

Once Buddhism spread to China it had to compete with a religious belief called Daoism (Taoism) which motivated its followers to live according to “The Way” or the truth. Buddhism and Daoism beliefs were separate. Buddhism emphasized suffering while Daoism stressed order and morality. Eventually, both systems began to mix with one another. Most of the commoners did not accept Buddhism right away and it wasn’t until the Age or Era of Disunity that the locals started to embrace this belief system. The Age of Disunity was a time period of civil war that occurred after the collapse of the Han Dynasty. There was a lot of suffering for many local peasants and they finally made a connection between the concept of suffering that is found in Buddhism and the turmoil they were experiencing during the civil wars. This resulted in Buddhism playing a more prominent role in their lives.

Estos artículos están escritos por los editores de La asombrosa línea de tiempo de la Biblia
Vea rápidamente 6000 años de la Biblia y la historia mundial juntos

Formato circular único - ver más en menos espacio.
Aprenda hechos that you can’t learn just from reading the bible
Diseño atractivo ideal para su hogar, oficina, iglesia & # 8230

Buddhism is Widely Accepted by the Chinese

Buddhism eventually became the state religion of China and different leaders both domestic and foreign used Buddhism as a means to unify the people. They also used it to control the people as well. Buddhist temples and monasteries began to spring up all over China after Buddhism was first introduced. This took place over time too as people began to learn more about this newfound religion. The changes that Buddhism brought upon China were not immediate or apparent. In time the Chinese people embraced Buddhism and this religion began to flourish. Chinese Buddhism eventually became so widespread that it has influenced million of peoples all over the world.


Ver el vídeo: CREENCIAS RELIGIOSAS 6. RELIGIÓN TRADICIONAL CHINA, BUDISMO, TAOÍSMO, CONFUCIANISMO (Noviembre 2021).