Información

Rendirse en Appomattox Courthouse


A principios de abril de 1865, Petersburgo fue abandonado por los confederados cuando Lee hizo un intento desesperado por unirse con Johnston al suroeste. Grant logró cortar esta marcha, luego propuso términos de rendición. Grant ofreció términos generosos:

Propongo recibir la rendición del Ejército de N. Va. En los siguientes términos, a saber: Las listas de todos los oficiales y hombres se harán por duplicado. Una copia para ser entregada a un oficial designado por mí, la otra para ser retenida por el oficial o oficiales que usted designe. Los oficiales darán su libertad condicional individual para no tomar las armas contra el Gobierno de los Estados Unidos hasta que se intercambien debidamente, y cada comandante de compañía o regimiento firme una libertad condicional similar para los hombres de sus mandos. Las armas, la artillería y la propiedad pública deben ser estacionadas y apiladas, y entregadas al oficial designado por mí para recibirlas. Esto no abarcará las armas laterales de los oficiales, ni sus caballos privados o equipaje. Hecho esto, a cada oficial y hombre se le permitirá regresar a sus hogares, sin ser molestado por la autoridad de los Estados Unidos, siempre que respeten sus libertad condicional y las leyes vigentes donde puedan residir.

Lee aceptó los términos. La guerra en Virginia había terminado. Johnson se rindió al enterarse de la noticia de Appomattox. Algunos combates continuaron en Alabama hasta principios de mayo. Jefferson Davis había escapado de Richmond y fue detenido en Georgia el 10 de mayo. El 26 de mayo, los últimos soldados confederados se rindieron en Luisiana.


La batalla de Appomattox Court House

Mapa de batalla de Appomattox Court House

Confianza del campo de batalla americano

Desde el 2 de abril y la caída de Petersburg hasta el 9 de abril y la rendición del ejército del norte de Virginia en Appomattox Court House, los ejércitos confederados y federales participaron en escaramuzas y batallas, incluida una gran batalla en Sailor's Creek. Los confederados estaban desesperados por llegar a Lynchburg en busca de suministros y por escapar para unirse a las fuerzas confederadas en Carolina del Norte. Los federales buscaron la paz como la imaginó Lincoln, comenzando con la destrucción o rendición del ejército del norte de Virginia.

Los ejércitos se enfrentaron en el terreno suavemente ondulado dentro y alrededor de Appomattox Court House al amanecer del 9 de abril (G. Gallagher, 2000). Los confederados del Secord Corps, bajo el liderazgo del mayor general John B. Gordon, avanzaron a través de las crestas para enfrentarse a la caballería federal del mayor general Philip Sheridan. Los asaltos iniciales tuvieron éxito, pero la infantería federal del Quinto Cuerpo del Mayor General Charles Griffin y del Vigésimo Cuarto Cuerpo del Mayor General John Gibbon llegó después de una marcha forzada. Estos hombres, incluidas unas 5.000 tropas de color de los Estados Unidos, bloquearon el acceso del ejército de Lee a las carreteras a Lynchburg y Danville (E. R. Varon, 2018, p. 259).

Los confederados bajo el mando del teniente general James Longstreet no pudieron brindar apoyo a Gordon porque el Segundo Cuerpo Federal del Mayor General Andrew A. Humphreys avanzó contra las tropas de Longstreet (P. Schroeder, 2015). Grant, en una carta del 7 de abril, le había pedido a Lee que aceptara la "desesperanza de una mayor resistencia". Con su ejército rodeado, Lee ahora estuvo de acuerdo con la evaluación de Grant y ordenó a sus oficiales que ofrecieran una bandera blanca de tregua.

Lee y Grant intercambiaron cartas sobre la rendición del Ejército del Norte de Virginia. Los términos de Grant, que reflejan el segundo discurso inaugural de Lincoln y la orientación reciente de Lincoln brindada en City Point, Virginia, requirieron una promesa de entregar las armas y no involucrarse en más conflictos contra los Estados Unidos (H. Porter, 2000). Grant no pidió la rendición incondicional (J. Waugh, 2012, p. 325). Lee aceptó los términos.

El sargento mayor William McCoslin, que prestó servicio en el 29 ° Regimiento de la USCI, declaró en una carta de mayo de 1865 que “Nosotros, los soldados de color, hemos ganado nuestros derechos con lealtad y valentía” (como se cita en Varon, 2018). Por el contrario, el general de brigada Armistead Lindsay Long del Ejército de Virginia del Norte comunicó que “es imposible describir la angustia de las tropas cuando se conoció que la rendición del ejército era inevitable. De todas sus pruebas, esta fue la más grande y la más difícil de soportar ”(como se cita en Neal, 2016). El 9 de abril, el coronel Elisha Hunt Rhodes, quien sirvió como parte de la 2.ª Infantería de Rhode Island, relató que “los rebeldes están medio muertos de hambre y nuestros hombres han dividido sus raciones con ellos. . . . Lo hicimos con alegría ”(como se cita en Gallagher, 2000). El general de división de Brevet Joshua Chamberlain declaró que "los hombres valientes pueden convertirse en buenos amigos", pero Chamberlain informó además que un oficial confederado estaba más inseguro: "Se equivoca, señor. . . . Puede que nos perdones, pero no seremos perdonados. Hay rencor en nuestros corazones. . . con el que sueñas pequeño ”(1993, p. 201).

En la noche del 9 de abril, Pvt. Hiram W. Harding, quien sirvió en la 9.ª Compañía de Caballería de Virginia D, describió esta conmovedora ocasión en su diario: "el noble ejército del norte de Virginia se rindió hoy a las diez en punto y se ordenó a la caballería ir al juzgado de Buckingham para su disolución". (citado en Janney, 2018). Los funcionarios federales imprimieron pases de libertad condicional para los soldados confederados a partir del 10 de abril desde la Taberna Clover Hill. La ceremonia formal de apilamiento de armas tuvo lugar el 12 de abril. El mito estadounidense de Appomattox, Grant y Lee y su simbolismo individual y matizado se encendieron simultáneamente con la rendición (H. Howard, 2015).


Desastre en Sayler & # 39s Creek

Habiendo perdido su ventaja sobre los hombres de Grant y creyendo que su retraso sería fatal, Lee partió de Amelia el 5 de abril a pesar de asegurar poca comida para sus hombres. Retirándose hacia el oeste a lo largo del ferrocarril hacia Jetersville, pronto descubrió que los hombres de Sheridan habían llegado allí primero. Aturdido porque este desarrollo impidió una marcha directa a Carolina del Norte, Lee eligió no atacar debido a la hora avanzada y, en su lugar, realizó una marcha nocturna hacia el norte alrededor de la izquierda de la Unión con el objetivo de llegar a Farmville, donde creía que los suministros estaban esperando. Este movimiento fue detectado al amanecer y las tropas de la Unión reanudaron su persecución.

Al día siguiente, el ejército de Lee sufrió un revés aplastante cuando los elementos fueron derrotados en la batalla de Sayler's Creek. La derrota lo vio perder alrededor de una cuarta parte de su ejército, así como varios generales, incluido el teniente general Richard Ewell. Al ver a los supervivientes de la lucha fluyendo hacia el oeste, Lee exclamó: "Dios mío, ¿se ha disuelto el ejército?". Consolidando a sus hombres en Farmville a principios del 7 de abril, Lee pudo reabastecer parcialmente a sus hombres antes de ser expulsado a primera hora de la tarde. Moviéndose hacia el oeste, Lee esperaba llegar a los trenes de suministros que esperaban en la estación Appomattox.


La rendición final: cuando el general Lee le entregó su espada al general Grant

La rendición en Appomattox Court House puso fin a un capítulo largo, sangriento y lleno de emociones de la historia estadounidense.

Punto clave: Grant había ganado el día y también la Unión. Con la rendición completa, ordenó a la artillería de la Unión que dejara de disparar en celebración, ya que los confederados alguna vez fueron otros compatriotas estadounidenses.

Cuando el general confederado Robert E. Lee se enteró en la mañana del 9 de abril de 1865, que la infantería de la Unión estaba tanto al frente como detrás de su escaso ejército de 12.500 efectivos cuando se acercaba a Appomattox Court House en el centro de Virginia, se resignó a la triste tarea. Antes que él. Debe viajar a las líneas de Union y solicitar una entrevista con el teniente general Ulysses S. Grant.

"No me queda nada por hacer más que ir a ver al general Grant, y preferiría morir mil muertes", dijo Lee a su personal.

El desastre en Sailor's Creek agotó aún más las filas ya delgadas de Lee

Una semana antes, Lee había ordenado a las fuerzas confederadas en Richmond y Petersburgo que se retiraran al oeste hacia un punto de encuentro en Amelia, una parada en el ferrocarril de Richmond y Danville. En ese momento, su ejército contaba con unos 36.000 hombres, pero en una serie de enfrentamientos desesperados en Sailor's Creek el 6 de abril, una buena parte de su ejército fue capturada. El rezago también requirió una herramienta pesada.

Lee se dispuso a reunirse con Grant poco después del mediodía del Domingo de Ramos. Fue escoltado por el teniente coronel George Babcock del personal de Grant y trajo consigo a su ayudante, el teniente coronel Walter Taylor, su secretario, el teniente coronel Charles Marshall, y el ordenanza sargento George Tucker. Grant había sugerido en su correspondencia que Lee eligiera el lugar de reunión. Así que Lee envió a Marshall adelante en la importante tarea. Marshall seleccionó la casa de ladrillos rojos del especulador azucarero Wilmer McLean.

Esto apareció por primera vez antes y se está volviendo a publicar debido al interés de los lectores.

Grant hace una pequeña charla sobre la guerra mexicana durante la rendición

A la una y media de la tarde, Grant entró en el salón de McLean y fue inmediatamente a estrechar la mano de Lee. Fueron un estudio de contrastes de edad y vestimenta. Grant, de unos 40 años, vestía un uniforme embarrado y polvoriento porque su equipaje no lo había alcanzado en la parte delantera. Lee, de unos 50 años, estaba impecablemente arreglado con un uniforme de gala con botones de latón pulido. Grant tuvo dificultades para interpretar el comportamiento digno de Lee. No comprendió la profunda tristeza que sintió su adversario al tener que entregar el remanente de un ejército que alguna vez fue formidable.

Grant hizo una pequeña charla acerca de que se habían conocido una vez en la Guerra de México. Cuando Lee pidió condiciones, Grant dijo que los confederados serían puestos en libertad condicional, pero que deben comprometerse a no volver a tomar las armas contra el gobierno de Estados Unidos.

Poco después, Lee partió para informar a su ejército de los términos, el cañón de la Unión comenzó a retumbar en celebración. Grant ordenó que se detuvieran los disparos inmediatamente, informando a su personal: “La guerra ha terminado. Los rebeldes vuelven a ser nuestros compatriotas ”.

Appomattox Court House está situado en el centro de Virginia, a unas 90 millas al oeste de Richmond y a 18 millas al este de Lynchburg. Para llegar desde el este o el oeste, tome la US 460. Cuando se acerque a la ciudad de Appomattox, tome la ruta estatal 24 norte hasta el sitio administrado por el Servicio de Parques Nacionales.

Los especuladores desmantelaron la casa McLean, pero el servicio de parques la reconstruyó

Aunque hay varios edificios existentes dentro del parque, como Clover Hill Tavern, Meeks Store y Woodson Law Office, la Casa McLean fue desmantelada en 1893 por especuladores que inventaron un plan para hacer dinero. Los especuladores planearon volver a montar la casa en la capital de la nación como un museo de guerra, pero el plan no resultó en nada. Posteriormente, el Servicio de Parques Nacionales reconstruyó la casa sobre sus cimientos originales en la década de 1940.

El mejor lugar para comenzar su visita es en el centro de visitantes dentro del palacio de justicia reconstruido. Los guardabosques y voluntarios en el centro de visitantes pueden responder preguntas sobre el parque y el evento histórico que ocurrió en el sitio. El centro de visitantes tiene exhibiciones de museos, programas de video, mapas del parque y baños.

Incluyendo el palacio de justicia reconstruido, hay alrededor de 10 edificios (existentes o reconstruidos) que estaban en el pueblo en el momento de la rendición y son parte integral del parque. Todos estos se encuentran a pocos pasos del centro de visitantes. Los sitios de visita obligada son McLean House y Clover Hill Tavern. La taberna, que fue construida en 1819, es la estructura más antigua del pueblo. Fue donde se imprimieron los pases de libertad condicional confederados. Otros sitios clave se encuentran a poca distancia en automóvil. Incluyen las ubicaciones de las sedes de Lee y Grant, que se encuentran en los lados este y oeste del parque, respectivamente.

Una llorosa despedida en el apilamiento de armas

En Richmond-Lynchburg Stage Road, que pasa frente al palacio de justicia, los soldados confederados que se rindieron el 12 de abril depositaron sus cañones, rifles, banderas y pertrechos en una ceremonia observada por 5.000 soldados de la Unión que se alineaban en la carretera. Se derramaron muchas lágrimas cuando los soldados confederados se despidieron para viajar de regreso a sus granjas y hogares.


Ceremonia y legado

Incluso en esta forma relativamente modesta y razonable, la afirmación de Lee en la primera oración de las Órdenes Generales No. 9 descarta la calidad del mando de la Unión en el Teatro Oriental desde mayo de 1864 hasta abril de 1865, así como la eficacia de la gran estrategia de la Unión durante ese periodo. También pasa por alto sus crecientes dudas privadas sobre el & # 8220 valor y la fortaleza insuperables & # 8221 de los soldados confederados, miles de los cuales desertaron durante la Campaña Appomattox. A medida que se desarrolló la visión de la Causa Perdida de la guerra, se convirtió en una creencia mucho más amplia y generalizada de que el mayor número y la fuerza material de todas las fuerzas de la Unión hicieron inevitable desde el principio la derrota de todas las fuerzas confederadas, fuerzas confederadas que, sin embargo, lucharon noble y heroicamente. ante este resultado inevitable. En su Memorias personales (Capítulo 68) Grant desafió tajantemente este punto de vista, y muchos historiadores posteriores han hecho lo mismo. Pero el punto de vista de la Causa Perdida jugó, y continúa jugando, un papel importante en algunas versiones de la reconciliación, que se centran en los magnánimos vencedores que dan la bienvenida a los valientes vencidos a la nación restaurada sin mencionar el papel desempeñado por la esclavitud en la llegada de la guerra y sus consecuencias. procesamiento posterior.

Dos figuras notables que ayudaron a ampliar la rendición en Appomattox en una imagen de reconciliación nacional fueron el general confederado John B. Gordon y el general de la Unión Joshua Lawrence Chamberlain. Los escépticos han argumentado que cada hombre exageró o idealizó el papel que desempeñó en la ceremonia formal de rendición, que tuvo lugar el miércoles 12 de abril, en ausencia de Grant, quien dejó Appomattox el 10 de abril para ver a Lincoln en Washington, DC, y Lee, quien partió el 11 de abril para regresar con su familia en Richmond. No está claro, por ejemplo, qué autoridad poseía realmente Chamberlain, ya que no era el funcionario sindical de más alto rango que quedaba en Appomattox Court House. Pero sea cual sea la verdad de los relatos respectivos de Gordon & # 8217 y Chamberlain & # 8217 sobre la ceremonia de rendición (Chamberlain produjo varios durante el resto de su vida) coincidieron en gran medida entre sí, y esos relatos moldearon, y todavía dan forma, a muchas personas & # 8217s visión de la rendición.

A las 5 de la mañana del 12 de abril, casi cuatro años después del primer disparo de señal en Fort Sumter, Chamberlain comenzó a reunir elementos del Quinto Cuerpo de la Unión a lo largo de la carretera a Lynchburg, la calle principal de Appomattox Court House, cerca del palacio de justicia. edificio. No mucho después, los confederados que se rindieron marcharon hacia el pueblo desde Chamberlain a la derecha, liderados por el Segundo Cuerpo de Gordon. Cuando Gordon y sus soldados llegaron al lado de Chamberlain y sus soldados, la simple verdad es que nadie sabe con certeza qué sucedió. Lo que sí parece seguro es que en algún comando, los soldados de la Unión hicieron algún cambio en su postura, y ese cambio a su vez cambió el tono de la ceremonia de rendición. Como Chamberlain representó más tarde el momento, ordenó & # 8220hombros brazos & # 8221 con la intención de saludar a los confederados que se rendían. Para no quedarse atrás en galantería, Gordon ordenó a sus hombres que también prestasen atención, & # 8220 honor en respuesta al honor, & # 8221 en la frase de Chamberlain & # 8217.

El poder de este momento, sin embargo embellecido por la narración posterior, ha capturado muchas imaginaciones, su sublimidad apelando a lo que Lincoln llamó los mejores ángeles de nuestra naturaleza. Un tema del arte popular de la Guerra Civil, por ejemplo, también ha aparecido en libros recientes sobre liderazgo empresarial, la importancia del perdón en las relaciones personales y la espiritualidad para los ministros. Para muchos, cierra la inquietante y complicada historia de la guerra con una nota inspiradora y tranquilizadora, y en ciertas áreas de la imaginación popular puede resultar mucho más difícil de desalojar o calificar que la historia de que Grant y Lee firmaron los papeles de rendición bajo una manzana. árbol, una leyenda que surgió después de que Lee pasó un tiempo esperando a Grant el 9 de abril en un huerto de manzanas.

Pero estudios recientes muestran que la rendición en Appomattox no inspiró a todos los ciudadanos hacia la reconciliación. Algunos miembros de asociaciones confederadas, como las Hijas Unidas de la Confederación, se opusieron con vehemencia en el siglo XX a erigir un monumento a la paz en Appomattox. Algunos han sugerido que la indulgencia de los términos de Grant anticipó, y de alguna manera fomentó, una indulgencia más general del norte hacia el racismo del sur durante y después de la Reconstrucción (1865-1877), y con respecto a la historia de los afroamericanos en los Estados Unidos. , la rendición en Appomattox inició nuevos conflictos incluso cuando terminó con otros. Lo que hizo la rendición fue llevar a un cierre relativamente rápido las operaciones militares regulares que podrían haber continuado durante un período prolongado de tiempo a lo largo de gran parte de la Confederación, si los confederados en condiciones de continuar luchando hubieran rechazado el tenor pacificador del acuerdo alcanzado en Wilmer. Salón McLean & # 8217s.


La rendición en Appomattox Court House: 150 aniversario

El jueves 9 de abril marca el 150 aniversario de la rendición confederada en Appomattox Court House, Virginia. En reconocimiento a este evento histórico que simbolizó el final de la Guerra Civil, eche un vistazo a nuestra copia del campo de batalla de los términos de rendición firmados por el general Ulysses S. Grant.

Los días de la Confederación estaban contados a medida que las fuerzas de la Unión avanzaban sobre el Ejército del Norte de Virginia del general Robert E. Lee. El 3 de abril, la capital confederada, Richmond, Virginia, había caído en manos de Grant. El presidente confederado Jefferson Davis, junto con los miembros de su gabinete, escaparon del control de la Unión y huyeron de la región. En los días siguientes, las batallas y escaramuzas alrededor de Appomattox Court House dejaron al ejército de Lee en un estado terrible, rodeado por las fuerzas de la Unión. Sin suministros y prácticamente atrapado, Lee decidió rendirse en lugar de arriesgarse a perder a sus hombres en una batalla desafiante e inútil.

En la mañana del 9 de abril, sintiendo el peso de su pérdida, Lee dijo a regañadientes a su personal: "No me queda nada por hacer más que ir a ver al general Grant y preferiría morir mil muertes".

Esa tarde, Lee, vestido de manera digna, se reunió con un Grant manchado de barro en la casa de McLean en Appomattox Court House, donde formalizaron y firmaron los términos de rendición del Ejército Confederado del Norte de Virginia.

Aunque tiene poco menos de 200 palabras, contiene algunos puntos interesantes. Como escribió recientemente Harry Rubenstein, curador de Historia Política en el museo, "permitió a los confederados que tenían sus propios caballos mantenerlos para poder cuidar sus granjas y plantar cultivos de primavera".

CORTE DE APPOMATTOX, VA.
9 de abril de 1865
General R. E. LEE:

De acuerdo con el fondo de mi carta para usted del octavo instante, propongo recibir la rendición del Ejército de Virginia del Norte en los siguientes términos, a saber: Rollos de todos los oficiales y hombres que se harán por duplicado, una copia. para ser entregado a un oficial que yo designe, el otro para ser retenido por el oficial o oficiales que usted designe. Los oficiales darán su libertad condicional individual para no tomar las armas contra el Gobierno de los Estados Unidos hasta que se intercambien debidamente y cada comandante de compañía o regimiento firme una libertad condicional similar para los hombres de sus mandos. Las armas, la artillería y la propiedad pública deben ser estacionadas y apiladas, y entregadas a los oficiales designados por mí para recibirlas. Esto no abarcará las armas laterales de los oficiales, ni sus caballos privados o equipaje. Hecho esto, a cada oficial y hombre se le permitirá regresar a su hogar, sin ser molestado por la autoridad de los EE. UU. Siempre que cumplan con sus permisos de libertad condicional y las leyes vigentes donde puedan residir.

SUBVENCIÓN ESTADOS UNIDOS,
Teniente general.

Aunque muchos reflexionan sobre este evento como el fin de la Guerra Civil, la lucha continuó entre confederados y unionistas. Como dominó, los ejércitos y departamentos restantes de la Confederación se rindieron a términos similares a los firmados por Grant y Lee. El ejército de Tennessee se rindió al mayor general William Sherman en Carolina del Norte el 26 de abril, seguido por el Departamento de Alabama, Mississippi y el este de Louisiana el 4 de mayo.

El Departamento de Trans-Mississippi se rindió en Nueva Orleans el 26 de mayo, pero no sin luchar. La última batalla entre las fuerzas confederadas y de la Unión se libró del 12 al 13 de mayo en Palmito Ranch, Texas, una victoria confederada.

Los líderes de las naciones indígenas americanas que se aliaron con la Confederación tuvieron que rendirse a la Unión. El último en hacerlo fue el general y jefe Stand Watie, que entregó la Primera Brigada de Caballería India el 23 de junio. Watie también fue el último general confederado en ceder a la Unión.

Aunque las entregas continuaron después, el 9 de abril es la fecha que se conmemora con mayor frecuencia como el final efectivo de la Guerra Civil. El 9 de abril de este año, las campanas resonarán en todo el país mientras los parques nacionales y las comunidades conmemoran el final de la guerra. Las campanas sonarán primero en el Parque Histórico Nacional Appomattox Court House a las 3:00 p.m. EDT, 150 años después del momento en que Grant y Lee se reunieron para establecer los términos de la rendición. Las comunidades de todo el país tocarán las campanas precisamente a las 3:15 p.m. EDT durante cuatro minutos, y cada minuto simboliza un año de guerra. Entre ellos estará el sonido de la campana del Smithsonian Castle.

Los eventos conmemorativos en Appomattox también estarán disponibles para ver en línea.

Christy Wallover es asistente de proyectos en la División de Historia de las Fuerzas Armadas. También ha escrito en su blog sobre la batalla de Ft. Artefactos estadounidenses de pescadores e irlandeses.


Honor Respondiendo a Honor: "Bloody Chamberlain" y la Rendición en Appomattox

Fue uno de los momentos más icónicos de toda la historia de Estados Unidos: la famosa "quietud" en Appomattox. Después de cuatro años de amarga lucha, los ejércitos del general Ulysses S. Grant finalmente habían vencido al aclamado ejército del norte de Virginia del general Robert E. Lee. Si bien Lee y Grant acordaron los términos de la rendición el 9 de abril de 1865, la ceremonia formal de rendición no se llevó a cabo hasta el 12 de abril. Ni Lee ni Grant eligieron asistir a la ceremonia de rendición; en cambio, Grant seleccionó al general de división de Brevet Joshua Lawrence Chamberlain para recibir la rendición de la infantería confederada.

El meteórico ascenso de Chamberlain de profesor universitario a general de la Unión es ahora materia de leyenda, pero en abril de 1861, nadie podría haber previsto el papel que desempeñaría en la preservación de la Unión. Cuando sonó la llamada a los colores después del tiroteo en Fort Sumter, Chamberlain residía en su natal Maine, enseñando retórica y lenguas modernas en Bowdoin College. Declarando que "me temo que esta guerra, tan costosa de sangre y tesoros, no cesará hasta que los hombres del Norte estén dispuestos a dejar buenos puestos", escribió Chamberlain al gobernador de Maine solicitando un nombramiento y se convirtió en teniente coronel en el siglo XX. Regimiento de Infantería de Maine en 1862.

Si bien el papel de Chamberlain en Gettysburg se repite a menudo, sus contribuciones durante la campaña de Richmond-Petersburgo de 1864-65 fueron de igual importancia. Durante esa campaña, Chamberlain sufrió lo que se pensó que era una herida fatal en la ingle el 18 de junio de 1864. Temiendo que su muerte fuera inminente, Grant ascendió a Chamberlain a general de brigada como un acto simbólico de agradecimiento. Milagrosamente, Chamberlain sobrevivió y regresó al mando a finales de 1864. Estaba al mando del Ejército de la 1ª Brigada del Potomac, Primera División, V Cuerpo el 29 de marzo de 1865, cuando fue gravemente herido de nuevo, lo que le valió un ascenso brevet a Mayor. General y el apodo de "chambelán sangriento". Chamberlain se sintió profundamente honrado de dirigir la ceremonia de rendición. Escribiendo a su esposa solo un día después, declaró:

En mi parte personal, yo ... he estado en cinco batallas ... me herí dos veces, mi tiro de caballo, en la línea del frente cuando la bandera de la tregua llegó de Lee, tuve el último tiro + el último hombre asesinado, en su campaña + ayer fue designado para recibir la rendición de las armas del Ejército de Lee de Virginia del Norte.

La ceremonia en sí conmovió profundamente a Chamberlain, quien luego escribiría:

Se habían dado instrucciones y cuando el jefe de cada columna de división viene frente a nuestro grupo, nuestra corneta hace sonar la señal e instantáneamente toda nuestra línea de derecha a izquierda, regimiento por regimiento en sucesión, da el saludo de soldado, desde el "orden de armas" hasta el viejo "llevar" - el saludo de marcha. Gordon a la cabeza de la columna, cabalgando con espíritu pesado y rostro abatido, capta el sonido de los brazos moviéndose, mira hacia arriba y, entendiendo el significado, rueda magníficamente ... con un saludo profundo mientras deja caer la punta de su espada en la punta de la bota. luego, de cara a su propio mando, da palabra para que sus sucesivas brigadas pasen con nosotros con la misma posición del manual, honor respondiendo honor.

En el momento de su muerte, Chamberlain no poseía el estatus legendario que ahora disfruta entre las figuras clave de la historia militar estadounidense. Luego se convirtió en gobernador de Maine durante cuatro períodos y en presidente de Bowdoin College. Siguió siendo una figura relativamente desconocida hasta que apareció en la novela ganadora del Premio Pulitzer de 1974. Los ángeles asesinos (adaptado a la película en "Gettysburg" de 1993) escrito por Michael Shaara y el reconocido documental de la Guerra Civil de Ken Burns.


Contenido

El pueblo anterior a la guerra comenzó como "Clover Hill", llamado así por su estructura más antigua existente, Clover Hill Tavern (c. 1819). El pueblo era una parada de diligencias a lo largo de la carretera de la etapa Richmond-Lynchburg. La actividad en Clover Hill se centró en Clover Hill Tavern. La taberna proporcionó alojamiento a los viajeros. También se proporcionaron caballos frescos para la línea del escenario en la parada, lo que se había hecho desde que se construyó la taberna. [6] También fue el sitio de reuniones organizativas, por lo que cuando el condado de Appomattox fue establecido por una ley el 8 de febrero de 1845, la aldea de Clover Hill se convirtió en la sede del condado. El condado de Appomattox se formó a partir de partes de los condados de Buckingham, Prince Edward, Charlotte y Campbell. La jurisdicción tomó su nombre de la cabecera que emana allí, el río Appomattox. Los primeros virginianos creían que el nombre Appomattox provenía de una tribu india llamada Apumetec. [7]

Desde aproximadamente 1842, Hugh Raine era dueño de la mayor parte del área de Clover Hill. Lo obtuvo de su hermano John Raine, quien incumplió con sus préstamos. Más tarde, vendió la propiedad al coronel Samuel D. McDearmon. Desde su adquisición, se convirtió en la sede del condado y examinó 30 acres (12 ha) de la aldea. Designó 2 acres (0,81 ha) para que el nuevo condado los utilice para construir un palacio de justicia y otros edificios gubernamentales. El palacio de justicia se iba a construir al otro lado de Stage Road desde Clover Hill Tavern. La cárcel se iba a construir detrás del juzgado. McDearmon dividió el terreno restante que rodeaba el palacio de justicia en lotes de 1 acre (0,40 ha). Sintió que con el nuevo estatus de Clover Hill como sede de condado, encontraría profesionales listos y dispuestos a comprar los lotes. Sus esperanzas se vieron frustradas más tarde en 1854 cuando la estación de trenes se detuvo a tres millas (5 km) al oeste en Appomattox, Virginia. La Guerra Civil estadounidense puso los últimos clavos en el ataúd. El distrito una vez conocido como Clover Hill y luego rebautizado como Appomattox Court House continuó disminuyendo a medida que los negocios se mudaron al área de Appomattox Station. [7]

El pueblo contenía 30 acres (12 ha) de la propiedad original de Patteson Clover Hill Tavern de unas 200 acres (81 ha). [7] Raine proporcionó la Clover Hill Tavern como espacio de reunión para la organización del nuevo condado en mayo de 1845 y nombró al municipio "Clover Hill". [8]

"Y además se promulgó, que no exceder los treinta acres de tierra, ahora ocupada por el Capitán John Raine, en el ahora condado de Prince Edward, que se encuentra en la carretera escénica que conduce desde o a través de dicho condado a la ciudad de Lynchburg, en el lugar llamado y conocido como Clover Hill, la sede de la justicia propuesta para dicho nuevo condado, tan pronto como el mismo sea despedido en lotes, con calles y callejones convenientes, con calles secundarias y cruzadas si es necesario, será y lo mismo será por la presente estableció una ciudad con el nombre de Clover Hill ". [8]

La batalla de Appomattox Court House librada en la mañana del 9 de abril de 1865, fue el enfrentamiento final del General Confederado en Jefe, Robert E. Lee, y su Ejército de Virginia del Norte antes de que se rindiera al Ejército de la Unión del Potomac bajo el mando del Comandante. General de los Estados Unidos, Ulysses S. Grant. [9] El general George Armstrong Custer de Little Bighorn recibió una bandera de tregua en el pueblo de Appomattox Court House que provocó la interrupción de las hostilidades de los ejércitos confederado y de la Unión que condujeron a la reunión de rendición entre el general Lee y el general Grant en el Casa McLean. [10]

Según un escritor de la Unión en el momento de la Guerra Civil estadounidense, el pueblo constaba de aproximadamente "cinco casas, una taberna y un palacio de justicia, todo en una calle que estaba tapiada en un extremo para mantener a las vacas fuera". En realidad, había más viviendas en esta oscura aldea, algunas de las cuales estaban fuera de la calle principal del pueblo. Había una gran cantidad de cabañas y edificios anexos. La aldea tenía dos tiendas, bufetes de abogados, un talabartero, carretero, tres herreros y otros negocios. John Raine había construido una taberna en 1848 que se convirtió en la célebre casa McLean. Muchos condados rurales en los estados del sur tenían asientos de condado cuyos nombres se formaron agregando palacio de justicia (dos palabras) al nombre del condado, por lo que el nombre del pueblo se convirtió en Appomattox Court House. [11]

El programa para el desarrollo del parque exige una restauración parcial de Clover Hill y la aldea de Appomattox Court House a su apariencia en abril de 1865. [12] Esto constituirá para el pueblo de los Estados Unidos un monumento a la terminación de la Guerra civil americana. La Segunda Guerra Mundial detuvo temporalmente el desarrollo del parque, sin embargo, se reanudó en 1947. Algunas estructuras en el pueblo que se construyeron después de 1865 fueron derribadas que no representaban una imagen real del final de la Guerra Civil. En 1954, la Ruta 24 del estado de Virginia fue reubicada al sur del Parque Histórico Appomattox Court House para que el Servicio de Parques Nacionales pudiera restaurar el camino escénico Richmond-Lynchburg a su apariencia de 1865. Además, esto permitiría al Servicio de Parques Nacionales realizar una exploración arqueológica en el edificio original de Appomattox Court House. [8] El parque fue incluido en el Registro Nacional de Lugares Históricos el 15 de octubre de 1966. [13] El parque histórico fue descrito en 1989 con un área de 1325 acres (536 ha). [14]

El parque cuenta actualmente con un par de docenas de edificios restaurados. Algunos de los edificios notables son Peers House, McLean House, New County Jail, Jones Law Office, Clover Hill Tavern, Woodson Law Office, Bocock-Isbell House, Mariah Wright House, Plunkett-Meeks Store, Sweeney-Conner Cabin, Charles Sweeney Cabaña, Sweeney Prizery y Old Appomattox Court House. También hay varias ruinas y cementerios dentro del pueblo. At the time of the Act of Congress that authorized the Appomattox Court House National Historical Park in 1935, [15] the existing buildings were the Clover Hill Tavern, the Tavern guest house and kitchen, the Woodson Law office structure, the Plunkett-Meeks Store, the Bocock-Isbell House, and several residences outside the village limits. [8] There are several markers throughout the field of the village that show points of interest within the park. Some of these are the sites of General Lee's and General Grant's headquarters the site of the apple tree where General Lee waited for General Grant's reply on the morning of April 9, 1865 and the position of the last cannon fired by the Confederate artillery on the morning of April 9, 1865. There is also a monument and two tablets that were erected by the state of North Carolina describing the last engagement of the armies this same morning. [8]


Surrender at Appomattox Courthouse - History

W ith his army surrounded, his men weak and exhausted, Robert E. Lee realized there was little choice but to consider the surrender of his Army to General Grant. After a series of notes between the two leaders, they agreed to meet on April 9, 1865, at the house of Wilmer McLean in the village of Appomattox Courthouse. The meeting lasted approximately two and one-half hours and at its conclusion the bloodliest conflict in the nation's history neared its end.

Prelude to Surrender
On April 3, Richmond fell to Union troops as Robert E. Lee led his Army of Northern Virginia in retreat to the West pursued by Grant and the Army of the Potomac. A running battle ensued as each Army moved farther to the West in an effort to out flank, or prevent being out flanked by the enemy. Finally, on April 7, General Grant initiated a series of dispatches leading to a meeting between the two commanders.

"General R.E. Lee, Commanding C.S.A.:
5 P.M., April 7th, 1865.
The results of the last week must convince you of the hopelessness of further resistance on the part of the Army of Northern Virginia in this struggle. I feel that it is so, and regard it as my duty to shift from myself the responsibility of any further effusion of blood by asking of you the surrender of that portion of the Confederate States army known as the Army of Northern Virginia.
U.S. Grant, Lieutenant-General"

The note was carried through the Confederate lines and Lee promptly responded:

"April 7th, 1865.
General: I have received your note of this date. Though not entertaining the opinion you express of the hopelessness of further resistance on the part of the Army of Northern Virginia, I reciprocate your desire to avoid useless effusion of blood, and therefore, before considering your proposition, ask the terms you will offer on condition of its surrender.
RE. Lee, General."

Grant received Lee's message after midnight and replied early in the morning giving his terms for surrender:

The fighting continued and as Lee retreated further to the West he replied to Grant's message:

"April 8th, 1865.
General: I received at a late hour your note of to-day. In mine of yesterday I did not intend to propose the surrender of the Army of Northern Virginia, but to ask the terms of your proposition. To be frank, I do not think the emergency has arisen to call for the surrender of this army, but, as the restoration of peace should be the sole object of all, I desired to know whether your proposals would lead to that end. I cannot, therefore, meet you with a view to surrender the Army of Northern Virginia but as far as your proposal may affect the Confederate States forces under my command, and tend to the restoration of peace, I should be pleased to meet you at 10 A.M. to-morrow on the old state road to Richmond, between the picket-lines of the two armies.
RE. Lee, General."

Exhausted from stress and suffering the pain from a severe headache, Grant replied to Lee around 5 o'clock in the morning of April 9.

"April 9th, 1865.
General: Your note of yesterday is received. I have not authority to treat on the subject of peace. The meeting proposed for 10 A.M. to-day could lead to no good. I will state, however, that I am equally desirous for peace with yourself, and the whole North entertains the same feeling. The terms upon which peace can be had are well understood. By the South laying down their arms, they would hasten that most desirable event, save thousands of human lives, and hundreds of millions of property not yet destroyed. Seriously hoping that all our difficulties may be settled without the loss of another life, I subscribe myself, etc.,
U.S. Grant, Lieutenant-General"

Still suffering his headache, General Grant approached the crossroads of Appomattox Court House where he was over taken by a messenger carrying Lee's reply.

"April 9th, 1865.
General: I received your note of this morning on the picket-line, whither I had come to meet you and ascertain definitely what terms were embraced in your proposal of yesterday with reference to the surrender of this army. I now ask an interview, in accordance with the offer contained in your letter of yesterday, for that purpose.
RE. Lee, General."

Grant immediately dismounted, sat by the road and wrote the following reply to Lee.

"April 9th, 1865.
General R. E. Lee Commanding C. S. Army:
Your note of this date is but this moment (11:50 A.M.) received, in consequence of my having passed from the Richmond and Lynchburg road to the Farmville and Lynchburg road. I am at this writing about four miles west of Walker's Church, and will push forward to the front for the purpose of meeting you. Notice sent to me on this road where you wish the interview to take place will meet me.
U. S. Grant, Lieutenant-General."


The McLean family sits on the porch
of their home. The surrender was
signed in the 1st floor room on the left.
Meeting at Appomattox
The exchange of messages initated the historic meeting in the home of Wilmer McLean. Arriving at the home first, General Lee sat in a large sitting room on the first floor. General Grant arrived shortly and entered the room alone while his staff respectfully waited on the front lawn. After a short period the staff was summoned to the room. General Horace Porter described the scene:

"We entered, and found General Grant sitting at a marble-topped table in the center of the room, and Lee sitting beside a small oval table near the front window, in the corner opposite to the door by which we entered, and facing General Grant. We walked in softly and ranged ourselves quietly about the sides of the room, very much as people enter a sick-chamber when they expect to find the patient dangerously ill.

The contrast between the two commanders was striking, and could not fail to attract marked attention they sat ten feet apart facing each other. General Grant, then nearly forty-three years of age, was five feet eight inches in height, with shoulders slightly stooped. His hair and full beard were a nut-brown, without a trace of gray in them. He had on a single-breasted blouse, made of dark-blue flannel, unbuttoned in front, and showing a waistcoat underneath. He wore an ordinary pair of top-boots, with his trousers inside, and was without spurs. The boots and portions of his clothes were spattered with mud. He had no sword, and a pair of shoulder-straps was all there was about him to designate his rank. In fact, aside from these, his uniform was that of a private soldier.

Lee, on the other hand, was fully six feet in height, and quite erect for one of his age, for he was Grant's senior by sixteen years. His hair and full beard were silver-gray, and quite thick, except that the hair had become a little thin in the front. He wore a new uniform of Confederate gray, buttoned up to the throat, and at his side he carried a long sword of exceedingly fine workmanship, the hilt studded with jewels. His top-boots were comparatively new, and seemed to have on them some ornamental stitching


Signing the surrender
From a contemporary sketch.
of red silk. Like his uniform, they were singularly clean, and but little travel-stained. On the boots were handsome spurs, with large rowels. A felt hat, which in color matched pretty closely that of his uniform, and a pair of long buckskin gauntlets lay beside him on the table.

General Grant began the conversation by saying 'I met you once before, General Lee, while we were serving in Mexico, when you came over from General Scott's headquarters to visit Garland's brigade, to which I then belonged. I have always remembered your appearance, and I think I should have recognized you anywhere.'

'Yes,' replied General Lee, 'I know I met you on that occasion, and I have often thought of it and tried to recollect how you looked, but I have never been able to recall a single feature.'"

The two generals talked a bit more about Mexico and moved on to a discussion of the terms of the surrender when Lee asked Grant to commit the terms to paper:

"'Very well,' replied General Grant, 'I will write them out.' And calling for his manifold order-book, he opened it on the table before him and proceeded to write the terms. The leaves had been so prepared that three impressions of the writing were made. He wrote very rapidly, and did not pause until he had finished the sentence ending with 'officers appointed by me to receive them.' Then he looked toward Lee, and his eyes seemed to be resting on the handsome sword that hung at that officer's side. He said afterward that this set him to thinking that it would be an unnecessary humiliation to require officers to surrender their swords, and a great hardship to deprive them of their personal baggage and horses, and after a short pause he wrote the sentence: 'This will not embrace the side-arms of the officers, nor their private horses or baggage.'

Grant handed the document to Lee. After reviewing it, Lee informed Grant that the Cavalry men and Artillery men in the Confederate Army owned their horses and asked that they keep them. Grant agreed and Lee wrote a letter formally accepting the surrender. Lee then made his exit:


General Lee leaves
From a contemporary sketch.
"At a little before 4 o'clock General Lee shook hands with General Grant, bowed to the other officers, and with Colonel Marshall left the room. One after another we followed, and passed out to the porch. Lee signaled to his orderly to bring up his horse, and while the animal was being bridled the general stood on the lowest step and gazed sadly in the direction of the valley beyond where his army lay - now an army of prisoners. He smote his hands together a number of times in an absent sort of way seemed not to see the group of Union officers in the yard who rose respectfully at his approach, and appeared unconscious of everything about him. All appreciated the sadness that overwhelmed him, and he had the personal sympathy of every one who beheld him at this supreme moment of trial. The approach of his horse seemed to recall him from his reverie, and he at once mounted. General Grant now stepped down from the porch, and, moving toward him, saluted him by raising his hat. He was followed in this act of courtesy by all our officers present Lee raised his hat respectfully, and rode off to break the sad news to the brave fellows whom he had so long commanded."

Referencias:
Buel, Clarence, and Robert U. Johnson, Battles and Leaders of the Civil War, Vol. IV (1888, reprint ed. 1982) Grant, Ulysses S., Memoirs and Selected Letters, Vol. I (1885, reprint ed. 1990) McPherson, James M., Battle Cry of Freedom: The Civil War Era (1988).


Historic photos, Gen. Lee surrenders at Appomattox, April 9, 1865

Editor's note: The Associated Press was at Appomattox for the surrender of Confederate Gen. Robert E. Lee in 1865 and again April 9 for the 150th anniversary of this milestone to the end of the nation's bloodiest conflict on American soil. This account draws from reporting by an AP reporter present at Appomattox on Thursday and from historical reporting of events. The historical accounts draw primarily from wartime dispatches credited to The Associated Press or other accounts distributed through the AP and other historical sources.

APPOMATTOX, Va. - The surrender of Confederate Gen. Robert E. Lee to Union Lt. Gen. Ulysses S. Grant 150 years ago on April 9 was a milestone event in the end of the Civil War. This is a rolling account of Thursday's commemoration of anniversary events that include a reenactment of Lee's last clash with Grant's troops and of the Confederate surrender in a Virginia farmhouse on April 9, 1865. Interspersed are historical accounts from 150 years ago:


Se rinde después de Appomattox

Contrariamente a la suposición común, la Guerra Civil estadounidense no se detuvo en seco después de la rendición del general Robert E. Lee en Appomattox Courthouse el 9 de abril de 1865. El Ejército y la Marina de los Estados Confederados de América no se rindieron todos a la vez, sino más bien de forma fragmentada en una distribución geográfica muy dispersa, incluida una unidad en el extranjero. Algunas unidades, de hecho, nunca se rindieron. Las unidades del ejército confederado se rindieron en varios lugares el 12, 16, 19, 20, 21, 26 y 27 de abril. Varias unidades confederadas se rindieron el 4, 5, 6, 8, 9, 10, 11, 12, 13, 26 y 30. Las rendiciones confederadas también ocurrieron el 2, 3 y 23 de junio. El 6 de noviembre de 1865, el CSS Shenandoah se rindió al HMS Donelgal en Liverpool, Inglaterra. El 20 de agosto de 1866, el presidente Andrew Johnson declaró oficialmente terminado lo que llamó la “insurrección” y se restableció la paz. Muchas unidades confederadas nunca se rindieron. El 4 de julio de 1865, el general Joseph Shelby condujo su Brigada de Hierro y otras tropas en su División de Missouri a través del Río Grande en Eagle Pass, Texas, hacia Piedas Negras, Imperio de México, para evitar la rendición. Acompañando a la columna de Shelby estaban los exgobernadores confederados Pendelton Murrah (Texas), Henry Allen (Luisiana), Thomas Reynolds (Missouri) e Isham Harris (Tennessee), así como los ex generales Edmund Kirby Smith, Sterling Price, John Bankhead Magruder, Alexander. Watkins Terrell y otros oficiales del antiguo Departamento de Trans-Mississippi y sus familias. Bajo la dirección del ex comodoro Matthew Fontaine Maury de la Armada Confederada, los ex oficiales y tropas que habían cruzado al Imperio de México establecieron la Colonia Nueva Virginia en el estado de Veracruz por invitación del Emperador Maximiliano. Entre diez y veinte mil ex confederados emigraron al Imperio de Brasil por invitación de Dom Pedro II, que quería fomentar el crecimiento del algodón. Estableciéndose en varias comunidades, estas personas se convirtieron en la base de un grupo étnico único en Brasil conocido hoy como Los Confederados, ahora centrado en la ciudad de Americana en Sao Paulo. Otros ex Confederados se establecieron en lo que entonces era Honduras Británica (ahora Belice). El ex contralmirante John Randolph Tucker dirigió a un grupo de ex expatriados confederados en Perú para establecer New Manassas. El Dr. Henry Price llevó a otro grupo a Venezuela para ocupar grandes áreas del estado de Guyana llamado Price Grant.

Soldados de la Unión en Appomattox Court House, abril de 1865

Fotografía de Timothy H. O'Sullivan. Cortesía de: Biblioteca del Congreso

Contrariamente a la suposición común, la Guerra Civil estadounidense no se detuvo en seco después de la rendición del general Robert E. Lee & rsquos en Appomattox Courthouse. El Ejército y la Armada de los Estados Confederados de América no se rindieron todos a la vez, sino más bien de manera fragmentada en una distribución geográfica muy dispersa, incluida una unidad en el extranjero. Algunas unidades, de hecho, nunca se rindieron.

La Armada Confederada estaba compuesta por acorazados, submarinos, cañoneras, torpederos, varios barcos de apoyo y varios corredores de bloqueo y corsarios comisionados.

Durante la mayor parte de la guerra, el Ejército Confederado estuvo compuesto por tres comandos de campo principales (Ejército del Norte de Virginia, Ejército de Tennessee y Ejército del Trans-Mississippi), con varias unidades de campo independientes más pequeñas como Forrest & rsquos Cavalry Corps (en las últimas etapas de la guerra), la Legión Thomas de indios Cherokee y montañeses, y Mosby & rsquos Partisan Rangers, y de unidades geográficas (División, Departamento, Distrito, en orden decreciente de tamaño).

Los tres comandos de campo mencionados anteriormente fueron los más duraderos, pero a veces se formaron otros comandos de corta duración designados como ejércitos, particularmente al principio de la guerra.

Por ejemplo, el primer ejército de campaña en el teatro occidental fue el general Albert Sidney Johnston & rsquos Army of Mississippi, que más tarde se combinó con el Ejército Central de Kentucky (originalmente bajo el mando del mayor general Simon Bolivar Buckner) para convertirse en el ejército de Tennessee. Otros dos comandos también fueron nombrados Ejército de Mississippi, uno formado alrededor de lo que había sido el Mayor General Earl Van Dorn & rsquos Army of West Tennessee, el otro, bajo el Mayor General John Clifford Pemberton, más tarde se fusionó con el Ejército de Tennessee, o al menos lo hicieron sus remanentes. asi que.

También hubo un ejército de Middle Tennessee bajo el mando del mayor general John Cable Breckenridge, que se convirtió en una división de Hardee & rsquos Corps en el ejército de Tennessee. El Ejército del Este de Tennessee se formó bajo el mando del Mayor General Edmund Kirby Smith y se convirtió en el Ejército de Kentucky antes de fusionarse con el Ejército de Tennessee después de la promoción y transferencia de Smith & rsquos para encabezar el Ejército y el Departamento de Trans-Mississippi.

Ninguno de estos ejércitos confederados de Tennessee debe confundirse con el general de división de la Unión William Tecumseh Sherman y el ejército rsquos de Tennessee. Era la práctica de los confederados nombrar ejércitos por estados y la Unión los nombraba por ríos.

La rendición de las fuerzas confederadas

El primer intento de un gran ejército de campaña o sección geográfica para intentar rendirse tuvo lugar en el suroeste. El 11 de marzo de 1865, el general de brigada James Edwin Slaughter y el coronel John Salmon & ldquoRip & rdquo Ford se reunieron con el general de división Lewis & ldquoLew & rdquo Wallace y acordaron términos de rendición para todas las fuerzas en el Distrito de Texas, Nuevo México y Arizona que incluían una amnistía para ex Confederados y la emancipación gradual de los esclavos. Slaughter & rsquos y Ford & rsquos superior, el general de división John George Walker, que comandaba temporalmente el distrito en ausencia del general de división John Bankhead Magruder, rechazó los términos, sin embargo.

El 9 de abril de 1865, el General en Jefe Robert E. Lee entregó el Ejército y el Departamento de Virginia del Norte al General del Ejército Ulysses S. Grant en Appomattox, Virginia.

El 12 de abril de 1865, el general de brigada John Echols disolvió el Departamento de East Tennessee y Southwestern Virginia en Christiansburg, Virginia, al enterarse de la rendición de Lee & rsquos a través de un telegrama que lo esperaba cuando reunió sus fuerzas en Christiansburg. El comando & rsquos dieciséis carros de piezas de artillería fueron cortados, se clavaron los cañones de las armas y se destruyeron las municiones. A todos los que lo desearon se les permitió regresar a casa.

Después de que Echols disolvió el Departamento, el general de brigada George Blake Cosby llevó al resto de su brigada al oeste hacia Kentucky para entregarse a las autoridades federales. Echols dirigió las tropas restantes del general de brigada John Crawford Vaughn & rsquos Brigade y el general de brigada Basil Wilson Duke & rsquos Brigade, hacia Carolina del Norte con la esperanza de unirse con el general Joseph Eggleston Johnston y el ejército de Tennessee. El antiguo Departamento y Distrito de rsquos del oeste de Carolina del Norte permaneció intacto e intacto.

El 16 de abril de 1865, la fuerza remanente de East Tennessee-Southwest Virginia se dividió, con algunos pocos siguiendo al general de brigada Echols hacia el ejército de Tennessee y la mayoría restante, bajo el mando general del general de brigada Vaughn, con la esperanza de reunirse con el teniente general. Caballería Joe Wheeler y rsquos.

Las dos brigadas al mando de Echols se unieron a la escolta del presidente Jefferson Davis el 19 de abril de 1865, bajo el mando del general John C. Breckenridge integrado por el general de brigada George Gibbs Dibrell & rsquos Brigade, general de brigada. Samuel Wragg Ferguson & rsquos Brigade y Coronel William C. P. Breckenridge & rsquos Brigade.

El 20 de abril de 1865, el general de división Thomas Howell Cobb entregó el distrito de Georgia y Florida al general de división Edward Richard Sprigg Canby en Macon, Georgia.

El 21 de abril de 1865, el coronel John Singleton Mosby disolvió Mosby & rsquos Partisan Rangers, (también conocido como 43º Batallón, Caballería de Virginia) en Salem, Virginia.

El 26 de abril de 1865, el general Joseph E. Johnston rindió la División del Oeste bajo su mando, el Ejército de Tennessee bajo el General Braxton Bragg, el Departamento de Carolina del Norte bajo el General Pierre Gustave Toutant Beauregard, y el Departamento de Tennessee y Georgia bajo el Teniente El general William Joseph Hardee al general de división William T. Sherman en la estación de Durham, Carolina del Norte. El general de brigada Echols, anteriormente del Departamento de East Tennessee y Southwest Virginia, estaba en ese momento con Johnston, habiendo dejado la columna de las brigadas Vaughn & rsquos y Duke & rsquos el 16 de abril.

El 27 de abril de 1865, el agente del Servicio Secreto Confederado, Robert Louden, usó un torpedo de carbón (una bomba hecha para parecer un trozo de carbón) para hundir las SS. Sultana en el río Mississippi cerca de Memphis, Tennessee, matando a entre 1.600 y 1.800 de sus 2.400 pasajeros, la mayoría de ellos ex prisioneros del Ejército de la Unión. Sigue siendo el mayor desastre marítimo en la historia de Estados Unidos y posiblemente el mayor ataque terrorista en suelo estadounidense antes del 11 de septiembre de 2001.

El 4 de mayo de 1865, el teniente general Richard Taylor entregó el departamento de Alabama, Mississippi y el este de Louisiana al mayor general Edward Canby en Citronelle, Alabama.

El 5 de mayo de 1865, el general de división Dabney Herndon Maury entregó el distrito del Golfo al general de división Edward Canby en Citronelle, Alabama.

También el 5 de mayo de 1865, el presidente Jefferson Davis se reunió con su gabinete por última vez en Washington, Georgia (condado de Wilkes), para disolver el gobierno de los Estados Confederados de América. Al día siguiente, el presidente Davis continuó con un pequeño guardaespaldas al mando del capitán Given Campbell.

El 6 de mayo de 1865, el general de brigada Joseph Horace Lewis entregó la brigada de huérfanos de Kentucky junto con los restos de las brigadas Ferguson & rsquos y Breckinridge & rsquos al capitán Lot Abraham de la 4 a caballería de Iowa en el cuerpo de caballería del general de división James Harrison Wilson & rsquos en Washington, Georgia.

El 8 de mayo de 1865, el capitán Jesse Cunningham McNeill entregó McNeill & rsquos Partisan Rangers al mayor general (y futuro presidente de los EE. UU.) Rutherford Birchard Hayes en Sycamore Dale, West Virginia.

El 9 de mayo de 1865, el teniente general Nathan Bedford Forrest entregó Forrest & rsquos Cavalry Corps al mayor general James H. Wilson en Gainesville, Alabama.

También el 9 de mayo de 1865, el general de brigada James Green Martin entregó el Distrito de Carolina del Norte Occidental y el Coronel William Holland Thomas, la Legión Thomas de Indios Cherokee y Montañeses al Coronel William C. Bartlett en Waynesville, Carolina del Norte, después de que la Legión Thomas rodeó y capturó todo el comando de Bartlett & rsquos el día anterior. Las unidades de la Legión presentes incluían el Batallón Cherokee, el Regimiento Love & rsquos y la Batería Barr & rsquos.

De nuevo, el 9 de mayo de 1865, el mayor S. G. Spann entregó su batallón de exploradores independientes, en su mayoría Choctaw, en Meridian, Mississippi.

Una vez más, el 9 de mayo de 1865, el general de brigada John C. Vaughn entregó su brigada remanente al capitán Lot Abraham de la 4ª Caballería de Iowa en Washington, Georgia.

El 10 de mayo de 1865, el general de división Samuel Jones entregó el Departamento de Carolina del Sur, Florida y Georgia del Sur al general de brigada Edward Moody McCook en Tallahassee, Florida.

También el 10 de mayo de 1865, el comodoro Ebenezer Farrand entregó el CSS Nashville, CSS báltico, CSS Morgan, y varios otros buques, casi todos los buques de guerra restantes en la Armada Confederada, al contralmirante Henry Knox Thatcher en Nanna Hubba, Alabama.

Nuevamente, el 10 de mayo de 1865, el general de brigada Basil Duke entregó el resto de su brigada, el capitán Lot Abraham de la 4ª Caballería de Iowa en Washington, Georgia.

Finalmente, el 10 de mayo de 1865, el ex presidente Davis y su partido fueron capturados en Irwinsville, Georgia, por las tropas del teniente coronel Henry Haruden del mando del general James Wilson & rsquos.

El 11 de mayo de 1965, el general de brigada George Dibrell entregó el resto de su brigada al capitán Lot Abraham de la 4ª Caballería de Iowa en Washington, Georgia.

El 12 de mayo de 1865, el general de brigada William Tatum Wofford entregó el Departamento de Georgia del Norte al general de brigada Henry Moses Judah en Kingston, Georgia (condado de Bartow).

También el 12 de mayo de 1865, el Capitán Stephen Whitaker entregó el Batallón Walker & rsquos de la antigua Legión Thomas, separado del resto del comando, al Coronel George Washington Kirk en Franklin, Carolina del Norte, al enterarse de la rendición de Thomas y Martin. Esta fue la última rendición de las tropas confederadas al este del río Mississippi.

El 13 de mayo de 1865, la última batalla terrestre de la guerra se libró en Palmito Ranch en Texas, cerca de Brownsville, con las fuerzas confederadas al mando del coronel Rip Ford (incluida su propia segunda caballería de Texas) derrotando decisivamente a las fuerzas de la Unión bajo el mando del coronel Theodore Harvey Barrett. .

El 26 de mayo de 1865, el teniente general Simon Bolivar Buckner entregó el ejército del Trans-Mississippi al general de división Edward Canby en Nueva Orleans, Luisiana. Buckner estaba en el mando de campo directo del ejército en el momento en que estaba rodeado por las fuerzas de la Unión.

El 30 de mayo de 1865, el general de brigada Slaughter y el coronel Ford disolvieron las fuerzas de campo restantes del Distrito de Texas, Nuevo México y Arizona en Brownsville, Texas.

El 2 de junio de 1865, el general Edmund Kirby Smith entregó el Departamento de Trans-Mississippi al mayor general Edward Canby en Galveston, Texas.

El 3 de junio de 1865, el capitán Jonathan H. Carter entregó el CSS Misuri al teniente comandante William E. Fitzhugh en Alexandria, Louisiana.

El 23 de junio de 1865, el General de Brigada Stand Watie, Jefe Principal de la Nación Cherokee, entregó la Primera Brigada India del Ejército del Trans-Mississippi al Teniente. Coronel Asa C. Matthews en Doaksville, nación Choctaw (territorio indio).

El 6 de noviembre de 1865, el comandante James Iredell Waddell entregó el buque corsario CSS Shenandoah y su tripulación al Capitán R. N. Paynter del HMS Donegal en Liverpool, Inglaterra. Fue el único barco de la Armada Confederada en sortear el globo. La tripulación permaneció en Europa durante varios años después, en su mayor parte, y finalmente regresó a casa. los Shenandoah fue vendido al sultán de Zanzíbar.

El 20 de agosto de 1866, el presidente Andrew Johnson declaró oficialmente terminada la insurrección y se restableció la paz.

Los no entregados, exiliados y expatriados

El 4 de julio de 1865, el general de división Joseph Orville Shelby condujo su Brigada de Hierro y otras tropas en su División de Missouri a través del Río Grande en Eagle Pass, Texas, hacia Piedas Negras, Imperio de México, para evitar la rendición.

Junto a la columna de Shelby y rsquos estaban los ex gobernadores confederados Pendelton Murrah (Texas), Henry Allen (Luisiana), Thomas Reynolds (Missouri) e Isham Harris (Tennessee), así como los ex generales Edmund Kirby Smith, Sterling Price, John Bankhead Magruder, Alexander. Watkins Terrell y otros oficiales del antiguo Departamento de Trans-Mississippi y sus familias.

Bajo la dirección del ex comodoro Matthew Fontaine Maury de la Armada Confederada, los ex oficiales y tropas que habían cruzado al Imperio de México establecieron la Colonia Nueva Virginia en el estado de Veracruz por invitación del Emperador Maximiliano. Su ciudad central era Carlota, llamada así por la emperatriz Maximilian & rsquos. Los esclavos no estaban permitidos, la esclavitud estaba en contra de la ley mexicana. Cuando los republicanos juaristas (partidarios del presidente Benito Juárez, a quien los franceses derrocaron en 1864) derrocaron al gobierno de Maximiliano y rsquos, estos ex confederados regresaron al norte y muchos se convirtieron en ciudadanos prominentes.

Curiosamente, en 1851 Maury había formulado una vez un plan para erradicar la esclavitud desde dentro de las fronteras de los EE. UU. Y ralentizar o poner fin al comercio de esclavos de Brasil y rsquos con África.

Entre diez y veinte mil ex confederados emigraron al Imperio de Brasil por invitación de Dom Pedro II, que quería fomentar el crecimiento del algodón. Estableciéndose en varias comunidades, estas personas se convirtieron en la base de un grupo étnico único en Brasil conocido hoy como Los Confederados, ahora centrado en la ciudad de Americana en Sao Paulo. Los ahora multirraciales Los Confederados están extremadamente orgullosos de su historia y cada año envían jóvenes al sur de Estados Unidos para ver la antigua patria. Los colonos originales incluían a un antepasado de la ex primera dama Rosalyn Carter.

Otros ex Confederados se establecieron en lo que entonces era Honduras Británica (ahora Belice), estableciendo asentamientos en New Richmond cerca de San Pedro, en el New River al sur de Orange Walk Town, y alrededor de la ciudad de Punta Gorda. En unas pocas décadas, estos grupos se habían asimilado y perdido su carácter distintivo.

El ex contralmirante John Randolph Tucker dirigió a un grupo de ex expatriados confederados en Perú para establecer New Manassas y terminó siendo asignado para trazar el río Amazonas. El Dr. Henry Price llevó a otro grupo a Venezuela para ocupar grandes áreas del estado de Guyana llamado Price Grant.

De todos estos, Los Confederados de Brasil es la única ex colonia cuyos descendientes aún sobreviven como un grupo étnico distintivo. El mejor relato que he visto de estos grupos de expatriados es la tesis de maestría y rsquos de 2007 de Justin Horton en la Universidad Estatal de East Tennessee: & ldquoThe Second Lost Cause: Post-National Confederate Imperialism in the Americas & rdquo is online. [1]

Brasil abolió la esclavitud en 1888. Antiguos propietarios de esclavos, respaldados por los militares, derrocaron al gobierno imperial en 1889. Una dictadura militar gobernó el país hasta que los republicanos civiles llegaron al poder en 1894.

La reconstrucción de los antiguos estados confederados duró desde el final de la guerra hasta el Gran Compromiso de 1877, que también se conoce como el Pacto Corrupto. La llamada Era de la Redención del Sur (que nos trajo a Jim Crow, los Caballeros del Ku Klux Klan y el revisionismo histórico drástico) duró desde ese momento hasta la legislación de derechos civiles de mediados de la década de 1960.

  • [1] El mejor relato que he visto de estos grupos de expatriados es la tesis de maestría de 2007 de Justin Horton en la Universidad Estatal de East Tennessee: Horton, Justin Garrett, "La segunda causa perdida: el imperialismo confederado posnacional en las Américas". (2007). Tesis y disertaciones electrónicas. Documento 2025. http://dc.etsu.edu/cgi/viewcontent.cgi?article=3386&context=etd, consultado el 1 de mayo de 2015.

Si puede leer solo un libro:

Departamento de Guerra de Estados Unidos. Guerra de Rebelión: Documentos Oficiales de la Unión y Ejércitos Confederados, 128 vols. (Washington D.C .: Government Printing Office, 1880-1901), Serie I, volúmenes 46-49.

Downloads:

Libros:

Frank Cunningham. Indios Confederados de Watie de Stand General. San Antonio, TX: Naylor, 1959.

Robert M. Dunkerly. Hasta el final amargo: Appomattox, Bennett Place y las rendiciones de la Confederación. El Dorado Hills, CA: Savas Beatie, 2015.

———. La rendición confederada en Greensboro: Los últimos días del ejército de Tennessee. Jefferson, Carolina del Norte: McFarland, 2013.

Organizaciones:

Web Resources:

Horton, Justin Garrett. "La segunda causa perdida: el imperialismo confederado posnacional en las Américas". (2007). Tesis y disertaciones electrónicas. Documento 2025, East Tennessee State University, consultado el 1 de mayo de 2015.


Ver el vídeo: Robert E. Lee refuses command of the Union Army (Noviembre 2021).