Información

Rey celestial chino



Rey Mono

Rey Mono se basa en la historia real de un famoso monje, Xuan Zang, de la dinastía Tang de China (602-664). Después de una década de pruebas y tribulaciones, llegó a pie a lo que hoy es India, la cuna del budismo. Estuvo allí por los verdaderos libros sagrados budistas. Cuando regresó, Xuan Zang tradujo los Sutras al chino, lo que hizo una gran contribución al desarrollo del budismo en China.

Rey Mono es una interpretación alegórica del viaje, mezclada con fábulas chinas, cuentos de hadas, leyendas, supersticiones, creencias populares, historias de monstruos y todo lo que el autor pudo encontrar en las religiones populares taoísta, budista y china. Si bien los lectores promedio están fascinados con la destreza y la sabiduría del Rey Mono, muchos críticos coinciden en que el protagonista encarna lo que el autor trató de transmitir a sus lectores: un espíritu rebelde contra los entonces intocables gobernantes feudales.

El mono es realmente rebelde. Según la historia, nació de una roca, fertilizado por la gracia del Cielo y la Tierra. Siendo extremadamente inteligente, ha aprendido todos los trucos de magia y gongfu de un maestro taoísta inmortal. Ahora puede transformarse en setenta y dos imágenes diferentes, como un árbol, un pájaro, una bestia de presa o un insecto que puede colarse en el cuerpo de un enemigo para luchar contra él o ella de adentro hacia afuera. Usando las nubes como vehículo, puede viajar 108,000 millas con un solo salto mortal.

Afirma ser el Rey desafiando a la única autoridad sobre el cielo, los mares, la tierra y el mundo subterráneo: Y & ugrave Hu & aacuteng D & agrave D & igrave, o `` El Gran Emperador de Jade ''. Ese acto de alta traición, junto con las quejas de los dueños de los cuatro mares y del infierno, incurre en el implacable azote del ejército celestial. De hecho, el mono ha luchado en el océano y se ha apoderado del tesoro de la corona del Rey Dragón: una enorme barra de hierro con bandas de oro que se utiliza como lastre de las aguas. Capaz de expandirse o encogerse a sus órdenes, la barra de hierro se convierte en el arma favorita del mono en sus hazañas posteriores. La primera prueba de su poder se produjo cuando el mono irrumpió en el infierno y amenazó al rey hadeano para que le perdonara la vida a él y a sus seguidores para que todos pudieran disfrutar de la eternidad.

Después de muchos enfrentamientos con el intrépido Rey Mono, el ejército celestial ha sufrido numerosas derrotas humillantes. El monarca celestial tiene que darle a la facción de la paloma la oportunidad de probar su estrategia de apaciguamiento & # 8212 para ofrecer al mono un título oficial en el cielo con poca autoridad. Cuando se entera de la verdad de que no es más que un objeto de burla, el mono enfurecido se rebela, luchando todo su camino de regreso a la tierra para reanudar su reclamo original como El Rey.



Imagen cortesía de China-on-site.com, que tiene una maravillosa Rey Mono dibujos animados.

Finalmente, el ejército celestial, al contar con la ayuda de todos los dioses guerreros con diversos trucos, logra capturar al mono apenas invencible. Está condenado a la pena capital. Sin embargo, todos los métodos de ejecución fallan. Teniendo una cabeza de bronce y hombros de hierro, el mono desafila muchas de las espadas que se le infligen. Como último recurso, el emperador ordena que sea incinerado en el horno donde su ministro taoísta Tai Shang Lao Jun refina sus píldoras de inmortalidad. En lugar de matar al mono, el fuego y el humo agudizaron sus ojos para que ahora pueda ver a través de cosas que otros no pueden. Lucha para volver a la tierra de nuevo.

Al final de su ingenio, el emperador celestial le pide ayuda a Buda. Buda aprisiona al mono debajo de una gran montaña conocida como Wu Zhi Shan (El Monte de los Cinco Dedos). El mono tenaz sobrevive al enorme peso y presión. Quinientos años después, llega a su rescate el Monje Tang, Xuan Zang, a quien mencionamos al principio de la historia.

Para asegurarse de que el monje pueda viajar a Occidente para obtener los Sutras, Buda ha dispuesto que el Rey Mono se convierta en el escolta del monje en calidad de discípulo. pronto, en su camino hacia el oeste, dos discípulos más, también por voluntad del Buda, se unen a su compañía. Uno es el cerdo humorístico y no desanimado transgredido de un general celestial ebrio por su asalto contra un hada, el otro un monstruo marino que también solía ser un general celestial ahora en el exilio por un delito menor.

El grupo de cuatro se vio reforzado por un caballo, una encarnación del hijo de un dragón, que comenzó su tormentoso viaje hacia el oeste, un viaje lleno de acciones y aventuras que puso en juego el poder de los discípulos de los monjes, el Rey Mono en especial.


El inframundo chino


En la antigua religión china, el inframundo se llamaba Yellow Springs (Huángquán 黄泉) & # 8212 posiblemente una referencia al omnipresente río Amarillo. Los manantiales amarillos no eran un & # 8216hell & # 8217 donde uno sufre represalias, sino un lugar donde se suponía que residían las almas de los difuntos, el destino del alma blanca (pò 魄). La vida podría ser más fácil para el pò si se le proporcionaran las comodidades necesarias: comida, ropa, dinero, objetos preciosos y sirvientes. Estos serían colocados en la tumba por los familiares supervivientes. Los sirvientes (humanos y animales) fueron provistos al principio inmolando a los sirvientes reales del difunto en la tumba, pero con el tiempo (durante la primera mitad del primer milenio antes de Cristo) esta práctica terminó y se colocaron representaciones inanimadas de los ayudantes en la tumba. tumba en su lugar.

Cualquier cosa más precisa en cuanto a la concepción antigua exacta del inframundo se pierde, ya que los textos supervivientes de la Antigüedad china han sido escritos por confucianistas que generalmente han ridiculizado los mitos antiguos.

Bajo el Hàn, el Dios de la Montaña Oriental (Monte Tài: Tàishān 泰山), la morada del xiān 仙, comienza a ser considerado responsable del registro de los vivos y los muertos como resultado, la idea de que los muertos residen bajo el monte. Tài comienza a extenderse. Al mismo tiempo que el monte Tài en Shāndōng (山東), un templo en Fēngdū 酆 都 en Sìchuān (四川) también comienza a ser considerado como la entrada al reino subterráneo de los muertos.

Bajo la influencia del budismo, la religión popular china finalmente incluye un lugar de tormento subterráneo en toda regla llamado Dìyù (地獄). En Dìyù, las almas de los muertos se someten a juicio a través de los Diez Tribunales del Infierno, cada uno de los cuales está gobernado por un juez; los diez jueces se conocen como los diez Reyes Yāma (Yánwáng 閻王). El juez del primer tribunal sopesa las acciones buenas y malas del espíritu muerto y decide si debe someterse a los otros nueve juicios o no. Luego, cada uno de los tribunales subsiguientes se ocupa de un aspecto diferente de la expiación y de diferentes castigos. Los espíritus muertos particularmente meritorios obtienen acceso directo al Puente de Plata que da acceso a una posición en la Burocracia Celestial, o al Puente Dorado que da lugar al renacimiento en uno de los reinos superiores.


Da Ji

Los monarcas chinos eran conocidos por su libertinaje, que provocó la caída de muchas dinastías. Pero en la sociedad con prejuicios femeninos, a menudo se echaba la culpa a las mujeres involucradas con ellas. Da Ji siempre ha sido descrita como la peor mujer que ha tenido China en su larga historia.

La leyenda sobre Da Ji fue dada a conocer por el popular Romance histórico de la apoteosis (Feng Shen Yanyi). La novela describió a Da Ji como la encarnación de un zorro plateado que asumió una forma humana después de mil años de autocultivo. Fue convocada por N & uuml Wa, el soberano celestial, para corromper a Di Xin, el tirano del poderoso estado de Shang, para que su pueblo se levantara y lo derrocara. Por cierto, Di Xin se conoce históricamente como Zhou. Antes de la partida de Da Ji, N & uuml Wa le prometió un estado inmortal una vez cumplida su misión.

Sin embargo, según el registro histórico, Da Ji era la hermosa hija de una familia noble llamada Su en el estado de You Su. En 1047 a. C., Zhou, el tirano de Shang, conquistó el estado de Su y tomó a Da Ji como su trofeo. Para entonces, el rey tenía sesenta y tantos años y había estado en su trono durante cuarenta años. Había sido conocido como fuerte, heroico, oratorio y muy versado en música. Bajo su reinado, Shang se había convertido en un estado poderoso y próspero. Ciertamente tenía su talón de Aquiles, es decir, su amor encaprichado por las mujeres. Desde que Zhou tuvo a Da Ji como su concubina, las cosas empezaron a cambiar, para peor.

A Zhou le agradaba tanto Da Ji que intentó por todos los medios congraciarse con ella. A Da Ji le gustaban los animales, así que le construyó un Xanadu zoológico con una gran colección de aves y animales raros. A ella le gustaba bailar y cantar, por lo que ordenó a los artistas que compusieran música lasciva y coreografiaran bailes obscenos. Olvidándose por completo de los asuntos estatales, el rey Zhou comenzó a pasar todo su tiempo con Da Ji. Reunía a tres mil invitados en una fiesta para disfrutar de su & # 8220 estanque de vino & # 8221 y & # 8220 bosque de carne & # 8221, que consistía en tiras de carne cocidas que colgaban de un bosque de árboles. El rey Zhou permitía que los invitados jugaran al gato y al ratón desnudos entre los árboles para que Da Ji se divirtiera. Cuando una dama de honor, hija del Señor Jiu, no pudo soportar la vista de tal libertinaje y protestó, el rey Zhou la mató, su padre castigado y su carne alimentada a los vasallos del tirano.

Con el tiempo, Da ji se convirtió en una bestia. Se decía que su mayor alegría era escuchar a la gente llorar por los sufrimientos físicos. Una vez, cuando vio a un granjero caminar descalzo sobre el hielo, ordenó que le cortaran los pies para poder estudiarlo y descubrir la causa de su resistencia al frío. En otra ocasión, hizo que le abrieran el vientre a una mujer embarazada para que pudiera satisfacer su curiosidad por saber qué sucedía allí. Para verificar el viejo dicho de que el corazón de & # 8220 un buen hombre & # 8217 tenía siete aberturas, & # 8221, cortó el corazón de Bi Gan, un ministro honesto, y lo sometió a su fértil escrutinio.

Rey Zhou de Shang

Además de todas esas atrocidades, Da Ji fue mejor conocida por su invención de un dispositivo de tortura llamado Paolao: un cilindro de bronce calentado como un horno con carbón hasta que los lados estuvieran extremadamente calientes. Entonces la víctima sería atada al cilindro y horneada hasta morir. Da Ji se deleitaría mucho con los dolorosos gritos de los condenados.

Mientras el tirano Zhou estaba ocupado en hacer felices a él y a Da Ji, una tribu Zhou 1 comenzó a fortalecerse cada vez más. Su odio hacia el tirano estaba profundamente arraigado. Cuando Boyi Kao, hijo mayor de Ji Chang, líder de la tribu Zhou, visitó Chao Ge, capital de Shang, tuvo una historia de amor con Da Ji. En su ira, el tirano Zhou hizo matar a Kao y su cuerpo aterrizó. Como si no fuera suficiente, Zhou hizo que Ji Chang bebiera la sopa de la carne de su hijo antes de encarcelarlo. Solo después de muchos esfuerzos de rescate, incluido el soborno intensivo, Ji Chang finalmente fue liberado dos años después. Doce años después de la muerte de Ji Chang, su hijo menor, Ji Fa, lanzó un ataque contra Shang para vengar a su familia.

La ira y el odio creados por la brutalidad del tirano Zhou y Da Ji entre su propia gente hicieron que fuera más fácil para Ji Fa lograr su objetivo. Ante el ataque de la tribu Zhou, el ejército de Shang mejor armado y una vez invencible se rindió repentinamente y muchos soldados incluso volvieron sus armas contra su gobernante tiránico. Al ver su dinastía condenada, el tirano Zhou se suicidó prendiéndose fuego a sí mismo. Da Ji fue posteriormente ejecutado por Ji Fa, rey de la nueva dinastía de Zhou.

De acuerdo a El romance histórico de la apoteosis (Feng Shen Yanyi), sin embargo, después de la caída de la dinastía Shang, N & uuml Wa condenó a muerte a Da Ji, la encarnación de un zorro, en lugar de convertirla en una inmortal como había prometido porque la encontró demasiado celosa al hacer lo que había prometido. se le había pedido que hiciera. Da Ji había enfadado tanto a su gente que a N & uuml Wa no le quedaba otra alternativa.

Los historiadores de hoy argumentaron que ni el rey Zhou de Shang ni Da Ji habían cometido tantas atrocidades como afirmaban las leyendas. Podría ser una estratagema de propaganda por parte de la tribu Zhou para demonizar a la pareja con el fin de reunir apoyo para su causa. Si eso es cierto, entonces Da Ji habría sido víctima de la primera guerra psicológica que la historia haya visto.

Nota: La palabra & quotZhou & quot que está por todas partes aquí es realmente confusa. Sin embargo, no es el caso en chino. Para el carácter chino de & quotZhou & quot es el tirano, que se lee en un tono descendente, mientras que el carácter chino de & quotZhou & quot es la tribu es, que se lee en un tono nivelado.

Texto y traducción de Haiwang Yuan y copyright 2003
Última actualización: 5 de octubre de 2003


Observaciones antiguas

Fue el famoso científico Laplace & # 10138 quien dijo: "De todos los pueblos antiguos, los chinos tienen los registros más antiguos de la ciencia de la astronomía".


La trayectoria del polo norte celeste entre las estrellas debido a la precesión (asumiendo velocidad precesional constante y oblicuidad de la época JED 2000). Imagen de Tau? Olunga disponible bajo una licencia Creative Commons & # 10138
Estatua de Zu Chongzi en Tinglin Park en Kunshan Imagen de Gisling & # 10138 disponible bajo una licencia Creative Commons & # 10138

Zu Chongzhi & # 10138 (429-500 EC) fue uno de los matemáticos y astrónomos chinos más famosos. Fue la primera persona en tener en cuenta la precesión & # 10138 del eje de la tierra. El eje gira alrededor de un círculo cada 25.800 años, lo que equivale a un minuto de arco cada 72 años. La razón de la precesión no se entendió hasta la teoría de la gravedad de Newton & # 10138. Ocurre porque la Tierra no es una esfera perfecta, sino que sobresale ligeramente en el ecuador debido a su rotación. El eje inclinado de la Tierra da un tirón gravitacional variable del sol y la luna en este bulto y eso es lo que conduce a la precesión. Los primeros astrónomos se dieron cuenta de esto porque la posición del polo norte aparentemente estacionario y los solsticios cambiaron gradualmente durante cientos de años. Este aparente vagabundeo de los polos a lo largo de los siglos requirió una medición precisa para detectar estos pequeños y lentos cambios. La estrella elegida como 'estrella polar' tuvo que cambiar con el tiempo y esto se puede utilizar hasta la fecha cuando se realizaron las observaciones chinas. El gran científico chino Shen Kuo calculó con precisión la tasa de precesión 500 años después.

Predecir eclipses

La astronomía es de gran importancia porque la predicción precisa de los eclipses de luna y sol se volvió vital. La gente común vio la batalla en los cielos entre el sol y la luna como una amenaza muy siniestra, si el gobernante tenía conocimiento previo de estos eventos, podría limitar los posibles disturbios. Fue de particular importancia en China porque el Emperador era "Hijo del Cielo" y el conducto de interacción entre la tierra y el cielo. Un eclipse inesperado arrojaría inmediatamente una duda sobre el Mandato del Cielo del gobernante (derecho a gobernar). Desde los primeros tiempos se volvió importante rastrear el sol y la luna para ayudar a predecir eclipses y otros eventos, por lo que la astronomía era un estudio privilegiado que solo se permitía a unos pocos estudiosos de la Corte Imperial. China ha mantenido un conjunto ininterrumpido de observaciones astronómicas durante más tiempo que cualquier otra civilización.

El emperador Qing Qianlong afirma en su mensaje de abdicación de 1794 que un próximo eclipse solar y un eclipse lunar se tomaron como signos de que era necesario un cambio de gobernante, pero que también había reinado durante unos impresionantes 60 años.

Misión espacial de China

China está invirtiendo una gran cantidad de dinero y esfuerzo en la construcción de un programa de exploración espacial. Las misiones ya han puesto personas en órbita alrededor de la Tierra y han llevado robots a la Luna. Existen planes para un gran laboratorio espacial y aterrizajes tripulados en la Luna e incluso misiones a Marte. En una carrera para llevar gente a Marte, bien podría ser China la que llegue primero. Leer más & hellip
Eclipse solar total de 1999 en Francia. Imagen de Luc Viatour & # 10138 disponible bajo una licencia Creative Commons & # 10138

Configurar el calendario

También se necesitaban observaciones astronómicas para determinar el comienzo preciso de cada año y mes para que pudieran proclamarse formalmente con anticipación, estableciendo los calendarios de todos en sincronización. Todo es muy complejo porque la visión simplista de las órbitas circulares en un solo plano es inexacta. La órbita de la luna está inclinada 5 ° con respecto a la ecuatorial de la Tierra y es ligeramente elíptica y progresiva, por lo que se necesitan tanto mediciones detalladas como matemáticas complejas para predecir su trayectoria.

Los chinos se concentraron en la estrella polar y las estrellas que la rodean porque las estrellas observadas no están oscurecidas por el sol o la luna brillantes. Se hicieron discos circulares de jade con muescas para marcar la posición de las estrellas circumpolares clave para que el polo norte y el tiempo pudieran determinarse fácilmente, y todo esto ya en el año 1000 a. C. Esta medición indirecta de la posición del sol es mucho más fácil de hacer, pero más compleja de usar que la medición europea / griega de las estrellas visibles justo antes del amanecer y después del atardecer. La posición de la luna llena también se puede utilizar para determinar la posición del sol, ya que en este momento es directamente opuesta.

El cielo nocturno mostrando las constelaciones griegas (en azul) y algunas chinas (en amarillo) superpuestas. La Vía Láctea se muestra como una banda azul y la trayectoria del eclipse como una línea naranja con flechas.

Próximo Festival

Hay muchos otros festivales alegres repartidos a lo largo del año.
Lee mas.


Astronomía china: el legado

Los astrónomos chinos a menudo han sido vistos a favor de las contribuciones griegas, indias e islámicas al campo, principalmente porque utilizan métodos tan diferentes del mundo eurocéntrico. Su trabajo tendía a estar más preocupado por refinar sus observaciones y hacer mediciones cada vez más precisas que desarrollar teorías, pero, en ese sentido, eran una de las principales culturas antiguas.

Los astrónomos chinos generaron mediciones de tiempo fantásticamente precisas y trazaron fenómenos cosmológicos inusuales, como novas, cometas y lluvias de meteoritos. Esto hace que su trabajo sea importante para el desarrollo de la historia de la astronomía, y sus ideas se filtraron por la Ruta de la Seda hacia el Medio Oriente y Europa.


Rey celestial chino - Historia

Durante el siglo XVIII, los británicos, los principales comerciantes con China, se sintieron cada vez más insatisfechos con los inconvenientes y limitaciones de su acuerdo comercial. La Compañía de las Indias Orientales solicitó varias veces al emperador chino una liberalización de la política de China. Después de repetidos fracasos, el gobierno envió un enviado oficial del propio rey Jorge III a la corte imperial. Así, en 1792 Lord George Macartney llegó a Pekín (Beijing moderno) con una carta del rey al emperador Ch'ien Lung (vivió en 1711-1799, gobernó de 1735 a 1796), solicitando representación diplomática británica en la corte imperial, una relajación de regulaciones comerciales y la apertura de más puertos chinos al comercio. El emperador rechazó todas las solicitudes británicas por las razones que expresó en la siguiente carta.

Tú, oh Rey, desde lejos has anhelado las bendiciones de nuestra civilización, y en tu afán por entrar en contacto con nuestra influencia convertidora, has enviado una Embajada al otro lado del mar con un memorándum. Ya he tomado nota de tu respetuoso espíritu de sumisión, he tratado tu misión con sumo favor y la he cargado de obsequios, además de darte un mandato, oh Rey, y honrarte con la entrega de valiosos obsequios. Así se ha manifestado mi indulgencia.

Ayer, su embajador solicitó a mis ministros que me recordaran su comercio con China, pero su propuesta no es coherente con nuestro uso dinástico y no puede ser entretenida. Hasta ahora, todas las naciones europeas, incluidos los comerciantes bárbaros de su propio país, han llevado a cabo su comercio con nuestro Imperio Celestial en Cantón. Tal ha sido el procedimiento durante muchos años, aunque nuestro Imperio Celestial posee todas las cosas en abundancia prolífica y no carece de ningún producto dentro de sus propias fronteras. Por tanto, no había necesidad de importar las manufacturas de los bárbaros externos a cambio de nuestros propios productos. Pero como el té, la seda y la porcelana que produce el Imperio Celestial son necesidades absolutas para las naciones europeas y para ustedes mismos, hemos permitido, como señal de favor, que se establezcan hongs [grupos de comerciantes] extranjeros en Cantón, así para que sus deseos sean suplidos y su país participe así de nuestra beneficencia. Pero su Embajador ha presentado ahora nuevas solicitudes que no reconocen por completo el principio del Trono de "tratar a los extraños desde lejos con indulgencia" y ejercer un control pacificador sobre las tribus bárbaras en todo el mundo. Además, nuestra dinastía, que domina la miríada de razas del mundo, extiende la misma benevolencia hacia todos. Su Inglaterra no es la única nación que comercia en Canton. Si otras naciones, siguiendo su mal ejemplo, importunan injustamente mi oído con más peticiones imposibles, ¿cómo será posible que las trate con indulgencia fácil? Sin embargo, no olvido la lejanía solitaria de su isla, aislada del mundo por los desiertos del mar que intervienen, ni paso por alto su ignorancia excusable de los usos de nuestro Imperio Celestial. En consecuencia, he ordenado a mis Ministros que aclaren a su Embajador sobre el tema y he ordenado la salida de la misión. Pero tengo dudas de que, después de la vuelta de su Enviado, no pueda familiarizarle con mi punto de vista en detalle o que le falte lucidez, de modo que ahora procederé. emitir mi mandato sobre cada cuestión por separado. De esta manera, confío, comprenderá mi significado.

Su solicitud de una pequeña isla cerca de Chusan [un grupo de islas en el Mar de China Oriental a la entrada de la bahía de Hangchow], donde sus comerciantes pueden residir y almacenar mercancías, surge de su deseo de desarrollar el comercio. Como no hay intérpretes ni hongs extranjeros en o cerca de Chusan, donde ninguno de sus barcos ha hecho escala, una isla así sería completamente inútil para sus propósitos. Cada centímetro del territorio de nuestro Imperio está marcado en el mapa y se ejerce la más estricta vigilancia sobre todo: incluso los islotes diminutos y los bancos de arena lejanos están claramente definidos como parte de las provincias a las que pertenecen. Considere, además, que Inglaterra no es la única tierra bárbara que desea establecerse. comerciar con nuestro Imperio: suponiendo que todas las demás naciones imitaran tu malvado ejemplo y me suplicaran que les presentara a todas y cada una de ellas un sitio con fines comerciales, ¿cómo podría cumplir? Esto también es una flagrante infracción del uso de mi Imperio y no puede ser entretenido.

La siguiente solicitud, para un pequeño sitio en las cercanías de la ciudad de Cantón, donde sus comerciantes bárbaros pueden alojarse o, alternativamente, que ya no haya restricciones sobre sus movimientos en Aomen [una ciudad a unas 45 millas al sur de Cantón, en el extremo inferior del delta del río Pearl (Zhu)] ha surgido por las siguientes causas. Hasta ahora, a los comerciantes bárbaros de Europa se les ha asignado una localidad definida en Aomen para su residencia y comercio, y se les ha prohibido invadir una pulgada más allá de los límites asignados a esa localidad. . . . Si se retiraran estas restricciones, inevitablemente se producirían fricciones entre los chinos y sus súbditos bárbaros, y los resultados militarían en contra de la benevolente consideración que siento por usted. Por lo tanto, desde todos los puntos de vista, es mejor que las regulaciones ahora en vigor continúen sin cambios.

Con respecto a la adoración de su nación al Señor del Cielo, es la misma religión que la de otras naciones europeas. Desde el comienzo de la historia, los emperadores sabios y los gobernantes sabios han otorgado a China un sistema moral e inculcado un código, que desde tiempos inmemoriales ha sido observado religiosamente por miríadas de mis súbditos [la referencia es al confucianismo]. No ha habido anhelo de doctrinas heterodoxas. Incluso los funcionarios europeos (misioneros) en mi capital tienen prohibido mantener relaciones sexuales con sujetos chinos, están restringidos dentro de los límites de sus residencias designadas y no pueden propagar su religión. La distinción entre chinos y bárbaros es sumamente estricta, y la petición de su embajador de que se dé a los bárbaros plena libertad para difundir su religión es absolutamente irrazonable.

Puede ser, oh rey, que las propuestas anteriores las haya hecho su Embajador de manera irresponsable y bajo su propia responsabilidad, o tal vez usted mismo ignore nuestras regulaciones dinásticas y no tenga intención de transgredirlas cuando expresó estas locas ideas y esperanzas. Si, después de recibir este decreto explícito, prestas oído a las representaciones de tus subordinados y permites que tus comerciantes bárbaros procedan a Ch kiang y Tientsin [dos ciudades portuarias chinas], con el objeto de desembarcar y comerciar allí, el Las ordenanzas de mi Imperio Celestial son extremadamente estrictas, y los funcionarios locales, tanto civiles como militares, están obligados con reverencia a obedecer la ley del país. Si sus embarcaciones tocan la costa, sus comerciantes seguramente nunca podrán desembarcar o residir allí, pero estarán sujetos a expulsión inmediata. En ese caso, sus mercaderes bárbaros habrán tenido un largo viaje en vano. ¡No digas que no fuiste advertido a su debido tiempo! ¡Obedece temblorosamente y no muestres negligencia! ¡Un mandato especial!


Dragones chinos - Mitología y folclore - La diosa blanca

Los dragones chinos, como los indios Naga, a menudo se asocian con el agua, la lluvia, los lagos y los ríos. Los dragones chinos son criaturas divinas y míticas que traen consigo la máxima abundancia, prosperidad y buena fortuna. Los chinos se autoproclaman "Lung Tik Chuan Ren", Descendientes del Dragón. A diferencia del aspecto negativo asociado con los dragones occidentales, la mayoría de los dragones orientales son hermosos, amigables y sabios. Son los ángeles de Oriente. En lugar de ser odiados, son amados y adorados. Se han construido templos y santuarios para honrarlos, ya que controlan la lluvia, los ríos, los lagos y los mares.

De hecho, los cuatro grandes ríos de China llevan el nombre de dragones: el Heilongjian (Dragón Negro) en el extremo norte, el Huanghe (Río Amarillo) en el centro de China, el Changjiang (Yangtze o río Long) más al sur y el Zhujiang ( Pearl) en el extremo sur.

El dragón chino, o pulmón, simboliza el poder y la excelencia, la valentía y la audacia, el heroísmo y la perseverancia, la nobleza y la divinidad. Un dragón supera los obstáculos hasta que el éxito es suyo. Es enérgico, resolutivo, optimista, inteligente y ambicioso.

La mayoría de las veces, estos dragones están asociados con la realeza y los emperadores están estrechamente alineados con la imagen del dragón. Antes de que comenzara la historia, se decía que el primer emperador de China, Fu Hsi, tenía una cola de dragón y que su sucesor, Shen Nung, tenía un dragón como padre. El dragón imperial o pulmón tiene cinco garras en lugar de cuatro. El dragón o mang ordinario representa el poder temporal en lugar de la destreza espiritual. El pulmón, o Rey Dragón, dio órdenes al Emperador moviéndose en cuatro direcciones simultáneamente. La quinta dirección (en relación con la quinta garra) es el centro donde permanece.

Los dragones se utilizan como decoración en todas partes y se describen en términos del dragón: trono de dragón, túnica de dragón, cama de dragón, bote de dragón. Llamar a un emperador "cara de dragón" era un cumplido supremo.

El Dragón trae la esencia de la vida, en la forma de su aliento celestial, conocido por muchos como sheng chi. Él da vida y otorga su poder en la forma de las estaciones, trayendo agua de la lluvia, calor del sol, viento de los mares y suelo de la tierra. El Dragón es la máxima representación de las fuerzas de la Madre Naturaleza. La mayor fuerza divina de la Tierra.

El dragón chino se ve a menudo como el símbolo de la protección y la vigilancia divinas. Se le considera como el Ser Supremo entre todas las criaturas. Tiene la capacidad de vivir en los mares, volar por los cielos y enroscarse en la tierra en forma de montañas. Siendo el animal mítico divino, el Dragón puede alejar a los espíritus malignos errantes, proteger a los inocentes y brindar seguridad a todos los que tienen su emblema. El dragón chino es considerado el símbolo supremo de la buena fortuna.

TIPOS DE DRAGONES

Hay nueve tipos principales de dragones chinos.

El dragón cornudo
Que puede producir lluvia y es totalmente sordo.

El dragón alado

El Dragón Celestial
El T & # 39ien Lung, o Dragón Celestial vive en el cielo y protege a los dioses para evitar que caigan de las nubes.

El Dragón Espiritual
El shen-lung que genera viento y lluvia en beneficio de la humanidad

El Dragón de los tesoros escondidos
El Fu-tsang guarda tesoros ocultos o riquezas ocultas

El Dragón Enrollado
Que vive en el agua

El dragón amarillo
Que una vez emergió del agua y presentó al legendario emperador Fu Shi los elementos de la escritura.

El Rey Dragón
El último de los nueve es el Rey Dragón, que en realidad consta de cuatro dragones separados, cada uno de los cuales gobierna uno de los cuatro mares, los del este, sur, oeste y norte.

El tipo de dragón chino generalizado más poderoso es el dragón cornudo, o pulmón, que puede producir lluvia y es totalmente sordo. Además, hay un dragón sin hogar (Ii) que vive en el océano y otro tipo (chiao) que está cubierto de escamas y por lo general habita en las marismas, pero también tiene guaridas en las montañas.

También hay nueve formas en que los chinos han representado tradicionalmente a estos dragones, cada una de las cuales revela una característica diferente del dragón. Hay dragones tallados en la parte superior de campanas y gongs, debido a la costumbre de la bestia de llamar en voz alta cuando es atacada. Un segundo tipo está tallado en los tornillos de los violines, ya que a la mayoría de los dragones les gusta la música. Un tercero está tallado en la parte superior de las tablas de piedra, debido al amor de los dragones por la literatura. Un cuarto se encuentra en la parte inferior de los monumentos de piedra, ya que los dragones pueden soportar grandes pesos. Un quinto se coloca en los aleros de los templos, ya que los dragones están siempre alerta al peligro. Un sexto ocurre en las vigas de los puentes, ya que a los dragones les gusta el agua. Un séptimo está tallado en el trono de Buda, ya que a los dragones les gusta descansar. Se coloca un octavo en las empuñaduras de las espadas, ya que se sabe que los dragones son capaces de matar. El noveno está tallado en las puertas de la prisión, ya que son dragones a los que les gustan las peleas y los problemas.

EL AÑO DEL DRAGÓN

1904 - Dragón de madera
1916 - Dragón de fuego
1928 - Dragón de tierra
1940 - Dragón de metal
1952 - Dragón de agua
1964 - Dragón de madera
1976 - Dragón de fuego
1988 - Dragón de tierra
2000 - Dragón de metal
2012 - Dragón de agua

DRAGÓN DE MADERA:
El dragón de madera es creativo, imaginativo e inquisitivo. Es tanto un pensador como un hacedor y es capaz de desarrollar nuevos conceptos brillantes. Cada uno de sus movimientos está guiado por una lógica sólida. Su empuje y ambición le permiten poner en práctica muchas de sus ideas, sin embargo este Dragón es capaz de ocultar su dominio e intenta no ofender. Incluso se comprometerá si se trata de ventajas. Aunque no es tan egocéntrico como otros dragones, sigue siendo franco y valiente cuando se le desafía.

DRAGÓN DE FUEGO:
The Fire Dragon is the most extroverted and competitive Dragon. He tends to push too hard and expects a lot from everyone. His criticisms are objective and he has the ability to arouse massive popular support. His insatiable ambition can make him short-tempered and intolerant. He is an empire builder who needs to master his less favorable traits and learn how to communicate more humbly with people as individuals.

EARTH DRAGON:
The Earth Dragon is a quieter, more reflective Dragon, He will be appreciative of other's opinions even if he fails to agree with them. He is reasonable in his approach to problems and his leadership is less dictatorial. He is not given to outbursts of temper, but at the same time demands respect. He knows the value of cooperation and is more diplomatic than the other Dragons. He is ambitious, but his initiatives are less hurried and more carefully thought out.

METAL DRAGON:
The Metal Dragon is the most strong-willed Dragon. He is inflexible, unbending, and combative. He gives little regard to the feelings of others. This ruthlessness can result in a rapid rise to a position of authority, but often at the cost of destroying important relationships. It is futile to attempt to convince him that certain things are simply undoable. He will go it alone if he can't gain support. He succeeds because he refuses to accept failure.

WATER DRAGON:
The Water Dragon is less selfish and opinionated than the other Dragons. He is more inhibited and less power-hungry. He can accept defeat without recriminations. He makes a good negotiator as he knows when, where, and how to apply pressure. He has a tendency to be over-optimistic and needs to learn how to relinquish what is unfeasible so that he can concentrate his energies on the most rewarding endeavors.


Royalty in China

Unless otherwise noted, these books are for sale at Amazon.com. Your purchase through these links will result in a commission for the owner of the Royalty.nu site.

Chinese Emperors

Chronicle of the Chinese Emperors by Ann Paludan. A reign-by-reign record of the rulers of imperial China, from legendary first emperor Qin Shihuangdi to the last emperor in the 20th century. Useful for basic research and fun to browse, this heavily-illustrated book includes maps, timelines, and special features on everything from the Great Wall to the Boxer Rebellion.

China's Imperial Past by Charles O. Hucker. An introduction to Chinese history and culture.

Imperial China: 900-1800 by F. W. Mote. Highlights the personal characteristics of China's rulers and dynasties in the vast panorama of the largest society in human history.

Emperors' Treasures: Chinese Art From the National Palace Museum, Taipei by Jay Xu and Li He. Explores the identities of eight Chinese rulers who reigned from the early 12th through early 20th centuries, and how each ruler contributed to the arts.

Speaking to History: The Story of King Goujian in Twentieth-Century China by Paul A. Cohen. The story of King Goujian, a psychologically complex 5th century BC monarch, spoke powerfully to the Chinese during the 20th century. This book examines why people are drawn to narratives from the distant past and how shared narratives help to define a culture.

Women in Imperial History

Women Shall Not Rule: Imperial Wives and Concubines in China from Han to Liao by Keith McMahon. Chinese emperors took multiple wives, in some cases hundreds and even thousands. This book examines the intrigue and scandal among rival wives.

Celestial Women: Imperial Wives and Concubines in China From Song to Qing by Keith McMahon. Follows the strong and active women, of both high and low rank, who counseled emperors, ghostwrote for them, and dominated them when they were weak.

General Chinese History

The Cambridge Illustrated History of China by Patricia Buckley Ebrey. This sumptuously illustrated single-volume history traces the origins of Chinese culture from prehistoric times to the present.

A Concise History of China by J. A. G. Roberts. Leads the reader through Chinese history in 300 pages, adding sufficient detail and anecdote to provide color and texture. Includes 10 maps. (Review © Amazon.com)

The Story of China: The Epic History of a World Power From the Middle Kingdom to Mao and the China Dream by Michael Wood. Taking into account new archeological discoveries, this book begins with China's early dynasties.

China: Its History and Culture by W. Scott Morton. An introduction to Chinese history.

Ancient China

The Cambridge History of Ancient China edited by Michael Loewe and Edward L. Shaughnessy. Fourteen leading specialists on early China cover more than 1000 years of history.

Records of the Grand Historian by Sima Qian. The author, who died around 9 BC, was the first major Chinese historian. He documented the history of China and neighboring countries from the ancient past to his own time.

Empresses and Consorts: Selections From Chen Shou's Records of the Three States With Pei Songzhi's Commentary by Chen Shou, Robert Joe Cutter, William Gordon Crowell, and Pei Songzhi. A critical overview of developments affecting palace women from earliest times to the Han dynasty.

The Yellow Emperor

The Yellow Emperor's Classic of Medicine by Maoshing Ni. A new translation of the Neijing Suwen, an ancient Chinese text on medicine and Taoism said to have been written by the Yellow Emperor himself.

The Complete Tao Te Ching With the Four Canons of the Yellow Emperor edited by Jean Levi. The long-lost the Four Canons of ancient China's legendary Yellow Emperor. Topics include the art of ruling, metaphysics, military matters, and meditation.

The Qin (Ch'in) and Han Empires

The Empress in the Pepper Chamber: Zhao Feiyan in History and Fiction by Olivia Milburn. After political enemies forced Empress Zhao Feiyan (45-1 BCE) to commit suicide, her reputation was marred by accusations of murder and promiscuity. This study includes an erotic novella about the imperial harem.

Modeling Peace: Royal Tombs and Political Ideology in Early China by Jie Shi. The Mancheng site features burials of the first king and queen of the Zhongshan kingdom (second century BC).

The Great Wall & Imperial Palaces

The Three Kingdoms

The Romance of the Three Kingdoms by Luo Guanzhong (Lo Kuan-chung), translated by Moss Roberts. A classic 14th century Chinese novel about the battles between the Three Kingdoms for control of China in the 3rd century AD. This translation is unabridged.

Medieval China

Kingship in Early Medieval China by Andrew Eisenberg. The institution of the Retired Emperor and Classical Chinese political history (4th to 7th centuries AD).

The Sui and Tang (T'ang) Dynasties

Emperor Yang of the Sui Dynasty: His Life, Times, and Legacy by Victor Cunril Xiong. Presents a reappraisal of the Chinese emperor, whose legacy provided the foundation for the celebrated civilization of the Tang dynasty.

China's Southern Tang Dynasty, 937-976 by Johannes L. Kurz. The Southern Tang was one of China's minor dynasties and one of the great states in China in the tenth century.

From Warhorses to Ploughshares: The Later Tang Reign of Emperor Mingzong by Richard L. Davis. Drawing extensively on primary sources, including Mingzong's spirited correspondence with his officials, this political and cultural biography brings to life a charismatic emperor who was held up as a model ruler by succeeding generations.

The Poetics of Sovereignty: On Emperor Taizong of the Tang Dynasty by Jack W. Chen. Examines the literary writings of China's Emperor Taizong (r. 626-49), especially his poetry.

Imperial Tombs in Tang China, 618-907: The Politics of Paradise by Tonia Eckfeld. Looks at the religious, political, social, and artistic significance of the imperial tombs of the Tang dynasty.

Tang China and the Collapse of the Uighur Empire: A Documentary History by Michael R. Drompp. A reconstruction of the Tang dynasty's response to the fleeing of large numbers of Uighur refugees to China's northern frontier.

The Ruler's Guide: China's Greatest Emperor and His Timeless Secrets of Success by Chinghua Tang. Presents conversations between Chinese emperor Tang Taizong (598-649 AD) and his advisers on leadership.

Empress Wu

Daughter of Heaven: The True Story of The Only Woman to Become Emperor of China by Nigel Cawthorne. Empress Wu Zetian seduced her way to the throne, executed her enemies without mercy, murdered her own children for political gain, and reigned for over 50 years.

Wu: The Chinese Empress Who Schemed, Seduced and Murdered Her Way to Become a Living God by Jonathan Clements. Born in the 7th century, Wu Zetian was the daughter of a lumber merchant. Her beauty and steely determination helped her become China's only reigning empress.

Wu Zhao: China's Only Female Emperor by N. Harry Rothschild. Biography of Wu Zhao, who improbably rose from a fifth-ranked concubine to become emperor.

Empress Wu the Great, Tang Dynasty China by X. L. Woo. Biography of Wu Zetian (624-705), the only female sovereign to rule in her own name during all of Chinese history.

The Woman Who Discovered Printing by T. H. Barrett. Explores why Empress Wu (AD 625-705) was interested in printing, and why its introduction had less immediate impact in China than it did in Europe centuries later.

Emperor Wu Zhao and Her Pantheon of Devis, Divinities, and Dynastic Mothers by N. Harry Rothschild. China's Empress Wu built a pantheon of female divinities and cast herself as the human vessel through which their energy flowed.

Empress of China: Wu Ze Tian by Cheng-An Chiang, illustrated by Xu De Yuan. This children's book tells the true story of the 7th century woman who ruled China.

Ficción

Empress by Evelyn B. McCune. Popular novel about Empress Wu, the only woman to rule China in her own right.

Empress: A Novel by Shan Sa. Fictional account of the life of Empress Wu, China's only female emperor, who emerged in the seventh century during the great Tang Dynasty and ushered in a golden age.

The Moon in the Palace by Weina Dai Randel. Novel about the intelligent young concubine who became China's Empress Wu. Followed by a sequel, The Empress of Bright Moon.

The Song (Sung) Dynasty

Branches of Heaven: A History of the Imperial Clan of Sung China by John W. Chaffee. This dynasty ruled China from 960 to 1279.

Ten States, Five Dynasties, One Great Emperor by Hung Hing Ming. How Emperor Zhao Kuang Yin (Taizu) unified China in the Song Dynasty.

Emperor Huizong by Patricia Buckley Ebrey. The first comprehensive English-language biography of Huizong, who ascended the throne in 1100 AD. He guided the Song Dynasty toward cultural greatness, but lost the throne to Jurchen invaders and died their prisoner.

Emperor Huizong and Late Northern Song China: The Politics of Culture and the Culture of Politics edited by Patricia Buckley Ebrey and Maggie Bickford. Huizong was an exceptional emperor who wrote poetry and created his own calligraphy style. When Song proved unable to defend itself against the Jurchen state of Jin, Huizong and thousands of members of his family and court were taken captive, and the Song dynasty had to recreate itself in the South.

Empresses, Art, and Agency in Song Dynasty China by Hui-shu Lee. The critical role emperors' wives played as patrons, collectors, taste-makers, and artists during the three-century Song dynasty (960-1279).

Accumulating Culture: The Collections of Emperor Huizong by Patricia Buckley Ebrey. A study of the art collections of China's Emperor Huizong (1082-1135).

The Yuan (Mongol) Dynasty

La dinastía Ming

A Tale of Two Melons: Emperor and Subject in Ming China by Sarah Schneewind. An introduction to Ming society, culture, and politics, including the founding of the dynasty and the role of omens at court.

Zhu Yuanzhang and Early Ming Legislation: The Reordering of Chinese Society Following the Era of Mongol Rule edited by Edward L. Farmer. Zhu Yuanzhang was born a peasant and rose to be the first Ming emperor.

Perpetual Happiness: The Ming Emperor Yongle by Shih-Shan Henry Tsai. Biography of a 15th century Chinese emperor.

What the Emperor Built: Architecture and Empire in the Early Ming by Aurelia Campbell. How how the palaces and temples of the Yongle emperor helped legitimize his usurpation of power.

The Empress and the Heavenly Masters: A Study of the Ordination Scroll of Empress Zhang (1493) by Yu-ping Luk. This book builds a history of imperial ordinations and examines the influences of the Daoist leaders known as the Zhengyi Heavenly Masters.

Four Seasons: A Ming Emperor and His Grand Secretaries in Sixteenth-Century China by John W. Dardess. How Emperor Jiajing and his four successive grand secretaries managed affairs of state, drawing on the grand secretaries' personal writings.

1587, A Year of No Significance by Ray Huang is about Emperor Wan-li, who ruled China for 48 years.

A Dragon's Head and a Serpent's Tail: Ming China and the First Great East Asian War, 1592-1598 by Kenneth M. Swope. Japanese troops invaded Korea in May of 1592, and Korea's appeal to China's Emperor Wanli for assistance triggered a six-year war encompassing the whole region.

Screen of Kings: Royal Art and Power in Ming China by Craig Clunas. Examines the cultural role of the regional aristocracy -- relatives of the emperors -- in Ming dynasty China (1368-1644).

The Ming Prince and Daoism: Institutional Patronage of an Elite by Richard G. Wang. Explores the interaction between China's Ming princes and Daoist priests.

The Pirate King: Coxinga and the Fall of the Ming Dynasty by Jonathan Clements. The fantastic true story of an infamous pirate whose mother was a Japanese Samurai. He became the richest man in China and the king of Taiwan, and was made a god -- twice.

Manchus

The Manchus by Pamela Kyle Crossley. The Manchus united and conquered the whole of China and Mongolia.

Orphan Warriors: Three Manchu Generations and the End of the Qing World by Pamela Kyle Crossley explores the lives of China's military bannermen.

Manchu Princess, Japanese Spy by Phyllis Birnbaum. Aisin Gioro Xianyu (1907-1948), called in Japanese Yoshiko Kawashima, was the daughter of a Manchu prince. Raised by a Japanese friend to restore the Manchus to their former glory. Her dedication to this cause ultimately got her killed.

The Qing (Ching) Dynasty

Emperor of China: Self-Portrait of K'Ang-Hsi by Jonathan D. Spence uses original documents to tell the life story of Manchu emperor K'ang-Hsi, who ruled China from 1661 to 1772.

Empresses of China's Forbidden City, 1644-1912 edited by Daisy Yiyou Wang and Jan Stuart. This book features essays and over 100 works of art from the Palace Museum in Beijing.

Treason by the Book by Jonathan D. Spence. The story of a conspiracy against the Qing dynasty in 1728.

The Last Emperors by Evelyn Sakakida Rawski is a social history of Qing imperial institutions.

China: The Three Emperors, 1662-1795 by Regina Krahl, Alfreda Murck, Evelyn Rawski, Jessica Rawson. Includes color photographs of more than 370 treasures, along with essays.

Where Dragon Veins Meet: The Kangxi Emperor and His Estate at Rehe by Stephen H. Whiteman. In 1702, the second Qing emperor ordered construction of a summer palace. Here he presided over banquets, entertainments, and gift giving.

The Imperial Patronage of Labor Genre Paintings in Eighteenth-Century China by Roslyn Lee Hammers. Examines pictures and poems about tilling and weaving commissioned by Chinese emperors.

Emperor Qianlong

Emperor Qianlong: Son of Heaven, Man of the World by Mark Elliott. Biography of the Manchu emperor Qianlong (1711-1799),who helped build the foundation of the modern Chinese nation.

Gardens of a Chinese Emperor: Imperial Creations of the Qianlong Era, 1739-1796 by Victoria M. Siu. The Garden of Perfect Brightness (Yuanming Yuan) was the world's most elaborate garden in the 18th century. This book includes 62 color plates and 35 black and white photographs.

Emperor Qianlong's Hidden Treasures: Reconsidering the Collection of the Qing Imperial Household by Nicole T. C. Chiang. Argues that the famous Qianlong art collection was largely the product of many specialists at the court.

Imperial Secrets of Health and Longevity by Bob Flaws reveals the longevity secrets of the fourth Manchu emperor, Qian Long.

Eunuchs & the Qing Dynasty

Eunuch and Emperor in the Great Age of Qing Rule by Norman A. Kutcher. How eunuchs flourished despite restrictions imposed upon them by Qing emperors.

Inside the World of the Eunuch: A Social History of the Emperor's Servants in Qing China by Melissa Dale. Seeking more control over their lives, eunuchs repeatedly tested the boundaries of subservience to the emperor and his court.

Modern China

The Search for Modern China by Jonathan D. Spence. A thorough history of China from the days of the Manchus.

The Rise of Modern China by Immanuel C. Y. Hsu. Covers China's history from the origins of the Ching empire to recent times.

After Empire: The Conceptual Transformation of the Chinese State, 1885-1924 by Peter Zarrow. After over 2,000 years of monarchical rule, the Chinese people suddenly stopped believing in the emperor. What made this possible?

A Translucent Mirror: History and Identity in Qing Imperial Ideology by Pamela Kyle Crossley. Examines Qing emperorship, the evolution of concepts of ethnicity, and the legacy of Qing rule for modern Chinese nationalism.

Books About Tibet

Demystifying Tibet: Unlocking the Secrets of the Land of the Snows by Lee Feigon. An authoritative view of the history and culture of Tibet.

So Close to Heaven: The Vanishing Buddhist Kingdoms of the Himalayas by Barbara Crossette is about Bhutan and the neighboring kingdoms of Ladakh, Sikkim and Tibet.

The Clear Mirror: A Traditional Account of Tibet's Golden Age by Sakyapa Sonam Gyaltsen. A rich blend of history, legend, poetry, adventure, romance, and royal genealogy.

The Tombs of Tibetan Kings by Giuseppe Tucci. Details the structural, aesthetic and symbolic characteristics of ancient Tibetan royal tombs.

The Tibetan Empire in Central Asia by Christopher I. Beckwith. This narrative history of the Tibetan Empire from about A.D. 600 to 866 explains Tibet's role in the conflict over Central Asia.

The Dalai Lama and the Emperor of China: A Political History of the Tibetan Institution of Reincarnation by Peter Schwieger. The evolution of Tibetan Buddhism's trülku (reincarnation) tradition from the 17th to the 19th centuries, and the emperor of China's efforts to control its development.

History of Tibet - Three-Volume Set by Alex McKay, Janette Jenkins. The history of Tibet from the pre-10th through the mid-20th centuries. Includes maps and illustrations.

Tibetan King Gesar

The Song of King Gesar: A Novel by Alai, translated by Howard Goldblatt and Sylvia Li-chun Lin. An English translation of Tibet's founding myth, written by a winner of the Mao Dun Prize, China's top literary award.

The Superhuman Life of Gesar of Ling by Alexandra David-Neel and Lama Yongden. Translated by Violet Sydney. Describes the life of King Gesar and recounts his battles and magical adventures. Alexandra David-Neel was a French explorer who traveled to Tibet in the 1920s.

The Warrior Song of King Gesar by Douglas J. Penick. The legendary King Gesar of Ling is a the subject of an ancient Central Asian epic poem. This is a modern version of the king's heroic saga.

Modern Tibet

Freedom in Exile by the 14th Dalai Lama. In this astonishingly frank autobiography, the Dalai Lama reveals the inner strength that allowed him to master both the mysteries of Tibetan Buddhism and the brutal realities of Chinese Communism.

My Tibet by the Dalai Lama, photographs by Galen Rowell. Essays by the Fourteenth Dalai Lama appear with Galen Rowell's dramatic images in a moving presentation of the splendors of Tibet's revered but threatened heritage.

A History of Modern Tibet, 1913-1951: The Demise of the Lamaist State by Melvyn C. Goldstein. This non-partisan study of modern Tibetan history draws on diplomatic records, written accounts, and extensive interviews.

Western Xia

My Life as Emperor by Su Tong. Novel about an 11th century emperor of the Western Xia kingdom in China.

Children's Books About China and Tibet

Han Wu Di by Miriam Greenblatt. Biography of Chinese emperor Wu of Han, who reigned from 141 BC to 87 BC. For children ages 9 to 12.

What Was It Like, Mr. Emperor? by Chiu Kwong-chiu, translated by Ben Wang. A look at life in China's Forbidden City, including how an emperor was chosen, what his school was like, and who his friends were.

Hero of the Land of Snow translated by Sylvia Gretchen, illustrations by Julia Witwer. Recounts the Tibetan myth about the magical birth and heroic exploits of King Gesar.

Secret of the Healing Treasures translated by Sylvia Gretchen, illustrations by Julia Witwer. Young King Gesar frees an enslaved kingdom from evil magicians.


Tiananmen Square Censorship

Today the June 4 and 5 Tiananmen Square protests and massacre continue to resonate worldwide. In 1999, the U.S. National Security Archive released Tiananmen Square, 1989: The Declassified History. The document includes U.S. State Department files related to the protests and subsequent military crackdown.

It wasn’t until 2006 that Yu Dongyue, a journalist arrested for throwing paint at a portrait of Mao Zedong in Tiananmen Square during the protests, was released from prison.

On the 20th anniversary of the massacre, the Chinese government prohibited journalists from entering Tiananmen Square and blocked access to foreign news sites and social media. Still, thousands attended a memorial vigil in honor of the anniversary in Hong Kong. Ahead of the 30 anniversary of the event, in 2019, New York-based Human Rights Watch published a report detailing reported arrests in China of those associated with the protests. 

The 1989 events at Tiananmen Square have also been highly censored on China’s tightly-controlled internet. According to a survey released in 2019 by the University of Toronto and the University of Hong Kong, more than 3,200 words referencing the massacre had been censored. 


Ver el vídeo: Película Completa Live Action2017 - Latino (Noviembre 2021).