Información

¿Otros imperios estadounidenses también cayeron en manos de los europeos?


Desde siempre, las personas se han subyugado entre sí para exigir mano de obra o recursos. Un poder monárquico o centralizado que subyuga a varios otros pueblos es un imperio.

Media docena de imperios europeos se expandieron hacia América durante la Era de la Exploración. Con la ayuda de enfermedades infecciosas, estos poderes derrotaron a muchas tribus locales y a algunos grupos más grandes. Las más conocidas son las conquistas españolas del imperio azteca en Tenochtitlán y el imperio inca en Cuzco.

¿Otros imperios estadounidenses también cayeron en manos de los europeos?

Algunas exclusiones específicas, según yo las entiendo: la Confederación Iroquesa era un poder importante, pero la asociación en ella era voluntaria. Las culturas taína y tupí estaban ampliamente distribuidas pero no tenían un gobierno central que conquistar. El imperio Chimú fue conquistado por los incas poco antes de la llegada de los europeos.


El Estado Tarasco también era un imperio poderoso y centralizado, que ocupaba unos 100.000 km2 al noroeste del Imperio Azteca. Eran enemigos de los aztecas, que nunca pudieron vencerlos. Fueron sometidos pacíficamente por / aliados a los españoles alrededor de 1520 y más violentamente subyugados en 1530.

No creo recordar que desde el año 1500 en adelante había más entidades políticas nativas en el continente americano que estaban lo suficientemente centralizadas como para llamarlas "imperios".


¿Otros imperios estadounidenses también cayeron en manos de los europeos? - Historia

Muy bien, te voy a dar 4 teorías sobre la caída del imperio romano.

1.La teoría moral:
Algunos científicos han afirmado que el cristianismo destruyó el pensamiento y la filosofía romanos cuando los cristianos enfatizaron la paciencia, la modestia y la piedad. Esta Teoría piensa que la causa de la caída de Roma fue una crisis cultural que desembocó en una crisis ideológica.

2. Teoría económica y social:
Cuando el imperio romano se expandió a todas partes, no tenían suficientes hombres para controlar esas provincias. Tuvieron que contratar oficiales y ejército de esas provincias y estos oficiales y oficiales del ejército no internalizaron el sistema romano. El imperio fue "barbarizado" desde adentro y fue fácil de conquistar por los bárbaros. Y cuando los bárbaros avanzaron, Roma no encontró ninguna solución para las formas económicas de resolver la crisis económica, los sistemas monetarios colapsaron y la tecnología no avanzó.

3. Teoría política:
A finales del siglo II la lucha por el poder entre políticos y familias se extendió casi a una guerra civil, en la que se desperdiciaron muchos recursos. Los ejércitos se convirtieron en una gran potencia política y los emperadores dependían de ellos. La falta de un líder poderoso debilitó a Roma, lo que finalmente provocó la caída del imperio romano.

4. La teoría de la enfermedad
Como alguien en este hilo ya dijo, los aquaduckts estaban hechos parcialmente de plomo. El veneno de plomo del agua debilita el pensamiento romano, sin embargo, los arqueólogos no han encontrado cantidades peligrosas de plomo en los cuerpos romanos. Se cree que la plaga del siglo II también provocó el debilitamiento de la economía agraria y.

El único evento que más fue responsable de la caída del Imperio Romano fue la guerra con Atila y los hunos. Se originaron en China y finalmente se fueron de allí y emigraron al valle del Volga. Una vez allí, comenzaron a guerrear con los pueblos vecinos, conquistando finalmente a los ostrogodos y visigodos. El Imperio huno continuó creciendo rápidamente a medida que conquistaba muchas de las civilizaciones más pequeñas de su área. Sin embargo, todavía no representaba una amenaza seria para el Imperio Romano en ese momento.

Una Confederación Hunnic se formó en 420 DC. Esta Confederación sobrevivió gracias a los tributos y el saqueo de otras civilizaciones, y en ese momento su imperio se extendía desde el Caspio hasta el Báltico. Luego, en 445 d.C., un hombre llamado Atila asesinó a su hermano Bleda y tomó el control del Imperio huno. Ambos habían sido co-líderes de la Confederación Hunnic hasta el asesinato de Bleda. La mayor parte del Imperio huno aún sobrevivía gracias al saqueo y al tributo para sobrevivir.

En 447 d.C., Atila decidió que era hora de invadir Europa del Este. En este período, las victorias de los hunos en Europa del Este pueden haber tenido el mayor impacto de todos en la desmoralización del Imperio Romano. Después de conquistar la mayor parte de Europa del Este y obtener más saqueos y tributos para sostener su creciente imperio huno, dirigió a los hunos en una invasión de Europa Occidental.

Un hombre llamado Aëtius, un señor de la guerra del Imperio Romano bajo el emperador Valentiniano III (aunque algunos dicen que Aëtius realmente controlaba el Imperio), reunió una confederación para enfrentar la creciente amenaza de Atila y sus hunos. La confederación estaba compuesta principalmente por pueblos romano-germánicos, francos y visigodos (que sufrieron antes a manos de los hunos). Los hunos y los romanos finalmente se enfrentaron en una gran batalla.

En el 451 d. C., Atila y sus ejércitos hunos se encontraron con Aëtius y su confederación recién reunida en lo que se conoce como los Campos Catalaunian. Las dos fuerzas lucharon, pero en poco tiempo la confederación de Aecio casi había derrotado a la mayoría de los ejércitos hunos. Tuvo la oportunidad de acabar con los hunos de una vez por todas, pero cree que si lo hacía, los visigodos de su confederación darían la vuelta y invadirían la Galia romana, un territorio del Imperio Romano. Frente a esta elección, dejó escapar a los hunos. Este resultó ser el error más grande y desastroso de su carrera.

Cuando los hunos escaparon de la batalla en los Campos Catalaunian, dieron media vuelta y se dirigieron hacia la capital del Imperio Romano, Milán. Atila y su ejército huno arrasaron casi todo el norte de Italia. Cuando los ejércitos hunos finalmente llegaron a las murallas de la propia Roma, a Atila se le informó de una creciente amenaza en el Imperio de Oriente y se retiró para enfrentarla.

Atila había planeado destruir Constantinopla, pero en el 453 d.C. Atila sufrió una hemorragia nasal mientras estaba borracho y se desmayó. La sangre entró en su garganta y lo asfixió. Sin Atila, los hunos no tenían un liderazgo real y el imperio se vino abajo rápidamente. Sin embargo, el Imperio Romano Occidental nunca pudo recuperarse de la invasión de los hunos, y rápidamente fueron víctimas de los bábaros. Lo que quedaba de los hunos se reunió en el sureste de Europa. Allí gobernaron a los eslavos de la zona. Pronto encontraron un nuevo Imperio que fue una gran amenaza para los bizantinos durante muchos cientos de años. Se les conoció como los búlgaros.


¿Como Roma antes de la caída? Todavía no

El VICEPRESIDENTE JOE BIDEN se queja de que se está volviendo loco porque tanta gente está apostando por la desaparición de Estados Unidos. Los informes al respecto no solo son exagerados, son, insiste, ridículos. Como el presidente Obama, no aceptará un "segundo lugar" para Estados Unidos. A pesar del actual déficit presupuestario paralizante y la aplastante carga de la deuda proyectada, niega que el país esté destinado a cumplir una "profecía de que vamos a ser una gran nación que ha fracasado porque perdimos el control de nuestra economía y nos sobrepasamos".

El Sr. Biden se refería en particular al influyente libro "El ascenso y caída de las grandes potencias" de Paul Kennedy, un historiador británico que enseña en Yale. Publicado en 1988, el libro sostiene que el predominio de los estados o imperios resulta de la superioridad de sus recursos materiales, y que la riqueza sobre la que descansa ese dominio se ve erosionada por los enormes gastos militares necesarios para sostener el poder nacional o imperial, lo que conduce inexorablemente a su declive y caída. La tesis parece un poco esquemática, pero el profesor Kennedy la sostiene con deslumbrante fuerza. En cualquier debate sobre el desarrollo de los Estados Unidos, uno tenderá ciertamente a ponerse del lado del historiador distante más que del político partidista.

Sin embargo, con demasiada frecuencia, los estudiosos del pasado sucumben a la tentación de predecir el futuro. Por razones que él mismo conoce, por ejemplo, el eminente historiador británico A. J. P. Taylor predijo que la Segunda Guerra Mundial alcanzaría su punto culminante en el puerto español de Vigo. Igualmente absurda a su manera fue la afirmación de Francis Fukuyama de que la conclusión de la guerra fría marcó el fin de la evolución ideológica, "el fin de la historia".

Al complacer su propia inclinación por la profecía, Paul Kennedy también demostró ser lamentablemente falible. En su libro, escribió que Japón no se estancaría y que Rusia, aferrada al comunismo, no florecería económicamente a principios del siglo XXI. Por supuesto, el profesor Kennedy no basó sus pronósticos en runas, entrañas o estrellas. Sopesó la evidencia disponible y extrapoló las tendencias existentes. Estudió forma, ingresó las advertencias adecuadas y cubrió sus apuestas. En resumen, se basó en conjeturas sofisticadas. Sin embargo, el pasado es un mapa, no una brújula. Traza la experiencia humana, se detiene en el presente y no da un sentido claro de dirección. La historia no se repite ni, como diría Arnold Toynbee, avanza en ritmos o ciclos. Los eventos contrarrestan las tendencias. Todo, como decía Gibbon, está sujeto a "las vicisitudes de la fortuna".

Aún así, la historia es nuestra única guía. Es natural pedirle instrucciones sobre la trayectoria de las grandes potencias anteriores, especialmente en un momento en que el cansado titán estadounidense parece tambalearse bajo "el orbe demasiado vasto de su destino". Esta frase (vagamente tomada de Matthew Arnold) fue utilizada por el político británico Joseph Chamberlain para describir la difícil situación de su nación en 1902. De hecho, el país había sufrido un severo revés durante su guerra en Sudáfrica y su supremacía global estaba bajo la amenaza de poderosos rivales. en Estados Unidos y Alemania. Sin embargo, el Imperio Británico estaba en su apogeo.

Paradójicamente, cuanto más crecen las grandes potencias, más se preocupan por su vulnerabilidad. Rudyard Kipling escribió esta elegía para el imperio, del que fue poeta laureado no oficial, con motivo de su desfile más espectacular, el Jubileo de Diamante de la reina Victoria en 1897.

Llamados lejos, nuestras marinas se derriten

En dunas y promontorios se hunde el fuego

He aquí toda nuestra pompa de ayer

¡Es uno con Nínive y Tiro!

Citando acertadamente estas líneas exactamente un siglo después, cuando Gran Bretaña renunció a su última colonia importante, Hong Kong, la página editorial de este periódico señaló que el imperio de la reina había sido relegado a los libros de historia, Estados Unidos se había convertido en heredero de Roma.

Ahora los traficantes de fatalidades conjuran con analogías romanas y británicas para rastrear la decadencia de la hegemonía estadounidense. Al hacerlo, ignoran la advertencia de Gibbon sobre el peligro de comparar épocas remotas entre sí. Es obvio que es posible encontrar similitudes sorprendentes entre la situación de Roma y la de Washington (a su vez modelada en líneas clásicas, dicho sea de paso, porque aspiraba a ser la capital de un imperio poderoso). El overstretch es común a ambos, por ejemplo: Roma defendió las fronteras en el Tigris, el Danubio y el imperio informal del Rin Americano, controlado diplomática, comercial y militarmente, ciñe el globo.

Pero las diferencias son palpables. La economía romana dependía de la agricultura, mientras que Estados Unidos tiene una enorme base industrial, produce casi una cuarta parte de los productos manufacturados del mundo y domina la relativamente nueva invención de la economía de servicios.

Roma era propensa a las luchas intestinas, mientras que Estados Unidos es constitucionalmente estable. Roma se vio abrumada por los bárbaros, mientras que las fuerzas armadas de Estados Unidos son tan poderosas que suscitan sueños de lo que se conoce en la doctrina militar como "dominio de espectro completo". Incluso en una era de terrorismo y proliferación nuclear, es difícil visualizar un ataque a Estados Unidos tan devastador como el infligido por vándalos, godos y hunos en Roma.

Del mismo modo, el Imperio Británico era un imperio débil. Se adquirió gracias a ciertas ventajas temporales y se ejecutó con muy poco dinero. Gobernaba las multitudes de la India con 1.250 funcionarios públicos y guarnecía sus colonias africanas con mil policías y soldados, ninguno por encima del rango de coronel. La delgada línea blanca a menudo se rompía bajo presión.

Luego, Gran Bretaña perdió toda una generación de constructores de imperios durante la Primera Guerra Mundial, y quedó prácticamente en bancarrota con la Segunda. Fue rescatado por Estados Unidos, que sostuvo brevemente al Imperio Británico como auxiliar en la guerra fría. Pero su condición de nada más que un cliente quedó ampliamente demostrada en 1956, cuando el presidente Dwight D. Eisenhower hizo estallar el látigo y detuvo la invasión anglo-francesa de Suez. El imperio se desmembró rápidamente y su fantasma sobrevivió como Commonwealth.

Procedente de una pequeña isla, el Imperio Británico fue descrito una vez como un roble en una maceta. El dominio estadounidense, por el contrario, tiene sus raíces en un continente generoso. Pero, ¿no implica la metáfora orgánica que los estados, como otros seres vivos, inevitablemente se deteriorarán y morirán? Esta sugerencia fue negada de manera convincente por Lord Palmerston, el campeón de la "diplomacia de cañoneras" victoriana que puso a China de rodillas. Comparar ese país con un hombre enfermo o un árbol viejo era un "error absolutamente poco filosófico", dijo, ya que una nación podía adoptar medios mecánicos de auto renovación. Esto, no hace falta decirlo, lo ha hecho China.

A pesar de sus graves problemas, hay algunos pasos relativamente simples que Estados Unidos podría tomar para recuperar su posición. Podría alinear sus compromisos militares con sus recursos, confiar más en el "poder blando" de la diplomacia y el compromiso económico y, como dijo George Washington, aprovechar su situación geográficamente distante para "desafiar el daño material de la molestia externa". Tal política permitiría más inversiones en empresas productivas y pagaría tanto por mantequilla como por armas, reivindicando así la fe de Joe Biden en las capacidades de recuperación de la Gran República.

Por otro lado, Paul Kennedy bien puede tener razón al predecir que Estados Unidos se reducirá relativamente en riqueza, y por lo tanto en poder, a medida que crezcan sus rivales asiáticos y europeos. Tales contracciones pueden ser traumáticas, como sugiere la experiencia de Gran Bretaña, que, como dijo Dean Acheson, perdió un imperio sin encontrar un papel.

Sin embargo, los británicos ahora tienden a hacerse eco del historiador Lord Macaulay, quien dijo que el fin de su imperio físico sería el día más orgulloso de su historia si dejaran atrás "el imperio imperecedero" de sus artes y su moral, su literatura y su leyes. En otras palabras, la autoestima nacional no debe provenir del poder global sino de los valores y logros culturales. Ante la perspectiva del declive, los estadounidenses difícilmente podrían hacer algo mejor que aferrarse a las tradiciones más nobles de su propia civilización.


La caída del imperio alemán

El primer imperio alemán moderno fue anunciado por Otto von Bismarck en Versalles en 1871 y murió en el frente occidental en 1918. El segundo imperio alemán se forjó en una rápida marcha de anexiones y blitzkriegs que duró siete años terribles, desde el Anschluss hasta el búnker y murió con Hitler y su culto.

El tercer imperio alemán es un animal completamente diferente. Repudiando tanto el militarismo como el misticismo racista, se ha construido lenta y minuciosamente a lo largo de tres generaciones, en cooperación con otras potencias (incluidos sus antiguos enemigos, los franceses), utilizando una combinación de medios democráticos y burocráticos. Hoy, Alemania domina su continente, pero el poder alemán se ejerce de manera suave, indirecta, implícita, y cuando se requiere el puño, toma la forma de ultimátums fiscales, no fanfarronadas militares o irredentismo racial.

Pero aún así, el sistema es efectivamente imperial de muchas maneras, con agentes de poder en Berlín y Bruselas que ejercen una autoridad no exactamente democrática sobre una expansión políglota, multiétnica y multirreligiosa de estados-nación semisoberanos. Y pensar en la Unión Europea de esta manera, como un imperio germánico y como un proyecto cosmopolita-liberal, es una forma útil de entender cómo podría caer en última instancia.

La posibilidad de tal caída ha estado rondando el continente desde la Gran Recesión, ya que la sensación de crisis, la amenaza de disolución, se ha extendido desde la periferia de los Balcanes a una Europa del Este cada vez más nacionalista y una Gran Bretaña que persigue el Brexit. Ahora, con la casi toma de control del gobierno de Italia por una coalición populista, ha alcanzado el núcleo del proyecto original de la Unión Europea.

A medida que esta crisis se ha desarrollado y ha abarcado agravios más allá de lo económico - la inmigración y la identidad nacional sobre todo - se ha cubierto cada vez más como un choque entre liberalismo y antiliberalismo, entre libertad y autoritarismo. En la ola de libros sobre el liberalismo en peligro escritos desde la elección de Donald Trump, las experiencias europeas y estadounidenses tienden a unirse en una historia de valores democráticos amenazados por el chovinismo étnico y los aspirantes a hombres fuertes, por imitadores de Putin, para tomar prestado un concepto común. tropo, que quieren utilizar la parte democrática de la democracia liberal como una escalera al poder y luego quemar la parte liberal.

Esta historia tiene algo de verdad. Existen afinidades ideológicas y corrientes de financiación que unen a Moscú y a muchos de los nacionalistas con el oeste de Rusia, y el populista más empoderado de la Unión Europea, el húngaro Viktor Orban, es explícito sobre su intención de reemplazar la democracia liberal con una forma de "democracia cristiana". ”Que se parece sospechosamente a una regla de partido único de facto.

Pero si la prueba de la unidad de Europa parece una prueba para la democracia liberal, es un error verla solo en esos términos. También es una lucha de naciones contra el imperio, de los países más pequeños del continente contra el dominio alemán y los intereses del norte de Europa, en la que se eligen partidos populistas para resistir las políticas que el centro trató de imponer a la periferia sin un voto. Y el aspecto liberal del sistema europeo no estaría bajo tanta tensión si el aspecto imperial no hubiera sido explotado imprudentemente por los líderes del núcleo alemán del imperio.

Esta desastrosa dinámica imperial se manifestó por primera vez en la política fiscal impuesta al sur de Europa a raíz de la Gran Recesión, una política que evidentemente tenía más sentido para la economía de Alemania que para la de Italia, España o Grecia, incluso cuando fue presentada con confianza por los banqueros alemanes. como una necesidad testaruda que ningún gobierno meramente nacional podría rechazar.

Luego, la misma dinámica se repitió en la inmigración, cuando Angela Merkel se encargó de hacer una política migratoria para el continente, en expiación por el pasado racista de Alemania y con la esperanza de revitalizar su sociedad envejecida.La resistencia de otros europeos a su puerta abierta a los refugiados y migrantes, la negativa a permitir que la canciller alemana y sus admiradores determinen la política de inmigración, es una de las razones por las que los populistas ganaron el referéndum del Brexit y se encuentran en la cúspide del poder en Italia. y es la principal razón por la que los partidos populistas gobiernan hoy en Budapest y Varsovia.

Dos ensayos recientes aclaran bien este punto: un artículo breve de Branko Milanovic, ex economista principal del Banco Mundial, y uno más extenso de Damir Marusic, editor ejecutivo de The American Interest. Aquí está Milanovic, que describe el cinturón de países de Europa del Este que se extiende desde el Báltico hasta el Egeo, la mayoría de los cuales se unieron felizmente a la Unión Europea pero desde entonces se han encontrado en tensiones con su núcleo:

Cuando uno traza una línea desde Estonia a Grecia ... uno se da cuenta de que todos los países actualmente existentes a lo largo de ese eje fueron durante los últimos siglos (y en algunos casos, el último medio milenio) exprimidos por los imperios: alemán (o antes por Prusia) Ruso, Habsburgo y Otomano. Todos estos países lucharon, más o menos continuamente, para liberarse de la presión imperial… sus historias son prácticamente nada más que luchas interminables por la emancipación nacional y religiosa.

La mayoría de estas naciones, continúa Milanovic, experimentaron los eventos de 1989 principalmente como una liberación nacional, y sólo secundariamente como una victoria de los principios liberales sobre las alternativas totalitarias o autoritarias. Y los estados-nación que emergieron del 89 tendían a ser étnicamente homogéneos y orgullosos de serlo, con su independencia política y sentido de identidad compartida inextricablemente vinculados.

Por tanto, no debería sorprendernos que países tan recientemente emancipados abrazarían el proyecto del liberalismo de la Unión Europea. solamente en la medida en que no parezca amenazar ni su soberanía traducida desde hace mucho tiempo ni su identidad recién recuperada, y desconfiaría de una visión cosmopolita que parece que podría disolver lo que han ganado tan recientemente.

Como escribe Marusic en su ensayo, desde una perspectiva liberal-cosmopolita que "ve 1989 principalmente como un triunfo ideológico" para los valores universales, "gran parte de la política de los últimos 10 años en Europa del Este sólo puede verse como un retroceso", con los líderes como Viktor Orban, "un síntoma de decadencia política".

Pero desde el punto de vista de esos mismos países, para quienes la independencia misma se siente ganada con esfuerzo y es precaria, parece extraño que se espere que se rindan a una forma diferente de imperio solo porque viste sus atractivos con el lenguaje del liberalismo universal, especialmente cuando el idioma tiene un acento claramente alemán.

Ahora, por supuesto, esos mismos nacionalistas, que incluyen a británicos partidarios del Brexit e italianos con voto populista, así como a polacos y húngaros, a menudo quieren tener las dos cosas, tener su soberanía y también tener las ventajas de pertenecer al imperio europeo. Orban critica la influencia extranjera en Hungría, pero aún acepta lo que ofrece Bruselas. está claro que no quieren dejar el euro. No hay inocentes políticos en esta historia.

Pero hay una complejidad que se pierde cuando la situación se enmarca simplemente como ilustración versus autoritarismo. Las normas políticas importan, pero también lo son la soberanía y la esencia del desacuerdo político. Y los problemas que han enfrentado a los populistas contra Berlín y Bruselas: una moneda común que sigue siendo mal concebida a pesar de que la crisis fiscal se ha aliviado, un desequilibrio demográfico-económico entre Europa y las regiones vecinas que promete crisis migratorias sin fin, un déficit democrático en la forma de La unión está gobernada, no se puede resolver apelando simplemente a un proyecto liberal abstracto.

Si van a resolverse o al menos gestionarse, si el tercer imperio alemán va a durar, será necesario un cambio en la forma en que sus líderes actuales piensan sobre su papel. Paradójicamente, puede requerir que se conviertan en más conscientemente imperial en ciertos aspectos: reconocer que es poco probable que el complejo sistema que están administrando evolucione de un imperio suelto a los Estados Unidos de Europa (sobre todo porque nuestro propio sistema también es cada vez más imperial), y que puede ser gobernado efectivamente sólo por una élite más modesta, autocrítica y desinteresada.

Mientras tanto, es un grave error que los defensores del liberalismo describan las tensiones entre el centro y la periferia en Europa como una simple elección a favor o en contra de los valores liberales. Porque plantear la elección de esa manera, para las personas que reconocen demasiado bien que también puede ser una elección a favor o en contra de su propia soberanía, es una buena manera de acelerar la caída no solo del tercer imperio de Alemania, sino del liberalismo mismo.


Donald Trump y la caída venidera del imperio estadounidense

Incluso como presidente Donald Trump enfrenta investigaciones cada vez más intensas sobre las presuntas conexiones entre sus principales ayudantes y familiares y poderosas figuras rusas; se desempeña como comandante en jefe de un ejército estadounidense que está matando a un número asombroso y creciente de civiles. Con Trump, Estados Unidos está intensificando su guerra en Afganistán, expandiendo sus operaciones en Irak y Siria, realizando redadas encubiertas en Somalia y Yemen y facilitando abiertamente la destrucción militar genocida de Yemen por parte de Arabia Saudita.

Mientras tanto, China ha expandido silenciosa y rápidamente su influencia sin desplegar sus fuerzas armadas en suelo extranjero.

Un nuevo libro del famoso historiador Alfred McCoy predice que China está lista para superar la influencia de los Estados Unidos a nivel mundial, tanto militar como económicamente, para el año 2030. En ese momento, McCoy afirma que el imperio de los Estados Unidos como sabemos que no será más. Él ve la presidencia de Trump como uno de los subproductos más claros de la erosión del dominio global de Estados Unidos, pero no su causa raíz. Al mismo tiempo, también cree que Trump puede acelerar el declive del imperio.

McCoy sostiene que la invasión de Irak en 2003 fue el principio del fin. McCoy no es una gallina. Es un académico serio. Y tiene agallas.

Durante la guerra de Vietnam, McCoy fue emboscado por paramilitares respaldados por la CIA mientras investigaba el creciente comercio de heroína. La CIA intentó detener la publicación de su ahora clásico libro, "La política de la heroína". Su teléfono fue intervenido, el IRS lo auditó y el FBI lo investigó y lo espió. McCoy también escribió uno de los primeros y más proféticos libros sobre el programa de tortura de la CIA posterior al 11 de septiembre y es uno de los principales expertos del mundo en la acción encubierta de Estados Unidos. Su nuevo libro, que se publicará en septiembre, se llama "En las sombras del siglo estadounidense: el auge y la decadencia del poder global de Estados Unidos".

“El siglo estadounidense, proclamado tan triunfalmente al comienzo de la Segunda Guerra Mundial, puede que ya esté hecho jirones y se desvanezca para el 2025 y, a excepción de los señalamientos con el dedo, podría haber terminado para el 2030”, escribe McCoy. Al imaginar el impacto de la vida real en la economía de los EE. UU., McCoy ofrece una predicción oscura:

Para la mayoría de los estadounidenses, la década de 2020 probablemente será recordada como una década desmoralizadora de precios en alza, salarios estancados y una competitividad internacional en decadencia. Después de años de déficits crecientes alimentados por guerras incesantes en tierras lejanas, en 2030 el dólar estadounidense finalmente pierde su estatus especial como moneda de reserva dominante en el mundo.

De repente, hay aumentos de precios punitivos para las importaciones estadounidenses que van desde ropa hasta computadoras. Y los costos de todas las actividades en el extranjero también aumentan, lo que hace que los viajes tanto para turistas como para tropas sean prohibitivos. Incapaz de pagar los crecientes déficits vendiendo billetes del Tesoro en el extranjero, ahora devaluados, Washington finalmente se ve obligado a recortar su inflado presupuesto militar. Bajo presión en el país y en el extranjero, sus fuerzas comienzan a retirarse de cientos de bases en el extranjero a un perímetro continental. Sin embargo, un movimiento tan desesperado llega demasiado tarde.

Frente a una superpotencia que se desvanece incapaz de pagar sus facturas, China, India, Irán, Rusia y otras potencias desafían provocativamente el dominio de Estados Unidos sobre los océanos, el espacio y el ciberespacio.

Alfred McCoy es el profesor de historia de Harrington en la Universidad de Wisconsin-Madison. Es el autor del libro ahora clásico "La política de la heroína: la complicidad de la CIA en el comercio mundial de drogas". Su nuevo libro, publicado en septiembre, es "En las sombras del siglo estadounidense: el auge y la decadencia del poder global de los Estados Unidos".

Esta semana, entrevisté a McCoy para el podcast Intercepted. Transmitimos un extracto de la entrevista en el podcast. A continuación se muestra una versión editada y ligeramente condensada de la entrevista completa. En esta amplia entrevista, hablamos de Trump y Rusia, la historia de la interferencia de la CIA en las elecciones en todo el mundo, el escándalo Irán-Contra, la CIA y la epidemia de crack y cocaína, las guerras por poder de Estados Unidos, el narcotráfico en Afganistán y mucho más. .

Jeremy Scahill: Una de las cosas por las que eres más conocido es un libro que sigue siendo relevante hasta el día de hoy cuando se estudian las operaciones encubiertas de los Estados Unidos en todo el mundo, así como la industria internacional del tráfico de estupefacientes y, por supuesto, los unes a ambos. . Vamos a entrar en todo eso en un momento, pero quería comenzar pidiéndoles que evalúen este momento actual en el que estamos con Donald Trump. ¿Cómo lo ve en un contexto histórico y qué representa su presidencia sobre el imperio estadounidense?

Alfred McCoy: Lo que pienso ahora es que, a través de algún tipo de diseño maligno, Donald Trump ha adivinado, ha descubierto cuáles son los pilares esenciales del poder global de Estados Unidos que han sostenido la hegemonía de Washington durante los últimos 70 años y parece estar proponiéndose demoler cada uno de esos pilares uno a uno. El debilitó la alianza de la OTAN. El debilitó nuestras alianzas con los aliados asiáticos a lo largo del litoral del Pacífico. Él está proponiendo recortar la investigación científica que le ha dado a los Estados Unidos, su complejo industrial militar, una vanguardia, una vanguardia en nuevos sistemas de armas críticos desde los primeros años de la Guerra Fría. Y está retirando a Estados Unidos, casi deliberadamente, de su liderazgo internacional, de manera más espectacular con el Acuerdo Climático de París, pero también muy importante con la Asociación Transpacífica.

Y parece que se propone demoler sistemáticamente la hegemonía global de Estados Unidos. Ahora, es importante darse cuenta de que Estados Unidos ya no es la potencia mundial preeminente que éramos, digamos, al final de la presidencia de Eisenhower, en 1960. Nuestra participación en la economía mundial ha disminuido sustancialmente. . Estamos a punto de ser eclipsados ​​por China en 2030 y convertirnos en la potencia económica número dos del mundo. China & # 8217s haciendo algunos avances en tecnología militar. El sistema mundial está extendiendo su riqueza y hay una serie de poderes de segundo nivel, el surgimiento de la Unión Europea, etcétera. Es un mundo más complejo, por lo que Estados Unidos ya no puede dictarle al mundo, o al menos a gran parte del mundo, como podíamos en la década de 1950.

Dicho esto, la presidencia es una oficina más débil a nivel internacional de lo que solía ser. No obstante, hay presidentes, y digo que Barack Obama fue uno de ellos, George H.W. Bush fue otro, estos presidentes a través de una diplomacia hábil, su conocimiento del sistema internacional, sus habilidades geopolíticas, pudieron maximizar la influencia de Estados Unidos en el escenario mundial. Podrían usar el poder militar de los Estados Unidos de manera estratégica, hábilmente, podrían liderar coaliciones internacionales, podrían establecer la agenda internacional. Trump le está dando la espalda a todo eso y creo que está acelerando quizás de manera marcada, incluso precipitada, el declive de Estados Unidos.

JS: Desde que Trump se convirtió en presidente, todo el mundo está envuelto en la intriga del palacio, y qué sabía Trump sobre Rusia y cuándo lo sabía, y sabía sobre la reunión de Don Jr. & # 8217 con este abogado que está siendo descrito como & # 8220Kremlin conectado? " Y creo que todo eso es una historia muy importante porque podría derribar su presidencia, pero al mismo tiempo mi sensación es que la CIA y los elementos más oscuros del ejército de los EE. UU. Están en una posición bastante flexible en este momento porque Trump está así que no intervenga y, porque, como usted dice, no es un administrador eficaz del imperio. ¿Qué piensas sobre eso?

SOY: Eso es correcto. Gran parte del establecimiento militar y sus vínculos con la comunidad de inteligencia están establecidos. Digamos que algunas de las nuevas iniciativas, la guerra cibernética, bueno, la administración Trump comprende la importancia de eso y, de hecho, tiene asesores que lo hacen, por lo que la evolución continua de eso, el desarrollo, que continuará, la guerra espacial está en un largo tiempo. -Término trayectoria. Los sistemas de armas tardan hasta 10 años en pasar del diseño, el prototipo, las pruebas y el rechazo o la aceptación. Entonces eso trasciende cualquier administración, incluso una administración de dos mandatos. Así que hay una trayectoria a largo plazo.

El presidente Eisenhower, esa famosa frase de la que nos advirtió en su último discurso, el complejo industrial militar, construyó un complejo en el que integró investigación científica, investigación básica en las universidades y corporaciones privadas, y luego decenas de contratistas de defensa que tienen más o contratos menos permanentes para mantener su establecimiento de investigación y producción; lo integró con el ejército de los EE. UU. y eso sobrevivirá a cualquier presidente estadounidense.

Desafortunadamente, lo que Trump no parece entender es que existe una estrecha relación entre la investigación básica, como la investigación en inteligencia artificial, y su capacidad para idear la próxima novedad que le dará a Estados Unidos una ventaja en tecnología militar. . Y eso es lo que no entiende, esa es la única forma en que daña todo el complejo. Pero por lo demás, tiene razón, está en una trayectoria a más largo plazo de unos 10 o 10 años de ciclos de investigación, adquisición y despliegue de nuevos sistemas de armas y que trasciende cualquier administración.

JS: Hemos visto este tipo de convergencia de las agendas de algunos neoconservadores que formaron parte del núcleo del movimiento de republicanos “Nunca Trump” y luego las élites liberales que presentan programas en MSNBC o son identificadas como “estrategas demócratas”. Y esta línea que hemos visto repetida una y otra vez es que, de lo que se burlan de la gente que llama el & # 8220 estado profundo & # 8221 - en otras palabras, los elementos dentro de la CIA en el ejército - que en realidad están protegiendo secretamente al país de Trump. Dada su erudición sobre lo que la gente llama libremente el estado profundo en este momento, ¿qué opina de esas afirmaciones de que la CIA y ciertos elementos dentro del Pentágono son en realidad los protectores de la república democrática?

SOY: Un argumento complejo. Uno: el rápido crecimiento de ese estado documentado por el Washington Post, en una serie de hace unos ocho años, 2010, lo que llamaron la cuarta rama del gobierno de Estados Unidos. Que bajo los términos de la guerra global contra el terrorismo, una infusión masiva de casi un billón de dólares en la Seguridad Nacional. Y todas las 17 agencias en la llamada comunidad de inteligencia más la expansión considerable del Comando Conjunto de Operaciones Especiales, que es la integración permanente de los militares con ese aparato de seguridad, ese aparato de seguridad secreto, todo esto ha construido una cuarta rama. del gobierno de los Estados Unidos.

Y creo que, así como el Congreso ha demostrado ser independiente de la administración Trump hasta cierto punto, y veremos sobre la Corte Suprema, esas son las tres ramas clásicas del ejecutivo, el legislativo y el judicial, ahora tenemos esta cuarta rama. . Y lo que está proponiendo es que debemos tomarnos esto muy en serio cuando analicemos la variedad de poder en Washington, D.C. Y estoy de acuerdo, debemos hacerlo. Y como todas las otras ramas, se coordinará con el ejecutivo porque el ejecutivo tiene mucho poder, de financiamiento, puede establecer prioridades, pero tiene un ciclo de 10 años, en última instancia, un ciclo de preparación y de mucho más largo plazo. responsabilidad.

Un presidente está en el cargo durante ocho o tal vez cuatro años. Una carrera militar, si tiene éxito, una carrera de inteligencia, es de 30 años. Entonces, esos profesionales y las agencias que representan tienen un punto de vista a mucho más largo plazo. Puede ver esto, por ejemplo, en los informes periódicos del Consejo Nacional de Inteligencia, que cada cuatro años cuando llega una nueva administración, ellos son la única agencia del gobierno de los Estados Unidos que mira hacia el futuro en 20 años. No solo cuatro, ocho o diez. Pero en realidad miran hacia adelante 20 años y tratan de ver la forma del mundo y luego, a través de la comunidad de inteligencia y del establecimiento de seguridad nacional, establecen prioridades para hacer frente a este mundo que cambia rápidamente.

Entonces, en la cúspide de la comunidad de inteligencia, existe este procedimiento formal para establecer una perspectiva de 20 años de largo o mediano alcance. Entonces, sí, miran más, tienen sus propias políticas, tienen sus contratos, sus programas que son en muchos sentidos autónomos del ejecutivo, y cada vez más. Y dependiendo de su punto de vista y de cómo se desarrolle, eso es una fortaleza del sistema estadounidense a corto plazo, cuando tiene un ejecutivo que a algunas personas no les gusta, como Donald Trump, a largo plazo. podría verse como una amenaza para la democracia, creando un aparato burocrático que es autónomo, incluso independiente tanto del poder ejecutivo como del legislativo. Entonces, es una pregunta abierta pero una buena pregunta.

Complicidad de la CIA en el tráfico mundial de drogas

JS: Usted & # 8217 ha escrito este excelente libro que saldrá de los libros de Haymarket en septiembre llamado & # 8220 In the Shadows of the American Century: The Rise and the Decline of US Global Power & # 8221. libro que usted escribió, & # 8220 The Politics of Heroin: CIA Complicity in the Global Drug Trade. & # 8221 Y eso detalla su investigación - y realmente fue lo que le introdujo a este mundo de operaciones encubiertas de la CIA, estados clientes, mercenarios, representantes, y también se encontró en conflicto con individuos muy poderosos en la CIA y el estado de seguridad nacional debido a lo que estaba investigando. Hable sobre ese libro y el proceso que lo llevó a escribirlo y cómo finalmente se publicó.

SOY: Seguro. Ahora, hace casi 50 años, mirar hacia atrás fue una experiencia extraordinaria. En el espacio de 18 meses a dos años, adquirí una educación increíble.Hasta ese momento yo era un estudiante graduado que estudiaba la historia del colonialismo en el sudeste asiático y escribía artículos que tenían muchas notas a pie de página. Yo era una rata de biblioteca.

Y en 1970 y 1971, comenzaron a llegar rumores de Vietnam, particularmente de 1971, de que la heroína se estaba extendiendo rápidamente en las filas de las fuerzas estadounidenses que luchaban en Vietnam del Sur. Y en una investigación posterior, realizada por la Casa Blanca, [se] determinó que en 1971, el 34 por ciento, un tercio de todas las tropas de combate estadounidenses que luchaban en Vietnam del Sur eran grandes consumidores de heroína. Si esa estadística es precisa, había más adictos en las filas del Ejército de los Estados Unidos en Vietnam del Sur que en los Estados Unidos.

Entonces lo que hice fue investigar: ¿De dónde venía el opio? ¿De dónde venía la heroína? ¿Quién lo traficaba? ¿Cómo está llegando a las tropas en sus cuarteles y búnkeres a lo largo y ancho de Vietnam del Sur? Nadie estaba haciendo esta pregunta. Todos informaban sobre el alto nivel de abuso, pero nadie sabía dónde y quién.

Entonces comencé a entrevistar. Yo fui a Paris. Entrevisté al jefe del equivalente francés de la CIA en Indochina, que entonces era el jefe de una importante empresa francesa de fabricación de helicópteros, y me explicó cómo durante la guerra de Indochina francesa de 1946 a 1954, estaban escasos de dinero para operaciones encubiertas. , entonces las tribus de las montañas en Laos produjeron el opio, el avión lo recogió, lo entregaron al inframundo, los gánsteres que controlaban Saigón y lo aseguraron para los franceses y que pagaron sus operaciones encubiertas. Y dije, & # 8220¿Y ahora qué? & # 8221 Y él dijo, & # 8220 Bueno, yo no & # 8217t creo que el patrón & # 8217s ha cambiado. Creo que todavía está allí. Deberías ir y mirar. & # 8221

Así que lo hice. Fui a Saigón. Tengo algunas fuentes importantes en el ejército vietnamita. Fui a Laos. Caminé hacia las montañas. Fui emboscado por mercenarios de la CIA y lo que descubrí fue que la aerolínea contratada por la CIA, Air America, estaba volando hacia las aldeas del pueblo Hmong en el norte de Laos, cuyo principal cultivo comercial era el opio y estaban recogiendo el opio y volando. salió de las colinas y había laboratorios de heroína: uno de los laboratorios de heroína, el laboratorio de heroína más grande del mundo, estaba dirigido por el comandante en jefe del Ejército Real de Laos, un hombre cuyo presupuesto militar provenía íntegramente de los Estados Unidos. Estados. Y estaban transformando, en esos laboratorios, el opio en heroína. Tres camarillas controladas por el presidente, el vicepresidente y el primer ministro de Vietnam del Sur, y sus aliados militares, lo introducían de contrabando en Vietnam del Sur y lo distribuían entre las fuerzas estadounidenses en Vietnam del Sur.

Y la CIA no estuvo involucrada directamente, pero hicieron la vista gorda ante el papel de sus aliados y la participación en el tráfico. Y así, esta epidemia de heroína arrasó con el ejército de Estados Unidos en Vietnam. El Departamento de Defensa inventó las pruebas de análisis de orina en masa, por lo que cuando esas tropas se fueron, se les hizo la prueba y se les dio tratamiento. Y lo que descubrí fueron las complejidades, la complicidad, de la CIA en este tráfico y ese fue un patrón que se repitió en Centroamérica cuando los Contras se involucraron en el tráfico. La CIA miró para otro lado mientras sus aviones y sus aliados estaban contrabandeando cocaína desde Colombia a través de Centroamérica hacia los Estados Unidos. Lo mismo sucedió en la década de 1980, durante la guerra secreta en Afganistán, los muyahidines recurrieron al opio. La producción de opio en Afganistán durante esa guerra secreta aumentó de alrededor de 100 toneladas de opio por año a 2000 toneladas, un aumento masivo. Afganistán pasó de suministrar el cero por ciento del suministro de heroína de EE. UU., Se disparó al 65 por ciento del suministro de heroína ilícita para los Estados Unidos que provenía de Afganistán. La CIA envió armas a través de la frontera a través de caravanas a los combatientes muyahidines y esas mismas caravanas salieron cargando opio. La CIA impidió que la DEA, la Drug Enforcement Administration, investigara. Nuevamente, complicidad en el tráfico.

Entonces un patrón claro. La otra cosa fue que cuando comencé a hacer esa investigación y a escribir el libro, enfrenté enormes presiones. Mi teléfono fue intervenido por el FBI, el IRS investigó, tuve una auditoría como estudiante de posgrado asolado por la pobreza. El Departamento de Educación investigó mi beca de posgrado. Se reclutaron amigos míos que habían estado sirviendo en inteligencia militar para espiarme. En otras palabras, lo que encontré fue que la CIA penetró en todos los aspectos de mi vida. El jefe de operaciones encubiertas de la CIA, un operativo muy famoso llamado Cord Meyer Jr., visitó las oficinas de Harper and Row, mi editor, y trató de persuadir al editor para que suprimiera el libro, mantuviera el contrato, simplemente no publique el libro. , alegando que era una amenaza para la seguridad nacional.

Entonces, lo que descubrí no fue solo la complicidad de la CIA, complejas relaciones de compromiso con aliados encubiertos lejanos en lugares remotos como el sudeste asiático, sino también la increíble profundidad de la penetración de la CIA dentro de la sociedad estadounidense en las condiciones de la Guerra Fría. Encontré mi teléfono, mi compañerismo, mis amigos, mi editor, todos los aspectos de mi vida fueron manipulados por la CIA. Fue un descubrimiento fascinante.

JS: Y escribe en su próximo libro, & # 8220 In the Shadows of the American Century, & # 8221 & # 8220, yo había elaborado un método histórico que resultaría en los próximos 40 años de mi carrera sorprendentemente útil para analizar una amplia gama de extranjeros. controversias políticas, alianzas de la CIA con los capos de la droga, la propagación de la tortura psicológica por parte de la agencia, y nuestra vigilancia estatal en expansión. que estaba aprovechando algo que era un nexo emergente en el que la CIA confiaría durante las próximas décadas.

SOY: En efecto. Todas esas áreas. El método que se me ocurrió fue muy simple. Comience muy atrás en el pasado, tan atrás como pueda, cuando - digamos que la investigación sobre la tortura, aunque algo secreta, no es controvertida porque no ha sido aplicada. Regrese a la política colonial de Estados Unidos en Filipinas cuando comenzamos la vigilancia alrededor de 1898 para pacificar las Filipinas, y luego rastree paso a paso hasta el presente, teniendo en cuenta los patrones, la estructura de la operación. Y luego, cuando llega al presente, donde se vuelve secreto, altamente clasificado y muy controvertido, comprende la estructura, por lo que sabe dónde buscar, qué suposiciones probablemente sean sólidas, qué hipótesis podrían funcionar, cómo puede llevar a cabo su análisis y eso puede llevarlo a una idea.

Por ejemplo, tomemos el caso de la tortura, ¿de acuerdo? Trabajo en Filipinas como mi área principal en el sudeste asiático que estudio, y estaba muy interesado en el derrocamiento del régimen de Marcos. Hice algunas investigaciones que contribuyeron a ese derrocamiento. A raíz del derrocamiento del régimen de Marcos, existía esta camarilla de coroneles militares que habían planeado un golpe fallido, que había desencadenado una llamada Revolución del Poder Popular que puso a un millón de filipinos en las calles de Manila pidiendo a Marcos & # 8217 caída, lo que obligó a Washington a proporcionarle un avión que lo llevó al exilio en Hawai y trajo la democracia. Así que estaba muy interesado en quiénes eran estos coroneles.

Y lo que encontré cuando los investigué es que no eran oficiales de línea, digamos oficiales de combate, ni siquiera eran oficiales de inteligencia. Eran agentes de seguridad interna que habían estado personalmente implicados en torturas. Y de lo que empiezo a darme cuenta es que la tortura fue una experiencia transaccional, que estos oficiales que han sido entrenados por la CIA sobre cómo interrogar y usar la tortura, que, al desglosar a sus víctimas, se empoderaron y se inspiraron a ello. Golpe de Estado para derrocar a Marcos.

Bueno, eso también me introdujo a la idea de que la CIA estaba entrenando torturadores en todo el mundo. Y descubrí esto en la década de 1980, antes de que fuera de dominio público. Hubo algunas investigaciones en los años 70, la gente estaba trabajando en esto, pero no teníamos la imagen completa. Y lo que comencé a comprender fue también la naturaleza de los métodos que usaban estos coroneles. Ahora, mire, estos son tipos físicos que fueron brutalmente hostigados físicamente en su academia militar, como sucede a menudo en tales organizaciones. Entonces, en lugar de golpear físicamente a sus víctimas, usan algo contradictorio. No tocaron a sus víctimas. Utilizaron técnicas psicológicas. Y así, en 2004, cuando la televisión CBS publicó esas fotografías de la prisión de Abu Ghraib, nadie sabía lo que estaba pasando. Estaba esa famosa fotografía del detenido iraquí de pie en una caja con los brazos extendidos con cables eléctricos falsos adheridos a él, le habían dicho que si bajaba los brazos, se sorprendería y tenía una bolsa en la mano. cabeza.

Y miré esa foto y dije: & # 8220 Esas no son manzanas podridas. Esas son las técnicas doctrinales de la CIA. La bolsa es para la privación sensorial, los brazos son para el dolor autoinfligido, esas son las dos técnicas fundamentales de la tortura psicológica de la CIA. & # 8221 Escribí un libro, & # 8220A Question of Torture & # 8221, que hizo ese argumento. Participé en un documental que ganó un Oscar, & # 8220Taxi to the Dark Side, & # 8221 que me entrevistó y también hizo ese argumento, y no sería por otros 10 años hasta 2014, cuando el Comité de Inteligencia del Senado de EE. UU. Gastó $ 40 millones y revisó 6 millones de documentos de la CIA y llegó a conclusiones bastante similares. Así que el método es útil.

Interferencia de Estados Unidos en las elecciones

JS: Quiero preguntarles cómo terminamos con el estado de seguridad nacional que tenemos hoy. Lo que quiero decir es, la NSA con sus vastos poderes, que por supuesto documentan en el libro. La CIA emplea tácticas bajo lo que tú & # 8217 has llamado & # 8220covert inframundo ". Existe la sensación, bajo alguien como Barack Obama, de que no vamos a enviar despliegues masivos de tropas alrededor del mundo, por mucho que dependamos de drones, operaciones encubiertas discretas, uso intensificado de las Fuerzas de Operaciones Especiales y paramilitares de la CIA. . Pero, ¿hablar sobre el crecimiento posterior a la Segunda Guerra Mundial de lo que ahora se conoce como el estado de seguridad nacional?

SOY: Seguro. Creo que el estado de seguridad nacional es el instrumento que Estados Unidos utilizó para construir y ejercer su hegemonía global. Al observar la historia comparativa de los imperios en la era moderna que se remonta a 500 años, lo que distingue al imperio estadounidense de casi cualquier otro es la dependencia de métodos encubiertos y es el resultado de un momento histórico.

El imperio estadounidense coincidió con la descolonización, la disolución de media docena de imperios europeos que produjeron 100 nuevas naciones, más de la mitad de las naciones independientes del planeta hoy. Y así se ejercía la hegemonía estadounidense, no sobre colonias, cuya soberanía estaba comprometida, de hecho había sido transferida al poder imperial, sino sobre estados nacionales independientes, que tenían soberanía. Entonces tenías un imperio en condiciones que negaban el imperio. Entonces, ¿cómo se ejerce la hegemonía en un mundo no hegemónico? Tienes que hacerlo de forma encubierta.

Y en 1947, el presidente Harry Truman, justo después de la Segunda Guerra Mundial, y el Congreso aprobaron la Ley de Seguridad Nacional que estableció el aparato burocrático para el estado de seguridad nacional de Estados Unidos. Esa Ley de Seguridad Nacional creó el Departamento de Defensa, la Fuerza Aérea de los EE. UU., La CIA y el Consejo de Seguridad Nacional, los instrumentos clave del ejercicio del poder global de los EE. UU. Y luego, cuando llegó la siguiente administración, bajo el presidente Dwight Eisenhower, lo que hizo fue darse cuenta de que había naciones que se estaban volviendo independientes en todo el mundo y que él tenía que intervenir en estas naciones independientes y, por lo tanto, la única forma en que podía hacerlo. fue a través de una negación plausible, había que intervenir de una manera que no se podía ver. Tenías que hacerlo de forma encubierta. Y entonces Eisenhower recurrió a la CIA, creada por Harry Truman, y la transformó de una organización que originalmente trató de penetrar el Telón de Acero, para enviar agentes y operativos dentro del Telón de Acero. Fue un desastre completo. Los operativos fueron capturados, fueron utilizados para destapar las redes de oposición dentro de la Unión Soviética, fue absolutamente contraproducente. Eisenhower apartó a la CIA de esa misión equivocada de penetrar el Telón de Acero y, en cambio, les asignó la misión de penetrar y controlar las tres cuartas partes del globo que estaba en el lado estadounidense del Telón de Acero, el mundo libre.

Y Eisenhower confió en la CIA, y luego en la Agencia de Seguridad Nacional, para monitorear las señales. Y comenzamos a ejercer nuestra hegemonía global, de manera encubierta, a través de la CIA y agencias de inteligencia aliadas. Y ese ha sido un aspecto distintivo de la hegemonía estadounidense desde los albores del poder global estadounidense en 1945. Y eso continúa hoy, cada vez más profundo, capa tras capa, a través de los procesos que describió. Los drones, la vigilancia, la guerra cibernética, todo eso es encubierto.

JS: Es interesante porque ahora se habla mucho sobre la interferencia extranjera en las elecciones de EE. UU. Con, exclusivamente, la atención se centra en: ¿Rusia interfirió en nuestra elección? Y si es así, ¿tuvieron éxito en promover a Donald Trump sobre Hillary Clinton? Y en su libro, cita esta compilación de la Universidad Carnegie Mellon que dice que entre 1946 y 2000, superpotencias rivales, Estados Unidos y la Unión Soviética, luego Rusia, intervinieron en 117 elecciones o el 11 por ciento de todas las competencias competitivas a nivel nacional celebradas en todo el mundo a través de efectivo de la campaña y desinformación de los medios. Y luego escribe: & # 8220 Significativamente, Estados Unidos fue responsable de 81 de esos intentos, el 70 por ciento del total. & # 8221

No es nueva la idea de que las naciones interfieran en las elecciones de otras. Explícanos algunos de los mayores éxitos de la CIA y otras agencias de inteligencia en la interferencia electoral desde la década de 1940.

SOY: Claro, en primer lugar, ese fue uno de los instrumentos centrales del ejercicio del poder global por parte de Estados Unidos de manera encubierta. Estábamos promoviendo la democracia en todo el mundo, defendíamos firmemente la democracia por encima del autoritarismo. Por otro lado, estábamos ejerciendo la hegemonía de Estados Unidos, lo que significaba que de alguna manera para esas contiendas democráticas libres abiertas producir un líder que era nuestro hombre. Y, de hecho, uno de los aspectos clave del poder global de Estados Unidos, tal como lo ejerció Eisenhower de forma encubierta, fue el cambio. Mire, bajo los imperios coloniales, Gran Bretaña, Francia, Bélgica, todos los demás, tenían oficiales de distrito y trabajaban con jefes, maharajás, emires, funcionarios locales en distritos coloniales de todo el mundo. Y controlaban quién iba a ser el nuevo emir, quién iba a ser el nuevo sultán, quién iba a ser el nuevo maharajá.

Y luego, cuando todas esas naciones se descolonizaron y se independizaron, el eje del ejercicio del poder pasó del distrito colonial al palacio presidencial. Y así Estados Unidos prestó mucha atención al controlar quiénes eran los líderes en esos palacios presidenciales. Si observa los 240.000 cables de WikiLeaks de todo el mundo que se filtraron en 2011, encontrará que gran parte de lo que les preocupa es quién está en esos palacios presidenciales de todo el país. Así que Estados Unidos lo hizo a través de golpes de estado y, durante el período de la década de 1950 a la de 1970, aproximadamente una cuarta parte de los estados soberanos del mundo cambiaron de gobierno mediante golpes de Estado, y también lo hicieron mediante la manipulación electoral.

Uno de los más famosos, el que realmente estableció la capacidad de la CIA para hacer eso, fueron las elecciones de 1948 en Italia cuando parecía que los partidos comunista y socialista estaban programados para capturar la mayoría de los escaños en el parlamento, y luego formando un gobierno. Y podría tener de nuestro lado del Telón de Acero, en una potencia mundial muy importante, Italia, un gobierno comunista democrático elegido legalmente. Y así, la CIA gastó, en el sótano de negociación, 1 millón de dólares. Imagínese: comprar Italia por un millón de dólares. Parece una ganga.

Gastaron apenas un millón de dólares en una manipulación electoral muy hábil, y produjeron los resultados electorales de los demócratas cristianos, un gobierno centrista. Y, a lo largo de la Guerra Fría, Estados Unidos intervino hábilmente en Italia en múltiples niveles abiertamente en ayuda bilateral y diplomacia, de manera encubierta y manipulación electoral y algo mucho más profundo, la Operación Gladio, donde tenían, si se quiere, un aparato clandestino para tomar el poder. en Italia en el caso de una toma de poder comunista, por invasión. Y la CIA intervendría, inyectarían dinero al Partido Liberal Democrático en Japón, jugaron política electoral en Filipinas. Intervinieron en la política de Corea, en la política de Corea del Sur, en todo el mundo. Siempre que había una contienda electoral seria en la que el resultado era fundamental para nosotros, los intereses geopolíticos, Estados Unidos estaba interviniendo.

Ahora, la diferencia entre eso y lo que hemos visto con las elecciones de 2016 en los Estados Unidos, si usted es el hegemón mundial, está manipulando e influyendo en las elecciones de otras personas. Si usted es una potencia global como los Estados Unidos que defiende la democracia, esa es la forma en que ejercemos ese poder. Lo hicimos a veces con rudeza, a veces con destreza, pero no invadimos países, no bombardeamos, etcétera. Lo hicimos de esa manera. Y cuando manipulamos las elecciones de otras personas, somos el poder mundial. Y cuando estamos siendo manipulados, cuando otros poderes están penetrando en nuestra sociedad y manipulando nuestras elecciones, eso es una señal de que somos un poder en declive. Y eso es muy serio.

Para mantener nuestra posición a nivel internacional, no solo tenemos que ejercer nuestro poder con habilidad, de manera encubierta a través de las operaciones que hemos estado describiendo, la vigilancia y el resto, y abiertamente a través de la diplomacia y el liderazgo internacional, los tratados y el comercio y todo eso, está bien. ? Pero también tenemos que asegurarnos de que nuestro proceso electoral sea impenetrable, seguro, que otros poderes no puedan manipularnos porque lo van a intentar.

Reagan, Irán-Contra, la CIA y Crack Cocaine

JS: A menudo me encuentro, cuando estoy viendo las noticias, o en algunos casos incluso leyendo periódicos poderosos muy serios como el New York Times o el Washington Post, mientras cubren Donald Trump y este tema de Rusia, parece que estamos totalmente desvinculado de la historia.Y al leer su libro recordé el ascenso de Mobutu al poder en Kinshasa, y también profundizó en la historia del crack de la CIA que finalmente fue revelada por Gary Webb en el San Jose Mercury News, y luego atacó y las principales organizaciones de noticias que intentan desacreditarlo. Explíquenos la Guerra de los Contra y la conexión con la venta de armas embargadas a Irán y el hecho de que once altos funcionarios de la administración de Ronald Reagan fueron condenados por vender armas embargadas por Irán.

Quiero decir, hablamos de escándalos y luego miras a Reagan, ¿y son como 11 altos funcionarios condenados por vender armas embargadas para financiar el escuadrón de la muerte de la CIA y la Contra en Nicaragua?

SOY: Sabes, en la administración Reagan, Estados Unidos estaba en un punto bajo en su poder global. La administración Reagan lanzó la invasión de Granada. Fue la primera vez en casi una década que Estados Unidos pudo ejercer con éxito su poder global en cualquier lugar más allá de los Estados Unidos, su poder militar. Y luego, en Centroamérica, la administración Reagan se sintió muy amenazada por el colapso del régimen de Somoza, uno de los regímenes clientes de Estados Unidos en Centroamérica, y el movimiento guerrillero sandinista que tomó la capital, Managua, en 1979.

Y eso ocurrió al mismo tiempo que el Ejército Rojo soviético básicamente ocupó Kabul, la captura de la capital de Afganistán, por lo que la administración Reagan se sintió amenazada, en una especie de periferia lejana del poder estadounidense en Afganistán, y cerca de casa, una especie de una puerta de entrada a América, en América Central. Así que la administración Reagan reaccionó montando dos importantes operaciones encubiertas: una, para expulsar al Ejército Rojo de Afganistán y dos, para derrocar al gobierno sandinista en Nicaragua. Y ambas operaciones implicaron tolerar el tráfico de opio en Afganistán por parte de los guerrilleros musulmanes muyahidines y tolerar el tráfico de cocaína en América Central por parte de nuestros aliados de la Contra.

Y había básicamente dos formas de apoyo a los Contras. Uno fue el acuerdo de armas por dinero para proporcionar dinero negro para sostener la revuelta de los Contra durante la década que se prolongó. Y la otra cosa fue una especie de enfoque de no intervención. Había un operativo de la DEA, un operativo de la Administración Antidrogas, en Honduras que informaba sobre la complicidad militar hondureña en el tráfico de tránsito de cocaína que se traslada desde Colombia a Estados Unidos a través de Centroamérica. Fue sacado del país. Y luego la CIA, debido a que el Congreso interrumpió periódicamente los envíos de armas para la CIA, la llamada enmienda Boland que impuso una especie de embargo sobre el apoyo de Estados Unidos a los Contras, necesitaban almacenar periódicamente sus armas. Y lo que encontraron fue que las Islas de la Bahía frente a la costa de Honduras, particularmente la Isla de Roatán, era un punto logístico ideal justo frente a la costa: era un importante punto de transbordo para la cocaína que se trasladaba desde Colombia a través del Caribe a los Estados Unidos, pero La 8217 también es un lugar ideal para que los Estados Unidos almacenen y luego envíen sus armas a los Contras en la frontera con Nicaragua y Honduras.

Y entonces, el capo, el capo de la droga de las Islas de la Bahía era un notorio traficante internacional llamado Alan Hyde que tenía 35 barcos en alta mar traficando cocaína desde Colombia a los Estados Unidos. Todas las agencias de seguridad estadounidenses involucradas, la Guardia Costera, la propia CIA, la Administración de Control de Drogas, todos tenían informes sobre Alan Hyde como un traficante de Clase A, posiblemente el mayor contrabandista del Caribe. Y para tener acceso a sus almacenes, lo que hizo la CIA fue básicamente bloquear cualquier investigación de Alan Hyde de 1987 a 1992, durante el pico de la epidemia de crack y cocaína, por lo que la CIA llegó a enviar sus armas a sus almacenes y luego en adelante. al puesto fronterizo de los Contras. Y Alan Hyde recibió inmunidad de investigación o enjuiciamiento durante cinco años.

Eso & # 8217s - cualquier criminal, eso & # 8217s todo lo que necesitan, es inmunidad a la investigación. Y esto coincidió con la avalancha de cocaína a través de Centroamérica hacia los Estados Unidos. Este inspector general de la CIA en respuesta a las protestas en South Central, Los Ángeles, llevó a cabo una investigación también en respuesta a las consultas de Gary Webb y publicaron el Informe 1, que llamaron "La Conexión de California". Dijeron que las acusaciones de Gary Webb de que la CIA había protegido a los distribuidores, el trato de los traficantes nicaragüenses que estaban negociando la venta de la cocaína importada a las bandas Crips y Bloods en South Central, L.A., que todo eso era falso.

Luego emitieron, el inspector general en 1998, emitió la segunda parte de ese informe, el resumen ejecutivo decía lo mismo: ningún caso para responder, relaciones de la CIA con la Contra en el complejo de Centroamérica, pero nada sobre drogas. Pero si realmente lee el informe, hasta el final, que es algo que los historiadores tienden a hacer, llega al párrafo 913 de ese informe y, posteriormente, hay 40 de las revelaciones más asombrosas, 40 párrafos de las revelaciones más asombrosas que se declaran explícitamente en cables y citas textuales de entrevistas con agentes de la CIA sobre su comprometida relación con el mayor narcotraficante del Caribe, Alan Hyde.

Y si va al sitio web de la CIA y busca el Informe del Inspector General de 1998, encontrará una pequeña línea negra que dice que los párrafos 913-960 han sido eliminados. Esos son esos párrafos. Pero puedes encontrarlos en Internet.

JS: Uno de los aspectos fascinantes de esto: es una parte corta de su libro, pero creo que siempre es importante señalar esto, el nombre de Robert Gates aparece en el momento en que la CIA tenía esta relación con Hyde. Gates fue subdirector de la CIA y, por supuesto, ahora es una de las figuras queridas en el consenso bipartidista de política exterior. Fue secretario de Defensa tanto de George W. Bush como de Barack Obama. Y Gates, sus manos también están sobre esta cosa.

SOY: Sí, hay & # 8217s, ¿cómo lo voy a decir? Eso ilustra la disparidad entre la retórica formal de la política y la geopolítica del ejercicio del poder global. Y las dificultades, las demandas, los compromisos morales y políticos necesarios para funcionar, bueno, llamémoslo imperio. Un imperio global. Y, desde una perspectiva puramente realpolitik imperial, esa operación de la Contra, al buscar una complementación efectiva entre el flujo de drogas hacia el norte, fuerza económica ilícita muy poderosa, y las operaciones guerrilleras de la Contra, logra su objetivo. ¿Sabes? Después de diez años de apoyar a los contras, los sandinistas perdieron el poder por un tiempo en una elección democrática. Finalmente fueron expulsados ​​de la oficina. La CIA cumplió su misión.

Ahora, si lo comparas con el lugar donde estamos con las drogas y las operaciones encubiertas y las operaciones militares en Afganistán, fue muy exitoso en la década de 1980, como resultado de la alianza de los muyahidines de la CIA y # 8217, el suministro de armas y la tolerancia para su tráfico. y medicamentos, que proporcionaron la mayor parte de su financiación. Ya sabes, en 1989, el Ejército Rojo soviético se fue de Kabul, se fue de Afganistán, ganó la CIA. Bueno, hoy, por supuesto, el tráfico de drogas se ha apoderado de los talibanes y financia la mayor parte de las operaciones guerrilleras de los talibanes, paga por una nueva generación de adolescentes para que se conviertan en combatientes cada primavera, y hemos perdido el control de ese. Entonces, desde una perspectiva de realpolitik, podemos ver un debilitamiento de los controles estadounidenses sobre estas operaciones encubiertas que son otra manifestación de nuestro, del declive de la hegemonía estadounidense.

Heroína y el empeoramiento de la guerra en Afganistán

JS: Quiero preguntarle sobre Afganistán dado todo el trabajo que ha realizado en la intersección de operaciones encubiertas en nombre de un imperio y el tráfico de estupefacientes transnacional. Creo que a muchas personas que han seguido la historia de Afganistán y la participación de Estados Unidos allí les cuesta creer que Estados Unidos no sea consciente de que sus acciones están alimentando el tráfico de heroína y alimentando la insurgencia allí al tener un talibán que depende de él. , como acaba de presentar. Dado su trabajo histórico y analítico sobre crisis pasadas, ¿qué deberíamos buscar para ver si existe o no un papel directo de Estados Unidos en la facilitación del flujo de narcóticos desde Afganistán?

SOY: Seguro. Buena pregunta. Mire, durante la década de 1980, cuando esa operación tuvo éxito, la CIA conoció y de hecho a un hombre llamado Charles Cogan que era el jefe de la operación de la CIA en Afganistán, y cuando se retiró dio una entrevista a la televisión australiana, y dijo: & # 8220 Mira, hubo consecuencias de esa operación. De acuerdo, sí hubo consecuencias en términos de drogas. & # 8221 Pero él dijo: & # 8220 Recordemos que los soviéticos se fueron de Afganistán. y él fue el jefe de la operación durante un tiempo, sabían muy bien que los combatientes muyahidines, las guerrillas musulmanas a las que estaban armando y equipando, estaban obteniendo la mayor parte de sus finanzas y mantenían su base masiva entre los agricultores del sur de Afganistán a través de tráfico de opio y heroína. Y eso proporcionó, quiero decir, proporcionó el 65 por ciento, la mayor parte del suministro de heroína de EE. UU., La mayor parte del suministro mundial.

Ahora, cuando Estados Unidos se retiró de Afganistán en 1992, le dimos la espalda y los talibanes respaldados por Pakistán tomaron el poder, y bajo los talibanes en 2000, en 1999-2000, la cosecha de opio se duplicó con creces a 4500 toneladas. Pero luego los talibanes se preocuparon por su estatus de paria y decidieron que si abolían el opio ya no serían un estado paria, podrían obtener reconocimiento internacional, podrían fortalecer su control del poder. Y así, de hecho, en 2000-2001, acabaron por completo con el opio, y bajó de 4600 toneladas a 180 toneladas, quiero decir como increíble, lo más, uno de los programas de erradicación del opio más exitosos en cualquier parte del planeta.

También debilitaron completamente su estado, de modo que cuando Estados Unidos comenzó a bombardear en octubre de 2001, después de los ataques del 11 de septiembre, los talibanes colapsaron rápidamente y luego lo que sucedió fue, por supuesto, cuando Estados Unidos regresó, lo que hicimos fue que trabajó a través de la CIA. Y pusimos paletas de billetes de cien dólares, enviamos $ 70 millones en efectivo, movilizamos a la vieja coalición de caudillos en el extremo norte, los caudillos allí estaban muy involucrados en el tráfico de opio. Movilizamos a los caudillos pashtunes, todos traficantes de opio, y cuando arrasaron Afganistán y capturaron el campo en las capitales de provincia, comenzaron a supervisar la resiembra de opio. Y, muy rápidamente, la cosecha de opio comenzó a florecer y en 2006 llegó a 8000 toneladas de opio, la más alta en un siglo, proporcionando más del 90 por ciento del suministro mundial de opio y heroína, y la mayoría del producto interno bruto. de Afganistán.

Y, a nivel local, los talibanes tomaron el control del cultivo, el procesamiento y el contrabando y utilizaron las ganancias para reconstruir su aparato. Fueron completamente aniquilados en octubre de 2001, se reconstruyeron constantemente y han lanzado esta sucesión de ofensivas que ahora controlan la mitad del campo, por lo que existe una relación muy clara entre la cosecha de opio, que ahora está fuera de nuestro control, la ignoramos. hasta 2004, ya que estaba en auge y se extendía nuevamente. Así que es uno de esos ejercicios o instancias interesantes en los que Estados Unidos pierde el control sobre esta complementación entre el tráfico ilícito y la guerra sustituta, esa complementación que funcionó tan bien en Centroamérica. Cuando perdiste el control en Afganistán, y es un índice más de nuestro control menguante sobre el mundo, un mundo cada vez más complejo.

Los pilares del imperio comienzan a desmoronarse

JS: Una de las cosas que me llamó la atención al leer su libro & # 8220 En las sombras del siglo estadounidense & # 8221 fue la frecuencia con la que predice, basándose en datos, en ejemplos históricos, que Estados Unidos como imperio va por un camino de la desaparición y escribes sobre eso con un matiz y no pretendes conocer el escenario exacto. Una de las cosas que escribe en el libro es: & # 8220Los historiadores del futuro probablemente identificarán la precipitada invasión de George W. Bush a Irak, en 2003, como el comienzo de la caída de Estados Unidos. Pero en lugar del derramamiento de sangre que marcó el final de tantos imperios pasados ​​con ciudades en llamas y civiles masacrados, este colapso imperial del siglo XXI podría llegar relativamente silenciosamente a través de los zarcillos invisibles de la contracción económica o la guerra cibernética. & # 8221

¿Por qué parece tan convencido de que esto es inevitable y cómo prevé los escenarios, los escenarios potenciales para la desaparición de lo que ahora entendemos como el imperio estadounidense?

SOY: Hay, creo, múltiples factores que conducen a un declive imperial. Si observa los aspectos clave del poder global de los EE. UU., Puede ver una disminución de la fuerza en cada uno de ellos. Una de las cosas clave que creo que muy poca gente entiende, después de la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos se convirtió en la primera potencia mundial, el primer imperio en 1,000 años en controlar ambos extremos del vasto continente euroasiático. Ahora Eurasia, esa enorme masa de tierra, es el epicentro del poder mundial. Tiene los recursos, la gente, las civilizaciones que - tú tienes que controlar eso para controlar el mundo. Y Estados Unidos, a través de la alianza de la OTAN en Europa Occidental y una serie de alianzas a lo largo del litoral del Pacífico con Japón, Corea del Sur, Filipinas y Australia, controlaba los extremos axiales de la masa continental euroasiática.

Y luego lo vinculamos con capas de poder, tratados, tratados multilaterales de defensa, comenzando con la OTAN en Europa, hasta SETO y ANZUS con Australia, el Tratado de Seguridad Mutua de Japón, el Tratado de Seguridad Mutua de Corea del Sur y los Estados Unidos, la Seguridad Mutua de los Estados Unidos de Filipinas. Tratado. Y luego tuvimos flotas, tuvimos la Sexta Flota en el Mediterráneo, la Séptima Flota en Subic Bay Filipinas, más tarde la Quinta Flota en el Golfo Pérsico. Teníamos cientos de bases militares. Al final de la Guerra Fría, tenemos alrededor de 800 bases militares en el extranjero.

La mayoría de ellos estaban dispuestos alrededor de la masa continental euroasiática. En los últimos 10 años a medida que se ha desarrollado la tecnología de drones, hemos colocado la última capa sobre eso, que son las bases de los drones. Hay 60 bases de drones estadounidenses que se extienden desde Sicilia hasta la base aérea de Andersen en Guam, y que, dado el alcance de los drones más poderosos, el Global Hawk, nos da vigilancia y luego con Predator y Reaper, capacidad de ataque, todo el camino a lo largo de ese borde, y esos han sido, por así decirlo, los pilares clave en la arquitectura global del poder estadounidense.

Y esos pilares comienzan a desmoronarse. La alianza de la OTAN se está debilitando bajo Trump, con el aumento de la presión rusa sobre esa alianza, pero más particularmente, nuestra capacidad para controlar a esos aliados críticos a lo largo del litoral del Pacífico está comenzando a debilitarse. Jeremy, su organización The Intercept tuvo, en abril pasado, un documento muy importante que se filtró, la transcripción de esa conversación telefónica entre el presidente Trump y el presidente Duterte de Filipinas, que debería haber tenido cobertura de primera plana en todo el mundo, y todos los temas serios. Periódico americano. Obtuvo buena cobertura, pero no la cobertura que merecía.

Si lee esa transcripción con atención, puede ver la disminución del poder de los Estados Unidos a lo largo del litoral del Pacífico. Donald Trump está llamando, tiene un compañero demagogo en la persona de Rodrigo Duterte, el presidente de Filipinas, quien ha matado a unas 8000 personas en su llamada guerra contra las drogas: gente volada, cuerpos arrojados a las calles de Manila y Cebu y en otras partes del país, y él está llamándolo y felicitándolo y tratando de vincularse con él, ya sabes, de autócrata a autócrata. Y luego Trump cambia la conversación y dice: & # 8220 Bueno, tenemos este problema en Corea. Kim Jong-un no es confiable. & # 8221 Y Duterte dice: & # 8220I & # 8217 voy a llamar a China, hablaré con Xi Jinping sobre eso. & # 8221 Y Trump dice, & # 8220 nosotros & # 8217 tenemos algunos muy poderosos. submarinos, que vamos a tener en el área. & # 8221 Y Duterte dice: & # 8220 Sí, voy a llamar, & # 8221 él dice, & # 8220 Sí, voy a llamar a Xi Jinping sobre eso . Yo & # 8217 estaré hablando con China. & # 8221

Y está claro que Trump está tratando de cortejar al hombre, tratando de impresionarlo con la fuerza de Estados Unidos, y cada vez que Trump intenta hacerlo, Duterte responde: & # 8220 llamaré a China. & # 8221 Es una indicación clara. del creciente poder de China a lo largo de ese litoral del Pacífico. Además, China ha estado llevando a cabo una estrategia geopolítica muy hábil, la llamada estrategia "Un cinturón, una ruta" o "Ruta de la seda" y lo que China ha estado haciendo desde 2007 es que han gastado un billón de dólares y se están yendo gastar otro billón de dólares en el establecimiento de una enorme infraestructura de rieles y oleoductos y gasoductos que integrarán toda la masa continental euroasiática. Mire, Europa y Asia, que pensamos como - estamos aprendiendo en geografía en la escuela primaria que son dos continentes separados - no lo son. Solo estaban separados por las vastas distancias, los pasos en el desierto que parecen dividirlos. Bueno, China & # 8217s estableció, a través de una inversión de un billón de dólares, una serie de oleoductos que están trayendo energía desde Asia Central a través de miles de millas hacia China, desde Siberia hacia China.

También han construido siete bases en el Mar de China Meridional y están tomando el control de ellas: gastaron más de 200 millones de dólares en transformar un pueblo de pescadores en el Mar Arábigo llamado Gwadar, en Pakistán, en un importante puerto moderno. También tienen instalaciones portuarias en África. Y a través de estas instalaciones portuarias están cortando esos círculos de acero que Estados Unidos estableció para enlazar y sujetar esos dos extremos axiales de Eurasia. Así que lentamente, debido a la inversión de China, su desarrollo, parte de nuestra mala gestión de nuestras relaciones y tendencias a largo plazo, esos extremos axiales de Eurasia se están desmoronando. Nuestro poder, nuestro control sobre ese continente crítico se está debilitando, y el control de China está aumentando lentamente e inexorablemente y ese será un cambio geopolítico importante. Uno que debilitará a Estados Unidos y fortalecerá a China.

JS: Usted escribe, & # 8220 Todos los datos económicos, educativos y tecnológicos disponibles indican que, en lo que respecta al poder global de EE. UU., Es probable que las tendencias negativas se acumulen rápidamente para 2020 y que alcancen una masa crítica a más tardar en 2030.El siglo estadounidense, proclamado tan triunfalmente al comienzo de la Segunda Guerra Mundial, puede que ya esté hecho jirones y desapareciendo para el 2025, y, excepto por los señalamientos con el dedo, podría haber terminado para el 2030. significa para los Estados Unidos en el mundo, pero también para los estadounidenses comunes?

SOY: Seguro. ¿Cómo veo que suceda? Están los cambios geopolíticos que acabo de describir. La otra cosa de las tendencias a largo plazo, los problemas del declive económico, la fortaleza económica de Estados Unidos. China está superando lentamente a Estados Unidos como la potencia económica número uno. Esa es una tendencia a largo plazo. Y, por tanto, China tendrá los recursos para invertir en tecnología militar.

Lo segundo es que hablamos de la infraestructura estadounidense en ruinas, una cosa de la que nadie habla muy seriamente de manera sostenida es la infraestructura intelectual del país. La OCDE, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, el club de países ricos, realiza estas pruebas cada dos años, las pruebas PISA, y evalúan a jóvenes de 15 años. En las últimas rondas de pruebas, los estudiantes de Shanghái se han convertido en el número uno en matemáticas, ciencias y alfabetización.

Los estudiantes de EE. UU. Han estado en algún lugar, en matemáticas y ciencias, entre los 20 y los 30. Entonces, podría decir: "¿A quién le importa un grupo de jóvenes de 15 años con aparatos ortopédicos, mochilas y actitudes?" Bueno, para el 2030, esos jóvenes de 15 años tendrán entre 20 y 30 años. Ellos serán los científicos e ingenieros súper inteligentes que están creando la tecnología de punta. Tecnología, por ejemplo, como las comunicaciones por fotones. China evidentemente va a liderar en esto, eso significa que China puede comunicarse con sus satélites y todo su aparato cibernético, espacial y militar sin temor a verse comprometido. No hemos desarrollado el mismo nivel de comunicaciones por fotones que China. Estamos mucho más sujetos a ser secuestrados y manipulados.

Entonces, ese tipo de tendencias en el poder militar puro. El tipo de erosión de los estándares educativos de EE. UU. Dentro de 10 o 15 años puede tener implicaciones muy serias para nuestra tecnología militar. Significa que simplemente no tiene a los científicos, la tecnología, la innovación que ha sido tan fundamental para el poder global de Estados Unidos durante tantos años. Y entonces ese menguante, los cambios geopolíticos, ya sabes, esos movimientos invisibles de un poder desplegado a través del paisaje. Y luego, la unión de los cambios tecnológicos y educativos significa que hay todo tipo de formas en que Estados Unidos puede perder poder. Ya sea con un estallido o un gemido. Pero para el 2030, ya casi ha terminado para nuestro dominio global.

JS: ¿Y eso es, en tu opinión, algo malo?

SOY: Bueno, sí lo es, y yo aquí, sabes que hablo, podrías llamarme, conoces un estrecho americano. Pero, está bien, todos los imperios, si cree que hemos tenido imperios en el mundo durante unos 4.000 años. Algunos han sido más benignos y benéficos, otros han sido absolutamente brutales. Si quieres ir al imperio más brutal, creo que en la historia de la humanidad, el imperio nazi en Europa. Fue un imperio. Saqueó. Gran parte de esa movilización de mano de obra fue pura explotación. Fue el imperio más brutal de la historia de la humanidad y se derrumbó. El imperio japonés en Asia, que posiblemente fue el imperio más grande de la historia, fue un segundo finalista por brutalidad cruda, se derrumbó. El imperio británico fue relativamente benigno. Sí, fue una potencia global, hubo muchos excesos, muchos incidentes, se puede seguir, pero cuando todo terminó, dejaron el sistema de parlamento de Westminster, dejaron el lenguaje global, dejaron una economía global, se fueron. una cultura de los deportes, crearon artefactos como la BBC.

Así que el imperio de Estados Unidos ha sido, y hemos tenido nuestros excesos, Vietnam, podríamos seguir. Afganistán. Hay muchos problemas con el ejercicio de su poder por parte de Estados Unidos, pero hemos defendido los derechos humanos, el mundo ha tenido 70 años de paz relativa y muchas guerras medianas, pero nada como la Primera y la Segunda Guerra Mundial. Ha habido un aumento en el desarrollo global, el crecimiento de una economía global, con muchas desigualdades, pero sin embargo, a nivel transnacional, está apareciendo una nueva clase media en todo el mundo. Hemos defendido los derechos laborales y la protección del medio ambiente. Nuestras potencias sucesoras, China y Rusia, son regímenes autoritarios. Rusia y # 8217 es autocrática, China y # 8217 es un antiguo régimen comunista. No defienden ninguno de estos principios liberales.

Así que tendrás el ejercicio de la realpolitik del poder, todas las desventajas sin ninguna ventaja, sin ningún desarrollo positivo. Quiero decir que hemos defendido los derechos de las mujeres, los derechos de los homosexuales, el progreso humano y la democracia. Usted sabe que hemos tenido fallas en la eficacia, pero hemos defendido esos principios y los hemos avanzado. Así que hemos sido, a escala de imperios, comparativamente benignos y benéficos. Y no creo que las potencias sucesivas vayan a ser así.

Además, habrá implicaciones para Estados Unidos. De manera más visible, creo que cuando el dólar ya no sea la moneda de reserva global preeminente e indiscutida del mundo, el gran juego imperial habrá terminado. Mire, lo que hemos podido hacer durante los últimos 20 años es enviar al mundo nuestro papel de colores brillantes y bien impreso, T-notes, y nos dan aceite, automóviles, computadoras y tecnología. Obtenemos bienes reales y ellos obtienen papel de colores brillantes. Por la posición del dólar. Cuando el dólar deje de ser la moneda de reserva mundial, el costo de los bienes en Estados Unidos se disparará.

No podremos viajar por el mundo como lo hacemos ahora. No podremos disfrutar del nivel de vida que tenemos ahora. Habrá muchas tensiones que van a ocurrir en la sociedad a partir de lo que será una reescritura importante del contrato social estadounidense. Esto no será agradable. Y posiblemente, creo que es posible si miramos hacia atrás, podríamos ver la elección de Trump y todos los problemas de la administración Trump como una manifestación de este declive imperial.

Escuche el episodio completo del podcast aquí:

Suscríbase al podcast Intercepted en Apple Podcasts, Google Play, Stitcher y otras plataformas. ¿Eres nuevo en el podcasting? Haga clic aquí.


Obtener una copia


Legado

El conocimiento moderno de la historia, solo en el campo de Gibbon, ha aumentado de manera notoria. Ha crecido la historia económica, social y constitucional. El estudio de las monedas, las inscripciones y la arqueología en general ha producido una gran cosecha. Sobre todo, Gibbon desconocía el examen científico de las fuentes literarias, tan rigurosamente practicado ahora. Sin embargo, a menudo exhibe un talento y una perspicacia que parecen anticipar estos estudios sistemáticos. Tenía genio en gran medida, así como una laboriosidad incansable y precisión al consultar sus fuentes. Aunque no simpatizaba con el cristianismo, su sentido de la justicia y la probidad lo hacía respetuoso de la opinión honesta y la verdadera devoción, incluso entre aquellos con quienes no estaba de acuerdo. Estas cualidades, expresadas con su dominio de la perspectiva histórica y su incomparable estilo literario, justifican el dicho de un historiador moderno de que "cualquier otra cosa que se lea Gibbon debe leerse también", o la conclusión del gran historiador de Cambridge J.B. Bury:

Que Gibbon esté atrasado en muchos detalles y en algunos departamentos de importancia, simplemente significa que nosotros y nuestros padres no hemos vivido en un mundo absolutamente incompetente. Pero en las cosas principales, sigue siendo nuestro maestro más allá de la "fecha".


¿Por qué cayó el imperio aqueménida?

A lo largo del tiempo ha habido varios imperios persas, pero ninguno de ellos puede compararse con el gran Imperio aqueménida, que gobernó entre el 550 y el 330 a. C. El Imperio aqueménida es conocido como el imperio más grande de la historia antigua, que se extendía aproximadamente a 8 millones de km² en el apogeo de su poder. Entonces, ¿cómo se derrumba un Imperio tan grande y con un poder tan grande? ¿Fue la lucha por el poder, que todo nuevo rey tuvo que sufrir después de la muerte de Darío el Grande? ¿O fue la corrupción de los ministros y sátrapas lo que hizo que el imperio decayera? ¿Quizás podrían haber sido las fuerzas invasoras griegas lideradas por Felipe II de Macedonia y su hijo Alejandro el Grande o son todos ellos los culpables?

El Imperio aqueménida fue el imperio más grande de la historia antigua. Comenzó como un pequeño estado ubicado en la actual Irán. Se llama dinastía aqueménida debido a los aquemenes que crearon el estado. No fue hasta que Ciro el Grande llegó al poder en el 559 a. C. que comenzó la expansión de Persia. Conquista el imperio mediano que controlaba Persia en ese momento y, a partir de entonces, él y sus sucesores conquistaron la mayor parte del Medio Oriente y Asia Menor, expandiéndose 8 millones de km². Incluso conquistaron parte de Grecia, otro país formidable en ese momento, pero tuvieron que retirarse después de una derrota en la Batalla de Platea. Después de esta invasión de Grecia es cuando empezamos a ver un declive del poder en el Imperio hasta su eventual caída cuando el rey Darío III murió en el 330 a. C.

La razón más obvia por la que cayó el Imperio aqueménida es la invasión de Grecia por Alejandro el Grande. Durante el reinado y la muerte de Artajerjes III, el rey macedonio Felipe II estaba uniendo Grecia por la fuerza. Hacia el 337 a. C. había formado la Liga de Corinto. Fue elegido líder del ejército que invadiría Persia, pero fue asesinado cuando comenzaba la invasión. Su hijo Alejandro III (el Grande) le sucede como rey de Macedonia y también.


Imperio americano

& # 147Empire & # 148 proviene del latín imperio , derivado del verbo imperare , que significa mandar. Así, un emperador, el hombre que gobierna por mandato más que por consenso o consulta.

Desde la caída del Muro de Berlín hasta la invasión de Irak, Estados Unidos estuvo al mando, no en absoluto ni en todas partes, sino en muchos lugares y en gran medida. Las dificultades en Irak y Afganistán, la crisis financiera y el ascenso de China como potencia económica y militar sugieren que hoy somos menos omnipotentes. Sin embargo, seguimos siendo el país singular en el centro de la economía global en evolución, así como la única superpotencia militar del mundo.

Como observó recientemente David Rieff, un cierto tipo de compromiso con el excepcionalismo estadounidense respalda nuestro poder imperial. Es una visión que trasciende a los partidos políticos. Los liberales, escribe, tienden a oponerse a los Estados Unidos. intervenciones militares en el extranjero, incluso en Afganistán, & # 148, mientras que los conservadores & # 147 creen en la centralidad del poder militar en el avance de los intereses estadounidenses. Pero donde están de acuerdo es en la necesidad de la continua hegemonía de Estados Unidos en el mundo. El imperio parece estar codificado en nuestro ADN nacional.

Viniendo de sectores conservadores, argumentaron Richard Lowry y Ramesh Ponnuru, en un ensayo reciente en el Revisión nacional , que Estados Unidos & # 147 es más libre, más individualista, más democrático y más abierto y dinámico que cualquier otra nación en la tierra. & # 148 Estas cualidades, continúan, nos dan & # 147 un papel y una misión únicos en el mundo: como un modelo de libertad ordenada y autogobierno y como ejemplo de libertad y reivindicador de la misma, a través de la persuasión cuando sea posible y la fuerza de las armas cuando sea necesario. & # 148

Desde la izquierda, Anne Marie Slaughter, la actual jefa de planificación de políticas en el Departamento de Estado, escribió una vez que Estados Unidos tiene un papel especial en el mundo. Somos, dijo, tanto una idea y una visión de la vida democrática como un país en particular y, como ella dice, "es una idea que en última instancia pertenece a todos los pueblos del mundo".

La implicación parece clara. Si Estados Unidos no es un imperio, debería serlo no quizás administrando el mundo conocido a la manera de Roma, o teniendo un gran número de colonias, como hicieron los británicos, pero ciertamente estableciendo la agenda política para todos los demás.

Todo esto me incomoda, razón por la cual probablemente no me ha gustado hablar de un imperio estadounidense en el pasado. Quiero vivir en un lugar, no en una idea, en una comunidad de personas, no en una ideología, por una historia, no por un manifiesto.

También me preocupan las implicaciones de una misión global. Tengo pesadillas sobre la toma gradual de Washington por parte de intereses corporativos globales, otras naciones y ONG, quienes ven que presionar al gobierno de los EE. UU. Proporciona la forma más eficiente de influir en los asuntos globales. Los cabilderos se multiplican. Los intereses extranjeros encuentran formas de canalizar dinero en efectivo a nuestro proceso político. Lentamente (o tal vez no tan lentamente) pasamos de nuestra ya (y siempre) inadecuada democracia hacia formas de gobernanza aún más corruptas mediante el tráfico de influencias.

Nuestro papel imperial también pone en riesgo nuestras instituciones nacionales. Harvard, Yale, Princeton y otras universidades forman ahora una élite multicultural para gestionar y administrar la ad hoc sistema global que ha surgido desde el final de la Guerra Fría. Por lo tanto, el lema modificado de Princeton ya no está en el servicio de la nación, como lo acuñó Woodrow Wilson, sino en el servicio de la nación y el servicio de todas las naciones. No es un cambio sorprendente ni único. Como descubrieron los romanos cuando su república llegó a su fin, el imperio trabaja contra una vida nacional circunscrita y autónoma.

Últimamente he estado pensando en esto debido a todas las noticias sobre Wikileaks, el sitio web que recientemente comenzó a publicar una gran cantidad de cables diplomáticos estadounidenses. Al jefe de la operación canalla, el australiano Julian Assange, le gusta hablar del valor intrínseco de la transparencia, pero ha tenido claro su verdadero objetivo. En esto y en la revelación anterior de la inteligencia estadounidense en el campo de batalla en Irak y Afganistán, Assange espera asestar un golpe contra el imperio estadounidense.

Mis impulsos patrióticos, que son bastante profundos y potentes, me dicen que Assange debería ser ahorcado. Pero luego doy un paso atrás. Tengo oscuros presentimientos sobre nuestras ambiciones imperiales y profundos recelos sobre la inclinación a pensar en Estados Unidos como la idea del mundo. (¡Dios no permita que el mundo viva de acuerdo con cualquier idea!) Creo que Estados Unidos es de hecho excepcional y profundamente digno de lealtad patriótica, pero me opongo a los puntos de vista que ven el dominio global estadounidense, ya sea a través del poder duro o del poder blando, como nuestro destino nacional.

De hecho, la idea misma del destino nacional me parece equivocada. Sí, Dios supervisa los asuntos de los hombres, guiando el curso de la historia de acuerdo con su Providencia. Sin embargo, como reconoció Abraham Lincoln durante la Guerra Civil y el conflicto sobre el significado mismo de la idea crucial estadounidense de la libertad, es imposible asignar el favor divino a un lado o al otro. Era un teólogo mucho mejor que los que formularon el lema del Destino Manifiesto.

No obstante, estoy en contra de Assange y otros aspirantes a radicales que ven el imperio y piensan en el mal, porque también están en las garras de una visión falsa. ¿El predominio global estadounidense es malo comparado con qué? ¿En comparación con el aumento del conflicto global? ¿En comparación con unas Naciones Unidas corruptas e ineptas? ¿En comparación con el egoísmo frío, amoral y calculador de una China en ascenso? Assange habla mucho sobre la virtud de la transparencia. Pero esta idea totalmente abstracta y formal no tiene capacidad para contener el perenne impulso humano hacia la violencia, el caos y la destrucción.

En otras palabras, estoy a favor de defender el imperio estadounidense, tal como es, porque soy un establishment. Si bien no me inclino a romantizar los arreglos actuales, que sin duda son injustos y crueles y están plagados de pecaminosidad humana, me opongo mucho a las actitudes revolucionarias que cometen el terrible error, demasiado común entre los progresistas, de imaginar que nada podría ser peor que el status quo .

Me consuela saber que San Agustín adoptó el mismo punto de vista. Escribió el libro definitivo contra nuestras fantasías mundanas del imperio: Ciudad de dios . Sin embargo, trabajó para apoyar la supervivencia del Imperio Romano. Durante la mayor parte de su vida adulta, el Imperio Romano se fue desmoronando, atacado por tribus germánicas del norte. En un momento fue a ver a algunos generales romanos en el campo. Habían llegado a ver la inutilidad de los sueños imperiales de la ciudad del hombre y los propios argumentos de Agustín llevados a sus conclusiones lógicas y deseaban retirarse a sus villas para purificar sus almas. Agustín los instó a permanecer en el campo. No se abandona a hombres y mujeres corrientes a las fuerzas del caos, que son reales y despiadadas.

Es probable que nuestro predominio perdure, y tal vez incluso aumente. (Soy un optimista estadounidense que piensa que nuestra sociedad tiene una notable capacidad de renovación). Esto nos coloca en una posición única de responsabilidad global, una que no debemos abandonar. Debemos permanecer en el campo para defender el orden global (sin duda muy imperfecto) que tanto hemos hecho para crear.

Esta responsabilidad nos coloca en una posición peligrosa. Nuestras nociones del excepcionalismo estadounidense nos han tentado (y continúan tentándonos) hacia fantasías imperiales que pueden ser nuestra ruina. Espero que nos resistamos a estas fantasías. Me parece absurdo imaginar que Estados Unidos es la idea que pertenece a toda la gente del mundo. Y me parece una tontería pensar que somos más libres, más individualistas y más democráticos que cualquier otra nación. Después de todo, inventamos en gran medida la mentalidad altamente conformista de la cultura de consumo masivo.

En cualquier caso, el destino final de Estados Unidos debería manifestarse a cualquiera que adopte una visión a largo plazo. Eventualmente iremos por el camino de todos los reinos terrenales, destruidos por el amor propio que consume y arrastra a la humanidad caída al polvo.

Pero, como reconoció San Agustín, nuestras responsabilidades morales no se extienden a largo plazo. Se refieren al aquí y ahora. El actual orden global liderado por Estados Unidos asegura una paz relativa, amenazada por los ataques de Wikileaks, que están motivados por fantasías anarquistas y antinomianas, demasiado comunes entre los progresistas occidentales. Hay vándalos actuales en el exterior, fuerzas de discordia, desorden y destrucción que Assange y otros ansiosos por la caída del imperio estadounidense subestiman. No podemos permitir que triunfen.

R.R. Reno es editor senior de Primeras cosas y profesor de teología en la Universidad de Creighton. Es el editor general de la Comentario teológico de Brazos sobre la Biblia y autor del volumen sobre Génesis. Sus artículos anteriores & # 147On the Square & # 148 se pueden encontrar aquí.

David Rieff y # 146s Wikileaks ataca el corazón del excepcionalismo estadounidense se puede encontrar aquí, el ensayo de Richard Lowry y Ramesh Ponnuru Un debate excepcional se puede encontrar aquí, y el ensayo de Anne Marie Slaughter & # 146s La idea que es América se puede encontrar aquí.


¿Qué le dirá a sus hijos cuando le pregunten "Papá, por qué cayó América?"

Algún día, sus hijos les harán esta pregunta a muchos de los adultos jóvenes, quienes no podrán encontrar la respuesta en los libros de texto de Common Core del futuro. ¿Qué dirás? ¿Qué le dirán a sus hijos sobre el momento en que Estados Unidos se convirtió oficialmente en un país del tercer mundo? Es posible que desee considerar la fecha de rescate bancario de 2008 al describir el colapso de Estados Unidos a sus futuros hijos. De hecho, Estados Unidos se ha derrumbado y estamos viviendo el "asentamiento del polvo" y estamos entrando en el período posterior al colapso de nuestra historia.

En 1945, al final de la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos producía el 50% de los bienes del mundo a pesar de tener solo el cinco por ciento de la población. En menos de 65 años, el fondo cayó fuera de los Estados Unidos de América. Es trágico, más allá de las palabras, lo que le ha sucedido a nuestro país. A continuación se relatan algunas de las razones de nuestro declive.

En respuesta a la pregunta de por qué fracasó Estados Unidos, lo siguiente representa la verdad.

Estados Unidos se encuentra en medio de un plan de tres frentes diseñado para traer devastación a los Estados Unidos.

  1. Estrategia previa al colapso diseñada para poner a Estados Unidos de rodillas.
  2. La inminente devastación del ejército estadounidense terminará efectivamente con el reinado del imperio estadounidense.
  3. La implementación en curso del Nuevo Orden Mundial (por ejemplo, Agenda 21).

Este artículo resume los elementos clave de la estrategia previa al colapso.

NAFTA, CAFTA y cómo Estados Unidos consiguió el SHAFTA

Al aplicar la perspectiva de la historia, queda claro que la agenda del SPP original que nos traería el concepto conocido como CANAMEXAMERICA iba a ser empleada y legalizada por el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). El plan pedía la creación de un corredor internacional de carreteras, controlado por los globalistas, pero pagado por el contribuyente estadounidense. El plan fue diseñado para borrar todas las fronteras nacionales entre Canadá, México y Estados Unidos. SPP, a menudo conocida como la Unión de América del Norte, fue diseñada para promover el libre movimiento de todas las personas de América Central hacia los Estados Unidos. Esto es precisamente lo que estamos presenciando, ya que fue codificado en ley por el Tratado de Libre Comercio de Centroamérica (CAFTA).

Inmigración

Este complot para desculturalizar todas las naciones occidentales está en marcha con la invasión musulmana de Europa y Estados Unidos. Vivimos en una época tan extraña. ¿Desde cuándo se espera que la cultura mayoritaria acceda a la cultura minoritaria entrante? Sin embargo, esto es precisamente lo que estamos viendo que son millones de inmigrantes que se niegan a asimilarse. Sí, con una tasa de natalidad de 1.8, cuando requerimos 2.1 para mantener nuestra población actual, necesitamos inmigración, th pero necesitamos una inmigración ordenada y planificada. Programas como el Seguro Social exigen que mantengamos nuestros números. Sin embargo, no necesitamos el tipo de plan de inmigración libre para todos, motivado por las empresas y dirigido por la ONU, que está socavando la cultura mayoritaria. ¿Cuántos inmigrantes del tercer mundo puede aceptar una nación antes de que se convierta en una nación del tercer mundo?

La actual estrategia migratoria presenta una estrategia de “muerte por mil recortes”. Estoy de acuerdo con Frosty Woolridge, necesitamos una moratoria de 10 años sobre inmigración solo para recuperar el aliento.

Decadencia moral

El Código de Justicia Militar de los Estados Unidos esencialmente ha eliminado la bestialidad como delito punible. ¿Realmente tenemos que decir algo más sobre el declive moral de Estados Unidos? Bueno, en realidad lo hacemos. Wells Fargo Wachovia y HSBC Bank se involucraron en el tráfico sexual infantil desenfrenado y salieron con una simple multa y nadie fue a la cárcel.

Un mínimo de 28,000 pastores pertenecen al Equipo de Respuesta del Clero del DHS que se dedica a predicar la palabra de gobierno sobre la palabra de Dios. Y todo esto se está haciendo por amor al dinero para preservar el estatus de exención de impuestos de las iglesias. ¿Tiene el valor de enfrentar cuán lejos de la gracia han caído nuestras iglesias? Vaya al motor de búsqueda de The Common Sense Show y escriba el nombre "Pastor Walter Mansfield".

Por supuesto, todo esto comenzó cuando sacamos la oración del aula.

Deuda fuera de control

Hay cinco números que todo estadounidense debería haber grabado en la mente colectiva:

  1. Déficit de $ 19 billones de dólares y esta es la buena noticia.
  2. $ 240 billones de dólares pasivos obligatorios y no financiados (por ejemplo, Seguro Social y Medicare).
  3. Deuda de derivados de swap de crédito de 1,5 billones de dólares.
  4. Tasa de interés anual de $ 505 billones de dólares sobre la deuda de derivados de swap de crédito.
  5. El PIB total del planeta es de solo 70 billones de dólares.

Los países del tercer mundo tienen una deuda incontrolable. Standard & amp Poor's lo hizo oficial cuando cambió su etiqueta para la deuda nacional de Estados Unidos de "estable" a "negativa". Posteriormente, Estados Unidos es ahora oficialmente un "país del tercer mundo". Estados Unidos se enfrenta a una reestructuración de la deuda similar a la de Grecia, Italia, España y Cypress.

La crisis de la deuda también se ha extendido a casi todos los estados, ya que 46 de los 50 estados están al borde de la bancarrota y muchas de nuestras ciudades están ir a la quiebra. Detroit es el epítome de una ciudad del tercer mundo. La infraestructura de Estados Unidos se está derrumbando, como lo demuestra el lamentable estado de nuestras carreteras, que rápidamente están obteniendo el estatus de Tercer Mundo.

¿Alguien todavía cree en la película? Los juegos del hambre, ¿no estaba transmitiendo un mensaje claro sobre lo que nos espera a todos a menos que podamos despertar a suficientes personas a tiempo y cambiar nuestro rumbo?

La desigualdad de ingresos

Lo que mucha gente parece no darse cuenta es que cuando golpeó la Gran Depresión de 2008, el dinero que alguna vez llenó las arcas de la clase media estadounidense no se evaporó en el aire. Ese dinero fluyó en algún lugar y donde fluyó fue en los bolsillos de los banqueros y algunos de sus secuaces selectos, cortesía de los rescates bancarios.

Desde 2008, las enormes brechas de ingresos caracterizan a las naciones del Tercer Mundo y Estados Unidos está a la altura de las peores naciones en lo que respecta a la disparidad de ingresos. los brecha de ingresos entre ricos y pobres ha aumentado a un ritmo asombroso, mientras que muchos más ciudadanos de clase media están perdiendo terreno a diario.

El Centro de Prioridades Presupuestarias y Políticas reporte descubrió que la brecha de ingresos entre los estadounidenses más ricos y los estadounidenses de ingresos medios y de clase trabajadora se ha más que triplicado en los últimos treinta años. ¿Disfrutaste tu siesta prolongada mientras esto sucedía?

La CIA's "Índice de Gini,“Los informes sobre la distribución de ingresos en el mundo encontraron que Estados Unidos tiene la 40ª disparidad de ingresos más alta de 136 países medidos. Namibia es el peor y Suecia es el mejor. La disparidad de ingresos de Estados Unidos es comparable a la de Jamaica y Camerún.

Las cifras de desempleo, cupones de alimentos y ejecuciones hipotecarias continúan alcanzando nuevos niveles récord. Las personas que dependen del gobierno a menudo tener ingresos más discrecionales que un trabajador de ingresos medios que gana $ 60,000 por año.

Y a pesar de todos nuestros problemas económicos, la caída libre económica de nuestro país no ha tocado financieramente a los miembros del Congreso, ya que esto constituye otra característica de los países del Tercer Mundo en los que la élite gobernante y sus secuaces legisladores viven muy bien. El patrimonio neto del Congreso sigue aumentando a pesar del inicio de la La mayor depresión de 2008. El año 2008 fue el año en que Wall Street se apoderó del dinero de la nación, tanto a nivel nacional como individual, y los miembros del Congreso se rieron hasta el banco. Formularios de divulgación financiera analizados por Llamada de rol La revista, utilizando la valoración mínima de activos, mostró que los miembros del Congreso, en 2010, tenían un patrimonio neto colectivo de más de $ 2 mil millones, lo que constituye un aumento de $ 390 millones de los $ 1,65 mil millones que los miembros del Congreso disfrutaron en 2008 en el momento de la primera rescate.

La esclavitud como medio para engordar las arcas de la élite

La mayoría de los países del Tercer Mundo practican alguna forma de esclavitud abierta y / o encubierta que sirve para beneficiar económicamente a la élite. Estados Unidos no es diferente. Estados Unidos simplemente ha cambiado una forma de esclavitud por otra.

A pesar de que Estados Unidos representa menos del 5% de la población mundial, las cárceles estadounidenses encierran a más del 25% de todas las personas encarceladas en todo el planeta. Varios de estos prisioneros realizan labores en veintitrés centavos por hora mientras se encuentra en nuestras prisiones federales contratadas por la Oficina de Prisiones UNICOR.

UNICOR es una corporación con fines de lucro y es la 39ª más grande del gobierno de EE. UU. contratista. Las prisiones privatizadas son las de más rápido crecimiento en los Estados Unidos y normalmente tienen garantizada una tasa de ocupación del 90%. Esta corrupción criminal conduce a un tipo de abuso del público del Tercer Mundo por parte de los departamentos de policía para cumplir con las cuotas de arresto que garantizan a los propietarios de las prisiones privatizadas en crecimiento que se les promete que se cumplirán las tasas de ocupación. En este sentido, una gran cantidad de historias documentan cómo el Departamento de Policía de Nueva York planta drogas en sujetos inocentes en su controvertido programa de "detener y registrar" en el que, en octubre de 2011, un exdetective de narcóticos del NYPD testificó que veía regularmente a la policía plantar drogas en ciudadanos inocentes para cumplir con las cuotas de arresto preestablecidas. George H. W. Bush es uno de los actores más importantes en el negocio de las cárceles privatizadas.

La esclavitud se convirtió en ley cuando Obama firmó la Orden Ejecutiva 13603.

Atención médica deficiente

Una característica constante entre las naciones del tercer mundo es un sistema de salud deficiente. Recientemente hice una encuesta a varios adultos jóvenes sobre dónde pensaban que caía Estados Unidos con respecto a la esperanza de vida en comparación con el resto del mundo. Antes de votar, muchos reconocieron que Estados Unidos se había deslizado de su una vez elevada posición con respecto a la atención médica. Algunas personas adivinaron que habíamos caído al cuarto o quinto lugar en longevidad. Algunas personas hicieron predicciones aún más audaces al afirmar que podríamos haber caído hasta el décimo en el modelo de esperanza de vida.

Cual es tu voto? ¿Cuánto tiempo viven los estadounidenses en comparación con nuestras cohortes internacionales? Después de todo, Estados Unidos gasta el doble del promedio de cualquier otro país moderno en atención médica. En los EE. UU., Gastamos 17,6% de nuestro PIB en salud, con mucho el porcentaje más alto del mundo y ¿qué obtenemos por este tipo de robo en las carreteras del Tercer Mundo?

  • Menos médicos (2,3 por 1.000 en comparación con 3,1 para el resto del mundo).
  • El número de camas de hospital es menos que otras naciones (2,6 por 1.000 en comparación con 3,4 para el resto del mundo).
  • El estadounidense promedio esperanza de vida es 78,7 años en 2010, más de un año menos que el resto de las naciones OCED del mundo.

Ahora, para responder a la pregunta de la encuesta mencionada anteriormente, le planteé al grupo de adultos jóvenes que preguntaba cuánto tiempo viven los estadounidenses en comparación con el resto del mundo. Lamentablemente, según el Factbook de la CIA, Estados Unidos ocupa el puesto 50 en el mundo en términos de esperanza de vida. Hong Kong ocupa el octavo lugar y nos hemos quedado atrás de Bosnia y Herzegovina. Ah, y otra cosa, los cubanos viven más que los estadounidenses.

¿Está planeando tener un bebé y desea garantizar su seguridad durante el procedimiento de parto? Sería mejor que se mudara a Cuba, donde tienen una tasa de mortalidad infantil más baja que los Estados Unidos. Estados Unidos es asombrosamente el número 47 en el mundo en mortalidad infantil.

De hecho, en los Estados Unidos es mucho más probable que su médico le mate que a usted por un arma de fuego. Muerte por médico superó los 225.000, en un período de dos años, mientras que la muerte por arma de fuego fue de sólo 9.601.

Por lo tanto, los estadounidenses están pagando mucho más por la atención médica y obteniendo beneficios del tipo del Tercer Mundo. Hoy en día, el cuidado de la salud no se trata de aumentar la salud y la longevidad, se trata de separar a los pacientes estadounidenses de la mayor cantidad posible de su dinero ganado con tanto esfuerzo. Obamacare, que ha tenido un comienzo desastroso, demostrará ser el factor genocida más grande y, al mismo tiempo, la bancarrota en la historia de Estados Unidos.

La evisceración de las libertades personales

Las libertades cotidianas son a menudo una víctima de una sociedad en colapso. La NDAA ha eliminado el debido proceso de nuestra constitución que destruyó la Quinta, Sexta y Ocho Enmiendas a la Constitución. La Ley Patriota eliminó la Cuarta Enmienda de la Constitución. Obama amenaza con destruir la Segunda Enmienda, nuevamente, luego del tiroteo en Oregón. Durante una emergencia declarada por el Presidente, FEMA puede arrebatarle todo lo que posea, incluido usted (NDAA), eliminando así la Primera y la Tercera Enmiendas. Toda la constitución está en soporte vital.

Homeland Security (DHS) se está armando contra el pueblo estadounidense, como lo demuestran sus recientes 2,2 mil millones de rondas de municiones adquiridas para los 2700 vehículos blindados comprados recientemente por el DHS. Estos poderes policiales suelen ir de la mano con el colapso de las economías en los países del Tercer Mundo, que es lo que estamos presenciando en Estados Unidos y las siguientes estadísticas lo confirman.

¿Recuerda ese gigante intelectual que ocupó la Casa Blanca antes de Obama? Su nombre es George W. Bush y, de manera típica, declaró con ignorancia que "ellos (los terroristas) nos odian por nuestras libertades". ¿Recuerdas esa estúpida afirmación? Como ocurre con la mayoría de las cosas que pronunció este ex presidente con privaciones intelectuales, Bush estaba completamente equivocado. los Índice de prosperidad del Legatum Institute de 2013, señala que, en lo que respecta a la libertad personal, Estados Unidos se ubicó en el puesto 14, lo que coloca a Estados Unidos en buena compañía con Uruguay y Costa Rica. Y cuando se trata de Comparaciones de seguridad y protección de amplificador, Estados Unidos quedó en el puesto 27, poniendo a Estados Unidos a la par con Bulgaria. Estos factores deben combinarse con el hecho de que nuestras pequeñas empresas y ciudadanos estadounidenses, aquellos que se molestan en ir a trabajar, pagan los impuestos más altos del mundo, aumentando así nuestro nivel de servidumbre por contrato al gobierno dirigido por banqueros.

Control y manipulación de medios

Un medio patrocinado por el gobierno que censura la información es un componente clave de los países del Tercer Mundo. En algunos países, los medios de comunicación son propiedad del Estado. En Estados Unidos, las corporaciones dominan al gobierno y estas mismas corporaciones poseen los medios de comunicación. Por lo tanto, tenemos control de medios patrocinado por el estado por defecto.

“En 1983, cincuenta empresas dominaban la mayor parte de todos los medios de comunicación ... En 1987, las cincuenta empresas se habían reducido a veintinueve. ... En 1990, los veintinueve se habían reducido a veintitrés. … En 1997, las empresas más grandes eran diez… Hoy en día sólo hay 8 empresas de medios gigantes que dominan los medios estadounidenses (Disney, AOL-Time Warner, Viacom, General Electric / NBC, Yahoo, Microsoft y Google).

Ben H. Bagdikian, The Media Monopoly, sexta edición, (Beacon Press, 2000), págs. Xx-xxi

Luego está la ex corresponsal especial galardonada de CNN, Amber Lyon, quien dejó CNN porque, como ella dice, CNN estaba tomando dinero del gobierno federal para embellecer y fabricar abiertamente algunas historias sin cubrir otras.

La concentración de la propiedad ha llevado a la censura cuando los intereses nacionales y corporativos se superponen y, al estilo típico del Tercer Mundo, por defecto, tenemos medios de comunicación administrados por el gobierno.

La solución simple es apagar la televisión.

Conclusión

Estados Unidos es una nación casi completamente conquistada. Todavía tenemos que luchar y perder una guerra. Mientras tanto, es posible que usted, como padre y abuelo, desee ensayar lo que le dirá a sus hijos sobre por qué América y cayó. Preste mucha atención a su respuesta a la pregunta de seguimiento de su hijo: Papá y mamá, ¿qué hicieron para detenerlo? Por supuesto, asumimos que sobrevivirá para responder esa pregunta. Pero primero, debes sobrevivir a la guerra de devastación que se avecina. Ese será el tema de la parte de esta serie.

TLB le recomienda que visite a Dave en The Common Sense Show para obtener información y artículos más pertinentes.

Vea el artículo destacado y lea los comentarios AQUÍ


Decadencia y caída: el sombrío mensaje del campamento de los santos

En la primera parte de esta serie, recordamos la magistral historia de Edward Gibbon del siglo XVIII, La decadencia y caída del Imperio Romano, y señaló los ominosos paralelos para Estados Unidos en la actualidad. En la segunda parte de esta serie, recordaremos una obra más reciente, y quizás incluso más aterradora, del siglo XX, Jean Raspail's El Campamento de los Santos.

Gibbon y Raspail son figuras muy diferentes. Gibbon, que murió en 1794, era un historiador inglés, mientras que Raspail, que ahora tiene casi 90 años, es un novelista francés. Pero en su trabajo, los dos hombres coincidieron en un punto simple: si un país importa una nueva población, obtendrá una nueva política y un nuevo todo lo demás.

Para los demócratas de hoy en Estados Unidos, y para la izquierda multicultural en su conjunto, ese es, por supuesto, el objetivo. Si el grupo de votantes existente no está a la altura de los ideales progresistas, existe una solución simple: conseguir nuevos votantes. La vieja preocupación por "el consentimiento de los gobernados" es así reemplazada por un nuevo imperativo: "manipulación por parte de los gobernantes".

De hecho, la lógica de importar más votantes de izquierda es un pensamiento común entre los políticos demócratas contemporáneos. Como El Correo de Washington El reportero Dan Balz escribió el sábado: Los demócratas ven que “la demografía es el destino”. . . como su as en la manga en futuras campañas presidenciales ". Y como dijo el domingo el presidente Obama, después de haber emitido una Orden Ejecutiva que ofrecía amnistía a millones de extranjeros ilegales: “Estoy muy interesado en asegurarme de tener un sucesor demócrata. Así que voy a hacer todo lo que pueda, obviamente, para asegurarme de que quienquiera que sea el nominado, tenga éxito ".

En otras palabras, aquellos demócratas que no están satisfechos con los resultados electorales recientes (me vienen a la mente las elecciones parciales de 2010 y 2014) tienen una solución fácil: atraer a votantes "mejores".

De hecho, las raíces de la estrategia de la demografía es el destino de los demócratas son muy profundas, es decir, entre los gatos gordos liberales de limusinas y sus cimientos. A principios de este mes, Los New York Times publicó un artículo titulado "El gran dinero detrás del impulso para una reforma migratoria". El artículo detallaba el papel de las fuentes de financiación antiguas, como la Fundación Ford, a las que ahora se unen empresas como la Open Society Foundation de George Soros en conjunto, estas fundaciones de izquierda han aportado unos 300 millones de dólares a la intemperie. esfuerzo de fronteras. Como el Veces detallado,

Las filantropías ayudaron a los grupos a recuperarse después de los reveses y financiaron la infraestructura de una red en constante movimiento, con marchas, mítines, vigilias, ayunos, recorridos en autobús y campañas de votantes. Los donantes mantuvieron su apoyo mientras el tema de la inmigración se volvió ferozmente partidista en Capitol Hill y los activistas intensificaron sus protestas, participando en desobediencia civil y enfrentamientos descarados con los legisladores y la policía.

Sí, puede parecer un poco extraño: muchos de los estadounidenses más ricos y privilegiados, aquellos que, por definición, lo han hecho extraordinariamente bien bajo el sistema actual, se han dedicado a la transformación fundamental, incluso a la disolución, de Estados Unidos.

Este proceso, llamémoslo odio a uno mismo sistematizado, ha estado ocurriendo en Estados Unidos durante mucho tiempo, aunque a menor escala. Por ejemplo, existe el espectáculo patético de la Iglesia Episcopal durante décadas, la mayoría de los líderes episcopales han actuado como si nunca hubieran visto una causa antiamericana, o incluso anticristiana, que no buscaban abrazar.

La reciente decisión de la Catedral Nacional de Washington de invitar a un servicio de oración musulmana ilustra este extraño fenómeno. En una entrevista con Noticias Breitbart, El Decano de la Catedral Episcopal, el Reverendísimo Gary Hall, desestimó las preocupaciones de que elementos pro-terroristas se hubieran infiltrado en el servicio de oración. Y agregó, en buena medida, algunos ataques a Israel izquierdistas de moda: llamó al ex primer ministro israelí Menachem Begin un "terrorista".

Mientras tanto, mirando hacia atrás a la historia de Gibbon del siglo XVIII, podemos notar que el autor también relató el surgimiento del Islam cuando destruyó el Imperio Romano de Oriente, capturando Constantinopla, ahora Estambul. Como escribió, "Mahoma, con la espada en una mano y el Corán en la otra, erigió su trono sobre las ruinas del cristianismo".

Quizás en el futuro, algún nuevo Edward Gibbon tratará de comprender plenamente la decadencia y caída de una rama del cristianismo, la Iglesia anglicana o episcopal. El futuro cronista podría preguntarse: ¿Qué llevó a los episcopales a odiarse a sí mismos y a su tradición tanto que acogieron con beneplácito a sus reemplazos, incluso a sus enemigos mortales? ¿Qué provocó su deseo colectivo de muerte?

Mientras tanto, mientras esperamos un futuro Gibbon para escribir no ficción, ya tenemos a Jean Raspail, el escritor de ficción, para mostrarnos lo que sucede cuando este deseo de muerte llega a afligir no solo a una iglesia, sino a toda una cultura.

Hace cuatro décadas, la novela distópica de Raspail, El campamento de los santos, nos dio una severa advertencia: la inmigración sin control representa una amenaza mortal para Francia, Europa, Estados Unidos y toda la civilización occidental.

El título del libro de Raspail de 1973 proviene del Libro del Apocalipsis, en el que se describe que las fuerzas satánicas rodean al pueblo de Dios, solo para ser destruidas por el fuego desde arriba. Y, sin embargo, en la triste historia de Raspail, no hay intervención divina en su lugar, todo está perdido.

En la novela, un millón de indios afectados por la pobreza se suben a barcos de carga en Calcuta y ponen rumbo a Europa. Este éxodo masivo desencadena un furioso debate en Francia. Aquellos que dan la bienvenida a grandes cantidades de inmigrantes, explica Raspail, son "justos en su aborrecimiento de todo lo que olía a la sociedad occidental actual, e ilimitados en su amor por cualquier cosa que pueda destruirla". Vale la pena recordar que Raspail escribió esto hace más de 40 años, ¿cómo veía el futuro cercano, 2014, con tanta claridad?

Mientras tanto, la flotilla de inmigración navega hacia el oeste. Raspail describe la escena a bordo del convoy de inmigrantes: “En todas partes, ríos de esperma. Corriendo sobre los cuerpos, supurando entre los senos, las nalgas, los muslos, los labios y los dedos. . . un revoltijo de estiércol y libertinaje ".

Sin embargo, en Francia, las auto-humillantes autoridades nacionales ven a los recién llegados de manera diferente, como una fuerza redentora del Tercer Mundo. Declarando delirantemente que esta horda es un "millón de Cristos", el gobierno saluda su llegada como una señal de "el amanecer de un nuevo día justo".

En la novela de Raspail, uno de los personajes, un viejo profesor empapado de historia europea, observa que las élites francesas carecen de la conciencia patriótica necesaria, es decir, “el conocimiento de que lo propio es lo mejor, la alegría triunfante de sentirse parte de lo mejor de la humanidad ". Tal orgullo de un pueblo es natural, incluso deseable, pero, como explica Raspail, hoy ha sido derrotado por décadas de sentimientos de culpa, suspira, los franceses son “nada más que. . . oveja."

Y así, a esta multitud india, reducida a 800.000 por las enfermedades y la violencia desenfrenadas a bordo, se le permite aterrizar en el sur de Francia, donde la horda del Ganges desata inmediatamente la violación y la ruina. Luego, otros inmigrantes también llegan a Occidente: "los millones de morenos que deambulan por las calles de Nueva York y Londres, o la miríada de negros y árabes listos para vomitar desde los sótanos de París". Pronto, los ocupantes ilegales se han mudado con la Reina de Inglaterra y el Alcalde de la ciudad de Nueva York. Occidente está acabado.

En su mayor parte, los críticos contemporáneos ignoraron el libro, aunque como admitió un crítico en ese momento, Raspail "no era ni un profeta ni un novelista visionario, sino simplemente un historiador implacable de nuestro futuro".

Y aunque algunos críticos han calificado a Raspail de racista, él deja en claro que la nacionalidad puede subsumir la etnicidad. En una entrevista de 2011, observó que Francia es, de hecho, una nación de muchas naciones:

Es cierto que Francia es producto de un gran y beneficioso trasfondo cervecero de salsa galorromana, francos, borgoñones, vikingos, visigodos, etc. Luego alsacianos, vascos, catalanes, judíos de Alsacia y Lorena, bretones, de Provenza, etc. ., luego italianos, españoles, polacos, portugueses.

Sin embargo, el punto es que todos estos pueblos dispares se unieron para convertirse en franceses. Al menos, lo habían hecho en el pasado. Pero la reciente violencia antisemita y los disturbios en Francia subrayan la realidad de que la continua inmigración del mundo musulmán está cambiando claramente la política francesa y la propia Francia. Si continúan las tendencias demográficas actuales, se puede anticipar el día en que Francia ya no sea un país europeo, sino que será la nueva frontera norte del Magreb-África del Norte musulmán.

Sí, podría pasar lo mismo aquí en Estados Unidos. No es el suelo lo que le da a Estados Unidos su carácter, es la gente que vive aquí. Sin duda, la demografía es el destino.

Mientras tanto, la novela de Raspail muestra que el autor es un nacionalista anticuado que describe calurosamente y reivindica una defensa instintiva del hogar y la patria. “El hombre nunca ha amado realmente a la humanidad en su totalidad”, escribe, es decir, es inherente que nos gusten más algunos pueblos y culturas que otros. Eso es solo la naturaleza humana.

Al describir la casa centenaria del profesor, Raspail escribe: “Cada objeto. . . proclamó la dignidad de quienes habían vivido allí: su discreción, su decoro, su reserva, su gusto por esas sólidas tradiciones que una generación puede transmitir a la siguiente, siempre que se enorgullezca de sí misma ”. Tales posesiones, y las ideas que las conectan y les dan valor, son los vívidos talismanes del patriotismo. De hecho, como observó una vez otro francés, Emile Durkheim, las naciones sólo sobreviven si se unen en torno a emblemas comunes de la nacionalidad.

Lo que ha hecho Raspail, entonces, es convocar a la historia en una lírica defensa de Francia. En la novela, el viejo profesor, claramente un símbolo alegórico de la nación misma, reflexiona en voz alta sobre los galos de antaño que defendieron su patria. "Si hubiera estado con Aecio", reflexiona, recordando la batalla de Chalons en el 451 d. C., cuando los francos derrotaron a las hordas de Atila, "creo que me habría deleitado matando a mi parte de los hunos".

Ceñiéndose aún más mientras se prepara para tomar las armas, el anciano reflexiona sobre cómo podría haber sido luchar junto a otros héroes pasados ​​del reino, incluido Charles Martel, el caballero cristiano que derrotó a los musulmanes en la Batalla de Tours en 732. ANUNCIO. En opinión de Raspail, las leyendas heroicas del pasado deberían hablar en voz alta al presente con su mensaje común: Repele a los bárbaros.

Además, si Raspail tiene razón sobre lo que motiva a las personas a defender su patria, también tiene razón sobre lo que se necesita para desmotivar ellos. Él es exacto en su descripción del disparo de culpa sistémico que ha paralizado la defensa de Occidente.

Como otro personaje exclama a los defensores de las fronteras abiertas: “Quieren destruir nuestro mundo, toda nuestra forma de vida. . . . Ninguno de ustedes está orgulloso de su piel y de todo lo que representa ". A lo que los multiculturalistas responden: “No orgulloso. . . Ese es el precio que tenemos que pagar por la hermandad del hombre. Estaremos encantados de pagarlo ".

De hecho, pagan: todos son destruidos.

Así que ahora avancemos 40 años, hasta 2014: Europa está bajo asedio demográfico, al igual que Estados Unidos. El escenario de pesadilla de Raspail está llegando a suceder en ambos continentes De hecho, las escenas actuales a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México parecen una secuela de El Campamento de los Santos.

En los Estados Unidos de hoy, la izquierda multicultural, incluida, por supuesto, la administración Obama, ha dejado clara su posición: espera la disolución política y demográfica de Estados Unidos.

Así que ahora, debidamente advertido, cada patriota estadounidense tendrá que decidir por sí mismo: ¿Vale la pena luchar por Estados Unidos o no?


Ver el vídeo: Έρχεται ο εφιάλτης της γρίπης λόγω του lockdown: Προβλέπουν θανάτους στην Βρετανία (Noviembre 2021).