Información

Cosas maravillosas: el descubrimiento de Howard Carter de la tumba de Tutankamón


El gran descubridor de los tesoros del rey Tutankamón, Howard Carter, nació el 9 de mayo de 1874 EC de Samuel John y Martha Joyce (Sands) Carter en Kensington, Inglaterra. Carter, un niño enfermo y educado en casa, aprendió a dibujar y pintar de su padre, un consumado artista victoriano. Estas habilidades ayudaron a Howard Carter en su carrera como arqueólogo, trabajando en un momento en que la fotografía en color era inexistente.

Su pasión por la egiptología se despertó en su juventud después de presenciar una gran colección de antigüedades egipcias alojadas en la mansión de Lord Amherst, quien lo conoció con Percy Edward Newberry, miembro del Egypt Exploration Fund con sede en Londres. Newberry estaba en ese momento buscando un artista para copiar el arte dentro de las tumbas egipcias en nombre del Fondo.

Howard Carter visitó Egipto por primera vez en octubre de 1891 EC, y llegó a Alejandría a la edad de 17 años. Comenzó a trabajar en las tumbas del Reino Medio en Beni Hasan. Tres meses después, el joven artista estaba aprendiendo las disciplinas de arqueología de campo y excavación del gran Flinders Petrie. Con Petrie, Howard Carter pasó de artista a egiptólogo.

Sin embargo, la carrera de Howard Carter despegó a un ritmo meteórico, convirtiéndose en principal dibujante y supervisor en el sitio del Templo Mortuorio de Hatshepsut en Deir-el-Bahari en Luxor y nombrado a la edad de 25 como Inspector General de Monumentos para el Alto Egipto por el Director del Servicio de Antigüedades de Egipto, Gaston Maspero.

Este es el momento en que las cosas empeoraron para el egiptólogo Howard Carter. Su personalidad "obstinada" y sus puntos de vista individuales de su propia carrera y metodologías lo ponen en desacuerdo con sus colegas arqueólogos y funcionarios. En 1905 EC, después de una amarga disputa con algunos turistas franceses adinerados, que se quejaron ante las autoridades superiores, Carter recibió la orden de disculparse y se negó. Su negativa provocó que se le asignara a tareas menos importantes, lo que motivó su dimisión. El prometedor egiptólogo tuvo que recurrir a su talento artístico para mantenerse, de manera bastante exigua.

¿Historia de amor?

Regístrese para recibir nuestro boletín semanal gratuito por correo electrónico.

Maspero no se olvidó de Howard Carter, sin embargo, y le presentó a George Edward Stanhope Molyneux Herbert, el quinto conde de Carnarvon, alrededor de 1908 EC. Su médico le recetó a Lord Carnarvon visitas anuales de invierno a Egipto para ayudarlo en una enfermedad pulmonar.

Fue la relación extraordinaria de estos dos hombres, la determinación inquebrantable del egiptólogo y la confianza depositada por su patrocinador, lo que produjo el descubrimiento arqueológico más famoso de todos los tiempos.

Howard Carter se encargó de la supervisión de las excavaciones patrocinadas por Carnarvon y en 1914 EC había obtenido algunas antigüedades para la colección personal de su mecenas. Pero su verdadero sueño era encontrar la tumba de un antiguo y joven faraón de la dinastía XVIII, un período glorioso de la historia egipcia.

Antes de que el nombre de Tutankamón, o rey Tut, se convirtiera en una palabra familiar, este faraón fue conocido por primera vez a través de una pequeña copa de loza inscrita con el nombre del rey encontrada por el egiptólogo estadounidense Theodore Davis en 1905 EC. Davis pensó que había encontrado la tumba saqueada de Tutankamón después de descubrir una cámara única vacía (KV58) que contenía solo un pequeño alijo de láminas de oro con los nombres de Tutankamón y su sucesor Ay.

Tanto Carter como Carnarvon sospecharon que Davies estaba equivocado al suponer que KV58 era de hecho la tumba que buscaban, ya que la momia de Tutankamón no se encontró ni entre el alijo de momias reales descubiertas en 1881 EC en Deir el Bahari ni en KV35 (Amenhotep II ) en 1898 CE. El cuerpo perdido de Tutankhamon solo podría significar que su tumba no fue perturbada cuando los antiguos sacerdotes reunieron a las momias reales para su protección. Además, también era posible que la ubicación de la tumba fuera olvidada y, por tanto, no robada en la antigüedad.

Pasaron una temporada tras otra hasta que, incapaz de sostener otra búsqueda, Lord Carnarvon perdió la esperanza y regresó a Gran Bretaña. Carter, sin embargo, no se rindió y persuadió a su patrón de una última oportunidad.

Solo tres días después de que comenzara la temporada de excavación el 1 de noviembre de 1922 EC, Howard Carter pisó una plataforma que encontró después de limpiar los escombros antiguos de la construcción de tumbas. Este fue el primer paso de una escalera hundida que, después de una excavación lenta y cuidadosa, llevó al equipo a presenciar los sellos reales intactos del rey Tutankamón por primera vez. El telegrama que Carter envió a su patrón decía: “Por fin he hecho un descubrimiento maravilloso en Valley; una magnífica tumba con sellos intactos; recuperado lo mismo para su llegada; enhorabuena ".

Howard Carter tuvo que soportar 15 días insoportablemente ansiosos esperando la llegada de Lord Carnarvon para estar allí con él para este trascendental evento en sus vidas. Se reanudó el trabajo de limpieza y en la tarde del 26 de noviembre, Howard Carter hizo un pequeño agujero en la puerta sellada, colocó una vela y miró dentro de la tumba oscura. La espera valió la pena, porque lo que había detrás de los sellos de la tumba real eran "cosas maravillosas" en verdad.


El 4 de noviembre de 1922, el arqueólogo británico Howard Carter encontró la entrada a la tumba del faraón Tutankamón y la tumba del faraón Tutankamón en Egipto y el Valle de los Reyes.

Cavar más profundo

El niño Faraón Tutankamón reinó ca. 1332 a 1323 a.C., su nombre significa que es la imagen viviente del dios Amón. & # 8220Tut & # 8221 era probablemente el hijo del singular faraón Akhenaton, el esposo de Nefertiti, quien a su vez ocupa el séptimo lugar en una lista de los 10 principales gobernantes, reyes y emperadores africanos. La singularidad del padre de Tut y # 8217 se deriva de intentar algo parecido a una revolución religiosa. El padre de Tut intentó centrar la adoración en el disco solar llamado Aten en lo que algunos eruditos identifican como un tipo de monoteísmo en rechazo al politeísmo habitual asociado con los antiguos egipcios. Tut incluso se llamó originalmente Tutankhaten, es decir, la imagen viva de Aten, antes de cambiar su nombre después de la muerte de su padre cuando se restauró el politeísmo tradicional. Dado que ascendió al trono cuando tenía nueve o diez años y murió a los dieciocho, probablemente no tomó muchas decisiones por sí mismo durante su corto reinado. Además, el joven faraón, posible producto del incesto, murió en circunstancias misteriosas, probablemente por accidente, aunque algunos sugieren el asesinato como culpable.

Posteriormente, Tut fue momificado y sepultado. Se convirtió en gran parte en una nota a pie de página histórica hasta la investigación del conde de Carnarvon y Howard Carter a principios del siglo XX. Aunque Carter hizo el descubrimiento pionero de la tumba en esta fecha hace poco más de cien años, no miró adentro durante algunas semanas más. Luego, el 26 de noviembre de 1922, miró hacia adentro, probablemente el primer ser humano en hacerlo en miles de años. Carnarvon le preguntó a Carter si podía ver algo. Carter respondió: & # 8220Sí, cosas maravillosas. & # 8221

Howard Carter y asociados abriendo las puertas del santuario en la cámara funeraria (recreación de 1924 del evento de 1923)

El meticuloso trabajo de Carter al catalogar los muchos elementos de la tumba avanzó enormemente nuestro conocimiento del antiguo Egipto. El descubrimiento de la momia de Tut, junto con la hermosa máscara del rostro del joven y los impresionantes sarcófagos en los que descansó imperturbable durante siglos son sin duda los descubrimientos más famosos de toda la egiptología. Los artefactos de la tumba se han exhibido en todo el mundo y han inspirado decenas de películas e incluso canciones.

Sin embargo, en cuanto a las afirmaciones de que Carter y otros asociados con la tumba fueron de alguna manera maldecidos, bueno, eso es un mero mito & # 8230

Pregunta para estudiantes (y suscriptores): ¿Por qué fue importante para la egiptología descubrir la tumba del rey Tut? Háganos saber en la sección de comentarios debajo de este artículo.

Si le gustó este artículo y le gustaría recibir una notificación de nuevos artículos, no dude en suscribirse a Historia y titulares gustándonos en Facebook y convertirse en uno de nuestros patrocinadores!

¡Apreciamos mucho su número de lectores!

Evidencia histórica

El descubrimiento de la tumba de Tut # 8217 ocupa el séptimo lugar en una lista de los 10 hallazgos históricos más importantes. Para obtener más información sobre este hallazgo increíblemente importante, lea los libros que se enumeran a continuación.

Carter, Howard y A. C. Mace. El descubrimiento de la tumba de Tutankamón. Publicaciones de Dover, 1977.


El descubrimiento de la tumba de Tutankamón

Howard Carter y aposs El descubrimiento de la tumba de Tutankamóns, lamentablemente, un clásico desconocido de la arqueología. Aunque descubrió y excavó la tumba del niño faraón Tutankamón, Carter nunca recibió el crédito que merecía. Aunque recibió honores de Yale y la Universidad de Madrid, nunca fue lo suficientemente honrado en su propio país porque era (1) de las clases bajas y (2) tenía una personalidad espinosa.

Dudo que haya leído alguna vez un trabajo de arqueología que describiera el método de Howard Carter. El descubrimiento de la tumba de Tutankamóns, lamentablemente, un clásico desconocido de la arqueología. Aunque descubrió y excavó la tumba del niño faraón Tutankamón, Carter nunca recibió el crédito que merecía. Aunque recibió honores de Yale y la Universidad de Madrid, nunca fue suficientemente honrado en su propio país porque era (1) de las clases bajas y (2) tenía una personalidad espinosa.

Dudo haber leído alguna obra de arqueología que describa el cuidado que se debe tener al desenterrar el pasado distante. ¿Qué se hace cuando los artículos de cuero, los textiles y el papiro del faraón se han convertido en polvo? ¿Qué pasa con las miles de cuentas cuando los hilos que las unían se han podrido?

En este libro, que Carter publicó apresuradamente en 1923 en respuesta a la reacción mundial a su descubrimiento de la tumba, describió solo la antesala de la tumba y un anexo; aún no había excavado la tumba. El trabajo le llevaría otros ocho o nueve años. Incluso en este examen parcial del ajuar funerario encontrado en la antecámara, Carter sobresale al describir el cuidado que se tomó en cada paso del camino.

Este libro merece ser leído por todos los interesados ​​en el antiguo Egipto. . más

¿Puedes ver algo? Si cosas maravillosas - Howard Carter

Un relato de primera mano de Howard Carter, el descubridor de la tumba (casi) intacta de Tutankamón, el niño Faraón de Egipto. Se cuenta desde el corazón y los sentimientos que Howard sintió durante el descubrimiento inicial y la excavación posterior y un relato personal. Si tiene algún interés en la arqueología, este es un libro que debe leer.

Permítanme terminar con esta cita de Howard Carter:

¿Puedes ver algo? Si cosas maravillosas - Howard Carter

Un relato de primera mano de Howard Carter, el descubridor de la tumba (casi) intacta de Tutankamón, el niño Faraón de Egipto. Se cuenta desde el corazón y los sentimientos que Howard sintió durante el descubrimiento inicial y la excavación posterior y un relato personal. Si tiene algún interés en la arqueología, este es un libro que debe leer.

Permítanme terminar con esta cita de Howard Carter:


Y esto es lo que vio:

Fuente: https://historiek.net. más

Lectura absolutamente fascinante. Howard Carter tiene la habilidad de hacerte sentir como si estuvieras allí y experimentar el descubrimiento de la tumba por primera vez. La sensación de asombro y emoción al encontrar una tumba casi intacta y entrar en ella por primera vez desde la dinastía XIX está ahí, y encontré que este es un aspecto conmovedor del libro.

Carter no solo se enfoca en el descubrimiento, y también tiene un capítulo sobre el contexto histórico y lo que se sabía sobre el pre-descubrimiento de Tutankamón, que fue absolutamente fascinante. Howard Carter tiene la habilidad de hacerte sentir como si estuvieras allí y experimentar el descubrimiento de la tumba por primera vez. La sensación de asombro y emoción al encontrar una tumba casi intacta y entrar en ella por primera vez desde la dinastía XIX está ahí, y encontré que este es un aspecto conmovedor del libro.

Carter no solo se enfoca en el descubrimiento, sino que también tiene un capítulo sobre el contexto histórico y lo que se sabía sobre el pre-descubrimiento de Tutankamón, lo cual fue interesante. Disfruté las explicaciones de cómo preservaron muchos objetos, lo que realmente pone el tema de los arqueólogos en el pasado, ¡todos eran inútiles y solo se preocupaban por el oro en la cama!

Mi única crítica es que termina cuando acaban de abrir la cámara funeraria, por lo que solo está la descripción de la Antecámara. Creo que hay otro volumen (en mi edición de este libro dice que es 'Volumen I de La tumba de Tutankamón'; he visto un par de reseñas que mencionan esta misma frustración, por lo que podría ser posible buscar el volumen II y lea el resto de la historia! Aunque todavía tengo que hacerlo).

En general, fue muy interesante y agradable de leer y me llenó de envidia de Howard Carter y, de hecho, de todos los demás involucrados en la excavación. Una lectura obligada para cualquier interesado en la egiptología. . más

قرؤا هذا الكتاب كي تعرفوا كم كنا عظماء..كيف حقآ وقف الخلق ينظرون جميعا كيف أبني قواعد المجد وحدي! نظره علي تاريخ وحضارة أمه سبقت جميع الأمم في كل شيء من حبات الخرز التي تزين أصغر قطعه فنيه إلي المقصورات الذهبيه المزينه بالنقوش والرسومات الحيه والتي تجسد حياة ملك عظيم وتاريخ بلد كانت عظيمه ..
فلتقفوا لحظة إجلال وخشوع فأنتم في حضرة جلالة الملك توت عنخ آمون ..

لقد أدركنا بشكل واضح جدآ أن أمامنا عملآ شاقآ وأن هناك آلاف الأطنان من الرديم ينبغي رفعها قبل أن نفكر في العثور علي أي شيء ولكن دائ إقرؤا هذا الكتاب كي تعرفوا كم كنا عظماء..كيف حقآ وقف الخلق ينظرون جميعا كيف أبني قواعد المجد وحدي! نظره علي تاريخ وحضارة أمه سبقت جميع الأمم في كل شيء من حبات الخرز التي تزين أصغر قطعه فنيه إلي المقصورات الذهبيه المزينه بالنقوش والرسومات الحيه والتي تجسد حياة ملك عظيم وتاريخ بلد كانت عظيمه ..
فلتقفوا لحظة إجلال وخشوع فأنتم في حضرة جلالة الملك توت عنخ آمون ..

لقد أدركنا بشكل واضح جدآ أن أمامنا عملآ شاقآ وأن هناك آلاف الأطنان من الرديم ينبغي رفعها قبل أن نفكر في العثور علي أي شيء ولكن دائمآ كان لدينا أمل في أنه ربما تكلل جهودنا في النهايه بالعثور علي مقبرة ملك ذو وضع خاص, وأن هذا الملك هو " توت عنخ آمون "
——————————-
عند هذه اللحظه فإن الزمن كعامل مؤثر في حياة الإنسان يكون قد فقد معناه, فقد انقضت ثلاثة آلاف عام وربما أربعه منذ أن وطئت قدم إنسان لآخر مره الأرض التي نقف عليها.
———————————-
لقد كان المستوي الفني الذي شاهدناه بمثابة إعلان لنا عن الإمكانات غير المشكوك فيها للفن المصري القديم وأدركنا من خلال هذا المسح الأولي السريع أن دراسة هذا الموضوع ستنطوي علي تعديل إن لم يكن إنقلابآ كاملآ في كل أفكارنا القديمه.
———————————-
يوجد أمامنا الآن الباب المختوم المغلق وبفتحه نكون قد عبرنا قرونآ من الزمان وأصبحنا نقف قي حضرة ملك كان يحكم منذ ثلاثة آلاف عام, وكان إحساسي الشخصي وأنا أقف فوق المنصه الخشبيه خليطآ غريبآ من المشاعر, وعندئذ وبأيد مرتجفه ضربت أول ضربه.
—————————————. más

De verdad disfruté este libro. Esta es la reedición de 1977 de la publicación original de Howard Carter & aposs de 1923 sobre su descubrimiento y apertura del rey Tutenkahem & aposs tumba en Egipto & aposs valley of the king & aposs, programado para el 50 aniversario del descubrimiento de Carter & aposs.

Mi única objeción a este libro es que además del prólogo y la introducción originales, hay otra introducción que actualiza la historia de Tutenkahem después de 50 años más de estudio, por lo que las 2 introducciones y el prólogo ocupan 75 páginas antes de que realmente disfrutara este libro. . Esta es la reedición de 1977 de la publicación original de 1923 de Howard Carter sobre su descubrimiento y apertura de la tumba del rey Tutenkahem en el valle del rey de Egipto, programada para el 50 aniversario del descubrimiento de Carter.

Mi única objeción a este libro es que además del prólogo y la introducción originales, hay otra introducción que actualiza la historia de Tutenkahem después de 50 años más de estudio, por lo que las 2 introducciones y el prólogo ocupan 75 páginas antes de llegar a la carne. de la historia. Admito que me salté la introducción original, que en realidad es solo una breve biografía de Lord Cardovan, la persona que aportó el dinero para este esfuerzo.

La historia real comienza con una breve narración sobre el contexto histórico de Egipto en la época del reinado de Tutenkahem. Esto básicamente nos dice lo que se sabe de su ascendencia y su derecho al trono de Egipto. Cabe señalar que este relato histórico no es extenso, ya que ese no es el objetivo del libro.

Luego, la historia se centra en los esfuerzos de Carter en la búsqueda de la tumba. Todos los arqueólogos en ese momento sabían que la tumba del rey Tutenkahem aún no se contaba, pero la capacidad de Carter para leer el terreno inexplorado que queda en el valle de los reyes lo puso en la posición de realizar este hallazgo.

El libro continúa describiendo el hallazgo, la apertura y la documentación reales de la tumba en sí. Las descripciones y fotografías de los tesoros en la tumba, y los esfuerzos minuciosos y que requieren mucho tiempo para preservar sus hallazgos hacen que la lectura sea fascinante.

A medida que se acerca el centenario real del hallazgo de Carter, continúe y reviva la emoción del relato de primera mano del hombre que hizo el descubrimiento. . más


¿Fue maldita la tumba?

En los años siguientes, la tumba fue completamente excavada, su contenido analizado y mostrado a multitudes de admiradores de todo el mundo. El cuerpo del propio Tutankamón fue sometido a rigurosas pruebas. Quedó claro que había sufrido numerosos trastornos genéticos debido a que sus padres estaban estrechamente relacionados y que esto, combinado con la malaria, había contribuido a su muerte prematura.

La tumba de Tutankamón sigue siendo uno de los descubrimientos arqueológicos más famosos de todos los tiempos.

Una de las leyendas que ha surgido tras el descubrimiento de la tumba es que estaba maldita. Muchos de los involucrados en su excavación sufrieron destinos extraños y desafortunados: 8 de los 58 involucrados murieron en la siguiente docena de años, incluido el propio Lord Carnarvon, quien sucumbió al envenenamiento de la sangre solo seis meses después.

Algunos científicos han especulado que la habitación puede haber contenido radiación o veneno: no hay evidencia que corrobore esto, y muchos creen que la idea de una "maldición" fue inventada por los periódicos de la época para sensacionalizar los eventos. Otras tumbas tenían "maldiciones" inscritas en sus entradas, presumiblemente con la esperanza de disuadir a los ladrones de tumbas.


El descubrimiento de la tumba de Tutankamón

Lord Carnarvon (izquierda) y el excavador Howard Carter se asociaron para encontrar la tumba de Tutankhamon. (Imagen: Harry Burton (Fotógrafo) / Dominio público)

Asociación Lord Carnarvon-Howard Carter

Lord Carnarvon, cuyo automóvil fue el segundo automóvil registrado en Inglaterra, tuvo el primer accidente automovilístico de la historia. Y como la mayoría de los ingleses adinerados, fue a Asuán en Egipto para recuperarse. Encontró el país bastante fascinante y decidió quedarse y realizar excavaciones allí.

Así fue como terminó contratando a Howard Carter, un excavador desempleado que intentaba sobrevivir vendiendo pinturas. Pero no pudieron excavar en el Valle de los Reyes porque la concesión pertenecía entonces a Theodore Davis. Entonces excavaron en otros lugares. Pero después de cinco años, se dieron por vencidos porque no habían encontrado mucho.

Las cosas cambiaron en 1917. El equipo de Carter-Carnarvon obtuvo permiso para excavar el Valle de los Reyes porque Theodore Davis había renunciado a la concesión. Davis pensó que el Valle estaba agotado y no quedaba nada por encontrar. Carter y Carnarvon tomaron la concesión con un objetivo: buscar la tumba de Tutankhamon.

El gran descubrimiento de la tumba de Tutankamón

Carter tenía un conocimiento amplio sobre el Valle de los Reyes debido a su larga experiencia en excavaciones y a ser el inspector jefe en el área. Hizo un mapa preciso del valle y determinó cada lugar que tenía que ser excavado. Planearon excavar cada centímetro del valle, hasta el lecho de roca, para encontrar la tumba de Tutankamón, largamente buscada.

La tumba de Tutankamón fue finalmente descubierta en 1922. (Imagen: Roland Unger / CC BY-SA 3.0 / Dominio público)

Aunque la Primera Guerra Mundial puso fin a su misión, finalmente pudieron hacer un gran avance en 1922. El equipo había estado excavando el valle durante varios años sin ganancias significativas. Finalmente, Lord Carnarvon se frustró y decidió darse por vencido. Pero Carter insistió y le pidió que le diera una temporada más. Incluso se comprometió a pagarlo, aunque no tenía el dinero. Lord Carnarvon aceptó y volvieron a la excavación.

Lo primero que encontró Carter fue un paso que pensó que conduciría a una tumba. Cuando descubrieron todos los escalones, encontraron una pared al final de los escalones. La pared estaba sellada, lo que le aseguró a Carter que había encontrado una tumba intacta. Telegrafió a Carnarvon en Inglaterra y le pidió que fuera a Egipto de inmediato.

Cuando llegó Carnarvon, hicieron un pequeño agujero en la pared. Carter miró a través del agujero hacia la tumba y dijo que vio cosas maravillosas. Dijo que vio el destello del oro en todas partes. Ese fue solo el comienzo del descubrimiento de una tumba llena de objetos dorados con oro.

Esta es una transcripción de la serie de videos Historia del Antiguo Egipto. Míralo ahora, en The Great Courses Plus.

Tumba de Tutankamón

Al entrar, la primera habitación estaba llena de muebles a modo de camas rituales sobre las que se colocaba Tutankamón. Les tomó casi un año limpiar la habitación. Un enorme santuario dorado ocupaba toda la cámara funeraria. El santuario de madera fue difícil de desmontar porque la madera tenía 1000 años y había que tener mucho cuidado. Cuando Carter finalmente lo desmanteló, encontró otro santuario en su interior. Y luego, había dos santuarios más en su interior.

El equipo de Howard Carter tardó casi un año en limpiar la tumba y llegar a la momia de Tutankamón. (Imagen: Exclusivo de The Times / Dominio público)

Dentro del cuarto santuario, Carter encontró algo espectacular: un hermoso sarcófago. En su interior había ataúdes anidados unos dentro de otros. Finalmente, llegó a un sarcófago de piedra, que era muy difícil de abrir. Pero finalmente logró abrirlo. Finalmente pudieron descubrir la momia de Tutankamón, el primer faraón cuya momia todavía estaba en la tumba, que también se encontró intacta.

Tutankamón: un misterio

Después de descubrir la tumba, Carter dijo varias veces que Tutankamón lo eludió. ¿Qué hizo con esto? Hasta entonces, Tutankamón, un rey, era solo un misterio, solo un nombre. Pero Carter no era solo un cazador de tesoros. Buscaba conocimiento, y lo que había eludido a Carter y a todos los demás era que todavía no sabían nada sobre Tutankamón. No había papiros en toda la tumba. No hubo nada que diera más información sobre sus padres. De hecho, hasta el día de hoy los arqueólogos continúan debatiendo sobre el linaje de Tutankamón.

Parece extraño, ¿no? Un faraón está enterrado en su tumba con literalmente miles de objetos, sin reparar en gastos, y no hay nada histórico que nos diga quién era.

Había otras cosas sobre la tumba que eran bastante desconcertantes. Por ejemplo, no se encontró ninguna corona dentro de la tumba. Sin embargo, era el rey de Egipto. Tenían su trono y sus sandalias de bebé. Incluso tuvieron su trono de bebé cuando él era un bebé y cuando era un niño-rey. Pero, ¿dónde estaba su corona? Una posible explicación a esto puede ser que quizás la corona fue un objeto mágico, pasado de rey en rey. Así que ese era el único objeto que el faraón no podía llevarse al otro mundo. Pero Tutankamón seguramente trató de llevar todo lo demás al otro mundo.

El descubrimiento que hizo Carter fue, sin duda, muy valioso, pero no dijo mucho sobre Tutankamón, un misterio que sigue sin resolverse.

Preguntas frecuentes sobre el descubrimiento de la tumba de Tutankamón

Lord Carnarvon era un inglés adinerado que fue a Egipto para recuperarse después de un accidente. Desarrolló un interés en las excavaciones y financió las excavaciones de Howard Carter para descubrir la tumba de Tutankhamon.

La tumba de Tutankamón se descubrió por primera vez en 1922. Sin embargo, dado que la tumba estaba intacta, los excavadores tardaron un año entero en llegar a la cámara funeraria.

Tutankhamon es uno de los reyes más importantes del Valle de los Reyes. Su importancia proviene de la forma en que se descubrió su tumba. Su tumba estaba completamente intacta, a diferencia de otras tumbas reales, que fueron robadas.


Howard Carter

Howard Carter nació el 9 de mayo de 1874 en Kensington, Londres, hijo del exitoso artista Samuel Carter. Era un niño enfermizo y fue enviado a vivir con sus tías en Norfolk, donde recibió educación en casa privada. Tuvo una vena artística desde una edad temprana y cuando su padre pintó a un conocido egiptólogo, su interés de toda la vida en el campo se encendió.

Carter comenzó su trabajo arqueológico en Egipto en 1891, a la edad de 17 años, después de que su padre le encontrara un trabajo como artista para un arqueólogo. Allí trabajó en la excavación de Basi Hassan, la tumba de la princesa del Medio Egipto, alrededor del año 2000 a. C. Más tarde quedaría bajo la tutela de Flinders Petrie.

En 1899, se le ofreció un puesto de trabajo para el servicio de Antigüedades Egipcias, al que renunció como resultado de una disputa, en 1905.

Después de varios años duros, Carter conoció, en 1907, a Lord Carnarvon, un aficionado ansioso que estaba dispuesto a proporcionar los fondos necesarios para que el trabajo de Carter continuara. Pronto, Carter supervisó todas las excavaciones de Lord Carnarvon.

Lord Carnarvon financió la búsqueda de Carter de la tumba de un faraón previamente desconocido, Tutankamón, cuya existencia Carter había descubierto.

El 6 de noviembre de 1922, Carter encontró la tumba de Tutankamón, la única tumba sin saquear de un faraón encontrada hasta ahora en el Valle de los Reyes, cerca de Luxor, Egipto.

El 16 de febrero de 1923, Carter abrió la cámara funeraria y vio por primera vez el sarcófago de Tutankamón.

Después de catalogar los extensos hallazgos, que se completó en 1932 debido a la abundancia de tesoros y artefactos excavados, Carter se retiró de la arqueología y se convirtió en coleccionista. Pasó sus últimos años trabajando en museos e incluso viajó por los Estados Unidos dando conferencias sobre Egipto y Tutankamón, lo que contribuyó al interés de la nación en la región.

Carter murió en Inglaterra en 1939 a la edad de 64 años de linfoma. Fue enterrado en el cementerio de Putney Vale, Londres.

En su lápida, dice: "Viva tu espíritu, que pases millones de años, tú que amas a Tebas, sentado con tu rostro al viento del norte, tus ojos contemplando la felicidad" y "oh noche, extiende tus alas sobre mí como las estrellas imperecederas ".

Google conmemoró su 138 cumpleaños con un garabato especial el 9 de mayo de 2012.


Tutankamón: "Cosas maravillosas" de la tumba del faraón

Esta maravillosa exposición itinerante del Instituto Internacional de Museos da vida a la enigmática y opulenta época de la XVIII Dinastía de Egipto. Diez años en la fabricación, de los artesanos de la Aldea Faraónica en Egipto y el Museo Metropolitano de Arte, esta deslumbrante colección de reproducciones de Tutankamón & # 8217s & # 8220wonderful things & # 8221 recrea el hallazgo arqueológico más rico de todos los tiempos.

Acompañada por un texto animado, esta instalación educativa que presenta alrededor de 100 réplicas del faraón y las posesiones sagradas y personales del faraón, junto con los artefactos asociados del período que rodea a Tutankamón y el reinado del # 8217, reconstruye tanto el descubrimiento histórico de la tumba por Howard Carter como la vida y la época. del faraón Tutankamón. La exposición incluye espectáculos como el Santuario Canópico dorado, el magnífico carro estatal del faraón # 8217, el icónico estuche dorado de la momia, su trono, la silla del niño y el niño, el sofá de embalsamamiento, la cama, las joyas, la espectacular máscara funeraria y la momia real enjoyada.

El Centro del Museo Dennos

1701 E. Front St.
GPS: 1410 College Drive
Traverse City, MI 49686
231.995.1055

& # 169 Copyright Dennos Museum Center

El Centro del Museo Dennos busca involucrar, iluminar y entretener a su público a través de la colección de arte y la presentación de exhibiciones y programas en las artes visuales, las ciencias y las artes escénicas. Apoyo proporcionado por el Consejo de Michigan para Asuntos Artísticos y Culturales y Fondo Nacional de las Artes .


Rey Tutankamón

Este video les da a los alumnos una comprensión de la vida y muerte del rey Tutankamón. Explica cómo hemos podido conocer la vida en el Antiguo Egipto por las cosas que fueron enterradas con faraones, como Tutankamón.

Descubrimos cómo fue enterrado el rey Tutankhamon, por qué se enterraron ciertas cosas con él y qué nos dicen esas cosas sobre su vida.

Conocemos el descubrimiento de su tumba en 1922 y quién la descubrió. Exploramos una fuente clave llamada shabti . Estos eran pequeños adornos que fueron enterrados con los faraones y nos hablan de las creencias y rituales del pueblo del Antiguo Egipto.

Trazamos el viaje a través de la corta vida del rey Tutankamón, convirtiéndose en faraón alrededor de los ocho años y muriendo alrededor de los dieciocho.

¡El video también explora las dificultades que tuvo el rey Tutankamón con respecto a su movilidad debido a un pie deforme y una columna curvada y las dificultades reportadas que tuvo para manejar la ira y las emociones!

Notas para el maestro y # x27s

Este video ofrece una instantánea del Antiguo Egipto y lo importante que fue el proceso de entierro, particularmente para los faraones. Se puede utilizar para discutir el proceso de entierro y cuánto se pensó en los preparativos y en la realización del proceso en sí.

Ayudará a los alumnos a comprender cómo nos enteramos del pasado y el papel de las fuentes en esta exploración.

Descubrimos la vida del rey Tutankamón a través de las fuentes que se encontraron en su tumba: la máscara funeraria, la shabti y otros artículos. Esto brinda oportunidades para que los alumnos exploren el papel y la confiabilidad de las fuentes al realizar una investigación histórica.

Los alumnos pueden discutir cómo se habrían sentido los primeros exploradores como Howard Carter en el momento del descubrimiento y también considerar cómo manejarían los restos históricos con sensibilidad, preservando lo que se encontró mientras aprenden de los restos.

Puntos de discusión (historia vinculada)

  • ¿Quién fue el rey Tutankamón?
  • ¿Qué se encontró en la tumba del rey Tutankamón?
  • ¿Quién descubrió la tumba del rey Tutankamón?
  • ¿Qué edad tenía el rey Tutankamón cuando se convirtió en faraón?
  • ¿Qué edad tenía el rey Tutankamón cuando murió?
  • ¿Qué tan pesada fue la máscara que se encontró en la tumba? Can you find something in your classroom that weighs the same?
  • How do some experts think King Tutankhamun died?

Suggested Activities (Cross Curricular opportunities)

Design and make a shabtiUsing illustrations from the animation, pupils are to design and then make a shabti using papier maché / clay. What style is used? What colours are used? What has it been designed to represent to the pupils? Once completed, pupils could present their shabti to their peers.

Pupil ParliamentKing Tutankhamun was a young pharaoh - a very young pharaoh. Pupils could explore if they were the Prime Minister, what decisions would they make about the running of the country. What would your five pledges be to make the country a better place? Each pupil to determine which peer they would vote for based on their pledges and determine the class victor!

Creative WritingWriting a diary entry as if the pupils were Howard Carter on the day of the discovery of the tomb of King Tutankhamun. What thoughts and feelings were going through his mind? How did he feel upon discovery? Did he have any idea of the scale of his discovery? What did the sources he discovered tell him?

Las artes escénicasBuilding on the creative writing activity, can pupils in small groups develop a piece of drama to re-enact the discovery of the tomb? What feelings were going through the minds of members of the group? Use freeze frame techniques to help develop deeper thinking.

Material decayMany of the items in the tomb survived for thousands of years and were preserved to be discovered by Howard Carter and his team. Does it matter what material the items discovered were made of? Using a variety of classroom / everyday products (stick of chalk, piece of crockery, metal coin, sugar cube) can the pupils predict which will remain intact for the longest time when placed in a fizzy drink?

Curriculum Notes

This film is relevant for teaching History at KS2 in England, Wales and Northern Ireland and 2nd Level in Scotland.


The fascination for Egyptian civilization

The Egyptian civilization will never cease to fascinate us with the complexity of its myths, elaborate funeral rituals, hieroglyphics and art that has remained unchanged for thousands of years, obeying strict formal principles, and that even today irresistibly attract us.

Mysterious and monumental, it was part of a culture based on polytheism, on the Nile and on after-life beliefs.

The passion for Egyptology sparked in 1798, when Napoleon arrived to Egypt, a forgotten civilization, with the French fleet.

His curiosity was aroused, resulting in several drawings of those peculiar monuments that were released as new culture discovered by him, in an attempt to increase his prestige and power.

Battle of the Pyramids, Louis-Joseph Watteau


I prefer reading


I visited the Melbourne Museum last week to see the exhibition, Tutankhamun & the Golden Age of the Pharoahs. This is apparently the last time the artefacts from Tutankhamun's tomb will leave Egypt and, as I'm unlikely to ever visit Egypt, I had to take the chance to see the treasures. It was an excellent exhibition. I took the audio tour narrated by Omar Sharif, &, as always, this added so much to the experience. I also find the audio tours useful because often the wall panels with information are lit so dimly that I can't read them. It was wonderful to be able to see, in the round, objects I'd only ever seen in books.

The highlight for me, even with all the gold, was a massive granite head of Akhenaten, who may have been Tutankhamun's father. He was certainly the father of Tutankhamun's young wife, Ankhesenamun. Akhenaten is an enigmatic figure who attempted a religious revolution by rejecting the many gods of Egypt in favour of one god, the Aten or sun disc. The art of his reign is also very unusual. Akhenaten & his wife, Nefertiti are often depicted with elongated bodies, long faces & protruding stomachs. The royal couple & their six daughters are often shown in very intimate settings, playing together & worshipping the sun.

Although Akhenaten's religious reforms didn't last, some of the artistic influence is still apparent in the reign of Akhenaten's successor, Tutankhamun. In the exhibition was a gold shrine (it's pictured on the cover of Howard Carter's book above). Tutankhamun & Ankhesenamun are depicted in similarly intimate ways. She kneels before her husband & hands him arrows when he's hunting. Ankhesenamun anoints Tutankhamun with oil. Their postures are relaxed & familiar. We don't know much about Tutankhamun's short reign or their relationship but these images are very touching & suggest that they had a happy relationship.

I've had this copy of Howard Carter's book on the discovery of Tutankhamun's tomb on the tbr shelves for quite a while. But, this only proves my point that every book on my overflowing tbr shelves will be read one day when the time is right. Unfortunately I only have Vol 1 of Carter's 3 volume work on the tomb but I also looked through Nicholas Reeves's book, The Complete Tutankhamun, which has also been on my shelves for a very long time. Howard Carter was, of course, the archaeologist who discovered the tomb in 1922. He was working for Lord Carnarvon, whose death from an infected mosquito bite only months after the discovery led to the stories about the curse of the tomb that have kept conspiracy theorists happy ever since.

The story of the discovery of Tutankhamun's tomb is like a fairy tale. It was the last season that Carter & Carnarvon were going to dig in the Valley of the Kings. Carter had discovered a few clues that suggested to him that there was still at least one more tomb in the vicinity & he believed that it was the tomb of Tutankhamun, a shadowy figure from the Eighteenth Dynasty. His book was written just a year after the discovery & when Vol 1 was published, Carter had still not penetrated to the burial chamber. So, he had no idea of the richness of the sarcophagus or the beautiful gold mask that has become an iconic symbol of Egypt. Carter begins with a history of the Valley of the Kings, the site of the burials of many Pharoahs, most of them plundered by tomb robbers in antiquity. The wonder of his discovery is apparent as he begins his story,

Let me try and tell the story of it all. It will not be easy, for the dramatic suddenness of the initial discovery left me in a dazed condition, and the months that followed have been so crowded with incident that I have hardly had time to think. Setting it down on paper will perhaps give me a chance to realize what has happened and all that it means.

The initial discovery of a flight of stone steps leading to a tomb was exciting enough. There had been no indication that a tomb was there & the steps leading to a passageway filled with rubble was the first indication that there could be a tomb. When Carter's team removed the rubble & discovered a doorway with intact seals on it, his excitement grows. However, his patron, Lord Carnarvon, is in England so all work stops while Carter telegraphs the news & waits for Carnarvon's arrival. When Carnarvon & his daughter, Lady Evelyn Herbert, arrived, the scene was set for one of the most famous moments in archeology.

Slowly, desperately slowly it seemed to us as we watched, the remains of passage debris that encumbered the lower part of the doorway were removed, until at last we had the whole door clear before us. The decisive moment had arrived. With trembling hands I made a tiny breach in the upper left hand corner. Darkness and blank space, as far as an iron testing-rod could reach, showed that whatever lay beyond was empty, and not filled like the passage we had just cleared. widening the hole a little, I inserted the candle and peered in, Lord Carnarvon, Lady Evelyn and Callender standing anxiously beside me to hear the verdict. At first I could see nothing, the hot air escaping from the chamber causing the candle flame to flicker, but presently, as my eyes grew accustomed to the light, details of the room within emerged slowly from the mist, strange animals, statues, and gold - everywhere the glint of gold. For the moment - an eternity it must have seemed to the others standing by - I was struck dumb with amazement, and when Lord Carnarvon, unable to stand the suspense any longer, inquired anxiously, "Can you see anything?" it was all I could do to get out the words, "Yes, wonderful things."

Apparently, Carter had help writing this account from a novelist, Percy White, & that passage shows the touch of the novelist, but it's still a dramatic & heart-stopping moment. The rest of this volume describes the removal of objects from the tomb, how every object seemed more amazing than the one before. The generosity of other archaeologists & museums is acknowledged as well as the torments Carter suffered from tourists & journalists eager to see the treasures & disrupting his work. It was fascinating to read of the discovery of several of the objects I'd seen in the exhibition & to see the photographs (only in black & white) & read the descriptions.

Carter describes the incredibly painstaking work of clearing this chamber. Objects had been thrown around by robbers as they frantically searched for portable gold objects to sell. One of the most fascinating finds was a bundle of cloth containing eight gold rings. These had been wrapped in the cloth by a robber who had left them behind, maybe he was disturbed. The method of wrapping valuables in a headcloth is exactly the same as Carter had seen in the markets of Egypt in his day. Carter's discipline was remarkable because, across the chamber, guarded by two life-sized statues of the pharoah, was a doorway leading, he hoped, to the burial chamber. Carter & his team painstakingly removed, photographed & documented every object in the chamber before approaching the doorway.

At the end of the book, Carter has cleared the first chamber & broken through this other doorway to reveal an enormous golden shrine. He knows that this part of the tomb is untouched by robbers because the seals are all intact so he knows that the burial chamber with the sarcophagus & mummy of Tutankhamun are within. He can have no idea of what he will find within.

I'm very keen to get hold of the other two volumes of this work now as I feel I'm leaving the story only half-told. Nicholas Reeves's book is a beautiful accompaniment as he describes & illustrates all the treasures of the tomb, but Howard Carter's first-hand account of his work is exhilarating to read.


Ver el vídeo: Howard Carter, descubridor de la Tumba de tutankhamon (Noviembre 2021).